• Estás aquí:
  • Munición
  • .375 H&H Magnum, el Rey de la Sabana

.375 H&H Magnum, el Rey de la Sabana

Munición

Puedes votar:

  • 1 voto, 5,00 sobre 5
.375 H&H Magnum, el Rey de la Sabana
El .375 H&H Magnum se ha convertido en el calibre de referencia de la caza africana. Introducido por la firma londinense Holland & Holland en 1912, representa el mínimo legal permitido para la caza de especies peligrosas en muchos países africanos.
.375 H&H Magnum, el Rey de la Sabana
R. F. (armas.es) 27/07/06
El .375 H&H Magnum se ha convertido en el calibre de referencia de la caza africana. Introducido por la firma londinense Holland & Holland en 1912, representa el mínimo legal permitido para la caza de especies peligrosas en muchos países africanos. Adoptado universalmente por los fabricantes de munición europeos tras la Segunda Guerra Mundial, el .375 H&H Magnum es uno de los calibres más extendidos del mundo. Y es que no sólo resulta fácil de conseguir en prácticamente todo el planeta, sino que además los principales fabricantes de armas producen numerosos rifles calibrados para disparar este mítico cartucho.

Cartuchos del .375 H&H
El nacimiento del legendario .375 está estrechamente ligado a la intensa rivalidad entre los fabricantes de armas británicos y del resto de Europa por conseguir desarrollar un nuevo cartucho más potente a principios del siglo XX. En medio de esta particular batalla, Holland & Holland diseñó su .375 con punta blindada (sólida), lo que suponía una gran novedad dentro de la munición deportiva. Dentro de esta peculiar guerra, al mismo tiempo que H&H lanzaba su .375, Mauser adoptaba para sus rifles de cerrojo el excelente 9,3mm. Muy pronto, este popular calibre acabó sustituyendo al 9,5mm, convirtiéndose en el cartucho estándar de los rifles africanos de aquella época. El calibre alemán 9,3mm contaba con una superior densidad seccional y una mayor velocidad, dos elementos que contribuyeron a su definitiva popularidad. Este cartucho poseía además un excelente nivel de penetración, lo que le convirtió en el primer calibre “all rounder" (apto para todas las especies africanas).

A pesar de que su nacimiento se produjo en este contexto de competencia entre fabricantes europeos, la aparición del .375 se debe en gran parte al descubrimiento del concepto “alta velocidad" (high velocity). En 1906, el cartucho .280 Ross, adoptado por el ejército canadiense, revolucionó el mercado de la munición al introducir el concepto “alta velocidad" dentro del panorama armamentístico internacional. Y es que con una carga de 140 grains este proyectil volaba a una velocidad de 2.900 pies/segundo, un increíble avance sólo posible gracias a la aparición de la pólvora sin humo, muy superior a la tradicional pólvora negra. A partir de entonces, cualquier cartucho que pudiera desarrollar una velocidad superior a los 2.500 pies/segundo empezó a recibir el apelativo de “Magnum". Este hecho propició que la mayoría de fabricantes británicos se lanzaran a la producción de un cartucho Magnum para completar su oferta de munición. Uno de ellos fue precisamente Holland & Holland, quien en 1912 decidió aumentar la carga de sus balas hasta 300 grains para conseguir una densidad seccional de .305 y una velocidad real de 2.500 pies/segundo. Nacía así su célebre .375 H&H Magnum.

El éxito de este cartucho fue instantáneo. Las balas de 270-300 grains con punta blanda mostraron un gran comportamiento a la hora de abatir especies tales como el león, el tigre, y grandes antílopes como el eland. Al mismo tiempo, las balas sólidas de 300 grains se mostraron muy adecuadas para la caza del elefante, el búfalo o el rinoceronte. Esta versatilidad convirtió a los rifles de calibre .375 H&H en las primeras armas consideradas “all round", armas capaces de generar grandes prestaciones en la caza de cualquier especie.

Comparación entre diversos calibres
Al principio, los cartuchos .375 H&H sólo podían emplearse con rifles fabricados por la propia marca británica. Este hecho propició que, en un primer momento, la expansión de este excelente calibre se viera reducida. En este sentido, el 9,3mm alemán podía utilizarse con muchos más rifles que el .375 H&H, que además era un cartucho bastante caro para la época (el hecho de ser un proyectil blindado encarecía su precio todavía más). Sin embargo, el auge de la caza deportiva en Estados Unidos favoreció la difusión del .375 H&H. Los ricos cazadores norteamericanos querían un calibre seguro y potente para abatir a los grandes osos de las montañas estadounidenses. Además, muchos de ellos siguieron los pasos de Teddy Roosevelt y tras la Gran Guerra comenzaron a realizar safaris por la sabana africana. Para estas cazas peligrosas, los ricos tiradores estadounidenses buscaban un calibre que cumpliera sus expectativas. Holland & Holland captó esta necesidad y decidió liberar la producción de su .375, lanzándolo definitivamente al mercado internacional. Así, tras la Segunda Guerra Mundial, la sabana africana se llenó de cazadores con armas del calibre .375.

Los rifles de calibre .375 H&H son una gran elección para la caza africana. Con una buena mira telescópica, pueden dar alcance a animales huidizos y difíciles de abatir en campo abierto como la jirafa, el sable, el ñu o el eland. Con o sin mira, los rifles .375 también son una elección adecuada para cazar elefantes, búfalos o hipopótamos en campo abierto. En este sentido, a lo largo de la historia, han sido muchos los cazadores profesionales que sólo han utilizado un rifle .375 durante toda su carrera. Aunque tal vez, para un principiante o un cazador amateur resulta recomendable decantarse por un rifle más pesado que dispare un calibre más potente.

La versatilidad y el éxito del .375 H&H en la caza de especies peligrosas han convertido a este calibre en la primera elección de los tiradores a la hora de decantarse por un “all round cartridge". En definitiva, se trata de un calibre popular, seguro, potente, fácil de conseguir y que puede salvarnos la vida el día que nos veamos las caras con uno de los 5 grandes.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

El Cabo Pistolo

25, Julio 2013 21:47:14

Con puntas Barnes TSX de 235 grains, saliendo a 920 m/s, lo encuentro óptimo para jabalíes, ciervos, arruies y nuestras mayores piezas, sin hacerles sufrir

Hugo Moreno Campos

29, Marzo 2009 05:21:00

vean el video del trex del calibre .357 muy bueno lo subi en foro videos

Hugo Moreno Campos

29, Marzo 2009 05:20:00

muy buenos datos

JORDI MUNTANYOLA

03, Mayo 2008 07:50:00

he estado cinco veces cazando en africa y reconozco que para los 5 grandes es el calibre ideal pero para hacer un safari de antilopes con un 7 mil. sobra para abatir todo tipo de animal yo hasta el elant lo hice con mi 7 mil y eso que dispongo de un cañon del 375 saludos

zé crohmz

22, Abril 2008 10:55:00

buen en mi tiera SUD AFRICA

el magnum 375 es conocido como el black patch
y el black patch es un conho mordido

south africanner dood goopsieskeif armed forces

Antonio Leal Sanchez

02, Abril 2008 12:18:00

Interesante articulo, pero para España con mi 30-06 me vale.
Cuando me toque la loteria y pueda ir de Safari a Africa lo tendre en cuenta.

Oscar1975

23, Diciembre 2007 06:17:00

Realmente el calibre de mis sueños, si bien pienso que no es el más apropiado para animales como el búfalo, elefante, rino o hipo, para eso tenemos calibres más específicos.

Últimos post Munición


8667 6
15310 7
6591 4