• Estás aquí:
  • Caza
  • Analizamos el rifle MARLIN 444, un cañón en la caza

Analizamos el rifle MARLIN 444, un cañón en la caza

Publicado en Caza. Por Daniel Álvarez
7860
Rifle marlin 444

Puedes votar:

  • 15 votos, 4,27 sobre 5

Rifle Marlin 444, un cañón en el mundo de la caza

Dedicamos este artículo a un cartucho peculiar y el rifle que lo dispara, nacido en una época concreta y que ayudó a mantener vivo un modelo de arma genuinamente norteamericano, el rifle de palanca. Un modelo que vuelve al catálogo de MARLIN después de 12 años de ausencia. Un binomio arma cartucho perfecto para nuestras populares batidas y monterías. El .444 Marlin es un cartucho con base del .44 Magnum, al que supera ampliamente, acercándose al venerable .45-70 Government.


.444 Marlin contra el .45-70 Government.
El .444 Marlin es básicamente un cartucho de revólver del .44 Magnum alargado. Sin embargo, el .444 Marlin es mucho más poderoso que este último. Mientras que el .44 Magnum es un cartucho de revólver muy adecuado para la caza de cerdos salvajes o jabalíes a corta distancia, el .444 Marlin puede ser considerado un verdadero cartucho de caza mayor. Indudablemente el .45-70 Government es un cartucho más potente. Sin tener en cuenta el mayor alcance efectivo del .45-70 Government, puesto que estos rifles se utilizarán casi exclusivamente en distancias por debajo de los 150 – 200 m, la principal ventaja del .45-70 sobre el .444 es la penetración. Una correcta penetración exige que el proyectil no se altere o fragmente, al menos que si se altera, lo haga de manera controlada tras impactar en la pieza a abatir. El .45-70 Government ha demostrado una ventaja considerable sobre el .444, en una amplia variedad de programas de prueba basados en la penetración.

El Rifle
Este rifle, aunque nunca ha sido hasta hoy un superventas en EEUU, habiendo tenido una acogida discreta para los parámetros norteamericanos. Pero por sus características y nuestras modalidades de caza, desde su aparición en nuestro mercado, siempre tuvo una muy buena acogida en nuestro país.

Ha sido este 2019, cuando este modelo ha vuelto a ver la luz, apareciendo de nuevo en su catálogo.Tiene unas dimensiones contenidas de 1029 mm y un peso de 3,4 Kg, aunque sinceramente, en la mano se siente más ligero de lo que la báscula dice. Le acompaña una preciosa culata de nogal negro americano, que le da ese aspecto clásico de arma del salvaje oeste. En algún otro artículo lo he comentado, estos rifles tienen una importante componente emocional, que los hace especialmente atractivos.

Este modelo tiene un medio depósito tubular de cuatro cartuchos más uno en recámara. Por lo demás tiene la característica ergonomía que hace de estos rifles una delicia empuñarlos, gran responsabilidad de ello, la tiene la empuñadura de semi-pistola que tiene. Esta proporciona una curva suave y agradable en el acceso a la palanca,
lo que la convierte en un buen ajuste para la mayoría de las manos. Por otra parte, podemos observar dos áreas de cuadrillado con picado romboidal característico de la marca, en pistolete y guardamanos. Son zonas de contacto con la mano que, con este tratamiento de la madera, nos aseguramos un agarre firme. Además, en la parte ventral del culatín, nos encontraremos con la característica diana o "Marlin Bullseye" distintiva de la marca. La cantonera es de goma delgada y dura, por lo que su función es más de protección de la madera que de amortiguación. En cualquier caso, el retroceso es muy asumible teniendo en cuenta la potencia del cartucho.

El cañón.
El cañón tiene una longitud de 22” (559 mm), de acero al carbono con un estriado tradicional Ballard, con un paso de estría de 1:20.

Sistema de miras.
Las miras son el elemento del conjunto que más acusan el paso del tiempo, concretamente el alza ajustable en escalera o “buckhorn”, es algo difícil de operar y no es excesivamente precisa, sobre todo si pretendemos realizar con ellas disparos por encima de los 100 m.
Algo que es posible gracias los rifles de
acción de palanca Marlin son de expulsión lateral,  con el puerto de expulsión en el lado derecho de la acción, lo que significa que  aceptan fácilmente visores en el lomo de la misma. Frente, por ejemplo,  a los Winchester, que expulsan las vainas por el lomo del cajón de mecanismos.

Martillo, disparador y seguridad.
Este es un rifle con martillo a la vista, algo que no es de extrañar, tratándose de un arma cuyo diseño data de 1895. Este martillo admite tres posiciones, abatido en contacto con la base de la aguja percutora, totalmente retrasado listo para hacer fuego y una posición intermedia de seguridad. Esta última es una herencia del pasado,
pensada para transportar el arma en prevención de que pudiese caer al suelo. El inconveniente de dicho estado es que solo se puede salir de él, retrasando completamente el martillo.
En cualquier caso, esta arma posee un seguro manual en forma de pasador en el 
cajón de mecanismos, detrás del martillo. Se empuja desde un lado un lado u otro, identificando la posición de fuego con un anillo rojo y la de seguro con uno blanco. Decir que los botones de cada lado, tienen diferentes texturas para poder ser identificados al tacto.
Finalmente, el disparador que, a los que no hayan tenido antes un MARLIN en sus 
manos les resultará peculiar. Si agitamos el arma, comprobaremos que el gatillo tiene un recorrido muerto, una característica del diseño.
Su comportamiento a la hora utilizarlo,
nos revelará que es de dos etapas,  con un “take-up” sin resistencia alguna, hasta encontrar una clara pared,  que requiere de una fuerza de aproximadamente 3,10 Kg para romper nítidamente  y desencadenar el disparo.

Prueba de manejo y precisión.
Ya hemos tenido ocasión de probar otros modelos de MARLIN y si en algo destacan, es en la suavidad de manejo de su sistema de palanca y lo rápido y fácil que es repetir el tiro, sin perder el encare del arma. La razón de esta suavidad no es otra que su simplicidad mecánica, frente a otras alternativas de palanca. Al final el resultado de esta característica, es que tenemos un rifle a medio camino entre un cerrojo y un semiautomático, en términos de velocidad de disparo. La precisión para tres disparos, nos resultó buena para un rifle de sus características,  moviéndose la misma alrededor de los 1,5 MOAs.

En conclusión.
La vuelta del .444 Marlin al catálogo de esta marca, es todo un acierto, siempre ha sido un calibre bien valorado por los cazadores españoles y a buen seguro un nuevo éxito de ventas. Sus características se adaptan como anillo al dedo para nuestra fauna y modalidades de caza, proporcionando un arma contundente con gran capacidad de repetición del disparo.

Hazte con uno de los modelos más llamativos cómo pueden ser los Rifles Marlin en las mejores armerías o en la Armería Online Blackrecon.com a través del siguiente enlace: Rifles Marlin

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Caza


4182 0
2880 0