• Estás aquí:
  • Policial
  • Pistola defensa personal Smith & Wesson Bodyguard

Pistola defensa personal Smith & Wesson Bodyguard

Publicado en Policial.
10026
La Bodyguard de láser verde junto a un modelo sin láser con armazón en color “tan”

Puedes votar:

  • 11 votos, 4.82 sobre 5

Desde hace unos años, viene produciéndose una revitalización del mercado de las pistolas de defensa / backup subcompactas y de bolsillo. A tal punto que se ha convertido en uno de los segmentos de arma corta más competidos del mercado. Las razones son, por una parte, las mejoras tecnológicas y nuevos materiales en las armas de fuego, por otra los avances en la munición. Esto último ha permitido que cartuchos como el 9 corto, ofrezcan nuevas prestaciones con respecto a sus capacidades para la autodefensa y además hayan aumentado su fiabilidad.

Es en estas circunstancias, cuando el gigante norteamericano Smith & Wesson presentó a finales del 2010 su interpretación de lo que debía ser una pistola de bolsillo, la Bodyguard. Esta arma supuso una revolución en el segmento, al incorporar funciones de armas de mayor tamaño como: el seguro manual en el armazón, corredera abierta tras el último disparo, miras ajustables, indicador de cartucho en recámara o el láser integrado.

Características técnicas pistola defensa Smith & Wesson Bodyguard

Aunque muchas de las pistolas de este tamaño han usado tradicionalmente un sistema de acerrojamiento por inercia de masas, la Bodyguard utiliza el sistema Browning. Eso le permite utilizar un muelle recuperador no tan duro, lo que se agradece al tirar de la corredera para montar el arma. Algo especialmente positivo, teniendo en cuenta además las reducidas dimensiones de su corredera.

Tampoco es de aguja lanzada, sino que opera por martillo a la vista, aunque está recortado y apenas sobresale de su ubicación. Esto a priori puede presentar una ventaja ante un cartucho con un pistón excesivamente duro o defectuoso, ya que nos permite volver a disparar tirando del gatillo, sin tener que pretensar la aguja tirando de la corredera. Ahora bien, cuando se produce una interrupción deberíamos siempre mecanizar el mismo movimiento, tirar de la corredera para intentar solventar cualquier mal funcionamiento. Nuevo cartucho en la recámara, y arma lista para disparar, sea cual sea su sistema de percusión del cartucho.

La ergonomía es muy buena aún con manos relativamente grandes

Dimensiones y porte de la pistola Smith & Wesson Bodyguard

En la actualidad y más que nunca, la frontera entre un arma subcompacta monohilera y una pistola de bolsillo es ciertamente difusa y atiende lógicamente a un criterio de dimensiones. Admitiéndose con carácter general la medida de un máximo 5,50” (140 mm) de largo y la anchura de 1” (25,4 mm), como las fronteras naturales para tal categorización. La Bodyguard tiene una longitud de 134,5 mm, una altura de 96 mm y una anchura de 21,3 mm. Siendo su peso descargada de tan solo 349 gramos. Este contenido tamaño la convierte en un arma que podemos transportar cómodamente en cualquier bolsillo, aunque desde mi punto de vista no sea lo más conveniente, sobre todo si la consideramos como arma primaria de defensa. Otra cosa es que la portemos como arma de backup o secundaria y primemos en ese caso la máxima ocultación, aun con un ligero detrimento de la accesibilidad.

Su principal ventaja es que la vamos a portar siempre, porque no pesa y porque cabe en cualquier sitio. En el caso de armas de mayor tamaño puede haber circunstancias que nos induzcan, erróneamente, a abandonar el arma en casa y que dejemos nuestra seguridad en manos de la suerte. Además y no menos importante, proporciona la ventaja del factor sorpresa en un enfrentamiento, gracias a su gran capacidad de ocultación. El tamaño general es muy importante, pero a la hora del porte, es la anchura la que determina que su silueta se marque al exterior o no. Esto último es también algo que valorarán positivamente los usuarios con condiciones físicas particulares, a los que les resulte difícil esconder un arma de mayor tamaño.

Es muy cómoda de llevar en una funda interna de cintura (Internal Waist Band), como puede ser la que tiene FOBUS para este modelo. Ya que hablamos de ello, recomiendo que estas fundas cubran siempre el gatillo del arma y sean de polímero. En internet podemos encontrar una variada colección de disparos accidentales, en pistolas con seguros automáticos, que enganchan el disparador con fundas de cuero deformadas por la transpiración.

Ergonomía pistola para defensa Smith & Wesson 

Uno de los hándicaps, comunes a todas las armas de tamaño reducido, suele ser su ergonomía. Aunque tengo que decir que esta pistola siempre me ha sorprendido positivamente, teniendo en cuenta que tengo las manos relativamente grandes, no me resulta difícil de empuñar. Se nota que fue una de las prioridades que se marcaron a la hora de su diseño, algo confirmado por el que fuera vicepresidente de marketing Tom Kelly, en su presentación en 2010. Se buscó que los controles del arma se pudiesen manipular de forma natural, sin posturas forzadas.

El armazón de la pistola es de polímero con moldeado para los dedos y con un efectivo picado que no es excesivamente agresivo. Personalmente me gustan con más mordiente, como el implementado por S&W en otros de sus modelos de mayor tamaño de la serie M&P. Pero también he de reconocer, que es el adecuado para la potencia del cartucho y bien mirado también evitamos que la empuñadura se “coma” la ropa en contacto, por exceso de abrasión.

Quiero señalar que el troquelado para los dedos tiene el perfilado y tamaño justo, para sea efectivo y no incómodo como ocurre en algunas otras armas. Eso sí, es imprescindible utilizar el cargador con extensión, mejora enormemente la ergonomía. Por cierto, no añade una mayor capacidad al cargador, que sigue siendo de seis cartuchos. Una muestra de cómo se ha cuidado el detalle en este apartado, es que esta pequeña extensión tiene el mismo patrón de picado que la culata.

Nos referíamos a los controles al principio del artículo, son todos ambidiestros, correctamente ubicados y accesibles. Esta arma se puede comprar con seguros automáticos o con seguro manual en el armazón, según versión. Es muy fácil de operar cuando vamos a desenfundar el arma, ahora bien, una vez empuñada resulta más complicado acceder a él.

Por cierto, comentar que la opción de venta mayoritaria en nuestro país son los modelos con seguro, con un abrumador porcentaje del 95% frente al 5%, de acuerdo a datos del distribuidor. Esto sin duda obedece a tres razones, la primera, es que no molesta en absoluto puesto que está encastrado en el armazón, pero se opera bien con él gracias a sus cortes transversales. La segunda, es por cuestiones de nuestro reglamento de armas, la venta mayoritaria de esta pistola es a miembros de las FCS y FCSE, muy acostumbrados en general al uso de seguros manuales en sus armas de dotación. La tercera, los accidentes de pistolas sin seguros manuales, aunque muy pocos, han sido magnificados por la prensa y redes sociales, lo que ha modificado las preferencias de compra de los usuarios en este aspecto.

Los otros controles son el seguro de retenida de la corredera, que sorprendentemente es fácilmente operable con el pulgar, el de desmontaje del arma y el botón de retenida del cargador. Está último está inteligentemente encastrado en un rebaje del armazón y posee la dureza suficiente, para no activarlo accidentalmente al empuñar el arma en una situación de estrés. Hay que tener en cuenta que esta pistola es un arma de último recurso, este botón no está pensado para facilitar continuos cambios de cargador, como puede ser en un arma deportiva o incluso de servicio.

Finalmente, con respecto a este apartado, destacar los cortes de la corredera en forma de escama de pez, marca de la casa. Este característico mecanizado, ofrece un buen compromiso entre agresividad y capacidad de tracción para los diversos estados en los que se puedan encontrar nuestras manos.

La Bodyguard con láser rojo

Láser incorporado en la pistola Smith & Wesson 

Analizamos a continuación el láser, por ser otro de los controles con los que cuenta el arma y que ha sufrido algunas variaciones desde la aparición de esta pistola. Inicialmente y en la actualidad en varios modelos, el botón para operar con el mismo se encuentra en la parte anterior del arma y como el resto de los controles es ambidiestro. Está pensado para ser manejado por el dedo índice con la que se empuña el arma o el pulgar de la mano de soporte. Admite tres modos de funcionamiento en la siguiente secuencia: encendido con haz continuo, haz estroboscópico y apagado. En los primeros lotes hubo alguna controversia con la resistencia al uso de los botones, algo solucionado al poco y atribuido a la juventud del modelo. Lo cierto es que los botones inicialmente de color gris cambiaron a rojos y es así como se han mantenido hasta ahora.

El láser inicial y que se mantiene en catálogo, es de color rojo de la casa Crimson Trace. Una compañía con una magnífica reputación, líder en el mercado de estos dispositivos, por la calidad de sus productos. Tal es así, que en 2016 Smith & Wesson adquirió la compañía por 100 millones de dólares. No es algo excepcional, ya que es una táctica que S&W ha empleado antes con proveedores estratégicos, sucedió con Thompson Center que le proporcionaba cañones y Taylor Brand que le fabricaba los cuchillos.

Fue a finales de ese año, cuando S&W presentó su modelo de Bodyguard con láser verde, acompañado de un sistema de activación instintivo, mediante un botón situado en la parte frontal de la empuñadura. Personalmente, aunque reconozco que es cómodo y funciona muy bien, prefiero la
activación a voluntad del modelo con láser rojo. Hay situaciones defensivas o de tácticas, en las que puede ser necesario jugar con el factor sorpresa y un láser puede delatar nuestra posición en la oscuridad. El láser de este color presenta la ventaja de que se puede operar con él a plena luz del día, ya que es plenamente visible, al ser 50 veces más brillante que el rojo. Esto es debido a que funciona en otra longitud de onda, 532 nm frente a los 650 nm del rojo. Ahora bien, es más caro de fabricar y tiene un consumo ligeramente mayor.

En todos los casos, la unidad se apaga automáticamente después de 5 minutos, para preservar la vida útil de la batería y proteger contra una activación inadvertida.

Los modelos grabados son realizados en el Performance Center (PC)

El disparador de la pistola Smith & Wesson Bodyguard

Es una pistola que como la mayoría de las de su tamaño, funciona solo en modo doble acción, en ingles DAO (Double Action Only). El disparador es bueno, con las características que se esperan en una pistola de este tipo. Tiene un recorrido largo y peso elevado, sobre los 3,8 kg, pero gracias a que posee un recorrido muy limpio, sin arrastres ni parones, parece más liviano de lo que realmente es. Técnicamente podríamos decir que tiene una buena cantidad de “take-up” o “pretravel”, pero nada de “overtravel”. En cuanto a materiales, el gatillo exterior es de polímero, pero el piecerío interno es metálico y está encapsulado en un contenedor metálico también. Entiendo que haya gente que pueda preferir un peso menor, pero en estas micro-pistolas, sobre todo por la diversidad de formas de porte, debe primar la seguridad.

El sistema de puntería del arma Smith & Wesson 


Sorprende muy positivamente en un arma de estas características, que se apueste por unas miras de calidad. Estas son metálicas, de acero inoxidable, además de ser el alza ajustable en deriva. En cuanto a la forma me recuerdan a las tipo “Novak”, con bastante luz como corresponde a un arma defensiva. Se ha cuidado al máximo el detalle, ya que tanto el punto de mira como el alza tiene cortes longitudinales para evitar reflejos. Puestos a exigir, no hubiese estado de más que fuesen de tritio o al menos puntos blancos, pensando sobre todo en el destino del arma. En cualquier caso, siempre se puede recurrir al amplísimo mercado de accesorios. Algo muy interesante, ya que hay armas de este segmento, que tienen miras no reemplazables, por estar mecanizadas sobre la corredera.

Variantes de la Smith & Wesson Bodyguard


Si algo caracteriza al catálogo de Smith & Wesson es su variedad y el número de versiones, algo que a veces se ve incrementado por las creaciones personalizadas de su conocido Performance Center (PC). Si tenemos en cuenta los colores disponibles, los diferentes tipos de láser o su ausencia, la presencia de seguro manual o no y la existencia de alguna versión grabada conmemorativa, tendremos como resultado que en la actualidad hay ocho referencias disponibles en España. Algunas de ellas no de forma permanente, sobre todo cuando nos referimos a las versiones con grabado, cuyo número de piezas se suele limitar, por lo que a veces no están disponibles fuera de EEUU.

Funda FOBUS interna de polímero, evita incidentes al enfundar y permite un porte oculto

Funcionamiento de la pistola Smith & Wesson Bodyguard

El aspecto más crítico de un arma de estas características y que emplea el 9 mm corto, es su fiabilidad. Su funcionamiento es absolutamente impecable, siempre que utilicemos munición comercial de calidad. Además, existen en el mercado cartuchos específicos que potencian sus características, como la Remington Ultimate Defense o la FIOCCHI BlackMamba, con proyectiles expansivos. El retroceso y control de la pistola es realmente dulce, a ello ayuda de sobre manera sus detalles ergonómicos antes citados. Obviamente es una pistola para enfrentamientos a corta distancia, por debajo de los 10 m, para lo que cumple sobradamente.

La mejor pistola de defensa del mundo

La S&W Bodyguard es una de las pistolas de bolsillo de mayor éxito en el mundo, como lo demuestran los millones de ellas fabricadas. Sus señas de identidad son, la fiabilidad contrastada y el fácil control de la misma, gracias a su estudiada ergonomía y la docilidad del cartucho que usa. Todo demás, contenido en unas pequeñas dimensiones, que la hacen extremadamente ocultable.

Agradecemos a Borchers, distribuidor exclusivo Smith & Wesson para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

Si sueñas con adquirir tu pistola de defensa personal y tienes la licencia para ello, en la armería BlackRecon encontrarás las mejores Smith & Wesson Bodyguard a tan solo un click en este link: Pistola Smith Wesson Bodyguard

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

dameunton

28, Diciembre 2020 10:14:09

Bueno, yo he tirado, poco, pero he tirado con la bodyguard, y, la verdad, ha tenido fallos de interrupcion del tiro, "se encasquillaba", que hemos dicho toda la vida, amén de que la precision es demasiado inferior a la HK

Últimos post Policial


1804 0
5118 0
10026 1