• Estás aquí:
  • Munición
  • Conoce la historia del cartucho .455 Webley

Conoce la historia del cartucho .455 Webley

Publicado en Munición. Por Dan
3218
Evolución del cartucho .455

Puedes votar:

  • 1 voto, 5,00 sobre 5

Una historia confusa

El .455 Mk II es uno de los muchos cartuchos con diámetro .455 desarrollados por el ejército de Gran Bretaña, cuando el poderoso Imperio Británico se extendió por todo el mundo. Si bien los imperios han ido y venido, el .455 Mk II está hoy vivo y coleando, teniendo la distinción de seguir siendo producido por Fiocchi, eso sí, en lotes pequeños. Pero esto es un adelanto de la historia.

¿Y cuál es la diferencia entre el .455 Mk II, .455 Eley y .455 Colt? Una mirada al árbol genealógico del .455 Mk II muestra un linaje largo y enrevesado, tan complicado como algunas familias aristocráticas británicas, cuyos antepasados abarcan una pléyade de individuos de todo pelaje, desde vividores hasta nobles y héroes.

Llegaremos a todo eso, pero empecemos por el principio, la historia comienza con el revólver Adams. En 1851, el revólver Adams fue considerado uno de los primeros revólveres de doble acción con éxito. Eran revólveres de percusión y competían con el revólver coetáneo de Colt, por las ventas militares y civiles, que era únicamente de simple acción. El Adams demostró su valía durante la Guerra de Crimea, la Guerra Anglo-Zulú y otros conflictos con su "54-bore", que realmente se trataba de un calibre .450.

En ese momento, lo último en armamento de alta tecnología eran las armas de cartucho metálico. Cartuchos que se estaban volviendo cada vez más fiables, más baratos de fabricar y con un rendimiento constante, por lo que el gobierno británico decidió reconvertir los revólveres Adams para poder usarlos.

En 1868, el .450 Adams, también conocido como revólver .450, fue el primer cartucho metálico adoptado por el ejército británico. Este cartucho se cargó con una bala de punta redonda de plomo sólido de 265 grains con una carganden 13 grains de pólvora negra. Fue un cartucho que demostró tener poca potencia, por lo que sirvió al ejército británico de inicio en la búsqueda de un cartucho de combate ideal y un arma de servicio.

En 1880, los revólveres Enfield reemplazaron a los Adams y junto con ellos, se adoptó un nuevo cartucho el Enfield .476. Este cartucho también se le conoce como .455 / 476, .476 Revolver y .476 Eley. Se desarrollaron y adoptaron numerosos cartuchos entre el .450 Adams y el .476 Enfield y todos tenían un calibre .455. En realidad, la búsqueda del ejército británico para mejorar su armamento era interminable.

Tanto el revólver Enfield como los cartuchos fueron reemplazados por el revólver Webley Mark I, recamarado al cartucho .455 Webley Mark I en 1892. El .445 Mk II es el descendiente directo del .455 Mk I.

Este es el punto, al respecto del cartucho, donde surge cierta confusión con las denominaciones de revólveres y cartuchos. Había seis tipos de revólveres Webley (del Mk I al Mk VI) y seis tipos de cartuchos, también designados de Mk I a Mk VI. Sin embargo, el tipo de revólver no se correspondía directamente con el tipo de munición. Los revólveres se desarrollaron y adoptaron en su propia línea de tiempo, al igual que los cartuchos. Para complicar aún más el tema, había nombres diferentes para el mismo cartucho. Por ejemplo, el .455 Webley Mk I también era conocido como .455 Revolver Mk I, .455 Colt, .455 Enfield y .455 Eley.

 

Moderna munición en .455 de Fiocchi.

Volviendo al cartucho .455 Webley Mk I o .455 Mk I, como se le llamaba más comúnmente, se introdujo en 1891 y utilizó una bala sólida de punta redonda de 265 grains con una carga de pólvora negra. Tenía una velocidad de boca de unos 700 fps (213 m/s) y 289 pies-libra (392 julios) de energía. Dado que algunos revólveres Adams y Enfield más antiguos todavía estaban en servicio, se usó pólvora negra para evitar que las presiones más altas de la pólvora sin humo dañasen el revólver e hiriesen al usuario.

Los cartuchos posteriores se cargaron con pólvora sin humo, pero el cambio oficial con este tipo de propelente, vino con el cartucho Webley Mk II .455, también conocido como .455 Mk II, .455 Revolver Mk II, .455 Colt y .455 Eley. El .455 Mk II salió en 1897 y era similar a su hermano el .455 Mk I, ya que ambos usaron la bala de punta redonda de plomo sólido de 265 grains, aunque con pequeñas diferencias en la forma de dicha bala.

La velocidad en boca para cargas militares del .455 Mk II fue de 600 fps (183 m/s), con 220 pies-lb (298 julios) de energía. Otra diferencia estaba en la longitud de la vaina del .455 Mk II. Era más corta que el caso del Mk I, debido al hecho de que la pólvora sin humo ardía de manera más eficiente en una vaina más corta. La longitud de la vaina del .455 Mk II era de .760 pulgadas (19,3 mm), lo suficientemente larga para contener los 6,5 granos de pólvora sin humo.

El .455 Mk II es un cartucho con pestaña, como un .45 Colt o .38 Special. De hecho, todos los cartuchos anteriores y siguientes fueron con pestaña, con un diámetro de la misma de 0,514 pulgadas (13 mm). El .450 Adams, .467 Enfield, .455 Mk I, .455 Colt, .455 Eley y .455 Mk II son intercambiables y se pueden disparar en los revólveres modernos como el Webley Mark VI, que fue diseñado para soportar presiones superiores. Si bien la bala Mk II era efectiva, el ejército británico estaba desarrollando otras balas .455, que esperaba fueran más eficaces en el combate.

 

Vista superior e inferior de los cartuchos

Se hicieron modificaciones a la munición Mk II, dando como resultado cuatro tipos adicionales. En 1898, se desarrolló una bala de tipo “wadcutter” de 218 grains con una gran cavidad ahuecada, similar a una punta hueca en cada extremo de la bala. Fue oficialmente llamado el .455 Webley Mk III, pero apodado el "Manstopper", ya que fue diseñado para deformarse en caso de impacto. Este tipo de bala estaba prohibida por las reglas de la Convención de La Haya de 1899, que como sabemos son una serie de tratados entre naciones que dictan las “reglas” de la guerra.

En 1912, se introdujo el .455 Webley Mk IV con una bala “wadcutter” de punta plana de 220 grains. Este cambio de diseño se realizó para eludir las reglas de la Convención de La Haya, pero para que conservase las capacidades de poder de parada. Una bala de plomo de aleación más dura, similar a la bala del Mk IV, se produjo a partir de 1914 y se llamaba .455 Mk V, pero solo tuvo un uso limitado.

El ejército británico regresó al cartucho .455 Mk II y lo usó durante la Primera Guerra Mundial en revólveres Webley. El Webley más común fue el revólver Mark VI. En 1939, el cartucho .455 Mk VI usaba una bala de chaqueta metálica completa de 265 grains. Este cartucho cumplió con las reglas de la Convención de La Haya y se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial, lógicamente la carga era con pólvora sin humo.

El revólver Webley Mark VI fue adoptado por el ejército británico en 1915, un revólver de simple / doble acción con un diseño innovador. El Webley tenía un pestillo que estaba hundido para permitir que el cañón girara y expulsara vainas vacías. Después de ambas guerras mundiales, se podían encontrar fácilmente excedentes de Webleys. Algunos tenían la parte trasera del cilindro afeitada para permitir el uso de munición ACP .45 con clips de media luna.

Finalmente señalar que la munición Fiocchi .455 MK II que citábamos al principio, se carga con una bala de punta redonda de plomo de 262 grains y tiene una longitud total de 1,25” (31,75 mm). Teniendo un engarce del proyectil a la vaina no muy fuerte y utilizando un pistón tipo “small pistol”.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

luismario9

10, Enero 2020 12:01:11

Interesante historia, también leí hace poco la forma en la que limpian y corrigen los metales y el plomo. El mundo armamentístico es fascinante.

Últimos post Munición


2488 0
3218 1
4762 0