• Estás aquí:
  • Munición
  • El calibre .375 H&H Magnum

El calibre .375 H&H Magnum

Publicado en Munición. Por Redacción Armas
4180
calibre .375

Puedes votar:

  • 7 votos, 5,00 sobre 5

El calibre .375 H&H Magnum

No podíamos dejar de referirnos a este emblemático calibre con un artículo, si hablamos de caza africana y rifles de cerrojo. Está considerado como el cartucho de caza más equilibrado y polivalentes de cuántos se han creado hasta la fecha. No en vano es una de las municiones más populares del mundo, además de ser la más utilizada en África. Es un cartucho que, con la selección de punta adecuada, es capaz de abatir cualquier animal que se desplaza por tierra firme. Para la fauna europea es claramente excesivo, aunque no es raro verlo en alguna montería en nuestro país, eso sí, con las puntas más blandas y ligeras.

Historia

Cuando los fabricantes de armas en Holland & Holland introdujeron el cartucho .375 Belted Rimless Nitro Express (más conocido como .375 Holland & Holland Magnum o .375 H&H) en 1912, probablemente no tenían idea de que habían diseñado lo que eventualmente se convertiría. Uno de los cartuchos de caza mayor más exitosos de todos los tiempos.

Sus orígenes de alguna manera, aunque sea de forma indirecta, están ligados a Mauser. La introducción del revolucionario cartucho Mauser de 9,3x62 mm en 1905 sorprendió a los principales fabricantes de armas británicos. El Mauser de 9,3 x 62 mm fue diseñado para ser utilizado en el revolucionario rifle de acción de cerrojo Mauser, que era más barato, más fiable, tenía un cargador más grande y era más fácil de fabricar que los rifles de cargadores anteriores o los rifles de doble cañón tipo “express”.

Además, el cartucho utilizaba pólvora sin humo, que podía propulsar los proyectiles a una velocidad significativamente mayor que con pólvora negra. Como era de esperar, el cartucho Mauser se apoderó rápidamente de la comunidad de cazadores de Europa y África, que se armaron rápidamente con el nuevo calibre.

La polivalencia de esta munición permite abatir los cinco grandes en el continente africano

Los armeros británicos intentando recuperar el terreno perdido, se embarcan en el desarrollo de nuevos cartuchos que aprovechases las mejoras tecnológicas en cartuchería. Fundamentalmente la pólvora sin humo y el empleo de vainas más robustas y con mayor capacidad para el propelente. Concretamente en 1904 H&H patentó una vaina provista de una ranura de extracción y de un cinturón metálico, localizado cerca de su base, que rodeaba todo su cuerpo, la nueva vaina la denominó “Belted Rimless”. Ya que adoptaría la acción Mauser 98, reconocida por todos los fabricantes de la época como la mejor para su empleo en cartuchos potentes.

Con estos componentes el fabricante londinense lanzó algunos cartuchos previos de transición sin mucho éxito, hasta que así las cosas, presentaría en 1912 el .375 Holland & Holland Magnum, que originalmente se denominó .375 Belted Rimless Magnum Nitro Express. Este era una evolución de uno de esos cartuchos que hemos denominado de transición, en concreto el .375 Velopex, al que alargaron la vaina y pudieron aumentar la carga de cordita para una primera punta de 270 grains. El resultado un cartucho con una trayectoria tensa similar a un 30-06 con punta de 180 grains, pero con mucha más energía.

Viendo que el cartucho se quedaba algo corto para las especies más grandes y que era en excesivo con especies más pequeñas, aparecieron inmediatamente otros dos pesos de punta: 300 grains para el primer caso y 235 grains para el segundo. En la punta de 300 grains existían dos posibilidades de composición del proyectil, una semi-blindada para animales de piel fina y otra blindada para animales de encarnadura y tejidos más densos, como el elefante, que aseguraba una gran penetración.

A pesar de todas estas buenas características, el 9,3x62 mm siguió siendo muy popular entre los cazadores durante muchos años, fundamentalmente porque el .375 H&H se trataba de un cartucho propietario. Pero se produjo un hito histórico que lo cambió todo, la Segunda guerra Mundial, un hecho que hizo que el 9,3x62 mm prácticamente desapareciese. La industria armamentística alemana sufrió daños increíbles durante el conflicto y grandes limitaciones tras el mismo, lo que obviamente hizo que las municiones de 9,3x62mm fueran muy difíciles de obtener.

Una de las municiones más efectivas en este calibre, ORYX BONDED con puntas de 300 grains

El .375 H&H Magnum no sufrió este problema y los cazadores en África comenzaron a reemplazar el calibre de Mauser con el .375 H&H Magnum. La popularidad del cartucho obtuvo un impulso adicional cuando Winchester comenzó a construir una versión del legendario rifle Modelo 70 (1936) en calibre .375 H&H. Mientras los cazadores estadounidenses armados con el Modelo 70 acudían al Continente Negro durante el período de posguerra, el ya común .375 H&H aumentó en popularidad para convertirse en uno de los cartuchos de caza mayor más usados en África.

Señalar que hubo una versión con cartucho con pestaña denominada .375 Flanged Magnum Nitro Express, pero que no tuvo el mismo éxito. Destinado para rifles “express”, este tipo de armas tienen limitado su rango de alcance, lo que exige una gran proximidad a la pieza. Es por ello que, en esas circunstancias, son preferibles cartuchos aún más contundentes por el peligro que entraña ese tipo de caza.

Actualidad

En la actualidad, son pocos los fabricantes que no ofrecen en su catálogo esta munición con mayor o menor variedad de puntas. Esto se traduce en una mayor versatilidad del cartucho, que hace que incluso pueda ser utilizado en la fauna europea, aunque como hemos dicho al principio, es desde mi punto de vista excesivo. Aunque las balas de 270gr y 300gr siguen siendo las más populares, también es posible encontrar munición y proyectiles de 235gr, 250gr, 260gr y 350gr.

Con la excepción de las cargas de 350gr, el .375 H&H tiene una trayectoria relativamente plana, lo que lo hace adecuado para disparos hasta los 400 m aproximadamente, siempre contando con una buena colocación del mismo. Respecto al retroceso, ya hemos comentado en el artículo del Mauser M98, que es menos de lo cabría esperar y que es perfectamente asumible por un cazador mínimamente experimentado.

Este calibre es el mínimo considerado seguro para la caza en África, tal es así que en varios países de ese continente está regulado por ley, ya que la mayoría de las cargas producen más de 5.500 julios de energía en boca. Como referencia, decir que un cartucho de este calibre con punta de 300 grains proporciona una velocidad inicial aproximada de 2500 fps (762 m/s). Se suele decir que con él es posible cazar los cinco grandes de África, ahora bien, para el elefante, de acuerdo a varios cazadores profesionales, se encuentra al límite, siendo más recomendable el empleo de otros calibres como el .416 Rigby.

RESUMEN

El 375 H&H Magnum es un cartucho único en su clase, nada menos que el cartucho de referencia para la caza africana gracias a su increíble versatilidad. Un cartucho que, jugando con la correcta elección de punta en peso y composición, penetrará lo necesario sin desviarse incluso en los tejidos más densos y/o expandirá lo necesario si así lo hemos elegido. Podríamos seguir hablando de sus bondades, pero resumiendo podríamos decir que su popularidad entre los cazadores profesionales de África es por que llana y lisamente FUNCIONA.

Agradecimiento

Agradecemos a EXCOPESA, distribuidor NORMA para España, la cesión del material para la elaboración de este artículo.
www.excopesa.es

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Munición


2044 0
7090 0
Munición
  • (4 Votos)

Proyectiles Barnes

4180 0
Munición
  • (7 Votos)

El calibre .375 H&H Magnum