El colimador óptico, ese aparatito tan práctico

Publicado en Noticias por clasificar. Por Redacción Armas
274684

Puedes votar:

  • 2 votos, 3,50 sobre 5

 

No es que me sorprenda, porque la verdad es que el caso se repite con monótona frecuencia, pero me resulta totalmente incomprensible que se gaste dinero en artículos y complementos de muy limitada utilidad y en cambio no se adquiera este aparatito tan práctico. Especialmente para quienes cambian con frecuencia de munición o incluso de visor en las mismas armas o le dan bastante trote.

 

Es tan desconocido el colimador óptico y sus utilidades que habría que empezar explicando qué es y para qué sirve. Definiciones oficiales aparte hay que quedarse con la idea de que colimar un arma consiste en alinear su sistema óptico para adecuarlo a la trayectoria de un proyectil.

 

Básicamente un colimador óptico es una cámara que contiene una cuadrícula graduada y que sirve para hacer un primer centrado aproximado del visor. 

Una vez que definitivamente hemos puesto a tiro el visor, también sirve para detectar –en cualquier momento y sin necesidad de disparar– si el visor sigue ajustado; e incluso si no fuera así, para devolverlo a su posición ideal. Igualmente se puede emplear para cambiar los ajustes del visor cada vez que cambiemos de peso y/o marca de munición adecuándolo a cada una de ellas.

 

                      

Un clásico colimador óptico con varillas para los calibres .22, 7 mm, .30 y 9,3. Los modernos colimadores de este tipo incorporan adaptadores que se ajustan al interior del cañón mejor y más fírmemente.

 

Hay que partir de la premisa de una buena firme instalación del visor, cosa que se da por supuesta cuando en muchas ocasiones no es así.

El colimador óptico se coloca exactamente sobre la boca de fuego y frente al visor para alinear las retículas de ambos aparatos. 

Se ponen los aumentos del visor al máximo y actuando sobre las torretas, se hace coincidir el centro del visor con el centro del colimador, de forma que las retículas de ambos se superpongan.

En consecuencia, colimador y visor quedan realmente alineados (al menos en teoría) mientras que la retícula del visor queda virtualmente alineada (aunque paralela por encima) a la recta imaginaria que prolongaría el cañón.

El resultado es que, sin disparar, conseguimos que el visor –que generalmente nos llega totalmente desajustado de fábrica– termine apuntando con gran aproximación al lugar al que apunta el rifle.

 

                     

                                                   Colimador instalado en la boca del cañón y alineado con el visor

 

Si fuera tan fácil como eso, no sería necesario hacer ni un sólo disparo para poner el visor a punto; pero resulta que una cosa es a dónde apuntan rifle y visor y otra muy distinta dónde acaba el proyectil.

Eso ocurre porque rifle y visor tienen una diferencia de paralelismo, cada calibre tiene una rasante, cada cañón un "vicio" de desviación y cada munición (tanto por peso como por diseño y carga impulsora) tiende a pegar más arriba, más abajo, más a la derecha o más a la izquierda. 

 

Por tanto, superponer la retícula del visor a la del colimador no garantiza ni mucho menos que los disparos se vayan a clavar en el 10 de la diana (ojo con los ajustes que algunos armeros hacen de esta manera). Ese alineamiento lo que garantiza es que vas a ahorrar la munición que hubieras empleado hasta corregir un visor recién instalado y poner los tiros más o menos centrados; por eso es necesario un ajuste fino.

Hay quien asegura que el simple colimado, sin ajuste fino, le resulta suficiente para disparos de caza a corta-media distancia... Bueno, puede ser... Yo no me fío, que luego vienen las sorpresas.

 

       

El primer paso (foto izquierda) es centrar las retículas de ambos aparatos, visor y colimador, superponiéndolas. A la derecha vemos en la diana cómo incluso en un ajuste a muy corta distancia (realizado como ejemplo para este artículo) la coincidencia exacta de la retícula del visor con la cuadrícula del colimador no garantiza un ajuste preciso –que será tanto más importante cuanto más larga sea la distancia de disparo– aunque sí ofrece una buena aproximación.

 

De todos modos no hay que alarmarse porque la utilidad del colimador óptico no termina con la simple aproximación. No así otros colimadores (los láser, por ejemplo) que, sin la ayuda de una cuadrícula externa o "en destino", tienen una utilidad muchísimo más limitada (luego explicaré esto).

 

EL IMPRESCINDIBLE AJUSTE FINO

Llegados a este punto en el que hemos aproximado, tenemos que pasar inevitablemente a la práctica y disparar para realizar el ajuste fino o ajuste final. Operación tanto más necesaria cuanto más largo se vaya a disparar o cuanto más maniático se sea en que el rifle vaya centradísimo (conozco un tipo así que se acuesta conmigo todas las noches y al que sin embargo no oigo roncar).

 

Es de suponer que al disparar habrá una diferencia entre el lugar apuntado y el impactado. No estarán lejanos uno de otro gracias a la primera aproximación y así hemos ahorrado ya un buen número de balas que en una primera fase puede que incluso ni siquiera viéramos dónde se habían perdido.

 

No es objeto de este artículo explicar cómo se ha de ajustar un visor; pero por si hay alguien que está muy verde: nos bastará colocar una diana (mejor si es cuadriculada en centímetros, pulgadas o MOA) a la distancia a la que vayamos a realizar el ajuste. Haremos un disparo de prueba y un segundo disparo de corroboración. Después medimos la desviación al centro del blanco y corregimos con la escala de las torretas. 

Si el visor es de buena calidad y sus torretas indican verdaderamente las porciones de desviación que marcan en la escala, no nos costará nada llevar el próximo disparo al centro de la diana. Pero si incluso llegara a ocurrir que las torretas carecieran de marcas, la escala del colimador podría servirnos igualmente.

Hay otro método de ajuste que yo llamo "directo" y para el que es imprescindible un banco inamovible que sujete firmemente el rifle. Consiste en disparar y a continuación mover las torretas para llevar la cruz de la retícula hasta el agujero que ha hecho la bala.

 

   

Una vez hemos hecho el ajuste fino y las balas impactan en el blanco (izquierda), colocamos de nuevo el colimador y anotamos la posición en la que la retícula debe estar con respecto a la cuadrícula. En este caso, un cuadro y tres cuartos abajo y lo mismo a la derecha, lo que anotaremos para futuras comprobaciones. Como indica el colimador, cada cuadrito equivale a cuatro pulgadas a cien yardas.

 

Sea por el método que sea, ya habremos realizado el ajuste fino. En este momento volvemos a instalar el colimador y tomamos nota de la ubicación de la retícula del visor sobre la cuadrícula. ESA será la posición que deberá tener siempre para la distancia elegida y la munición empleada y así lo anotaremos en un papelito que nos lo recordará cada vez que lo necesitemos. 

En siguientes ocasiones, para garantizar que el visor no se ha desajustado, bastará instalar el colimador y comprobar que sigue en la posición que en su día dejamos anotada.

 

Otra de las ventajas del colimador óptico es que podemos realizar colimaciones con distintos tipos de munición y para cambiar de una a otra nos bastará con instalar el colimador, recurrir al papelito de los apuntes y mover la retícula hasta la posición deseada, si bien siempre es recomendable un disparo de comprobación.

 

COLIMADOR ÓPTICO VS COLMADORES LÁSER

Bien sea de tipo cartucho (que se coloca en la recámara) o de tipo convencional (que se coloca en la boca de fuego) no recomiendo el colimador láser. Esto es un consejo puramente personal pero razonado.

El colimador láser –suponiendo que esté bien construido (cosa que siempre me genera dudas)– sólo indica la línea completamente recta entre el cañón y el blanco.

Pregunto: ¿la bala vuela completamente recta desde el cañón al blanco? 

Si respondéis a esa pregunta tenéis la primera de las razones que niega la pretendida exactitud de este tipo de colimadores.

 

Así que para que un colimador láser sea verdaderamente útil habrá que acompañarlo de una cuadrícula "en destino" (que viene a reproducir la función que tiene la cuadrícula del colimador óptico). Por cierto que algunos de los colimadores láser vienen ya equipados con esa cuadrícula sin la cual esos aparatos sirven solamente para la primera aproximación o para colimar con miras abiertas y eso utilizándolos correctamente.

En esta dirección se aprecia en un vídeo la utilidad del colimador láser con la cuadrícula en destino cuyo proceso viene a ser el mismo que con el colimador óptico aunque con la incomodidad de la distancia entre visor y cuadrícula:

www.youtube.com/watch?v=pIi29Y9rEvc

 

Si hemos decidido adquirir un colimador láser o ya lo habíamos hecho, ampliaremos su utilidad como he dicho anteriormente con la cuadrícula en destino que nosotros mismos podemos realizar echando mano de los programas de informática para "dibujar" una cuadrícula en pulgadas, centímetros o MOAs, según la escala de las torretas del visor.

 

Tras el ajuste fino, esa cuadrícula en destino nos indicará la diferencia que debe haber entre el punto en que incide el rayo láser y el que apunta el visor.

En este caso usaremos de nuevo unos apuntes como recordatorio y de esa manera siempre podremos comprobar que el ajuste del visor se mantiene.

 

CUESTIONES DE DETALLE

1ª – No he comentado que los colimadores láser que se colocan en la boca del cañón tienen cierto peligro si uno se despista, pues ha ocurrido a veces que el tirador dispara sin haberlo retirado previamente; lo que tiene consecuencias catastróficas para el aparato y a menudo también para el rifle.

 

  

    Si empleáis el colimador láser en boca de cañón acordaos de sacarlo antes de disparar o de lo contrario...

 

Esto no ocurre con el colimador óptico ya que siendo más aparatoso es más difícil dejárselo puesto y además al apuntar por el visor nos daremos cuenta inmediatamente de que no lo hemos retirado, pues lógicamente veremos su cuadrícula en lugar del blanco.

 

2ª – El único inconveniente del colimador óptico consiste en la mayor parte de los modelos no puede emplearse o se emplea con dificultad con visores de gran amplitud de campo ya que la cuadrícula es muy pequeña y con pocos aumentos no resulta nada fácil apreciar el detalle de centrado. En cualquier caso incluso los visores con estas características suelen disponer de un zoom hasta 4 aumentos con los que sí podremos trabajar sobre el colimador. 

Por cierto, que es recomendable emplear los máximos aumentos, ya que esto nos facilitará un ajuste de clicks más fino y no supondrá variación en el ajuste.

No obstante, algunos modelos (especialmente los de fijación magnética que se detallan más abajo), presentan una retícula ampliada que permite el uso con visores y sistemas de puntería sin aumento (holográficos, visores de pantalla y punto, visores de puntos rojo...).

 

                        

        

           La cuadrícula o retícula del colimador es muy pequeña y precisa de los aumentos del visor para poder apreciarla con claridad salvo en algunos modelos pensados para ser usados con sistemas de puntería sin aumentos.

 

3º – El movimiento de la retícula del visor sobre la cuadrícula del colimador suele sorprender a algunos novatos, ya que al actuar sobre las torretas apreciaremos que la retícula se mueve al lado contrario de lo que indican sus escalas.

Por ejemplo, al mover la torreta de altura en dirección "up" apreciaremos que la retícula baja y si giramos en dirección "down", la retícula sube. Lo mismo ocurre con la torreta de deriva y no hay que alarmarse ya que esto es lo correcto.

 

El up, down, rigth y left marcados en las torretas con una flecha nos indican hacia dónde debemos girar según el efecto que deseamos en el disparo. Así, si queremos elevar el punto de impacto, giramos la torreta en dirección "up"; sin embargo lo que en realidad hace el visor es bajar la retícula. Cosa lógica, pues para lograr que el disparo vaya más alto tendrá que bajar la cruz de forma que el tirador lo compense elevando el cañón y consiguiendo finalmente ese disparo más alto.

Este efecto que de otra forma pasaría inadvertido se aprecia cuando observamos el colimador a través del visor y actuamos al mismo tiempo sobre las torretas.

 

ANEXO

En comentarios posteriores a la publicación de este artículo han surgido dudas sobre los sistemas de fijación al cañón en el colimador óptico.

Estos sistemas serían tres:

– Magnético.

– Con varillas de calibre específico.

– Con varillas ajustables.

 

El primero tiene dos ventajas: al fijarse mediante un imán, no hay que introducir nada en el cañón (con lo que reducimos el riesgo de dañar el estriado) y se puede colocar exactamente a la misma altura del visor o aproximarse a ella aunque éste quede muy alto.

Por contrapartida exige que seamos muy puntillosos en su instalación, pues para que los valores no varíen, el colimador deberá estar siempre colocado a la misma altura, cosa que se puede lograr con unas sencillas marcas en la zona del imán.

Algunos modelos presentan una retícula ampliada que permite el uso con visores y sistemas de puntería sin aumento.

 

El segundo es el más frecuente en colimadores veteranos (como el mio) y si bien su correcto calibrado y su fleje garantizan que no dañaremos el cañón, no es menos cierto que en calibres pequeños puede no ser efectivo a la hora de sujetar el colimador en la posición necesaria. Además el fleje puede tocar en alguna estría y variar el valor del ajuste. Para colmo tendremos que contar con todas las varillas (así se suministra ahora) para disponer de las adecuadas para nuestras armas.

 

 

El tercer tipo es el más fiable y cuenta con varias ventajas: sus tres varillas abarcan todos los calibres y además se fijan con firmeza al cañón. No obstante conviene no pasarse apretando para que el sistema de casquillo expandido no estropee el interior del cañón (tampoco es cosa de tener miedo... Más aprieta la bala y no pasa nada).

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

jabaliviejo

12, Abril 2014 07:22:59

Sí, Makitren, ese es el sistema de fijación al que me refiero como más efectivo

MAKITREN

02, Abril 2014 23:39:14

Hola quisiera saber si el que calificas como mas eficiente es como el que comercializan en blackrecon de varillas extensibles de la marca busnhell, mas que nada para no gastar dinero en vano como me ha pasado con alguno de laser. gracias de antemano.

Rafael Ferriols Girona

18, Octubre 2013 15:38:54

Pues nada.Despues de leer y releer y mirar y remiar me he decidido y me he compardo uno esta semana.Es un BSA y tiene todas las varillas para todos los calibres(desde .17 hasta .50).Ahora tengo que traducir el manual,aunque la explicacion detalladisima de JV,na da lugar a dudas.
Deciros que si hos interesa sale por 32€ en Gabilondosport(Valencia).

JAM

26, Diciembre 2012 21:36:27

Muy buen articulo , gracias

Santiago Fernández Cascante

05, Marzo 2012 19:49:53

llevas un seguro de aleta (o de bandera).
Sí, ese es uno de los grandes inconvenientes de este tipo de seguros. Incluso un compañero del foro me comentó que debido a que usaba su rifle para recechos, había realizado un montaje bajo renunciando al uso del seguro. Sencillamente llevaba la bala en la recámara con el percutor destensado y a la hora de disparar se limitaba a girar la maneta del cerrojo para tensar el percutor.

Carlos

02, Marzo 2012 03:57:06

Amigo javaliviejo el visor me queda alto por las anillas que son altas las coloque asi por el tipo de sistema del cerrojo y el seguro del mauser ya que si las colocaba bajas o medianas el seguro del mauser no lo podia accionar, la palanca de extracion del cartucho la modifique y me funciona con anillos medianos y bajos pero el seguro no.. he ahi mi problema.

Santiago Fernández Cascante

27, Febrero 2012 12:50:39

¿Tan alto te queda el visor?
Ya veo que tiene una campana de 50 pero no podrías colocarlo sobre bases más bajas?
De ser así necesitas el colimador con fijación magnética que puedes colocar a más altura que los de varilla. Esto es frecuente en las instalaciones sobre armas militares o de tipo táctico, pero en un arma de caza no debería quedar tan alto.
En cuestión de anclajes de visores estoy MUY verde, pero se me ocurre que quizá tienes ahí un problema y tienes que colocar atrás una base más alta para orientar el visor.
De todos modos si quieres colimar con el láser, en el artículo he explicado cómo hacerlo e incluso he puesto una dirección de internet en la que se muestra cómo colimar con un láser colocando una cuadrícula en destino (imprescindible que el colimador láser sea de buena calidad y que su emisor esté perfectamente en la línea del eje del aparato y orientado en la prolongación de dicho eje.

Carlos

23, Febrero 2012 21:03:57

Amigo javali tengo un rifle FN mauser cal. 7x57 al cual le agregue una mira millet trs-1 4x16 50mm y no encuentor como colimarlo con el colimador optico ya que le coloque unas anillas o ring scope de altura alta cuando intento ver atraves de la mira no logro ubicar el colimador lo medio logro ver pero muy por debajo casi ni se ve, ahora bien que podria hacer para colimar con el colimador optico, o es mas recomendable el colimador laser y si fuese asi como le haria... saludos muy bueno tu articulo

Santiago Fernández Cascante

18, Enero 2012 14:23:43

La distancia óptima para ajustar el visor es aquella a la que más frecuentemente vayas a tirar.
Hablando en términos de caza, si vas a emplear tu rifle y visor en batidas y monterías, lo normal es ajustar a unos 80 metros. En cualquier caso si se trata de un calibre estandar con una rasante llamémosle "normal" (30.06, 8x57, 9,3x62...) en un ajuste a esa distancia tendrás una trayectoria prácticamente plana o con mínima caída entre los 40 y los 110 metros.
Para recechos la cosa cambia y se vuelve más peliaguda y yo no ajustaría por debajo de los 150 metros.
Cada campo de tiro es un mundo y yo estoy bastante verde en ese sentido. Lo mejor es que preguntes allí directamente advirtiéndoles previamente que tirarás con munición y rifle de caza... A ver si hay suerte y te dejan.

juan carlos cortes tovar

15, Enero 2012 21:04:21

pregunta de novato ¿cual es la distancia optima para ajustar el visor? 50 o 100 es que no tengo ni idea perdona mi torpeza por cierto comentarte que yo tengo un colimador laser ,tambien te querria preguntar donde poder hacer el ajuste ¿me dejarian hacer el ajuste en un campo de tiro sin ser socio? aqu en cheste hay uno ero no se si me dejarian un sludo y perdona mi inexperiencia

Santiago Fernández Cascante

13, Diciembre 2011 20:27:40

Cuando digo en el artículo "suponiendo que esté bien construido (cosa que siempre me genera dudas)".
La verdad es que hay algunos que sé que están mal hechos pero tampoco los puedo criticar abiertamente porque quizá fuera casualidad que diera en probar el malo. :sad:

Es que es exactamente como lo cuentas. Si el emisor láser no está perfectamente centrado (está excéntrico) o no emite completamente derecho, cada vez que lo pongas apuntará a un sitio.

Por cierto. Te recomiendo como a los demás que el sistema de fijación sea el de varillas golosas o extensibles, mejor que el de multivarillas, que da problemas en algunos calibres.
En este sentido creo que tendré que editar el escrito y añadirle un capítulo sobre los sistemas de fijación de los colimadores ópticos.

Jesús Manuel Aznar Aznar

13, Diciembre 2011 13:09:39

Me compré un colimador láser de bala y resulta que cuando lo pones te apunta a un punto, sacas el colimador bala y vuelves a meterlo y resulta que apunta en otro sitio, vamos que te aborreces y no funciona. Voy a adquirir uno óptico y seguiré los consejos de jabaliviejo a ver si consigo colimar mi visor. Ya os contaré. Gracias por hablar de este tema y a ver si con las instrucciones tan bien relatadas y detalladas consigo quitarme el mal sabos de boca del colimador láser.

Santiago Fernández Cascante

01, Diciembre 2011 11:41:28

No hay por qué dar las gracias. Disfrútalo con salud.

Miguel Angel

30, Noviembre 2011 14:52:16

Bueno, pues ya lo tengo... BUSHNELL optico de 15 varillas, una maravilla (mira, casi con pareado y todo:D).
No sé cómo no lo he comprado antes, es tremendamente práctico, sobre todo para aquellos a quienes nos gusta cambiar de munición, e ir probando. Lo compré en www.blackrecon.com, que ademas de ser el lugar en donde lo vendían mas barato es tambien parte de nuestra querida armas.es.
Ya digo, una herramienta casi tan fundamental como la balleta de limpieza.
Haced caso a Jabaliviejo que sabe lo que hace.....
De nuevo gracias JV !! :D:D:D

Santiago Fernández Cascante

29, Noviembre 2011 14:49:23

En realidad el colimador óptico es mucho más antiguo que el láser, pues de hecho la tecnología láser no se popularizó hasta hace relativamente poco tiempo (calculo que unos 10-12 años). Como toda la tecnología, se populariza cuando se abarata y todo el mundo puede acceder a fabricarla y adquirirla. Por eso me sabe malo que aparatos modernos le tomen la delantera a otros que siendo más antiguos, resultan mucho más prácticos.
Tenemos que convivir con el snobismo :cry:

Òscar García Vila

23, Noviembre 2011 18:06:30

Yo desconocía la existencia de este tipo de colimadores (sólo conocía los láser).

Muy buén artículo y muy pedagógico.

Gracias por compartirlo con nosotros.

julian diego sanchez fernandez

22, Noviembre 2011 15:05:18

todo correcto.

Yo tengo dos uno de cuadricula y otro magnetico, Tengo unas tablas y una vez un buen armento me ha puesto a tiro los rifles. Tengo dibujado los valores en las mismas, para de vez en cuando ver si se han movido o no.

Comprar los colimadores NUEVOS, no cometáis errores, por experiencia.

Enhorabuena otra vez por el artículo.

Santiago Fernández Cascante

16, Noviembre 2011 17:21:04

De nada.
He olvidado el detalle de la altura.
Como te imaginarás en los magnéticos la altura de instalación es graduable hasta poder ajustarla exáctamente a la misma altura que está instalado el visor. En los de varilla no es así, pero eso no tiene mayor importancia siempre que la altura de colocación sea la misma para que las referencias tomadas no varíen.
Consulta no obstante qué calibres cubren las varillas ajustables.

Un abrazo y que tengas buena compra y un buen uso del colimador.

Miguel Angel

16, Noviembre 2011 16:38:46

Gracias !!!
A por un bushnell entonces ;-)

Santiago Fernández Cascante

16, Noviembre 2011 13:52:49

¡Gracias miancave!
La verdad es que tengo el colimador hace muchos años y me viene de herencia, así que no he pasado por el proceso de comparar para elegir. El mio es un aparato importado en su día por Borchers, pero apostaría a que es un Bushnell de cuando se hacía la mili con lanza.

No obstante el colimador óptico es un aparato sin más complicación que tener una retícula bien centrada y sujeta en su pantalla. Además de esa característica, todos tienen la caja de metal suficientemente resistente como para no dañarse con un uso normal, al menos en los que yo he visto; por eso las calidades son muy homogéneas. En este caso la calidad óptica no es demasiado importante siempre que la cuadrícula aparezca con suficiente claridad (cosa que también dependerá del visor empleado, claro).

Lo que sí que es importante es que ya que a día de hoy el mercado dispone de modelos magnéticos y con varillas ajustables al interior del cañón, los elijas sobre los de varillas convencionales (como el que muestro en la foto del artículo) eso facilitará una mejor sujeción al cañón pues en calibres muy pequeños las varillas convencionales tienen dificultades para sujetarse y su fleje puede coincidir con una estría.

Los colimadores ópticos con fijación magnética (los convencionales, no el de Leupold) llevan a la altura del lugar en el que se instala la varilla un potente imán, con lo que te evitas introducir nada por el cañón (ventaja) pero que obligan a ser muy escrupuloso para instalar el colimador siempre en la misma exacta posición para que no haya variaciones de una a otra vez que se utilice (inconveniente).

Por cierto que en Blackrecon (firma que se anuncia en esta web) encontrarás colimadores ópticos Bushnell con los tres tipos de fijación mencionados: varillas convencionales con fleje, varillas ajustables y magnético. Los tiene a buen precio, por cierto en www.blackrecon.com

Si me dieran a elegir ahora, elegiría los de varillas ajustables... Sí, ya sé que es el más caro, pero también me parece el mejor y más fiable... Y es para toda la vida.

Bushnell me parece de total confianza en este aparato pero por si quieres otra marca distinta, que yo recuerde así a "botepronto" también Norconia dispone de un óptico con varillas ajustables.

Miguel Angel

15, Noviembre 2011 20:23:11

Pedazo de articulo JV...muy bueno :D

Yo estoy mirando precios para hacerme con uno óptico, y queria preguntarte por que marca te decantarías si tuvieras que comprarte uno. Ya sabes, buena relación precio/calidad y todo eso...

También tengo la duda sobre si es posible ajustar la altura del colimador, debido a que según la montura, anillas y rifle suelen existir diferentes alturas (distancia del eje del cañon al eje del visor).

Bueno....de nuevo gracias por aportar públicamente tus experiencias y conocimientos.

Un abrazo JV !! ;-)

enrique aragon asensio

09, Noviembre 2011 00:01:48

Muchas gracias por la lección recibida ha sido precisa y muy comprensible de verdad te lo agradezco mucho. Gracias

Santiago Fernández Cascante

27, Octubre 2011 15:35:15

Gracias a ti por participar en el blog.
Cuando comentas que el haz de luz sobre el blanco no se ve, supongo que te refieres al colimador láser. Pues efectivamente, a plena luz no es muy visible y con sol directo al blanco, completamente invisible a cierta distancia.
Este que comentas es otro inconveniente del colimador láser. Aprovechando tu comentario, veo que al menos empleas bien el colimador láser pues mucha gente lo aplica mal, pensando que se puede centrar proyectando el láser a una pared que está a 10 metros o menos.

Santiago Fernández Cascante

27, Octubre 2011 15:29:42

Es un buen método pues no es otra cosa que un colimador óptico con cuadrícula iluminada.
Eso sí, hay que asegurarse de que siempre se coloca a la misma altura y perfectamente centrado sobre el cañón, sin desplazamientos a un lado o a otro.
Me cabe la duda sobre su tan estrecho campo de visión (prácticamente limitado a la cuadrícula) y me pregunto si no ocurrirá que resulte difícil hacer la primera aproximación cuando el visor venga de fábrica muy desviado y no veamos la retícula sobre la pantalla por se muy estrecha.

Aldo Lozano Valdes

27, Octubre 2011 00:21:00

Ante todo, gracias por el interesante artículo!
Solamente quería comentar, que el mayor problema que he constatado en este dispositivo, es la imposibiidad de usarlo en pleno dia, debido a que no es posible visualizar el haz de luz sobre el blanco, a una distancia de 50 metros, que es la mínima distancia de colimacion que recomienda el fabricante (Bushnell). No se si existe un procedimiento para superar este obstáculo. De ser así, me gustaría conocerlo. Un saludo

Francisco Marín Pacheco

25, Octubre 2011 22:43:59

Al hilo de tu articulo.
Has probado el colimador magnetico. El que en vez de las varillas, en teoria, se pega por un iman a la boca del cañon.

Un saludo de nuevo.

emilio

25, Octubre 2011 06:27:41

buenas,alguien me podria cedir donde puedo comprar una carabina Weihrauch HW77 ?? como veis esta escopeta para pluma y pelo,gracias.

Santiago Fernández Cascante

24, Octubre 2011 11:16:37

Los colimadores ópticos no han cambiado mucho, la verdad... Salvo los nuevos Leupold Zero Point, que no he tenido ocasión de probar pero por lo poco que sé de él, me parece bastante potable, sobre todo por su comodidad y porque no es necesario introducir nada en el cañón.
Sí que hay nuevas varillas que al fin y al cabo no son más que tornillos golosos (de esos que cuanto más aprietas más extienden unas aletas, ganando diámetro); pero que no hay que pasarse de apretar, claro, porque corres el riesgo de dañar el interior del cañón.
El colimador óptico de Norconia viene con estas varillas.

Francisco Marín Pacheco

21, Octubre 2011 21:47:54

Yo tengo el colimador Imperator, y va bien salvo el problema reseñado de las varillas.

Como he colimado solamente el calibre 22, pues me ha sucedido lo que te comente de la estabilidad del colimador en la boca del cañon.

Con maña, se solventa. Luego es muy facil colimar.

Un saludo compañero.

Santiago Fernández Cascante

21, Octubre 2011 14:48:54

Hola Buen tirador:
Es cierto que los viejos colimadores con las varillas que muestro en la foto del artículo se sujetan mal para calibres pequeños. Por eso precisamente especifico que "Los modernos colimadores de este tipo incorporan adaptadores que se ajustan al interior del cañón mejor y más firmemente".
El único problema que tengo está en la varilla del 22 y lo soluciono estirando el muelle de presión para que se ajuste mejor al interior del cañón. Es que si no se sujeta bien, además de resultar imposible que se mantenga vertical, cada vez que lo pongas dará una medida distinta.
Además de eso, procura trabajar apoyando el rifle sobre una mesa.
Con las 7 mm en adelante no tengo problemas, pero sí es cierto que la varilla del 22 viene bastante mal calibrada, al menos en el mío y es la única problemática del conjunto. De hecho estoy pensando encargar una nueva a algún tornero.
Algunos nuevos modelos de colimador óptico disponen de un mejor sistema de fijación

Francisco Marín Pacheco

21, Octubre 2011 06:59:30

Hola compañero. Una pregunta. Como consigues que el colimador optico no se mueva en la punta del cañon. O es que yo utilizo una varilla inadecuada (mas pequeña) o que no se utilizarlo.
Cuando coloco el colimador en la boca del rifle, este se me mueve y por lo tanto me da problemas a la hora de que cumpla su cometido.
Como la parte superior del mismo, pesa mas, pues tiende a moverse e incluso da la vuelta y se coloca en la parte inferior del cañon.

Como lo solucionas tu.

Buen articulo.

Un saludo compañero

Santiago Fernández Cascante

18, Octubre 2011 17:37:20

A ver si quedamos en el polígono de Caspe en otra igual o parecida (mejor, va a ser difícil) y nos reímos un rato, intercambiamos experiencias, comemos, rompemos unos platos y tal.
Si fuera así, hago un reportaje y lo cuelgo en este blog.

jose antonio

18, Octubre 2011 17:10:39

muy buen articulo si señor

Ricardo Peñalver García

18, Octubre 2011 16:54:11

Yo hasta que no utilicé el tuyo no me di cuenta de lo útil y práctico y que es este cacharrito. Lástima no haberlo probado antes de comprarme mis dos colimadores laser :-(

En fin, siempre podremos utilizar el tuyo en alguna quedada que otra ;-)

Últimos post Noticias por clasificar


7934 6
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Más armas, menos homicidios

10283 11
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Mujeres cazadoras

4022 0
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

La tirada de standard del 22 de junio