Un lance con arma de avancarga un tanto peculiar..

Publicado en Noticias por clasificar. Por Redacción Armas
95338

 yo no siempre llevo a las batidas de jabalí un rifle de avancarga, a muchas de ellas llevo una escopeta semiautomatica,  aunque disfruto mas si llevo un Hawken CL 50  o un Tracker.

Este día me llevé un Hawken del 50 y como proyectiles las balas esféricas del 495 con su calepino.

Los compañeros montaron su numerito con el cachondeo sobre el rifle que llevaba que.. ¿que iba a matar con aquella anticuaya....etc.?.  Estuve en dos puestos diferentes  y en ninguno de los dos vi nada,, pero casi al finalizar la jornada escuché tres disparos...  en el sonido de estos se dejaba notar fácilmente que no eran de escopeta. Como estaba  próxima a finalizar la batida abandoné mi puesto y me dirigí al lugar de donde provenían los disparos. AL llegar a un carril que cruza una parte del monte que termina en un prado, (que suele ser muy visitado por excursionistas),  vi que había compañeros de montería y algunas personas y niños que al parecer habían venido de excursión a dicho prado, ( eso pasaba hace años,  hoy está prohibido que nadie circule por los carriles cuando se está llevando a cabo una batida), tal era así que me acerqué y pude ver que un maestro de escuela, (muy amigo mio), y aficionado a las monterías,   había abatido un gran navajero de unos 120 Kilos de peso con un rifle Remigton semiautomático CL 30-06 y mira telescópica desde el cerro de enfrente,  los tres disparos del rifle los colocó perfectamente en el codillo del bicho,  le disparó parado por que los perros de la reala lo tenían sujeto y acosado,  el marrano estaba sentado y dando trompadas a los perros que lo tenían totalmente acorralado.

Lo cierto es que los perreros y mi amigo el maestro habían montado una discusión por que uno de los perros había resultado muerto con el cuello abierto y la yugular seccionada, el maestro decía que aquello lo había hecho el güarro,  y los perreros decían que aquella herida era de una bala del rifle que había alcanzado al perro posiblemente a la salida por el otro costado del marrano después de haberlo pasado.....lo cierto era que la herida fue mortal y poco se podía hacer ya por el pobre perro.

Todo este altercado y el jabalí abatido estaba siendo visto por personas ajenas a la montería, (niños incluidos), que seguro se lo estaban pasando bomba.

Estando en esta discusión todos hechos un corro alrededor  del  cochino y el perro,   los perreros que seguían con la batida en la parte alta del cerro,   empezaron a dar la voz de alarma,   que los perros había levantado otro cochino y que venia hacia abajo en dirección a donde nos encontrábamos....(niños incluidos), inmediatamente los niños fueron puestos a correr  carril adelante en dirección al prado, y las demás personas ajenas a la montería con ellos, los cazadores que nos encontrábamos allí nos colocamos al otro lado del carril,  ya que según la dirección que traía el cochino levantado por los perros asomaría por un balate o ladera a muy pocos metros de donde estábamos...a unos 4  metros que sería el ancho del carril.

Nos encontrábamos allí  el maestro con su rifle con la mira puesta,  que poco podía hacer,   ya que el marrano venia como un tiro delante de los perros,  había dos escopetas y un servidor con el Hawken del 50 cargado con 100 Grains de pólvora y una bola del 495 con calepino, uno de los escopeteros se escondió detrás del tronco de un pino..... lo digo por que lo vi yo con mis propios ojos....que se le va a hacer, al hombre le dio miedo.....hay que reconocer que la cosa pintaba mal....los niños corriendo el carril adelante, muy poco espacio para asegurar el disparo y sin saber por donde asomaría el bicho.....¿y si asomaba directo hacia uno de nosotros?.....bueno, la verdad es que  entiendo al que se escondió tras el tronco...posiblemente el era el mas inteligente de los que allí no encontrábamos.

A los pocos segundos el marrano asomó como una exhalación balate abajo un poco desviado hacia mi izquierda,   el escopetero que quedó a mi lado estaba a la parte de arriba de donde yo estaba  a mi derecha, mi amigo el maestro estaba a mi izquierda,  pero el no hizo ni por encarase el rifle, todo fue en décimas de segundo.....me encaré el rifle y... para hacer honor a la verdad,  disparé al "tenazon",  yo no vi ni alza ni punto de mira...puse el cañón de rifle en dirección al hocico del bicho y apreté el disparador,  sonó un gran estruendo del disparo y el marrano que bajaba a todo tren se le doblaron la patas delanteras y clavó el hocico en la embarrada cuneta del carril dando una voltereta quedando con la panza hacia arriba para después doblar sobre un costado y morir casi en el acto......yo no me podía creer que hubiera sido yo el que había abatido aquel marrano de aquella forma,   pero... yo le había disparado,  de manera que tenía que haber sido yo, en ese momento el escopetero que tenía a mi derecha me dice.... vaya tiro que le he pegado....le miré y le pregunté ¿ tu le has disparado?, me dice,  claro que si,  y me enseñó el cartucho vacío del disparo, en aquel momento pensé....pues este será el que lo ha matado...entonces me dice.... le he disparado con postas y le tiene que haber dado de lleno por que no se ha movido...yo le dije... pues yo le  he  disparado con bala....y me dice... si pero con ese trasto es difícil que le hayas dado....de todas formas cuando lo desollemos se verá donde tiene el disparo y si han sido las postas o la bala.

Mi amigo el maestro dijo... menos mal que lo habéis matado,  por que,  no se lo que hubiera ocurrido si el bicho toma el carril en dirección a los niños,  (que todavía estaban corriendo carril adelante)....la verdad es que no le faltaba razón.

Cuando se desolló el marrano este presentaba el impacto de una posta  en la parte superior del lomo,  que poco daño le había hecho..fue casi un roce, al compañero de la escopeta el tiro se le fue alto,  pero si que presentaba un agujero de bala con terribles resultados a la altura del corazón habiéndole destrozado este.....no cabía la menor duda que el disparo del Hawken había hecho su trabajo con creces.

El cochino pesó 80 Kilos.

Saludos.

 

 

 

 

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Tony Montana

07, Septiembre 2011 17:16:13

Muy buen relato Artesano, has conseguido transmitirme toda la emoción que a buen seguro sentiste en ese inolvidable momento. Gracias por compartirlo con todos nosotros. Por cierto, ¿no tendrás una foto de ese marrano de 80 kilos?

Un saludo.

Últimos post Noticias por clasificar


7936 6
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Más armas, menos homicidios

10285 11
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Mujeres cazadoras

4026 0
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

La tirada de standard del 22 de junio