• Estás aquí:
  • Accesorios
  • Como identificar que funda de porte oculto es la tuya.

Como identificar que funda de porte oculto es la tuya.

Publicado en Accesorios. Por Redacción Armas
4822
fundas de porte oculto

Puedes votar:

  • 3 votos, 5,00 sobre 5

El transporte oculto es posiblemente la mejor manera de defenderse en un encuentro violento. Sobre todo, en el caso de un civil, donde los segundos cuentan y la policía puede que esté a varios minutos de distancia en el mejor de los casos. De todos es conocido que un arma corta es un elemento igualador de fuerzas ante atacantes emboscados, más poderosos físicamente o en mayor número. En España hay en la actualidad menos de 8.000 civiles autorizados a portar un arma para la autodefensa.


Por otra parte, hay muchos policías o personal de diferentes agencias, que necesitan pasar desapercibidos al máximo durante el desempeño de sus investigaciones o misiones, siendo una funda de porte oculto una manera de evitar ser identificados. Además, muchos de ellos optan por llevar un arma personal fuera de servicio, dadas las circunstancias de terrorismo yihadista y delincuencia que sufre Europa.


Además, es conveniente aclarar que este tipo de porte condiciona el tipo de arma, no es lógico ni habitual intentar llevar de esta forma, por ejemplo, una 1911 de 5”. Las armas cortas preferidas en este ámbito suelen ser en su mayoría, subcompactas y pistolas de bolsillo. Aunque hay modelos compactos, que por su grosor fundamentalmente, son susceptibles de utilizar este tipo de fundas.


Sin embargo, una de las primeras preguntas sobre el transporte oculto es ¿qué tipo de funda debo utilizar? Vamos a ver las diferentes posibilidades de porte oculto que existen, donde menos hincapié haremos es en las fundas de paisano exteriores, de las que ya hemos hecho recientemente algún reportaje. Hablaremos de las que en el argot policial se denominan interiores y aquellas que resultan algo atípicas al menos en nuestro país. Segmentaremos el artículo en su forma de porte y utilizaremos preferentemente y a modo de ejemplo alguno de los modelos que es posible encontrar en nuestro país.

Aclarando términos


Antes de empezar vamos a aclarar términos y conceptos, utilizando terminología española y anglosajona. Esto último porque hay muchas marcas que, en el nombre de su modelo de funda, se incluye un acrónimo en inglés que identifica la forma de porte de este accesorio. Algo que será de utilidad a muchos usuarios, sobre todo a la hora de moverse por los catálogos de algunos fabricantes.


OWB – Outside Waist Band, podríamos traducirlo como “por fuera de la cintura”. Es lo que nosotros denominamos fundas de servicio oculto.


IWB – Inside Waist Band, lo traduciríamos como “por dentro de la cintura”. Son aquellas fundas que se llevan entre la cintura interior del pantalón, falda, etc. y nuestro cuerpo, es decir las llamadas fundas interiores.


AIWB – Apendix Inside Waist Band, algo más complicado de traducir “por dentro de la cintura situada a la altura del apéndice”. Son una variante de las anteriores, se llevan por dentro de la cintura del pantalón, falda, etc. y el cuerpo, pero en este caso el arma está localizada a la altura del apéndice de nuestra anatomía.


Funda Sobaquera – Posiblemente la forma más “exótico” de porte en la actualidad, aunque fuese muy popular en los 70s y 80s. Mediante un arnés la pistola queda suspendida debajo de la axila.


Funda Tobillera – Otra forma de porte del arma es llevarla en una funda de tobillo, aunque no es habitual que se trate de nuestra pistola “principal”, sino de una pequeña pistola o revolver de “backup” o segunda arma.


Funda de sujetador – Una forma de porte exclusivo para mujeres y restringido para su uso con pistolas de bolsillo o micropistolas.


Funda de bolsillo – Es la forma más simple y segura de llevar un arma en el bolsillo, estas fundas gracias a que mantienen el arma siempre en la misma posición permiten una extracción rápida de la misma.


Fundas exteriores disimuladas – Son aquellas formas de porte que no van directamente pegadas al cuerpo y que aprovechan su semejanza con accesorios de uso cotidiano para mantener el arma oculta: mariconeras, bolsos, riñoneras, etc. Todos los métodos tienen ventajas e inconvenientes y deben recomendarse en función de lo que su entorno le permita. Factores como el  clima, la vestimenta y la accesibilidad dictarán el mejor método para cada usuario. A continuación, analizaremos cada una de ellas, con sus ventajas e inconvenientes.


OWB – Funda de Servicio Oculto

Por fuera de la cintura, es sin duda una de las formas más cómodas de llevar un arma corta. Utilizando un buen cinturón y funda para transportar el peso de la pistola fuera de los pantalones, permite menos tensión contra su cuerpo y más maniobrabilidad a la hora de acceder al arma. Además, las fundas OWB permiten llevar casi cualquier tamaño de pistola, ya que no hay problemas para extraer pistolas de armazón grande.


El principal inconveniente de las OWB, es la necesidad constante de ocultar la funda y el arma con algún tipo de prenda. Durante los meses más fríos, es relativamente fácil, mediante sudaderas y chaquetas. Sin embargo, en zonas calurosas como puede ser el sur de España, ocultar una OWB puede ser muy difícil, ya que una camiseta amplia es la única opción cómoda, especialmente en el verano. Otra es el empleo de una sahariana o chaleco de fotógrafo ligero, que permite un acceso muy rápido al arma.


IWB – Funda interna

Este es sin duda, desde mi punto de vista, la mejor forma de transportar y ocultar un arma, siempre que sea de un tamaño compacto o menor. Utiliza la cintura de los pantalones para no solo sostener la pistola contra el cuerpo, sino permitir además que los pantalones oculten parte del arma. Esto significa que las personas que viven en climas áridos pueden ocultar fácilmente su pistola con solo una camiseta, que no tiene que ser excesivamente holgada, lógicamente aquí también entrará en juego la morfología del individuo.


Lo que preocupa a la mayoría de las personas que utilizan las fundas IWB es que puede ser muy incómodo, especialmente si planeas llevarla todo el día. Además, a muchos les preocupa la posibilidad de dispararse a sí mismos. Sin embargo, ambos aspectos pueden mitigarse eligiendo la funda adecuada, la posición de transporte y asegurando que el disparador queda convenientemente cubierto. En cualquier caso, para ganar seguridad con nuestra arma y funda, no hay nada mejor que entrenar con ellas, incluido el entrenamiento en seco.

AIWB – Funda interna a la altura del apéndice


Este posiblemente, sea el método de ocultación más controvertido de todos, por la posición del arma. Al igual que en el caso anterior, muchos usuarios están preocupados por la posibilidad de dispararse un tiro en la arteria femoral. Dada la especial ubicación de la pistola en este tipo de fundas, a la altura del apéndice.


Hay división de opiniones con este tipo de fundas, algunos la demonizan y otros expertos valoran muy positivamente esta posición, como una de las formas más convenientes de llevar el arma. Algunas configuraciones tendrán la funda y un portacargador combinados en un solo equipo, para permitirle llevar todo y que sea fácilmente accesible. Desde una posición sentada, AIWB que es una posición de transporte a las 12 o 1 en punto, puede ser más cómodo que IWB en la posición de las 3 o 4 en punto, especialmente si está sentado durante períodos prolongados.


También puede ser más rápido en la extracción, ya que la tendencia natural de los brazos es descansar más cerca de los muslos que los lados del cuerpo. Esto significa que las manos están inherentemente más cerca del arma de fuego, lo que le permite una extracción más rápida. Además, es más conveniente que los brazos se muevan en un eje vertical como lo haría en el porte AIWB, que en lugar de detrás en el transporte en la cadera.


Finalmente, al igual que en el caso anterior, las preocupaciones sobre los peligros, de llevar un arma en este tipo de funda, pueden atenuarse fácilmente. Por ejemplo, una funda de KYDEX de calidad que cubra completamente el guardamonte del gatillo proporciona gran seguridad y evita que la ropa se enrede en la funda, evitando problemas.


Funda sobaquera


Otro método de transporte oculto para discutir es usar una funda debajo de la axila, popularmente conocida como sobaquera. Desde luego si te gusta revivir los años 80s esta es tu funda. Ahora bien, en lo positivo, decir que es una forma muy cómoda de llevar el arma y la más cómoda si vamos a pasar la mayor parte del día sentados. Se tiene un buen acceso al arma y el peso de la misma se distribuirá incluso en ambos hombros.


Los inconvenientes son dos, el más importante sin duda es el de la seguridad especialmente durante la extracción, ya que el arma en algún momento apuntará a otros y a nosotros mismos. Por otra parte, una preocupación importante, es tener siempre una prenda de cubierta para ocultar la pistola.

Fundas exteriores disimuladas


Personalmente no aconsejo este tipo de fundas, por seguridad el arma debe ir pegada al cuerpo de una forma u otra, así la posibilidad de extravío es mínima. Además, la extracción es más lenta y complicada, por ejemplo, igual es necesario abrir una cremallera o unos corchetes para poder acceder a la pistola. En cualquier caso, este tipo de fundas son un mundo, con muchas posibilidades diferentes, donde habría que evaluar cada caso.


¿Cómo usar una funda IWB?


Cuando usemos una funda IWB, primero debemos considerar en qué posición la usaremos. En la actualidad la funda más usada es la IWB en posiciones 3 o 4 en punto. Le sigue la AIWB que se está volviendo muy popular rápidamente.


Complementariamente a estas fundas y de cara a obtener el mejor resultado, debemos considerar es un buen cinturón para nuestra funda. Un cinturón grueso y de calidad no solo mantendrá la funda exactamente donde lo deseamos. Además, mantendrá la pistola contra su cuerpo para mayor retención y ocultación.


El siguiente aspecto es la ropa emplear para ayudar en la ocultación, de nada sirve una buena funda si lo estropeamos por ejemplo con una camiseta que muestra el contorno de la culata. Las camisas más holgadas, independientemente de si se trata de una camiseta hawaiana o estándar, ayudarán a evitar mostrar el contorno de su pistola o deje entrever la forma. Las camisetas deberán ser al menos holgadas en la parte inferior. Si le gusta usar camisetas esto ayudará a evitar la “impresión”.

La siguiente pieza que podría ayudar en la ocultación es encontrar una funda que tenga una “garra o cuña de ocultación” o alguna genérica. Es un dispositivo de kydex o plástico, que dependiendo del modelo se coloca en diferentes partes de la funda, y empuja la culata del arma contra el cuerpo reduciendo la impresión sobre la ropa.


Finalmente, aunque tal vez sea lo principal, es elegir una pistola que se oculte fácilmente como hemos dicho en la introducción personalmente me decantaría por un modelo subcompacto de cargador monohilera, que son las que suelen ser los modelos más estrechos. Estos tipos de armas de fuego tendrán una “huella” más pequeña, serán más cómodos de usar durante largos períodos de tiempo y no imprimirán tanto.

Cuero vs KYDEX en fundas IWB

A pesar de la ergonomía de este tipo de fundas, el porte en la cintura puede resultar incómodo. La elección del material es también importante. Las técnicas de suavizado de cuero son de sobra conocidas, lo que permite que más compañías produzcan fundas mejores y más flexibles. Tener una funda que se sienta bien contra su cuerpo es una de las razones principales por las que muchas personas continúan comprando fundas de cuero.


Sin embargo, las fundas de cuero presentan algunos fallos desde mi punto de vista. Primero, las fundas de cuero no tienen mucha retención y cuando comienzan a romperse o desgastarse, se aflojan. Las fundas de cuero vuelto, tiende a agarrar la ropa o permite que una camisa se pegue dentro de una funda, lo que hace que el enfundado pueda ser precario. Aunque posiblemente su aspecto más problemático sea la deformación, por sudor, de la boca de la funda. Esto hace que al enfundarla pueda engancharse al disparador, produciendo una descarga accidental. Es por ello que, personalmente me decanto por materiales sintéticos rígidos, como el KYDEX u otros polímeros que mantienen la forma de la funda a pesar del trato más duro y cualquiera que sea el ambiente.

Resumen


Como hemos visto durante el artículo, las posibilidades de porte oculto de un arma corta son muy diversas. Hemos tratado de ilustrar de forma genérica los pros y contras de cada tipo de funda, para que cada usuario decida cual es la que se adapta mejor a su casuística de trabajo o forma de vida. En cualquier caso, como hemos visto, el porte oculto no es solo funda, sino una ecuación más compleja donde al menos intervienen: morfología del usuario, modo de vida, modelo de pistola, accesorios y materiales.


Agradecimiento


Agradecemos Blackrecon, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.blackrecon.com

También puedes encontrarlo en las mejores armerías o en la tienda online Blackrecon a traves del siguiente enlace:

Fundas porte oculto

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Accesorios


4822 0
7092 0