• Estás aquí:
  • Accesorios
  • Prensa de recarga Lee Pro 1000

Prensa de recarga Lee Pro 1000

Publicado en Accesorios. Por Daniel Álvarez
5464
La prensa de recarga progresiva Lee Pro 100 es una buena opción para los que vienen de las monoestación.

Puedes votar:

  • 3 votos, 5,00 sobre 5

La prensa progresiva de iniciación

En el competido mundo de las prensas progresivas de recarga, la Lee Pro 1000, fundamentalmente encuentra su nicho de mercado, por su económico precio, entre los que se inician en esta modalidad. Suele ser el paso natural de aquellos que han aprendido con una monoestación y por necesidad de volumen de munición, se adentran en el mundo de las prensas progresivas. Por poco más de 250 €, es posible hacerse con un equipo completo, incluyendo sus accesorios y un conjunto de “dies” de un calibre.

Son por ejemplo los tiradores de IPSC, grandes consumidores de munición, quienes suelen comprar una progresiva en cuanto comienzan a practicar la modalidad. La necesidad de consumo de munición, de estos deportistas, se cifra en cientos de cartuchos mensuales. Teniendo en cuenta, que el costo de la misma se reduce como mínimo a la mitad, este dispositivo es amortizado muy rápidamente.

Quiero señalar que las diferentes configuraciones “llave en mano”, que podemos encontrar en algunas armerías, incluyen un calibre de arma corta a elegir. Esto es porque, aunque teóricamente podríamos recargar calibres de rifle, no es lo más adecuado. Los cartuchos de arma larga requieren de un tratamiento mucho más cuidado y preciso, por lo que en su recarga se emplea una prensa monoestación.

 

Características

La Lee Pro 1000 es una prensa de recarga progresiva que viene ensamblada de forma básica y lista para funcionar, es una solución que prácticamente está lista para funcionar según sale de la caja. Como decíamos en la introducción, es la prensa progresiva menos costosa que podemos comprar, de entre el resto de posibilidades que nos ofrecen otros fabricantes.

Para llegar a este ajustado precio, se tuvieron que hacer algunas concesiones en su diseño, que hace que presente algunas pequeñas limitaciones. Sobre todo, si la comparamos con otras del mismo segmento, nos encontraremos con modelos que la duplican y triplican en precio. Con esto quiero mostrar que el diferencial de precio es sustancialmente alto.

Para conocer sus fortalezas y debilidades, vamos a esquematizarlas en dos secciones de PROS y CONTRAS que nos darán una idea de sus capacidades.

 

 

Le prensa Lee Pro 1000 viene premontada.

PROS

Asequible y fácil de montar: la Lee Pro 1000 es la prensa progresiva más asequible del mercado. Para hacernos una idea de su facilidad de puesta en marcha, baste decir que solo tendremos que configurar el die que determina la profundidad de asiento del proyectil en la vaina.

Robusta: A pesar del uso profuso del aluminio en combinación con el acero, la prensa es robusta y es capaz de aguantar el trato más duro, como puede ser el de un recargador novel.

Tamaño: la Lee Pro 1000 es una de las prensas progresivas más pequeñas del mercado, tanto en anchura como en altura. Teniendo en cuenta, las limitaciones actuales de espacio en las casas modernas, es sin duda un activo muy importante. Por esto mismo, resulta fácilmente ocultable bajo una pequeña estructura de madera o un armario, con el fin de mantenerla alejada de miradas indiscretas o de los niños de la casa.

Alimentador de vainas: el alimentador de vainas suele ser un extra habitual en otros fabricantes, en esta prensa viene incluido de serie. Para los usuarios más noveles, es una facilidad más que agradecerán especialmente y que viene incluido en su precio.

Cambios de calibre: Si poseemos varias armas en diferentes calibres, tenemos la posibilidad también de recargarlos fácilmente. Al igual que en otras prensas de mayor precio, podemos cambiar los dies rápidamente comprando torretas adicionales. Alguno de nuestros lectores pensará que la torreta puede usarse la misma y así es, pero eso implicará recalcular la altura a la que deben ir los dies. Existe una solución intermedia, que emplea Hornady, consistente en unos casquillos que mantienen regulada la altura de los mismos. Los dies se enfundan en esos casquillos y bastará darles medio giro para colocarlos en la prensa.

Dispensador de pólvora: este proporciona la medida de pólvora seleccionada de forma correcta, aunque como en otros dispensadores de otras marcas, su exactitud está condicionada por la granulometría de la misma. Las pólvoras muy “finas” siempre presentan problemas de dosificación. Desde luego la relación calidad precio es muy correcta. Es de agradecer que, durante el ciclo de carga del propelente, si no hay una vaina presente en la posición de llenado, esta no se producirá.

 

CONTRAS

Alimentador de vainas: No se trata de un sistema de tolva, sino de dos tubos de polímero verticales que utilizan un dispositivo de intercalación entre ellos, para alimentar el proceso desde uno u otro. El sistema de intercalación a veces produce errores en la alimentación, por lo que es recomendable utilizar la alimentación desde uno solo. Esto tiene como consecuencia que tendremos que cargar con más frecuencia vainas y nos ralentizará un poco.

En cualquier caso, quiero señalar que los fallos de alimentación también se dan en prensas más caras. A veces, en calibres pequeños, las vainas pueden cruzarse en el interior del tubo ligeramente e interrumpir el ciclo de alimentación. Sobre todo, si el tubo no está perfectamente vertical.

Alimentador de pistones: Es bastante ingenioso y muy fácil de recargar, pero presenta a veces problemas a la hora de alimentar los pistones cuando quedan pocos en la tolva. Ya que el tobogán por el que deslizan pierde pendiente al final y salvo presión ejercida por los pistones de la tolva, pueden producirse interrupciones. Caben dos soluciones, modificar la pendiente del tobogán o previamente empistonar de forma manual las vainas a recargar, con un empistonador manual. Con respecto al sistema de empistonado, señalar como dato positivo que los pistones son alimentados solo si la vaina está presente.

Plato de recarga: Tiene un sistema de tope o detención del plato, mediante bola y muelle, un tanto violento. De tal manera que cuando la vaina está cargada con mucha pólvora, puede llegar a producir algún pequeño derrame de algunas “escamas”.

 

RESUMEN

La Lee Pro 1000 es una prensa de recarga progresiva que yo me atrevería a calificar de iniciación. Es el paso natural para aquellos que hayan adquirido los fundamentos con una prensa monoestación y necesiten un mayor volumen de producción de cartuchos. Como hemos visto durante el artículo tiene algunas características mejorables, pero en conjunto es una prensa con una buena relación calidad precio que cumple con su propósito.

 

Agradecimiento

Agradecemos a BLACKRECON, distribuidor de los productos LEE de recarga, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.blackrecon.com

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Accesorios


7558 0
Accesorios
  • (4 Votos)

Gafas de protección Wiley X

5548 0
7464 0