Análisis de la mina M18A1 Claymore

Publicado en Armas militares.
11630
Mina M18A1 Claymore

Puedes votar:

  • 10 votos, 4.80 sobre 5

Historia de la Mina claymore, la mina norteamericana antipersona

Seguro que muchos de nuestros lectores rememoran inmediatamente alguna película al oír el nombre de la mina Claymore de tipo antipersona. Una de las más recientes, que permanece en nuestra retina, seguramente sea la última entrega de la saga “Rambo” en 2008. Pero la fama de esta mina data de mucho antes, de los años 50s, cuando fue creada y empezó a ser utilizada en la Guerra de Vietnam. Durante este conflicto, se utilizó con gran intensidad y eficacia para repeler ataques del Viet Cong o para tender emboscadas, como elemento iniciador de estas últimas. Esta arma explosiva ha sido copiada a lo largo de estos años por aliados y enemigos del país donde se inventó, permaneciendo la original aún en servicio.

 

Efecto Misznay-Schardin en la mina Claymore

 

Empecemos por un poco de fundamentos técnicos para comprender el principio de funcionamiento de la mina Claymore. Esta se basa en el efecto Misznay-Schardin o efecto de plato, descubierto por los investigadores húngaro József Misznay y el alemán Hubert Schardin. Este principio dice que un explosivo colocado en forma de lámina, se expande de forma perpendicular a su superficie, en lugar de hacerlo de forma esférica. Si además este es colocado delante de una superficie pesada, como puede ser una placa de acero, podremos dirigir la mayor parte de su energía de forma frontal. Siendo significativamente menor el peligro que genera detrás de la misma.

Este efecto que fue investigado por estos científicos a finales de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual desarrollaron diferentes y prometedores prototipos, específicamente minas antitanque y antipersona destinadas a trincheras. Pero el fin del conflicto haría que ambos investigadores abandonasen sus estudios.

 

Antecedentes y orígenes de la mina Claymore

 

El diseño fue obra de Norman A. Macleod, este veterano de la Guerra del Pacífico, durante la Segunda Guerra Mundial, se sirvió de sus experiencias en combate para diseñar un revulsivo a las cargas “banzai” de los japoneses. Estas consistían en oleadas humanas suicidas, que al grito de “Tenno Heika Banzai” (larga vida al emperador), se abalanzaban sobre las posiciones norteamericanas. Además, pretendía dar solución a las numerosas emboscadas en la jungla que aprovechando la noche les tendían los soldados nipones.

Además, posteriormente durante la Guerra de Corea (1950 – 1953), es donde se volvería a ver esta técnica de ataque masivo de oleadas de soldados sobre posiciones norteamericanas, en este caso por parte de tropas chinas. Las minas tradicionales se mostraron efectivas, pero eran lentas de desplegar, por lo que las tropas demandaron algo más rápido y sencillo. Esto impulsó definitivamente la investigación de nuevos artefactos explosivos. Siendo el primero en aparecer la mina canadiense “Phoenix”, una mina que proyectaba pequeños cubos metálicos, pero que era excesivamente pesada, difícil de manipular y de relativamente corto alcance.

No se sabe hasta qué punto Macleod estuvo influenciado por el modelo canadiense. Aunque lo que sí es cierto, es que él pensó en términos de una “escopeta gigante” llena de postas, que fuese capaz de cubrir una extensa área abatiendo numerosos enemigos. Ya que incluso el fuego de armas automáticas, a veces se mostraba ineficaz para romper este tipo de ataques masivos. Fue con estos antecedentes, con los que Macleod, crearía su propia empresa, la Explosive Research Corporation, donde empezaría dar forma a su idea y se acercaría a la Infantería de Marina estadounidense con un prototipo denominado inicialmente T-48. La marina reconoció la genialidad de la idea y puso a su disposición los medios necesarios para evolucionar rápidamente el prototipo, naciendo de esta manera la M18.

Sería en 1956 cuando solicitaría la pertinente patente, la cual le fue concedida en 1961. Este inventor haciendo honor a su origen escocés, como su apellido le delata, denominaría a su invento arma de fragmentación antipersona Claymore. Haciendo referencia a las antiguas y enormes espadas de combate escocesas, que blandiéndose a dos manos eran capaces de barrer grupos de atacantes.

 

 

Características generales de la Mina M18A1 Claymore 

 

De acuerdo a lo explicado en el apartado anterior, es fácil deducir que lo que hizo diferente a esta mina, frente a las desarrolladas hasta ese momento, era la dirección de proyección de la metralla y carga explosiva de la mina Claymore, además de su modo de activación. Hasta entonces se trataba de minas enterradas que proyectaban la explosión hacia arriba al activarlas el objetivo cuando pasaba sobre las mismas, mediante diferentes mecanismos. Con la Claymore el operador podía apuntar hacia determinada dirección, usando una rudimentaria mira colocada en la parte superior del armazón de la misma. Con respecto a su detonación,esta era eléctrica, mediante un cable a distancia.

Exteriormente las Claymore M18 originales estuvieron hechas de un cuerpo plástico ligeramente curvado de color verde oliva. En la parte frontal de la misma todavía NO figuraba la leyenda “Front Toward Enemy” (de frente al enemigo). Este armazón contenía 0,750 libras (0,340 kg) de explosivo plástico C3 (precursor del C4) y varios cientos de cubos de acero de 0,25” (6,35 mm) dispuestas sobre el mismo, que constituían la carga de fragmentación. En total, la mina pesaba alrededor de 1.1 Kg.

La mina Claymore se podía colocar de varias formas, siendo las más populares, anclándose al suelo mediante tres patillas plegables, las de los extremos en forma de tijera, o usando las lengüetas traseras de tela para colocarla mediante una amarra, por ejemplo, alrededor de un árbol. Este artefacto explosivo proyectaba un cono frontal en forma de enjambre de pequeños cubiletes con una altura de dos metros, un alcance mortal de 30 metros y una amplitud o abanico de otros 30 metros. Aun así, decir que los fragmentos de la misma permanecían con peligro hasta los 200 m.

 

 

La evolución de la mina M18A1 Claymore

 

Después de una corta producción de 10.000 unidades de la mina M18, se reportarían ciertos problemas de fiabilidad en su uso por la tropa en Vietnam. Esto motivó una revisión del diseño de la misma con características mejoradas, que cristalizaría en un nuevo modelo denominado M18A1 Claymore, desarrollado por la compañía Aerojet. Los nuevos requisitos de alcance y potencia para la nueva mina, descritos en el pliego del ejército, fueron:

• Debía pesar menos de 3.5 libras (1.6 kilogramos)

• Debía lanzar suficientes fragmentos para que tuviese un alcance de 55 yardas (50 m) logrando una tasa de ataque del 100% en un objetivo de 1,3 pies cuadrados (0,12 m2) (superficie de hombre).

• Los fragmentos debían tener una velocidad de 4.000 pies (1.200 m/s), lo que proporciona 58 libras-libras (79 julios) de energía cinética entregada al objetivo.

•El área del fragmento no debía tener más de 8 pies (2.4 m) de altura y no más de 60 grados de ancho o apertura.

Esta variante se señalaría por una carcasa en dos segmentos, de una mezcla de poliestireno y fibra de vidrio, en el mismo color verde oliva y esta vez sí con la leyenda “Front Toward Enemy”. La forma es rectangular y curvada convexa en su parte frontal, en la dirección de proyección de la metralla. Esta curva fue reestudiada para optimizar el ángulo de proyección. Sus dimensiones son 8,5” (216 mm) de largo, 1,5” (38 mm) de grosor, 4,9” (124 mm) de altura y un peso de 3,5 lib (1,6 Kg). A diferencia de la M18 tiene solo dos patillas en forma de tijera, que lo mismo le permiten clavarse en tierra, que desplegarlas horizontalmente para una mayor estabilidad.

En su interior hay 700 rodamientos de acero, de 3,2 mm de diámetro y 0,68 g de peso, colocados en una matriz de fragmentación hecha de resina plástica. Los segmentos cilíndricos de la M18 habían demostrado sufrir daños considerables durante la explosión, mientras que las esferas de la nueva versión se deformaban de forma controlada en una suerte de proyectil. En la parte trasera y por tanto detrás del de la matriz de metralla, se encuentra la carga de explosivo plástico C4 (680 gramos), que es la que proyecta la metralla hacia afuera.

La detonación del C-4 arrastra la fragmentación hacia afuera, en un arco expansivo con una velocidad de aproximadamente 3.937 pies por segundo (1.200 m/s). El diseño del cuerpo de Claymore es tal que la dispersión de la fragmentación se mantiene en un abanico de 60 grados. La zona impactada tiene dos metros de altura y 50 metros de ancho, a una distancia de 50 metros del punto de detonación. Estos fragmentos son letales, en lo que se denomina área de exterminio, hasta 50 m, moderadamente efectivos hasta 100 m y pueden llegar a herir hasta los 250 m distancia. Este incremento en el área de letalidad, es una de las mejoras significativas de la mina M18A1 respecto al modelo M18 anterior.

Otra de sus características importantes y que la dotan de versatilidad en su uso, son sus sistemas de activación: controlado, no controlado y retardado. Al contrario que el primer modelo, que sólo era activable en modo controlado mediante un cable. La M18A1 Claymore en modo controlado se puede activar por cable o incluso vía radio. En forma descontrolada hay numerosos mecanismos que la pueden hacer estallar: el M142 Multipurpose Firing Device (Dispositivo de Disparo Multipropósito), el M5 Pressure Release Device (Dispositivo de Accionamiento por Presión), alambres trampa, activadores por contacto, sensores infrarrojos, sensores acústicos, sensores de vibración, etc., algunos de ellos prohibidos por la Convención de Ginebra. Finalmente, el modo retardado es mediante una cuenta atrás.

Aunque hemos visto las amplias posibilidades de detonación de la mina M18A1 Claymore, estás solo están disponibles para operadores altamente ecualificados. De forma estándar, la mina con sus accesorios, se suministra en una bandolera de transporte denominada M7 o "bolsa Claymore". Dentro de este conjunto se encuentra una bobina de cable eléctrico de 100 pies de longitud (30 m) y un dispositivo de disparo M57, denominado coloquialmente "clacker". Cada seis minas se proporciona un sistema de chequeo del dispositivo de disparo denominado circuito M40.

 

 

Usos de la mina Claymore

 

Un aspecto importante, a tener en cuenta al usar una mina de este tipo, es nuestra posición antes de detonarla, que debe ser a cubierto dentro de los 100 m del punto de detonación y nunca a menos de 16 m. Esta distancia se denomina área de peligro de mina Claymore, ya que la onda expansiva puede causar lesiones por conmoción cerebral en los operadores, incluso estando a cubierto. Lógicamente, la detonación de varias de estas minas simultáneamente tiene un efecto multiplicador asombroso. Durante una emboscada en Vietnam en la que se colocaron una docena de estas minas encadenadas y se las hizo estallar al mismo tiempo, un operador SEAL dijo textualmente:

 

“Las minas que estallaron sonaron como un ataque de aviones B-52s con bombas de 500 lb. Luego se desplegaron mis efectivos de la unidad de reconocimiento, cubriendo toda el área con una cortina de fuego de ametralladora. Cuando se detuvo el fuego, solo había polvo y un tipo de silencio que sonaba”.

 

Teniendo en cuenta lo anterior y conociendo los diferentes métodos de detonación, las posibilidades de uso son tan grandes como lo sea la imaginación del operador, tal vez por eso estos artefactos explosivos son tan valorados por el personal que tiene acceso a ellos. Dicho lo anterior, son tres los usos primordiales o más habituales de este tipo de minas: defensa de un área, uso en emboscadas y contraemboscadas.

 

Durante diferentes conflictos, se han utilizado en infinidad de ocasiones para crear un anillo de seguridad entorno a una posición. Además de como arma de emboscadas, uso como “booby traps”, para barrer un área donde se adentra el enemigo. En la Guerra de Vietnam era habitual colocarlas en ramas bajas, en lugar del suelo, para multiplicar su efecto. También son empleadas con éxito para romper emboscadas, por ejemplo, es muy fácil ir dejando minas temporizadas tras nosotros cuando somos perseguidos por el enemigo. Tan solo es necesario tirar de un fusible, para que este artefacto entre en modo de cuenta atrás, estallando al cabo de 30 segundos.

 

El futuro de la M18A1 Claymore

 

Una señal de su éxito es que la mina de tipo direccional más copiada del mundo, algo que debe fundamentalmente a su eficiencia y versatilidad. Tanto es así que incluso el Viet Cong, que sufriría especialmente su poder devastador, crearía su propia versión. La VC DH-10 era elaborada de forma artesanal en las galerías suberráneas de la jungla, donde se refugiaban los vietnamitas. Tenía un pie de diámetro (305 mm) y pesaba más de 30 libras (13,6 Kg), siendo su metralla varilla de acero recortada en segmentos. Estas características la hacían menos versátil que la mina Claymore, pero por el contrario era muy poderosa, con un rango efectivo de muerte de casi 200 m, pudiendo destruir todo tipo de vehículos, incluidos helicópteros.

Otros muchos países han desarrollado y usado minas como Claymore. Algunos ejemplos incluyen los antiguos modelos de la Unión Soviética MON-50, MON-90, MON-100, MON-200, así como MRUD (Serbia), MAPED F1 (Francia) y Mini MS-803 (Sudáfrica).

 

A fecha de la redacción de este artículo, la M18A1 Claymore continúa en producción y auguramos que lo seguirá siendo por bastante tiempo, al igual que sus equivalentes más recientes, la ruso MON-50 y la serbia MRUD. Una muestra de la buena salud de este tipo de minas direccionales, es que relativamente hace poco tiempo, se desarrolló una variante aún más pequeña producida por la compañía estadounidense Arms Tech Ltd., llamada Mini-More. Esta mina tiene un tercio del tamaño y el peso de su predecesora, estando actualmente en uso exclusivo de las Fuerzas Especiales.

 

Resumen del análisis de la mina M18A1 Claymore

 

La mina Claymore es una de esas armas que han sido capaces de superar a su propio tiempo, lleva desde los años 50s prestando servicio en el ejército norteamericano. Su versatilidad, potencia y sencillez de manejo (en su configuración básica) hace de ella un arma de tremenda eficacia. No hay mejor prueba que el hecho de que se siga usando en escenarios sumamente dispares, desde la Guerra de Vietnam hasta los conflictos de hoy en día. Pero es que además, ha sido copiada, tanto por aliados como enemigos.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Armas militares


11630 0
Armas militares
  • (10 Votos)

Análisis de la mina M18A1 Claymore

21176 1