Sauer S100 Pantera

Publicado en Arma larga. Por Daniel Álvarez
4698
Rifle Sauer s100 pantera general

Puedes votar:

  • 6 votos, 4,83 sobre 5

Calidad centroeuropea en 6,5 Creedmoor

De un tiempo a esta parte, las grandes marcas de rifles centro-europeas, han empezado a posicionarse en segmentos de mercado, que hasta hace poco les resultaban ajenos. De tal manera, que sin renunciar a su calidad, están ofreciendo gamas de entrada a la marca de precio relativamente económico. Rifles de cerrojo de elaborada factura y precisión SUBMOA, pero accesibles en precio a otra clientela.

Lógicamente el que un arma de fuego presente esos niveles de exactitud en los disparos, solo es posible si sus componentes y procesos de fabricación son de calidad. Es por ello, que las marcas consideradas de lujo, que tradicionalmente solo ofertaban rifles de alto precio, juegan con ventaja y han decidido diversificar su catálogo de productos incluyendo, muchas veces por primera vez, este tipo de armas.

Es en esa dinámica, donde se encuadra el rifle que analizamos en este artículo, el SAUER S100 Pantera. J. P. Sauer & Sohn es la marca de armas más antigua de Alemania, su fundación data de 1751 y en la mente de cualquier cazador esa marca evoca rifles de muy alta calidad y lujo centroeuropeo.

Los primeros modelos de la gama S100 fueron presentados en 2017 y en la actualidad están disponibles siete modelos diferentes. Estos rifles tienen diferentes variaciones en los precios, dependiendo del acabado y culata que empleen. Para nuestro análisis, hemos elegido la versión más táctica, el S100 Pantera que tiene un precio de catálogo de 2.320 euros.

Pasamos a evaluar en detalle las características del rifle, sometiéndolo además a nuestro habitual banco de pruebas.

Características generales

A primera vista se advierte que se trata de un modelo compacto, por su cañón de 20” (508 mm) y longitud total que es de 1010 mm. Al tenerlo en la mano, se siente rápidamente que es un rifle ligero y manejable, la báscula arrojó un peso de 3,58 Kg. Estas características hacen de él un arma polivalente, válido para la caza en la modalidad de recechos, uso táctico y por supuesto, tiro deportivo. Como veremos cuando nos adentremos en sus características técnicas, este modelo y especialmente en el calibre 6,5 Creedmoor, se postula como un buen candidato para la nueva modalidad deportiva de moda en España, las Precision Rifle Series (PRS), desde hace poco tiempo implantada en nuestro país.

La acción

Si algo caracteriza a las armas de los fabricantes norteamericanos, es la versatilidad que normalmente ofrecen a la hora de poderlas personalizar. Existe una especie de simbiosis entre la industria de accesorios creada alrededor de las mismas y los métodos de fabricación de las marcas, que facilitan la sustitución de componentes o la modificación de los mismos de forma más o menos fácil. Digo esto porque en algunos rifles europeos, incluidos los de otras gamas de la propia SAUER, suelen por ejemplo ensamblar los cañones sobre las acciones de forma casi permanente.

Para ello calientan la acción y embuten el cañón a presión, en SAUER este proceso se denomina “Heat-Lock”, de tal manera que queda acoplado prácticamente de forma fija. Haciendo imposible que, un armero dotado de un utillaje estándar, pueda realizar una sustitución de un cañón original. Esta es una operación que solo puede ser realizada por el fabricante.

Este no es el caso de los rifles de la gama SAUER S100, donde el fabricante centroeuropeo ha seguido el patrón más habitual norteamericano y ha roscado el cañón a la acción. Ahora bien, con el objeto de conseguir un “headspace” preciso, utiliza un anillo intermedio entre la base del cañón y la sección interna de la acción, donde se produce el acerrojado.

Por una parte, esta pieza ofrece un tope claro a la hora de roscar el cañón sobre la acción. Por otra, elimina la necesidad de un especialista en mecanizado del asiento de la cabeza del cerrojo, que asegure el “headspace”. Algo que como sabemos no solo es importante de cara a la precisión del rifle, sino que, si está mal ejecutado, puede comprometer su integridad estructural.

El empleo de estos anillos supone un tipo de fabricación más sofisticada y por tanto algo más costosa, por el contrario, proporcionan ahorro en el tiempo de montaje, la menor dependencia de artesanos especialistas y la reducción en la tasa de acciones desperdiciadas.

Otros aspectos interesantes a señalar en el caso de la acción, es que las perforaciones superiores para colocar un carril o sistema de base,s sigue el patrón de las del Remington 700. Este es un movimiento hábil, en tanto en cuanto, proporciona una ingente cantidad de posibilidades de montaje de la óptica, al tratarse de un estándar de facto en el mercado.

Mención destacada merece su sistema de encamado EVER REST, que aísla a la acción de la culata, asegurando la repetibilidad de las condiciones del disparo. Se trata de una reducida cama de aluminio, realmente hablamos de un pequeño cubo, que conecta con la acción en su parte anterior a través de un solo perno.

Finalmente quiero señalar, que la ventana de expulsión presenta el tamaño justo, para poder introducir cartuchos manualmente de forma cómoda, pero manteniendo toda la solidez estructural y sin comprometer la expulsión de las vainas percutidas.

El cerrojo

Refiriéndonos al cerrojo decir que la cabeza de este cuenta con tres tetones y que se acerroja a 60°. Lo que proporciona una elevada velocidad de ejecución, complementada por una inusitada suavidad del funcionamiento del mismo. Es muy significativo lo fluido que es en todo su recorrido, sin ningún parón o arrastre, una característica reconocida como marca de la casa. Un activo sin duda importante a la hora de repetir el disparo en caza o en competición deportiva, donde pueden darse múltiples objetivos simultáneamente o es necesario corregir impactos fallidos. Señalar también a este respecto, que la pera de la maneta está bien resuelta (en cuanto a forma y tamaño), invitando a acerrojar con rapidez, incluso con guantes.

El sistema para alimentar un cartucho en la recámara, se sirve de uno de estos tres grandes tetones de la cabeza del cerrojo. En la posición de desacerrojado, uno de los tetones queda en posición de las seis en punto, siendo este quien empuja desde atrás el culote del cartucho que le proporciona el cargador bifilar. El uso de un cargador bifilar con fiabilidad es posible frente a un monohilera, gracias precisamente a las generosas dimensiones de los tetones. Porque es capaz de alcanzar, tanto cartuchos que se le sirven por la derecha como por la izquierda. La consecuencia de todo ello, es que tenemos un sistema de alimentación sin interrupciones incluso en los calibres con vainas más estrechas.

El cerrojo tiene dos eyectores en su cabeza que garantiza la expulsión de las vainas percutidas

Algo que pudimos constatar durante la sesión de pruebas, es la energía con la que las vainas salían despedidas al retraer el cerrojo. Una vez examinada la cabeza del mismo, pudimos verificar que tiene una configuración de dos eyectores opuestos a la uña extractora. Esta última está situada en el tetón que queda a la vista, desde la ventana de expulsión, cuando desacerrojamos.

De esta forma, el fabricante alemán garantiza un ángulo idóneo de 90° para conseguir una expulsión limpia, constante y sin interrupciones. El tema del ángulo, puede parecer una nimiedad, pero si tenemos un visor colocado casi al ras de la acción, que por ejemplo posea una torreta de deriva sobredimensionada, pueden producirse atascos al golpear las vainas en dicha torreta, debido precisamente a que el ángulo no es el adecuado.

Seguridad

En relación con el cerrojo, referirnos al sistema de seguridad del arma que es de tres posiciones. Se trata de una palanca situada en el lado derecho de la acción, que se ayuda de un grafismo de dos puntos blancos y uno rojo, para señalar la posición exacta de este control. En la posición más adelantada, en el punto rojo, está la posición de fuego. En la intermedia, la de seguro que permite acerrojar pero no disparar. En la tercera y más retrasada, se bloquea el cerrojo y el disparador. Además, completa el sistema de seguridad, que el cerrojo en su parte trasera posee un avisador visual y táctil de armado de la aguja.

 

Se pueden observar las tres posiciones del seguro

El seguro de extracción del cerrojo posee una disposición clásica, está situado en el lateral izquierdo de la acción. También puede observarse, con el cerrojo cerrado y a través de la ventana expulsora, un orificio en la parte delantera. Se trata de un elemento de seguridad para la evacuación de gases, en el caso que se llegue a producir una sobrepresión por un cartucho defectuoso o una obstrucción del cañón. De esta manera se garantiza la integridad del arma y lo que es más importante, la del tirador.

El cargador

El diseño del cargador, completamente de polímero, responde a las características antes señaladas del sistema de alimentación, mediante el empuje del tetón inferior de la cabeza del cerrojo. Tiene un tamaño algo sobredimensionado porque utiliza una rampa plana que hace de guía a dicho tetón, para que su aproximación a la parte trasera del cargador sea centrada de forma precisa. En definitiva, se trata de asegurar una alimentación sin interrupciones.

Su configuración bifilar, le permite albergar cinco cartuchos estándar o cuatro de tipo magnum, todo ello sin que llegue a sobresalir un ápice del perfil inferior de la culata. Para su extracción, tiene por delante una hendidura circular que alberga el seguro de retenida. Un buen detalle este último, que cumple una doble función, por una parte, facilita su localización de manera táctil y por otra mantiene el “vientre” de la culata completamente plano, para poder aprovechar apoyos de oportunidad.

El cañón

Como cualquier tirador o cazador sabe, la calidad del cañón es uno de los elementos clave en la precisión de un arma de fuego. SAUER es uno de esos fabricantes que, gracias a su larga historia y experiencia, tienen una bien ganada reputación por sus cañones precisos. Este se fabrica, mediante la técnica de amartillado en frío, en el mismo sitio que los de las otras marcas pertenecientes al mismo grupo Luke /Ortmeier, concretamente Blaser y Mauser, toda una garantía.

 

Este es flotante, de grado match y de contorno denominado pesado, con un diámetro de 19 mm (0,75”) y una longitud de 508 mm (20”) para el caso de los calibres estándar y de 559 mm (22”) para los magnum. Para el cartucho 6.5 Creedmoor, el empleado en el rifle evaluado, el paso de estría es de 1:8,66.

Además, está acanalado y termina en una rosca con paso de hilo M17x1. Los cañones roscados son algo ya habitual en casi todos los rifles nuevos, sobre todo aquellos que pretenden venderse en el mercado norteamericano. El acanalado es bastante pronunciado, por lo que representa una reducción significativa del peso y un aumento en la velocidad de disipación del calor generado por los disparos.

Con lo que respeta al acabado del mismo, este es en “Cerakote” en color “Black Recon”, otro guiño a la estética táctica. Este tratamiento es un recubrimiento cerámico considerado una de las protecciones más efectivas y duraderas contra la corrosión. Es mítica y conocida, la inmersión de armas con este recubrimiento en tanques con agua con una alta concentración de sal, que al cabo de días salen sin marca de corrosión alguna.

El disparador

Para completar la ecuación de la precisión, es necesario contar con un disparador de calidad y el del S100 lo es. De un solo tiempo y recorrido ultracorto, viene con un peso de serie de aproximadamente 1,350 Kg, que es lo que arrojó de media nuestro medidor LYMAN. Aunque es regulable entre 1,0 Kg hasta los 2,0 kg, para ello tiene un tornillo de regulación situado en la parte superior del gatillo. Presenta dos ventajas, por una parte, es accesible desde el exterior sin necesidad de desmontar el arma, por otra, su correcta ubicación no interfiere en ningún momento con el dedo del tirador.

Aprovecho para comentar que, algún usuario especialmente minucioso, puede detectar un micro “overtravel”. Personalmente no considero que se pueda considerar como tal. Este imperceptible desplazamiento tras el “crisp”, supone una garantía de funcionamiento en condiciones climatológicas adversas. He visto algunos disparadores, en otras marcas, carentes de este micro recorrido, que se quedaban completamente atorados en condiciones de frío intenso.

Culata

La culata es la que sin duda otorga la apariencia táctica al Pantera, dentro de la gama S100. Está construida en un material sintético que tiene un buen tacto áspero y algo rugoso, haciendo que la mano se adhiera de forma firme. Esta característica general evita tener que añadir texturizados específicos o láminas de goma, para las áreas de habitual contacto con las manos, proporcionando a la culata una estética uniforme y elegante.

Su ergonomía es notable, por una parte, su carrillera fácilmente ajustable, mediante dos tornillos situados en el lado derecho de la culata. Por otra su cantonera graduable lateralmente y en altura, utilizando una llave tipo Allen.

Los principales ajustes de la culata se realizan a través de dos ruedas dentadas de aluminio

Eso con respecto a lo más evidente, pero tiene otros detalles muy interesantes, como el pistolete moldeado y recto, que permite una cómoda posición de tiro en cualquier circunstancia, por supuesto, incluido también tumbado.

Citar que la culata es completamente simétrica, pero que las ruedas de regulación para la carrillera, pueden suponer un pequeño incordio para los tiradores zurdos.

Al igual que el pistolete, el guardamanos está sobredimensionado para permitir un agarre cómodo y firme. Es precisamente en la zona recrecida del mismo, donde se aprecian tres ventanas por cada lado para aumentar la ventilación del cañón.

Además, su parte ventral es especialmente ancha y perfectamente plana, para garantizar unos buenos apoyos de oportunidad durante nuestra actividad cinegética o táctica. En línea con esto último, está su perfil en pendiente, que permite fáciles correcciones en altura deslizando el guardamanos sobre la superficie de apoyo. Por supuesto, no podían faltar los bulones estándar de enganche para correa y bípode. Finalmente, señalar otro aspecto destacable, el corte inferior del culatín. Esta característica permite pasar nuestra mano débil por debajo, para una posición cómoda de tiro.

También es perfecto para colocar un saquete culatero y ejercer el control de altura sobre el rifle, pinzando o aliviando la presión sobre las orejetas del mismo.

Prueba de tiro

Para el test de precisión nos desplazamos a uno de nuestros habituales campos de tiro colaboradores, BREZALES TIRO, situado en Cantabria. Las condiciones ambientales fueron buenas, sin nada de viento y con una temperatura que osciló durante la prueba entre los 10° y 15°. La distancia de tiro fueron 100 m y empleamos nuestra habitual metodología de cinco disparos en seis minutos, con descansos entre series de 10-12 minutos aproximadamente. En cuanto a la posición de tiro, esta fue sentado empleando un banco de tiro CALDWELL Lead Sled DFT II, con el objetivo de minimizar el efecto del tirador.

El visor que se nos proporcionó con el rifle fue un MINOX ZP5 3-15x50, con retícula iluminada MR5 en primer plano focal. Un visor poco conocido dentro del mundo táctico y deportivo, que nos sorprendió muy positivamente por su gran calidad óptica y mecánica. Empleamos munición original y recargada, la original fue NORMA Match con puntas de 130 grains y en la recargada empleamos puntas de 140 grains.

Después de realizar un pequeño rodaje previo de unos 25 disparos, con diferentes intervalos de limpieza, realizamos varias series con ambas municiones. Como era de esperar, los mejores resultados se obtuvieron con la munición recargada, consiguiendo una mejor diana de 0,68 MOAs. Este resultado está dentro de lo esperado por la calidad del equipo. Aunque como suelo decir, presenta un gran recorrido de mejora con una más estudiada recarga y un mayor conocimiento del comportamiento del rifle.

RESUMEN

SAUER se posiciona con fuerza en un segmento que hasta el año pasado no había tocado. Como era de esperar, nos ofrece un producto de calidad, pero esta vez a un precio relativamente asequible, que sin duda le hará que nuevos clientes se acerquen a esta emblemática marca. Con un precio de lista de 2.320 euros, se convierte en una excelente opción de entrada en el mundo SAUER, con un rifle además realmente polivalente. Sus claves son: tamaño compacto, contenido peso y excelente precisión.

Agradecimiento

Agradecemos a EXCOPESA, distribuidor exclusivo SAUER, MINOX y NORMA para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma larga


6704 1
16308 1
15370 1