• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Mauser K98, el mejor rifle de cerrojo del mundo.

Mauser K98, el mejor rifle de cerrojo del mundo.

Publicado en Arma larga. Por Daniel Álvarez
15502
mauser k98k 2ww

Puedes votar:

  • 22 votos, 4,41 sobre 5

Mauser K98, el mejor rifle de cerrojo del mundo.

Tratamos en este artículo un autentico icono en el mundo de las armas, un rifle de cerrojo considerado por muchos estudiosos e investigadores como el más seguro, robusto y fiable jamás fabricado. Nos estamos refiriendo a un arma que, en el caso del ejército alemán, participó en las dos guerras mundiales y se produjeron 14 millones de unidades, entre todas las variantes diseñadas. El modelo Kar 98k fue uno de los rifles más relevantes de la Segunda Guerra Mundial. Aunque su protagonismo, se extendió en el tiempo, ya que millones de estos fusiles, fueron capturados por la Unión Soviética al final de la guerra y después ampliamente distribuidos como ayuda militar. Por lo tanto, el Kar 98k continúa apareciendo en diversos conflictos alrededor del mundo, debido a que son sacados de los depósitos y polvorines durante los períodos de crisis.

El Mauser K98 está considerado el rifle de cerrojo más seguro, robusto y fiable jamás fabricado

Durante la Primera Guerra Mundial, el rifle estándar del ejército alemán fue el Gewehr 98 Mauser en 8mm Mauser. La acción Gew 98 fue el producto final de varios años de desarrollo y de los diseños anteriores de los hermanos Mauser, me refiero a los fusiles Modelo 1889, 1893 y 1896. El Gew 98 demostró ser un arma fiable, pero era un rifle largo y pesado. Las versiones de carabina del Gew 98 se habían fabricado en pequeño número, para las tropas alemanas especializadas durante la Primera Guerra Mundial, pero nunca se llegaron a estandarizar.

Debido a que Alemania perdió la Primera Guerra Mundial, sus fuerzas militares y armamento estaban severamente limitados por el Tratado de Versalles. Después de la guerra, tanto FN en Bélgica como los checos, comenzaron a producir una versión reducida del Mauser 98 llamado Modelo 1924.
Este Modelo 1924 se vendió en todo el mundo y fue un éxito de ventas. En Alemania, la fábrica de Mauser en Oberndorf hizo un Mauser acortado llamado “Standard Modell” con sistema de miras mejoradas. Para sortear el Tratado de Versalles, el Modelo Estándar estaba destinado a la exportación en lugar de a la venta interna, sin embargo, algunas de estas armas se compraron dentro de Alemania en secreto. Mientras engañaban a los inspectores de la Comisión de Control Militar InterAliados, encargados de asegurar que se respetasen los términos del tratado.

En 1933 Adolf Hitler alcanzó el poder en Alemania, repudiando inmediatamente el tratado de Versalles y comenzando un programa de rearme en aquel país. La oficina de correos alemana (Deutsche Reichspost) utilizó una versión mejorada del Modelo 1924 estándar para la seguridad. Este rifle tenía una maneta de cerrojo girada hacia abajo y tenía la misma longitud de cañón, recibiendo la denominación de Deutsche Reichspost Rifle (DRP).

Así las cosas, en 1934 el Heereswaffenamt (Oficina de armamento del ejército alemán) lanzó un concurso para dotar de un mismo rifle a los tres ejércitos (Armada, Tierra y Aire). Las especificaciones iniciales siguieron de cerca las del rifle DRP, incluida la maneta del cerrojo girada hacia abajo, aunque se agregó un dispositivo de retención del cerrojo. Tanto Mauser como J.P. Sauer & Sohn (que habían fabricado el Gew 98 durante la Primera Guerra Mundial) se presentaron al mencionado concurso, siendo dos prototipos casi idénticos.

La principal diferencia era que el prototipo Sauer se utilizaba un método diferente para sujetar las bandas del cañón. El nuevo rifle se adoptó oficialmente como Kar 98k, la primera "K" significa Karabiner, que es la palabra alemana para Carabina, la segunda “k” es “kurz” en alemán significa “corto”. Es decir, “Carabina 98 Corta”, en junio de 1935 entró en producción en las fábricas de Mauser y Sauer, esta última cambió ligeramente su modelo para usar bandas de sujeción del cañón al estilo Mauser.

Aunque oficialmente calificado como una carabina, el Kar 98k tenía en realidad una longitud similar a otros rifles adoptados por los británicos y los estadounidenses. Destinado a ser de dotación a todas las tropas, reemplazando tanto el rifle como la carabina anterior. La reintroducción del servicio militar obligatorio, buscando un enorme crecimiento del Ejército, significó que la demanda del nuevo rifle superó con creces la oferta, y que otros fabricantes entraran en el programa lo más rápido posible, los más importantes fueron Erma y Steyr.

Para ayudar a cubrir la escasez, algunos rifles viejos Gew 98 y Kar 98b se convirtieron en armas Kar 98k. Esto implicó acortar los cañones y volver a trabajar o reemplazar las culatas de madera para que ajustasen, reemplazar las miras, además para el caso del Gew 98, doblar la maneta del cerrojo y cortar una ranura en la culata para colocar la correa tipo carabina. Las marcas originales generalmente se dejaron sin cambios y se agregaron nuevas marcas de prueba.

Características técnicas

En este apartado analizaremos sus principales aspectos técnicos, que hacen de este rifle un arma singular. Comenzaremos por sus dimensiones, su cañón es de 24” (610 mm) y su longitud total de 43” (1092 mm) es mucho más corto que el Gew 98, que era de 49,2” (1250 mm). Sin una bayoneta, municiones o una correa, el K98k pesa 3,80 Kg. Con miras de hierro, tiene un alcance efectivo de 550 yardas, que aumentan a más de 1.000 cuando se equipa con un visor.

El rifle contiene cinco cartuchos Mauser de 7,92 x 57 mm (originalmente con un peso de punta de 197,5 grains), que se pueden cargar desde un clip o uno por uno desde la ventana de expulsión. Esta capacidad era la estándar de todos los rifles de cerrojo que intervinieron en la Segunda Guerra Mundial, a excepción del británico LeeEnfield, que era de 10 cartuchos.

Son armas como esta, las que han labrado la leyenda de la perfección alemana en el diseño, ingeniería y fabricación. Algo que se muestra en varios de sus aspectos, pero definitivamente es su acción Mauser M98 la que le ha proporcionado fama mundial. ¿Por qué la acción de Mauser es mucho mejor que otros sistemas de cerrojo? Lo podríamos resumir en dos palabras, por su robustez y fiabilidad.

Una de las razones de la fortaleza del Mauser, es que las dos orejetas de bloqueo principales del cerrojo se trasladaron hacia la parte delantera, justo detrás de la cabeza del cerrojo. Un diseño diferente de lo que hasta entonces había sido la tónica general en otros rifles de repetición, los cuales o bien solo tenían una orejeta o aunque 4 armas.es ARMA LARGA Daniel Álvarez Ibáñez (Armas.es) El mejor rifle de cerrojo del mundo El Mauser K98k Kar 98k, la primera "K" significa Karabiner, que es la palabra alemana para Carabina, la segunda “k” es “kurz”, corto En el blanco El Mauser K98k está considerado el rifle de cerrojo más seguro, robusto y fiable jamás fabricado El Kar 98k fue uno de los rifles más relevantes de la Segunda Guerra Mundial tuviesen dos, estas estaban colocadas en la parte posterior del cerrojo.

Armas como el Mauser K98k forjaron la leyenda de la calidad de fabricación alemana

El sistema Mauser permite que cartuchos de presión elevada se disparen de manera segura y son la razón por la que este sistema es más fuerte que el de las acciones de los Lee-Enfield y Mosin-Nagant, rifles contemporáneos que requerían de cierto reforzamiento para manejar las mismas presiones. Respaldando las dos orejetas delanteras, la acción Mauser también incluye una tercera orejeta de seguridad, en la parte trasera del cerrojo.

La acción de Mauser no solo es capaz de manejar la potencia de cartuchos de gran calibre, sino que también se caracteriza por la fuerza de su sobredimensionada uña extractora, que es capaz de expulsar cartuchos cargados sin percutir. No todas las acciones de cerrojo son capaces de hacerlo y en consecuencia, pueden llegar a sufrir atascos. Este extractor es el elemento que otorga la fiabilidad en la alimentación del rifle, ya que mantiene el control sobre la vaina del cartucho en todo momento, impidiendo atascos por errores en la operativa del cerrojo.

Por ejemplo, acerrojados incompletos, que en otros rifles y sistemas pueden derivar en dobles alimentaciones produciendo atascos. El mantener el culote de la vaina sujeto a la cara de la cabeza del cerrojo, evita los problemas que hasta entonces se daban en los sistemas basados solo en el empuje del cartucho sin sujetarlo.

Respondiendo a un objetivo estratégico de batalla, una característica interesante en el sistema de cerrojo de este rifle, es que los alemanes lo diseñaron para que los soldados lo llevasen siempre cargado. Para conseguirlo, se realizó un diseño especial en la teja del cargador, que bloquea el cerrojo impidiendo que pueda avanzar hacia delante mientras esté descargado. Cuando se introduce un cartucho, este empuja la teja hacia abajo y libera el bloqueo del cerrojo.

Además, debido a la ubicación del eyector, es imposible realizar un movimiento de acerrojado incompleto en una acción Mauser, sin previamente expulsar la vaina para poder cargar otro cartucho. Cuando el cerrojo está lo suficientemente atrás para expulsar la vaina vacía, está también en la posición adecuada para agarrar otro cartucho mientras avanza.

Aspectos de la fabricación

De nada sirve un acertado diseño, si no le acompaña un perfecta fabricación y control de calidad. Es aquí donde el K98k vuelve a sorprendernos para los estándares de aquella época y nos hace comprender un poco más el porqué de su leyenda. Como es obvio, un arma de estas características pertenece a la “vieja escuela”, donde prima la calidad. Esto significa que no es rápida de construir, cada K98k pasaba por un elaborado proceso de 25 horas de duración antes de que fuese considerara perfecta. Especialmente cuidadosa era la fabricación del cañón, confiada solo a personal especialmente formado y especializado.

Las meticulosas medidas requeridas para asegurarse que cada parte del rifle se fabricara a la perfección, también requerían un pequeño ejército especial de inspectores de calidad. Cada uno tenía su propio sello de aprobación, llamado Absnahmestempel (sello de aceptación), también conocido como sello Waam Enamt. Estos marcajes aparecen en múltiples partes K98k, algunos son águilas de Weimar o Nazis, según el fabricante y el año de fabricación.

Cada rifle se sometía a una prueba individual de disparo, en lugar de solo revisar y probar uno por lote, que era lo habitual en la época. Una vez disparado el cartucho, se hacía un análisis forense del arma para detectar cualquier imperfección. Solo después de pasar este exhaustivo análisis, el rifle recibía el Beschußstempel. Además, este examen servía para detectar las armas más precisas y dotarlas con miras telescópicas, convirtiéndose en rifles de francotirador o tirador designado.

A pesar del elaborado proceso de fabricación e inspección, más de 2 millones de soldados alemanes estaban armados con K98ks, cuando las fuerzas alemanas invadieron Polonia el 1 de septiembre de 1939. El costo de este rearme no fue barato, solo entre 1933 y 1937 el estado alemán se gastó más de 90.000 millones de marcos.

La solidez del sistema de acerrojado es mítica


Como veremos a continuación en los siguientes apartados, las vicisitudes sufridas en la guerra impidieron seguir el exquisito proceso inicial de fabricación, por las necesidades urgentes de aprovisionamiento. Hacia finales de 1943, los estándares alemanes dieron paso a la mayor necesidad de producción en masa. El tiempo de producción por rifle se redujo a tan solo 14 horas. Para hacernos una idea de la repercusión que esto suponía en el rifle, solo tenemos que fijarnos en un cerrojo de un K98k de los primeros años, con el de uno del final de la guerra, veremos que el primero guarda una bonita estética, mientras que el último es simple pero funcional.

Evolución durante el periodo de guerra

Aunque el Kar 98k permaneció en servicio durante toda la Segunda Guerra Mundial, durante ese tiempo se hicieron varios pequeños cambios, principalmente para simplificar la producción. La escasez de nogal para las culatas fue un problema a partir de 1937. La solución adoptada fue producir rifles con madera de haya laminado el norte de África, Europa del Este, Francia y los Balcanes. Aunque hubo armas de fuego semi-automáticas y subfusiles automáticos al final de la guerra, como el G43 y el MP43, nunca hubo suficientes para sustituir al K98k como el rifle de servicio estándar.

Algunos rifles K98k fueron equipados con visores ZF41 de 1,5x de aumentos. Estos no fueron destinados a ser rifles de francotirador, sino que se entregaron a soldados de infantería que demostraron habilidades superiores de puntería. Ejerciendo el rol de tirador designado, del que ya hemos hablado en anteriores artículos. Este concepto es similar al papel de los tiradores en el Ejército de los EEUU, que tienen rifles especializados como el M14 o el rifle de propósito especial MK12. Otros rifles K98k se establecieron como rifles de francotirador. Los rifles de francotirador K98k tenían una variedad de monturas y ópticas. Estas ópticas eran más grandes que la mencionada ZF41 y variaban desde los 4x a 8x de potencia.

El cerrojo mantiene el control sobre la vaina del cartucho en todo momento

A partir de diciembre de 1939, se instaló en los rifles una capucha protectora para el punto de mira para evitar que se dañara y se introdujo una nueva cantonera metálica con paredes laterales reforzadas. Comúnmente conocida como la placa de refuerzo "ahuecada", esto brindó una mejor protección a la culata que la placa de protección plana anterior. La banda de acero que mantenía el guardamanos sujeto al cañón, se había mecanizado originalmente en forma de “H” para reducir el peso, pero a partir de 1942 fue reemplazada progresivamente por una banda sólida sin el mecanizado que reducía el peso, para finalmente utilizar una chapa estampada soldada más simple.

En 1943, se omitieron las alzas de tipo tangencial que permitían seleccionar un rango de distancia. Además, Mauser comenzó a experimentar con el uso de estampados, para reemplazar las piezas mecanizadas en los montajes del guardamonte y el cargador. A pesar de las dificultades para producir piezas estampadas con tolerancias suficientemente ajustadas, otros fabricantes siguieron su ejemplo o compraron piezas estampadas a Mauser.

Detalle de la banda de acero en forma de “H” y varilla de limpieza

A fines de 1944, los orificios de escape de gas ovalados en el cerrojo fueron reemplazados por orificios redondos más simples, el pavón azulado de las partes metálicas para evitar la corrosión se reemplazó por una fosfatación más tosca y las culatas de madera se trabajaron de forma bastante más basta, especialmente en la superficie exterior. La numeración de las partes menores también se dejó de aplicar, excepto en las armas que se instalaban visores, y las marcas de fresado ya no se pulían cuidadosamente en las acciones. También, hubo propuestas de modificaciones que nunca pasaron de la fase de prototipos, como ejemplo decir que se produjeron rifles de prueba con culatas de plástico en lugar de madera y un prototipo de recámara para el cartucho 7,92 × 33 mm del MP 44.

No todos los fabricantes introdujeron los cambios al mismo tiempo, y como los fabricantes compraban piezas de varios subcontratistas diferentes y utilizaban existencias antiguas de piezas para completar rifles, algunas de las armas que han sobrevivido pueden mostrar una combinación “Frankenstein” de estas características.

Algunos rifles K98k fueron equipados con visores ZF41 de 1,5x

 

Últimos modelos

Las propuestas para un 'Kar 98v' (vereinfachung o “simplificado”) se presentaron por primera vez a fines de 1943. Si bien algunas de las recomendaciones se adoptaron y se incluyeron anteriormente, otras se desestimaron. Algunas de estas últimas fueron, la eliminación del soporte de la bayoneta, de la barra de limpieza y del disco de desmontaje del cerrojo. A medida que la posición de Alemania empeoró en la guerra, muchas de las sugerencias rechazadas se terminarían por implementar. La lengüeta para bayoneta y la varilla de limpieza fueron reemplazadas por una simple tapa en el extremo, mientras que el disco de desmontaje fue reemplazado por una simple perforación en el lateral de la cantonera. Las bandas de sujeción del cañón se simplificaron aún más o incluso se reemplazaron con tornillos en la madera. Las culatas en aquel entonces solo estaban terminadas de manera aproximada, sin lijar, además ya no estaban teñidas ni barnizadas, para evitar la absorción de la humedad.

Estas simplificaciones se incorporaron a los ejemplos producidos en algunas plantas a partir de finales de 1944 y esas armas son comúnmente conocidas por los coleccionistas como la versión Kriegsmodell. Sin embargo, ni esta ni la nomenclatura "Kar 98v", se adoptaron formalmente para distinguir tales armas. Algunos incluso estaban equipados con una mira trasera fija de chapa metálica simple, que solo se marcó a 500 m, pero los días de los disparos a larga distancia habían pasado y ahorraron casi una hora de tiempo de producción.

Los últimos rifles producidos en Alemania, finalizando la guerra, se corresponden con el modelo VK 98 en 1945, ya con el régimen nazi llegando a su fin. Bajo el asedio de los rusos y aliados, los intentos desesperados de producir más armas para la milicia Volkssturm, alumbraron diseños de nuevas armas, muchos de ellos de extremada simplicidad con muy bastos acabados.

El Steyr VK98 basado en el K98k muestra las carencias de materias primas al final de la guerra

El VK 98 (Volks-Karabiner, o “carabina de la gente”) se basaba en el Kar 98k, pero fue despojado de todo menos de lo esencial para que fuese capaz de disparar. Los rifles que hasta ahora nos han llegado muestran diferentes variaciones, pero la mayoría tiene culatas simples que proporcionan una empuñadura mínima, mientras dejan la mayor parte del cañón expuesto y se utilizan miras estampadas muy básicas. Todos esto rifles tienen un mecanizado muy tosco y las culatas están a medio terminar en forma y por supuesto acabado. Estas armas a veces se conocen también como VG 1 (Volksgewehr, o "Rifle del Pueblo") y fueron fabricadas por Steyr, aunque esta misma designación también se usa para otras armas basadas en versiones drásticamente simplificadas del rifle de asalto MP 44.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el K98k aún era usado por otras naciones, a pesar de que había armas más avanzadas disponibles. Paradójicamente, Israel usó muchos Mauser K98k en calibre 7,62 mm OTAN en varios conflictos, como la Guerra de los Seis Días. Yugoslavia había capturado muchas de las armas y las había restaurado, al igual que la Unión Soviética. Estos última, como hemos mencionado al principio, proporcionó muchos de estos Mauser K98k a otras naciones comunistas, en su lucha contra las potencias occidentales.

Resumen

El Mauser K98k es sin duda un icono de la historia, un rifle fruto de dos genios, los hermanos Paul y Wilhelm Mauser. La mejor prueba de su genialidad es que ha día de hoy, su acción sigue siendo la referencia de robustez y fiabilidad entre los rifles de cerrojo. La mayoría de los rifles de caza africana, con calibres extremadamente potentes, confían en su sistema más de un siglo después. El K98k es un rifle codiciado y escaso en el mercado de segunda mano, que a día de hoy sigue proporcionando satisfacciones a sus propietarios.

Daniel Álvarez Ibáñez (Armas.es)

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

manolosolo

05, Julio 2019 23:53:57

Si hay un fusil de cerrojo capaz de plantar cara al KAR98K, y estar a su altura, y no es otro, que el americano Springfield 1903, del calibre 30-06...........
Un reportaje, muy interesante.
Saludos.

Últimos post Arma larga


6238 1
15502 1
15088 1