• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Historia y características de los subfusiles españoles

Historia y características de los subfusiles españoles

Publicado en Arma larga.
9176
Miliciano con subfusil

Puedes votar:

  • 8 votos, 4.38 sobre 5

El desarrollo de los subfusiles en España aparentemente comenzó alrededor de 1930. En un principio con un lento progreso, siendo además en un principio, simples copias de modelos foráneos. Desconocemos cuales de ellos pagaron de patentes y cuáles lo hicieron sin autorización alguna. Además, varios fabricantes de armas españoles ofrecieron en sus catálogos subfusiles extranjeros con sus nombres originales. Lo que viene a confirmar que actuaron como distribuidoras o agentes de estas marcas, comercializándolos en suelo patrio.

Durante la Guerra Civil Española, ambos bandos se aprovisionaron de diferentes subfusiles, importando todo tipo de ellos que hubiese en existencias. Complementariamente, también hubo a pequeña escala, una producción de repuestos para estas armas usadas en España.

Tras la Segunda Guerra Mundial hicieron aparición algunos subfusiles, basados en la tecnología existente, pero apenas tuvieron éxito. Después de varios años de prueba y error, se diseñarían y producirían modelos propios, completamente nuevos. Algo que marcaría el devenir de una industria propia que sería capaz de exportar sus modelos con éxito.

Soldado con subfusil

Características de los subfusiles STAR Y CETME

La firma STAR Bonifacio Echeverria S.A., empezó a producir armas de fuego a partir de 1905. Aunque siempre ha sido más conocida por sus pistolas, empezaría a fabricar subfusiles en 1930 hasta prácticamente su cierre en 1997.

El Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales (CETME) fue fundado en 1949 por instrucciones del Ministerio de Guerra Español, para el desarrollo de armamentos.

Organizativamente, CETME era parte del Instituto Nacional de Industria (INI). Tras convertirse en sociedad anónima en 1981, se fusionaría 1984 con la empresa Santa Bárbara. En 2001 la empresa norteamericana General Dynamics compraría Empresa Nacional Santa Bárbara, pasando a llamarse Santa Bárbara Sistemas. Sólo se le conoce el diseño y producción de un único modelo de subfusil.

 

Soldado moderno con subfusil

Características de los subfusiles STAR SI-35, TN-35, RU-35 y Atlantic

Utilizando un único diseño basado en el MP28 alemán, STAR desarrolló en 1935 tres versiones de un mismo subfusil, además de una carabina semiautomática, todos ellos disparaban el 9 mm BergmannBayard o 9 mm Largo. La carabina se denominaría IS-34 y no llegaría a pasar de la fase de prototipo. El subfusil SI-35 por el contrario era capaz de disparar en ciclo automático, en dos cadencias de tiro conmutables mediante una palanca selectora (300 y 700 dpm), además también podía disparar en modo semi-automático.

Al igual que el modelo alemán, tenía culata de madera, cañón con seis estrías a derechas refrigerado por aire mediante una camisa taladrada y cargador lateral de diferentes capacidades (10, 30, 40 cartuchos). Esta disposición del cargador se debía a las características de su culata, que impedían una disposición ventral. Aunque fue fabricado en cantidades limitadas, intervendría en la contienda española bautizándolo las tropas con el sobrenombre de “naranjero”.

Con ligeras diferencias sobre el anterior modelo, el TN-35 y el Atlantic difieren fundamentalmente en que carece de ciclo automático retardado. Nunca entraron en producción, quedándose en la fase de prototipo y preserie, ya que se destinaron a la exportación, pero las juntas evaluadoras de los diferentes países que se interesaron por ellos durante la Segunda Guerra Mundial (Francia, Reino Unido, Alemania y los Estados Unidos) lo desestimarían, por su complejidad mecánica y costos de fabricación, frente a otros modelos más simples. Señalar que para estos países se presentaron los prototipos en sus calibres de preferencia: 9 mm Parabellum para Alemania, .38 Super Auto, para EEUU, 7,65 mm largo para Francia y Reino Unido.

El RU-35 con funcionamiento semiautomático y automático retardado, tuvo una producción restringida con ventas limitadas al Gobierno Español, por lo que llegó a participar en la Guerra Civil Española. Una de sus señas de identidad propias es que podía calar una bayoneta.

 

Comparación subfusiles

Características del STAR Z-45 y Z-55

Basados en el estudio de varios subfusiles usados durante la Segunda Guerra Mundial, STAR desarrolló y produjo, entre 1942 y 1945, un nuevo modelo conocido como Z-45. Debemos tener en cuenta que, tras la Guerra Civil, el armamento ligero del Ejército Español era muy heterogéneo, lo que complicaba la logística. A pesar de ello, el subfusil oficial de dotación en aquel momento era el modelo Coruña M-42. Se inició por tanto un proceso de unificación, adoptando un modelo concreto para cada tipo de arma. Para ello se tomó como referencia la contienda de la Segunda Guerra Mundial, como perfecto laboratorio para identificar los modelos de más éxito. El diseño estuvo basado claramente en el modelo alemán MP-40, pero al que se le añadieron algunas mejoras. El cambio más importante fue en la seguridad del arma, al igual que otras similares de la época, va provista del seguro de retenida del cerrojo con encaje en el cajón de mecanismos, pero ofreció la novedad de un seguro de blocaje del cerrojo que actuaba automáticamente. El cerrojo queda entonces inmóvil, haciendo imposible el disparo fortuito por golpe o caída.

Además, al contrario que otras armas, el Z45 lleva la aguja percutora oculta y de ninguna forma puede impactar contra el pistón del cartucho mientras este no se halle completamente alojado en el interior de la recámara. Con esto se evita percusiones de cartuchos prematuras (“slamfire”), lo cual normalmente produce la inutilización del arma, además de suponer un riesgo importante para el operador. Otro aspecto diferenciador era el sistema de unión entre la maneta de acerrojamiento y el propio cerrojo. Este se enganchaba a través de una pieza, que, haciendo las funciones de un desconector, impedía que la maneta acompañase al cerrojo durante el ciclo de disparo.

También, aunque no era una novedad si nos referimos al MP-40, sí lo era con respecto a sus anteriores subfusiles, señalar la disposición del cargador. En esta ocasión iba colocado en la parte ventral del armazón, usando cargadores de 10 o 30 cartuchos. Lo que suponía una notable ventaja para un subfusil, ya que un cargador lateral presenta varios inconvenientes a la hora de operar con el arma, por citar algunos: dificulta al operador el poder parapetarse con facilidad, compromete la estabilidad del arma y su precisión, etc. Con respecto a esto último, pensemos en cómo influye en el equilibrio del subfusil. Este cargador no deja de ser una masa suspendida lateralmente, que realiza cierto efecto palanca variable en su fuerza, a medida que se acaba la munición. El disparador hacia las funciones de selector de tiro con dos áreas diferenciadas en el gatillo.

El Z-45 fue adoptado por el Gobierno Español y también fue exportado con éxito, pero en versiones 9 mm Parabellum y .45 ACP, frente a la versión en 9 mm Largo que se usaba en nuestro país. La percepción general sobre el arma en su manejo es que el centro de gravedad estaba en exceso adelantado, lo que hacía que fuese un arma especialmente “cabezona” cuando el culatín estaba plegado, siendo imposible de sujetar con una sola mano por la empuñadura. Tal vez por ello, aunque este subfusil inicialmente tenía una culata plegable, hubo una versión con culata de madera. También esta circunstancia motivó que se diseñase una versión más ligera, el modelo Z-55 que no tuvo el éxito esperado.

Se le tenía por un subfusil especialmente duro, ya que podía disparar media docena de cargadores seguidos sin llegar a calentarse de forma peligrosa. Su prueba de fuego fue en el conflicto sucedido en IfniSahara durante los años 1957-58. Aunque solo participaron unos pocos subfusiles de este tipo, cumplió con creces su misión de dar potencia de fuego a los legionarios y a los paracaidistas (que también se estrenaban en el escenario de guerra). La fama de duro de este subfusil hizo que la empresa STAR sirviera pedidos a países como Portugal, Arabia Saudí y Cuba.

 

Subfusiles de España

Características del subfusil STAR Z-62

Alrededor de 1960 STAR se involucró en un modelo completamente nuevo, el cual tendría la empuñadura cerca del centro de gravedad del subfusil. Esta arma tuvo numerosos prototipos hasta que fue puesta en el mercado en 1962, con la denominación Z-62 y ofreciéndose en dos calibres, 9mm Parabellum y 9 mm Largo. Esta variación del centro de gravedad, permite que el subfusil pueda ser disparado sin problemas en posición de guardia baja incluso con una sola mano. En cualquier caso, dispone de un culatín extensible que le permite realizar disparos desde el hombro. Este es un ingenioso bastidor metálico, compuesto de dos largueros de acero paralelos unidos en uno de sus extremos por una cantonera taladrada que puede pivotar, lo que permite al plegarse sobre la parte inferior del tubo del cierre. En esta posición la cantonera del culatín sirve de guardamanos.

Además de la señalada característica del variar el centro de gravedad, hubo otras. La anhelada reducción del tamaño y del peso. Mayor resistencia a la entrada de suciedad y polvo en los mecanismos, siendo los dos únicos espacios abiertos al exterior la ventana de expulsión de las vainas disparadas cuando el cierre está retrasado y la boca en el armazón para la entrada del cargador, que quedará cerrada cuando coloquemos el mismo. Los cargadores eran de 20, 30 y 40 cartuchos a tresbolillo, pero sin estrangulamiento para centrar el cartucho. Los cargadores de 40 no estaban en la lista de accesorios disponibles, se solicitaban bajo encargo.

La seguridad automática fue mantenida, pero de una manera diferente y simplificada. La palanca de acerrojamiento está colocada de tal forma que permite su fácil manipulación. Después de ser utilizada para montar el arma, la palanca con su varilla retorna a su posición de reposo bajo la presión de su muelle y se abate automáticamente sobre el cuerpo del tubo, quedando asegurada e inmóvil durante la secuencia de fuego.

El disparador es uno de los elementos más curiosos del arma, de una simplicidad y robustez extrema, está constituido por tres piezas y un resorte básico. Sin embargo, permite la selección de tiro semi-automático o automático sin necesidad de selector alguno. Es la zona de pulsación del disparador la que determinará el ciclo de disparo, para identificarlas de forma visual y táctil estas tienen un rebaje en forma de media luna en el propio gatillo. La parte superior del gatillo corresponde al modo automático y el inferior al semiautomático. Es por ello que el único mando disponible es el seguro de botón, que sirve para bloquear el cierre tanto en posición avanzada como montado.

El tubo del cierre aloja en su interior el cañón de 200 mm, el cual es sujetado en sus dos extremos, en el anterior mediante un casquillo soldado y en el posterior mediante un riel interno. Así se garantiza un firme anclaje e inmovilización, lo que proporciona una correcta alineación con el sistema de miras y hace que pueda aguantar el trato más despiadado. Aunque como es obvio, estamos hablando de un arma para operar en la corta distancia, el punto de mira tiene forma de cuchilla y el alza abatible con dos posiciones de tiro para 100 y 200 m.

Con respecto al conjunto del cierre, este es de forma cilíndrica con un vaciado en la parte inferior del mismo, esto le permite deslizarse por encima del cargador y a la vez dejar paso a la punta del expulsor. En su cara frontal se observa una cavidad para el culote del cartucho, así como un alojamiento para el extractor. Cerca del centro del cuerpo del cierre se ubica un corte transversal de sección rectangular, en el interior del cual se encuentran el seguro automático de inercia y el conjunto de percusión. En su parte posterior el cierre es hueco, para permitir el alojamiento del muelle recuperador que en su otro extremo se apoya mediante un disco con dos tetones, que encajan con las respectivas ranuras de la tapa del tubo que lo contiene. Lo más significativo del armazón es que, en su parte superior entre el alojamiento del cargador y del mecanismo de disparo, se encuentra un saliente proyectado hacia arriba que ejerce las funciones de expulsor de las vainas de los cartuchos percutidos, una vez que el cerrojo pase por encima del mismo en su viaje de retroceso.

 

Soldados con subfusiles

Características del STAR Z-63

Mencionábamos al respecto del Z-62, como este subfusil fue construido para disparar los dos mismos cartuchos. Pero debido al empuje de la progresiva estandarización del 9 mm Parabellum, STAR decidiría abandonar la fabricación en 9 mm Largo. Con lo que su sucesor, el Z-63, claramente ya sólo estaría disponible en 9 mm Parabellum.

Consultados varios documentos, parece ser que existen sólo sutiles diferencias entre los subfusiles Z-62 de última hornada y los modelos Z-63. De hecho, cuando estudiamos la documentación del arma del Z-63, no encontramos referencias del Z-62, sino del Z-45. Identificando al Z-63 como una evolución de este. Además, resulta curioso que en nuestros archivos solo haya manuales del arma en inglés, lo que denota que podría haber sido mayoritariamente comercializado en el exterior. Parece que al contrario de lo que podría esperarse, esta designación no apareció en 1963, sino unos años más tarde y que respondería más a señalar una evolución del modelo anterior, que a su año de fabricación.

 

Subfusiles españoles detalle

Características del STAR Z-70B y Z-70

Probablemente a finales de los 60s, STAR se embarcó en un programa de rediseño para el subfusil Z-63. Empujado sin duda por la aparición de nuevos competidores en el mercado internacional, la marca se vio obligada a modernizar su arma. Los cambios introducidos fueron lo suficientemente significativos para catalogar al arma con una nueva denominación, el Z-70/B.

Esta versión que sólo se haría en 9 mm Parabellum, en una clara alineación de nuestras fuerzas armadas con los países OTAN. Tenía una cadencia de 550 dpm, poseyendo la misma estampa de sus antecesores, aunque con unas pequeñas diferencias en la forma del armazón y en la empuñadura. También seguía el mismo esquema de funcionamiento, de retroceso de masas por inercia de percusión adelantada.

Un cambio importante tuvo que ver con el brocal del cargador, que cambia a una forma más abocardada para permitir una rápida inserción del cargador. Por la misma razón, el seguro del cargador fue cambiado a uno de tipo pivotante, que presentaba una menor resistencia a la inserción que el seguro lateral anterior empleado por el fabricante. Lógicamente esto requirió realizar cambios en el cargador, haciendo que este tuviera ahora la superficie de enganche en la parte trasera superior del mismo.

El sistema de selección de tiro mediante el disparador pivotante fue abandonado y sustituido por el clásico selector de tiro de tres posiciones. Estas son: posición adelantada “S” seguro, en medio “M” modo automático y retrasada “F” modo semi-automático. Cuando el selector está en la posición “S”, el cerrojo está bloqueado, independientemente de que se encuentre abierto o cerrado. Esta ubicación fue la que anteriormente que ocupaba el seguro de retenida del cerrojo. Este selector de tiro podía ser operado por la mano que empuña el arma, sin tener que soltar la empuñadura. Este es el modelo de selector que ha terminado imponiéndose en prácticamente todos los subfusiles modernos.

Una de las más importantes mejoras de esta versión, es el robusto fiador en forma de palanca situado por delante del cerrojo y controlado por el disparador. Este fiador se interpone en el camino del cerrojo a no ser que el disparador esté presionado. Cuando el usuario está preparando el arma para disparar, después de insertar un cargador con munición, tira de la palanca de acerrojamiento para colocar el cerrojo en la posición de abierto, si la maneta se nos resbalase por cualquier circunstancia, este fiador haría imposible que se produjese una descarga accidental. Si el cerrojo hubiese retrocedido lo suficiente para sacar un cartucho del cargador, el camino del cerrojo se vería bloqueado por este fiador delantero. Una característica que ha sido adoptada por otros muchos subfusiles modernos.

Con la aparición del Z-70/B, STAR renombraría el Z-63 por Z-70, realizándole unos sutiles cambios y por tanto manteniéndolo en producción. Con la excepción del añadido de estas pequeñas mejoras, el desmontaje del Z-70/B es muy similar al del Z-62. Tal vez el cambio más significativo en este aspecto, sea que el armazón y el receptor superior del Z-70/B se mantienen unidos por dos pasadores en lugar de por uno solo.

A pesar de todas estas mejoras, lo que antes se denominaban la Policía Nacional y el Cuerpo superior de Policía, prefirieron seguir con el Z-63 por razones no documentadas. Aunque el nuevo Z-70/B fue favorablemente valorado por el Ejército de Tierra, el Ejército del Aire y la Guardia Civil, que lo comprarían en cantidades muy significativas, por contra la marina adoptaría el Z-70.

 

Subfusil español detallado

 

Características del STAR Z-75

El Z-75 es el primer subfusil moderno de tercera generación de STAR. Se asemeja exteriormente al UZI e incorpora las características modernas vistas por primera vez en el VZ M23/25 checo, como un cerrojo que se extiende hacia atrás, para reducir la longitud total del arma. El receptor es de chapa estampada, con un cerrojo de sección cuadrada montado sobre rieles internos.

Su sistema de funcionamiento es igual que el de los anteriores, de retroceso de masas por inercia de percusión adelantada. En este sistema de retroceso de masas la energía de los gases actúa sobre el fondo del vaso de la vaina, empujando el culote de esta la cabeza del cierre que inicia el retroceso. En la variante de inercia de percusión adelantada, el disparo se produce cuando el cierre aún está llegando a su posición de cierre, ello hace que la resistencia a la apertura se incremente al tener que frenar el movimiento de avance del cierre, antes de lanzarlo hacia atrás. Esto permite reducir aproximadamente un 30% la masa del cierre.

Tiene la misma longitud de cañón de 200 mm (7,85 "). Pesa 2,6 kg (5.75 lbs) descargado. El Z-75 era un arma de transición que conduciría al Z-84, un modelo casi idéntico.

STAR Z-84

El más moderno, simple y eficiente de los subfusiles de la casa STAR apareció en el mercado en 1984. Fue diseñado por Eduardo Iraegui Zamacola sucesor de Valentín Suinaga en el departamento de diseño de la fábrica vasca. Al ser una evolución del Z-75 podemos decir que al igual que aquel su fuente de inspiración fue el VZ M23/25 checo y la UZI israelí, con la peculiaridad más distintiva de los mismos, el cargador en la empuñadura del arma. Los cargadores del Z-84 poseen capacidades de 25 y 30 cartuchos con estrangulamiento para centrar el cartucho.

A pesar de su diseño exterior muy diferente de los anteriores subfusiles, conserva varias similitudes. El sistema de funcionamiento seguía el de retroceso de masas por inercia de percusión adelantada, seguía usando el calibre 9 mm Parabellum, su ratio de disparo estaba en los 600 por minuto y el sistema de puntería es similar a los anteriores modelos, con un alza pivotante de dos posiciones tipo diopter para 100 y 200 m.

Pero más allá de estos aspectos básicos, es un arma que rompe con el modelo anterior y desempolva alguna característica propia de los subfusiles de la primera época de STAR. Concretamente el poder quitar fácilmente el cañón sin necesidad de realizar un desmontaje general, algo ya visto en el modelo Z-45. En este caso bastará con aflojar la tuerca delantera, mientras se presiona un pestillo de seguridad debajo de la misma, que abraza el cañón para luego poder extraerlo tirando de él.

La seguridad en este tipo de armas siempre ha sido un aspecto de preocupación y especial cuidado por los diseñadores de subfusiles. En este caso, como no podía ser de otra manera, además de un seguro interno de inercia automático para el cerrojo, como en el caso del Z-70/B, incorpora un seguro automático de amartillamiento, este es capaz de bloquear el cerrojo hasta en tres posiciones. También tiene un seguro de accionamiento manual, situado dentro del guardamonte justo detrás de la cola del disparador. Empujando este seguro transver12 armas.es REPORTAJE Diagrama comparativo entre STAR Z-62 y Z70/B VZ M23 checo Diagrama mecánico de la STAR Z-70/B sal hacia la derecha se descubre una pequeña barra pintada en rojo en la parte ventral del armazón, estando a partir de entonces el arma en condición de hacer fuego presionando el gatillo.

Además, existe un sistema de aviso de arma montada, una lengüeta, que cubre la ventana de expulsión, con una barra toja pintada transversalmente. Porque sí, la eyección de las vainas percutidas se realiza por una ventana situada en la parte superior del receptor superior, es una solución inteligente y que facilita su uso a operadores diestros o zurdos. Con respecto a esto último, decir que las vainas tienden a salir despedidas hacia la derecha.

Otras significativas características son el mover la palanca de acerrojamiento a la derecha, un cambio que personalmente no termino de entender salvo que se sea zurdo y que creo complica la operativa con el arma. Según el fabricante, se sitúo en ese lado para no entorpeciese con la correa de transporte. El selector de tiro se cambia de sitio y pasa al lado izquierdo sobre el receptor y empleando un botón deslizante, hacia delante o atrás y que deja ver según sea su posición uno o dos puntos blancos serigrafiados, indicativos de fuego semiautomático o automático respectivamente.

Los cambios en la forma del armazón, fundamentalmente por el cambio de ubicación del cargador, impiden ahora una solución de culatín plegable por debajo del mismo. El nuevo es más articulado y se pliega por encima del receptor superior, pero salvando su cantonera la ventana de expulsión. Lo que lógicamente preveía el diseño para disparar el arma estando esta plegada. La culata permanece sobre el receptor sin riesgo de desplegarse gracias a un seguro, cuyo botón se encuentra en el extremo trasero del cajón. La cantonera tiene su propio pestillo de plegado / desplegado que impide que pueda oscilar y se mantenga en una de sus dos posiciones.

Una de las señas de identidad más sobresalientes de este subfusil son sus capacidades anfibias, pudiendo disparar debajo del agua. Para enfatizar esta cualidad STAR logró desplegar el Z-84 en el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil. Aunque este fabricante advirtió que disparar debajo del agua no es una tarea especialmente cómoda, ya que la corta distancia entre el tirador y la onda expansiva producida tras el disparo, produce considerables sacudidas por las ondas de choque.

El Z-84 fue evaluado positivamente tanto por la Policía Nacional como por la Armada, especialmente para dotar a las UEBC y UOE (predecesoras de la actual FGNE), quienes compraron significativas cantidades en 1986. En la siguiente década las ventas serían más reducidas y se limitarían a la Armada y Angola, con motivo de su larga Guerra Civil. Un puñado de armas llegaría a las manos de la escolta presidencial de Perú. La producción del arma se mantuvo hasta el cierre de la fábrica en julio de 1997.

 

Subfusil español

 

Características del CETME C-2

Este subfusil parece tener dos denominaciones. Normalmente es identificado como CETME C2, pero en ocasiones no es raro encontrar referencias con el nombre de “CB-64”. Aunque en su época fue un modelo con alto nivel de desarrollo y de avanzado diseño, no fue fabricado en grandes cantidades. Su correspondencia es con los subfusiles de segunda generación de la firma STAR. Su insigne nombre CETME denota el origen gubernamental de su diseño, el Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales.

Fue un arma de fuego de moderno diseño para su época, con varias excelentes características. El receptor y la camisa perforada de refrigeración del cañón están fabricados de una sola pieza. La empuñadura está posicionada aproximadamente cerca de la mitad del receptor. Aunque no exactamente en el centro de gravedad del arma. El culatín se pliega debajo de la camisa del cañón y el cargador, de 32 cartuchos, se inserta en el lado izquierdo del receptor, expulsando las vainas por el lado derecho. La palanca de acerrojamiento se encuentra en la parte superior del receptor, no se mueve cuando el subfusil hace fuego. Posee un pestillo frontal que permite un rápido cambio de cañón.

El selector de tiro, para los modos semiautomático y automático (600 dpm), está situado en la parte izquierda del cajón de mecanismos, lo que permite operar con él cómodamente con el pulgar de la mano (supuesto operador diestro). Las miras emplean la conocida solución de alza pivotante tipo diopter con dos posiciones de tiro, en este caso 50 y 100 m.

El CETME, al igual que los STAR, dispara desde la posición de cerrojo abierto por inercia de masas. Esto se traduce en la práctica que cuando cargamos el subfusil y acerrojamos, la maneta del cerrojo vuelve a su posición, pero el cerrojo queda abierto, es cuando apretamos el disparador que el cerrojo avanza hacia delante, toma el cartucho del cargador y se produce el disparo.

Tiene un seguro automático, el cual previene que se produzcan disparos accidentales a menos que el disparador esté presionado. Consiste en una pieza que bloquea el camino del cerrojo en un lugar próximo a la boca del cargador. Si el cerrojo es empujado hacia atrás lo suficiente para sacar un cartucho del cargador y accidentalmente es lanzado antes de enganchar el fiador, el seguro automático previene el acerrojamiento. Durante el fuego intencionado, cuando presionamos el disparador, automáticamente esta pieza pivota a una posición inoperante. Obviamente, este seguro automático también proporciona un alto grado de protección contra los habituales accidentes de disparos fortuitos por caída del arma.

Este cerrojo usa una aguja percutora móvil y un martillo oscilante en el cerrojo. La aguja percutora está controlada por una palanca situada dentro del cerrojo, la cual permite a la misma sobresalir hacia delante para golpear el pistón del cartucho, cuando el cerrojo está completamente cerrado. La aguja permanece retraída por efecto de la compresión del muelle que la acompaña, dentro del cerrojo. Cuando el cerrojo alcanza la posición de cerrado, una parte del martillo golpea un pilar fijo en el receptor, haciendo que el martillo oscile sobre su pasador, golpeando la palanca que retiene la aguja percutora con su muelle tensado.

Esta solución pretende prevenir disparos prematuros, que suelen darse ocasionalmente con sistemas de aguja percutoras fijas. Por otra parte, y hablando del cerrojo, la superficie exterior del mismo está ranurada en espiral, para alojar la suciedad y arenilla, reduciendo de esta manera la fricción y aumentando su fiabilidad.

Este mismo mecanismo fue usado en la famosa ametralladora Thompson en los años 20 del siglo pasado, pero fue descartado posteriormente en otras armas debido a su relativa complejidad. La mayoría de los subfusiles de hoy en día usan agujas percutoras fijas. Aunque el C-2 no fue un éxito comercial, este desarrollo de CETME es técnicamente muy interesante. Parece que hubo un intento de relanzamiento comercial del arma, que no llegaría a fructificar por razones que se desconocen.

 

Modelos de subfusiles españoles

Subfusiles españoles de los 30 y 40 Subfusiles españoles de los 60 y 70 Subfusiles españoles de los 60 y 80

Resumen de los subfusiles españoles

Hemos hecho un recorrido histórico por los subfusiles españoles de dos marcas emblemáticas de nuestra gloriosa industria armera, hoy en día desaparecida. Como en otras ocasiones, cuando hemos hecho un reportaje sobre otro tipo de armas españolas, hemos podido comprobar la genialidad de nuestra industria y la calidad de nuestros productos que nada tenían que envidiar a otros de su tiempo. Lástima que las dos empresas responsables de las armas aquí presentadas sean ya historia, una por quiebra y otra por venta. Estoy seguro que si hubiesen sobrevivido, seguirían asombrándonos con sus modelos.

 

Si estás buscando un fusil de asalto, encuentra lo que buscas online gracias a la Armería BlackRecon a través del siguiente enlace: fusiles de asalto.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

bonifacio

16, Diciembre 2020 08:22:49

Hola, ¿ se puede saber a cuenta de que viene una fotografia de un subfusil Checo VZ26 en un articulo sobre subfusiles Españoles ?

Últimos post Arma larga


9562 2
9296 0
14230 0