• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Características del rifle Remington 783

Características del rifle Remington 783

Publicado en Arma larga.
7546
El Remington 783 es una reinterpretación mejorada del Marlin XL7

Puedes votar:

  • 4 votos, 4.75 sobre 5

Esta es otra de las pruebas en las que tenía especial interés, ya que habiendo tenido un contacto puntual con esta arma hace algún tiempo, había podido constatar su buena precisión. Algo que me resultaba chocante teniendo en cuenta su muy ajustado precio. Además me planteaba cierta incógnita con respecto a su posicionamiento de producto dentro de la gama Remington. Digo esto último porque con un precio sólo ligeramente más caro, tenemos un Remington de la afamada y contrastada gama 700, concretamente en su variante de entrada ADL.

De acuerdo a la publicidad de la propia Remington, el rifle modelo 783 es un nuevo concepto cuya numeración tiene la siguiente correspondencia: El 7 se refiere a la acción y cerrojo similares al modelo 700 (acerroja en la acción), el 8 rememora al preciso modelo 788 y el 3 al año de lanzamiento, 2013. Más allá de estrategias publicitarias, la realidad es que el rifle responde a las lógicas sinergias entre las compañías que conforman el conglomerado de empresas FREEDOM GROUP, en este caso entre Marlin y Remington.

Este modelo no se presentó para competir o incluso reemplazar el modelo 700. Fue diseñado y puesto en el mercado para enfrentarse contra competidores como el "Savage Axis", el "Tikka T3" y el "Ruger American Rifle". Estas armas habían demostrado que la precisión no es una cuestión de precio. La pregunta "¿puedo tener un rifle barato y aún tener precisión?" entró en juego.

Cuando Marlin se incorporó al grupo de Remington en 2008, la primera acababa de sacar al mercado el rifle modelo XL7. Es de esta arma de donde Remington se basa para hacer su propia interpretación, es decir, no es un diseño partiendo de cero. Esto no es algo malo necesariamente, sino todo lo contrario, si tenemos en cuenta que este rifle se caracteriza por su magnífica precisión, fiabilidad, buen disparador y bajo precio, características que como veremos hereda el Remington 783 y en algunos aspectos llega a mejorar. Este rifle ha terminado de imponerse como escalón de entrada a la gama Remington, al seguir el concepto del exitoso Marlin XL7, de unión cañón-acción por pieza intermedia y que es radicalmente diferente a la antigua serie 770. Esta última aparecida en 2007 y que ya ha cesado de fabricarse, debido a que no tuvo la aceptación esperada

A continuación, como es habitual, pasamos a desgranar y analizar las diferentes peculiaridades y aspectos que tiene este rifle.

Detalle de la ventana de expulsión reducida y anclaje del cañón mediante pieza intermedia

El cañón de la Remington 783


El cañón de acero al carbono y contorno magnum es flotante, dependiendo del calibre se mueve entre las 20” y 22” para los calibres no magnum y las 24” para los magnum. En la serie 700 y SEVEN de Remington los cañones son forjados por amartillado en frío.

Aunque el estriado del 783 es el estándar de hoy en día para otros fabricantes, en el que Remington fue pionero y normalizaría allá por la década de los 40. Es un forjado en frío mediante la técnica de botón, “button rifling” en inglés. Este método consiste en un botón de forma cónica que es empujado o traccionado por el interior del tubo, previamente habrá sido perforado con un diámetro menor al definitivo. Lógicamente la larga experiencia de este fabricante le permite combinar y controlar al máximo todas las variables que interviene en el proceso: velocidad de rotación, velocidad de tracción, tipo y características del botón, longevidad del botón, aceite refrigerante utilizado, etc. El resultado son unos cañones con una precisión a la que difícilmente llegan otros fabricantes.

En el caso del calibre analizado, el .270 Winchester, el cañón tiene una longitud de 22” (55,88 cm). Con respecto al estriado, posee cuatro estrías a derechas, con un paso de 1:10. El cañón en su punta está acabado en una corona plana, para la protección del orificio de salida, característica de Remington.

Una peculiaridad de este modelo es el ya citado sistema de anclaje del cañón al armazón. Al contrario que en la serie 700, que es roscado directamente al cajón de mecanismos, en este caso está unido a través de un sistema de tuerca cilíndrica, el mismo principio que en un AR-15. Esto facilita un ajuste preciso del “headspace”, el espacio ente la cabeza del cerrojo y el plano trasero de la recámara, otra de las características que influye en su destacable precisión.

Detalle del disparador con lengüeta de seguridad como las pistolas modernas

Cajón de mecanismos y cerrojo Remington 783


El armazón o cajón de mecanismos es redondeado y posee una extraordinaria rigidez debido a que tiene más masa. Esto es gracias a su ventana de expulsión más pequeña que en la serie 700, porque está diseñado para que la alimentación se realice preferentemente desde su cómodo cargador. En la serie 700 la ventana de expulsión es más grande, porque la alimentación o la carga del depósito de munición está pensada para que se realice desde dicha ventana. El armazón tiene taladros compatibles con bases para Remington 700, como no podía ser de otra manera.

En el caso del cerrojo, este sí que es herencia de la familia 700. Sólido con dos tetones de cierre, la palanca es completamente metálica y plana. El accionamiento del mismo es suave y fluido, a diferencia de otros rifles de cerrojo económicos del mercado. Además se completa con un avisador visual de armado en la parte posterior del mismo. Me ha sorprendido el mecanismo de retenida del cerrojo, con una intuitiva ubicación (en el lado opuesto al seguro) y con un fácil accionamiento, simplemente empujando un botón.

Disparador
Uno de los aspectos más valorados de este rifle es su disparador, denominado Sistema de Disparo Ajustable Crossfire. El mismo destaca por una lengüeta sobre el gatillo, similar a las vistas en varias pistolas de polímero y que llevan ya un tiempo siendo una tendencia en varias marcas fabricantes de rifles. Este disparador es similar al Accutrigger de Savage, aparecido en el año 2002, aunque mejora a este en que la palanca del seguro bloquea el fiador, no el gatillo.

Tiene un seguro de dos posiciones que tiene el pequeño inconveniente de ser bastante duro de accionar y algo ruidoso. Aunque seguramente parte de esa dureza desaparezca con el tiempo, a medida que lo usemos. En cualquier caso supone una medida adicional a la seguridad proporcionada por la lengüeta del disparador.

El sistema permite el ajuste del disparador en un rango entre los 1,14 kg (2,5 libras) a los 2,28 kg (5 libras), en el caso del rifleprobado nuestro habitual medidor Lyman arrojó un peso de 1,9 kg (4,2 libras). Aunque para poder acceder al tornillo de regulación y ajustarlo es necesario desmontar la culata.

Este modelo de disparador aporta varias ventajas significativas, por una parte permite un rebaje elevado del peso del mismo, sin temor a que se nos dispare el arma por un enganchón involuntario o por un golpe brusco producido sobre el arma. Por otra permite un control elevado sobre el mismo, ya que tiene dos tiempos muy marcados que además permiten una perfecta anticipación del disparo.

El primer tiempo está definido por la lengüeta que hace las veces de seguro, hasta que se encuentra con el gatillo propiamente dicho. Este seguro tiene un desplazamiento muy suave, de resistencia constante y podríamos decir que fluido, aunque se percibe algún pequeño arrastre si lo presionamos muy lentamente. Hasta que no se alinean la lengüeta de seguridad y el gatillo, el disparador permanece bloqueado. Es a partir de que alcancemos su superficie cóncava con la yema de dedo, presionando la lengüeta de seguridad, cuando podremos provocar el disparo. Como decíamos es perfectamente predecible, ya que este carece de recorrido y rompe abruptamente.

Izq. Remington Premier Accutip (0,71 Moas), Dcha. Recargada puntas BARNES TSX (0,66 MOAs) Cargador metálico

Culata Remington 783


Como muchos sabréis, la variación de precios de Remington tiene una correspondencia directa con las calidades de sus culatas. Esto significa que podemos encontrarnos con el mismo conjunto cañón, armazón y disparador que se presentan montados en diferentes culatas. A pesar de que estamos hablando de un rifle que compite en el segmento de menor precio, esta es mejor de lo esperado, sobre todo si la comparamos con las de su competencia.

La misma es similar, en cuanto a forma y constructivamente, a la que analizamos en el anterior número del periódico, cuando nos referíamos al Remington 700 ADL. Carece por tanto de cama metálica interior, pero resuelve el tema de la necesaria rigidez recurriendo al mismo sistema de cuadernas y quilla, emulando la técnica empleada en el casco de un barco de madera. El material empleado es un polímero con base de fibra de vidrio de gran resistencia, que tiene moldeadas diferentes texturas rugosas en las áreas naturales de contacto con las manos del tirador, guardamanos y pistolete. Como he dicho otras veces, los polímeros se han terminado imponiendo frente a la madera, por su menor coste, durabilidad y ligereza. El único aspecto donde son superados por esta es la estética.

Una pequeña carencia que exhibe esta culata es la falta de los pernos estándar donde enganchar un bípode y la correa de transporte. Estos han sido sustituidos por unos enganches moldeados en el polímero que permite instalar la correa. Obviamente existen diferentes soluciones de terceros para acoplar un bípode. Algo por otra parte muy adecuado para un rifle de estas características, que por peso y calibre se presta a su empleo en la modalidad de recechos. A lo que no renuncia es a la afamada cantonera extra-ancha de celdas de poliuretano, es especialmente blanda y sorprende por su capacidad de absorción del retroceso. Decir que la calidad este elemento hace que sea uno de los accesorios mejor valorados y de mayor venta en Remington, tanto para rifles como escopetas.

Cargador Remington 783


El cargador es otro detalle que se corresponde con un arma de mayor precio, el uso de cargadores en la gama 700 de Remington se circunscribe a alguna edición especial, como puede ser el Remington 700 Magpul. Normalmente esta serie utiliza cargadores internos con platos de descarga. Este cargador bifilar además es de calidad, ya que emplea metal y polímero, asentándose en su correspondiente hueco de la culata con un efectivo mecanismo de enganche.

Se sirve de unos picos metálicos soldados en la parte posterior y anterior que nos obliga a meterlo de atrás a delante, en un movimiento bastante natural, que termina con un sonoro clic indicativo de su correcto asiento. Otros cargadores en otras marcas usan exclusivamente el polímero, produciéndose desgastes prematuros, fundamentalmente en la protuberancia de enganche, que a la larga se traducen en holguras en su asiento y que pueden reducir su fiabilidad, caso por ejemplo de los rifles de igual segmento Savage Axis y Ruger.

Cargador metálico con un efectivo sistema de enganche

Prueba de precisión en la Remington 783


Las pruebas se realizaron a 100 m en el campo Brezales Tiro en Cantabria, habitual colaborador de nuestras evaluaciones, la temperatura fue alrededor de los 13°, sin viento significativo pero con periodos intermitentes de lluvia no excesivamente intensa. Para la prueba de precisión empleamos nuestro habitual banco de tiro Caldwell Lead Sled DFT 2, junto con un visor Bushnell Elite Hunter LRHSi 4,5-18x44 con retícula G2H en primer plano focal y monturas WARNE Tactical. La munición empleada fue Remington Premier ACCUTIP .270 Win. con proyectiles de 130 grains y recargada con puntas TSX de 130 grains. La metodología empleada fueron grupos de tres disparos en un tiempo máximo de cinco minutos, con descansos de 10 minutos entre series.

Los resultados fueron los esperados a tenor de las referencias previas que teníamos del arma. Obteniendo una mejor diana de 0,66 MOAs y estando el resto de ellas en dicho rango, con un comportamiento bastante estable. Ahora bien, debemos tener en cuenta que se trata de un rifle de caza y que su grosor de cañón no es el de un rifle táctico. Durante las pruebas los dos primeros disparos de cada serie tendían a agruparse, llegando a montarse en algunas ocasiones, era el tercero el que solía dispersar como consecuencia de la temperatura del cañón. Algunas notas al respecto del polivalente cartucho .270 Win, dentro de este apartado dedicado a la precisión. Con una vaina ligeramente más grande que la del 30-06 engarza proyectiles ciertamente inusuales por su tamaño, 6,8 mm (.277”). Es uno de los cartuchos de más éxito en Europa y EEUU, por lo que está disponible en una gran variedad de peso de punta, lo que le otorga la polivalencia antes citada. En el caso de las puntas de 130 grains, estas son ideales para recechos, con velocidades cercanas a los 900 m/s. Una alta velocidad nada adecuada para la corta distancia, ya que puede perder penetración y dependiendo de su estructura, llegar a destruirse superficialmente sobre la carne del animal.

Es por ello que en este peso no es adecuado para una modalidad como las monterías, donde las distancias de abate son relativamente cortas. Si comparamos las tablas balísticas del .308 Win y 30-06 con proyectiles de 165 grains, las conclusiones son evidentes, el proyectil ACCUTIP del .270 Win con punta de 130 grains tiene una capacidad de abate similar al .308 Win con ese tipo de punta de 165 grains, pero una trayectoria más tensa que este y que incluso la de un 30-06.

Lo más destacado de la Remington 783


Posiblemente es uno de los rifles de caza con mejor relación calidad precio del mercado, curiosamente tal vez su única competencia provenga precisamente de la propia Remington, con las versiones más económicas de la serie 700. Ahora bien, como argumentos a su favor, además de su precisión, destacaría su peso reducido, su buen disparador y la utilización de un cargador de calidad externo. En definitiva una buena elección para cualquier modalidad de caza, aunque gracias a su peso contenido es una muy buena elección para recechos, sobre todo si lo elegimos en .270 Win.

Los rifles con mejor calidad del mercado y un precio adaptado a todos los bolsillos en la armería BlackRecon a través de este enlace: Rifles

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo de Remington para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma larga


6272 2
7546 0
7644 0