• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Análisis del subfusil HK USC-45

Análisis del subfusil HK USC-45

Publicado en Arma larga. Por Redacción Armas
7480
hk usc .45

Puedes votar:

  • 4 votos, 5,00 sobre 5

 

Características del subfusil HK USC .45 ACP

 

En este artículo vamos a hablar del Heckler & Koch UMP y su versión civilizada, el Heckler & Koch USC, un arma realmente singular que se posiciona entre los mejores subfusiles con calibre de pistola que podemos encontrar en el mercado. Algunos analistas tácticos menosprecian o creen superado este tipo de armas en favor de las armas PWD (Personal Weapon Defense) o SBR (Short Barreled Rifle), que vienen a ser armas similares en características, sobre todo de tamaño, pero que usan municiones de rifle o con similares capacidades en vez de las de un arma corta.

Personalmente, creo que las SMG o SubMachine Gun tienen su vigencia, porque aportan importantes ventajas: mecánicamente son más sencillos, lo que redunda en fiabilidad y peso, con la munición adecuada se evita la indeseable sobre-penetración y rebote, son más fáciles de operar en full-auto, el fogonazo y ruido es mucho menor y en algunos casos pueden llegar a compartir cargadores con el arma corta de dotación.

 

Orígenes del subfusil HK USC .45

 

Al igual que Heckler & Koch diseñó el G36 en sustitución del G3 o nuestro CETME, el UMP fue desarrollado inicialmente para ser el sustituto del MP5. Sustitución que, por otra parte, nunca se ha llegado a producir en realidad, porque ambos modelos siguen ofertándose por parte de HK. Aunque el UMP está disponible en tres calibres (9 mm P .40 S&W y .45 ACP), su nacimiento fue en .45 ACP, algo que nos da una pista importante sobre su origen y gestación. El subfusil UMP .45 fue diseñado en la filial de HK en EEUU, mientras que el MP5 es fruto del centro de diseño de la fábrica en Oberndorf (Alemania).

Los antecedentes de la HK UMP hay buscarlos en la década de los 90, con los prototipos MP2000 y el MP5 PIP (Product ImProved). Fue de estas fuentes de donde bebería el UMP (Universale Maschinenpistole, subfusil universal en alemán), que comenzaría su venta a mediados de 1999. Este seguiría la tendencia iniciada por el G36 con respecto a sus componentes, hace un uso intensivo de polímero con base de fibra de vidrio reforzado, usando insertos metálicos cuando es necesario.

El término “universal” hace referencia a la capacidad del arma para cambiar de calibre fácilmente, para adaptarse a la necesidad del operador. Sin necesidad de herramientas especiales o específicas y simplemente cambiando el cerrojo, rampa de alimentación, cañón y cargador. HK supo situarse hábilmente con un producto modular que ofrece un subfusil en tres calibres más allá del tradicional 9 mm P. Supo ofrecer un arma que continuaba la tradición norteamericana de las llamadas “grease guns”.

En 1994, el gobierno de los Estados Unidos impuso restricciones a las armas para fines civiles bajo la llamada "Prohibición de armas de asalto". La prohibición fue por un período de diez años (que finalizó el 13 de septiembre de 2004) y restringió a los fabricantes a "ofrecer en el mercado" armas definidas como "ofensivas" o que tuviesen cargadores de alta capacidad. Debido a estas prohibiciones, muchas compañías hicieron "cambios cosméticos" en sus armas "tácticas" para civiles y las lanzaron al mercado.La versión civil del UMP es la USC, nació en ese periodo y muestra en su diseño varias de aquellas restricciones.

 

 

El cañón del HK USC 45

 

El cañón del USC 45 posee un estriado poligonal de seis estrías a derechas con un paso de 1:12 y como no podía ser de otra manera, es amartillado en frío y está acabado en su interior en cromo, lo que le otorga gran longevidad, según el fabricante muy por encima de los 100.000 disparos.

Recordemos que este tipo de tratamiento no es especialmente adecuado si buscamos la máxima precisión, pero recordemos que estamos hablando de un arma para Close Quater Combat (CQC), donde debido a las distancias que va a operar es algo poco relevante.

De todas formas tengo que decir que en las pruebas de precisión que realizamos a 25 y 50 m, los resultados fueron buenos. Debemos tener presente que es un arma para utilizar por debajo de los 30 m, que es su ámbito de uso.

El cañón del UMP 45 tiene una longitud de 7,9” (20 cm), una característica que ella sola ya le hace caer en lo que en EEUU se conoce actualmente por armas Clase III. Es por ello que el cañón para la versión civil es de 16” (40,64 cm), al que en nuestro país podríamos recortarle 10,64 cm y por tanto con 30 cm seguiría siendo legal de acuerdo a nuestro reglamento de armas. Obviamente esta tarea la tiene que hacer un armero autorizado y ser legalizada en el Banco Oficial de Pruebas de Eibar (BOPE). Otro aspecto singular, en la versión civil, es que carece de roscado y la bocacha apagallamas del UMP.

El UMP necesita un cañón corto, precisamente por el uso a que va destinado, donde prima la maniobrabilidad en espacios cerrados y su uso en unidades donde varios efectivos realizan conjuntamente movimientos o “drills” tácticos, donde además algunos de ellos exigen mucha proximidad entre los componentes de la unidad. Esta versión militar / policial se caracteriza especialmente por su exclusivo sistema de montaje desmontaje rápido para la fijación de accesorios como bocachas y supresores de sonido. Este sistema se denomina “QD” (Quick Detach) en inglés, simplemente presionando una pequeña maneta podemos poner y quitar rápidamente el silenciador sobre la bocacha. Este sistema de anclaje que no requiere de roscado, argollas, resortes, etc., supone una ventaja táctica evidente.

 

 

Diferencias constructivas del subfusil UMP y el HK USC-45

 

Las diferencias más importantes de la UMP con la USC son principalmente 2, la primera se refiere al receptor inferior y la segunda al superior. En el caso del receptor inferior del USC, este viene partido en dos secciones, una es el pistolete que es parte integral de una culata no abatible y la otra sección correspondiente a la boca donde se introducen cargadores propietarios de esta versión civil. En la versión militar / policial este receptor inferior es de una sola pieza y la culata es abatible y de un formato estándar. En el caso del receptor superior de la versión civil, este posee unos recrecidos de polímero internos, que imposibilitan utilizar las piezas del UMP que convertirían el arma en automática.

Señalar que el cargador del modelo USC es de 10 cartuchos y que como decimos no es intercambiable con los estándar de 25 cartuchos del UMP. Aunque existen en el mercado kits de conversión que realmente merecen la pena, ya que el costo de los militares / policiales viene a ser la mitad de el de los civiles. También existen algunas soluciones alternativas interesantes de cargadores de mayor capacidad fabricados incluso en aluminio en vez de polímero. Un detalle al respecto de los cargadores del UMP, todos tienen una ventana para visualizar el nivel de carga, pero los del .45 ACP y .40 S&W son rectos, mientras que en el caso del 9 mm son curvos. Por cierto, el seguro de retenida del cerrojo situado en el lado izquierdo del recetor inferior es idéntico al del M4, para favorecer la ergonomía y memoria muscular.

  

 

Los sistemas de puntería del HK UMP-45

 

El UMP / USC se entrega con 2 miras metálicas fijas y diferentes rieles picatinny desmontables para colocar una óptica u otros accesorios. La mira trasera es de diseño abatible con aberturas en forma de "V" y mirilla seleccionables, la primera para apuntar en condiciones de baja luz o corta distancia con rapidez versus la segunda para precisión para objetivos más pequeños o a distancia. Con una llave allen son ajustables en deriva y elevación. El punto de mira es de tipo poste con capucha de polímero, de diseño similar al que se encuentra en la mayoría de las armas largas HK.

 

Funcionamiento del USC-45

 

Mientras que el MP5 opera por retroceso retardado de masas y acerrojamiento semirígido de rodillos, UMP opera por inercia de masas a cerrojo cerrado. Los que tenemos experiencia con el CETME, advertiremos fácilmente el sistema del MP5 ya que el estado de las vainas delata su recámara estriada. El sistema de cerrojo del UMP/USC cuenta con pocas partes móviles y es relativamente ligero, aunque no hay peligro de disparos prematuros cuando se introduce un cartucho en la recámara (“slamfire”) o accidentales por ejemplo por caída o fuerte golpe del arma.

Esto es posible gracias a un pequeño perno que bloquea la aguja percutora hasta que el disparador es accionado y cae el martillo. Los problemas de funcionamiento en general son habituales en las armas que operan por inercia de masas con cerrojos ligeros. En el subfusil de HK esto no sucede, porque emplea un curioso pero efectivo sistema, añadiendo un dispositivo anti-balanceo en el interior del cerrojo. Es un peso de tungsteno que se desliza adelante y atrás dentro de una cavidad hueca dentro del mismo.

La simplicidad de mecanismos y su facilidad de desmontaje hace que el mantenimiento de la USC sea especialmente sencillo. No se requieren herramientas especiales y el diseño del receptor superior / inferior del UMP mejora el acceso a todas las áreas críticas para la limpieza. El polímero es resistente a cualquier disolvente de limpieza que sea seguro para las manos desnudas y HK indica que se requiere poca o incluso ninguna lubricación.

Este subfusil ha sido sometido a las habituales extenuantes pruebas de tipo militar que HK somete metódicamente a sus prototipos, unidades pre-serie y armas de producción. En una de ellas fue capaz de realizar más de 1.000 disparos seguidos sin interrupción alguna, empleando todo tipo de municiones militares y civiles (blindada, encamisada, punta hueca, con carga especial, puntas de diferentes formas, etc.). Con respecto a la fiabilidad durante nuestras dos jornadas de pruebas esta fue magnífica, incluso mezclando munición, no se produjo una sola interrupción.

  

 

Disparo del subfusil HK UMP/USC

 

La primera y más rápida sensación que se tiene cuando se empuña es la ligereza de las UMP/USC, sólo pesa 4,6 lbs (2,0 kg) en el caso del UMP y 6 lbs (2,71 kg) para el USC debido a la mayor longitud del cañón, su imagen no se corresponde con lo que se espera de él en cuanto a peso.

Esto me llevó a pensar a continuación que se notaría en exceso el retroceso y tendría por tanto un control complicado. Nada más lejos de la realidad, la nobleza del cartucho .45 ACP y el diseño del arma hacen que, aunque lógicamente se note en el hombro más que un MP5 en 9 mm P, sea realmente muy controlable.

En pruebas realizadas en EEUU, se ha demostrado que un operador entrenado no se resiente en su habilidad en el manejo del UMP, siendo previamente usuario de un MP5. Además en eso el fabricante ha sido especialmente inteligente, al poseer una ergonomía que despierta la memoria muscular del operador, ya que los controles y mandos están donde se espera que estén en un HK. Es decir, los controles y mandos del USC/UMP son cómodos de accionar y se alcanzan perfectamente, tanto es así que incluso una mano con dedos cortos no tendrá problemas en alcanzar estos controles.

Sinceramente pienso que las cualidades balísticas, en cuanto a poder de parada y efectos terminales que ofrece el cartucho, compensan sobradamente ese ligero incremento del retroceso. Especialmente valioso es su uso con silenciador, donde destaca gracias a que el .45 ACP con puntas de 230 grains es subsónico. Otros subfusiles en 9 mm P tienen que recurrir a munición subsónica, que no siempre tiene un resultado fiable. Además desde una perspectiva de la logística, el emplear siempre la misma munición es de un gran valor.

El USC sólo funciona en modo semiautomático por ser un arma de uso civil, mientras que el UMP permite tres modos de disparo: semiautomático, ráfaga larga y ráfaga corta de dos disparos. Por cierto la cadencia de disparo en modo automático está reducida a 600 disparos por minuto para hacerlo aún más controlable, frente a los 650 disparos por minuto de la versión en 9 mm y .40 S&W.

Recordemos que el caso del MP5 la cadencia de disparo es de 800 disparos por minuto. Señalar que tanto en el UMP como el USC el cerrojo queda abierto con el último cartucho del cargador, algo a lo que deberán acostumbrarse los operadores que provengan del MP5.

También sorprende positivamente su disparador, que a pesar de ser completamente de polímero, tiene un buen tacto. Con un recorrido de dos tiempos en la versión USC, que permite posicionarse con precisión antes de romper razonablemente bien a un peso de casi 11 lbs (5,0 kg). Este peso puede parecer excesivo, pero tenemos que tener presente la orientación del arma, en cualquier caso, aquellos que busquen una mayor finura, tienen en el mercado de terceros algunas propuestas metálicas especialmente interesantes. En el caso del UMP, su disparador es de un solo tiempo y es algo más duro de accionar.

 

Resumen del Heckler & Koch UMP/USC-45

 

El UMP/USC es un excepcional SMG a pesar de su muy norteamericano cartucho el .45 ACP, poco valorado en Europa, pero con unas cualidades perfectas por su poder de parada, precisión y efectividad. Desde una óptica deportiva y recreacional, el USC se postula como un excelente candidato para entrenar IPSC rifle con calibre de pistola, sorteando de esta manera las limitadas infraestructuras existentes para esta modalidad en nuestro país.

Si estás pensando en adquirir un fusil de asalto, puedes hacerlo a través de la Armería BR haciendo click en el siguiente enlace: fusiles de asalto

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma larga


4968 1
5998 0
11132 4
Arma larga
  • (12 Votos)

Análisis del rifle FN FAL