• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Análisis del rifle FN FAL

Análisis del rifle FN FAL

Publicado en Arma larga. Por Redacción Armas
11132
FN FAL

Puedes votar:

  • 12 votos, 4,75 sobre 5

 

Características del rifle FN FAL, un arma legendaria

El famoso rifle belga Fusil Automatique Leger (Rifle Automático Ligero) fabricado inicialmente por la Fabrique Nationale, más conocido como fusil FN FAL, es el rifle de combate OTAN en calibre 7.62 más utilizado en el mundo. Nada más y nada menos que 93 naciones lo han adoptado, siendo también fabricado bajo licencia en varios de ellos. Hubo bastantes variantes, aunque la mayoría de las diferencias son menores, estando limitadas a las miras, pistolete, guardamanos, bocachas y otros pequeños detalles.

Aunque, sin duda, la diferencia más sustancial del rifle FN FAL es su fabricación con selector que permite el modo automático o sin él. Algo que responde a diferentes filosofías, a la hora de entender el papel de la infantería en el campo de batalla. Debido a todo anterior, el rifle FN FAL adopta diferentes denominaciones según sea su país de adopción: el británico L1A1, el austríaco STG58, el alemán G-1, el canadiense C1A1, etc.

  

 

Antecedentes históricos del fusil FN FAL

 

La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) certifico el fin de los rifles de repetición de cerrojo y alumbró el comienzo de los rifles semiautomáticos y con selector de modo automático como armas de dotación de la infantería. El nacimiento del este rifle está unido a la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), cuando varios de los aliados vencedores en la SGM (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Francia), se embarcaron en la quimérica búsqueda de un rifle de infantería y cartucho común.

Esta complicada tarea se consiguió a medias, ya que como era de esperar, afloraron los egos patrios, reticencias políticas, las dificultades burocráticas y las diferentes formas de entender la guerra. Estados Unidos consiguió imponer su cartucho en diciembre de 1953, pese a que otros países preferían uno menos potente. Concretamente el .280 British o 7x43, siguiendo el modelo de los alemanes al final de la SGM, con su 7,92x33 Kurz para el Sturmgewehr 44 (StG 44). Prueba de ello, es que el primer prototipo del FN FAL en 1947, sería en ese mismo calibre alemán.

Este diseño del FAL fue obra de Dieudonné Joseph Saive (1889–1973) y Ernest Vervier, ingenieros de FN, el primero discípulo de John Moses Browning (1855-1926). Aunque los orígenes de este rifle se remontan hasta 1940, cuando Dieudonné Saive ya había plasmado sobre plano a su predecesor, el SAFN (Saive Automatique, Fabrique Nationale). Este último se vendería a varios países y se fabricaría en varios calibres tras la segunda Guerra Mundial, permitiendo a FN aliviar su mala situación financiera en la posguerra.

El siguiente calibre del FAL sería el .280 British, pero como decimos tropezaría con la intransigencia norteamericana, que forzaría a que se produjese en el calibre oficial OTAN. Las cuestiones políticas intervinieron en la adopción del rifle, que sería elegido por numerosos países, incluidos los británicos; a pesar de que acababan de aprobar su propio diseño de rifle de asalto en calibre .280, el EM-2. Curiosamente serían los norteamericanos los que se saltarían el consenso con el rifle. Aunque valoraron positivamente el FAL y más aún nuestro CETME, por su buen comportamiento en las exigentes pruebas a las que los sometieron durante meses, se decidirían por una evolución del Garand, el M-14.

Los que no perdieron detalle de las enseñanzas alemanas durante este conflicto mundial fueron los rusos, que rápidamente entendieron el concepto y lo adaptaron al perfil de sus tropas. Desarrollando el fusil de asalto más extendido del mundo, el Avtomat Kalashnikova modelo 1947, más conocido por AK-47. Este rifle, utilizaba un cartucho acorde con la filosofía alemana, el 7,62x39. Los rusos tuvieron la inteligencia de dar un paso más allá y crear un arma extremadamente simple, fiable y casi sin mantenimiento. Algo que supuso un éxito entre sus tropas poco formadas, compuestas en su mayoría por campesinos y obreros analfabetos. Fueron sin duda los soviéticos, quienes empujaron a occidente a dar el paso de estudiar un arma y cartuchos unificados.

Resulta curioso que los países occidentales, que empezaron convencidos la búsqueda de un rifle de asalto, debido a numerosas circunstancias terminarían por elegir un Main Battle Rifle (MBR) o rifle de batalla. Aunque en algunos libros, los autores insistan en referirse equivocadamente al FN FAL como un rifle de asalto. Las circunstancias referidas que decidieron su diseño, mucho tuvieron que ver con cuestiones políticas y el comienzo de la Guerra Fría (1945-1991); una muestra de ello es que este rifle recibiría el sobrenombre de "El brazo derecho del mundo libre".

 

 

Potencia de fuego contra precisión en el rifle FN FAL

 

Si hay un rifle que se presta al eterno debate del uso del fuego automático vs semiautomático, ese es el rifle FN FAL. Por una sencilla razón, porque ha habido países que lo han fabricado con selector con fuego automático y otros que han modificado su diseño para que solo pudiese dispararse en modo tiro a tiro. Los rifles británicos y los de los países de su influencia, la Commonwealth, son sólo semiautomáticos, ni siquiera pueden convertirse a “full-auto”, al menos no “oficialmente”. Por el contrario, los rifles austriacos, argentinos, belgas, etc., pueden hacerlo en automático con una cadencia de disparo de 650-700 dpm.

Los defensores de los rifles de combate en calibres relativamente potentes, como arma de dotación principal, argumentan que la precisión es lo que constituye una verdadera potencia de fuego. Por otro lado, los rifles de asalto más actuales y la doctrina militar moderna, requieren potencia de fuego a través del volumen de fuego. Este desacuerdo aún se mantiene entre partidarios de unos y otros, siendo seguro que se alargará en el tiempo.

El origen de toda esta controversia se inicia con el padre de los fusiles de asalto modernos, el ya mencionado Sturmgewehr 44 (StG 44). Antes de la SGM, los ingenieros alemanes realizaron numerosos estudios y estadísticas en el campo de batalla, que demostraron que la mayoría de los enfrentamientos entre tropas se desarrollaban a menos de 300 m (328 yardas). Estas observaciones se vieron refrendadas por las realizadas también por el famoso historiador militar norteamericano Samuel Lyman Atwood Marshall, también conocido por el acrónimo S.L.A. Marshall. Sus análisis de los combates acaecidos durante la Guerra de Corea (1950-1953), mostrarían que la mayoría de ellos se realizaban por debajo de las 229 m (250 yardas). Estos análisis fortalecieron las tesis de aquellos que abogaban por dotar a la tropa de armas automáticas.

Aunque en honor a la verdad, el propio S.L.A. Marshall argumentó en numerosas ocasiones, que los rifles automáticos no eran una buena idea: "Basta con decir que ahora existe una tendencia a eliminar las armas semiautomáticas y manuales, en favor de las armas totalmente automáticas en manos de todos los soldados de infantería, esto es algo que debería combatirse vigorosamente" (S.L.A. Marshall, 1958).

Como ejemplo, citaba en ocasiones las situaciones acaecidas durante la Guerra de Corea, en la que tropas chinas atacaban posiciones norteamericanas durante la noche. Marshall señaló que en más de una ocasión todas las armas automáticas estadounidenses (LMG, BAR, carabina M2, M3A1 "Grease Gun", Thompson M1A1, Browning M1917A1) agotaban completamente la munición, mientras que los fusileros armados con el M1 Garand semiautomático, siempre tenían municiones suficientes para resolver el problema; durante las últimas horas desesperadas del combate, cuando ambos bandos estaban al final del enfrentamiento.

Desde mi punto de vista, la efectividad de los rifles de batalla con selector de tiro es reducida y está circunscrita a situaciones de combate muy concretas, más aún si estamos hablando de personal no entrenado específicamente. Un rifle como un CETME o un FN FAL en 7,62x51 en modo automático, es difícilmente controlable por su retroceso y relevación. Solo a distancias por debajo de los 50 m, entrenando regularmente con una postura adecuada (inclinado hacia delante) y realizando ráfagas cortas mediante disciplina de gatillo, podemos intentar alcanzar una mínima efectividad.

Tenemos que pensar que una situación de estrés, acrecienta el ya difícil de por sí control del disparador y postura, haciendo que la munición se “volatilice” en cuestión de menos de dos segundos para un cargador de 20 cartuchos. Valga como prueba, el hecho de que varios ejércitos detuvieron los entrenamientos del FN FAL en modo automático, por su efectividad absolutamente marginal. Lógicamente desde la posición tumbado, disparando con bípode y usando la correa portafusil, la cosa mejora. Caso distinto es el de armas recamaradas a cartuchos más ligeros, como el 5,56x45. Con un entrenamiento adecuado, estas pueden proporcionar una potencia de fuego más controlable y más valiosa en algunas situaciones particulares.

  

 

Características Técnicas del fusil FN FAL

 

Como hemos visto, el FN FAL es un rifle con o sin selector de tiro automático, operado por gases que utiliza un sistema de cerrojo basculante. Para realizar el bloqueo, el cerrojo es empujado ligeramente hacia abajo, al interior del receptor, por una pieza sólida de metal a modo de hombro. Lo mismo que sucede en los cerrojos de la carabina rusa SKS y de la familia francesa de rifles semiautomáticos MAS-49. Este sistema se sirve de la inercia de los mecanismos y de un muelle recuperador, ubicado en el interior de la culata de las versiones no plegables, para recargar el arma. En las versiones paracaidista, que cuentan con culata abatible, este muelle se encuentra alojado en la tapa del receptor (no la calificaría de receptor superior). Esto obliga a modificar ligeramente varios componentes: dicha tapa, receptor, muelle recuperador y cerrojo. La palanca de acerrojamiento se halla en el lado izquierdo del arma, no se mueve durante la secuencia de disparo y puede ser plegable según modelos.

Ya que hablamos del receptor inferior, señalar que, dependiendo del fabricante y la fecha, nos los podemos encontrar mecanizados de una sólida pieza de acero o de chapa estampada. A partir de 1973, algunos países utilizaron la chapa estampada para abaratar costes y simplificar la producción. En cuanto al sistemas de gases, en las fotos del arma podemos apreciar como el conjunto del pistón y varilla que empuja el hombro del cerrojo, se encuentra por encima del cañón.

 

 

Además, el FN FAL posee un regulador de gases de 14 posiciones, que permite adaptar el arma a diferentes tipos de condiciones ambientales o incluso suciedad, algo que ya hemos visto en otros rifles analizados en esta misma sección. Lógicamente esto afectará al retroceso, pudiendo hacer que sea bastante dulce sin que se lleguen a producir interrupciones. Esta toma admite un bloqueo total, lo que lo convierte en un rifle de repetición para permitir el uso de granadas de fusil, que se verán impulsadas por la totalidad del gas que genere el cartucho de fogueo.

Uno de los aspectos más llamativos, visualmente hablando, de este rifle son sus dimensiones. El modelo estándar tiene 43” (1.090 mm) y pesa 4,3 kg, es un rifle largo y pesado, sin duda su mayor hándicap. Aunque personalmente, más que el peso, me parece más criticable la longitud del arma, por lo que tiene de desplazamiento del centro de gravedad de la misma con respecto al centro de gravedad del operador, algo que lógicamente penaliza el control del rifle. Además, hoy en día los conflictos armados se desarrollan en entornos urbanos, algo que penaliza esta característica.

Culpable de esa generosa longitud total la tiene el cañón de 21” (533 mm), que se puede encontrar en dos tipos de contornos. Un contorno ligero o estándar y uno pesado, este último para fuego automático sostenido, en una configuración propia de lo que se denomina arma automática de escuadrón o ametralladora ligera.

Lógicamente esto incrementará el peso del rifle notablemente, hasta los 5,95 kg. El extremo del cañón está coronado con una gran diversidad de bocachas, según modelo y tipo de granadas que pueda lanzar. Algo parecido a lo que sucede con el sistema de puntería y los bípodes. El rifle utiliza cargadores estándar de 20 cartuchos, aunque los hay con una capacidad que va desde 5 a 30. Finalmente señalar un detalle muy distintivo de este rifle, el asa de transporte, que puede ser plegable o no, pero que está perfectamente ubicada en el centro de gravedad del arma y facilita enormemente su transporte.

Finalmente señalar un aspecto referido al funcionamiento del rifle FN FAL en entornos arenosos y polvorientos. Existe cierta controversia sobre su fiabilidad en ambientes con ese tipo de partículas en suspensión, a raíz de unas declaraciones en los años 50 de un General israelí. Después de haber consultado diferentes fuentes, todo indica que se trata más de una leyenda urbana que de una realidad. Principalmente porque es evidente que este rifle ha intervenido en infinidad de conflictos bajo esas condiciones (Rhodesia, Sudáfrica, Desierto Australiano, etc.) y no existen otras referencias que confirmen ese extremo.

 

 

Tipos de rifle FN FAL

 

Existen diferentes modelos de rifle FAL, de acuerdo al rol que jueguen en las unidades militares donde presten servicio, diferenciándose fundamentalmente por su longitud de cañón, grosor del mismo, materiales de culata y guardamanos, el empleo de culata plegable o no y el tipo de asa de transporte. Más importante es la división de los FAL en dos grandes grupos, de acuerdo al patrón de medida con que hayan sido fabricados. Siguiendo el sistema imperial de pulgadas o el sistema métricodecimal, esto que puede a priori parecer banal tiene su importancia, sobre todo si pensamos en la intercambiabilidad de piezas. La pulgada empleada por británicos, países de la Commonwealth y norteamericanos, es una unidad de medida con difícil traducción desde el sistema métrico, si no es con un exceso de decimales, para un trabajo tan preciso como es la construcción de un arma. La consecuencia es que muchas piezas de unos y otros varían en tamaño, a tal punto que ni siquiera los cargadores son intercambiables.

 

El Rifle FAL STG58

 

El rifle que hemos probado para nuestro artículo es un FAL STG58 austriaco, derivado de la versión alemana Gewehr 1 (G1), pero con ligeros cambios. Fue posiblemente la última versión de este excelente rifle de combate, una versión impecablemente acabada, pero que nunca entraría en combate para la nación que lo fabricó. Para ilustrar el artículo hemos elegido dos de estos FAL, uno 100% original y otro personalizado, decantándonos por este último para realizar nuestras pruebas. +Este STG58 fabricado por Steyr bajo licencia de la belga FN, está personalizado con una culata Magpul PRS2, pistolete ergonómico AG-FAL de Fab Defense, tapa del receptor DSA FAL SA58, guardamanos AIM de cuatro rieles y bocacha de DS ARMS. Ergonómicamente las modificaciones introducidas con los accesorios se hacen notar con respecto a la versión original, que ya era buena. Estos hacen que el arma gane en comodidad a pesar de sus dimensiones y posibilite la colocación fácil de un visor y otros accesorios.

En cuanto al disparador, este es el típico militar, con dos tiempos muy nítidos. El primer tiempo o “take-up” no excesivamente largo, con un peso ligero y sostenido, hasta que se encuentra con una resistencia nítida. A partir de ahí comienza un segundo tiempo o “creep”, que rompe abrupta y nítidamente. Lo que sí es netamente militar es su peso de 4,84 kg, de acuerdo a la media de las cinco lecturas de nuestro medidor electrónico Lyman. Una característica particular de este rifle, es que parte del muelle y vástago que ofrecen la resistencia al gatillo, se encuentra a la vista.

El sistema de puntería está compuesto de una mira tipo poste, regulable en altura, que está protegida de los golpes por dos “orejas” laterales. La mira trasera es bastante curiosa, se trata de una rampa marcada con diferentes distancias (200 a 600 m), por la que se desliza un alza tipo “diopter”. Para poder moverla tenemos que presionar un botón lateral, que soltaremos para dejarla anclada en la distancia seleccionada. El alza es ajustable en deriva a través de dos tornillos laterales, aflojaremos un tornillo y apretaremos el que está en el lado opuesto para realizar los ajustes.

Este tipo de sistema de puntería fue una exigencia para los rifles alemanes y que mantuvieron los austriacos. Su diseño buscaba mantener la cabeza del operador baja a la hora de tomarlas, concretamente 3 mm con respecto al modelo belga. Algo que puede parecer menor, pero que de acuerdo a la experiencia reportada por los alemanes, podría suponer la diferencia entre una herida en la cabeza o la muerte. También las “orejas” de protección del punto de mira son exigencia alemana, rememorando las que llevaba el STG-44 de la SGM.

La versión original tiene un bípode integrado con patas fijas, sin ajuste en altura, pero tiene la capacidad de pivotar ligeramente en su vértice. Cuando no se usan, las patas del bípode se pliegan de forma segura sobre varios cortes del guardamanos. Este accesorio presenta el problema que está anclado al cañón, con lo que esto supone para la precisión. Los cargadores de diseño clásico y de chapa estampada de acero, se colocan como en el Kalashnikov,de adelante a atrás.

El selector de tiro de la FN FAL está ubicado en el lado izquierdo del arma, es muy cómodo de accionar con el dedo pulgar de la mano de empuñe (supuesto tirador diestro). Tiene tres posiciones, seguro (S) arriba, fuego semiautomático (E) abajo y fuego automático rotándolo hacia delante, siendo la dureza de accionamiento la justa. Digo esto porque en algunas armas que he probado de este tipo, resulta complicado hacerlo si no tienes el dedo “musculado”.

Lógicamente el rifle FN FAL está civilizada y el fuego “full-auto” está desactivado. Además, en el arma que probamos, el selector no podía llegar a esa tercera posición, porque la empuñadura sobresalía poco más de un milímetro sobre el plano del receptor. Esto es positivo, porque en armas con fuego automático anulado, el colocar el selector en esa posición por error, hace que el arma no dispare.

Finalmente, una característica propia del rifle FAL austriaco STG58, exigida en su momento por el jefe de la comisión de compras de Austria, Major Stoll, es la bocacha de “cuatro pétalos”. Una característica que podemos observar en el modelo original y que está pensada para una triple función. La primera es la lógica de reducir el fogonazo del disparo, la segunda es poder disparar granadas antitanque o antipersonal de 22 mm sin necesidad de un adaptador adicional, finalmente y tal vez la más curiosa, es que está preparada para cortar alambres (atrapamos el alambre, giramos ligeramente el rifle y disparamos). En relación con esto, señalar que los austriacos, a diferencia de otros ejércitos, no contemplan el uso de la bayoneta para sus rifles de servicio.

 

 

Prueba de tiro del rifle FN FAL

 

En la prueba de tiro seguimos nuestra habitual metodología, empleamos nuestro banco Caldwell modelo Lead Sled DFT II desde una mesa de Bench Rest y empleamos una óptica Bushnell Elite Tactical XRS 4,5-30x50 SFP. Realizamos tandas de cinco disparos en seis minutos con descansos de 12 – 15 minutos entre tandas. Las distancias de tiro fueron a 100 y 200 m en las instalaciones del Campo de Tiro Txoriarte en Zambrana (Álava), donde contamos con una buena climatología. La munición empleada fue recargada, con puntas Sierra Match King de 168 grains y pólvora Vihtavuori, dada la imposibilidad de encontrar munición comercial del .307 Win.

El rifle FN FAL obtuvo unos resultados increibles, moviéndose entre los 1 y 1,5 MOAs, con una mejor diana de 1,04 MOAs a 100 m. La precisión es sorprendente para un rifle de estas características y tiene con seguridad todavía cierto margen de mejora con una estudiada recarga. Algo por lo que son conocidos estos rifles es su regularidad, algo que podemos confirmar a lo largo de la mañana que pasamos con él. El rifle FN FAL tuvo un comportamiento impecable durante toda la prueba, sin interrupción alguna, ni mal funcionamiento, durante una sesión de unos 60 disparos aproximadamente.

 

Resumen del fusil FN FAL

 

Hemos analizado una autentica leyenda dentro del mundo de las armas de fuego, el rifle FN FAL, 93 países y la intervención exitosa en decenas de conflicto por todo el orbe no pueden estar equivocados. Un arma legendaria que sigue propagando su filosofía de rifle fiable y robusto. Participando en algunos conflictos actuales o incluso como arma de dotación en pequeños países. Para los aficionados a las armas es un rifle con el que disfrutar y entretenernos.

Si quieres adquirir un fusil de asalto, puedes hacerlo entrando a la Armería BR a través del siguiente enlace: fusiles de asalto

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

waterfly

07, Octubre 2020 13:07:45

Estupendo echa un vistazo a estas otras https://defortnite.com.es/armas/

IVAN-HK

03, Octubre 2020 20:06:10

Excelente...

Baquero

03, Octubre 2020 13:26:47

Gracias por su articulo sobre el FAL.
Pero tengo que hacerle una puntualización importante, sobre su comentario totalmente inexacto con respecto a la educación de la población soviética de los años 40.
En 1942, la tasa de analfabetismo en la URSS era solamente de un 10%.
https://www.libertaddigital.com/opinion/marcos-a-diaz/la-educacion-en-la-union-sovietica-42986/
Mientras que en España en los mismos años, era de un 23%...
https://linz.march.es/documento.asp?reg=r-41199
Un saludo

zailadelalalai

02, Octubre 2020 18:49:23

Excelente resumen. Solamente reseñar que flaco favor le estáis haciendo al mundo de las armas con la frase final en España, Europa y en la mayoría de licencias que se otorgan en USA NO se pueden tener rifles de asalto, así que sería más correcto, tanto desde el punto de vista técnico como de cara a la galería, que el autor del artículo y Blackrecon corrigieran dicha denominación.

Últimos post Arma larga


4968 1
5998 0
11132 4
Arma larga
  • (12 Votos)

Análisis del rifle FN FAL