• Estás aquí:
  • Actualidad
  • AR-15 en 6.8 SPC vs AK-47 en 7.62x39 - Duelo de calibres en las operaciones especiales

AR-15 en 6.8 SPC vs AK-47 en 7.62x39 - Duelo de calibres en las operaciones especiales

Actualidad
imagen de AR-15 en 6.8 SPC vs AK-47 en 7.62x39 - Duelo de calibres en las operaciones especiales

Puedes votar:

  • 2 votos, 4,50 sobre 5

LOS CALIBRES EN CONFLICTO

El 6.8 SPC (Special Purpose Cartridge) nace en el 2002 y está disponible para uso civil en 2004. El cartucho es la culminación de varios proyectos militares y la acumulación de incidentes acaecidos en combate en los que las fuerzas especiales del ejército americano intervienen. El bajo rendimiento del 5.56x45 con la carabina M4 motivó que el U.S. Army Special Operations Command lanzase un programa específico para encontrar una variante de cartucho con mayor letalidad para sus cuerpos de operaciones especiales. Nace el “Six8” como se denomina en jerga militar o 6.8 SPC o 6.8 Remington SPC o 6.8 SPC II o 6.8x43 en nomenclatura más europea, gracias al esfuerzo individual de unos cuantos miembros de Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), posteriormente se uniría una compañía comercial al proyecto, la casa Remington que elevaría a nivel comercial lo que hasta ese momento era sólo un cartucho experimental militar.

rpd

Curiosamente fue Hornady quien estuvo desde el inicio en el proyecto, dando soporte técnico relativo al diseño de la geometría del cartucho, la bala y la recámara que debía disparar el cartucho. Pero debido a su incapacidad para producir la vaina del cartucho, posibilitó que REMINGTON entrase en el proyecto.

Las experiencias de los soldados norteamericanos en combate con sus M4 y cañón de 14” mostraron las carencias del cartucho 5.56x45, su falta de poder de parada y su baja letalidad intencionada, daba muchos problemas, especialmente en operaciones encubiertas, donde lo que menos se busca es dejar un herido del enemigo en medio de la noche dando alaridos de agonía. En los inicios del programa Special Rifle Variant se hicieron unas primeras pruebas con el cartucho empleado por el enemigo el popular 7.62x39, el cartucho empleado por el popular KALASHNIKOV. Gracias a la modularidad de las carabinas M4 simplemente cambiando el upper (más concretamente el cerrojo y cañón) y con unos cargadores adaptados se tenía una carabina en ese calibre. También llegaron a producirse algunos híbridos que admitían cargadores de AK-47.

Quedó ampliamente demostrada la mayor letalidad de dicho cartucho y su capacidad de atravesar parapetos u otras protecciones que el 5.56x45 no era capaz. Estas pruebas afianzaron la necesidad de un nuevo cartucho. Citar como curiosidad que estos M4 siguen en el arsenal de algunas unidades de los cuerpos especiales por la ventaja táctica que representa poder aprovisionarse de munición en territorio enemigo y la ocultación que suponen el dejar rastros de munición idéntica a la que utiliza las fuerzas contrarias.

Alguno se estará preguntando, por qué se han dado cuenta ahora de las carencias de este cartucho. ¿Qué ha pasado con el 5.56x45 desde que fue adoptado en 1962? En 1962 el cartucho fue adoptado después que el jefe del USAF, Curtis Le May, acudiese a una demostración del cartucho en el verano de 1962, donde por el poco científico método de disparar a sandías, quedó impresionado por la alta velocidad del cartucho y sus efectos terminales. La demostración se hizo con un M16 con cañón de una longitud de 20”, longitud que le permite al cartucho 5.56x45 adquirir toda la velocidad necesaria para alcanzar la energía que logra un buen efecto terminal.

Las tácticas militares y los entornos de batalla cambian y evolucionan, esto condiciona las armas que necesariamente han de adaptarse, cosa que no ha hecho el cartucho. Los combates actuales se desarrollan cada vez más en entornos urbanos y/o desde vehículos y menos en espacios abiertos, muchas de las tácticas de combate hoy en día son CQC (Close Quarter Combat). Esto hace que los cañones de los rifles se hayan acortado para poder operar más fácilmente en interior de edificios o desde vehículos, siendo la carabina M4 de 14” el arma standard del ejército USA, debido a su maniobrabilidad. La consecuencia es que el proyectil no puede alcanzar la velocidad idónea sencillamente porque parte del propelente queda sin quemar en el interior del cañón y por tanto los gases que empujan a la bala no le dotan de la velocidad necesaria.

El otro cartucho que será determinante en el desarrollo del “Six8” es el 7.62x39. Cartucho desarrollado en tiempos en los que Josef Stalin gobernaba con mano de hierro la antigua Unión Soviética. Fue introducido en 1944 y la primera arma en usarlo fue la ametralladora ligera RPD. Posteriormente sería el rifle SKS el que adoptaría el cartucho, curiosamente es el rifle que recientemente ha empleado el francotirador de Dallas para matar a cinco policías hace unas semanas. Después sería empleado en el Kalashnikov, el que es el más popular de los rifles de combate de la historia de la humanidad.

IMG 5349b

DESARROLLO DEL “Six8”

Mientras comenzaban los primeros prototipos de cartucho se seleccionó la vaina del 30 Remington como punto de partida. Este cartucho fue desarrollado en 1906 para competir con el 30-30 Winchester. Este cartucho que se empleó por primera vez en el rifle semi-automático Remington 8A, se ha usado infinidad de veces también en rifles de palanca y de corredera de diferentes fabricantes. Este viejo cartucho tiene las mismas características de velocidad y energía que el 7.62x39, situándose por tanto, considerando estas características, entre el 5.56x45 y el 7.62x51.

Debemos tener en cuenta que el nuevo cartucho 6.8 SPC debía satisfacer los requerimientos de la plataforma AR-15/M4. El 30 Remington tiene un cartucho de diámetro que se sitúa entre el 5.56x45 y el 7.62x39, lo que hizo que se pudiese adaptar fácilmente al cerrojo estándar. El “Six8” es la vaina acortada a 43 mm 30remington lo que le permite contener un 32% más de volumen de propelente que el 5.56x45.

Inicialmente se probaron balas de 6.5 mm y 7 mm comprobándose que los proyectiles del 270 o 6.8 mm ofrecían similar trayectoria a los del 6.5 mm y parecido alcance a los de 7 mm. Por otra parte los proyectiles del 270 tienen un buen coeficiente balístico y un buen poder de parada si les dota de la suficiente velocidad. Estas características determinaron la elección de esta bala, la misma que usa el venerado 270 winchester. Técnicamente hablando las medida exacta del “Six8” es de 6.858 mm de diámetro aunque por razones comerciales Remington lo denomina 6.8 SPC. La especificación SAAMI determina una longitud máxima de 2.260 pulgadas o 57,404 mm, esto hace posible su uso en la plataforma AR-15/M4. Esto condiciona el uso a puntas de un peso no mayor de 115 - 120 grains, sólo podremos utilizar puntas más pesadas en rifles monotiro o de cerrojo.

Con respecto al pistón, la casa Remington es la única que emplea pistones grandes de rifle frente al resto, HORNADY y FIOCCHI, que siguen las especificaciones militares para la plataforma, usando pistón de rifle pequeño. El uso de este tipo de pistón en conjunto con otras muchas medidas previenen la auto-ignición de cartuchos en los rifles semi-automáticos. Realmente la posibilidad de que esto suceda es muy remota, ya que no es uno de los factores fundamentales. Aún con todo Hornady asegura que el uso de pistones pequeños permite vainas más fuertes y una mejor y más progresiva ignición para lo que es la capacidad de la vaina. Esto redunda, según Hornady en una mayor uniformidad en las cualidades balísticas de los cartuchos. Además el empleo de estas vainas permite a los recargadores una mayor reutilización de las mismas por su mayor resistencia.

United States Navy SEALs 547

¿RECÁMARA SPC I o SPC II para el “Six8”?

Al ser un cartucho tan joven se ha producido una natural evolución en las especificaciones de la recámara de las armas que lo disparan. La experiencia en su utilización, especialmente en rifles semiautomáticos, ha recomendado variar las especificaciones iniciales, buscando unas menores presiones en la recámara para las municiones más potentes, y por extensión una mayor
seguridad.

Las especificaciones que REMINGTON hizo llegar a SAAMI en principio (SPC I) fueron las siguientes; 0.050” de longitud de vuelo libre, 0.278” de diámetro del área de vuelo libre y un ángulo en el cono de entrada, a la toma de rayado del ánima del cañón, de 45 grados. Recordemos que el área de vuelo libre es la parte de la recámara inmediatamente anterior al rayado de cañón y posterior al tope de la vaina, donde después de la ignición del cartucho el proyectil “vuela libre” hasta tomar el rayado que le dotará de giro para estabilizar su vuelo.

Para la especificación SPC II las medidas son: 0.144” de longitud de vuelo libre, 0.278” de diámetro y un ángulo de 45 grados. Es decir que se ha aumentado la longitud del área del vuelo libre. Citar que hay algunos fabricantes de productos custom o a medida que escarían sus propias recámaras con sus propias especificaciones en la zona de vuelo libre, asegurando obtener mejores cualidades balísticas. En la actualidad prácticamente todas las recámaras de los fabricantes de rifles “Six8” son SPC II. Como hemos dicho al principio sólo las recámaras SPC II deben ser usadas con las municiones más potentes o recargadas.

Con respecto al paso de estría, varía según el fabricante, aunque son tres los utilizados: 1:10, 1:11 y 1:12. La norma general dice tenderemos a usar puntas pesadas con pasos de estría cortos y los más largos para puntas más ligeras. Decir que el más habitual es el 1:11, que es el que posee el rifle que utilizamos.

¿QUIÉNES USAN EL “Six8”?

Dentro del ejército USA, oficialmente que se sepa ninguna. Al igual que comentamos en el caso de los M4 híbridos de 7.62x39, se sospecha que algunos equipos de las fuerzas especiales hacen uso del mismo. La pregunta que cabe hacerse qué ha pasado entonces para que el ejército USA no inicie un cambio de su cartucho de rifle oficial, como hizo con el .45 ACP por el 9 mm Parabellum para arma corta. Parece ser que la logística que supone el cambio, los costos, la compatibilidad OTAN y otros factores estratégicos han detenido el proyecto, quedando residualmente para los cuerpos especiales. También ha habido algunos departamentos policiales que lo han adoptado. Con respecto a otros países ha habido ventas importantes a Arabia Saudí con el pertinente permiso del Congreso de los estados Unidos.

Para solucionar el problema que presentaban las carabinas M4/14” se optó en el 2010 por una solución de compromiso, creando una munición específica para estas carabinas, en lugar de adoptar el 6.8 SPC. Se varió el peso y material de punta pasando a ser de 65 grains y de cobre frente a la tradicional de plomo, buscándose hacerla más efectiva contra parapetos y con mejor balística terminal. Aunque las pruebas iniciales realizadas por el ejército norteamericano fueron aparentemente satisfactorias, se demostraron que en el campo de batalla importantes carencias, sobre todo a la hora de atravesar todo tipo de barreras por los cambios de trayectoria que sufrían las balas. Los soldados se han quejado especialmente del comportamiento del proyectil al atravesar los parabrisas de vehículos.

Donde sí parece que empieza a triunfar es en el mercado civil, por cómo no, sus magníficas cualidades para defensa y sus cualidades balísticas a corta y media distancia. Con respecto a su uso en caza, desde mi punto de vista, aún con las puntas más pesadas de 120 grains, se queda corto para el jabalí, pero una magnífica opción para corzos, rebecos y venados.

LOS RIFLES DE LA PRUEBA

Para el enfrentamiento virtual elegimos dos rifles económicos de cada plataforma, por una parte una versión civil del M4 en 6.8 SPC, el AR-15 DPMS Panther que es una empresa perteneciente al grupo REMINGTON y por otra uno de los pocos Kalashnikovs que han llegado a España de la casa china S.D.M. a través de la Armería Casa Puntos.

Es importante aclarar que en el caso del Kalashnikov es un modelo funcionando en repetición, ya que en semi-automático en el calibre 7.62x39 está prohibido en nuestro país. Una más de las incongruencias y estupideces de un reglamento de armas anacrónico que está hecho a golpe de prohibiciones sin sentido. En este caso concreto es la Dirección General de Armamento (DEGAM) del Ministerio de Defensa quien es responsable de la catalogación de 7.62x39 como un calibre militar, parece ser que sin el preceptivo estudio previo de impacto. Por lo que se sabe, parece ser que en las primeras misiones de los soldados españoles en el extranjero, en concreto en las misiones en los Balcanes, algunos de ellos introdujeron kalashnikovs en territorio español. Eran armas encontradas en los campos de batalla o fruto de pequeños cambalaches con la población local. La respuesta de las autoridades militares, a un problema exclusivamente militar, fue castigar y penalizar a los usuarios civiles.

IMG 5376b

 

Antes de pasar a evaluar estos dos rifles debemos contextualizarlos, es importante tener presente que se trata de rifles civiles derivados de carabinas de combate, pensadas más para la defensa o en el caso de AR-15 incluso la caza que para el tiro de precisión. Su rango de uso efectivo es hasta los 150 – 200 m. al menos sobre el papel, más adelante matizaremos de forma individualizada esto para cada arma.

AR-15 DPMS Panther AP4 6.8 SPC II

Antes de comenzar con las características de la carabina e impresiones sobre la misma algunos datos sobre la empresa Defense Procurement Manufacturing Services (DPMS). Esta compañía ha estado en el negocio de las armas de fuego desde hace más de 30 años. Sus comienzos fueron como empresa de consultoría que ayudaba a los pequeños fabricantes a vender sus productos al Departamento de Defensa. Pero además tenía una división de producción de armas de fuego denominada Panther Arms.

AR BUENA

Hoy en día, DPMS Panther Arms construye piecerío para la plataforma AR, desde “lowers”, “uppers” y cañones hasta pequeñas piezas y accesorios. Y como podemos ver por la presente prueba también construye y comercializa sus propios rifles AR Panther Arms, en una gran variedad de configuraciones, militares, policiales y civiles. Esta compañía es el segundo fabricante de rifles AR-15 en USA y poseedora de cuatro innovadoras patentes para accesorios sobre esta plataforma.

Ciñéndonos al rifle, a pesar de ser de la gama económica, al menos en USA, en cuanto lo tenemos en la mano se nota bien construido y acabado, no tiene holguras de ningún tipo y fijándonos con detalle veremos que las piezas están perfectamente ajustadas. Otro de los aspectos que sorprende inicialmente es su ligereza, en la báscula descargado arrojó unos contenidos 3,250 kg, unos 120 gramos menos sin el asa desmontable. Tal vez esta impresión se vea condicionada porque mis experiencias con otros AR-15 tenían cañones más pesados y largos, además estaban tuneados.

Otra de las primeras características que llaman la atención en una primera inspección visual es el asa desmontable. Esto satisfará tanto a los incondicionales de la estética más clásica como a aquellos usuarios que quieran incorporar un visor directamente sobre el “upper” lo más cerca posible del cañón, citar a pesar de lo que pudiera parecer, que el punto de mira no interferirá en ningún caso. Para aquellos que gusten de visores en posición elevada sobre el asa indicar que la misma está preparada para admitir un adaptador, normalmente picatinny, mediante una pequeña perforación.

El “upper” y el “lower “ están forjados en aluminio aeronáutico 7075-T6, con acabado anodizado siguiendo especificaciones militares, posteriormente se les aplica un recubrimiento de teflón mate, como corresponde a un arma táctica. El “upper” además del botón estándar de desatascado tiene un deflector que garantiza una eyección de las vainas lejos del tirador.

La cabeza y cuerpo de cerrojo están fabricados con acero 8620, también de acuerdo a especificaciones militares lo que le otorga sin duda gran longevidad.

El cañón fabricado por la propia DPMS es de 16” (41 cm) a partir de una barra de acero 4140 al cromo-molibdeno. El cañón tiene recubrimiento interior de cromo lo que alarga extraordinariamente su duración frente al desgaste, aunque bien es cierto que su precisión es ligeramente menor frente a uno igual que no tenga ese tratamiento. El acabado exterior es el habitual “parkerizado”, un fosfatado al manganeso. El cañón tiene un paso de estría de 1:11, es decir el proyectil da un giro completo en un segmento de 11”, este ratio se está erigiendo en el más utilizado por varios fabricantes por su versatilidad para diferentes pesos de proyectil.

El guardamanos es el denominado Glacier Guard diseño propio de DPMS, con perforaciones de refrigeración superiores e inferiores. Es similar al estándar de las carabinas M4 pero con dos mejoras importantes. Por una parte el número de cantos o “costillas” externas son más numerosas y por tanto más cercanas unas de otras, lo que favorece el agarre. Por otra el interior de este guardamanos carece de los tradicionales escudos de aluminio interiores, siendo sustituidos por un sistema de aletas de polímero, que el fabricante asegura son más efectivas en la disipación de calor. Con respecto al guardamanos una pequeña observación desde la experiencia, aunque sin duda existen el mercado grandes guardamanos dotados de numerosos rieles tipo picatinny, con una funcionabilidad elevada y estética realmente agresiva, muy del gusto táctico, he de reconocer que tacto más agradable que este es difícil de igualar. A veces los guardamanos táctico exige de protectores de goma por su agresividad en los mecanizados.

La culata es también de producción propia de DPMS, es una culata de polímero plegable longitudinalmente de seis posiciones, se diferencia de otras del mercado en que incorpora una anilla portacorrea.

El cargador es de la marca PRI (Precision Reflex INC.), es de una capacidad de 25 cartuchos limitado por un perno a dos, por aquello de nuestra legislación. En la actualidad son cuatro los fabricantes de cargadores específicos para la munición 6.8 SPC, PRI, BUSHMASTER, C-PRODUCTS y BARRET. Por referencias en foros especializados americanos parece ser que PRI y BUSHMASTER son los más fiables. Aunque pueda parecer un detalle nimio, el cuadrillado en la parte superior del cargador ayuda extraordinariamente a identificarlo entre otros que podamos tener por ejemplo del 222 Remington, si por ejemplo somos fans de esta plataforma y atesoramos unos cuantos.

Con respecto al disparador este es de un solo stage con un peso de 3,3 kg tiene un recorrido corto y no se aprecian arrastres significativos. El reset del mismo es rápido y muy corto lo que permite secuencias rápidas de disparo, como corresponde a un arma de estas características.

Sólo una recomendación para aquellos que ya estarán pensando seguro en adquirirlo para competir en IPSC fusil, debido a la dinámica de la competición, es conveniente mejorar el tirador del cerrojo, lo más adecuado es de cambiar el de aluminio por uno de acero.


Disparándo el DPMS

Un aspecto que me intrigaba antes de la prueba era que retroceso se apreciaría en este nuevo cartucho, ya que una de las virtudes del AR-15 en 222 o en 223, es su casi nula “pegada” a la hora de dispararlo. Tiene un muy suave comportamiento, apenas se nota el incremento del retroceso, es realmente agradable de disparar.

AK buena

Con respecto a la precisión del arma, reitero lo que adelante al principio del artículo, debemos evaluar estas armas como lo que son, versiones civiles de armas militares. Después de una puesta a cero relativamente rápida gracias al colimador láser los resultados solo caben catalogarse como satisfactorios. La precisión con munición comercial REMINGTON a 100 m, es de dos MOAs, nos hubiese gustado probar la de HORNADY pero lamentablemente no llegó a tiempo para la prueba. Las sensaciones con el arma son muy buenas y estoy convencido que con unas puntas algo más ligeras y/o munición recargada es un rifle de precisión de un MOA.

KALASHNIKOV S.D.M.

Sino Defense Manufacturing (SDM) es la empresa china que produce el kalashnikov que hemos evaluado. Hasta la fecha se estima que se han fabricado unos 75 millones de AK-47s bajo licencia oficial en diferentes empresas de todo el mundo, se ignora cuantos se han producido de forma encubierta. Un arma cuyo diseño se debe a la genialidad de un suboficial ruso que servía en una división de tanques. Persona que apenas había estudiado, pero dotado de una innata inteligencia. Debido a las heridas que le infligió un tanque alemán enemigo puedo estar convaleciente durante seis meses y diseñar lo que hasta el momento sólo era un boceto.

Custom AK 47 with krinkov flash hider

Habiendo conocido otros AKs de otros países, rusos y yugoslavos, puedo afirmar que se le percibe menor calidad general que los citados. La gran diferencia del AK-47 con el AR-15 es, su mayor simplicidad mecánica, sus holguras, sus toscos acabados y su sistema de pistón movido por gases. En la unidad probada estaba anulado por motivos de nuestra legislación. El cajón de mecanismos no deja de ser una chapa doblada con los mínimos componentes para funcionar. El piecerío es grande y basto, con menor número de piezas que en el AR-15 y con grandes holguras, son estas características la que le confieren su gran fiabilidad. La longitud del cañón es de 16.3”, terminado por una peculiar y reconocible bocacha que reduce la relevación y retroceso del arma. Guardamanos y culata son de madera, hay algunas versiones que suelen tener un pistolete de madera, la razón es que en disparo automático el calentamiento excesivo de esa zona requiere alejar la mano a pesar del recubrimiento de madera.

Disparándo el SDM

Se nota el mayor peso del arma al cogerla, 3,5 Kg., sobre todo inmediatamente después de haber tenido el AR-15. El retroceso es claramente mayor pero manejable, lo que si se nota es una ergonomía mejorable, la culata es pequeña, por lo menos para mi tamaño y las miras son más difíciles de tomar que en el arma americana.

El disparador, a pesar de las críticas generales que concita, es suave y de dos tiempos muy contrastados, de recorrido más largo que el AR-15, con algún pequeño arrastre. En el medidor de Lyman arrojó unos suaves 2,6 kg.

La precisión es inferior a la del AR-15 con una notable dispersión a 100 m. Citar que la puesta a cero con el visor que evaluamos en este mismo periódico fue una pequeña odisea. Aun utilizando dos colimadores láser diferentes, uno específico de recámara de la casa NcStar y otro de cañón de la compañía BUSHNELL, las dispersiones nos confundían bastante y ajustar el visor nos llevó mucho más tiempo que en el AR-15. Finalmente en la prueba de precisión con munición rusa obtuvimos una agrupación de cuatro MOAs. Con respecto a esto último, decir que su precisión fue aceptable hasta los 60 m.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE AMBAS PLATAFORMAS

A continuación analizaremos diferentes aspectos en ambas plataformas con objeto de identificar sus fortalezas y debilidades. De esta manera nuestros lectores podrán sacar sus propias conclusiones sobre la idoneidad de una u otra arma.

Munición. En este aspecto la munición del 7.62x39 sigue teniendo ventaja sobre la 6.8 SPC en varios aspectos. Por una parte la munición del AK-47 tiene más contundencia, siendo su punta habitual de 123 grains pero pudiendo llevar proyectiles de hasta 150 grains. Otras son la disponibilidad, precio y variedad, la munición del arma de origen ruso es fácil de encontrar casi en cualquier lado y su precio es imbatible. Podemos encontrar cajas de 20 cartuchos de munición rusa por menos de 10 €, frente a la del AR-15 que es relativamente nueva y no muy difundida, cuya caja de 20 proyectiles cuesta entorno a los 33 €. Otro aspecto es el de la cantidad de munición que podemos transportar, en este caso el AR-15 podemos llevar más cartuchos a igualdad de peso.

Precisión. No todos los AK-47 son iguales, se fabrica en 12 países, según su procedencia tienen diferentes calidades que lógicamente redundan en su precisión. En nuestro caso el AK-47 de origen chino logró una precisión de cuatro MOAs a 100 m., su precisión hasta los 50 – 60 m. es razonablemente buena, es sin duda un arma de combate para enfrentamientos en ese rango de distancia. El AR-15 en este aspecto es muy superior, su precisión a 100 m. es de dos MOAs, aunque estamos seguros que es mejorable con una munición
más ligera.

DIANA NUEVA

Fiabilidad. En este aspecto el AK-47 es leyenda, es posiblemente su mayor cualidad, su participación en todo tipo de guerras en diferentes ambientes lo dice todo. Son numerosas las historias hablan de esta fiabilidad, las pruebas de inmersión en barro y su capacidad para seguir disparando son míticas. En el caso del AR-15 debido a que no usa un pistón para la mecanización del ciclo y en su inicios las pólvoras que por aquel entonces empleaba la munición generaban muchos residuos, siempre se ha considerado menos fiable. Hoy en día las cosas han cambiado mucho con respecto a aquellos primeros modelos empleados en la guerra de Vietnam. El AR-15 es una plataforma muy contrastada con una muy buena fiabilidad siempre que se mantengan unos mínimos hábitos de limpieza.

Personalización. Dos plataformas tan difundidas tienen múltiples opciones de personalización y mejora por terceros. Aunque si bien es cierto, que el AR-15 tiene casi infinitas posibilidades por el número de soluciones que hay en el mercado y empresas dedicadas a ello. De todas formas, hay empresas de accesorios especializadas en el mundo AK-47, en nuestro país la más conocida es ZAHAL, aunque hay otras.

Precio. En España, el costo del AK-47 es la mitad que el de un AR-15 económico.

Peso, ergonomía y facilidad de uso. Aquí el AR-15 saca ventaja al AK-47, con un peso inferior alrededor de los 300 gramos (más de 400 si quitamos el asa) y una mejor ergonomía, hacen que su manejo sea más sencillo. Además el retroceso del AR-15 en el calibre que analizamos es menor que el del AK-47. Un buen ejemplo que ilustra este apartado es la calidad de sus miras o lo que supone un cambio de cargador en ambas plataformas, mientras en el AK-47 necesitamos emplear ambas manos en el AR-15 nos basta una.

Versatilidad. Aquí es donde el AR-15 gana sin discusión, su versatilidad en el campo de batalla es superior, lo mismo se emplea en combate urbano (CQC) que cambia a disparos a objetivos a media distancia. Por otra parte su modularidad le permite adoptar diferentes calibres simplemente con un cambio de cargador y del “upper” en cuestión de segundos (aflojando dos pasadores). esta es una de las características que lo hace tan popular en todo el mundo.

Receiver flat

Mantenimiento. En el AK-47 debido a sus holguras y tolerancias las necesidades de mantenimiento son ínfimas, no así en el AR-15. Por otra parte es desmontaje total del arma por el menor número de piezas y tamaño de las mismas hacen ganador al AK-47. Por si fuera poco lo anterior, el piecerío de repuesto está disponible en casi cualquier parte del mundo.

RESUMEN

Son dos plataformas fantásticas con sus pros y sus contras, particularmente me inclino por el AR-15 debido a sus posibilidades de personalización y su precisión. El AK-47 tiene el terrible hándicap de que en nuestro país, por nuestra legislación, sólo es posible tenerlo en modo de repetición, lo que sin duda frenará a muchos compradores. El calibre 6.8 SPC es una magnífica opción como calibre defensivo y caza para animales por debajo del jabalí.

Próximamente en otro artículo trataremos aunar lo mejor de los dos mundos, la precisión y versatilidad del AR-15 junto con la contundencia del calibre 7,62x39.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a BORCHERS S. A., distribuidor exclusivo DPMS para España, la cesión del material para la elaboración de este artículo.
www.borchers.es

Agradecemos a Luis Aramburu las fotografías que ilustra este artículo.

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Actualidad


1034 0
954 1
6774 0
Actualidad
  • (14 Votos)

Sorteo Nueva Galería Armas.es