Qué visores necesitamos para rececho

Publicado en Visores Óptica. Por Redacción Armas
138
visores para rececho

Puedes votar:

  • 2 votos, 5,00 sobre 5

 

Características de un visor para rececho

Últimamente estamos viendo como muchos fabricantes de visores empiezan a presentar modelos para la caza en rececho, que heredan características de sus modelos de uso militar o policial. Incluso podemos encontrarnos con que hacen referencia a este hecho en su propia denominación, caso por ejemplo del Bushnell Elite Tactical Hunter LRHSI 4,5-18X44, donde vemos que se mezclan los conceptos táctico y caza. Esto se debe a que las ópticas de francotirador presentan muchas de las características que hacen idóneo a un visor para recechar.

Teniendo presente esto, vamos a elaborar una guía en la que señalaremos los aspectos más importantes a considerar cuando busquemos visores para rececho. En algunos casos estableceros los paralelismos con las ópticas de francotirador, para ilustrar el artículo cuando recorramos los diferentes apartados.

 

Qué óptica necesitamos en el visor rececho 

 

Creo que no hace falta decir que sea cual sea el destino de nuestro visor deberemos optar por aquel cuyo mejor calidad de lentes presente. Esto no solo hace referencia a la calidad constructiva del visor, sino también a las que posean los mejores tratamientos que permitan dejar pasar la mayor cantidad de luz de forma controlada. Digo controlada, porque he observado en algunas marcas que la intensidad de la misma a veces es excesiva, afectando a la nitidez y a la fidelidad de los colores. Debemos tener en cuenta que al igual que en las operaciones militares, hay muchos lances de caza que se realizan en condiciones de baja luminosidad, porque la actividad de los animales a abatir es crepuscular. Una óptica deficiente hará imposible localizar al animal confundiéndolo con el entorno por esa falta de luz.

 

Aumentos necesarios del visor para rececho

 

Los aumentos para rececho son otro apartado interesante con una triple repercusión. Muchas veces he escuchado que cuantos más aumentos mejor y esto no es del todo cierto. Muchos aumentos suele traducirse en ópticas pesadas, algo poco recomendable si pensamos que recechando, por ejemplo, en montaña hasta el último gramo a mover se acaba notando. El rececho es una modalidad muchas veces exigente en términos de nuestra condición física, donde las horas de caminata y/o ascensión se hacen notar y donde a veces la mejor ocasión se presenta cuando más exhaustos y cansados estamos. Si a esto último le sumamos que el entorno puede ser el menos amigable para encontrar un apoyo adecuado y que esta modalidad de caza se corresponde con piezas normalmente esquivas, entenderemos que usar muchos aumentos no sean realmente algo operativo por la dificultad de estabilizar el arma y apuntar a una pieza que puede que solo esté quieta durante unos escasos segundos.

Finalmente decir que los visores con muchos aumentos condicionan su magnificación mínima, haciendo que esta sea realmente llevada con un corto campo de visión, lo que es un hándicap para realizar labores de reconocimiento del terreno con el visor, en busca de objetivos a abatir. Es por ello que suelo decantarme por visores con un mínimo de 3,5x a 4,5x aumentos de magnificación mínima, dependiendo de campo de visión, y visores con un máximo de 16x – 18x, según sean las características morfológicas de los animales y las distancias de abate habituales para esa fauna, ponderando también siempre el peso del visor.

 

 

Retícula y plano focal para el visor de rececho

 

Hoy en día la tecnología está cada vez más presente en nuestras vidas, es cada vez más habitual ver entre los cazadores telémetros para calcular exactamente las distancias de tiro y obtener la compensación angular del mismo. Incluso los hay que conectados con una estación meteorológica, tipo kestrel, nos pueden dar una corrección del viento. Bien es cierto que esto último en la posición en la que estamos y no en los tramos intermedio o final donde se encuentra la pieza a abatir. Esto permite que la retícula y el plano focal pierdan peso en el visor. Pero debemos tener en cuenta que esto supone más peso a transportar y que lleva tiempo utilizarlos, cuando hay algunos tipos de caza que se caracterizan por estar poco tiempo en reposo.

 

Personalmente soy partidario de las ópticas en primer plano focal (FFP), por la posibilidad que nos ofrecen en conjunción con la retícula, de calcular la distancia al objetivo rápidamente, conocidas las dimensiones de la pieza a abatir. Vemos por tanto que existen una íntima relación entre estos dos aspectos y que por lo tanto esta debe poseer una graduación que ayude al cálculo, por ello me suelo decantar por los visores graduados en MILs. Por aquello de que es más fácil calcular en el sistema métrico decimal que en el sistema imperial. Por último y no menos importante, el que la modalidad de rececho necesita que la retícula sea iluminada, nos ayudará a distinguirla del fondo y la pieza, cuando nos movamos en las franjas crepusculares del día.

 

Torretas utilizadas en los visores de rececho

 

En el ambito de rececho recomiendo las torretas graduadas en MILs en conjunción con la retícula. Las torretas del visor para rececho deben ser de un tamaño grande para poder ser manejadas fácilmente con guantes o en condiciones climatológicas duras, donde podemos tener las manos con poca sensibilidad por el frío o resbaladizas por la lluvia o el sudor. Se debe considerar un plus que puedan tener algún tipo de seguro o algo de dureza adicional, para evitar que se puedan mover accidentalmente.

En relación con las torretas, algo que suelo valorar a la hora de elegir un visor para rececho es que tenga una puesta a cero sencilla y que se puedan marcar una segunda distancia. Digo esto porque podemos cubrir las distancias de abate más habituales con solo dos posiciones. Esto lógicamente dependerá también del tamaño del animal, su zona de muerte y las características balísticas de nuestro calibre. 

 

Dimensiones y características en visores para rececho

 

Cuando me he referido a los aumentos mínimos y máximos para rececho ya he adelantado que el peso es una variable a considerar, yo recomendaría que el visor utilizado en rececho no pese mas de 800 gramos. Ahora bien, también todo depende de nuestra condición física y del resto de equipo que portemos con nosotros. Por lo demás, dadas las condiciones de movilidad que normalmente exige el recechar, un visor robusto es casi una obligación.

 

Resumen de los visores de rececho

 

Durante este artículo hemos tratado de recopilar las principales características que debe cumplir un visor destinado a la caza en modalidad de recechos. Como muchos de los lectores que nos siguen habrán advertido y ya habíamos adelantado, estas coinciden con lo que se espera de un visor táctico destinado a francotiradores, tal vez por eso no sea de extrañar que cada día sean más habituales verlos entre los aficionados a este tipo de caza.

Hazte con un visor para la modalidad de rececho en la Armería BR con los mejores precios a través del siguiente enlace: Visores especializados para Rececho.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores Óptica


3244 0
7904 0
5596 0