• Estás aquí:
  • Visores Óptica
  • Analizamos el visor Leupold Mark 5HD 7-35x56

Analizamos el visor Leupold Mark 5HD 7-35x56

Publicado en Visores Óptica. Por Redacción Armas
3836
LEUPOLD MARK5 HD

Puedes votar:

  • 5 votos, 5,00 sobre 5

La serie Mark 5 es una gama de visores diseñada para tiradores de larga distancia que exigen poco peso, muchos ajustes, gran cantidad de aumentos, robustez y torretas de calidad. El Leupold Mark 5HD 7-35 × 56 posee todas estas características, lo que le otorga una gran polivalencia. Es válido en labores tácticas, caza extrema y tiro deportivo, esta última faceta es donde estos visores últimamente están teniendo mucho predicamento.

La serie Mark 5HD es una de las de mayor éxito de Leupold, por cierto, HD son las siglas que corresponden a High Definition (Alta Definición). Tengo que decir que es un visor que suelo utilizar habitualmente, junto con la versión 5- 25×56, eso hace que lo conozca especialmente bien y se haya convertido en uno de mis favoritos. En pleno auge en nuestro país por el tiro a larga distancia, este tipo de ópticas antes minoritarias, empiezan a atraer a nuevos tiradores. A continuación, desglosaremos los diferentes aspectos en varios apartados, como habitualmente solemos hacer en nuestros análisis.

Características estructurales

Con un peso de 935 g, el Mark 5HD 7-35×56 es 178 g más ligero que un Nightforce Atacr 7-35x56 F1, una diferencia importante si estamos pensando en utilizarlo para recechar, donde hasta el último gramo cuenta. Por otra parte, solo suma 85 g adicionales a la versión 5-25×56 mm de la cual es una versión ampliada, de hecho, la longitud exterior es idéntica, 398 mm. Este pequeño incremento del peso, se debe a una pieza adicional de vidrio en la lente del objetivo.

Este mínimo incremento de peso, es un pequeño peaje a pagar, por 10 veces más de aumentos. Entonces, aunque no es exactamente un peso pluma, es lo suficientemente reducido en peso como para ser considerado un visor ligero para la larga distancia. Dadas sus características, también podríamos decir que es un impresionante telescopio terrestre especialmente liviano. Hablando en términos de durabilidad, el tubo de una pieza de 35 mm de diámetro está construido en aluminio 6061-T6. Este material, que es de tipo aeroespacial, se combina con el resto de componentes de calidad premium. Hay una razón para este diámetro de tubo, la capacidad de seleccionar un ajuste de elevación suficiente, un elemento clave para disparos a larga distancia. El generoso diámetro del tubo del Mark 5HD le da un impresionante rango de ajuste de elevación de 100 MOA / 29,1 MILS y de 50 MOA / 14,5 MILS en deriva.

Con una técnica constructiva que hace hincapié en atornillar, en lugar de pegar componentes, es capaz de sobrevivir a 5.000 impactos en una máquina que Leupold llama "Punisher". Este dispositivo de tortura para visores, los somete a un retroceso o impacto equivalente a tres veces el de un rifle del .308, lo que lo convierte en una prueba bastante rigurosa para cualquier óptica. Señalar también, que las lentes presentan una resistencia de nivel militar a los arañazos, al agua y la niebla, ayudado en este último caso por el gas atrapado dentro del visor. En definitiva, un visor resistente a cualquier condición climatológica y trato abusivo.

La óptica y magnificación

Una característica sobresaliente del Mark 5HD y del vidrio Leupold en general, es su rendimiento con poca luz. La claridad es excelente, gracias a la calidad de las lentes y sus tratamientos. Algo que ya conocía sobradamente, por mi experiencia en diferentes ámbitos y condiciones de luz con el mismo. En cualquier caso, aprovechando que nuestro campo de pruebas de referencia, Brezales tiro, está situado en un entorno envidiable y anochece relativamente pronto, apuntamos a varios elementos del entorno natural (árboles, ramas, fauna, etc.) a diferentes distancias con unos magníficos resultados. Los Leupold en general superaron nuestras pruebas, su calidad de imagen y claridad de retícula estuvieron a la altura de su reputación.

Esto se debe en gran parte al sistema de administración de luz Twilight Max HD, que también reduce significativamente el tipo de resplandor que puede darnos problemas al amanecer y al atardecer (los modelos que no son HD, como el VX-Freedom, eliminan tan solo un 10% menos).

Esta óptica presenta una relación de aumento de 5:1, de 7X a 35X, con ajustes realizados girando el anillo de magnificación, ubicado justo delante de la carcasa de la lente ocular. Una maneta roscada y extraíble, le brinda al usuario una ventaja adicional, tanto en rapidez como fuerza de giro, por el lógico efecto palanca. He probado innumerables soluciones de palancas para el anillo de aumentos y esta me gusta especialmente, ya que sobresale relativamente poco y sus formas redondeadas, acompañadas de una textura en cuadrillado, la hacen agradable y fácil de manipular.

Cuando analizo un producto, procuro ponerme siempre en las peores circunstancias o al menos vislumbrar su comportamiento bajo las mismas, este tipo de perilla se agradece especialmente en entornos agresivos de frío o calor intenso. También para aquellos usuarios que lleven guantes de tipo táctico.

 

Eye-box, distancia ocular y campo de visión

Este es otro de los apartados donde Leupold brilla con luz propia, especialmente en lo referente al Eye-box. Recordemos que este término se refiere al volumen imaginario alrededor del ocular donde podemos colocar la cabeza y obtener una vista completa de la imagen proporcionada por el visor. En los Leupold y especialmente en los Mark 5HD, es muy amplia, esto tiene una consecuencia muy positiva a la hora de encarar el arma. Ya que tendremos rápidamente a tiro nuestro objetivo en cuanto apoyemos la cabeza en la carrillera de la culata.

Por poner un ejemplo, en una tirada de PRS, donde normalmente tras cada disparo debemos encarar el objetivo, muchas veces en una postura forzada, esto nos permite ganar un tiempo precioso. En un visor con un Eye-box pequeño necesitamos mecanizar perfectamente el movimiento del encare.

En consonancia con el parámetro anterior, la distancia ocular es también generosa, esta se sitúa entre los 91-97 mm. Algo de agradecer, si como en el caso de nuestras pruebas, estas se realizaron sobre un Remington 700 en calibre .338 Lapua Magnum que tiene un retroceso significativo.

Finalmente, un apunte sobre el campo de visión, este es de 4,48 m a 7x / 0,9 m a 35x, teniendo en cuenta que partimos de 7x de aumentos, este es más que correcto. Lo que permite realizar labores de reconocimiento en búsqueda de objetivos en un uso táctico o de localización rápida del blanco.

Torretas

Como era de esperar, por la calidad de este fabricante, las torretas tienen un muy buen tacto y un muy definido paso por clic, con la sonoridad justa y muy buena sensibilidad táctil. El Mark 5HD utiliza en este modelo graduación en MILs, donde cada clic representa una variación de 0,1 MILs, que traslada un cambio de un centímetro a 100 m sobre el objetivo.

Al seleccionar una elevación determinada, no es raro que un tirador pierda la referencia tanto de su cero, como de la posición de su torreta, especialmente cuando una torreta puede girar múltiples revoluciones como esta. El Mark 5HD proporciona soluciones para ambos problemas potenciales.

El primero es un tope a cero ajustable, que evita que el usuario marque por debajo del cero previamente definido. Para ello tiene un sencillo método de puesta a cero de la torreta. El método es quitar la tapa de la misma, aflojando dos tornillos hexagonales, situados en el moleteado de esta tapa, lo que deja a la vista una sola cabeza de tornillo de tipo plano. El uso de un destornillador para realizar los ajustes necesarios, agiliza y simplifica el proceso, frente a otros sistemas que requieren a veces herramientas especiales. Una vez que el rifle se pone a cero, volveremos a colocar las tapas de la torreta en la posición"0”.

El segundo problema puede surgir cuando seleccionamos una graduación determinada con gran número de clics y el tirador no está seguro de cuántas revoluciones ha hecho la torreta. Las torretas admiten hasta tres rotaciones, 10,5 MRAD por rotación. Es por ello que tiene un sistema de identificación de rotación de las torretas. Durante la primera rotación, el botón de bloqueo permanece sobresaliendo de la misma, durante el segundo, el botón se mueve al ras, mientras que en el tercero, el botón retrocede hacia la carcasa y aparece un pasador plateado en la parte superior.

Esta característica proporciona retroalimentación táctil y visual en cuanto a la posición de la torreta, para que sea útil en cualquier condición de iluminación. La torreta de deriva es un poco más tradicional que la de elevación. No tiene botón de bloqueo y tiene una tapa roscada para su protección.

El paralaje del Mark 5HD se puede ajustar a través de una ruleta de enfoque lateral, con siete graduaciones en yardas, desde las 75 yardas hasta el infinito. Como evaluamos la versión iluminada, sobre la misma se encuentra una rueda de iluminación, con siete posiciones de intensidad definidas, entre cada nivel se encuentra una posición de apagado. Una solución ya vista en otros modelos y que nos evitará tener que girar el dial hacia atrás para realizar el apagado.

Me han gustado dos cosas del sistema de iluminación, por una parte, la finura y precisión de los niveles de iluminación, se distinguen perfectamente unos de otros. Por otra, que la iluminación abarca los ejes y no solo del punto central, esto es  imprescindible en un visor con esta orientación, donde será habitual que efectuemos cálculos con la retícula y nos sirvamos de ella para realizar correcciones en condiciones de baja luminosidad o sobre fondos oscuros / confusos. Esto último algo muy habitual en el tiro a larga distancia, donde la corrección muchas veces debe ser rápida y no hay tiempo para manipular la torreta.

Reticula


Ya que nos hemos referido a ella en el apartado anterior, es turno de analizar la retícula, en este caso lleva la denominada TMR y es del tipo Primer Plano Focal (FFP). Aunque hay otros modelos disponibles, por cierto, no todos con iluminación y en algunos casos con diseño propietario de un tercero. Las otras alternativas son CCH (Combat Competition Hunter), H-59 y Tremor 3, las dos últimas cuyo diseño es propietario de la prestigiosa casa HORUS. Todos los visores de vocación táctica y destinados a la larga distancia son FFP, la facilidad para realizar cálculos de distancia basados en el tamaño del objetivo y la operativa de cálculo con las subtensiones marcan la diferencia en su favor.

Volviendo al diseño TMR, este responde a una configuración clásica tipo MIL-DOT, donde los puntos se han sustituido por segmentos, un modelo que se denomina por esta razón MIL-HASH. Utiliza segmentos en lugar de puntos, proporcionando una mayor precisión a la hora de realizar todo tipo de cálculos o apuntar entre subtensiones. Los segmentos están espaciados a 0,5 MILs de distancia, lo cual varía en los extremos del eje horizontal, en los bordes exteriores, a 0,2 MILs, de especial utilidad para cuando necesitemos un ajuste fino. La TMR tiene un buen rendimiento y proporciona una utilidad más que suficiente para la gran mayoría de los usuarios. En cualquier caso, como hemos comentado anteriormente, existen otras retículas más elaboradas y complejas, aunque pueden suponer un incremento en el precio del visor por el obligado pago de regalías.

Un aspecto consustancial a su tecnología de Primer Plano Focal y dado su elevado número de aumentos, es que la retícula en la máxima magnificación adquiere un grosor significativo. Dependiendo del tipo de objetivo, puede en algún caso interferir sobre el mismo a la hora de apuntar.

Mecánica

En un visor destinado a la larga distancia la calidad mecánica lo es todo, la precisión de los ajustes es prioritario, sobre todo en el ámbito competitivo. Habiendo probado y usado habitualmente el modelo 5-25 X 56 mm, tenía claro que este visor del cual deriva iba a cumplir sobradamente en este aspecto. Para ello realizamos la habitual prueba del reloj y nos servimos de algunas dianas calibradas en MILs, para comprobar la precisión de los clics a 100 m. En ambos casos las pruebas fueron sumamente precisas. Como sabemos, cualquier error mecánico en cuanto a los ajustes de la mecánica se magnifica con la distancia, cosa de la que esta libre este Mark 5 HD.

RESUMEN

El Mark 5HD 7-35X 56 mm es la respuesta de LEUPOLD a los que buscan un visor de alto rendimientos para la larga distancia. Sigue la tradición del fabricante de Oregón de ser más ligero, robusto y elegante que muchos visores de su competencia. Este es un visor profesional para el tiro a muy larga distancia, que permitirá exprimir al máximo las capacidades de tu rifle, con la plena confianza de que, si fallamos, no será precisamente por culpa del visor. Una óptica con gran polivalencia que no decepcionará a ningún tipo de usuario.

Agradecimiento

Agradecemos a Borchers, distribuidor exclusivo Leupold para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo. www.borchers.es

También puedes encontrarlo en las mejores armerías o en la tienda online Blackrecon.com a traves del siguiente enlace: Visor Leupold Mark 5HD

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores Óptica


5010 0
8218 0
5750 0