• Estás aquí:
  • Balística
  • Concepto de la balística

Concepto de la balística

Publicado en Balística. Por Redacción Armas
97747
En términos sencillos, la balística es la ciencia que define hasta dónde puede llegar un proyectil y con cuánta fuerza. Por otro lado, conceptualmente, el término balística posee un amplio contenido que resulta conveniente poder analizar paso a paso. En primer lugar, por balística podemos entender el poder de impacto que puede llegar a registrar un disparo realizado con una munición determinada. En este sentido, la balística queda condicionada por dos grandes conjuntos de factores: los internos u objetivos, estrechamente relacionados con las características propias del arma utilizada; y los externos o ambientales, vinculados a las condiciones atmosféricas reinantes en el momento del disparo y al tamaño del objetivo que se pretende abatir.

Dentro de los factores internos que condicionan la balística debemos tener en cuenta los siguientes elementos:
- La velocidad y el peso del proyectil utilizado en el disparo
- El grado de deformación que puede experimentar la bala en el momento en que impacta contra el objetivo
- La forma de la bala y de su punta (dura o expansiva)
- La estrecha relación entre el diámetro y el peso de la bala

Sólo atendiendo a estos condicionantes internos y a los externos mencionados anteriormente podremos conocer el poder de impacto de un tipo de munición determinada. Por otro lado, como regla general, el tirador debe tener en cuenta que los calibres menores son más veloces que los pesados en disparos a corta distancia. Por el contrario, si la distancia aumenta, los calibres pequeños resultan menos eficaces que los más pesados.

En balística, el poder de impacto se expresa en kilográmetros, una medida que se obtiene tras restar a la velocidad de la bala en el momento del impacto (expresado en metros/segundo) su peso (en gramos). Esta cifra se multiplica por el diámetro de la bala (en milímetros) y el total obtenido se divide por 800. Tras esta operación se obtiene un número entre 2 y 10 que representa el poder de impacto del cartucho a diferentes distancias. Esta cifra, expresada en kilográmetros, elevada al cubo marca el peso del animal que puede ser abatido con el cartucho analizado a una distancia determinada.

La balística es un elemento inexorable y siempre indica al tirador qué tipo de munición deberá emplear en función de la pieza que quiera abatir y de la distancia a la que quiera disparar. Por ejemplo, el calibre .222 Remington (5,6x43mm) es uno de los más utilizados para la caza del corzo. Se trata de un cartucho ligero, poco potente, pero muy preciso. Según las tablas de balística, el poder de impacto del .222 oscila entre los 3,5 kilográmetros en disparos a 100 metros de distancia y los 2,7 en tiros a 200 metros. Elevando estas cifras al cubo observamos que el tirador, en condiciones normales, podrá abatir un corzo de casi 43 kgr con un tiro a 100 metros, mientras que el peso del animal se reduciría a los casi 20 kgr con un disparo realizado desde 200 metros.

Uno de los elementos más importantes de la balística son las tablas de tiro. Se trata de unos documentos fundamentales para que los disparos resulten eficaces. Entre otras variantes, estas tablas indican la velocidad, la energía y la trayectoria de un cartucho determinado. En este sentido, por lo general, un cartucho ligero y poco potente como el .222 Remington resulta muy veloz y eficaz en los primeros metros, pero poco a poco va perdiendo precisión y energía en el momento en el que aumentan las distancias. Todo lo contrario de lo que ocurre con los cartuchos más potentes, que siempre son más lentos pero que cuentan con una energía progresiva. Por ejemplo, el popular .300 Winchester Magnum cargado con 168 grains (10,9 gramos de plomo), en un tiro a 200 metros, va a una velocidad de 850 m/s y tiene una energía de 3900 julios. Esto supone un poder de impacto de unos 7 kilográmetros a 200 metros. Por tanto, el tirador podrá abatir a un ciervo de unos 350 kilogramos con total suficiencia.

Un último aspecto fundamental de la balística es el ajuste del arma. Esta operación se lleva a cabo para compensar la caída de la bala durante su trayectoria. Por ejemplo, un calibre .222, en un disparo centrado, a unos 200 metros presenta una caída de aproximadamente 3cm por debajo del punto de impacto inicial. Por tanto, para hacer blanco, el tirador deberá apuntar unos 3cm por encima de su objetivo.



En términos sencillos, la balística es la ciencia que define hasta dónde puede llegar un proyectil y con cuánta fuerza. Por otro lado, conceptualmente, el término balística posee un amplio contenido que resulta conveniente poder analizar paso a paso. En primer lugar, por balística podemos entender el poder de impacto que puede llegar a registrar un disparo realizado con una munición determinada. En este sentido, la balística queda condicionada por dos grandes conjuntos de factores: los internos u objetivos, estrechamente relacionados con las características propias del arma utilizada; y los externos o ambientales, vinculados a las condiciones atmosféricas reinantes en el momento del disparo y al tamaño del objetivo que se pretende abatir.

Dentro de los factores internos que condicionan la balística debemos tener en cuenta los siguientes elementos:
- La velocidad y el peso del proyectil utilizado en el disparo
- El grado de deformación que puede experimentar la bala en el momento en que impacta contra el objetivo
- La forma de la bala y de su punta (dura o expansiva)
- La estrecha relación entre el diámetro y el peso de la bala

Sólo atendiendo a estos condicionantes internos y a los externos mencionados anteriormente podremos conocer el poder de impacto de un tipo de munición determinada. Por otro lado, como regla general, el tirador debe tener en cuenta que los calibres menores son más veloces que los pesados en disparos a corta distancia. Por el contrario, si la distancia aumenta, los calibres pequeños resultan menos eficaces que los más pesados.

En balística, el poder de impacto se expresa en kilográmetros, una medida que se obtiene tras restar a la velocidad de la bala en el momento del impacto (expresado en metros/segundo) su peso (en gramos). Esta cifra se multiplica por el diámetro de la bala (en milímetros) y el total obtenido se divide por 800. Tras esta operación se obtiene un número entre 2 y 10 que representa el poder de impacto del cartucho a diferentes distancias. Esta cifra, expresada en kilográmetros, elevada al cubo marca el peso del animal que puede ser abatido con el cartucho analizado a una distancia determinada.

La balística es un elemento inexorable y siempre indica al tirador qué tipo de munición deberá emplear en función de la pieza que quiera abatir y de la distancia a la que quiera disparar. Por ejemplo, el calibre .222 Remington (5,6x43mm) es uno de los más utilizados para la caza del corzo. Se trata de un cartucho ligero, poco potente, pero muy preciso. Según las tablas de balística, el poder de impacto del .222 oscila entre los 3,5 kilográmetros en disparos a 100 metros de distancia y los 2,7 en tiros a 200 metros. Elevando estas cifras al cubo observamos que el tirador, en condiciones normales, podrá abatir un corzo de casi 43 kgr con un tiro a 100 metros, mientras que el peso del animal se reduciría a los casi 20 kgr con un disparo realizado desde 200 metros.

Uno de los elementos más importantes de la balística son las tablas de tiro. Se trata de unos documentos fundamentales para que los disparos resulten eficaces. Entre otras variantes, estas tablas indican la velocidad, la energía y la trayectoria de un cartucho determinado. En este sentido, por lo general, un cartucho ligero y poco potente como el .222 Remington resulta muy veloz y eficaz en los primeros metros, pero poco a poco va perdiendo precisión y energía en el momento en el que aumentan las distancias. Todo lo contrario de lo que ocurre con los cartuchos más potentes, que siempre son más lentos pero que cuentan con una energía progresiva. Por ejemplo, el popular .300 Winchester Magnum cargado con 168 grains (10,9 gramos de plomo), en un tiro a 200 metros, va a una velocidad de 850 m/s y tiene una energía de 3900 julios. Esto supone un poder de impacto de unos 7 kilográmetros a 200 metros. Por tanto, el tirador podrá abatir a un ciervo de unos 350 kilogramos con total suficiencia.

Un último aspecto fundamental de la balística es el ajuste del arma. Esta operación se lleva a cabo para compensar la caída de la bala durante su trayectoria. Por ejemplo, un calibre .222, en un disparo centrado, a unos 200 metros presenta una caída de aproximadamente 3cm por debajo del punto de impacto inicial. Por tanto, para hacer blanco, el tirador deberá apuntar unos 3cm por encima de su objetivo.



Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Jonny

13, Enero 2015 20:47:37

Efectivamente y aunque el artículo está muy bien expuesto, no debemos olvidar la tercer rama de la balística (balística terminal) ya que es una de las más importantes. En cuestión de precisión han de preocuparnos las dos primeras, en materia de neutralizar un objetivo vivo, la última es la más importante, ya que los resultados no se apoyarán tanto en como salió el proyectil del arma ni con que características voló, sino de que forma impacta en el objetivo, como se deforma y que tipo de heridas causa, algo que está directamente ligado al tipo técnico de proyectil. Dicho de una forma escueta, no causará el mismo efecto un proyectil del 222 FMJ de 55gn a 100 mts sobre un corzo de 40kg, que otro con el mismo peso, misma velocidad, pero con una punta de polímero de alta expansión que se desintegra al impacto. Respecto al asunto de vainas reventadas, no debemos olvidar tampoco, que las mismas no son más que un recipiente altamente elástico y temporal, que no soportan en realidad la presión real de un cartucho, sino las paredes de la recámara de cada arma. El latón se dilata y apoya inmediatamente contra las paredes de la misma, descargando en ella el trabajo duro. Si detonásemos cartuchos a la intemperie comprobaríamos que muchos reventarían totalmente al no tener la contención de las recámaras. La mayor parte de los reventones se deben a desafortunados encuentros entre presión y calidad/defectos de la estructura del latón, aunque no es necesario que haya una presión extraordinaria, y así mismo se puede fracturar un cartucho del 22LR como un 38WC si hay defecto o fisura en alguna parte de su estructura. Por último y aunque estemos hablando de pólvora cuya velocidad de combustión la clasifica en materia deflagrante, la contención de gases premeditada en cualquier cartucho industrial, lo que produce es una detonación, y es esa misma liberación violenta de gases la que hace que un proyectil abandone el cañón tan rápido y con tanta fuerza, no entiendo por tanto esas polémicas o culpas dirigidas contra cartuchos porque detonaron o no, TODOS LOS CARTUCHOS DETONAN mientras se utilicen en un arma o artilugio que retenga eficazmente la liberación de sus gases.

miguel escribió: esta introdución a la balística se queda un poco corta, teniendo en cuenta que al hablar de ella hay que dividirla en balística interna (comportamiento del proyectil desde que se produce la ignición del pistón, balística externa (como se comporta un determinado proyectil desde que deja la boca de fuego) y balística de efectos (como cede su energía cinética -Ec-, en el momento del impacto. Un saludo

Luciano Martinez

02, Agosto 2013 22:37:00

La balística es un tema muy pendiente en mi legajo cinegético, gracias por el aporte.

Luciano Martinez
trofeos de caza ([url]http://www.cazawonke.com/actualidad/nacional/3692-el-magrama-creara-el-archivo-nacional-de-trofeos-de-caza[/url])
Apasionado por la naturaleza y defensor de la actividad cinegetica controlada como garantia de su conservación.
Twitter @lu_cazador

maria77

18, Junio 2011 13:20:21

Muy interesantes todos vuestros comentarios. La verdad que todo esto lo había aprendido a través de varios videos de caza ([url]http://cazaworld.com/blog/videos-de-caza-con-podenco-andaluz/[/url]) para iniciarme en este tema.

Salvalen

04, Mayo 2011 20:08:57

Tal como comenta hannibal05, el retroceso del arma comienza en el instante que inicia el movimiento la bala.

Newton demostró que dicha fuerza de reacción es de igual intensidad y sentido contario al avance del proyectil. Debido a que el agarre del arma es por debajo del cañon, esto origina además un elevamiento del mismo.

La reacción al movimiento giroscópico de estabilización que produce el estriado, provoca una torsión adicional cuyo eje es el cañon del arma.

La resultante de todos estos vectores de fuerza, la localización del centro de gravedad del arma y el tipo de empuñadura, dan como resultado un retroceso característico.

diego

30, Marzo 2011 20:58:18

yo tampoko sabia nada de nada pero e aprendido mucho aki me e leido varias cosas mas de 5 veces kada ves aprendo mas gracias a ustedes son los mejores ;-)

Al

29, Octubre 2010 20:02:00

Hola, respecto al tema que planteas, no precisas ni en qu´´e arma ha ocurrido, ni donde se encontraba el proyectil una vez ocurrida la "explosion" de la vaina; de todas formas, en mi modesta opinion, puede deberse a diversos factores, aun tratandose de un cartucho metalico con todos sus componentes en perfecto estado, piston, vaina, carga de proyeccion y bala, en ocasiones el simple hecho de que la bala se encuentre mas "crimpada" es decir, mas embutida hacia el fondo de la vaina, de lo debido, bien sea por haber recargado mal ese cartucho, o que haya ocurrido esto por cualquier otra razon, la camara interna, es decir, el espacio que queda libre en el interior de la vaina, se reduce de forma que una vez percutido el piston, el cual alberga en su interior un explosivo sensible a la percusion (suele ser trinitro-resorcinato de plomo mas un sensibilizante llamado tetraceno), y que ademas "detona", es decir, su velocidad de transformacion en gas es superior a 2000 metros por segundo, al contrario que la polvora que "deflagra", osea se transforma en gas a velocidades inferiores a 2000 metros por segundo, el fuego producido, se comunica a la carga de proyeccion, (polvora), atraves de el oido u oidos, dependiendo si es de sistema boxer o berdan, y al comenzar a quemarse esa polvora, los gases producidos, carecen de espacio suficiente para cumplir la funcion esperada, llegando a aumentar la presion interna del cartucho de forma podria decirse exponencial hasta tal punto que lo que deberia ser una deflagracion, llega a veces a convertirse en una detonacion, para la cual la esa vaina no estara preparada, pudiendo llegar a destruirse sin llegar a apligar esa energia al proyectil, e incluso causar graves daños al arma y tambien al tirador.

anibal

05, Octubre 2010 11:08:51

ES EL COMPORTAMIENTO DEL PROYECTIL A PARTIR QUE DEJA SU RESPECTIVO VAINILLA O CASQUILLO

Oscar Garcia Lopez

12, Agosto 2010 18:59:38

Hola compañeros.
siempre he tenido una duda y es que en las armas cortas semiautomáticas,siempre he leído que el desplazamiento hacia atrás del cañón y el cierre comienzan en el momento de abandonar el cañon la bala, que es cuando la presión de los gases desciende a unos límites tolerables.
¿ y si esa presión tolerable ( que tampoco se cual es la referencia para denominarla así) acciona el mecanismo, la que existe justo desde el momento de la inflamación de la pólvora es mucho mayor y sin embargo no mueve nada mecánico.
Es algo puramente retórico, pero siempre me ha llamada la atención--gracias a todos


Un cordial saludo

miguel

10, Junio 2010 14:24:19

esta introdución a la balística se queda un poco corta, teniendo en cuenta que al hablar de ella hay que dividirla en balística interna (comportamiento del proyectil desde que se produce la ignición del pistón, balística externa (como se comporta un determinado proyectil desde que deja la boca de fuego) y balística de efectos (como cede su energía cinética -Ec-, en el momento del impacto. Un saludo

torres Cristian

02, Abril 2010 00:39:35

Que puede causar que una vaina explote y su punta no tenga ni una marca de estrias o algun rayon que diga que rozo con algo, que este entera. Si alguno tiene idea acepto propuestas. Nos vemos y espero prontas respuestas amigos.

Alfonso

22, Marzo 2010 18:00:07

puedes hablar del regimado?

ulises cucano t

26, Febrero 2010 06:42:13

gracias por en señar este arte yo sabia poco de armas pero a qui estoy aprendiendo mucho.

rafael navarro tafoya

06, Febrero 2010 06:05:51

gracias por pensar en nosotros y nuestros intereses


rafael navarro tafoya

Últimos post Balística


97747 13
Balística
  • (0 Votos)

Concepto de la balística