Analizamos los visores CQB

Publicado en Visores Óptica. Por Redacción Armas
1880
visores CQB

Puedes votar:

  • 2 votos, 3,00 sobre 5

La batalla cuerpo a cuerpo, también conocida como Close Quater Combat (CQB) en inglés, es una de las situaciones de combate más peligrosas en las que uno se puede encontrar. En un enfrentamiento CQB, lo más probable es que deseemos centrarnos rápidamente en nuestro objetivo, dispararemos y avancemos. En este tipo de escenarios, el sigilo no importa tanto, lo fundamental es nuestra capacidad para someter o eliminar rápidamente a nuestro enemigo, de manera que podamos continuar en el enfrentamiento y seguir produciendo bajas a la amenaza. Es en esta dinámica, donde se hace necesario una buena óptica en nuestra arma de fuego.


El origen del CQB y características


Nunca viene mal un poco de historia, cuando nos referimos a una estrategia de combate, entre otras cosas, porque nos puede ayudar a entender los fundamentos de la misma e interpretar las soluciones más adecuadas. El Close Quater Combat (CQB) no comenzó en el campo de batalla, sino en las calles de Shanghai, en las décadas de 1920 y 1930.


En ese momento, Shanghai era considerado el puerto más peligroso del mundo y los señores del crimen se enzarzaron en una serie de continuas escaramuzas por el control del mismo. William E Fairbairn, durante su periodo como miembro de la policía de Shangai, tomó las enseñanzas de las artes marciales y las condensó en un sistema de combate urbano, que simplemente  funcionó. El objetivo era, por supuesto, ser lo más brutalmente efectivo posible.


A mediados del siglo XX, su método se actualizó para uso militar. A los comandos británicos y estadounidenses, se les enseñaron versiones del método de Fairbairn durante la Segunda Guerra Mundial. A alguno le sorprenderá saber, que una variante modernizada del mismo también lo usan los equipos SWAT en los Estados Unidos de hoy en día.


La estrategia básica se basa en la sorpresa, la velocidad, la precisión y la violencia más contundente, ya sea percibida o real. En otras palabras, desde la perspectiva de un soldado, es someter a tu enemigo en una fracción de segundo, luego seguir adelante. Para lograr eso, necesitaremos para nuestra arma de fuego un buen visor que funciones bajo esas premisas. Las miras de tradicionales metálicas estándar no están hechas para eso. Sin embargo, una buena óptica CQB, es capaz de ser precisa y rápida, brindándole al tirador la capacidad de adquirir objetivos rápidamente y poner nuevos impactos en nuevos objetivos.

Estas ópticas están diseñadas exclusivamente para espacios cerrados y por lo general, no siempre destacan por su capacidad para el tiro a media o larga distancia, si no es con la ayuda de un magnificador adicional. También es fundamental que estos visores sean resistentes y fiables y deben tener una retícula iluminada para que sea llamativa y rápida de adquirir. Por otra parte, estas ópticas deben ser fáciles de montar y de usar.


Debemos tener en cuenta que este tipo de estrategia, típica del combate urbano, se da el trato más duro en general a todo el equipamiento y se opera muchas veces en el interior de edificios con condiciones de luz deficiente, esto exige que sean visores fáciles de utilizar, casi intuitivamente.

Tipos de visores


Son los comúnmente denominados visores de “punto rojo” los que mejor se adaptan a esta disciplina. El concepto “punto rojo” está superado en muchos aspectos, pero se ha convertido en una palabra de argot militar y policial que sirve para denominar o englobar a ópticas de tres tecnologías diferentes. Se caracteriza por carecer de aumentos (a excepción de los prismáticos) y mostrar un elemento luminoso de diferentes formas y colores, que sirve para apuntar sobre un objetivo.


Por una parte, está la tecnología LED, denominada así por usar una luz de este tipo para proyectar un punto rojo. Por otra, están los visores holográficos, cuya imagen se proyecta en un holograma en tres dimensiones y que puede ser visto desde cualquier posición. Estos últimos son usados, por los pilotos de los aviones de combate en sus sistemas de puntería, ya que solo se necesita un punto de referencia para acertar en el blanco con precisión total. Finalmente y de reciente aparición, están los prismáticos cuya la retícula al estar grabada en el prisma y es visible sin iluminación.


En este artículo, vamos a hacer un pequeño análisis de las propuestas más punteras que es posible encontrar en el mercado, analizando sus principales características.


EOtech XPS3


La marca Eotech es el único visor realmente holográfico del mercado. El diseño de Eotech es extremadamente eficiente y fácil de usar y la retícula grande es perfecta para el CQB. La retícula presenta un círculo de 68 MOA que simplemente requiere que el usuario lo llene con el objetivo antes de apretar el gatillo. El XPS3 es la variante compacta de la óptica tradicional Eotech que solo utiliza dos o tres cuartos de un rail Picatinny estándar.


Esto hace que la óptica sea perfecta para carabinas cortas, escopetas de cañón corto y subfusiles u otras armas CQB con carriles limitados por diseño. El XPS3 también es liviano y el ahorro de peso es increíblemente importante cuando se trata de combates cerrados. Cuanto más ligero sea tu arma, más rápido podrás moverla y menos inercias presentará.


El XPS3 es capaz de funcionar hasta seiscientas horas con una sola batería CR123. El diseño de caja abierta permite al tirador tener un campo de visión amplio e ilimitado, con no menos importante, gran control de la periferia, conceptos muy importantes en el combate cuerpo a cuerpo. El XPS3 se puede utilizar en coordinación con la visión nocturna y presenta una óptica interna a prueba de niebla. Además, es capaz de sumergirse hasta 10 m y es lo suficientemente resistente como para ir a la guerra. Sin olvidarnos que incluso con el cristal parcialmente roto, es capaz de seguir funcionando.


Otra virtud frente a la competencia de tecnología LED, es la eficiencia que tiene utilizando un magnificador. En la tecnología holográfica la lupa no aumente la retícula, solo el objetivo, permitiendo un ajuste fino a la hora de apuntar. En un visor LED al aplicar un magnificador y aumentar la retícula, esta interferirá con el objetivo.


EOtech fue durante bastante tiempo, una de las marcas preferidas de los soldados norteamericanos desplegados en diferentes conflictos de Oriente Medio. Es cierto que presentaron problemas de funcionamiento a temperaturas extremas, problemas que los modernos modelos actuales han  superado. Tal vez su único hándicap actual, sea la duración de su batería, que obliga a los operadores a estar pendiente de la misma para evitar que se apaguen en el momento más inoportuno. Esto se hace más patente, cuando su más directa competencia tiene una duración de batería que se mide en años.

Aimpoint M4s


El Aimpoint M4s es la óptica insignia de Aimpoint que ha sido ampliamente adoptada en todo el mundo. Es de uso actual con el Ejército de EEUU, la Aimpoint M4s es la óptica con la calificación más alta de este fabricante y también la de mayor calidad. Es una óptica compacta de punto rojo, que está diseñada exprofeso para el CQB. El M4s está equipado con una montura integral y se puede personalizar con una gran variedad de espaciadores para adaptarse a diferentes armas.


El M4s utilizaba un punto rojo de 2 MOA como retícula. La retícula es tan simple como parece, como lo es su método de uso, colocar el punto sobre la amenaza y disparar. Sus lentes están recubiertas con un tratamiento único que refleja la retícula de punto rojo para aumentar su eficiencia. El M4S tiene una duración de batería de 80.000 horas continuas, es decir, más de 9 años.


El Aimpoint M4s tiene muy presente que muchas operaciones CQB se hacen en condiciones de oscuridad, es por ello que además de las 9 configuraciones de luz diurna y tiene 7 configuraciones de visión nocturna. El M4s tiene un alivio ocular ilimitado y también se puede usar con un magnificador, que aunque tiene el inconveniente de aumentar el punto, por suerte este es de solo 2 MOAs. Esta es una óptica con fama de irrompible y dura como pocas, es conocido el caso de fusiles M4 abrasados en el campo de batalla cuyo Aimpoint sigue funcionando. Al utilizar una carcasa de tubo, la visión periférica en menor que en caso de una pantalla.


Vortex Strikefire 2


El Vortex Strikefire 2 es otra óptica de punto rojo de tecnología LED, diseñada para combate cuerpo a cuerpo. El mismo tiene la opción de seleccionar el color de la retícula de punto, en rojo o verde, lo cual es un valor añadido para aquellos con diferentes versiones de daltonismo. Como en los casos anteriores, el Strikefire 2 es un diseño de tubo con una lente no magnificada. La óptica es compacta y liviana, tan solo pesa 204 gramos y mide 142 mm de largo. Además, a diferencia de las anteriores soluciones, es capaz de trabajar en modo “co-witness” con las miras metálicas de un AR estándar. Esto quiere decir, que si se nos acaba la batería o tenemos un fallo catastrófico con el visor, podremos seguir apuntando y disparando utilizando las miras metálicas a través de él.

El Vortex Strikefire tiene una duración de batería de trescientas horas en la configuración más brillante y seis mil horas en la configuración de brillo mínimo. Las dos configuraciones más bajas son compatibles con la visión nocturna, y hay un total de diez configuraciones diferentes. Tiene un diseño de tubo de 30 mm y la retícula es un punto de 4 MOAs.

Este visor es perfecto para aquellos que necesitan ópticas de alta calidad con un presupuesto limitado. Su amplia lente de 30 mm le proporciona al usuario una visión rápida del punto, con una buena visión periférica para ser una óptica de tubo. En espacios cerrados, el punto 4 MOAs proporciona un punto rojo llamativo y muy fácil de adquirir. Además, es un visor con buena resistencia a las más duras condiciones. Una muestra de ello, es que está sellado con una junta tórica para evitar que la humedad y las partículas entren en la óptica.

BUSHNELL LIL Prism 1x11 mm


Lo que más sorprende de esta óptica es su pequeño tamaño, lo que le hace ser muy ligero y compacto. La principal diferencia con las otras tecnologías, es que aquellas tienen un alivio ocular ilimitado, mientras que en esta de prisma hay un rango definido para el mismo. Ahora bien, tengo que decir que le acompaña un generoso “eyebox”, con lo que es bastante fácil y rápido encontrar posición para ver completa la imagen proporcionada por el visor. Tiene otros dos aspectos destacables, una retícula de compensación de caída y una extraordinaria robustez, puede seguir funcionando incluso con las lentes exteriores rotas, no en vano está garantizado por 30 años.


También decir que tiene el ocular regulable de un visor tradicional, con lo que el ajuste de la visión es sumamente preciso. Aunque sin duda, una de las más importantes ventajas sobre las ópticas réflex u holográficas, es que las personas con astigmatismo pueden utilizarlos sin que vean el punto rojo borroso.


Esta tecnología de prisma con retícula serigrafiada, asombrará a muchos por la increíble nitidez que proporciona. Además, puede iluminarse en color rojo, gracias a una batería CR2032, con una duración estimada de hasta 7.000 horas. Esta duración, que se sitúa a medio camino entre la tecnología LED y holográfica, se complementa con la posibilidad de operar con la batería agotada, algo que no pueden hacer los anteriores.


Bushnell lo anuncia como el visor de prisma más pequeño del mercado y desde luego que al tenerlo en la mano se hace obvio. Con respecto a sus dimensiones, la longitud total es de tan solo 2,3” (58,5 mm), 2,75” (70 mm) de alto (con montaje alto) y 1,5” (38 mm) de ancho. a la que le acompaña un peso en consonancia de 127,6 g. El ocular es de 13 mm, con un objetivo de 11 mm, lo que supone un menor campo de visión que los tradicionales visores réflex de 20 mm de tubo. Tal vez la única pega que podemos encontrar en esta óptica.


Esta óptica ya la probamos en su día y nos dejó un muy buen sabor de boca, a pesar de sus dimensiones. Se encara bien y es fácil de encontrar la posición de encare, se puede poner muy próxima al ojo sin que la retícula se vea borrosa. Además, es posible colocarla baja o con una montura elevada, dependiendo del arma en la que la utilicemos.

Resumen 


Hemos tratado de mostrar en este artículo el estado del arte en cuanto a ópticas CQB de diferentes tecnologías. Para ello nos hemos servido de los buques insignia de cada marca, aunque es cierto que es posible encontrar variantes de los mismos o u otros modelos a precios más reducidos. En cualquier caso, estos son visores de uso profesional, la mayoría testados en el campo de batalla o en entornos policiales, por lo que su calidad está contrastada.


Agradecimiento


Agradecemos la armería Blackrecon, distribuidor Eotech, Bushnell, Aimpoint y Vortex, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.


www.blackrecon.com

También puedes encontrarlo en las mejores armerías o en la tienda online Blackrecon a traves del siguiente enlace:

Visores CQB

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores Óptica


1880 0
Visores Óptica
  • (2 Votos)

Analizamos los visores CQB

3292 0
4594 2