• Estás aquí:
  • Arma corta
  • SIG SAUER P210 Super Target

SIG SAUER P210 Super Target

Publicado en Arma corta. Por Daniel Álvarez
2790
Pistola Sig Sauer P210 Super Target

Puedes votar:

  • 12 votos, 3,92 sobre 5

Hablar de la P210 es hablar de una leyenda del tiro deportivo, una pistola que se ha convertido en un clásico intemporal y que es un arma de culto entre los aficionados a la precisión. Siempre ha tenido un halo de exclusividad dado su precio y la falta de disponibilidad continuada, teniendo por tanto un muy activo mercado de segunda mano, que la ha hecho ser siempre una buena inversión económicamente hablando.

En 2010, SIG anunció que volverían a lanzar el P210 en un diseño actualizado. La fábrica en Eckernförde, Alemania, adquirió la licencia de Swiss Arms original cuando la compañía alemana compró SIG Arms, AG. Esta es la nueva ubicación de fabricación, ya que antes se producía en la planta SIG en Neuhausen am Rheinfall, Suiza, donde el arma se fabricaba tradicionalmente.

Hoy viene a nuestras páginas porque desde hace ya algunos meses, la reestructuración y reorganización de la empresa SIG SAUER, ha permitido normalizar su producción y comercialización. Algo que tuve oportunidad de conocer el año pasado, en una visita a su centro de producción y oficinas centrales de Eckernförde. En la actualidad, todas las SIG P210 destinadas al mercado europeo se fabrican en Alemania. Su distribuidor en España, EXCOPESA, dispone de stock y sirve de nuevo con normalidad las diferentes variantes del modelo.

En enero de 2016, SIG Sauer anunció que la producción del P210 para el mercado norteamericano se realizaría en su fábrica de Exeter, NH. Fabricación real, no uno de estos acuerdos en los que el arma de fuego se ensambla a partir de piezas fabricadas en el extranjero. Todas las partes, con la excepción de las empuñaduras, se fabricarán en los EEUU. Una curiosidad, de acuerdo a lo explicado por el CEO Tim Butler, es que, aunque las P210 fabricadas a ambos lados del charco comparten ADN, tienen algunas diferencias mecánicas significativas, para adecuarse a los sistemas de producción.

 

 

Historia

Lo primero que llama la atención cuando se ve una P210, es que se trata de una pistola de aspecto clásico, algo lógico ya que su diseño data de 1940. Este debe su herencia a la pistola Modèle 1935A de Charles Petter de 1935. Dos años más tarde, SIG adquirió una licencia para reemplazar las pistolas Luger Parabellum 06/29, que había estado en servicio desde 1900, en el ejército suizo. Insatisfecho con el diseño, SIG realizó algunas mejoras, evaluando no menos de 11 prototipos desde 1942 hasta 1944. Finalmente, conservaría los sistemas de disparo y retroceso autónomos del modelo original.

También redujeron la capacidad de la pistola de Petter, de 16 a 8, completándose la versión final en octubre de 1948 como Pistole Modell 1949 para militares y SP47/8 para ventas deportivas civiles. En 1957, SIG cambiaría el nombre a P210, que es como se sigue conociendo hoy en día. Los calibres disponibles eran 9 mm Parabellum y 30 Luger, así como 22 kits de conversión LR. En la actualidad solo se fabrica en 9 mm Parabellum.

Las pistolas SIG P210 se suministrarían al ejército suizo y a la mayoría de las fuerzas policiales del país desde 1949 hasta 1975. Siendo adoptada por otros países, incluidos Dinamarca, Finlandia, Mónaco y Alemania Occidental. Todavía está en servicio con el Ejército de Dinamarca (como M/49 Neuhausen o simplemente Neuhausen).

 

Características estructurales

Una de las características de diseño inusuales de la P210, es que la corredera se desliza dentro de los rieles del armazón en lugar de en el exterior, como es común en las pistolas derivadas del diseño de John Browning. Esta estructura interna de rieles, la podemos ver por ejemplo en las CZ, que son pistolas que también siempre se han tenido por precisas.

La ventaja de esta característica es que la pistola se puede fabricar con un ajuste muy preciso entre el armazón, la corredera y el cañón sin comprometer la fiabilidad. El resultado de este nivel de ajuste, al eliminar las holguras, hace que la pistola sea altamente precisa, ya que hay un movimiento muy limitado entre los componentes que podría afectar el vuelo del proyectil. En definitiva, un diseño que se puede fabricar en cantidades moderadas, pero con el ajuste generalmente reservado para pistolas terminadas a mano.

Esta característica se nota al instante cuando la tenemos en la mano, basta sacudirla en diferentes posiciones, para percatarse que no hay ruido de “sonajero” alguno. También cuando tiramos de la corredera percibimos la fluidez y ajuste, no existe movimiento lateral alguno. Se logra la quimera de un ajuste muy preciso pero un funcionamiento suave y fluido, esto nos da la idea de lo preciso que es el mecanizado.

Obviamente, el nuevo modelo conserva algunas de las características de diseño del original, pero también tiene algunos cambios que son muy apreciables. Todavía está completamente hecha de acero (la corredera está mecanizada de un bloque sólido de acero) lo que la convierte en una pistola bastante pesada, arroja en la báscula 1.225 g. Con respecto a las dimensiones, estas son de 246x147x48 mm, dado que la longitud de cañón de 6” (150mm).

Tanto la corredera como el armazón reciben un tratamiento, no electrolítico, en color negro por Vertido Físico de Vapor (PVD), que es un método de deposición al vacío que pueden usarse para producir películas delgadas del tratamiento que suavizan la superficie y la protegen contra el desgaste y la corrosión. Su uso frente al NITRON, habitual en sus armas tácticas, parece más indicado por las estrechas tolerancias de los ajustes.

La rabera se ha extendido y curvado, para hacerla más cómoda y más efectiva. También se ha normalizado la ubicación del botón de retenida del cargador, quitándolo de la base del armazón. Una reubicación que también se ha extendido al seguro, pasando a una posición más natural.

Detalle de la rabera sobredimensionada y cortes de la corredera.

Aunque es un arma que ha sufrido una renovación, esta no ha llegado al punto de alterar la su esencia. Con esto quiero decir que no esperemos encontrarnos un rail Picatinny debajo del armazón, ya que no tiene razón de ser, aunque su origen es militar y policial, hoy en día es una “obra de arte” destinada a la precisión. Lo que sí se aprecia, es un nuevo contorno del armazón, es ahora más redondeado y además la corredera tiene nuevos cortes posteriores. 

Un detalle que habíamos señalado en la introducción es que hay diferencias entre las P210 europeas y norteamericanas. Las P210 suizos y alemanes utilizan un diseño tradicional de cañón con guardas o bandas de acerrojado (como en la Browning HiPower). El cañón de los EEUU se bloquea en la ventana de expulsión, al igual que la pistola SIG Classic, la P220, P226, etc.

La SIG SAUER utiliza un “cassete” de disparo donde se ubican el martillo, fiador y piezas auxiliares, este método de montaje, con una “contenedor” permite un ajuste más estricto de este piecerío al armazón y al cañón, lo que redunda en la precisión. Pues bien, también en este aspecto existen diferencias. En el caso de la versión fabricada en EEUU, este no es ajustable por el usuario como la europea, sino que los ajustes vienen predeterminados de fábrica. Lógicamente esto simplifica también producción, evitando tener que realizar ajustes manuales.

Por último, destacar otro cambio llamativo que se aprecia a simple vista, que es la palanca de la retenida de la corredera y que está sobredimensionada, para facilitar su operativa.

 

Ergonomía y disparador

No me ha sorprendido la ergonomía de la empuñadura, ya que incorpora unas cachas NILL, envolventes con un fino picado muy efectivo, todo un clásico que siempre es una apuesta segura. A pesar de ser de madera, se sienten cómodas y permite un agarre firme, para manos de casi todos los tamaños. Destaca el “funnel” o brocal integrado que permite cierto apoyo de la mano sin infringir las normas de la modalidad pistola 9 mm. En cualquier caso, siendo un arma tan longeva y famosa, no es difícil encontrar alternativas de todo tipo en el mercado de terceros.

Por otra parte, destaca su equilibrio, una característica que sorprende para un arma con un diseño anterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando los aspectos ergonómicos en las armas de fuego no eran precisamente la preocupación de los diseñadores.

El contorno del armazón es nuevo, ahora es más redondeado.

Obviamente estos tampoco contaban con las ayudas al diseño, que proporciona el software CAD/CAM específico. Cabe por tanto preguntarse a qué se debe el magnífico equilibrio del arma, la respuesta debemos buscarla en la posición del cañón cerca de la mano del tirador. A pesar de su peso relativamente elevado, la pistola no se siente pesada, es muy cómoda a la hora de apuntar con una sensación natural.

Otro importante beneficio de un eje tan bajo es la gestión del retroceso, cuanto más cerca está la corredera del agarre en la empuñadura, más energía absorberá y, por lo tanto, menos “saltará” la pistola. Menos relevación es menos movimiento y por tanto una más rápida recuperación a la hora de tomar miras y apuntar al objetivo. Si a esto le sumamos el peso que tiene el arma por su clásica y sólida construcción en acero, veremos que su comportamiento, en este aspecto, no puede ser alcanzado por ninguna pistola de polímero.

El disparador, como no podía ser de otra manera es muy bueno, tiene un pequeño “take-up” con algún pequeño arrastre hasta que el gatillo se encuentra con la sólida resistencia del “creep”, el cual rompe abruptamente como varilla de cristal. El peso del disparador, de acuerdo a varias lecturas de nuestro medidor Lyman, arrojó la cifra media de 1,56 Kg de peso. Un peso que podremos reducir hasta cerca de los 1.000 g para competir en 9 mm, el límite indicado por el reglamento. Como hemos comentado, en la nueva P210 europea admite regulación externa. En el caso de una pistola antigua o versión norteamericana deberemos acudir a un buen armero.

Ya que hablamos del sistema de disparo, comentar que esta nueva revisión de la P210 lleva un seguro anticaída, para evitar disparos accidentales.

El alza es regulable y deriva con un simple destornillador.

 

Sistema de miras

En una pistola pensada para las competiciones de precisión, es lógico que le acompañe un buen sistema de miras. Además, en esta SIG SAUER gracias a su cañón de 6”, dispone de una muy generosa distancia entre miras de 202 mm, que facilita aún más la precisión. En el caso del alza, esta es micrométrica tipo LPA y su regulación es trivial, ya que basta un destornillador para ajustarla tanto en altura como en deriva. Como corresponde a un arma con esta orientación, donde prima la precisión, tiene poca luz y la muesca de la chapa trasera es rectangular. Además, esta última presenta un estriado horizontal para evitar cualquier tipo de reflejo.

Por último, señalar que, dentro del mercado de terceros, existen soluciones para sustituir el alza e instalar una placa o soporte óptico compatible con diferentes puntos rojos. La casa EGW, vende alguna de estas soluciones, aunque desde mi punto de vista, no parezca que tenga mucho sentido para una pistola de este tipo.

 

Disparándola

Antes de comentar los resultados y sensaciones que trasmite el arma al dispararla, quiero aclarar que me considero un tirador mediocre en la disciplina de 9 mm. Aunque esto no me ha impedido valorar las cualidades de tiro del arma, más que nada porque que tengo que confesar que ha engordado mi ego. ¡Qué fácil resulta hacer grandes agrupaciones con esta pistola!

Durante la prueba utilizamos munición GECO FMJ de 124 grains, disparando a un blanco estándar a 25 m. Las agrupaciones de cinco disparos en menos de 3 cm de diámetro son fáciles de conseguir, lo que da idea de las capacidades del arma en manos de un tirador experto en la categoría. La pistola se siente muy cómoda y es muy fácil de disparar, trasmitiendo mucha confianza. Ni que decir tiene que, durante la prueba, habiendo tirado tres cajas de munición, no se produjo interrupción alguna.

El seguro y palanca de retenidad de la corredera están sobredimensionados.

 

Resumen

Como era previsible el arma solo se puede catalogar de extraordinaria, como dice su publicidad: “Es tan cerca de la original como es posible, pero es tan moderna como es necesario”. Es decir, que conserva todas las virtudes que hicieron de ella un arma de leyenda, pero con un pequeño toque de modernidad que mejora en detalles lo que es un arma difícilmente mejorable. No hay duda, que quien quiera competir en la disciplina de 9 mm, con opciones de estar entre los mejores, esta es su arma.

 

Agradecimiento

Agradecemos a EXCOPESA, distribuidor exclusivo SIG SAUER en España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.excopesa.es

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma corta


2790 0
Arma corta
  • (12 Votos)

SIG SAUER P210 Super Target

1906 2
Arma corta
  • (6 Votos)

Pistola S&W M&P 380 SHIELD EZ

25408 1
Arma corta
  • (17 Votos)

Pistola Walther Q5 Match SF