• Estás aquí:
  • Arma corta
  • Walther Q5 Match Combo: manteniendo la identidad

Walther Q5 Match Combo: manteniendo la identidad

Publicado en Arma corta. Por Daniel Álvarez
8142
Walther Q5 Match Combo  general

Puedes votar:

  • 4 votos, 4,00 sobre 5

La solución llave en mano para Producción OPTICS

 

En abril del 2016, la compañía Walther presentó su nueva pistola de polímero de aguja lanzada pensada para la competición, la Q5 Match. En nuestro país es una pistola que ya es habitual verla en el circuito de producción de IPSC, además con muy buenos resultados. En EEUU hay otras disciplinas donde también es una referencia, más concretamente en la relativamente nueva división Carry Optics de la USPSA, creada a mediados del 2015. La Carry Optics de la USPSA es un segmento de pistolas de producción con visores de diodo led. Esta es la séptima categoría que contempla esta organización, siendo la razón para su inclusión la creciente popularidad de estos dispositivos para uso defensivo. En España, recientemente la REFEDETO ha aprobado la división IPSC Producción OPTICS, con lo que estas pistolas empiezan a ser adquiridas, aunque de momento tímidamente.

Es obvio decirlo, pero la ventaja de un punto rojo frente a unas miras tradicionales es la facilidad que proporcionan para apuntar al objetivo, ya que no tenemos que preocuparnos de alinear miras previamente, sólo tenemos que focalizarnos en él, algo que además podemos hacer con los dos ojos abiertos. Es tan fácil como colocar el punto donde queremos que vaya el proyectil, la alineación de miras queda fuera de la ecuación.

Las Ópticas

Walther ha sido uno de los primeros fabricantes, en lanzarse a presentar pistolas preparadas para montar ópticas de punto rojo. Desde su presentación, la Q5 Match vino con su corredera rebajada y tres placas adaptadoras para visores led de “punto rojo” (los hay de otros colores) más populares del mercado. Las ópticas contempladas son: Trijicon, Leupold and DOCTER, además de aquellos que sean compatibles de forma nativa. Por otra parte, ya entonces, pudimos comprobar que ya empezaron a aparecer en el mercado platos conversores, para poder compatibilizar puntos rojos de otros fabricantes.

Es ahora cuando la modalidad Producción OPTICS ha sido aprobada en nuestro país, cuando se empieza a percibir un despegue en la venta de este tipo de pistolas (las que llevan la óptica incorporada). Aunque hay que recordar que para que la modalidad en cualquier tirada tenga entidad propia, es necesario que haya al menos cinco competidores, de lo contrario se les calificará dentro de OPEN.

Este sistema de placas adaptadoras y tapa con alza tradicional, supuso un primer impulso al uso de estos dispositivos, ya que nos permitía evolucionar con los mismos y no “condenarnos” a su uso de forma permanente. Antaño estábamos obligados a que nuestra corredera fuese mecanizada artesanalmente, para poder usar alguna de estas ópticas, por alguno de los pocos maestros armeros capaces de hacer un buen trabajo en este aspecto. Hoy en día ya son varios los fabricantes que la traen mecanizada de serie, con una tapa protectora de quita y pon, en el caso de la Walther Q5 Match mediante dos pequeños tornillos Allen. Señalar que en el caso del primer modelo de la saga la tapa es metálica, mientras que en el que analizamos, es de polímero.

En el caso de la Q5 Match Combo, esta viene equipada con un pequeño visor de punto rojo, tan solo pesa 17 g, SHIELD SIGHTS RMS-C de 4 MOAs. Señalar, que este fabricante inglés tiene en catálogo una variante de 8 MOAs. Este se asienta directamente en la corredera, sin ningún tipo de carril, lo que aporta un perfil extremadamene bajo. Esto unido a su reducida altura, permite una disposición tipo “co-witness” de las miras tradicionales. Es decir, que se pueden ver y enrasar a través del cristal de la óptica led. Este visor, aparecido en el 2018, estaba diseñado inicialmente para su uso con pistolas EDC (“Every Day Carry”), compactas y subcompactas, de ahí la “C” en su denominación.

 

 

La óptica SHIELD SIGHTS RMS-C de 4 MOAs tan solo pesa 17 g

 

Está fabricado en aluminio de grado aeroespacial, por lo que es muy robusto y tiene ajuste de brillo automático de rápido funcionamiento. Otra de sus características sobresalientes, es la duración continuada de su batería, que se sitúa hasta casi los tres años. Sin duda algo importante, dado que, al estar ubicada debajo del dispositivo, para cambiarla hay que desmontarlo.

Siguiendo con las miras metálicas o de backup, ambos modelos comparten un alza tradicional de tipo “partridge” o de corte cuadrado. Lógicamente las miras son de tipo deportivo con poca luz y el alza ajustable en altura y deriva. Aunque difieren en el punto de mira, el modelo base, más enfocado a un uso mixto, trae uno en fibra rojo, mientras que en la COMBO, se trata de una mira metálica estándar con un punto blanco. El punto de fibra rojo es muy luminoso, lo que hace que sea muy fácil de encontrar y enrasar con el alza. Finalmente, con respecto a este apartado, decir que tiene una amplia distancia entre miras de 178 mm, ya que ambas son pistolas con cañón de 5”.

El disparador

El segundo elemento destacado de nuestra protagonista es el disparador, es una versión mejorada del ya alabado disparador de las PPQ, denominado “Quick Defense Trigger”. En este caso llama rápidamente la atención por su llamativo color azul, empleado para identificarlo como deportivo. Es realmente sorprendente, tiene tres estadios muy nítidos. Un recorrido libre o “take-up” de menos de medio centímetro, un “creep” o “travel” de aproximadamente un centímetro hasta encontrar una resistencia nítida y un “break” muy limpio, finalizando con un “over-travel” posterior de unos dos milímetros. El peso del mismo está entorno a los 2,4 kg., careciendo de arrastres, con un corto y rapidísimo reset. Ya que hablamos disparador, decir que está protegido por un sobredimensionado guardamontes, herencia directa de la familia PPQ, pensado para operar el arma con guantes.

Ergonomía

Es otro de los puntos fuertes de esta arma, tiene innumerables detalles que muestran el cuidado en su diseño por este aspecto. Sus tres lomos intercambiables, junto con la posición retrasada del disparador, aseguran que prácticamente cualquier mano encuentre un fácil acomodo en esta pistola. El botón de retenida del cargador es tradicional, huyendo de inventos como el visto en la antigua P99, que estaba disimulado en el guardamontes. La colocación del mismo es ambidiestra, además está resguardado mediante un resalte en la empuñadura que evita cualquier interacción accidental.

El picado de la empuñadura, junto con las tres pequeñas “jorobas” en cada lateral de la misma, mantienen la mano adherida al arma sin ser en exceso agresiva, lo que se agradece especialmente en un pistola pensada exprofeso para la competición, donde vamos a pasar tiempo empuñándola. En cualquier caso, esta es una característica presente en toda la familia PPQ. Por cierto, aprovechando que hablamos del armazón, señalar que en el caso de esta Q5 Match Combo, se ha sustituido el habitual polímero negro, por un llamativo gris tungsteno.

 

La ergonomía es uno de los puntos fuertes del arma

 

La corredera tiene unos cortes pronunciados anteriores y posteriores para ayudar a montar la pistola sin esfuerzo, decir que los anteriores se aprovechan para rebajar el peso de la misma, ya que van acompañados de perforaciones. El botón de retenida de la corredera está sobredimensionado, siendo especialmente largo pero muy pegado al armazón.

Finalmente, con respecto a este apartado hacer constar que los botones para el desmontaje de la corredera son sumamente sencillos de accionar y alinear. Este comentario, sin duda será especialmente entendido y valorado por los usuarios de la competencia austriaca.

Los seguros

Son todos automáticos, los habituales de las modernas pistolas de polímero de aguja lanzada: seguro de gatillo, percutor y desconector. Además, es posible saber si llevamos cartucho en recámara a través de la ventana de la uña extractora, cuando se da esa circunstancia es visible un fondo rojo, permaneciendo oculto cuando la recámara está vacía.

Probándola

Además de haberla evaluado estos días, tuve la oportunidad de probar la Q5 Match en el 2016 durante algún campeonato local de IPSC. Curiosamente la funda que utilizo para otra pistola, una antigua Power Speed de HOGUE se adapta de maravilla al guardamonte de la Q5 Match, tiene un grosor casi idéntico al de una Glock.

Las sensaciones, ya entonces al igual que ahora, fueron muy buenas, destacando tres aspectos: el disparador, ergonomía y su sistema de puntería. En su momento nos impresionó la facilidad para tomar sus miras metálicas y ahora lo hace su punto rojo, que es muy fácil de encontrar. El empuñe del arma es muy bueno, cómodo y agradable, el picado de la culata tiene la mordiente justa sin ser demasiado agresivo. Por otra parte, es realmente fácil repetir los disparos con este gatillo, su velocidad de reset, limpieza de recorrido y la nitidez con la que rompe marcan la diferencia. Nuestro medidor Lyman indicó una media de 2,4 kg. de peso que parecen menos. Siendo usuario habitual de Glock, reconozco que pensando exclusivamente en términos de competición deportiva, este disparador es superior. Además, las miras son muy intuitivas y muy fáciles de encontrar gracias al punto de mira de fibra o el punto rojo de la versión COMBO.

Finalmente, un detalle que no es fácil de valorar hasta que se hace una prueba real, la velocidad de expulsión de los cargadores, salen despedidos de forma muy enérgica, siendo su introducción muy suave y limpia. Por cierto, el arma viene con tres, uno más de lo que es habitual.

Siempre que realizo una prueba, me gusta pulsar la opinión de otros tiradores experimentados y pidiéndoles que expresasen las características más sobresalientes, todos coincidieron que la ergonomía y el disparador eran los elementos que destacaban de especial manera.

Indicar un pequeño apunte con respecto a la munición que empleamos. Para las pruebas utilizamos FIOCCHI, UMC de REMINGTON y MAGTECH JSP. Las dos primeras de encamisado completo y la brasileña de punta redondeada encamisada parcialmente, que dejaba a la vista la punta de plomo. En el caso de la italiana y la norteamericana el funcionamiento fue impecable sin interrupción alguna. Sin embargo, en el caso de la MAGTECH JSP comprobamos que la misma producía algunos problemas de alimentación por la suciedad que provocaba en la rampa del cañón y porque algunos cartuchos mordían la base de la misma.

Resumen

La compañía Walther presenta una nueva variante de su conocido modelo Q5 Match, con la intención de reeditar la buena acogida de su pistola de Producción, en la nueva división Producción OPTICS. Hay que reconocer que la evolución deportiva del modelo PPQ, progenitora de todas ellas, está siendo un importante éxito de ventas para la firma alemana. Una familia que no para de crecer y que hace unos pocos meses anunciaba la versión de armazón metálico. Un arma que estamos ansiosos por probar y que llegará a España en las próximas semanas. Lo que si sabemos es que conservará las principales señas de identidad del modelo: ergonomía y el impresionante disparador.

Agradecimiento

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo Walther para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

Haz click aquí para comprar la pistola Walther Q5 Match Combo en BlackRecon

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma corta


24994 1
Arma corta
  • (15 Votos)

Pistola Walther Q5 Match SF

8142 0