• Estás aquí:
  • Arma corta
  • Revólver Smith & Wesson Governor

Revólver Smith & Wesson Governor

Publicado en Arma corta. Por Daniel Álvarez
26754
Smith & Wesson Governor Detalle

Puedes votar:

  • 20 votos, 4,65 sobre 5

El Revólver multicalibre

Analizamos en este artículo una curiosa propuesta de Smith & Wesson, que ha dinamizado el muy clásico segmento de los revólveres. Es un arma que posee la capacidad de disparar munición metálica y semimetálica, lo que le dota de cierta flexibilidad para su uso en ciertas situaciones. Este tipo de armas más que una moda pasajera, ha sabido encontrar y consolidar un pequeño nicho del mercado que ha asegurado su continuidad, la mejor señal es que el gigante Smith & Wesson apostó por él desde el 2011. ¿Pero quién fue el pionero en esta nueva variedad de armas y cómo fueron los comienzos? A continuación, elaboramos una pequeña cronología de los modelos que le dieron forma:

El pionero y por tanto el poseedor del honor de haber sido el primer revólver multicalibre capaz de disparar un cartucho semimetálico, fue el MIL, Inc. (Munitions International Laboratory, Inc.) Thunder 5 (.45 LC y .410). Desconocido en nuestro país, pero que en 1992 sorprendió a la comunidad de las armas estadounidense con su novedosa propuesta. Desgraciadamente su vida fue relativamente efímera y seis años después cesó su producción, al desaparecer la enigmática empresa que lo fabricó. En cualquier caso, fue quien sembró la semilla y marco el inicio de la saga.

 

 

MIL Thunder 5, el origen de los revólveres híbridos de cartuchería metálica y semi-metálica

 

Es en 2006 cuando se produce le aldabonazo comercial y de marketing de este tipo de armas, al presentar Taurus, la mayor compañía de armas de Brasil, su propia interpretación, con el atractivo nombre de “4410 Tracker”. Denominación que fue abandonada al poco, en favor del más comercial, corto y sonoro “Judge” (.45 LC, .410 y .45 Shofield) o “Juez” en nuestro idioma. La razón no fue otra que unas buenas ventas iniciales entre la comunidad de jueces de Miami, por lo que este fabricante decidió cambiar la denominación inicial. Posteriormente saldría una variante bautizada como “Raging Judge”, que además podía disparar el .454 Casull. Las buenas ventas de esta arma han hecho que hayan aparecido diferentes versiones. Ofertándose, en el caso del “Judge”, tres configuraciones de longitud de cañón, dos longitudes de tambor y dos acabados.

 

 

Taurus Judge es uno de los superventas de la marca brasileña

 

Pero es el año 2011 el de la eclosión de este tipo de revólveres, al menos en el mercado norteamericano, con la presentación en el Shot Show de dos nuevos modelos, el Charter Arms Big Dawg (.45 LC y .410) y el impresionante Smith & Wesson “Governor” (.45 ACP, .45 LC y .410) donde este fabricante norteamericano despliega todos su conocimiento y experiencia en la construcción de revólveres. Este último es objeto de nuestro análisis, pero antes de realizar un análisis técnico, consideremos la usabilidad de esta arma.

Uso del Smith & Wesson Governor

Yo creo que es la primera pregunta que me hice cuando lo tuve en la mano, cual es el mejor destino de este tipo de armas. Obviamente un aspecto determinante para definir su propósito tiene mucho que ver con la legislación del país donde lo tengamos registrado.

En principio es un arma bastante voluminosa a pesar de su corto cañón, fundamentalmente por su generoso y ancho cilindro. Personalmente creo que no es fácil de ocultar, salvo aquellos que están acostumbrados a las armas de servicio. Es por ello que en los países con una legislación que reconoce la autodefensa como un derecho, sea preferentemente un arma destinada a la defensa de la casa o incluso del vehículo. Me hizo gracia leer la opinión de un compañero norteamericano, que empleaba el denostado y peyorativo término “mesillero” entre algunos miembros de nuestra comunidad, cuando se refería a él. Es decir, el arma de defensa ideal para portar en casa y tener a mano cuando nos acostamos.

Otro uso popular del mismo en EEUU, es su empleo por excursionistas y aventureros, que encontrarán en su capacidad para disparar cartuchos semimetálicos con postas o perdigones, el aliado natural para acabar con todo tipo de serpientes, pequeñas alimañas, perros agresivos asilvestrados e incluso caza menor, siempre claro está, desde una perspectiva de la supervivencia. Esto último teniendo en cuenta su dispersión en relación con la distancia y la poca carga de perdigones de esta medida de cartuchos. Esto supondrá en la práctica que el rango efectivo para estas actividades se encuentre por debajo de los 10 m.

 

Más de 166 años de experiencia de S&W haciendo revólveres plasmados en el Governor

 

Además, en conjunción con unos cartuchos potentes, con la carga y proyectil adecuado, es una buena defensa para osos y otra fauna peligrosa cuando vamos de acampada. Ya vimos en otro artículo como hay pequeños fabricantes de munición que tienen productos específicos para este cometido en .45 LC. En relación con esto, en otros países, donde está permitido, puede tener una vertiente cinegética con arma corta o al menos para el remate de piezas, esta última circunstancia, es el caso por ejemplo de Alemania.

En nuestro país, su uso principal será sin duda recreacional, ya que gracias a su distancia entre miras (140 mm) es posible guiarlo bajo una licencia F. Aunque inicialmente su silueta se corresponde con un revólver de los antiguamente denominados “chatos”, la mencionada generosa longitud de su cilindro extendido, para poder acoger cartuchos semimetálicos del .410, es el principal responsable de esta característica.

Munición del Governor

Antes de comentar las diferentes posibilidades que ofrece con respecto a la munición, una consideración de tipo legal. Aunque es capaz de disparar tres tipos de cartuchos, el arma se nos guiará solo en un calibre, el .45 ACP. Esto quiere decir que solo podremos adquirir con la guía del arma munición metálica del .45 ACP (100 cartuchos por año y guía) y en ningún caso del .45 LC. Caso distinto es el de la semimetálica, que no necesita guía para su adquisición, tan solo el DNI.

Cuando hemos hablado de la evolución de estos revólveres híbridos de cartucho metálico y semimetálicos hemos ido señalando los calibres que eran capaces de disparar. Hemos podido comprobar que todos ellos tenían en común el uso del antiguo .45 LC y el más pequeño de los semimetálicos el .410. Siendo el Governor el único en emplear un cartucho de pistola de vaina sin pestaña, el popular .45 ACP. Cualquiera de los tres calibres, eligiendo el cartucho adecuado, es una magnífica elección defensiva.

El .45 LC es, junto el 45/70, el cartucho más antiguo que sigue en producción ya que data de 1873, de forma estándar monta un proyectil pesado (225 a 250 grains). Aunque no posee excesiva velocidad, algo que los fabricantes hacen por aquello de preservar la integridad de armas antiguas. Aun así, existen en el mercado cargas específicas potentes solo para armas de moderna factura. De todas formas, desde hace unos años son populares las réplicas de revólveres que hacen uso del mismo, no es un cartucho fácil de encontrar en nuestro país y además es en general una munición algo cara. Aunque como siempre en estos casos, nos quedará la recarga, sobre todo si tenemos en cuenta que la presión máxima SAAMI para el .45 ACP es de 21.000 psi, frente a los 14.000 del .45 LC. Con esto último quiero decir que los recargadores experimentados, tienen margen para preparar cartuchos potentes.

Bien es cierto que es el .410 quien otorga mayor polivalencia al arma, existiendo con perdigones de diferentes tamaños hasta cartuchos de varias postas y por supuesto diferentes tipos de balas. Además, en EEUU se fabrican cartuchos específicamente defensivos pensados para este tipo de revólveres, que utilizan combinaciones de diferentes proyectiles en un mismo cartucho. Por ejemplo, el Winchester Defender PXD1, que dispara tres proyectiles apilados con forma de pastilla de hockey sobre hielo “Defense Disc”, seguidos de 12 perdigones de acero con una buena dispersión hasta los siete metros. Aunque personalmente, no recomiendo las cargas de perdigones para su uso defensivo, por su pobre densidad seccional (SD) que se traduce en una potencial pobre penetración.

 

 

Diferentes cartuchos para usos defensivos del .410

 

Del .45 ACP poco que decir que no haya dicho en otros artículos, excelente cartucho defensivo, con gran poder de parada, a pesar de lo cual tiene un agradable y controlable retroceso en general y más en particular con este revólver, como pudimos comprobar durante la sesión de pruebas. Recordemos que el .45 ACP nació como revulsivo a los ataques suicidas de los moros juramentados contra las tropas estadounidenses asentadas en Filipinas. Logrando parar en seco a nativos fanatizados y drogados, que cargaban a la carrera portando un machete contra oficiales norteamericanos, en la mayoría de los casos.

Características del Governor

Uno de los aspectos más llamativos del revólver es su relativo poco peso (0,859 Kg) frente a su aspecto masivo, esto es gracias a la especial aleación de escandio – aluminio del armazón. Tal es así, que logra igualar el peso del Taurus “Judge” hecho todo en acero, pero con una recámara menos en el cilindro, cinco frente a seis del Smith & Wesson. Sus dimensiones son las de una pistola de servicio, a pesar de tener solo un cañón de 2,75” (69 mm), debido sobre todo a la longitud de su tambor. Utiliza un armazón tipo Z, siendo su longitud total de 216 mm y su altura de 44 mm.

Ya que hablamos del cilindro, debemos tener en cuenta que el usar cartuchos de pistola en un revólver requiere de ciertas características especiales. La cara de tambor y el extremo del eyector están fresados, para poder admitir unos clips de soporte para los cartuchos, en inglés se denominan “moon clips”. Estos accesorios son necesarios, porque al carecer de pestaña el culote de la vaina de los cartuchos de pistola, este no se sostiene en la recámara y tiende a hundirse, por lo que la aguja percutora no llegaría a percutir en el pistón. Bueno honestamente es posible hacerlo, pero sin fiabilidad alguna.

 Colateralmente estos clips ofrecen la funcionalidad de un cargador rápido para revólver. Su único inconveniente es que, en el caso de los clips en estrella completos, cargarlos y descargarlos con la mano es un pequeño infierno, a no ser que se tenga en los dedos la fuerza del increíble “Hulk”. Por suerte existe en el mercado utillaje de diferentes fabricantes de accesorios para facilitar las mencionadas tareas. Otra cosa son los clips de un tercio para dos cartuchos, también incluidos con el arma, mucho más dóciles de manipular. Además, estos permiten el uso de munición combinada en el tambor, alternando grupos de dos cartuchos del .45 ACP con otras municiones.

 

 

Gracias a los clips de un tercio es posible combinar munición en el tambor

 

Ergonómicamente sorprende por su buen equilibrio y agarre, en esto último tiene mucho que ver las cachas Hogue con moldeado para los dedos que lleva. Literalmente se pegan a la mano y ayudan a la absorción del retroceso. El revólver funciona en simple y doble acción, en el primer caso la suavidad de accionamiento del disparador es impecable, con un prácticamente inexistente recorrido que rompe nítidamente a las 4,3 libras (2,0 kg). El martillo cumple con su cuota de buena ergonomía, pudiendo abatirse fácilmente con la mano de empuñe gracias al eficiente cuadrillado de la cola del mismo. Por el contrario, en doble acción, tiene un buen comportamiento, el esperado en un Smith & Wesson, un recorrido largo del disparador pero sin arrastres que rompe a las 14 libras (6,35 Kg).

 

 

Se siente equilibrado en la mano, las cachas Hogue ayudan al control con munición potente

 

 

En cuanto al sistema de puntería, se prima más que no suponga un estorbo para el porte, que un elemento para alcanzar las mayores cotas de precisión. Entre otras cosas porque es un arma de defensa, pensada para operar en la corta distancia, por debajo de los 10 m. El alza es una muesca redondeada en el propio armazón, que se acopla bien con el punto de mira tradicional de cola de milano con rampa estriada, esto último para evitar reflejos. Aún así con todo, nos permitió hacer pruebas a 25 m con unos resultados satisfactorios empleando munición del .45 ACP.

 

 

Sistema de puntería del Governor mecanizado sobre el propio armazón

 

Finalmente quiero señalar un aspecto ciertamente no muy habitual dentro de las armas cortas, un seguro con llave integrado en el propio armazón, encima del pestillo del tambor. Visualmente es posible identificar el estado del arma, porque cuando está asegurada, sobresale una lengüeta en el lateral derecho del martillo con la inscripción “Locked”.

Prueba de tiro del Smith & Wesson Governor

Para nuestras pruebas empleamos tres tipos de munición, munición FIOCCHI del .45 ACP con proyectiles de 230 grains y munición REMINGTON .410 de 2,5” con bala estriada slug de 1/5 onza (87,5 grains) y cartuchos de ½ onza (14 g) de perdigones del número 6 (2,80 mm de diámetro). Es obvio que una distancia estándar de 25 m no es adecuada para evaluar este tipo de arma y todas estas municiones, es por ello que la mitad de las slug y perdigones se testearon a 10 m. Teniendo en cuenta que hablamos de un revólver con un cañón de 2,75”, los resultados solo caben de calificarse como muy satisfactorios.

Además, dadas la limitada longitud del cañón, decidimos pasar por el cronógrafo un tambor completo de la munición FIOCCHI en .45 ACP y de bala slug de Remington en .410. Queríamos averiguar quién ofrecía mayor poder de parada en la corta distancia. La velocidad de los seis disparos y la media para cada tipo de munición fueron las siguientes:

FIOCCHI .45 ACP: 1º – 516 fps, 2º – 507 fps, 3º – 542 fps, 4º – 518 fps, 5º – 516 fps, 6º – 503 fps. Es decir, una media de 517 fps o lo que es lo mismo 157,6 m/s. Teniendo en cuenta el peso de la punta (230 grains) y aplicando la fórmula de la energía cinética podremos saber la energía media en boca, que será de 185 Kjulios aproximadamente.

Remington Slug .410: 1º – 1103 fps, 2º – 1146 fps, 3º – 1199 fps, 4º – 1171 fps, 5º – 1153 fps, 6º – 1180 fps. Es decir, una media de 1158 fps o lo que es lo mismo 353 m/s. En el caso del cartucho semi-metálico el peso de la punta son 87,5 grains, con lo que la energía media en boca será de 355 Kjulios aproximadamente, un 92% más de energía comparado con el calibre .45 ACP.

 

 

Pasando diferentes tipos de munición por el cronógrafo con el Governor

 

De todo lo anterior se deduce que, para un uso defensivo dentro del rango de los 10 metros, el cartucho semimetálico de Remington ofrece más contundencia que el .45 ACP, que se ve especialmente penalizado por el corto cañón de este revólver. Obviamente en distancias mayores la precisión del cartucho metálico empieza a ser relevante, frente al proyectil slug con peor coeficiente balístico y que carece de giro que lo estabilice. Además, también deberemos ponderar el retroceso del arma, que es mayor, aunque muy controlable en el cartucho semimetálico.

Finalmente, un apunte al respecto de la munición semimetálica. Una vez disparada, la dilatación del plástico estriado en las recámaras hace difícil su extracción. Me consta es un problema recurrente en este tipo de revólveres y que existe municiones semimetálicas con cubierta de plástico lisa que tiene mejor comportamiento.

RESUMEN

Polivalencia y contundencia son los dos términos que definen a este revólver, gracias a la versatilidad que ofrece su capacidad de disparar cartuchería semimetálica del .410. El valor diferencial del Smith & Wesson está en que puede disparar el popular .45 ACP frente a su competencia que usa cartuchos de menor difusión. Además de la experiencia constructiva en este tipo de armas que tiene un fabricante con más de 166 años de antigüedad.

 Agradecimiento

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo Smith & Wesson para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.borchers.es

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

JotaErre

18, Mayo 2019 00:15:03

Como capricho, no le haría ascos... ¿cuánto cuesta?

Últimos post Arma corta


7568 0
Arma corta
  • (3 Votos)

Walther Q5 Match Combo

26754 1