WALTHER CCP: Resucitando el pasado

WALTHER CCP: Resucitando el pasado

Mundo Armas
3.7777777777778 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (9 Votos)

En esta ocasión analizamos una pistola cuyo mecanismo de disparo es el ya habitual por aguja lanzada en este tipo de armas, pero con un sistema de acerrojamiento poco usual aunque no nuevo, el sistema de acerrojamiento retardado por gases o “delayed blowback recoil system” como se denomina en inglés. Este sistema aunque como decimos no es frecuente en armas cortas, ya se ha utilizado en el pasado en algunas marcas, tal vez la más conocida fuese la HK P7 alias “la grapadora”.

 

Una pistola icónica con cierto halo de leyenda cuya producción cesó en el 2008 y que es especialmente apreciada y codiciada en USA, donde alcanza precios muy elevados en el mercado de segunda mano.

Principio de funcionamiento “delayed blowback”
El arma tiene un cañón fijo solidario al armazón de polímero, que a su vez contiene un conducto tubular o cilindro paralelo al mismo donde se aloja un pistón. El cañón y el cilindro están comunicados entre sí por un pequeño orificio situado justo en frente de la recámara del cañón. El pistón del cilindro está anclado a la corredera en su parte anterior por un perno. Cuando se produce el disparo y el proyectil abandona la recámara, una pequeña parte de los gases pasan inmediatamente por el orificio del cañón al cilinfro, ejerciendo estos una presión sobre el pistón, que al estar este anclado a la corredera evita que ésta retroceda hacia atrás por el principio de acción-reacción del casquillo. La corredera no se moverá hacia atrás hasta que se produzca una liberación de los gases a través del cañón y por tanto se alivie la presión que estos ejercen sobre el pistón.
Algunas características singulares que presenta el arma como consecuencia de la adopción de este sistema son: la ausencia de guías en el armazón sobre la que se deslice la corredera y un muelle recuperador realmente blando. En el primer caso el desplazamiento de la corredera se realiza sobre el cañón, ya que es fijo y a diferencia del sistema de acerrojamiento browning este no pivota. En el segundo caso el muelle es más blando porque no necesita “engarzar” y “asegurar” el cañón con la corredera.

70 CCP 01

Ventajas que reporta el sistema
De acuerdo a la publicidad del Walther, esta indica que con este sistema se reduce drásticamente el retroceso y relevación del arma. Pudimos comprobar en la sesión de pruebas en el campo de tiro que así era, además fue corroborado por una tiradora de pequeña envergadura y manos pequeñas, que quedó enamorada del arma por su dócil retroceso y la facilidad para montarla. Esto último es especialmente ventajoso para personas con poca fuerza en las manos, convirtiéndose en un argumento de venta decisivo para ese tipo de usuarios. La verdad es que la diferencia es más que ostensible, comparada con una Walther Q5 que tenemos en pruebas, me atrevería a decir que cuesta la mitad de esfuerzo tirar de la corredera en la CCP. El cañón fijo le dota de mayor precisión, algo que ya esperaba siendo propietario de una HK P7 y habiendo probado hace algunos años una HK P9. En mi caso particular, tirar con cañón fijo supone incrementar mi precisión en al menos un 10%.

Dimensiones y Portabilidad

A primera vista parece una Walther PPQ en tamaño reducido, lo que hace que sea muy fácilmente portable y ocultable. Aunque no es una pistola de bolsillo, entra en la categoría que se denomina subcompactas. Es un arma para portar cómodamente en cualquier parte del cuerpo con la funda adecuada o en un bolso o bandolera, esto último es una práctica que desaconsejo. Es especialmente delgada debido a que su armazón se diseñó para operar cargadores monohilera, tan solo 29 milímetros. La longitud total son unos contenidos 160 mm, la altura 130 mm y el peso de tan sólo 620 gramos descargada. Afortunadamente para los amantes de este tipo de armas, tiene una distancia entre miras de 140 mm por lo que se puede guíar bajo licencia F.

70 CCP 02

Ergonomía
Aunque el tamaño en altura es de tan solo 130 mm el empuñe es muy bueno, ya que con respecto a la PPQ, se ha reducido ligeramente las dimensiones del guardamonte y se ha introducido un rebaje de media luna donde se encuentran este y la empuñadura, dejando más espacio para la mano. Este pequeño detalle hace que la CCP sea posiblemente la pistola de este tamaño que mejor se empuña. Esta facilidad para asirla se ve coronada por el ya picado habitual de Walther y tres leves protuberancias o jorobas en cada falsa cacha, con un excelente compromiso entre mordiente y firmeza al empuñarla. Además las tapas de los cargadores incorporan un apoyo para el dedo meñique de la mano y el botón de retenida del cargador puede colocarse tanto para diestros como zurdos.

Solo puedo decir que me ha sorprendió muy gratamente, no me esperaba que con mis manos grandes me sintiese tan a gusto empuñando una pistola tan pequeña, la ergonomía es sin duda uno de los puntos fuertes de este arma. Aunque si sería deseable que se le hubiese dotado de lomos y paneles o cachas laterales intercambiables, para ese pequeño porcentaje de gente que poseen manos en exceso pequeñas o muy grandes.

Las miras no están acordes con el conjunto, son de formas redondeas para evitar enganchones en la ropa, de tipo combate de tres puntos blancos sobre material polímero y ajustables en deriva. El uso de este material es una tendencia que se observa en diferentes fabricantes con la intención de abaratar costes. En un arma de este tipo serían deseables unas miras de tritio, algo que sin duda algunos de sus compradores sustituirán sin mucho problema, ya que son compatibles con las de las P99, PPQ y PPS, por lo que encontraremos soluciones de terceros sin problemas. Aún con todo son muy fáciles de tomar y enrasar.

Seguros
Son dos los seguros que lleva, un seguro automático de aguja y un seguro manual de aleta. Este último está perfectamente ubicado y es muy fácil de activar y desactivar, como en el resto de mecanismos su seña de identidad es la suavidad, la corredera se puede montar estando activado. Puestos a ser especialmente exigentes, me hubiese gustado que la fuerza necesaria para activarlo fuese un poco mayor. Se echa en falta el seguro en la cola del disparador que Walther ha empezado a incorporar a sus pistolas.

El disparador
Es una pena que este arma no lleve el magnífico disparador de la Walther PPQ el denominado “Quick Defense Trigger” que ya analizamos en un número anterior de este periódico con motivo de la evaluación de la PPQ del .45. Su funcionamiento es en términos generales correcto, solo cuando lo desplazamos lentamente se observan algunos pequeños arrastres y transmite un tacto un poco esponjoso, seguramente debido a que el piecerío del mismo es de polímero. Sin embargo la salida o “break” es nítida, más que correcta. Personalmente pienso que el recorrido no es excesivamente largo, pero NO siendo una pistola de sólo doble acción podría haberse acortado ligeramente, sobre todo al tener un seguro de aleta. El peso del disparador está muy bien para lo que es una pistola de defensa, unos constantes 2,2 kg. de acuerdo a media docena de mediciones que realizamos con nuestro medidor Lyman.

Desmontaje

70 CCP 03
No suelo incluir este apartado de forma específica en las evaluaciones sobre armas, salvo algún artículo concreto sobre piecerío, pero este caso lo merece. Normalmente me resulta muy intuitivo desmontar de forma básica cualquier arma de las actuales, pero este caso ha sido diferente. Después de la prueba de campo me dispuse al preceptivo desmontaje del arma y su limpieza. Pero he aquí que por más vueltas que le daba a la pistola no encontraba la forma de desmontar la corredera del armazón. Finalmente recordé que dentro de la caja del arma había una especie de llave cuya utilidad no identifiqué en primera instancia, pensé la clave debía estar ahí, como así fue después de visionar un vídeo de youtube. La verdad es que esto es lo único que me parece censurable del arma, no termino de entender como una pistola como la HK P7 que es tecnología de los años 70 con un funcionamiento idéntico, sólo presionando un botón se desmonte y un arma del siglo XXI necesite de una llave, no tiene sentido. Ante la pérdida de la llave es posible servirse de un pequeño destornillador para completar el desmontaje. No sería tan exigente en este apartado si en este tipo de arma no fuese tan necesaria la limpieza regular del canal o cilindro y del pistón que confinan los gases que producen el retardo de retroceso de la corredera.

Resumen
La pistola me ha gustado mucho, me parece un arma perfecta para el porte oculto, especialmente indicada para personas con poca fuerza en las manos, tanto por la facilidad para montarla como por su magnífico comportamiento en la mano y su superior ergonomía. El único aspecto seriamente criticable es el desmontaje, pero esto es una consideración menor con respecto a lo que de verdad importa en un arma y esto último la Walther CCP lo hace muy bien.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a BORCHERS S.A., distribuidor exclusivo de Walther para España, la cesión del material para la elaboración de este artículo. www.borchers.es.

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Sigues comprando revistas del sector armas y caza?

Sí, como siempre - 13.7%
Solo si hay un artículo que me interesa - 17.7%
De vez en cuando - 11.3%
No, ya leo todo en Internet - 48.3%
Nunca he comprado una revista - 7.7%
Otros - 1.3%

Votos totales: 379

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero