• Estás aquí:
  • Arma corta
  • Características de la pistola de competición Feinwerkbau AW93

Características de la pistola de competición Feinwerkbau AW93

Publicado en Arma corta.
3428
Pistola Feinwerkbau AW 93 al detalle

Puedes votar:

  • 5 votos, 4.80 sobre 5

Análisis de la pistola Feinwerkbau AW93

La Feinwerkbau AW 93 es otra de las pistolas alemanas que es habitual ver en los campeonatos de la modalidad Pistola Estándar e incluso Pistola Velocidad. Aunque para ser justos, se trata de un arma rusa con un peculiar sistema de control del retroceso, que ha sido refinada y fabricada con los estándares que caracterizan a la industria alemana. En el competido mundo de las armas de concurso, es una de las destacadas por su empleo por varios tiradores de renombre.

Historia de la pistola Feinwerkbau AW93

El AW-93 tiene sus orígenes en la HR30 (.22LR) y la HR31 (.22 corto), usadas en los 70 en muchos clubes de tiro de Ucrania y del resto de la URSS. Las siglas HR se corresponde con los apellidos de sus diseñadores, Haidurov y Rozoryonov. La HR30 estaba en producción en suficiente cantidad para ser suministrada con regularidad a los mejores tiradores de los clubes de tiro deportivo soviéticos. Aunque había otro modelo, el HR86, que solo se suministraba a los tiradores en los puestos más altos de la clasificación.

A pesar del hermetismo que imperaba en la URSS por aquel entonces, se rumoreó sobre un gran conflicto entre los mencionados diseñadores e IZHMASH, fábrica gubernamental de armas en el estado soviético. Los diseñadores de la fábrica introdujeron mejoras sobre el diseño original y variaron el nombre para hacerlo notar, denominándola IZH-HR30 / 31. El enfrentamiento terminó resolviéndose, teniendo como consecuencia que la fábrica tuvo que volver a su diseño original, IZH-34/35. Algo que decepcionó a los tiradores de la URSS y que lógicamente estaban obligados a participar con las armas que les proporcionaba el estado. Sin duda echaban en falta el mecanismo especial de amortiguación de retroceso, que es exclusivo de esa pistola.

Debido a una publicación errónea de un tirador llamado Peter Brunelli, existe la creencia equivocada de que la AW-93 se basó en el diseño del IZH-35. Esta circunstancia se vio favorecida por las similitudes entre estas armas para un ojo que no sea de un experto.  Es más, a simple vista resulta difícil apreciar diferencias entre la IZH-35, IJ-35, KSP-200 y la AW-93. Solo comparándolas una a una y en detalle podremos apreciar sus diferencias.

El AW-93 en realidad se basa en la HR-86 o XP-86 de Haidurov y Razorenov, un arma que presumiblemente nunca entró realmente en producción en serie, no pasó de ser un arma de fabricación artesanal en cantidades muy limitadas. Feinwerkbau solo modificó levemente el diseño para hacerlo más adecuado para la producción comercial manteniendo sus fundamentos.

En cuanto a las diferencias de comportamiento entre la AW-93 y la IZH-35, decir que el retroceso en el AW-93 es más suave y lento en comparación con el de la pistola rusa. La IZH-35 retrocede más rápido y también tiene el eje del cañón ligeramente más bajo, por lo que es más adecuada para la modalidad de Pistola Velocidad. Sin embargo, la AW-93 está bastante cerca de la IZH-35 en términos de ángulo de agarre, equilibrio, etc., ciertamente más que un GSP o un SP-20. Dado que el nivel de calidad de fabricación es muy superior.

Con respecto a la venta del diseño de la Feinwerkbau, la misma está rodeada de misterio por los hechos que acontecieron alrededor de la misma. Se sabe que Vladimir Razorenov intentó vender su pistola a Feinwerkbau y que solicitó al Comité Deportivo Soviético en 1993 salir del país para integrarse en la plantilla de la marca alemana. Sorpresivamente unas semanas más tarde de esa solicitud a las autoridades soviéticas, apareció muerto en el metro de Minsk, capital de Bielorrusia. Culminándose la venta con dicho Comité Deportivo Soviético, que fue quien recibió finalmente el dinero de la transacción. Es a partir de ese momento, cuando su viuda plantea un litigio y retrasa el lanzamiento del arma. Un año más tarde la misma recibiría una generosa compensación económica en un acuerdo extrajudicial que ambas partes convinieron en desvincular de la venta del diseño.

En cualquier caso, Feinwerkbau tuvo que implementar la fabricación de la AW-93 por su cuenta. Por aquel entonces nadie sabía cómo fue diseñada exactamente para que funcionara correctamente el amortiguador deslizante. Al principio, Feinwerkbau tuvo algunos problemas con sus AW93, al menos un problema importante: cuando la corredera regresaba al punto de inicio, la corredera presionaba con fuerza contra la parte frontal de la recámara y, como resultado, causaba problemas después de unos pocos miles de disparos. Algo que solucionaría en la siguiente versión, no sin esfuerzo, al no contar con el fallecido Razorenov.

Características generales de la pistola Feinwerkbau AW93

La característica más notable de esta pistola y que la hace única dentro de las armas de concurso, es su sistema de amortiguación del retroceso. El dispositivo de cierre con su sistema de amortiguación, ubicado debajo del cañón, reduce la fuerza del retroceso. Durante su recorrido hacia atrás, la corredera acciona el dispositivo de bloqueo a través del sistema de amortiguación. Este consta de un amortiguador trasero y un muelle delantero con su guía. Por medio de esta transferencia de masa, el retroceso a la mano del tirador se reduce notablemente.

Además, se vale de formas no convencionales. Tras el disparo, la corredera no retrocede de forma recta, sino que al final de su recorrido tiene que subir una pequeña y casi imperceptible rampa. Esto altera la dirección de la fuerza de retroceso, que además de hacia atrás se dirige hacia abajo.

Este principio de amortiguación del retroceso, mediante un recorrido en rampa del cierre, no es nuevo en la industria de las armas de fuego, aunque si lo es en las pistolas de tiro olímpico. Recuerdo que ya ha sido empleado en el subfusil finlandés JATIMATIC desarrollado a finales de la década de 1970. Cuando se dispara, el cerrojo telescópico, que encierra el cañón en la mayor parte de su longitud, retrocede en un plano inclinado con un ángulo de 7 ° con respecto al cañón, lo que da un elemento de frenado al cerrojo y también resiste el movimiento ascendente del cañón durante fuego totalmente automático.

Equilibrio y ergonomía de la pistola Feinwerkbau AW93

Además de sistema de amortiguación, el equilibrio es otra de las características destacables de esta pistola. Responde a un formato convencional, frente a la configuración que vimos en el artículo de la GSP. Su reparto de pesos la hacen un arma realmente equilibrada, una vez en la mano da la sensación de pesar menos de lo que dice la báscula (1.140 g), está claro que este se concentra en la parte trasera y hay menos masa suspendida en la parte delantera.

Existe una versión denominada “Light”, que reduce el peso del arma en 100 g y se sirve con un contrapeso de 40 g atornillado al sistema de amortiguación. La reducción del peso por el empleo de algunas piezas de aluminio anodizado en color azulado, varía mínimamente el centro de gravedad, aunque tengo que decir que a mi me ha resultado imperceptible. Una curiosidad, en la versión aligerada es posible colocar hasta dos contrapesos de 40 g, uno debajo del otro, con lo que teniendo en cuenta la tornillería, prácticamente igualaremos en la báscula a la versión estándar.

La ergonomía del arma, refiriéndonos a la empuñadura, está condicionada por la ubicación del cargador, que limita las dimensiones mínimas de anchura. De tal manera que puede ocurrir que aún con las cachas más reducidas, las manos más pequeñas puedan verse algo penalizadas. De todas formas, para este caso concreto existen soluciones de terceros. Como en otros fabricantes, la altura del talón de apoyo para el canto de la mano que dispara, es ajustable mediante dos tornillos. Además, como hemos comentado en el artículo de la GSP, para los más puristas, es el tirador quien debe terminar de ajustar la empuñadura a las características morfológicas de su mano.

Sistema de miras de la pistola Feinwerkbau AW93

El sistema de miras es del tipo micrométrico, la regulación del alza en altura y deriva se puede realizar con un destornillador o sin herramientas. Esto es gracias a que los tornillos están a la vista y están sobredimensionados. La distancia entre miras es de 217 mm, al límite de la categoría. A diferencia de la GSP, no viene con un juego de pletinas con diferentes luces, sencillamente porque no lo necesita. Ya que la apertura de la muesca del alza se puede regular en anchura mediante un tornillo lateral. En cuanto al punto de mira, se pueden solicitar de forma opcional con diferentes alturas y grosores. Una pequeña observación final referente al acabado plata satinado del arma, este no representa un inconveniente, en tanto en cuanto los disparos de competición se realizan desde una zona de sombra.

Disparador de la pistola Feinwerkbau AW93

El disparador, al igual que en el caso de la pistola de Walther, admite todo tipo de regulaciones. Pero a diferencia de otros modelos, no es necesario desmontar el disparador, ya que prácticamente toda la regulación se puede hacer desde el exterior a través de varios tornillos a la vista. Estas incluyen el recorrido y peso de ambos tiempos, sensibilidad de rotura del punto de presión, “overtravel” y la longitud de la cola del disparador al dedo. Es por ello por ejemplo, que el guardamonte tiene un corte en la base para permitir el acceso de los destornilladores.

Las posibilidades de ajuste del mismo se mueven entre una configuración mínima, con un peso para el primer tiempo de 600 g más un peso para el segundo tiempo de 400 g y una configuración máxima, con un peso para el primer tiempo de 990 g más un peso para el segundo tiempo de 10 g.

Hablábamos de que casi todos los tornillos eran accesibles, decíamos esto porque hay uno que para poder acceder al mismo es necesario desmontar la empuñadura, se trata del tornillo de ajuste fino del disparador. El disparador se debe ajustar de manera que no haya un segundo punto de presión o tercer tiempo y que se consiga una salida limpia del disparo. Esta situación indeseable se suele dar cuando se produce un exceso de recorrido para el primer tiempo.

Desarme y opciones de la pistola Feinwerkbau AW93

El desmontaje básico es realmente sencillo y no requiere de herramientas, tan solo presionando dos botones, el botón de retenida de la corredera que está junto al guardamontes y el seguro del percutor. Como no es posible desmontar el cañón del armazón, ya que está soldado al mismo. Para poder limpiarlo adecuadamente con una baqueta, existe una tapa de polímero ligeramente por debajo de la parte trasera del alza, que nos da acceso directo a la recámara.

Las opciones son variadas sobre todo si nos referimos al mercado de terceros, ahora bien, los accesorios más habituales del fabricante son puntos de mira y un peso adicional de 40 g para la versión “light”.

Precisión de la pistola Feinwerkbau AW93

Una pistola que es habitual ver en competiciones internacionales, usada por algunos de los mejores tiradores del mundo, nos indica que es un arma con una precisión garantizada. Una máquina de hacer puntos, muy por encima de cualquier tirador medio, que solo los mejores serán capaces de exprimir hasta la última de sus posibilidades. Ya hemos señalado que al hablar del cartucho 22 lr, la calidad de la munición va a ser determinante, no ya solo en la precisión sino en la fiabilidad. Remitiéndonos a un estudio realizado por una revista alemana en 2007, donde se analizaron numerosas armas deportivas y municiones, la AW-93 salió especialmente bien parada, con una mejor agrupación de 17 mm y una media de 23,4 mm, para grupos de 10 disparos a 25 m de un total de 200 cartuchos.

Acostumbrado a disparar con una Walther KSP 200, me he encontrado muy cómodo con ella durante las pruebas. Ambas son dos armas con origen ruso, pero la Feinwerkbau está a otro nivel, su comportamiento es superior, algo que repercute directamente en la precisión. Se siente muy cómoda en la mano y realmente el retroceso es muy amortiguado. Realmente, sin darme cuenta, estaba reproduciendo la competencia que se produjo en los primeros tiempos del diseño de esta arma, ya que la Walther KSP 200 es una IZH-35 occidentalizada.

Resumen de la pistola Feinwerkbau AW93

La Feinwerkbau AW 93 se trata de un arma excepcional a la que acompaña una historia en consonancia, además de ser una auténtica máquina de hacer puntos. Se distingue de las demás armas de concurso por su muy original sistema de control del retroceso, que hace que disparar con esta arma sea una auténtica delicia. Personalmente alabaría su equilibrio en la mano y la facilidad para tomar miras, las cuales admiten una regulación muy precisa. El hecho de que no sea difícil verla competir en los campeonatos de máximo nivel, ya nos indica que estamos ante un arma fuera de serie.

Agradecimiento

Agradecemos a Borchers, distribuidor exclusivo Feinwerkbau para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

Las mejores pistolas de tiro olímpico y competición en la Armería BlackRecon a través del siguiente enlace: Pistolas de competición

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma corta


3428 0
13948 2
10538 1