Jim Wagner Reality Based Blades: Navajas “Políticamente Incorrectas”

Jim Wagner Reality Based Blades: Navajas “Políticamente Incorrectas”

Mundo Armas
4.9545454545455 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (11 Votos)

Hace tiempo hablamos sobre los cuchillos y bolígrafos tácticos como armas defensivas, ya que nuestra liberticida legislación nos impide portar un arma de fuego bajo la licencia de autodefensa. Las navajas portadas en el ámbito urbano, salvo las multiusos, siempre han tenido una connotación negativa por ser “herramienta” habitual de algunos tipos de criminales, pero son una de las pocas armas mínimamente efectivas que los ciudadanos honrados tenemos para nuestra defensa, siempre que cumplan la normativa al respecto. Dentro de esa dinámica analizamos dos diseños del famoso entrenador de artes marciales Jim Wagner. Son relativamente antiguas, el primero data del 2006 y el más pequeño del 2014, pero dado su éxito siguen en el catálogo de la casa BOKER, que es quien las comercializa.

Alguno pensará que un cuchillo o una navaja poco o nada pueden hacer contra alguien con un arma de fuego y está en lo cierto. Es obvio que en igualdad de condiciones llevamos las de perder, pero podemos equilibrar la balanza haciendo uso de otros factores como la sorpresa, la anticipación, conocimiento del medio donde se produce el enfrentamiento, la suma de fuerzas con otros agredidos, el empleo de la conciencia situacional, etc. Por tanto que una arma blanca, incluso un bolígrafo táctico o un arma improvisada, representa una oportunidad de supervivencia si los combinamos con otros factores a nuestro favor.

SOBRE JIM WAGNER

armas jim wagner black beltLa biografía de Jim Wagner daría para escribir un libro aunque no siendo el objeto principal de este artículo diremos que es un famoso y reconocido instructor norteamericano de técnicas de autodefensa, con una enorme experiencia en el mundo de las artes marciales y la seguridad (ex militar, ex funcionario de prisiones y ex policía), ha desarrollado durante años su propio modelo de arte marcial denominado Reality-Based Personal Protection System, creado en el 2003. Es especialmente conocido por sus técnicas defensivas y de ataque con cuchillos basadas y desarrolladas en base a su larga experiencia profesional. Durante su actividad docente ha entrenado a numerosos cuerpos especiales de todo el mundo, desde equipos SWAT norteamericanos, hasta el GSG9 alemán, GOE argentino, el GATE brasileño, etc. Es el precursor o inventor de lo que se ha denominado posteriormente el bolígrafo táctico.

SUS NAVAJAS

El origen

Son cuatro los modelos de navajas diseñados hasta el momento por Jim Wagner en colaboración con la compañía cuchillera BOKER. En este artículo vamos a centrarnos en el primer diseño que sin duda es el más específico para autodefensa y el más original, además también haremos referencia a una versión más reducida, liviana y ocultable que en mi caso suelo usar de back-up.

El nacimiento de esta navaja es fruto de la casualidad, el jefe de diseño de BOKER asistía en el 2005 a uno de los seminarios que Jim Wagner suele impartir en Europa. De forma informal y durante una cena entre alumno e instructor, Jim comentó que tenía en mente un prototipo de navaja que aglutinaba su experiencia formativa con las armas blancas. Nuestro hombre compartió sus diseños e inquietudes con el responsable de BOKER, que quedó impresionado por la originalidad y concepto aplicado al mismo. Al cabo de unas semanas y después de intercambio de varios e-mails, Jim recibía una propuesta económica del Director General de BOKER para lanzar su propia línea de cuchillos tácticos.

CARACTERÍSTICAS

En conjunto presenta unas dimensiones contenidas que facilitan su porte diario, 13 cm de largo cerrada (con el rompecristales instalado) y unos 176 gramos de peso.

La hoja

armas jim wagner reality knivesEl grosor de la hoja es de 4 mm y el acero empleado es el inoxidable 440, uno de los más habituales usados en cuchillería por sus excelente relación calidad precio. Sus principales peculiaridades son su resistencia a la corrosión y su capacidad para retener el filo, lo cual supone que es algo difícil de afilar. En nuestro caso y para las navajas analizadas, esto es del todo irrelevante porque como podemos intuir por las fotografías que acompañan al reportaje, estas navajas no sirven para “hacerse el bocadillo”, o al menos ni mucho menos están pensadas para ello, con lo que el filo no se perderá por uso. Toda la navaja es de color negro mate para evitar reflejos, como corresponde a un arma táctica.

La longitud de la hoja es de 9,84 cm, por lo que cumple con nuestra restrictiva legislación, que autoriza el porte a hojas por debajo de 10 cm. En cuanto a su forma sorprende su agresiva punta, directa heredera del “gladio” romano, según palabras del propio Jim. Recordemos que el “gladio” a su vez fue copiado de la espada empleada por nuestros antepasados de la Península Ibérica, los mercenarios celtíberos al servicio de Anibal. El principio en el que se basaban estas armas era la ligereza, tamaño reducido y su capacidad de dar rápidos estoques con su larga punta. Esta forma permite una profunda penetración a poco que empujemos el arma. Además le dota a la misma de una extraordinaria resistencia, algo importante por si en nuestra trayectoria tropezamos con ropa, hueso, cartílagos u otro elemento de cierta dureza o densidad.

Porque sí, estas navajas están pensadas para apuñalar y colateralmente para desgarrar, NO para cortar, no pretenden tener otra utilidad. Están ideadas y diseñadas para proporcionar el máximo poder de parada en un arma blanca (la capacidad de detener al agresor lo más rápido posible), este no se consigue dando cortes más o menos profundos en un musculo, por muy efectista o aparatosa que sea la hemorragia producida, salvo en localizaciones muy concretas de la anatomía humana.

Por el contrario, cualquier penetración en torso (cabeza, cuello, torax y espalda) de más de TRES centímetros puede crear un shock aunque no sea necesariamente mortal, pero puede debilitar incluso llevar al agredido a un estado de inconsciencia.

Las punciones siempre son más traumáticas que los cortes, pensad por ejemplo que la mayoría de los cuchillos carcelarios improvisados están diseñados preferentemente para apuñalar. Su objetivo es matar a su víctima con la mayor velocidad y sorpresa posible, siendo su zona de ataque preferente el cuello de su víctima. Entre otras cosas porque, aunque no sea muy conocido, los presos también usan “chalecos caseros improvisados”. Al igual que estos, en la formación con cuchillos a los cuerpos especiales se priman las técnicas de apuñalamientos frente a las de corte, en definitiva es la misma metodología que se enseña a los reclutas en el uso de la bayoneta.

Siguiendo con el filo podemos observar que es curvo con cortes dentados en el mismo (existe una versión sin ellos), la primera impresión puede llevarnos a pensar que se trata de la típica sierra que muchas navajas llevan a modo de accesorio. En el caso que nos ocupa la inspiración de este filo curvo es el de los cuchillos “kriss”, el filo de esta forma está pensado para favorecer la penetración en los tejidos. Por otra parte los cortes dentados provocan el desgarro al extraer el arma violentamente del cuerpo y adicionalmente también evita enganches en la ropa del objetivo, si la puñalada ha sido por encima de la misma.

En el lomo de la hoja tenemos un resalte dotado de un agujero que posee un cuádruple uso, por una parte supone un tope para que la mano no avance hacia el filo si en la trayectoria del apuñalamiento la navaja se detiene abruptamente (especialmente con la técnica de agarre tipo “fencer”), por otra el agujero nos servirá de punto de anclaje para una cuerda que nos permita junto con un mango o palo montar una lanza. Finalmente con la navaja cerrada podemos utilizar este resalte para provocar traumatismos en el objetivo o simplemente nos facilita su extracción de un bolsillo. Otro elemento importante ubicado en el lomo es un pequeño disco mini-dentado para una mejor fricción con el dedo pulgar a fin de poder abrir la navaja con una sola mano.

Considerando anverso la cara de la hoja donde figura el nombre de nuestro diseñador, en el reverso podemos observar unas acanaladuras, cuyo objetivo es favorecer el sangrado y reducir el efecto de succión de los tejidos contra la hoja, con lo que será más fácil extraerla del cuerpo del agresor. Es obvio que repetidas y rápidas puñaladas en una zona vital son la mejor garantía para una rápida incapacitación del criminal, por el contrario, el apuñalar y dejar el cuchillo clavado en su cuerpo puede hacer que taponemos temporalmente la herida, dándole un precioso tiempo de reacción en nuestra contra. Tened siempre presente, las claves para que un ataque triunfe son: sorpresa, velocidad de acción y máxima violencia.

La empuñadura

En cuanto la empuñadora esta es de polímero de nylon denominado ZYTEL y está apuntalada estructuralmente con dos placas de acero de un milímetro en su interior, que además sirven para equilibrar el peso con la hoja. El mango está trabajado con una textura realmente agradable al tacto, pero que permite asirla firmemente con las manos mojadas o ensangrentadas sin que se deslice. Digo ensangrentadas, porque en los cursos de Jim Wagner se trabaja con sangre sintética o de animal para dar el máximo realismo a las prácticas de enfrentamiento.

En el lomo del mango se encuentra el bloqueo de la hoja que es del tipo MID-LOCK, sin duda el sistema de bloqueo más robusto de los existentes. Por cierto, el lomo tiene unos resaltes trasversales para mejorar aún más el agarre. Además en uno de los lados de empuñadura tenemos un generoso clip para aquellos que acostumbren a portarla en el bolsillo del pantalón, de esta forma se mantendrá inmóvil y fácilmente accesible en su interior. Finalmente indicar que dispone de un orificio en la parte posterior, especialmente pensando para aquellos profesionales o usuarios que acostumbrar a llevar estas herramientas aseguradas al cuerpo para evitar su pérdida. Citar que en conjunción con el agujero del contrafilo, podemos utilizarlo además para con una cuerda asegurar la navaja a un mango y crear una lanza.

armas jim wagner reality knives 3

¿Bolígrafo o rompecristales?

Hemos dejado para el final una curiosa característica que también hace única a este arma blanca, es la de utilizar en la parte trasera de la empuñadura un rompecristales o un falso pulsador de bolígrafo para que pase más desapercibida. Para ello viene acompañada de una pequeña herramienta con lo que intercambiar entre uno y otro. Mi recomendación es usar siempre el rompecristales, porque es una importante utilidad adicional y no molesta en absoluto a la hora de apoyar el pulgar para imprimir más fuerza cuando vayamos a clavar la navaja utilizando un empuñe tipo “pica hielos”.

LA HERMANA PEQUEÑA

Finalmente una pequeña mención a la Urban Survival Knife. Es una pequeña navaja (hoja de 4 cm, 10,5 cm cerrada y un peso de apenas 27 gramos) que posee varias de las características del modelo principal analizado. Lógicamente por su tamaño no puede tener el poder de parada y contundencia del modelo grande, pero sus dimensiones y peso permiten portarla diariamente de forma discreta en uno de nuestros bolsillos, siendo desde mi punto de vista un arma complementaria de back-up o de último recurso. También estando cerrada puede ser usada a modo de kubotan. Algunas de sus características propias, condicionadas por su tamaño, son su sistema de bloqueo del tipo “liner lock” y para la apertura asistida se sirve de un pequeño perno en lugar de la rueda dentada.

RESUMEN

Son dos armas blancas que atesoran gran cantidad de tecnología y experiencia, cuyo objetivo es incapacitar lo más rápidamente a un agresor, proporcionándonos una oportunidad de supervivencia. Es por ello que sus diseños no tienen concesiones a otras utilidades, sirven para lo que sirven y eso lo hacen muy bien. Mientras en USA estas navajas las podemos encontrar por alrededor de 60 y 27 euros respectivamente, en España y el resto de Europa deberemos pagar el doble, entorno a los 125 euros la grande y 65 euros la pequeña.

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Cuánto crees que es lo mínimo que debes gastar para tener un visor de garantías?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero