Artículos - Armas.es - Tu periódico Tu Comunidad de Armas en Internet

9mm Parabellum: ¿continúa siendo el calibre "para la guerra"?

Ratio:  / 36
MaloBueno 
9mm Parabellum: ¿continúa siendo el calibre “para la guerra"?
Padrino 19/01/2007

El 9mm Parabellum posiblemente sea el calibre más extendido y popular del mundo. Diseñado por Georg Luger hace más de cien años, hoy en día el 9mm está presente en todos los estamentos vinculados al mundo de las armas. Sin embargo, la aparición de nuevos calibres más modernos como el .40 S&W o el 5.7x28mm de la Five Seven amenaza con desbancar al rey de reyes. Un calibre pensado “para la guerra" que ha conseguido imponerse, también, en tiempos de paz.

Puntas del 9mm Parabellum
“El delincuente ha utilizado un arma corta del calibre 9mm Parabellum". ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase en medios de comunicación o en películas? Esto demuestra que la presencia del 9mm Parabellum en la sociedad moderna está más que contrastada. En multitud de ocasiones, este legendario calibre se ha convertido en el protagonista principal de conflictos armados, atracos, tiradas deportivas… Los motivos de esta incontestable hegemonía hay que buscarlos en su eficacia, su versatilidad, y sobre todo su fácil acceso. Y es que el 9mm Para es el calibre más fabricado del mundo, pero no sólo eso, sino que además es con el que más se ha experimentado y del que más versiones disponibles están a la venta.

Y todo ello a pesar de su centenaria vigencia. Porque, aunque por su popularidad pueda parecer un calibre relativamente moderno, el 9x19mm tiene ya a sus espaldas más de 104 años de historia. Todo un “abuelo" dentro del mundo de la munición que nació gracias al talento de un ingeniero alemán: Georg Luger. Fue en 1902 cuando el calibre 9mm Parabellum vio la luz por vez primera, aunque sus auténticos orígenes se remontan varios años atrás. Concretamente, el primer antepasado del 9mm Luger fue el 7,65mm Borchardt. En este sentido, a finales del siglo XIX Georg Luger y Hugo Borchardt unieron sus fuerzas para trabajar conjuntamente en el diseño de la nueva pistola oficial del ejército suizo. En 1898, el binomio Luger-Borchardt presentó a las autoridades helvéticas su primer prototipo: un arma corta del calibre 7,65 Borchardt. Esta pistola no convenció al ejército suizo, quien solicitó a los dos diseñadores que cambiaran el calibre por otro un poco más potente. Así, dos años después (1900), Luger y Borchardt presentaron la pistola “Ordonnanz Pistole", un arma del calibre 7.65mm Parabellum que acabó convirtiéndose en el arma oficial de las tropas helvéticas.

Pistola Luger P-08 calibre 9mm Parabellum
Otros dos años más tarde, esta vez en 1902, Georg Luger presentó al mundo una nueva arma que empleaba cartuchos del calibre 9mm Parabellum. Se trataba de la que posteriormente fue denominada Luger P-08 y que se convertiría en la pistola oficial del ejército alemán. Georg Luger realizó este trabajo para la compañía DWM (Deutschen Waffen-und Munitionsfabriken) y la bala original utilizada en este cartucho se caracterizaba por su revolucionaria forma troncónica. La DWM estaba buscando una nueva arma corta oficial para sus tropas que sustituyera a sus anticuados revólveres de 10,6mm. Y Luger consiguió que su diseño fuera aceptado por las Fuerzas Armadas alemanas, quienes se convirtieron en las primeras unidades que descubrieron las “bondades" de este excelente calibre.

A partir de entonces, el uso y la popularidad del 9mm Parabellum creció como la espuma. Su primera piedra de toque fue la Gran Guerra, donde el 9mm Luger se mostró como un calibre tremendamente eficaz y versátil. Un calibre multifuncional que demostró su polivalencia con la aparición de los primeros subfusiles en la Segunda Guerra Mundial. En este trascendental conflicto fue donde el 9mm Para se ganó gran parte de su fama y donde verdaderamente comenzó a hacer honor a su nombre: “para la guerra" (para bellum). Y fue sobre todo gracias a los subfusiles alemanes MP38 y MP40, dos armas calibradas para el 9mm Parabellum y que demostraron al mundo la eficiencia de este legendario cartucho.

En contra de lo que podría pensarse, la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, con la derrota de la Alemania Nazi, no supuso la desaparición del calibre creado por el alemán Georg Luger. De hecho, en 1953 (apenas 8 años después del final de la guerra) la OTAN lo designó como calibre oficial de sus armas cortas y sus subfusiles. Tras esta declaración oficial, la hegemonía del 9mm Parabellum se hizo todavía más evidente, sobre todo en Europa, donde apenas conocía oposición como calibre de armas cortas y subfusiles. Todo lo contrario que sucedía en Estados Unidos, donde el .45ACP usado por la Colt M1911-A1 seguía gozando de enorme popularidad. Esta situación cambió definitivamente en 1985, cuando las Fuerzas Armadas estadounidenses decidieron adoptar el 9mm Parabellum como calibre oficial por medio de la pistola Beretta 92. Desde entonces y hasta hoy, el dominio del 9x19 en armas cortas y subfusiles ha sido prácticamente insultante.

Punta expandida del calibre 9mm Parabellum
Sin embargo, en los últimos años, sobre todo a partir de la década de los 90 y tras el descontento de muchos usuarios estadounidenses, están surgiendo nuevos calibres que están empezando a hacer sombra al 9 Para. Entre los más populares se encuentran el .40 Smith & Wesson, el .41 Action Express, el 10mm Automatic, o el innovador y revolucionario 5,7x28mm de la Five Seven. Para imponerse en este nuevo “duelo", el 9mm OTAN cuenta a su favor con su reducido tamaño, su trayectoria plana, su escaso retroceso, su buena penetración y sus amplias posibilidades de utilización (existe un gran número de armas para este calibre). Por el contrario, los detractores del 9mm, entre los que sobresalen los oficiales y fuerzas del orden estadounidenses, acusan al calibre diseñado por Luger de contar con escaso poder de parada, sobre todo en comparación con el .45ACP. Precisamente, para paliar este defecto, muchos miembros de los cuerpos de seguridad utilizan balas de punta hueca en el 9 Parabellum. Esta es una de las múltiples opciones que ofrece este versátil calibre, del que se han realizado todo tipo de versiones: balas expansivas, trazadoras, subsónicas, de tiro reducido, fogueo, THV, etc.

Actualmente, cuando están a punto de cumplirse 105 años desde su nacimiento, el debate en torno a la vigencia del 9mm Parabellum está más abierto que nunca. Después de haber equipado a los ejércitos y a los cuerpos policiales de más de 70 países de todo el mundo, la hegemonía del 9mm Parabellum se encuentra en entredicho. Aficionados y detractores no le faltan a este calibre que fue diseñado “para la guerra". Veremos si en esta dura batalla, el 9 Luger vuelve a salir victorioso.

Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 53. Abril - Mayo 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 52. Febrero - Marzo 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 51. Diciembre 2013 - Enero 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados