Artículos - Armas.es - Tu periódico Tu Comunidad de Armas en Internet

Escopeta Remington Versa Max: Versatilidad y fiabilidad para el cazador más exigente

Ratio:  / 3
MaloBueno 
remington_versa_max_04
La Remington Versa Max es una escopeta realmente versátil, capaz de ofrecer grandes prestaciones tanto para caza como para tiro al plato
Con prácticamente un año de retraso, la esperada Remington Versa Max por fin ha aterrizado en el mercado español. Presentada de forma oficial en la edición 2011 del Shot Show, ya os hablamos brevemente de ella en el número 32 de nuestro periódico, una edición especial publicada el pasado mes de marzo de 2011 en la que recogíamos las principales novedades y lanzamientos previstos para el pasado año. Tal y como os avanzamos hace ya más de 12 meses, desde el principio esta nueva Remington Versa Max se postuló como el último intento de la compañía estadounidense para no perder comba (ni lógicamente ventas) con respecto a los poderosos fabricantes europeos de escopetas semiautomáticas, véase Beretta, Benelli, Browning, o incluso Fabarm. Y a la vista de los resultados y las críticas obtenidas en el país de las barras y estrellas, donde desde ya hace algún tiempo los usuarios de escopetas se están beneficiando de las bondades de este arma, parece que los técnicos de Remington han acertado de lleno.

Como no queríamos quedarnos con las ganas de probarla y además deseábamos comprobar si eran ciertas todas las loas recibidas, tanto por la propia casa como por parte de la mayoría de sus usuarios, solicitamos a Borchers, importador y distribuidor oficial de Remington en España, una unidad de la afamada Versa Max para saciar nuestra curiosidad. Uno de nuestros habituales colaboradores, el armero valenciano Miguel Ángel Calvete, nos ayudó en la realización de este reportaje sobre una de las escopetas semiautomáticas más innovadoras de los últimos años.

remington_versa_max_01
Detalle del cajón de mecanismos y la ventana de expulsión de la Versa Max
En su lanzamiento oficial, Remington presentó a la Versa Max como la escopeta definitiva, un arma diseñada para revolucionar el sector de las semiautomáticas, muy del gusto de los cazadores españoles. Esta arriesgada apuesta de Remington se apoyaba sobre un innovador sistema de gases bautizado comercialmente como “VersaPort” y que se basa en dos pilares fundamentales: la versatilidad y la fiabilidad. Respecto a esta primera característica, la Remington Versa Max es ciertamente un arma versátil, puesto que es capaz de disparar cartuchos de diferentes tamaños: 12/67, 12/70, 12/76, y hasta del 12/89 de cualquier gramaje. Vamos, que podría decirse que es una auténtica “tragona”.

Pero lo mejor no queda ahí, ya que no sólo es capaz de digerir todo tipo de cartuchos de diferentes tamaños y cargas, sino que además, lo hace con una fiabilidad asombrosa. Tanto que hasta sus propios diseñadores aseguran que es capaz de realizar 15.000 disparos sin necesidad de limpiar su recámara. Esto es posible gracias a ese sistema de toma de gases mencionado anteriormente y conocido como VersaPort. Este sistema descansa sobre el diseño de una nueva recámara que cuenta con 7 orificios cuya función es autorregular la entrada de gases en los 2 pistones que inician el ciclo de acción. El control de los gases está directamente relacionado con la longitud de cada cartucho, de tal forma que contra más larga sea la vaina del cartucho, más orificios se obstruyen, y viceversa.

remington_versa_max_06
La Versa Max se entrega en un maletín de polímero con 4 chokes intercambiables
Este sistema de autorregulación de los gases permite que, al no tener los propios gases un recorrido muy significativo, y al contrario de lo que ocurre en los demás sistemas existentes, los restos de suciedad sean auto-limpiados por el propio cerrojo al automatizar, mientras que los gases sobrantes salgan prácticamente por la acción. Como consecuencia de este proceso, apenas se acumula suciedad en el interior de la escopeta, con lo que todo el ciclo se realiza sin interrupciones.

Una cuidada presentación
Una vez conocida la teoría, llegó el momento de contrastar si efectivamente la Remington Versa Max cumplía con todo lo que prometía. Lo cierto es que, desde su presentación, nos damos de cuenta de que estamos ante toda una “señora semiautomática”, muy del estilo de las clásicas escopetas semiautomáticas europeas. Remington ha cuidado algunos detalles que a veces pasan por alto, como su maletín de transporte, el cual se presenta en un nuevo y exclusivo diseño para la Versa Max y en un llamativo color verde. Este maletín de polímero completamente estanco alberga en su interior un completísimo kit de accesorios, entre los que sobresalen sus cuatro polichokes intercambiables. Junto a los chokes encontramos un eficaz complemento que permite desmontar de forma rápida y sencilla la culata del arma para poder ajustarla a gusto del tirador.

Dentro del propio maletín Remington ha dispuesto un pequeño cajón en cuyo interior se aloja una llave especial para cambiar los chokes y dos puntos de mira de fibra óptica de 2 colores distintos, blanco y rojo, lo que unido al punto de mira de color verde que trae la escopeta de serie, ofrecen al tirador un amplio abanico de posibilidades para elegir.

remington_versa_max_09
Despiece básico de la escopeta semiautomática Remington Versa Max
Dadas las reducidas dimensiones del maletín, la Versa Max se tiene que guardar en dos piezas: el cañón por un lado y la culata con el guardamanos por otro. El proceso de desmontaje de esta escopeta resulta por cierto de lo más sencillo. Basta con desenroscar el tapón que se encuentra al final del guardamanos, separar el guardamanos del cañón, y extraer el cañón del cajón de mecanismos. Respecto a este último componente, conviene señalar que el usuario que se plantee la adquisición de una de estas nuevas Remington Versa Max tiene a su disposición la posibilidad de configurar su escopeta con un cañón de 67cm o con uno de 71cm. En cualquier caso, ambos presentarán un exclusivo tratamiento con “Trinytre”, un material especial que les confiere una alta resistencia a la corrosión.

Precisamente sobre el cañón encontramos uno de los puntos que más nos han gustado de la nueva Versa Max. Nos referimos a su sistema de puntería, formado por el clásico punto, pero colocado en una situación más adelantada de lo normal, y por la mira de fibra óptica, ubicada en su habitual posición justo encima de la boca de fuego. De esta forma, la toma de miras y el encare se torna mucho más rápido e instintivo, al alinear ambos puntos casi de modo natural.

remington_versa_max_03
El diseño de la Versa Max garantiza un encare rápido e instintivo
Aún así, si algún tirador no se acostumbra a este sistema de miras, o simplemente prefiere usar la Remington Versa Max con un elemento óptico externo (visor de punto rojo, visor holográfico, etc), puede hacerlo sin demasiados quebraderos de cabeza, ya que los técnicos de Remington han preparado su nueva escopeta para tal menester. En este sentido, justo en la parte superior de la báscula, y en perfecta alineación con la banda ventilada del cañón, hay dispuestos 4 orificios que permiten la instalación de un carril o una base tipo Weaver/Picatinny para el acople de una mira óptica.

El último componente que da forma a esta nueva escopeta semiautomática es su culata sintética. Acabada en color negro, el mismo tono que apreciamos en el cañón y la báscula, esta culata de plástico presenta un diseño de líneas clásicas, similar al de otros modelos de firmas como Benelli. Tanto en la zona del pistolet como en el guardamanos, la culata presenta unas pequeñas inserciones de goma con un diseño antideslizante y que garantizan un mejor agarre del arma. Estas inserciones se diferencian del resto de la culata tanto por su diseño como por su color, ya que vienen en tonos más grises.

remington_versa_max_10
Chokes de 4 estrellas instalados de serie en la Versa Max
Otro buen detalle de la nueva Versa Max es su cantonera de goma, diseñada para absorber el retroceso y que, junto al revolucionario sistema de gases VersaPort, posibilitan que disparar con esta escopeta se convierta en una sensación muy agradable. También con la intención de mejorar el confort del tirador, Remington ha insertado una pequeña pieza de goma justo en la zona de la carrillera de la culata. Este componente permite al tirador “meter la cara” con más comodidad y seguridad, ya que ayuda a amortiguar el posible golpe que pueda producirse tras cada disparo.

Para caza y tiro al plato
La versatilidad que ofrece la nueva escopeta semiautomática Remington Versa Max no se apoya sólo en su capacidad para “tragarse” todo tipo de cartuchos del calibre 12; sino que también es un arma que puede utilizarse en diversos ámbitos. El más habitual será sin duda el de la caza menor, un campo en el que tradicionalmente las semiautomáticas de Remington vienen comportándose con nota. Y aunque en función de la modalidad que se vaya a practicar, la nueva Versa Max puede resultar algo pesada (por ejemplo, supera en peso a la 105 CTi de la propia Remington), sus prestaciones y cualidades a buen seguro serán del agrado del cazador. Sobre todo porque como ya hemos comentado le permitirá disparar sin problemas y con total fiabilidad con cartuchos de diferentes gramajes y tamaños, adaptándose así a diferentes piezas y escenarios (acuíferos, maizales, llanos, humedales, etc).

remington_versa_max_07
Alza de fibra óptica y punto de mira colocado en la banda
Del mismo modo, el hecho de que no precise de una limpieza excesiva tras cada jornada cinegética, a buen seguro que también agradará a esos cazadores un poco más dejados que sólo se acuerdan de su escopeta el día que tienen que utilizarla. Aparte de para la caza menor, la Versa Max también puede utilizarse con total garantía para la caza del jabalí, una práctica de gran tradición en los pueblos de nuestro país. En este sentido, la recámara de la Remington Versa Max acepta sin problemas los cartuchos con bala o con postas que habitualmente emplean quienes practican la caza del jabalí con escopeta.

Otro posible uso que podemos darle a esta versátil escopeta es el tiro deportivo, concretamente el tiro al plato. Aunque como ya es sabido por todos los aficionados a este deporte olímpico, el mejor tipo de escopeta para la práctica del tiro al plato es la escopeta superpuesta, con la nueva Remington Versa Max se pueden obtener unos resultados más que aceptables. Gran parte de culpa de estas buenas prestaciones deportivas descansan sobre su equilibrado diseño, su cañón de 71cm, su peculiar sistema de miras, y cómo no, una vez más, sobre su rápido y fiable ciclo de acción VersaPort.

remington_versa_max_11
Logo de Remington ubicado en la parte inferior del pistolet
Una vez analizados con todo detalle sus componentes y después de haber probado su rendimiento con todo tipo de cartuchos, no es de extrañar que la revista digital “American Rifleman”, publicación oficial de la NRA (National Rifle Association o Asociación Nacional del Rifle), haya elegido a la Remington Versa Max como la mejor escopeta del año 2011. Un año después, la nueva Versa Max intentará repetir éxito en España, donde de momento sólo se comercializa el modelo con la culata sintética en color negro (en Estados Unidos también se comercializan otras dos versiones, la Waterfowl y una versión en acabado camuflaje “RealTree”). Su precio de venta en las armerías españolas puede ser una buena baza para lanzar con éxito esta escopeta semiautomática, ya que puede conseguirse por unos 1.700 euros.

El secreto está en el interior
Quien todavía no conozca la Remington Versa Max y la descubra en este reportaje, es posible que tenga la misma sensación que experimentamos nosotros cuando oímos hablar de ella por primera vez. “Bueno si, seguramente será una escopeta semiautomática más...”. Esta sensación, que se reafirma en el momento en que te la encuentras también por primera vez, cambia radicalmente desde el mismo instante en el que aprecias su innovador mecanismo de funcionamiento interno. Y es que el secreto del éxito de la nueva escopeta semiautomática desarrollada por Remington está precisamente en sus “tripas”. Esa recámara y ese sistema de gas VersaPort del que ya hemos hablado a fondo durante todo el reportaje es posible que se acabe convirtiendo en el sistema a imitar por todos aquellos diseñadores armamentísticos que en los próximos años se planteen la creación de una nueva escopeta de estas características.

remington_versa_max_02
Detalle de la cabeza del cierre de la Remington Versa Max
Lo cierto es que aporta tanto beneficio al conjunto del arma que se antoja difícil encontrar ahora mismo en el mercado un sistema que le pueda superar en cuanto a fiabilidad, versatilidad y suavidad en el ciclo de acción. Y mucho menos al precio que marca esta Remington Versa Max, ya que, a pesar de no ser un arma realmente económica (máxime con las apreturas del mercado actual), sí que tiene un precio muy interesante para todo lo que ofrece. Este es el secreto de su éxito en Estados Unidos: esa recámara interior y ese particular sistema de gases que lleva un año haciendo las delicias de los “escopeteros” norteamericanos y que tan buen promedio de ventas ha dado a Remington, quien incluso se ha visto obligada a  abandonar la producción de otras de sus escopetas semiautomáticas, como la 105 CTi. En definitiva, un arma tan innovadora como fiable, tal y como lo demuestran estos vídeos de nuestra videoteca:

www.armas.es/videos.html?task=viewvideo&video_id=436

www.armas.es/videos.html?task=viewvideo&video_id=435



remington_versa_max
Escopeta semiautomática Remington Versa Max





Últimos periódicos

Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 56. Octubre - Noviembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 55. Agosto - Septiembre 2014
Periódico Armas.es Edición Impresa. Número 54. Junio - Julio 2014
Copyright © 2007-2014 Armas.es, Todos los derechos reservados