Smith & Wesson Bodyguard 38 y 380: Los perfectos guardaespaldas

Smith & Wesson Bodyguard 38 y 380: Los perfectos guardaespaldas

Arma corta
4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (2 Votos)

La pistola Smith & Wesson Bodyguard 380 y el revólver S&W Bodyguard 38 representan la última apuesta de la firma de Springfield en lo que a armas de defensa se refiere.

sw_bodyguard_2
Pistola y revólver S&W Bodyguard

Hace más de un año, concretamente en el Especial “Novedades 2010” de nuestro periódico (puedes descargártelo en PDF aquí: http://armas.es/periodicos/30846-periodico-armases-edicion-impresa-numero-24-especial-marzo-2010.html), os contábamos en primicia la última apuesta de Smith & Wesson en lo que a armas de defensa se refiere. Bajo el sugerente nombre de “Bodyguard” (guardaespaldas), la firma de Springfield aprovechó su estancia en la feria internacional IWA de Nuremberg (Alemania) para presentar oficialmente las primeras unidades de su pistola Bodyguard 380y su revólver Bodyguard 38.

Corría por aquel entonces el mes de marzo de 2010, y nada hacía presagiar que íbamos a tener que esperar prácticamente un año para empezar a ver las primeras unidades de estas armas de defensa en el mercado español. Sin embargo, así ha sido, y aunque con cierto retraso, ya están a la venta en las principales armerías españolas estas dos llamativas armas cortas. Gracias a la colaboración de Borchers, SA, distribuidor oficial de Smith & Wesson en nuestro país, hemos tenido la oportunidad de probar estos diminutos “guardaespaldas”.

sw_bodyguard_5
Tamaño compacto, cómodo de portar

A pesar de que en España las armas de defensa o de porte oculto (más conocidas como “concealed carry” en Estados Unidos) todavía se mueven en un mercado de ventas bastante marginal, parece evidente que la tendencia de la industria armamentística internacional es fabricar armas cortas cada vez más pequeñas, más ligeras, más fáciles de ocultar y con un calibre lo suficientemente potente para solventar una situación de máxima urgencia. Bajo estas directrices hemos asistido al alumbramiento de modelos como la pistola LCP o el revólver LCR (ambos de Ruger), la Walther PK380, la Beretta Px4 Subcompact, la Sig Sauer P290 Subcompact… y cómo no, las Smith & Wesson Bodyguard.

Al igual que el resto de modelos, el revólver y la pistola Bodyguard buscan satisfacer una demanda muy concreta: la de aquellos que buscan un arma de último recurso que sea tan fácil de esconder como de manejar. En este sentido, y con el objetivo de aumentar todavía más su sencillez de uso, los técnicos de Smith & Wesson han instalado de serie un puntero láser de la firma Insight en los dos modelos de la línea Bodyguard. Un elemento que, además de tener un incuestionable efecto disuasorio, puede ayudar a un tirador inexperto a localizar sus disparos.

sw_bodyguard_3
S&W Bodyguard con la corredera abierta

Hasta que se produzca la entrada en vigor del nuevo Reglamento, y mientras las normas se mantengan como hasta ahora, en España el uso de este tipo de armas queda relegado casi en exclusiva a los poseedores de la licencia A (profesionales de las fuerzas del orden) o de la licencia B. Por el contrario, en otros países como Estados Unidos el ámbito de actuación de este revólver y esta pistola Smith & Wesson Bodyguard es mucho más amplio, llegando a ganarse un hueco entre el público femenino que busca un arma de defensa para portar cómodamente en su bolso. No es de extrañar por tanto que el anuncio publicitario que S&W ha escogido para promocionar sus nuevos Bodyguard lo protagonice una mujer… (ver: http://www.armas.es/component/hwdvideoshare/?task=viewvideo&video_id=311)

En la palma de la mano
Uno de los aspectos más destacados de los Bodyguard es su reducido tamaño, más acentuado si cabe en el caso de la pistola Bodyguard 380. Y es que sus apenas 13cm casi permiten camuflarla en la palma de la mano. Para aligerar al máximo su peso, Smith & Wesson ha optado por montar esta pistola sobre un armazón de polímero, mientras que su corredera está fabricada con acero inoxidable y tratada con el exitoso anticorrosivo Melonite.

sw_bodyguard_7
Revólver S&W Bodyguard con láser

Para quienes prefieran portar este tipo de armas con cartucho en la recámara y totalmente lista para ser disparada, la Bodyguard 380 dispone además de un seguro manual fácilmente accesible y que se halla ubicado junto al retén de la corredera. En su diseño, se advierte que la firma de Springfield también ha tenido en cuenta los temibles “enganchones”, por lo que su martillo queda prácticamente oculto cuando accionamos el disparador. Como su propio nombre indica, esta pistola Smith & Wesson Bodyguard 380 se alimenta con un cargador extraíble con capacidad para 6 cartuchos del calibre 9 Corto (.380 ACP).

Apenas 3 centímetros separan el tamaño de la pistola con el del revólver Bodyguard 38 (13 por 16cm), una diferencia casi inapreciable a simple vista. Lo que sí se aprecia cuando nos aceramos a este revólver es una cierta similitud con el Ruger LCR, una revolucionaria arma de tambor que saltó a la fama por contar con un armazón de polímero. En este sentido, el Smith & Wesson Bodyguard 38 también está equipado con un armazón elaborado con este material, ligero y económico, pero cuya resistencia despierta ciertas dudas entre los más puristas aficionados a las armas de tambor. Aún así, este revólver sobresale por su capacidad para disparar munición +P, una variante más potente del calibre .38 Special.

sw_bodyguard
Detalle de las miras y el martillo

Al igual que su hermana la pistola, el Bodyguard 38 también está equipado de serie con un puntero láser de la firma Insight, aunque en este caso resulta más complicado de activar. En la pistola, el botón para encender el láser se halla justo al final del arco del guardamonte, por lo que basta con alargar el dedo con el que accionaríamos el disparador para activarlo. Sin embargo, en el revólver Bodyguard 38 el láser se halla justo encima del tambor, más o menos donde iría el martillo (oculto, en este modelo), por lo que su activación se hace un poco más complicada. Muy cerca del módulo láser de Insight se encuentra también la palanca de apertura del tambor, en un lugar muy poco habitual y al que cuesta acostumbrarse.

El armazón, la corredera y el tambor de ambas armas presentan un acabado en color negro mate, el mismo tono que se utiliza para vestir la empuñadura de la pistola y las cachas de caucho del revólver. Como curiosidad, en lugar del clásico maletín, estas dos armas vienen de serie con una funda de nylon negra, con un diseño similar al de una cartera, y que permite portarlas discretamente. En cuanto al precio de venta, la pistola Bodyguard 380 puede conseguirse por unos 650 euros, mientras que el revólver Bodyguard 38 está disponible a partir de 710 euros.


Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero