Leatherwood Hi-Lux CMR 1-4x24: Un visor táctico para entornos CQB y disparos a corta distancia

Leatherwood Hi-Lux CMR 1-4x24: Un visor táctico para entornos CQB y disparos a corta distancia

Accesorios
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
leatherwood_cmr_hoLos visores tácticos para tiro a corta y media distancia están entre los accesorios más demandados por los profesionales de la seguridad que desempeñan su trabajo en entornos CQB. Analizamos uno de estos modelos: el Leatherwood Hi-Lux CMR 1-4x24.
**Artículo publicado por Karl Kasarda, instructor de tiro de la Academia Gabe Suarez International

visor_leatherwood_cmr_
Visor táctico Leatherwood CMR
Los visores tácticos para tiro a corta y media distancia están entre los accesorios más demandados por los profesionales de la seguridad que desempeñan su trabajo en entornos CQB (Close Quarter Combat o escenarios de combate cerrado). Todo sistema de puntería que montamos sobre nuestras armas de fuego tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por lo tanto, es responsabilidad del usuario determinar qué tipo de visor necesita en cada momento; y una vez lo tenga claro, debe decidir qué tipo de óptica se adapta mejor a sus necesidades. Cierto es que las tradicionales miras de hierro, o miras abiertas, son muy resistentes y pueden servir para entrenar o practicar el tiro. Sin embargo, estas miras de hierro dejan bastante que desear en comparación con otros sistemas cuando el tirador precisa disparar desde posiciones alternativas y muy específicas.

Los puntos rojos de 0 aumentos (0x) son excelentes para escenarios CQB con distancias de tiro de hasta 100 yardas (91 metros). Estos visores de punto rojo ofrecen al tirador un sistema libre de paralaje y con una distancia al ojo ilimitada, características que facilitan al tirador una rápida adquisición del objetivo justo en ese momento en el que la velocidad a la hora de enfocar a su objetivo se vuelve vital. Sin embargo, estos dispositivos de punto rojo empiezan a flaquear cuando la distancia de tiro aumenta. Por lo general, estos puntos rojos dejan de ser tan precisos, o aumentan considerablemente su tamaño, cuando el tirador apunta a unos objetivos ubicados a cierta distancia. El uso de un magnificador que actúe como lupa del punto rojo puede ayudar a mejorar un poco la situación, pero entonces ya entran a formar parte del juego el hasta ahora innecesario ajuste de paralaje y la distancia focal, que en este caso se reduce notablemente. Todo ello sin contar que al usar estos magnificadores el peso del arma también aumenta. El visor Leatherwood Hi-Lux CMR (Close Medium Range) nace precisamente para cubrir ese hueco entre una mira para entornos CQB y un visor de aumentos variables para tiro a media distancia. Este visor Leatherwood CMR de 1 a 4 aumentos facilita por tanto una rápida adquisición del objetivo, gracias a su retícula con calculador balístico integrado y diseñada no sólo para fines de CQB o combate en espacios reducidos, sino también para disparos a cierta distancia.

leatherwood_cmr
Leatherwood CMR 1-4x24
Fuera de la caja
El visor Leatherwood Hi-Lux CMR viene de serie acompañado de un manual de instrucciones muy completo así como de diversos accesorios. Entre ellos, una pequeña bayeta para limpiar las lentes, unas tapas protectoras para las mismas, una llave Allen y una batería de repuesto CR-2032 para su retícula iluminada. Me gustaría recomendar encarecidamente la compra adicional del pin elevador para manejar con más facilidad y rapidez la anilla de los aumentos. Aunque de esto hablaremos con más detalle un poco más adelante.

Instalación
Esta óptica CMR resulta muy fácil de instalar y de equilibrar sobre la montura del rifle (la montura que aparece en estas imágenes no se sirve con el visor. El modelo en concreto es una montura Burris P.E.P.R.). El mango de la anilla para seleccionar los aumentos es bastante pequeño y resulta un tanto difícil de manejar. Sin embargo, con el accesorio del pin elevador, que por cierto se instala en menos de un minuto, resulta muy rápido y sencillo pasar de 1 a 4 aumentos a través de la anilla dispuesta para tal uso.

Puesta a cero
leatherwood_cmr_
Visor Leatherwood CMR sin pin
El visor Leatherwood Hi-Lux CMR tiene una torreta de ajuste en altura en la parte superior del visor, y otra torreta de ajuste en deriva en la parte derecha. Los “clics” de ajuste son un poco suaves, aunque suficientemente buenos para cumplir con su cometido. Para poner a cero el visor, el tirador tendrá que aflojar los dos tornillos con cabeza hexagonal que mantienen fijas las torretas de altura y deriva. Una vez sueltos estos tornillos, el tirador podrá girar y mover las torretas para ajustar y centrar su visor sin que estos cambios afecten al “cero” inicial. Al igual de lo que sucede con cualquier otra óptica, lo más recomendable es empezar con una correcta colimación de la mira (siempre que esto sea posible). En un rifle tipo AR-15 basta con retirar el “upper” y mirar a través de la recámara, centrando la vista sobre un objeto fácilmente identificable. Yo particularmente tiendo a utilizar una piedra, por ejemplo. Mientras mantenemos el cuerpo del rifle bien apoyado sobre una mesa o una torreta de tiro, localizamos ese objeto que decíamos anteriormente. Una vez localizado, y sin mover el rifle, buscamos ahora sí con el visor ese mismo objeto, el cual no debería estar a una distancia superior a 25 yardas (unos 23 metros), y lo enfocamos en el centro de la retícula.

leatherwood_cmr_pin
Visor Leatherwood CMR con pin
Con estas mediciones y ajustes a 25 yardas, nos trasladamos a un blanco de papel, el cual ubicamos a esa misma distancia y disparamos 2 cartuchos sobre él. Debes acostumbrarnos a hacer las correcciones sólo en altura, o sólo en deriva en un momento dado, pero nunca en las dos torretas al mismo tiempo. Una vez tengamos la altura correcta, entonces pasaremos a ajustar la deriva o lateralidad. Cuando consigamos impactar en el mismo sitio al que estamos apuntando con el visor, desplazaremos la diana a 50 yardas (45 metros) de distancia y repetiremos esta misma operación. Finalmente, habrá que poner a cero el visor Leatherwood Hi-Lux CMR a 100 yardas (91 metros), ya que es justo la distancia a la que su retícula BDC está optimizada para ofrecer la máxima precisión. Realizaremos 5 disparos a 100 yardas y confirmaremos que, efectivamente, los impactos se hallan justo donde se supone que deberían estar. Una vez hecho esto, apretaremos de nuevo los tornillos de cabeza hexagonal de cada torreta, asegurándonos por último de que las torretas señalan el punto 0.

Uso en un entorno CQB
Muchos visores del mercado actual que se venden como 1x en realidad no lo son, sino que más bien serían 1.1x o 1.2x. Cuanto más próximo esté el visor de esa cifra de 1x mejor rendimiento ofrecerá y más fácil será de usar en combates a corta distancia. El Leatherwood Hi-Lux CMR no es exactamente un visor de 1x, pero está tan cerca de serlo que creo que puede usarse fácilmente con los dos ojos abiertos sin que este hecho provoque una distorsión visual significativa. Este es un gran logro, y en mi opinión, una de las mejores características de esta óptica. No es tan rápido en la adquisición del objetivo como sería un visor de punto rojo, pero es tan bueno como cualquier otro visor de aumentos variables. Su retícula es muy rápida a la hora de mostrarte el objetivo y, debido a que verdaderamente se halla muy cerca de esos 1x, mantener los dos ojos abiertos en todo momento no supone ningún problema.

leatherwood_karl
El autor del artículo, Karl Kasarda, probando este visor táctico
La distancia al ojo de este visor es otro factor a tener en cuenta. Muchas ópticas de aumentos variables tienen este parámetro de distancia focal realmente muy limitado, por lo que resulta casi imposible conseguir enfocar al objetivo desde diferentes y poco frecuentes posiciones de tiro. Esto no ocurre con este visor, con el que podemos encarar y disparar sobre nuestro objetivo desde diversas posiciones, incluso estando muy alejados del ocular. Por último, gracias al pin elevador, pasar de 1 a 4 aumentos se convierte en una operación rápida y sencilla. Aunque, por pedir algo más, me he dado cuenta de que por lo general siempre estoy en la posición de 1 o de 4 aumentos, y rara vez me muevo en los aumentos intermedios. Sería fantástico por tanto poder cambiar de forma directa entre ambos extremos, aunque sé que entonces este visor se convertiría en una auténtica bestia.

Retícula BDC
La retícula del CMR es un círculo casi completo, con una pequeña apertura en la parte inferior (a las 6 en punto). Esta ruptura del círculo es para que el tirador mantenga siempre un punto de impacto visible en tiros a muy corta distancia (por ejemplo a 7 yardas o 6,5 metros). Cuando puse a cero el visor a 100 yardas me di cuenta de que la retícula BDC de este visor es extremadamente precisa con cartuchos de 62 grains del calibre 5.56mm, sin duda la carga exacta para sacarle el mayor rendimiento a esta óptica. También se pueden usar otras cargas de 55 grains, o algunas más “exóticas” como de 77 grains Mk262 o de 75 grains con balas Hornady, aunque en estos casos habría que acudir al campo de tiro para calcular y ajustar correctamente estos cartuchos a la retícula BDC. Esta no es una tarea difícil, aunque sí requiere por parte del tirador pasarse una hora en el campo de tiro con una caja de municiones disparando a una distancia conocida. En concreto, habría que disparar a esa distancia conocida e ir apuntando la ubicación exacta que aparece reflejada en la retícula BDC del visor y que refleja el comportamiento de tu munición. Una vez cuentes con esta información, lo mejor es guardarla siempre cerca de ti para poder usarla como una guía de referencia. En este sentido, si algún día decidiera cambiar de una carga estándar (véase los 62 grains mencionados anteriormente), a una carga de 77 grains para disparar a mayor distancia, bastaría con echarle un vistazo a la guía y buscar la referencia exacta en la retícula BDC. Recomiendo por tanto no guardar estos datos únicamente en nuestra memoria, ya que ésta siempre falla en el peor momento posible.

leatherwood_cmr1-4x24
Retícula con calculador balístico
La gran distancia al ojo existente en este visor permite al tirador cambiar de posición sin apenas dificultad. La única posición en la que se me ha complicado un poco más el cambio ha sido al pasar de pie a sentado, ya que en esta posición la mejilla del tirador tiende a echarse más hacia atrás que en ninguna otra posición. Para solucionarlo, el tirador puede encaramarse hacia la parte superior de la óptica, o aprender a ajustar rápidamente la culata o carrillera ajustable de su rifle para gozar de una mejor posición de tiro. Aunque lo cierto es que esta posición de sentado es seguramente la que con menos frecuencia utilice el tirador, por lo que al fin y al cabo este podría ser definitivamente un tema menor.

Una vez más, el rápido ajuste en la variación de aumentos vuelve a ser de gran ayuda. Por ejemplo, podemos enfocar a nuestro objetivo con 1 aumento (1x), y a continuación usar el pin elevador para acercarnos a él hasta en 4 aumentos (4x). Esto se puede hacer rápida y fácilmente manteniendo la vista fija sobre el objetivo, sin necesidad de perderle de vista durante este proceso. Esta es por tanto una excelente función para mantener un control sobre la situación y al mismo tiempo hacer un seguimiento múltiple de uno o varios objetivos en movimiento.

Algunos inconvenientes
Nada es perfecto, así que ahí van algunos de los pequeños errores que se nos plantearon durante la prueba de este visor:

visor_leatherwood_cmr
Leatherwood CMR montado sobre un AR-15
Las torretas pueden moverse accidentalmente
Las torretas de altura y deriva se pueden moverse con demasiada facilidad. Están diseñadas de forma correcta para que el tirador pueda rápidamente ponerlas a cero; sin embargo yo preferiría que se bloquearan automáticamente para que no pudieran moverse o variarse sin que el tirador se dé cuenta. Cuando empecé a poner a cero el visor, me preocupaba esta posibilidad, pero quise esperar a ver si sucedía realmente en el campo de tiro. Y lo hizo. En algunas ocasiones también observé que mi torreta de deriva concretamente se había desplazado del 0 sin darme cuenta. Una vez me sucedió esto al sacar el rifle con el visor de la funda de transporte, pero lo más inquietante, es que en otras ocasiones se me movió la torreta mientras usaba el visor en movimientos dinámicos. En disparos a corta distancia, este hecho apenas tendría un mínimo impacto, pero en tiros a larga distancia podría convertirse en toda una catástrofe. Para evitar este problema llegué incluso a fijar las torretas con cinta aislante. Francamente, gracias a la retícula balística BDC que lleva incorporado este visor CMR no he necesitado usar las torretas de ajuste rápido. Por lo tanto, mi sugerencia para Hi-Lux es que ofrezcan una forma de bloquear las torretas por completo.

Iluminación
La retícula del CMR puede iluminarse en dos colores: rojo o verde (son dos modelos diferentes). Esta iluminación no es lo suficientemente brillante como para usarse en condiciones de baja luminosidad. Si bien es esencial contar con esta iluminación en condiciones de poca luz, no esperemos ser capaces de utilizarla de otra manera. Como resultado de esta escasa iluminación, las partes negras de la retícula BDC pueden perderse ocasionalmente si el fondo sobre el que estamos apuntando es oscuro. No es algo demasiado problemático, pero es digno de mención.

Parasol insuficiente
El tubo parasol que se coloca en la parte delantera de este visor es demasiado corto, lo que se traduce en dos pequeños problemas. Por un lado, el brillo y resplandor de la lente puede delatar la posición del tirador. Y en segundo lugar, si estás apuntando en dirección hacia una fuente de luz brillante, la insuficiencia del parasol puede cegar al tirador. Durante unas pruebas que realicé tanto a primera hora de la mañana como al atardecer, estaba parcialmente cegado por el sol, a pesar de encontrarme en un ángulo de tiro escorado. Además, la lente delantera capturaba la luz y se reflejaba completamente en el tubo. Creo de verdad que con un parasol más largo se eliminarían fácilmente estos problemas.

Resumen y conclusiones
El visor Leatherwood Hi-Lux CMR 1-4x24 es una pieza excepcional para equipar a un profesional que tiene que enfrentarse a objetivos que se mueven en distancias de entre 1 y 400 yardas (365 metros). Esta óptica cubre un hueco importante en ese ámbito intermedio entre los visores CQB y los visores para tiro a media distancia. Un sector que ni los puntos rojos estándar ni los visores de aumentos fijos han conseguido cubrir eficazmente. Si usamos este visor CMR con su ajuste de 1x en tiros cortos y espacios cerrados, veremos que es mínimamente más lento que un punto rojo y mucho más rápido que un visor de aumentos fijos. Con los aumentos a tope (4x), también comprobaremos que el CMR puede usarse con éxito para identificar y abatir objetivos a distancias de hasta 400 yardas (365 metros).

Su precio en el mercado es una auténtica ganga (539.95 euros en www.blackrecon.com), sobre todo si tenemos en cuenta que sus prestaciones superan a las de otros visores de precio mucho más alto, como el Leupold CQT. Se ha demostrado que es un visor resistente, fiable y eficaz en su objetivo de ofrecerse como la mejor opción para disparos a corta y media distancia. Por lo tanto, no tendría problemas en recomendar este visor a todos aquellos que buscan aumentar el alcance de sus disparos sin tener que renunciar por completo a la efectividad de los disparos a corta distancia.



Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Quién monta los accesorios de tu arma?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

armas periodico 69 dragunov minuatura

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero