HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 00:19

Excmo. Sr. D. Luis PRENDERGAST Y GORDON Capitán General y Gobernador de Cuba

El teniente general Luis Prendergast y Gordon, primer marqués de Victoria de las Tunas, capitán general de Cuba (28 nov 1881 – 4 ago 1883).

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 00:33

[u]Excmo. Sr. D. Ignacio María DEL CASTILLO Y GIL DE LA TORRE Capitán General Gobernador de Cuba[/u]


Ignacio María del Castillo y Gil de la Torre (* Xalapa[cita requerida], México, 1817 - † Madrid, España, 1893) fue un militar y político español. Como militar luchó en la Tercera Guerra Carlista y como político fue senador en varias ocasiones, Gobernador de Cuba (1883-84) y ministro de la Guerra (1886-87) durante la Restauración borbónica en España. El 17 de septiembre de 1887, la reina regente María Cristina de Habsburgo-Lorena le concedió el título nobiliario de conde de Bilbao, con Grandeza de España.

Ignacio Mª del Castillo nació en 1817 en Xalapa, actualmente estado de Veracruz de Ignacio de la Llave en México (algunas fuentes afirman que nació en la ciudad de Veracruz). Por aquel entonces México pertenecía todavía a España, aunque la lucha por la Independencia de México estaba cerca de concluir unos pocos años más tarde (1821). Castillo era un criollo descendiente de españoles.

Siendo muy joven Castillo viajó a España, donde llevaría a cabo su formación académica y militar y nunca más retornaría a su país de nacimiento. Estudió en su primera juventud en el Real Seminario de Vergara (País Vasco).

En 1835 ingresó en el ejército como cadete del Arma de Ingenieros. En 1838 logró ascender al grado de alférez.

Ya en 1839 tomó parte activa en algunos episodios de la Primera Guerra Carlista (Batalla de Ramales) luchando en el bando liberal/gubernamental a las órdenes de Baldomero Espartero. Participó en las operaciones y sitio de Guardamino donde la apertura con explosivos de la brecha y asalto a viva fuerza, le valió el grado de Capitán.

Posteriormente formaría parte de la expedición militar a Portugal que encabezó el General Concha en 1847 y que derrotó al Septembrismo, restableciendo en el gobierno a la reina María II de Portugal.

Fue profesor de la Academia de Ingenieros; y entre 1863 y 1869 Coronel Jefe del Primer Regimiento de Ingenieros, situado en Madrid.

En 1872 estalló la Tercera Guerra Carlista. Ignacio Mª del Castillo, que por aquel entonces había alcanzado ya el grado de brigadier; fue destinado como comandante general de las fuerzas gubernamentales en Guipúzcoa.

En Guipúzcoa hizo méritos militares que le valieron ser nombrado mariscal de campo. Al año siguiente fue trasladado a Bilbao como gobernador militar de la plaza, donde dirigió la defensa de la villa durante el cerco al que la sometieron las fuerzas carlistas. Esta defensa se prolongó desde el 27 de diciembre de 1873 hasta el 2 de mayo de 1874. Gracias a sus conocimientos de ingeniería Castillo organizó una eficaz defensa y evitó que la principal ciudad del País Vasco cayera en manos de los carlistas. La defensa de Bilbao fue una de las claves que contribuyeron a la derrota carlista unos años después y convirtió a Castillo en un héroe. Como recompensa de estos hechos de armas fue ascendido a teniente general.

Tras solventar con éxito el Sitio de Bilbao y aunque la Guerra Carlista aún no había finalizado, fue relevado de su puesto en el País Vasco y nombrado Capitán General de la Región Militar de Valencia.

A finales de 1874 le fue ofrecido por Martínez Campos el mando de las tropas que habían de sublevarse en Sagunto para proclamar la Restauración borbónica en España, pero Castillo no aceptó tal proposición.

Entre 1876 y 1877 fue Senador en Madrid, representando a la Provincia de Vizcaya, donde había obtenido gran popularidad en los medios liberales por su participación en la defensa de Bilbao.

En 1877 fue nombrado Capitán General de Aragón.

En 1883 fue nombrado Gobernador General y Capitán General de Cuba, tomando el gobierno civil y militar de la colonia española. Estuvo en este cargo un breve periodo de tiempo, poco más de uno año, entre su nombramiento en julio de 1883 hasta su dimisión en octubre de 1884.

En 1886 fue elegido por segunda vez senador en representación de la Provincia de Vizcaya.

En 1886, Mateo Sagasta del Partido Liberal le nombra ministro de la Guerra dentro de su gabinete. Castillo ocupará este cargo entre el 9 de octubre de 1886 y el 9 de marzo de 1887.

Durante su mandato se dedicó de lleno a la reorganización del ejército y de la administración militar. Su principal reforma consistió en la supresión del empleo de sargento primero, ya que consideraba que los sargentos primeros solían ser el principal instrumento de las sublevaciones militares.

También desempeñó, entre el 4 de febrero y el 11 de febrero de 1887, y de forma interina, el cargo de Ministro de la Marina.

Tras presentar su dimisión a finales de febrero de 1887, fue nombrado Senador vitalicio (dimitió a los pocos meses). Una vez abandonado su cargo se le concedió el título nobiliario de Conde de Bilbao (4-4-1887) y fue nombrado Comandante General del Real Cuerpo de Alabarderos (29-4-1887).

El 11 de febrero de 1889 cesa como Comandante general de los Alabarderos y pasa a la reserva del estado mayor del ejército.

Murió en 1893 en Madrid y sus restos fueron trasladados a un panteón situado en Bilbao, donde estaban enterrados los que murieron defendiendo la villa en la Tercera Guerra Carlista.

Hay una calle en su honor en el Barrio de San Francisco-Las Cortes de Bilbao (Calle General Castillo).

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 22:12

Excmo. Sr. D. Ramón FAJARDO E IZQUIERDO Capitán General Gobernador de Cuba


Ramón Fajardo e Izquierdo: Gobernador General de la Isla de Cuba, Capitán General y General en Jefe de su ejército. Realizó gran parte de la carrera militar en la Mayor de las Antillas.

Tomó parte en la Primera Guerra Civil; asistió a la primera campaña de África y a la de Santo Domingo. En 1865 era coronel. En la guerra de Cuba de 1869 le fué concedido el empleo de brigadier general. En 1873 regresó a la Península , cuando ardía con más intensidad la conrienda civil.

En la desastrosa jornada de Lácar logró contener y rechazar, con sólo 50 hombres, a numerosas fuerzas carlistas en Lorca, salvando la artillería y los numerosos heridos, por cuyo hecho de armas fué ascendido aquél año a Teniente General. Desempeñó las capitanías generales de Aragón, Andalucía y Valencia; la dirección de la Guardia Civil, y por último, las capitanías generales de Cuba y Puerto Rico.

Fué Senador por la provincia de Alicante. Tomó parte en la guerra de África entre l859 y 1860 así como en la tercera guerra carlista, ascendiendo a capitán por méritos de guerra llegando a general de brigada en 1874 y Mariscal de Campo en 1878.

El Teniente General Ramón Fajardo e Izquierdo, Capitán General de Cuba desde el 8 de noviembre de 1884 hasta el 25 de marzo de 1886.

El 9 de enero de 1886 fué gravemente herido en el fuerte de San Julián por los amotinados de Rasero. Amputada la pierna, murió en la noche del 10 al 11 de enero. Era entonces gobernador militar de Cartagena y Murcia.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 22:15

Excmo. Sr. D. Sabas MARIN Y GONZALEZ Capitán General Gobernador de Cuba


Sabas Marín y González, marqués de Marín1 (Cartagena, 22 de agosto de 1831 – Madrid, 7 de enero de 1901),2 fue un militar español y capitán general de la isla de Cuba en dos periodos, entre 1887 y 1889 y en 1896 de forma provisional, y gobernador de Puerto Rico.

Hijo del distinguido coronel del Real cuerpo de artillería Alfonso Sabas Marín y de María González Momplet, Sabas Marín entró en el ejército a muy temprana edad. Condecorado con la Cruz de San Fernando de primera clase, en su primer mandato de gobierno en Cuba luchó fuertemente contra la corrupción administrativa, a tal punto que a fin de hacer valer su autoridad en un acto de fuerza puso cerco a la aduana y ocupó militarmente el edificio.

En 1882 fue nombrado gobernador civil de la provincia de Santa Clara, en Cuba. En esa época contrajo matrimonio con Matilde de León y Gregorio, cubana oriunda de la ciudad de Trinidad, una criolla ilustre hija de don Carlos de León y Navarrete, coronel de caballería de los ejércitos nacionales y administrador general de correos y caminos.

En 1889 fue sustituido de su cargo y en su lugar fue nombrado el general Manuel Salamanca y Negrete, hasta que en 1896, al ser relevado el general Arsenio Martínez Campos, volvió a ejercer interinamente el mando superior de la isla hasta la llegada del nuevo sucesor Valeriano Weyler, Marqués de Tenerife y Duque de Rubí.

En 1898 regresó a España, donde fallecería en la ciudad de Madrid poco tiempo después. Sus restos se encuentran en el Cementerio de San Justo (Madrid).

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 23:17

Excmo. Sr. D. Emilio CALLEJAS ISASI Capitán General Gobernador de Cuba


Emilio Callejas e Isasi. Militar español de origen burgalés que desde muy joven sirvió a la marina española. Con una larga trayectoria tanto en la Península como en América.

Emilio Callejas nace en 1830 en Guarnizo, sus estudios fueron de formación militar. Sirvió en el cuerpo de infantería hasta 1857, que pasó a la infantería de marina como teniente graduado de capitán. Contrajo matrimonio en 1863, con María de los Dolores Martínez y Adrian.

Trayectoria militar

En Santo Domingo fue ascendido a comandante cuando este territorio se reincorporó a España siendo enviado en 1867 a Puerto Rico como teniente coronel, dirigiendo el batallón de marina. En 1869 fue enviado a Cuba a luchar contra los independentistas, alcanzando el grado de brigadier. A finales de 1872 regresó a la España encargado de gestionar el envío de refuerzos y participó entonces en los combates contra el cantón de Cartagena y contra los carlistas en el norte de España, siendo ascendido a general de división. Nuevamente, en marzo de 1886 fue destinado a Cuba, como segundo cabo de la Capitanía General y después como gobernador militar de varias provincias cubanas.

De regreso a España, el General Callejas solicitó plaza en Guarnizo, donde residió todo el año de 1887, siendo nombrado Teniente General y Capitán General de Sevilla y de Castilla la Nueva.

En enero 1888, dado su conocimiento de Cuba, el Gobierno le designó para formar parte de la Comisión creada para "estudiar y proponer la reformas administrativas necesarias a las provincias de Ultramar" y, fue nombrado Director General de Artillería. Tras la reorganización de las dependencias superiores centrales pasó, en 1893, a desempeñar el cargo de Consejero del Supremo de Guerra y Marina y a finales de enero de ese año fue nombrado Gobernador y Capitán General de la Isla de Cuba, embarcando en Santander el 20 de agosto. Volvió a Santander tras la independencia de la colonia y se retiró a su casa de Guarnizo.

Finalizando su carrera militar inicia su participación en la política española. Es elegido Senador por la provincia de Santa Clara en Cuba para la legislatura 1884-1885 y Senador por la provincia de Valladolid para la legislatura 1896-1898. En 1898 es elegido Senador por la provincia de Puerto Príncipe en Cuba, pero al ser nombrado Senador vitalicio, renuncia al cargo de Senador electo.

Como gobernador de la Isla de Cuba, don Emilio Callejas e Isasi (1830-1906), le pagó la matrícula en la Facultad de Medicina de la Real y Literaria Universidad de La Habana al doctor Juan Antiga Escobar, miembro de una familia extremadamente pobre, pero de una inteligencia tan notable desde su niñez, que en 1882 fue becado como alumno pobre del Colegio Belén, de la orden religiosa Compañía de Jesús (Jesuitas) en La Habana, el más exclusivo de la alta sociedad cubana, donde completó su enseñanza primaria y se graduó de Bachiller en Artes en 1886 con un expediente brillante.

Emilio Calleja e Isasi, murió en Guarnizo el 7 de septiembre de 1906. Sus restos, fueron trasladados a San Sebastián, donde quedó sepultado.

La casona tiene sobre la puerta principal la fecha de 1871, cuando Callejas se encontraba en Cuba y por ello, hay que pensar que se trata de la datación de la construcción original, posteriormente adquirida por Emilio Callejas e Isasi.

Se trata de un edificio de planta rectangular muy sobrio y regular, de dos plantas más ático, salvo el énfasis puesto en la escalera exterior, el alero (ménsulas, jarrones) y en el remate del centro de la fachada, terminado en frontón, sobre cañones, columna, reloj y decoración de significado militar (cañones, banderas, casco, coraza, yelmo, bombas, pica, lanza, espadas, tambor) así como el nombre de la casa "Villa Rosario".

La Villa Rosario, es conocida como la casa de la Generala, por los vecinos de Guarnizo. En la finca actualmente residen otros descendientes que la utilizan por temporadas.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 23:32

[b]Excmo. Sr. D. Manuel SALAMANCA y NEGRETE Capitán General Gobernador de Cuba[/b]


Militar español, nacido en Burgos el 29 de mayo de 1831 y fallecido en La Habana el 6 de febrero de 1890.

Era hijo del teniente general Luis de Salamanca y de María Manuela Negrete, marqueses de Villacampa y condes de Campo Alange. Hizo estudios de filosofía y luego siguió la carrera de las armas. En 1847 era subteniente de reserva y el 1 de julio del mismo año ascendió a subteniente de Infantería. Tomó parte en la pacificación de Cataluña y fue ascendido a teniente.

Tras participar en la persecución de Prim, y consumado el destronamiento de la reina Isabel II, ayudó a combatir a los insurrectos de Málaga y prestó juramento a Amadeo de Saboya. Fue nombrado ayudante de campo del ministro de Guerra, y en 1872 fue destinado al Gobierno Militar de Málaga. Ante la grave situación que se presentaba en la zona, se le trasladó a Tarragona como gobernador militar de la provincia. Por sus servicios se le concedió entonces la gran cruz del Mérito Militar. Durante el tiempo que permaneció en Cataluña estuvo en batalla constante contra los carlistas (véase Guerras Carlistas) y liberó a Amposta del largo asedio que estaba sufriendo.

Ascendido a mariscal de campo y trasladado al ejército del Norte al mando de la división de Vizcaya, su estancia en el País Vasco fue tan complicada y llena de sobresaltos como la anterior. Dirigió varios combates, y ese mismo año le fue concedida la gran cruz de Carlos III. Marchó a Lérida con el propósito de prestar vigilancia en la línea del Ebro y El Maestrazgo, y luego cesó en sus cargos militares al ser elegido diputado al Congreso.

En ese cargo, demostró un gran conocimiento sobre el ejército y su forma de vida en tierras de ultramar; llegó a ser más tarde capitán general de Valencia, director de Administración Militar y de Sanidad Militar. Durante este tiempo desarrolló una gran labor en favor de los oficiales y la tropa, organizando todos los servicios, tanto en los cuarteles como en el establecimiento de medidas sanitarias preventivas para mayor bienestar del ejército.

Por fin, fue designado senador vitalicio y en 1889 gobernador general de Cuba. Su labor consistía en desarrollar una gran campaña moralizadora y pacificadora. Dedicó todo su tiempo a conseguir su objetivo, pero enfermó de gravedad y poco después falleció.

Gran aficionado a la literatura, Manuel Salamanca dejó muchos escritos y traducciones de varios códices; también fue un notable litógrafo.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 15 Abr 2016 23:56

Excmo. Sr. D. José CHINCHILLA Y DIEZ DE OÑATE Capitán General Gobernador de Cuba


'José Chinchilla y Diez de Oñate.: Militar y ministro español que tomó parte en muchas de las campañas de la segunda mitad del siglo XIX. Gobernador de la Isla de Cuba y senador vitalicio. Fue también director de la Guardia Civil y Sagasta y Ministerio de Guerra. Por todos sus aportes a la lucha española el Ayuntamiento de la ciudad acordó dar su nombre a una de las calles del nuevo barrio en Marbella.

José Chinchilla nación en Marbella el 25 de marzo de 1839, sus padres fueron José Maria Chinchilla, Presidente del Supremo Tribunal de Cuentas del Reino y Manuela Díez de Oñate y Prados, tuvo tres hermanos: Juan Chinchilla quien fue Senador, diputado y Auditor General del Ejército. Joaquín Chinchilla, abogado, senador e Intendente de Hacienda en Filipinas . Y Rafaela Chinchilla.

Trayectoria Política y Militar

Chinchilla fue un respetado liberal, con una larga carrera militar en esta época. Siendo joven se había batido, junto a O´Donnell, en las calles de Madrid durante la revuelta de 1856, combatiendo con los sublevados a favor de las libertades. Tomó parte en la campaña de Santo Domingo alcanzando por sus méritos el grado de comandante y participó después en la expedición a Mexico, con ocasión de la intervención española, francesa e inglesa que, bajo el mando del general Prim, desembarcó en dicho país para exigir el pago de ciertas deudas que el Gobiemo del presidente Juárez mantenía con las tres potencias europeas anteriormente citadas y que finalizó con la retirada de las tropas españolas e inglesas, pero quedándose las francesas en apoyo del Emperador Maximiliano ante Benito Juárez.

Al regresar al país también participó en la guerra carlista, y poco después en los enfrentamientos en el norte de África, participó además en la intentona revolucionaria de 1866 en Madrid y en la represión de la misma, lo que le valió el ascenso a teniente coronel. Más tarde participó en las guerras de Cuba y carlistas siendo ascendido a Mariscal de Campo.

Fue Ministro de la Guerra, con el gobierno progresista de Mateo Sagasta. Al dejar la cartera fue nombrado sucesivamente capitán general de Canarias, de Aragón, de Andalucía, de Madrid y, por último, director general de la Guardia Civil. Estuvo siempre muy ligado a Carmona, donde pasaba largas temporadas, cuando sus cargos se lo permitían, en sus posesiones familiares. José Chichilla, fue un hombre muy querido, tanto que se hizo repetidamente referencia de su nombre y de sus hechos en los cantares populares de la época. Su persona era a veces motivo de rumores y noticias, como cuando un famoso bandolero de la época, el Lorda, desde la cárcel se le ofreció como voluntario para el ejército que organizaba para tomar parte en los conflictos del Riff, en el norte de Marruecos.

El 25 Febrero de 1890 José Chinchilla y Díez de Oñate, militar y político, es nombrado Gobernador y Capitán General de la Isla de Cuba.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 00:26

Excmo. Sr. D. Camilo GARCIA DE POLAVIEJA Y DEL CASTILLO NEGRETE Capitán General Gobernador de Cuba




Militar y político español que se destacó en las campañas de Marruecos y Cuba en 1873. Influyente personaje en la vida política y militar de la España de finales del siglo XIX, debido a sus altas cualidades militares alcanzó los puestos más elevados en el escalafón del Ejército Español.

Nace el 13 de julio de 1838 en Madrid. Miembro de una familia adinerada de la cual fueron procreados él y su hermano Grabiel, sus padres fueron Camilo García de Polavieja y Martí y Ángela Castillo-Negrete. Contrajo matrimonio con María de la Concepción Castrillo y Medina con quien tuvo dos hijos Alfonso María García de Polavieja y Castrillo, nombrado II marqués de Polavieja y Ángela Garcia de Polavieja Castrillo.

Estaba preparándose para ingresar en la Escuela de Estado Mayor cuando perdió a sus padres muy joven, y al no poder proseguir sentó plaza como soldado voluntario; consiguió una serie de ascensos rápidos por méritos de guerra gracias a su participación en la guerra de África que España sostenía con Marruecos.
Trayectoria Militar

En el año 1863 fue enviado a Cuba con el grado de alférez; ascendió en la isla al grado de comandante y teniente coronel. En el año 1873 regresó a España, fecha en la que fue designado primer ayudante del general Martínez Campos. Polavieja pasó los tres años siguientes luchando en Cataluña en la tercera Guerra Carlista. Ascendido en abril del año 1876 al grado de brigadier, ese mismo año fue destinado nuevamente a Cuba con la misión de llevar a cabo una completa pacificación de la isla y poner fin a la llamada Guerra Chiquita, objetivo que cumplió, por lo que fue ascendido, en el año 1880, al grado de teniente general.

Después que concluyó su actividad política Polavieja se desarrolló estrictamente en el ámbito militar. En el año 1903 fue nombrado jefe del cuarto militar del rey Alfonso XIII, puesto que dejó en el año 1904 para hacerse cargo de la jefatura del Estado Mayor Central del Ejército. Por último, en el año 1906 fue nombrado presidente del Consejo Supremo de Guerra y Marina.

Cuatro años más tarde, fue ascendido al grado de capitán general. Por real decreto de 4 de enero de 1888 se nombra a don Camilo Polavieja y del Castillo gobernador Capitán General de Puerto Rico. Por otro real decreto de 13 del mismo mes y año se acepta su renuncia al cargo por motivos de salud.

Entre sus múltiples cargos públicos, fue gobernador de Cuba desde 1890 a 1892 y de Filipinas de 1896 a 1897, ministro de Guerra en el gabinete de Francisco Silvela 1899, jefe del Estado Mayor Central del Ejército 1904 – 1906.

A su regreso a España de la Isla de Cuba, Polavieja fue nombrado capitán general de Andalucía, cargo que ejerció entre los años 1881 a 1888, al mismo tiempo que formó parte del Consejo Supremo de Guerra y Marina.

Dos años después, en 1890, Polavieja viajó por tercera vez a Cuba, esta vez con el cargo de gobernador y capitán general de la isla. Allí impidió una extensa insurrección preparada por el líder independentista Antonio Maceo Grajales. Polavieja, viendo que por la fuerza de las armas no se conseguía doblegar a las fuerzas rebeldes ni dominar por completo la isla, abogó por la práctica de una política conciliadora y de concesiones limitadas a las fuerzas rebeldes, consciente de que tarde o temprano el dominio español llegaría a su fin.

Su propósito no era otro que evitar una salida violenta de España de la isla que, a la larga, acabaría perjudicando a los intereses españoles, tal como sucedería pocos años después. Las directrices propuestas por Polavieja chocaron con las defendidas por el ministro de Ultramar Romero Robledo, quien finalmente logró imponer su punto de vista militarista e imperialista. Ante tal decisión, Polavieja decidió dimitir voluntariamente de un cargo en el que no se sentía a gusto.

Tras cesar como gobernador de Cuba, fue nombrado jefe del cuarto militar de la reina regente María Cristina, cargo en el que permaneció hasta 1896, cuando fue enviado con idéntico cargo a Filipinas. Allí realizó una admirable tarea organizativa en las desmoralizadas y desalentadas tropas españolas acantonadas en el archipiélago. Al igual que pasara en su periplo cubano, Polavieja se enfrentó con el Gobierno por los distintos puntos de vista sobre cómo llevar a cabo la labor de las tropas españolas en el archipiélago. Después de pedir infructuosamente al Gobierno refuerzos de material y hombres para asegurar las posiciones españolas, dimitió del cargo y regresó a España.

De nuevo en España, Polavieja logró una cierta popularidad entre los medios cortesanos, la alta burguesía catalana y elementos del alto clero, como se demostró en la famosa "crisis del balcón" y en el hecho de que el cardenal Cascajares apoyase públicamente su candidatura para encabezar un movimiento político conservador y católico.

El 1 de septiembre de 1898, Polavieja publicó una carta-manifiesto muy dura contra la política del Gobierno, al que acusaba de ser el responsable del desastre colonial en Cuba y Filipinas. Tras el desastre del año 1898, intentó encabezar un movimiento político regeneracionista de carácter conservador, donde pedía al Gobierno que pusiera en marcha un ambicioso y necesario plan de reformas, el cual abarcaba a todos los ámbitos del país, como Hacienda, el Ejército, las administraciones municipales, provinciales y judiciales, además de abogar por la descentralización administrativa para Cataluña, el abandono del caciquismo como práctica política y la puesta en marcha de una política exterior capaz de acabar con el aislamiento al que estaba sometido el país desde hacía casi siglo y medio.

Adscrito al Partido Conservador, en marzo del año 1899 el nuevo Gobierno conservador presidido por Francisco Silvela le ofreció el ministerio de la Guerra, cargo que Polavieja acabó aceptando.

A pesar de las acertadas reformas militares que introdujo en el Ejército, los oficiales y generales no reconocieron dicha labor, por lo que Polavieja, aprovechando ciertos reajustes presupuestarios destinados al Ejército llevados a cabo por el ministro de Hacienda Fernández Villaverde, presentó su dimisión y abandonó definitivamente la política activa.

Muerte

Falleció el Viernes dia 15 de Enero del año 1914 y su muerte fue muy sentida en toda España, fue enterrado con honores y siguiendo un decreto Real que decía:

“Queriendo dar un insigne testimonio del profundo dolor que ha causado en mi real animo y producirá a la Nación el fallecimiento del ilustre caudillo que tantos días de gloria dió a la Patria, capitán general del ejército D., Camilo García de Polavieja, Marqués de Polavieja y para significar asimismo el alto aprecio y consideración en que he tenido siempre sus servicios y lealtad, de acuerdo con mi consejo de ministros, vengo a decretar lo siguiente:

Artículo 1º. Se tributaran al cadáver de D.Camilo García de Polavieja y del Castillo, marques de Polavieja los honores fúnebres que la ordenanza señala para el capitán general de Ejercito que muere en Plaza con mando en jefe, celebrándose además en Madrid solemnes exequias el día que se fije.

Artículo 2º. Por el Ministro de Gracía y Justicia se dirigirán cartas reales a los muy reverendos arzobispos, reverendos obispos, vicarios capitulares y jurisdicciones para que en todas las iglesias, catedrales, colegiatas y parroquias De sus diócesis respectivas respectivas hagan celebrar el correspondiente oficio de difuntos.

Artículo3º. Durante tres días a comenzar desde el siguiente a la fecha de este real decreto vestirán de luto riguroso las clases todas del Estado Las tropas cubrirán la carrera, en el trayecto comprendido entre la casa mortuoria y la plaza de Neptuno.


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 09:58

Excmo. Sr. D. Alejandro RODRIGUEZ ARIAS Y RODULFO Capitán General Gobernador de Cuba

Alejandro Rodríguez Arias y Rodulfo.Fue uno de los más importantes preclaros varones de Ceclavín, que llegó a escalar la más alta jerarquía militar. Prototipo de valor y pericia militar. Se le podría llamar "antillano", ya que fueron las Antillas testigos de buena parte de sus magníficos servicios y de su brillantísima y ejemplar conducta. Hombre inteligente y culto, contaba con una de las buenas bibliotecas de su tiempo. También demostró su amor e inquietudes por las bellas artes y disponía de una buena colección de obras pictóricas.

Nació el día 26 de febrero de 1838. Era hijo legítimo de Don Nicolás Rodríguez Arias, administrador de la Encomienda y de Doña Petra Rodulfo, naturales de la localidad de Ceclavín. Fue el más pequeño de una familia numerosa integrada por siete vástagos. Salió de Subteniente, alumno de la Escuela de Aplicación, establecida en la capital castellana, que es cuna de la artillería española.

Muy pronto manifestó su vocación por la carrera de las armas, desde el día 20 de julio de 1853, Alejandro sirvió de Cadete en el Colegio de Segovia hasta el 18 de diciembre de 1855.

El 14 de julio de 1857 ascendió a Teniente de Artillería y fue destinado al 50 Regimiento de a pie, de guarnición en Madrid, la capitalidad del Reino. Por Real Orden de 24 de diciembre de 1858 ascendió a Capitán y fue destinado al Departamento de La Habana. El día 10 de abril de 1861 embarcó con su Compañía para la capital de Santo Domingo, formando parte de la Brigada expedicionaria que iba al mando del Brigadier don Antonio Peláez y Campomanes.

Tuvo diversas vicisitudes y con motivo de la sublevación ocurrida en la Isla de Santo Domingo, se embarcó con dirección a Puerto Plata. Por su actuación en estos hechos, se le concedió mención honorífica. Participó en los encuentros y acciones de Hojas Anchas y toma de Santiago de los Caballeros, cuya actuación le valió ser citado muy honrosamente en el parte oficial y en la Orden General del Cuerpo del Departamento de La Habana. Por su brillante comportamiento en aquel combate se le concedió el empleo superior de Comandante de Artillería.

En 1864, formó parte de la División mandada por el Mariscal de Campo Don José de la Gándara. Se halló en los combates de Gondillo, Malla Huayaba y paso del Monte Fundación. Por su comportamiento en las acciones llevadas a cabo, se le volvió a recompensar nuevamente otorgándosele el empleo de Teniente Coronel. Hay que especificar que fue citado en términos muy elogiosos en el parte que dio el Mariscal de Campo, Don Eusebio Puello, concediéndosele la Cruz sencilla de Carlos III.

Después de su regreso a la Península el 15 de febrero de 1866. Fue destinado nuevamente, al Ejército de Operaciones de la Isla de Cuba y fue Jefe de la Columna Volante de Santa Clara y Cienfuegos.

En 1870 fue elegido por sus excelentes condiciones de mando y pericia militar para colocarse al frente del Batallón de Voluntarios de Zaragoza. Durante los meses de julio, agosto y parte de septiembre estuvo, por orden superior, desempeñando el despacho de la Comandancia General de Operaciones de Sancti Spíritus y Morón. Mereció que por el Brigadier propietario Don Adolfo Morales de los Ríos se elogiase de oficio el celo con que había desempeñado la comisión de servicios, en la que cesó para volver a tomar el mando de su Batallón. Persiguió al cabecilla Dorado. Por todos estos servicios, alcanzó la recompensa de ascenso a Coronel.

A finales de abril de 1871, Rodríguez Arias causó baja en el Tercer Batallón de Voluntarios de Barcelona por haber sido nombrado Jefe de la 3ª Línea de Puertos y Columnas, al Oeste de la del Ciego. En 26 de mayo se le nombró Jefe de la Trocha Militar de Ciego de Ávila, en cuyo puesto cesó a fines de agosto. Por su actuación en estos servicios se le concedió otra Cruz Roja del Mérito Militar.

También formó parte como Vocal de Consejos de Guerra de Oficiales Generales que debían celebrarse en la Capitanía General de la Isla de Puerto Rico. Regresa a La Habana el 13 de enero de 1872 y fue nombrado Primer Jefe del Regimiento de Infantería de la Corona, número 3, de cuyo mando tomó posesión y se enroló en la Columna de Operaciones, concurriendo a la acción de Pinalito y encuentros de Brazo Mato.

Después pasó a tomar el mando de la Columna de Ingenieros. Hay que destacar las operaciones por las jurisdicciones de Cuba, Guantánamo y Holguín a las órdenes del mencionado Brigadier. Se desatacan además las operaciones con Batallones de San Quintín y los peninsulares de Alcántara y se le designó Jefe de la Zona del Cobre, teniendo a sus órdenes el Regimiento de la Corona, el Batallón de Cazadores de Alcántara y los Tercios de Cañizal. Operó por Palma Soriano, Tempu, Aguacate, Guarínáo y Romanganaguas. Por estas acciones e importantes servicios fue agraciado con otra Cruz Roja del Mérito Militar y propuesto al Gobierno de la Nación para su ascenso a Brigadier.

Rodriguez Arias fue designado Jefe de Operaciones de la Zona Militar de Sagua de Panamos. Por Orden del Ejército fue a encargarse de la Comandancia General y enseguida de la Columna de Reserva con la que salió de operaciones en la acción de las Cuchillas de Palma Soriano. Seguidamente es nombrado Jefe en Comisión de la 3ª Brigada con Cuartel General en Bayamo. Por Orden del Ejército de Cuba fue nombrado Comandante Genera interino de la 3a División de aquel Ejército, trasladándose con tal motivo a Santa Clara y después a Sancti Spíritus. El 5 de junio cesó en dicho cargo y se le nombró por Orden General, Comandante General de la Brigada de las Villas Occidentales que comprendían las juridicciones de Sagua, Cienfuegos, Santa Clara y Trinidad. En 1874 ascendió Rodríguez Arias a Brigadier.

Rodríguez Arias fue promovido a Mariscal de Campo en 1877 y a Teniente General al año siguiente.

Rodríguez Arias pasa más tarde a la Península. Ocupa la Capitanía General de Cádiz. Después desempeña los altos cargos de Capitán General de Andalucía y Madrid y Subsecretario del Ministerio de la Guerra.
Trayectoria Política

La Reina Madre, doña María Cristina de Habsburgo Lorena le requiere para designarle Ministro de la Guerra, cargo que Rodríguez Arias rehúsa. Entonces la Soberana de la que afirmará el gran novelista asturiano Armando Palacios Valdés que "jamás se ha sentado sobre el trono español mayor suma de dignidad, sensatez y rectitud" que le tenía singular afecto, le nombró Capitán General y Gobernador de la Isla de Cuba.

Una vez más, Rodríguez Arias embarca para la Gran Antilla. Es su cuarto y último viaje. Allí se hace cargo del gobierno de la isla que lleva con gran sagacidad y prudencia.

Rodríguez Arias recibió la visita de la Infanta Eulalia de Borbón, hija de Isabel 11 y de Francisco de Asís, que quedó encantada del trato tan exquisito de que fue objeto durante su estancia. La Infanta Eulalia y su esposo, don Antonio de Orleans, Duque de Galliera, hicieron un viaje a La Habana en 1893. Se alojaron en el Palacio de los Capitanes Generales. Esta noble dama fue la única Infanta de la Casa Real Española que visitó Cuba. Llegó a La Habana a bordo del trasatlántico "Reina María Cristina" en la tarde del 8 de mayo de 1893 de paso para los Estados Unidos de Norteamérica, a donde se dirigía en representación del Gobierno Español para asistir a los actos conmemorativos del IV Centenario del descubrimiento de América.

Una de las principales fiestas en honor de la Infanta fue la que por su distinción y gusto le ofreció el Capitán General Rodríguez Arias. Las impresiones que se llevó de La Habana la Infanta Eulalia las reflejó en sus "Memorias", que vieron la luz pública en 1931.

"La Habana anotaba es una rica ciudad, espléndida, galante, hecha al derroche, a la suntuosidad y al lujo, a las elegancias europeas y al señorío criollo. La Habana nos hizo un recibimiento cálido, afectuoso y simpático, sin severidad formularia, pero lleno de emoción, como son los cubanos".

Distinciones

Las Grandes Cruces de Isabel la Católica, la de San Hermenegildo y Encomienda y Placa de Carlos III.

La de la Gran Cruz de la Corona de Hierro, del Imperio Austriaco. A propuesta de la Reina Doña María Cristina

Para perpetuar la memoria de Rodríguez Arias, el Ayuntamiento de Ceclavín le hizo la señalada distinción de declararle Hijo Predilecto, le dedicó una calle, habiendo colocado una lápida en el salón de sesiones de la Casa Consistorial.


Falleció en Cuba el 15 de julio de 1893, cuando era Capitán General de la Isla. Contaba 55 años y podía haber dado aún muchos días de gloria a su Patria y a su tierra.

En Rodríguez Arias se destaca su amor a la patria chica, Ceclavín, donde quiso ser enterrado. Muere en La Habana y sus restos mortales fueron traídos por expreso deseo suyo a su pueblo natal en el que reposan rodeados del recuerdo cariñoso de los ceclavineros, que siempre tienen frases de admiración para el ilustre antepasado.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 10:05

Excmo. Sr. D. Adolfo JIMENEZ CASTELLANOS Y DE TAPIA Capitán General último Gobernador de Cuba

Adolfo Jiménez Castellanos y Tapia (Montilla, 1844 – Madrid, 18 de enero de 1929) fue el último Gobernador y Capitán General español de Cuba.

Nace en Montilla, Córdoba y, tras cursar estudios en calidad de Cadete en el Colegio de Infantería de Toledo (luego Academia), se le destina en 1865 a Cuba, incorporándose a la guarnición de Puerto Príncipe (Camagüey).

En 1868, al estallar la 1ª guerra insurrecta, denominada "Guerra de los Diez Años", ostenta ya el grado de Capitán y asiste a cuantiosos e importantes hechos de armas en este Departamento Central, el más extenso de los tres en que está militarmente dividida la Isla. Contrae matrimonio con una camagüeyana, con la que tiene seis hijos. Terminada esta contienda se suceden las acciones de campaña durante la "Protesta de Baraguá" y la "Guerra Chiquita" y, siendo Comandante General de este Departamento Central, regresa a la Península en 1882.

Entre 1883 y 1886, de nuevo en Cuba, es Secretario de la Subinspección de Infantería y Milicias en el Palacio del Segundo Cabo, en La Habana, regresando de nuevo a la Península.

Queda viudo con sus seis hijos y pasa nueve años al cargo de la Sección de Campaña del Ministerio de la Guerra, en Madrid, hasta 1895 en que, comenzada en Cuba la "Guerra de Los Tres Años", el Capitán General de la Isla, Arsenio Martínez Campos, le requiere a sus inmediatas órdenes por su calidad de estratega, el gran conocimiento que tiene del país y la veteranía y experiencia que acumula en las guerras mambisas y sus famosas campañas circulares.

Retoma el mando de la Comandancia de Puerto Príncipe y asiste a numerosas e importantes operaciones de campaña por todo el territorio bajo su mando, hasta abril de 1898 en que toma el mando de la División de la Trocha. Con la intervención americana en el conflicto, se suceden las batallas terrestres en Santiago, el hundimiento de la escuadra de Cervera en esta bahía y la rendición española. Se ocupa de la repatriación de las tropas en la Trocha hasta noviembre en que se hace cargo de la Capitanía General, en La Habana.

Atiende la repatriación de los 87.000 soldados que aún permanecen en la Isla, velando personalmente por su buena asistencia, acomodo y alimentación, así como de la evolución de los hospitalizados. Liquida lo posible, paga cuanto puede y su prioridad es el soldado. Es el Presidente español de la Comisión de Evacuación y frena las prisas americanas por hacerse con el Gobierno, pues quiere dejar resuelto lo más posible y que las tropas no embarquen hacinadas.

El 1° de enero de 1899 le cabe la triste misión —«á nombre de su Rey»— de hacer la entrega oficial de la Isla a los americanos:

Señor, en cumplimiento del Tratado de París, de lo acordado por las Comisiones militares de la Isla y las órdenes de mi Rey, en este momento del mediodía de hoy, 1º de enero de 1899, cesa de existir en Cuba la Soberanía española y comienza la de los Estados Unidos...
(Fragmento de su alocución)


Se embarca en el vapor Rabat y se traslada a Matanzas y Cienfuegos para ultimar las repatriaciones y el 6 de febrero, en el vapor Cataluña, regresa definitivamente a España con el último contingente de tropas.

Es el Teniente General más joven del Ejército español y ostenta, sucesivamente, el mando de las Capitanías de Castilla la Nueva y Extremadura, Castilla la Nueva, Galicia, Castilla la Vieja y Valencia, hasta 1910 en que es nombrado Consejero del Consejo Supremo de Guerra y Marina.

En 1916 pasa a la 1ª reserva. Muere en Madrid el 18 de enero de 1929, a punto de cumplir los 85 años.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados