HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 12 Abr 2016 22:26

Excmo. SR. D. Juan Francisco DE GUEMES Y HORCASITAS Capitán General del Ejercito Español y Gobernador de Cuba


Juan Francisco Güemes y Horcasitas (Reinosa, Cantabria; 1681 - Madrid; 1766). Fue un noble, militar y administrador virreinal español. Como capitán general de la Capitanía General de Cuba (1734-1756), creó la Compañía de Comercio de La Habana (1738-1740) y expulsó a los británicos de Cuba y Florida. Fue virrey de la Nueva España del 9 de julio de 1746 al 9 de noviembre de 1755. Fomentó la colonización de California y la pacificación de Sonora y Nuevo Santander. También es célebre su hijo, Juan Vicente de Güemes Pacheco y Padilla, II conde de Revilla Gigedo.

Juan Francisco de Güemes y Horcasitas fue el primer conde de Revilla Gigedo (en algunas ocasiones es escrito como Revillagigedo) y un militar ejemplar de la armada española. Participó en el sitio de Gibraltar de 1727 y en la conquista de la ciudad de Orán en 1732. En el año de 1734 fue nombrado Capitán General de La Habana, donde organizó de manera efectiva los ataques contra los ingleses. Organizó, también, la caballería y de igual forma se dio a la tarea de remozar las fortificaciones en la isla. Mientras se encontraba bajo el título de Capitán General, recibió el de Virrey de la Nueva España.

Virrey de la Nueva España

Bajo su nuevo cargo, presidió en la capital de la Nueva España los funerales de en honor del rey Felipe V, proclamando al nuevo rey Fernando VI. Francisco de Güemes bajo su gobierno fomentó e impulsó la colonización de los reinos de Nuevo Santander (lo que hoy se conoce como Tamaulipas) y la Alta California. Bajo su mando el entonces Coronel José de Escandón organizó y estableció once pueblos conformados por peninsulares e indígenas y se astablecieron de igual forma cuatro misiones, algunas de las cuales fueron nombradas en honor al virrey y sus esposa, María Josefa Llera, y del propio coronel. Por esta acción Escandón fue recompensado por sus servicios a la corona con el título de Conde de Sierra Gorda.

Hacia el año de 1750 la hambruna que sufrieron las ciudades mineras de Guanajuato y Zacatecas fue seguida por una epidemia. Al año siguiente estalló una rebelión entre los indios Pima en Sonora y, como medida para reprimirla, fueron ordenados los establecimientos de los presidios en las zonas de Altar y Tubac.

El 13 de mayo de 1752, un eclipse total de sol fue observado en la Nueva España, causando consternación en gran parte de la población, que lo recibió como un presagio de mal augurio.

Reformas bajo su administración

Llevó a cabo una importante reforma en la hacienda del virreinato en el año de 1746. Debido a que una importante acuñación de moneda fue enviada a la metrópoli, ordenó la emisión de una cantidad de 150,000 pesos para su circulación en el Territorio de la Florida ese mismo año. Revillagigedo volvió a autorizar los juegos de cartas, que habían sido prohibidos por su predecesor, como una medida para obtener un rédito de los impuestos.

Otra medida importante fue tomada en contra del contrabando desmedido en los puertos novohispanos, ordenando la inspección de las naves que atracaran en éstos. Dicha medida fue considerada como inútil, puesto que los contrabandistas utilizaban pequeños botes haciendo uso de las playas y bahías desiertas, haciendo llegar las mercancías ilegales a los cómplices que se establiecieron en la colonia.

Debido a que las mercancías no eran españolas y ante las constantes quejas de los comerciantes peninsulares con la Corona, España decide romper las relaciones con la Liga Hanseática. El virrey entonces prohibió que los barcos que formaban parte de dicha liga anclaran en aguas del puerto de la ciudad fortificada de Veracruz.

Tras este recurso legal, una enorme cantidad de mercancías fueron bloqueadas y el contrabando se eliminó. Se dijo que incluso el virrey utilizó algunas de las prendas originarias de Flandes e Inglaterra que formaron parte de estas mercancías.

Güemes y Horcasitas se ganó una buena reputación como un gobernante eficiente y honorable. Tomó medidas para que los empleados del gobierno cumplieran con sus cargos. Aumentó los réditos del gobierno, aunque el rédito de las minas disminuyó debido a la escasez de mercurio para extraer la plata. También aumentó el tamaño de la flota de protección mercante en la ruta naval de Veracruz y de La Habana.

Con la expansión del comercio y el final de la piratería, tras el fin de la guerra contra Inglaterra, el mercurio proveniente de las minas de España comenzó a llegar al territorio novohispano en grandes cantidades, con lo que se volvió a incrementar la producción de plata en la colonia.

Reorganizó también la administración y gerencia de los documentos oficiales; y solicitó que los asuntos de índole civil y religiosa fueran consideradas cada una independiente de la otra. La primera reforma es considerada como parte de la fundación del actual Archivo General de la Nación.

Lo acusaron de acumular una cuantiosa fortuna personal mientras mantuvo su cargo, pero cuando se fue, dejó una hacienda con superavit, así como una gran abundancia de almacenes y de provisiones.

Asuntos exteriores

España estaba de nuevo en guerra con Inglaterra (la llamada Guerra de Sucesión Austriaca), y las noticias que fueron recibidas en Ciudad de México fueron sobre una flota de 17 naves de línea y transporte había sido montada en Portsmouth bajo órdenes del almirante Richard Lestock, para una invasión a las posesiones españolas en América. La información no incluyó dónde se proponía el inglés iniciar con la invasión, así que el virrey trabajó para preparar a todas las provincias bajo su jurisdicción para repeler dicho ataque.

Una paz preliminar fue firmada el 30 de abril de 1748. España fue obligada a pagar sus deudas a Inglaterra, y ésta, a su vez, a devolver las posesiones españolas que había capturado. En la Nueva España los costos militares disminuyeron repentinamente, y los ingresos fueron utilizados para los proyectos tales como la colonización de Nuevo Santander.

Mientras que el virreinto mantenía buenas relaciones con Francia, el virrey previno con actitud vigilante usurpaciones francesas en el territorio. Se consolidaron las guarniciones en Tejas. En 1755 fundó un presidio en Horcasitas (Sonora) con el fin de controlar a los apaches.

Regreso a España

Después de entregar el gobierno a su sucesor, Agustín de Ahumada y Villalón, Güemes y Horcasitas volvió a España, en donde le dieron el mando de Capitán General del ejército. Lo propusieron como Virrey del Nueva Granada y de Navarra; fue presidente del consejo de Castilla y presidente del Consejo de la Guerra

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 12 Abr 2016 22:52

Excmo. Sr. D. Diego DE PEÑALOSA Capitán General del Ejercito Español y Gobernador de Cuba

Diego de Peñalosa (1690, Ceuta, España - Atlántico) fue un militar español que ejerció como Gobernador y Capitán General de Cuba entre 1746 y 1747.

Don Diego de Peñalosa nació alrededor de 1690 en Ceuta, España. Su padre era un militar nativo de Setenil de las Bodegas, en Cádiz (Andalucía, España) y tenía seis hermanos: Tres varones (quienes también se desempeñaron como militares) y tres hembras (dos de las cuales, también se unieron en matrimonio con dos militares).

En su juventud, se unió al Ejército Español, donde logró ascender a Mariscal de campo, Coronel y brigadier de los Reales Ejércitos. En 1737 se trasladó a Cuba donde, años más tarde, en 1746, sería nombrado gobernador y Capitán General de dicho archipiélago, manteniendo el cargo gubernativo solo un año, pues fue destituido en 1747. Posteriormente, sería nombrado gobernador de Veracruz.

Don Diego de Peñalosa se acostumbró a una vida que se caracterizó por ser escasamente lujosa, pues se centró en fundar obras para la gente con pocos recursos. Así, construyó, con ayuda de la mayor parte de lo que tenía ahorrado, la Antigua y Real Casa de la Misericordia de Ceuta. Peñalosa también ordenó la liberación de sus dos esclavos cuando él muriera, después de su breve estancia en un convento, en un tiempo en el que los esclavos solían ser vendidos a otras personas.

Don Diego de Peñalosa, ya jubilado, murió mientras viajaba en barco hacia Cádiz

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 12 Abr 2016 22:57

Excmo. Sr. D. Francisco Antonio CAGIGAL DE LA VEGA Capitán General del Ejercito Español y Gobernador de Cuba


Francisco Antonio Cagigal de la Vega, (nacido en 1695 en Hoz de Anero, Ribamontán al Monte, Cantabria, y fallecido en su localidad natal en 1777), fue un activo militar español, que tomó parte en numerosas batallas durante el siglo XVIII. Fue también gobernador de Cuba (1747 - 1760).

Durante 1727 participó en el sitio de Gibraltar, y en 1732, tomó parte junto con Juan Francisco de Güemes, conde de Revillagigedo, en la conquista de Orán. Fue nombrado teniente general.

Trasladado a Santiago de Cuba, entre 1741 y 1742 dirigió la defensa frente el asalto británico. Cinco años después es nombrado Gobernador de Cuba, cargo que ostentaría durante trece años, hasta 1760, durante el cual promulgó decretos tales como el del libre comercio del hierro y el acero. Ese año fue nombrado Virrey de Nueva España, ocupando el cargo durante cinco meses.

Regresó a España tomando parte en la Guerra de los Siete Años, frente a ingleses y portugueses.

Se retiró a su pueblo natal, donde fallecería a los 82 años de edad.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 12 Abr 2016 23:09

Excmo. Sr. D. Pedro Alonso Capitán General y Gobernador de Cuba


Pedro Alonso. Militar español. Capitán General de Cuba en 1760-1761. Ocupó el cargo unos meses como sustituto de Francisco Antonio Cagigal de la Vega cuando éste fue nombrado virrey de Nueva España.

Pocos datos se conocen sobre la historia de Pedro Alonso, especialmente la fecha y lugares de su nacimiento y muerte.

En 1760 Francisco Antonio Cagigal de la Vega fue relevado de su cargo de Capitán General de Cuba cuando éste año se trasladó a Nueva España, hoy México, para sustituir al virrey Agustín de Ahumada, marqués de las Amarillas, recién fallecido.

A Cagigal lo sustituyó interinamente Pedro Alonso, y ya el 13 de mayo de ese mismo año Carlos III había designado a Juan de Prado Portocarrero como gobernador y capitán general de la Isla, advirtiéndole que preparara La Habana para la defensa, pues era de esperar un conflicto con Inglaterra.

Gobernador de Cuba

Sin embargo, Prado Portocarrero dejó pasar casi 9 meses antes de ocupar su cargo el 7 de febrero de 1761, en cuyo período tuvo que mantenerse como Gobernador interino Pedro Alonso. Es de suponer que Prado Portocarrero no estaba muy apurado en venir para la Isla, pues esa fue una época en que se temía ya el ataque directo de los ingleses que ansiaban tomar a Cuba.

Veinte años antes había ocurrido su invasión a una zona de Guantánamo donde incluso establecieron una colonia militar que después fracasó con la pérdida de más de dos mil vidas a causa de enfermedades tropicales. Continuaron, sin embargo sus amenazas y ataques de corsarios y piratas de esa nacionalidad. Ya estaban establecidos en Norteamérica, se habían apoderado de Jamaica, y a costa de Francia se habían hecho dueños de parte de Canadá, y de otras islas del Caribe como Martinica y Guadalupe.

Por ello surgió el llamado Pacto de Familia, una alianza entre Francia y España, que fue la causa de que Inglaterra rompiera las hostilidades contra España en 1761. En estas circunstancias Pedro Alonso entregó el mando a Prado Portocarrero, que llegó en mal momento, pues en 1762 Albión se apoderó de La Habana, lo que significaba apoderarse de Cuba.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 12 Abr 2016 23:13

Excmo. Sr. D. Fernando DE PRADO Y MALLEZA Capitán General y Gobernador de Cuba

Juan de Prado y Malleza (1716, León, España - 1770, Vitigudino, en la provincia de Salamanca, Castilla y León) fue el gobernador de Cuba entre 1761 y 1762. En el último año de su mandato perdió la Habana en la invasión británica en la isla.

Fernando de Prado y Malleza nació en León, España. Él fue el segundo hijo del noble leonés Juan de Prado Portocarrero y Luna, V conde de Óbedos y II marqués de Prado y de Acapulco, ejerciendo como corregidor de Calatayud y Tarragona, así como regidor perpetuo de Oviedo. En su juventud se incorporó al ejército, donde conseguría el título de mariscal de campo.

A mediados de 1760, Fernando de Prado fue nombrado Gobernador y Capitán General de Cuba por el rey Carlos III de España pero no tomó posesión de su cargo hasta febrero de 1761. Se le ordenó reforzar las fortalezas de la isla en contra de un esperado ataque británico, ya que en en ese año España había entrado en la Guerra de los Siete Años, al lado de Francia.

El 7 de febrero de 1761, se iniciaron las primeras obras para fortificar "La Cabaña", con vistas a la bahía, y el principal Castillo del Morro. Ese mismo año, la ciudad fue golpeada por una epidemia de fiebre amarilla que causó numerosas víctimas entre la población urbana. La fuerza de trabajo estaba tan diezmada que el trabajo sobre las fortificaciones fue prácticamente paralizada.

El 6 de junio de 1762, un enorme ejército inglés, liderado por George Keppel, entró en Cuba y comenzó a asediar La Habana. Juan de Prado tomó el mando de la defensa, pero la ciudad fue tomada finalmente el 13 de agosto.

Fernando de Prado y las tropas españolas que sobrevivieron fueron trasladados a España. A su llegada, el gobierno de Madrid le llevó a ser juzgado por un tribunal militar. Fue declarado culpable por incompetencia y falta de energía en la defensa de La Habana, y fue condenado a muerte, pero la sentencia fue conmutada por diez años de prisión. Murió en 1770 en una prisión de Vitigudino, en la provincia de Salamanca, Castilla y León.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 13 Abr 2016 10:04

Excmo. Sr. D. Ambrosio DE FUNES VILLALPANDO ABARCA DE BOLEA Capitán General Gobernador de Cuba


Ambrosio de Funes Villalpando Abarca de Bolea (Zaragoza, 1720 – Madrid, 1780), conocido como el Conde de Ricla, fue un general español, virrey de Navarra y capitán general de Cuba y de Cataluña.

Desde adolescente fue encauzado por su padre hacia la carrera militar, a los veinte años participa en la Guerra de Sucesión Austriaca, sus éxitos militares le llevaron a ser nombrado en 1763 capitán general de la isla de Cuba y todas las tierras pertenecientes a esta capitanía, Puerto Rico, La Florida, Luisiana y Santo Domingo.

Su administración comienza después de ser recuperada La Habana de manos de los ingleses, que un año antes habían logrado hacer capitular la villa. En La Habana realiza una interesante labor de reorganización y ampliación del ejército y completa el sistema de fortalezas de La Habana, comenzando los trabajos de construcción de la fortaleza de San Carlos de La Cabaña, la mayor fortificación colonial construida en el continente americano, después del Complejo Militar del Castillo de San Felipe del Morro y del de San Cristóbal de los Caballeros en San Juan de Puerto Rico.

Terminado su periodo de gobernación en Cuba, regresa a España, donde es nombrado Virrey de Navarra, Capitán General de Cataluña, y durante el reinado de Carlos III, secretario de guerra.

Fallece en Madrid, el 15 de julio de 1782 a los sesenta años de edad.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 13 Abr 2016 10:23

Excmo. Sr. D. Pascual JIMENEZ DE CISNEROS Capitán General Gobernador de Cuba

Pascual Jiménez de Cisneros. Militar español. Gobernador y Capitán General de Cuba con carácter interino (1765-1766) en sustitución de Diego Manrique, que falleció.

Tras el cese de la toma de La Habana por los ingleses ocupó el cargo de Capitán General y Gobernador de Cuba Ambrosio de Funes y Villalpando Abarca de Bolea, conde de Ricla, de julio de 1763 a junio de 1765, entregando el mando a Diego Manrique, que lo ejerció con carácter provisional durante un mes, ya que falleció.

Gobernador de Cuba

La vacante dejada por Diego Manrique en el cargo de Capitán General y Gobernador de Cuba con motivo de su fallecimiento en julio de 1765, fue ocupada con carácter interino por Pascual Jiménez de Cisneros, caballero de la orden Constantiniana de San Jorge, Brigadier de los ejércitos de Su Majestad, Teniente Rey de la Isla de Cuba y de la ciudad de San Cristóbal de La Habana, Inspector general de la tropa, y juez subdelegado de la renta de correos.

En esos momentos se estaba concluyendo un proceso de emigración iniciado a principios de 1763 con motivo de la cesión a Inglaterra por parte de España de la Florida a fines del año anterior, con lo cual una gran cantidad de españoles residentes en esa zona, que comprendía no solo el actual estado norteamericano de Florida, sino todo el sur de los Estados Unidos, desde el delta del Misisipi al oeste hasta las Carolinas y Florida, al este. Esta emigración contribuía al aumento de la población.

Una de las medidas de Jiménez de Cisneros fue hacer un inventario de los recursos y personal del regimiento de La Habana y los demás cuerpos, o sea, determinar su estado después de la invasión inglesa, por lo cual lo solicitó al anterior inspector general, y no pudo obtenerlo porque al parecer se los había llevado el general conde O’Reilly al cesar en su cargo “y no hay ninguno que verifique tales asuntos”. Eso ejemplifica el grado de desorganización que había en el aspecto militar.

Jiménez de Cisneros ocupó el cargo de Capitán General hasta el 19 de marzo de 1766 en que asumió el poder Antonio María de Bucareli y Ursúa.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 13 Abr 2016 10:32

Excmo. Sr. D. Antonio María DE BUCARELI Y URSUA Capitán General Gobernador de Cuba

Antonio María de Bucareli y Ursúa, Henestrosa y Lasso de la Vega (Sevilla, España, 21 de enero de 1717 - ciudad de México, 9 de abril de 1779) fue un militar y administrador colonial español, caballero de la orden de San Juan (1721), comendador de La Bóveda de Toro de esta orden, caballero de la Real Maestranza de Sevilla (1725), teniente general de los reales ejércitos, gobernador y capitán general de la isla de Cuba (1766-1771), virrey y capitán general de Nueva España (1771-1779).

Nació en Sevilla, España, en 1717 en el seno de la nobleza local, siendo el séptimo hijo de Luis de Bucareli y Henestrosa, II marqués de Vallehermoso, y de Ana de Ursúa y Ursúa, IV condesa de Gerena. Entró en el ejército a la edad de 11 años, como cadete, llegando tras diversas acciones militares al grado de general. Tras desempeñar la capitanía general de Cuba por un período, fue nombrado virrey de Nueva España el 22 de septiembre de 1771.

Durante su mandato, realizó numerosas mejoras civiles y administrativas, tanto en la capital como en el resto del territorio del virreinato. Fomentó las comisiones científicas que hacían estudios de la riqueza del país, intensificó la construcción del canal de desagüe del Valle de México hasta concluirlo en su etapa colonial, inauguró el Hospital de Pobres y mejoró el de Enfermos Mentales de México, terminó los fuertes de San Juan de Ulúa y de Perote, mandó abrir y poblar de árboles el paseo que originalmente llevó su nombre y que en la actualidad es conocido como Paseo de Bucareli, inició la construcción del Fuerte de San Diego, famoso más tarde por la resistencia hecha en él por Morelos y Comonfort, y, también bajo su gobierno fue fundado el puerto de San Francisco,

Escribió varias obras de interés, entre ellas: Alloquntio ad Patres Concilii VI Provincialis Mexicani (1771), Reglamento para el cuerpo de militares inválidos de N. E., Reglamento e instrucciones para el gobierno en el Presidio del Carmen en la isla de Tres y Colección de todas las Providencias de Gobierno.

Bucareli murió el 9 de abril de 1779 aún en funciones de su cargo.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 13 Abr 2016 15:50

Excmo. Sr. D. Felipe FONSDEVIELA Y ONDEANO Capitán General Gobernador de Cuba


Don Felipe Fonsdeviela y Ondeano. Gobernador y capitán general de la isla de Cuba, de 1771 a 1777; hombre de talento e ilustración poco comunes; promovedor afortunado de la prosperidad material del país y muy especialmente del ornato y mejora de la ciudad de La Habana; que fue “llorado a su partida, -escribe el austero Valdés-, por todos los que experimentaron el suave influjo de su gobierno”.

Encomiable labor del gobierno del marqués de La Torre, don Felipe Fondesviela, entre 1771 y 1777, cuando realiza el primer censo de población de la Isla, que arrojó una población total de 96 480 blancos y 75 190 negros, de los cuales 44 333 eran esclavos, número que ascendería con el fomento de la Trata de Negros. Sería este gobernador quien iniciara la demolición de la Parroquial Mayor y en su lugar la construcción del nuevo Palacio de Gobierno, concluido hacia 1791 bajo el mando de Don Luis de las Casas, y conocido como Palacio de los Capitanes Generales, al ser la residencia de estos, además de la sede de las Casas Capitulares y la Cárcel de La Habana.

Desde que llegó a Cuba comprendió que el estado de la Isla era deplorable. En su afán por encauzar al país por la senda del progreso, transformó por completo a La Habana. A él se debieron el primer empedrado de las calles, el ensanche de la urbanización, la sustitución de las casas de guano por otras mejores, la ampliación del muelle, la construcción del Teatro Principal, la Plaza de Armas, la Alameda de Paula y la Alameda Nueva. Realizó numerosas obras públicas de carácter general.

En Cuba, en julio de 1763 toma posesión como Gobernador, el teniente general Ambrosio de Funes y Villalpando, Conde de Ricla. En su política establece como prioridad, la reconstrucción de las fortalezas de El Morro, La Fuerza y La Punta; se construyen las de La Cabaña, Atarés y El Príncipe y las baterías de La Pastora y el Polvorín y se moderniza la muralla de la ciudad habanera.

Como sucesor fue designado Felipe Fondesviela y Ondeano, Marqués de la Torre, quién dio un énfasis especial a la política del despotismo; y ya que estaba concluido en lo fundamental el sistema de fortalezas, inició el alumbrado de las calles, la construcción del primer paseo habanero, la Alameda de Paula, del primer teatro El Principal y del Palacio de los Capitanes Generales. Ordenó y llevó a cabo el primer censo de la población en 1774, prohibió las casas de guano en la capital con lo que obligó a los pobres a refugiarse en barrios marginales como Jesús María y La Salud. Se impuso una nueva arquitectura de grandes y ostentosos palacios.

Gobierno

El dinero invertido en las fortificaciones durante los años que siguieron a la evacuación inglesa, juntamente con la libertad de comerciar con diferentes puertos de España y con la supresión de varios derechos que antes tenían que pagar los barcos al tomar sus cargamentos, fueron causa de que en la llamada época de restauración los negocios en Cuba mejoraran rápidamente. Entonces hubo un hábil gobernante que canalizara las ventajas del bienestar imperante, para hacer más duraderos sus efectos: Don Felipe de Fondesviela y Ondeano, (Marqués de la Torre). Durante los seis años de mando de este capitán general se realizaron por primera vez en Cuba de modo continuado y con sujeción a un plan general, obras públicas de carácter civil, destinadas a embellecer la capital y a mejorar las comunicaciones y el nivel de vida en los lugares más poblados de la isla.

El Marqués de la Torre construyó, en La Habana, la llamada Alameda de Paula, un muelle, varios puentes, el primer teatro, y comenzó la fabricación de la Casa de Gobierno, que es todavía uno de los mejores edificios de Cuba. Planeó también la construcción de la Plaza de Armas y del Paseo Extramuros, hoy Paseo del Prado o Paseo Martí. En el interior abrió y ensanchó caminos, hizo algunos muelles y puentes, levantó cuarteles, mejoró las defensas, y fundó nuevos pueblos, (Pinar del Río, Jaruco, Güines).

No hubiera podido ejecutar tan numerosas obras el Marqués de la Torre si no hubiera sido por dos circunstancias bien aprovechadas; una, el aumento de las rentas publicas, otra, la cooperación de los habitantes del país. En tiempos del Marqués de la Torre, la Aduana de La Habana llegó a recaudar medio millón de pesos anuales. Más de doscientos barcos de travesía y unas cinco mil embarcaciones de cabotaje entraban en el puerto habanero cada año. El azúcar y los cueros de Cuba empezaron por esta época a entrar libres de derechos en España, (1774). Con el aumento de la exportación de esos productos corrió pareja el de la cera, favorecida también con la libertad de introducción en la Península.

La recaudación por los impuestos sobre el valor de las ventas, (alcabalas), ascendió con el auge de los negocios. Aun así, los gastos que representaban las construcciones del Marqués de la Torre hubieran superado a los ingresos disponibles si este gobernante no hubiera solicitado y obtenido la ayuda de hacendados y vecinos, quienes se le brindaron en dinero, materiales y trabajo de esclavos. La sociedad cubana correspondía así al admirable gobernante que tan escrupulosa honradez ponía en su administración y que con tanto celo personal emprendía obras y más obras para el bienestar y esparcimiento de sus gobernados.

Acciones en Güines

Fue en 1775 que visitó el Partido en la localidad de Güines el gobernador don Felipe de Fonsdeviela y Ondeano, Marqués de la Torre, quien recibió al vecindario en la iglesia donde Francisco de Gama Navarrete y Pedro de Ayala, como apoderados de los hacendados y vegueros de la zona, le entregaron, el 29 de agosto, una solicitud al rey de España Carlos III, a través de su conducto, para que le concediera el título y gracia de Villa en el centro de la hacienda Los Güines, en atención a las ventajas naturales y el progreso de su agricultura. Villa es una población que tiene privilegios que la distingue de las aldeas, pueblos y lugares, con Casa Consistorial y Corporación Municipal.

El título de Villa es conferido por el Rey y tiene derecho a usar escudo. Escribían orgullosamente del río El Español, Vigía o La Catalina—el Mayabeque recuperado de la toponimia indígena: cuyas aguas muy saludables bañan y riegan fácil y abundantemente [sus terrenos] perfectamente llanos, sin riesgos de inundación tan fértiles que se logran copiosas recolectas de todos los frutos del país y con especialidad tabaco del mejor nombre y superior calidad (...)

A cambio de la merced del título de Villa a la población que se comprometían a edificar según una nueva planta y régimen, ofrecían los vecinos al rey, por mediación del Marqués de la Torre, “20.000 libras de tabaco verdín apaleado que entregarían en cuatro años.”

El gobernador Marqués de la Torre apoyó el proyecto, “pues ningún pedazo de tierra había en toda…[la Isla] ni más sano ni más fértil ni más hermoso…a que se agregaba el crecido número de vecinos…establecidos y la reunión que iban haciendo de las casas en la cercanía de la Iglesia parroquial”. Era el pueblo, continúa el Marqués, “de fácil entrada y salida por sus buenos caminos para aumentar el tráfico interior de la población de la Isla”.

La población del Partido era en 1775 de 365 vecinos y 2,340 personas. En el pueblo había 64 casas. Las vegas, que sumaban 266, ocupaban sólamente una quinta parte del territorio y dominaban la economía según las cifras elevadas al Capitán General. También en 1775 y 1785 les fueron mercedadas tierras realengas próximas a Güines al gobernador Conde de Ricla y al victorioso general Bernardo de Gálvez debido a la riqueza de esta zona tan próxima a la capital.

Acciones en Pinar del Río

En 1710 se levantó la primera ermita en el corral de Pinar del Río, bajo la advocación de San Rosendo, fecha que ha decidido a algunos historiadores como la de la fundación de esta ciudad. Aun cuando ni la de 1699 ni la de 1710 sean las que determinaron el fomento de su población, en 1773 el capitán general don Felipe Fonsdeviela, ante la necesidad de crear núcleo que sirviera de cabeza a las tierras de lo que eventualmente llegó a ser la provincia y que ya gozaba de ser excelentes para el cultivo del tabaco, hizo repartir los primeros solares a los vecinos de este lugar. Ordenando al mismo tiempo a subalterno calificado para que eligiese el asiento más práctico para dicho pueblo y fijase los límites de su jurisdicción. Fue pues, el capitán general Fonsdeviela el creador de la ciudad y fue también en su honor que se le puso el nombre de Nueva Filipina, de su patronímico.

En 1607 se decidió dividir a la isla en dos gobiernos, uno a cargo del Capitán General en La Habana y otro en Santiago de Cuba con un Capitán de Guerra, subordinado al primer proceso de conquista del territorio.

Ya en 1774 una parte de este territorio occidental deja de depender del Cabildo de La Habana, fundándose por parte de Don Felipe Fondesviela, marqués de la Torre y Capitán General, la tenencia de gobierno de Filipinas; cuya jurisdicción sé extendía desde el río de Los Palacios hasta el Cabo de San Antonio. La cabecera de la jurisdicción residía primero en la aldea de Guane y después en 1778 en Pinar del Río.

Primer Gran Coliseo

El 20 de enero de 1775 se inauguraba el primer gran Coliseo que tuvo La Habana. Era de una arquitectura majestuosa, y aunque lo interior era de madera, estaba bien pintado y con buenas decoraciones. Su construcción había comenzado en 1773. La iniciativa se debió al Gobernador y Capitán General de la Isla, don Felipe de Fondesviela y Ondeano, Marqués de la Torre, quien emprendió importantes obras durante su mandato: nuevo trazado de calles, construcción de calzadas, edificios sólidos y paseos públicos, apertura de caminos, mejoramiento del alumbrado y medidas de higienización.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 13 Abr 2016 19:21

Excmo. Sr. D. Diego José NAVARRO GARCIA DE VALLADARES Capitán General Gobernador de Cuba

Diego José Navarro García de Valladares, Nacimiento 4 de febrero de 1708, Badajoz, Fallecimiento 8 de marzo de 1784

Diego José Navarro García de Valladares. Militar español. Gobernador y Capitán General de Cuba (1777-1781). Su gobierno en Cuba se caracterizó por su empeño en erradicar los abusos en el cumplimiento de las leyes y el apoyo a la recuperación por España de La Florida.

Diego José Navarro García de Valladares nace el 4 de febrero de 1708 y fue bautizado el 14 del mismo mes en la Iglesia Parroquial de San Sebastián. Hijo de Diego Navarro y de Rosa María García de Valladares, ambos de familia de hijosdalgo y hacendados muy pudientes, siendo sus abuelos paternos Alonso Navarro, Alcalde de la Hermandad en 1681 y Ordinario en 1682, casado con Catalina Sánchez descendiente de una familia acaudalada; y sus abuelos maternos fueron Juan Hidalgo de Valladares, Alcalde Ordinario en 1674 y su esposa Isabel Rufo Rodríguez.

La madre murió a los pocos días de su nacimiento y su padre marchó a Niebla, de donde era Corregidor, quedando al cuidado de una nodriza y bajo la tutela de su tío Juan García de Valladares, cura más antiguo de la localidad, que guió su educación hasta su marcha para ingresar en la Guardia Real del ejército español.

Trayectoria militar

El 1 de enero de 1732 ingresa en la Guardia Real, sección de Infantería, cuando tenía 24 años, que eran tropas de élite y de difícil acceso si no existían fuertes vínculos con las altas instancias del Reino. Al ser hijosdalgo y tener antecedentes de familiares entre la oficialidad del Ejército, su ingreso no tuvo dificultades pasando el período de formación e incorporándose a la campaña de Italia con el grado de teniente y concluye la misma, después de meritorias acciones en la batalla de Bitondo y caer prisionero, fue canjeado y regresó a España con el grado de Capitán de las Guardias Reales Españolas, equivalente al grado de Coronel en el Ejército Regular.

Durante su estancia en Madrid pide el ingreso como Caballero en la Orden de Santiago y se inicia un proceso que culmina con la admisión y concesión del Hábito en 1763, después de pasar las numerosas pruebas a las que fue sometido. Tuvo que presentar su árbol genealógico, hasta llegar a sus bisabuelos, para que tanto él como sus antecesores hasta cuarto grado fueran fiscalizados en lo referente a sus hidalguías, purezas de sangre, o sea, no podían ser descendientes de judíos, moros o conversos, ni tener oficios viles o mecánicos, ni haber sido condenados por el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, ni ser bastardos, ni haber cometido delito grave, ni proceder de descendencia sin bautizar y casar por la Iglesia, saber montar a caballo y tenerlos en propiedad, ser hacendados y tener escudo de armas, etc. Finalmente, tras la aportación de los informes al Consejo, se le concedieron los hábitos de Caballero de la Orden de Santiago.

Posteriormente, participa en la guerra con Portugal, fue nombrado Gobernador de los Corregimientos de Mataró y Tarragona Fue nombrado por el Rey Gobernador de la Isla de Cuba y Capitán General de La Habana desde 1777 hasta 1781, terminando como Capitán General de Extremadura y, finalmente, miembro del alto mando militar en Madrid.

Gobierno de Navarro en Cuba

Diego José Navarro García de Valladares asumió el cargo de Capitán General y Gobernador de Cuba en 1771 sustituyendo a Felipe de Fondesviela y Ondeano, Marqués de la Torre. Se encontró un gobierno y una ciudad en etapa de florecimiento, y eso significaba que su misión era continuar y mejorar lo hecho por su predecesor.

Sin embargo, durante su gobierno de cuatro años no tuvo un resultado similar, sino que se destacó solamente por dedicarse a erradicar los abusos en el cumplimiento de las leyes, que habían causado la ruina de no pocos comerciantes y dueños de ingenios, para lo cual en auto del 11 de enero de 1779 estableció las normas de funcionamiento de los tribunales, abogados, escribanos, procuradores, tasadores y demás funcionarios de la justicia, con penas para las contravenciones.

En ese período se determinó la extinción de la moneda llamada macuquina, y su circulación, lo cual se pudo hacer por la recepción de caudales procedentes de Veracruz.

Coincidió su período con el apoyo prestado desde Cuba a las campañas del coronel del regimiento de la Luisiana Bernardo de Gálvez en la Florida, iniciadas en 1776, pues España había declarado la guerra a Inglaterra. Gálvez fue nombrado gobernador de la Luisiana en 1779 y ganó con fuerzas españolas y criollos las batallas de Las Floridas, Manchac, Panmure, y Baton Rouge, que permitieron tomar importantes territorios y ciudades como Mobile y Pensacola. La conquista de esta última ciudad permitió concretar que toda la Florida pasara a manos de los españoles, arrebatándola a los ingleses mientras más al norte se desarrollaba la guerra de independencia norteamericana, lo cual fue un enorme apoyo para que ésta se concretara.

Se suprimieron los monopolios comerciales de la corona española con sus colonias. La Real Compañía de Comercio perdió sus privilegios y el monopolio del comercio del puerto de Cádiz se quebró al abrirse nuevos puertos al comercio con sus colonias, lo que concluyó en 1778 al establecerse el libre comercio de España y las Indias.

En una colonia comercial y agrícola por naturaleza en que se fomentaban a un mismo tiempo las fortunas de muchos, muchas debían ser también las rivalidades de intereses, muchos los compromisos de unos con otros, y de ahí muchas también las ocasiones de litigios.

Había permitido la fatalidad de los aumentos que desde mediado del siglo XVIII iba teniendo el país en riquezas y en vecindarios fuesen inferiores aun proporcionalmente al que habían tenido las clases de Abogados y Escribanos. Pululaban por la capital y los demás pueblos diestros enmarañadores de pleitos y discordias, que explotando a su saber la propensión de los colonos a las contiendas judiciales, henchían sin gran trabajo su peculio con la fortuna de muchos infelices.

Navarro hizo que un tasador general de costas disminuyese los derechos de cada escrito, que no pudiesen actuar más escribanos de los Reales de Número que eran 34 en toda la isla, y logró también que el gobierno prohibiese ejercer a varios abogados de perdido concepto, que envilecían una de las más nobles profesiones. El mal se corrigió por entonces, pero insensiblemente fue retoñando después.

Navarro entregó su mando como Capitán General y Gobernador de Cuba en mayo 1881, siendo sustituido por Juan Manuel de Cagigal y Monserrate.

Muerte

Murió el 8 de marzo de 1784, a los 76 años de edad, en Madrid y fue enterrado en el desaparecido Convento de la Merced de la Calzada, que fue demolido años más tarde, en el solar que hoy ocupa la plaza de Tirso de Molina.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados