HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 15:11

Excmo Sr. D. Fernando BARRON ORTIZ Teniente General del Ejercito Español


Fernando Barrón Ortiz (Vitoria, 4 de mayo de 1892 - Madrid, 16 de junio de 1953) fue un militar español que tuvo una destacada participación durante la Guerra civil española. Es especialmente conocido por haber sido comandante de la 13.ª División franquista.

Desde que a los veinte años saliera de la Academia de Caballería de Valladolid, su vida giró alrededor del Protectorado de Marruecos y la Guerra del Rif, donde consiguió varios ascensos por méritos de guerra y forjó su carrera militar.

Guerra Civil

El 17 de julio de 1936 ostentaba el rango de teniente coronel y comandaba a las tropas Regulares de Melilla, la primera ciudad en sumarse al golpe de Estado que dio lugar a la Guerra Civil. Dentro de la sublevación, su primera acción fue la ocupación del aeródromo de Tauima.

Tras cruzar el Estrecho de Gibraltar y llegar a la Península ibérica, quedó a cargo de una Columna. Al mando de ésta conquista Santa Olalla y Maqueda (entrando en la provincia de Toledo), para a continuación ocupar Escalona, Olías del Rey, Yuncos e Illescas, siendo recompensado con la medalla militar individual. En esta línea de avance participa en la liberación del Alcázar de Toledo. Es considerado por Ricardo de la Cierva como la flecha más rápida del Ejército franquista, dando muestras de sus conocimientos militares en la Ciudad Universitaria de Madrid, junto con Asensio Cabanillas Los legionarios y regulares que forman “la Mano Negra” -sobrenombre de la 13.ª División franquista- constituyen las Fuerzas de choque más capacitadas del Bando sublevado. Durante la Segunda batalla de la carretera de La Coruña (diciembre de 1936), su columna atacó desde Villaviciosa de Odón hacia Boadilla del Monte, y más adelante atacó hacia Majadahonda.

En febrero de 1937 vuelve otra vez al ataque y en la batalla del Jarama realiza un duro asalto el puente del Pindoque, abriendo el paso del Jarama a Carlos Asensio y a Sáenz de Buruaga, y con cerrando el paso de las fuerzas gubernamentales que atacaban. Durante la batalla de Brunete, Barrón y su división sostuvieron en Brunete durísimos combates con la 11.ª División republicana de Líster, sumando ambas unidades un escalofriante número de bajas durante los combates.

A comienzos de 1938, después de la ruptura del cerco de Teruel, se incorpora al Cuerpo de Ejército Marroquí y toma parte destacada en la Ofensiva de Aragón, ocupando Puebla de Albortón y Codo, y llega a desbordar Belchite por el norte. El 16 de marzo su división colabora con otras unidades franquistas y cercan a las Brigadas Internacionales en Caspe, ciudad que cayó al anochecer del día 17 después de duros combates. El 22 de marzo la 13.ª división cruza el río Ebro por Quinto, estableciendo una cabeza de puente, avanza hasta alcanzar el río Cinca, Fraga y, posteriormente, conquista la ciudad de Lérida, donde entabla un combate con la 46.ª División de "El Campesino". Volvería a tener un destacado durante la Batalla del Ebro y la Ofensiva de Cataluña.

El 1 de febrero de 1939 el coronel republicano Segismundo Casado entabla negociaciones para la capitulación de Madrid, exigiendo como garantía una carta del general Barrón, a quien conocía, a fin de no ser víctima de engaños. El 6 de febrero, desde el puesto de mando donde dirigía las últimas operaciones de la campaña de Cataluña, Franco dictó sobre la marcha aquella carta con 10 condiciones que teóricamente deberían cumplir los republicanos para efectuar la rendición.

Dictadura franquista

Cuando en mayo de 1940 los sectores falangistas y más germanófilos comienzan a exigir la intervención de España a favor de las Fuerzas del Eje, Franco envía a la Alemania nazi una misión militar a las órdenes del general Barrón, al que el mariscal Göring reprochó que España no creyera en la victoria alemana. Barrón, que tiene instrucciones muy precisas, le contestó que España no posee los medios adecuados ni se encuentra en condiciones para intervenir en el conflicto. Más adelante se convertirá en uno de los generales que buscaban forzar la restauración de la monarquía en la persona de Juan de Borbón, grupo que en 1942 propició la caída del germanófilo Serrano Súñer.

A pesar de haber participado en conspiraciones monárquicas, alcanzó el empleo de teniente general y fue nombrado gobernador militar del Campo de Gibraltar. En 1945 fue nombrado subsecretario general del Ministerio del Ejército y, en 1950 jefe del Alto Estado Mayor Central. Cuando falleció en 1953, entonces ostentaba la presidencia Consejo Supremo de Justicia Militar. También fue Procurador en Cortes por designación directa del Jefe del Estado.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 17:03

Excmo. Sr. D. Mariano GAMIR ULIBARRI General del Ejercito Español


Mariano Gamir Ulibarri (Madrid, 1877 – Valparaíso de Abajo, Cuenca, 28 de julio de 19621 ) fue un militar español que combatió en la Guerra civil española por el Bando republicano, siendo uno de los protagonistas de la Campaña del Norte.

Recibió su formación militar en la Academia Militar de Toledo, en la que luego impartiría clases y llegaría ser su director. Gamir era un militar competente, de origen vasco y apolítico. Al comienzo de la Guerra civil, en julio de 1936 ostentaba el rango de General de brigada. Siendo comandante de la 5.ª Brigada de Infantería de la III División Orgánica, se mantuvo fiel a la República y participó en el aplastamiento de la sublevación en Valencia, donde estaba destinado. La fidelidad de Gamir fue clave para mantener Valencia fiel a la causa republicana. Posteriormente estuvo al frente de las tropas republicanas en el Frente de Teruel.

Frente del Norte

A finales de mayo de 1937 fue destinado a la zona cantábrica, para hacerse cargo de las fuerzas republicanas en el País Vasco, en sustitución del general Francisco Llano de la Encomienda. El Lendakari José Antonio Aguirre había exigido insistentemente que Llano de la Encomienda fuera sustituido; tras la llegada de Gamir a Vizcaya, Aguirre mostró una buena sintonía con el nuevo comandante republicano. No obstante, Llano de la Encomienda continuó al frente de las fuerzas republicanas en Santander y Asturias.

A su llegada, Gamir reorganizó los mandos y las fuerzas republicanas de Vizcaya, y logró que Aguirre cediera finalmente el control el control que tenía sobre el antiguo Ejército vasco, algo que en el pasado había creado numerosas fricciones con Llano de la Encomienda. Sin embargo, la situación que se encontró Gamir era muy complicada y las fuerzas sublevadas ya se encontraban muy cerca de Bilbao. Aunque disponía de 40.000 hombres, existían fuertes fricciones entre los batallones comunistas, socialistas y anarquistas respecto a los batallones integrados por nacionalistas vascos. La madrugada del 19 de junio algunas unidades carlistas penetraron en Bilbao, que fue completamente ocupada a lo largo de aquel día. Gamir se aseguró de retirar a la provincia de Santander al mayor número de fuerzas posibles.

El 25 de junio, Gamir recibió el mando absoluto de todas las fuerzas del Ejército del Norte, centrándose entonces en reorganizar sus fuerzas. Llano de la Encomienda se trasladó a Gijón. A pesar de que intentó organizar la defensa republicana de Santander, sus fuerzas no estaban en condiciones óptimas o no disponían de suficientes medios. Las fuerzas republicanas en Santander estaban compuestas por 80.000 efectivos repartidos en cuatro cuerpos de Ejército, alrededor de 300 piezas de artillería, 40 aviones y tan sólo diecisiete cañones antiaéreos.

Gamir presidió la Junta Delegada del Gobierno en el Norte, constituida el 6 de agosto de 1937 y encargada de coordinar la defensa frente a la ofensiva franquista. Cuando el 14 de agosto comenzó la ofensiva franquista, el frente se hundió en poco tiempo y muchas unidades republicanas comenzaron a retirarse desordenadamente hacia Santander o Asturias. Para empeorar la situación, las brigadas compuestas por nacionalistas vascos se negaron a seguir luchando y se retiraron a Santoña, donde esperaban rendirse a los italianos. Las tropas de Franco entraron en Santander el 26 de agosto, y la campaña se saldó con alrededor de 60.000 republicanos hechos prisioneros por las fuerzas sublevadas. Gamir y otros mandos republicanos lograron escapar de la capital santanderina, trasladándose a Gijón a bordo de un submarino.

Tras la caída de la ciudad de Santander, el 29 de agosto de 1937 el Consejo Soberano de Asturias y León, sin autorización del gobierno central, reemplaza a Mariano Gamir como jefe del Ejército del Norte y le entrega el mando al coronel Adolfo Prada Vaquero.

Carrera posterior

Desde Gijón tomó un avión y se trasladó a Francia, trasladándose posteriormente a la zona central republicana. Recibió muchas críticas por la forma en que llevó las operaciones del norte, y tras su regreso no volvió a ostentar ningún mando activo, ocupando puestos meramente burocráticos. Gamir fue nombrado representante en la comisión internacional que discutió la retirada de las Brigadas Internacionales de España.11 El 12 de octubre de 1938 fue nombrado Inspector General de Instrucción Militar, aunque fue un nombramiento demasiado tardío para tener efecto real sobre el desarrollo de la contienda.

Tras la caída de Cataluña y el final de la contienda, huyó a Francia donde residió hasta 1955, año en que regresó a España por no tener ya condenas pendientes. Durante su estancia francesa publicó sus memorias. Murió en 1962 en Valparaíso de Abajo, provincia de Cuenca, donde fue enterrado.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 17:17

Excmo. Sr. D. Juan BEIGBEDER ATIENZA General del Ejercito Español


Juan Luis Beigbeder y Atienza (Cartagena, 31 de marzo de 1888 - Madrid, 6 de junio de 1957) fue un destacado militar y político español durante la Guerra Civil Española y los primeros años del gobierno de Franco. En el Protectorado de Marruecos ocupó los puestos de Delegado de Asuntos Indígenas y Alto Comisario. Tras el final de la contienda, fue nombrado Ministro de Asuntos Exteriores del gobierno franquista entre el 12 de agosto de 1939 y el 16 de octubre de 1940.

Tomó parte en las guerras de África de 1909-1910, participando en los combates de Aid Yedida, Benicorfet, Beni-Hosmar, Beni-Salem y en la marcha sobre Xauen. Tras su ascenso a teniente coronel, se le nombró agregado militar de la Embajada de España en Berlín.

Se sumó al Alzamiento nacional del 18 de julio de 1936 siendo Delegado de Asuntos Indígenas; se encargó de animara el alistamiento de habitantes del Protectorado en las tropas de Regulares que, en número de unos 50.000, combatirían en las tropas nacionales a lo largo de la contienda. El 18 de julio acudió a informar al jalifa Muley Hassan y al gran visir de Tetuán de la rebelión militar que estaba teniendo lugar, consiguiendo el apoyo de ambos líderes. Esta acción le granjeó la amistad y colaboración de las autoridades marroquíes durante el resto de la contienda.

Autorizado por Franco, trató con el general Kuhlenthal (agregado militar de la Embajada alemana en París y amigo suyo) el envío de aviones de transporte, que serían suministrados a través de sociedades privadas alemanas. Fue nombrado Alto Comisario de España en Marruecos el 13 de abril de 1937., El 2 de diciembre de 1937 tuvo lugar la primera reunión del recién creado Consejo Nacional del Movimiento, Beigbeder fue uno de los cinco militares que participó como consejero.

Dictadura franquista

En agosto de 1939 es nombrado por Franco ministro de Asuntos Exteriores, cargo que ocupa hasta el 16 de octubre de 1940.3 Tras el comienzo de la Segunda Guerra Mundial y el imparable avance de las tropas alemanas en el frente europeo, Franco sustituye al anglófilo Beigbeder por Ramón Serrano Súñer, su cuñado y conocido germanófilo. Pasó a la reserva con el grado de general. En opinión de Francisco Franco Salgado-Araujo, su debilidad por las mujeres la hacía poco fiable para su puesto:

Yo no olvido que cuando se le nombró ministro, a propuesta de Ramón Serrano Súñer (sin duda por gratitud, ya que fue nombrado interventor honorífico del Marruecos español, cuando la visita que Serrano efectuó a nuestra zona siendo Beigbeder alto comisario), le dije a Serrano: Beigbeder, con sus zalamerías y su carácter simpático para los moros, no lo ha hecho mal de Alto comisario; pero será un mal ministro de Asuntos Exteriores dada su debilidad por las mujeres, y en especial por las señoras exóticas"

El mismo autor pone en boca de su primo Francisco Franco, en relación con la entrevista que mantuvo con Adolf Hitler en la localidad fronteriza de Hendaya, las siguientes palabras:

La actuación del ministro de Relaciones Exteriores de aquella época, general Beigbeder, no era nada imparcial y no inspiraba confianza al embajador del III Reich. Beigbeder era supuestamente germanófilo, pero tenía una amiga inglesa que posiblemente estaba haciendo a su lado el papel de espía.

Avanzada la contienda mundial, fue confinado bajo arresto domiciliario en Ronda. En el año 1943, ante el giro que tomaba la II Guerra Mundial a favor de los aliados, conspiró con el general Aranda a favor de una restauración de la Monarquía, pese a lo cual fue rehabilitado y se encargó de una misión ante el presidente Roosevelt que contribuyó a mitigar la hostilidad hacia Franco de las potencias vencedoras en 1945.

Condecoraciones

Caballero gran cruz de la Orden de San Lázaro de Jerusalén (1940)
Gran Cruz de la Medahuia: El Jalifa Hassan Ben el Mehedi Ben Ismael le concedió la condecoración, a petición del entonces Alto Comisario en Marruecos, Rafael García Valiño. Se dice que esta concesión fue una maniobra para prevenir disturbios, tras su cese como canciller, en los medios indígenas marroquíes.

Beigbeder en la cultura

La escritora María Dueñas hace un retrato de este personaje en su primera novela El tiempo entre costuras (2009), parcialmente ambientada en la Ciudad internacional de Tánger y en Tetuán (capital del Protectorado Español de Marruecos) durante el contexto de la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial.

La amante de Beigbeder era Rosalinda Powell Fox, y he aquí una breve reseña de su relación:

Rosalinda tuvo el curioso don de los grandes personajes de la historia de encontrarse siempre en el lugar apropiado en el momento adecuado: En Cascaes cuando un exiliado español de categoría, el General Sanjurjo, preparaba la insurrección contra la República y se disponía a presidir el gobierno que de ella resultase; en el hotel Adler de Berlín, en los prolegómenos del nazismo, donde ve de nuevo a Sanjurjo y conoce a un joven y culto agregado militar español llamado Juan Luis Beigbeder; en Tánger, coincidiendo con el nombramiento de Beigbeder como Alto Comisario de España en Marruecos con sede en la vecina Tetuán.

Mientras asistía a los Juegos Olímpicos de Alemania en 1936 conoció, entre los militares españoles al entonces agregado en Berlín, el coronel Juan Luis Beigbeder, que más tarde se convertiría en su amante y posteriormente ministro de exteriores en el gobierno de Francisco Franco. Su relación con este hombre, muchos años mayor que ella, apasionado por el mundo árabe, y casado, iba a tener unas repercusiones inesperadas en la vida de Rosalinda.

Vivieron juntos en Tánger, y cuando su amado fue nombrado ministro, abandono su retiro para ocupar el mejor piso de Madrid para encontrarse con él. Pero en Madrid el ministro de Asuntos Exteriores y sus aspiraciones neutralistas se quedaron solos. Para entonces Rosalinda ya había pasado a encabezar una lista negra de la Gestapo en España y Juan Luis Beigbeder le aconsejó, preocupado por su vida, que regresase a Estoril. El 17 de octubre de 1940 Beigbeder sería destituido como ministro de Asuntos Exteriores, sustituido por Serrano Suñer, cuñado de Franco, y confinado bajo arresto domiciliario en Ronda.

De allí no saldrá hasta después de terminada la II Guerra Mundial. Mientras tanto, Rosalinda montaba el mejor garito de Lisboa, “el galgo” y vivía a todo tren en un piso de 44 habitaciones donde alojaba, a cambio de nada, a todo el que lo necesitase.

A principios de los años cincuenta, Juan Luis Beigbeder, era un hombre “roto y enfermo” según ella misma lo describe, y le pide a Rosalinda que comprara una casita en algún lugar de la costa sur española desde donde se pudiera ver Marruecos. Ese lugar no es otro que Guadarranque, un pueblecito andaluz de la bahía de Algeciras cuya playa solo tenía como telón de fondo el Peñón de Gibraltar, “una satisfacción para la propia Rosalinda, y detrás la costa norte marroquí, un último placer para Beigbeder”. Último y breve porque Beigbeder falleció a las pocas semanas de haberse instalado.

Cuando se instaló en Guadarranque toda la propiedad había sido puesta a su nombre y su viejo Austin había dejado paso a un Rolls-Royce. Tenía entonces 42 años y ya nunca saldría de allí.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 17:29

Valentín GONZALEZ GONZALEZ "El Campesino"


Valentín González González, popularmente conocido como El Campesino (Malcocinado, 4 de noviembre de 1904 – Madrid, 20 de octubre de 1983), fue un militar comunista español que tuvo una destacada participación en la Guerra Civil Española al frente de varias unidades del Ejército Republicano.

Primeros años

Valentín González González nació en Malcocinado, provincia de Badajoz, en 1904. A los ocho años comenzó a trabajar como minero en las minas de Peñarroya. Posteriormente fue arriero y se enroló en la Legión, de la que acabó desertando. En tiempos de la República era viajante y comenzó su militancia en el Partido Comunista de España.

Guerra Civil Española

Se le conoce un matrimonio tardío, del que nacieron tres hijos, con los que perdió el contacto durante la Guerra Civil Española, por lo que los dio por muertos. Durante ella, luchó en el Quinto Regimiento, y posteriormente al mando de la 10.ª Brigada Mixta y la 46.ª División. Participó en las batallas de Guadalajara, Brunete y Belchite, en las que fue herido. Se forjó una leyenda en torno a su nombre, aunque muchos lo acusaron de ser brutal con sus subordinados y con los prisioneros, e incluso sus superiores (Líster, Modesto...) lo tomaban por cobarde y fanfarrón.

En los últimos momentos de la batalla de Teruel, cuando ya parecía próxima la caída de la capital turolense, abandonó de noche la ciudad dejándola sin resistencia alguna y ello fue motivo de no pocas críticas dentro del bando republicano. Sus subordinados aparecieron, después de la toma de Teruel por las tropas franquistas, dispersos y desarmados por los caminos, habiendo dejado atrás a los heridos durante la retirada impuesta por El Campesino, lo que provocó que más de 400 fueran hechos prisioneros por las tropas franquistas. Valentín González acusó a Modesto y a Líster de haberlo dejado abandonado a su suerte en Teruel, pero Líster lo acusó de haber desertado del campo de batalla y haber abandonado a sus hombres.

Tras este desastre, a finales de marzo de 1938, volvió junto a su división al deshecho Frente de Aragón, liderando la defensa de Lérida. Aunque la ciudad finalmente cayó, su división logró retrasar el avance franquista y por su buen comportamiento en combate la división fue condecorada.

Estaba prevista su participación como teniente coronel al mando de la 46.ª División en la batalla del Ebro, pero fue destituido el 26 de julio, justo después de que el Ejército del Ebro cruzara el río por doce puntos diferentes. Aunque argumentó que estaba enfermo, su superior Líster lo visitó en su puesto de mando y después diría que al Campesino solo le había entrado un ataque de pánico ante la idea de cruzar el río. Fue relevado del mando y Domiciano Leal lo sustituyó en el mando de la división. Con la destitución, acabó también su actividad militar durante la República.

Periodo en el exilio

Al finalizar la guerra escapó en un barco rumbo a la URSS en 1939 e ingresó en la Escuela Superior de Guerra con el rango de kombrig (general). Tras problemas de diversa índole con las autoridades soviéticas, intentó huir de la URSS a Irán, pero fue devuelto a la URSS por SMERSH, lo que le supuso ser internado en el campo de trabajo de Vorkutá (República Komi). Finalmente logró escapar de la URSS en 1949 a través de la frontera iraní, viviendo en el exilio en Francia, es posible que inicialmente por encargo de servicios soviéticos, pero pronto comenzó alegatos antiestalinistas.

El Campesino regresó a España en 1977. Ya en España, se declaró simpatizante socialista y manifestó su apoyo al PSOE de Felipe González. También descubrió que su mujer e hijos, a los que ya había dado por muertos, seguían con vida. Murió en Madrid en 1983.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 17:36

D. Alfonso BEORLEGUI CANET Coronel del Ejercito Español


A los 22 años ingresó en la Academia de Infantería de Toledo. Tras graduarse fue destinado a Marruecos (1913), donde desarrolló la mayor parte de su carrera militar, llegando a coronel en 1930. Fue arrestado por los partidarios de la república en la Sublevación de Jaca de 1930.

En 1936 se encontraba en Pamplona, donde al producirse la sublevación que dio origen a la Guerra Civil se puso a las órdenes del general Mola. Mola le colocó al frente de la Guardia Civil y de Asalto y le nombró delegado de Orden Público.

Asegurado el éxito de la sublevación en Navarra, encabezó una columna que avanzó hacia Guipúzcoa, llegando hasta Irún. Esta orden fue expresa de Mola, que deseaba cortar la entrada de armamento para el bando republicano desde Francia.

Tras la caída de los bastiones del monte San Marcial (26 de agosto), tomó la ciudad, siendo herido en el avance hacia el puente internacional, cerrando la frontera francesa y entrando pocos días después en San Sebastián. La toma de esta última fue más fácil, tras pactar la rendición, pues las autoridades no deseaban que la ciudad fuera devastada como lo había sido Irún.

Murió a causa de una herida recibida en el muslo en Irún, la cual, no fue atendida al creerse de poca importancia y tras dirigirse al frente de Aragón, se gangrenó. Según la obra del reportero George Steer, El árbol de Guernica:

[Beorlegui] cometió errores, especialmente en los primeros días, al atacar San Marcial sin la debida preparación de artillería. Era un soldado fino e intrépido: la conquista de Guipúzcoa fue obra suya.


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 19:08

Excmo. SR. D. Juan HERNANDEZ SARAVIA General del Ejercito Español


Militar republicano español, nacido en 1880 en la localidad de Ledesma (Salamanca) y muerto en el exilio en 1962. Dedicado a la carrera militar, llegó rápidamente al rango de teniente coronel del arma de Artillería. A principios del siglo XX participó en los combates del ejército español en Marruecos.

Disconforme con el golpe de estado del general Primo de Rivera, fue perseguido por los aparatos represores de la dictadura. De arraigadas convicciones republicanas, se convirtió en ayudante de Azaña al hacerse éste cargo del Ministerio de la Guerra, asistiéndole en su proyecto de reforma militar entre 1931 y 1933.

Con la victoria de los cedistas en las elecciones de 1933, Hernández Saravia optó por abandonar el ejército. Regresó a su puesto en el mando militar cuando el Frente Popular llevó de nuevo a la izquierda al poder en febrero de 1936. Al poco tiempo, Azaña, como Presidente de la II República, le llamó a formar parte de su secretaría personal.

Poco antes de iniciarse la Guerra Civil fue designado subsecretario de la Guerra. En agosto, fue nombrado Ministro de la Guerra en el gabinete presidido por Giral. En este puesto intentó reorganizar la inexistente estructura militar del ejército republicano. Trató de formar un ejército regular, al tiempo que se esforzó infructuosamente por detener el avance de los fascistas hacia Madrid.

Su tarea era extremadamente difícil, por la imposibilidad de coordinar a las diferentes milicias, muy politizadas. Aunque no consiguió impedir que el ejército insurrecto llegase a las puertas de Madrid, Saravia puso las bases del Ejército Popular. Viendo que su labor al frente del ministerio era infructuosa por las rencillas entre los distintos grupos de la izquierda, en septiembre decidió dejar su puesto. Desde ese momento empezó a dirigir sobre el terreno a las tropas republicanas que luchaban en Córdoba.

Cuando el socialista Largo Caballero llegó a la Presidencia del Gobierno y al Ministerio de la Guerra, Hernández Saravia se hizo cargo de la artillería republicana que combatió en las batallas de Málaga y Brunete. En 1937 se produjo una reordenación del ejército republicano, por la que Hernández Saravia fue encargado de dirigir el ejército de Levante, donde tuvo a su cargo unos cien mil hombres.

Con estas tropas logró conquistar Teruel en enero de 1938. Este éxito le valió el ascenso a General. A pesar de ello tuvo que retirarse de la posición turolense en febrero y fracasó al intentar conservar Alfambra. En el mes de junio fue destinado al Grupo de Ejércitos de la Región Oriental (GERO), que actuaba en tierras catalanas. Contaba con cerca de trescientos mil soldados que se repartían en 21 divisiones y 64 brigadas mixtas. Al frente del GERO luchó en la decisiva batalla del Ebro entre julio y noviembre de 1938. Más tarde, entre diciembre de 1938 y febrero de 1939, defendió sin éxito Cataluña. En ese mismo mes de febrero tuvo que cruzar la frontera francesa, tras haber sido sustituido al frente del GERO por Vicente Rojo. De esta manera comenzó lo que iba a ser un larguísimo exilio entre Francia y México.

Juan Hernández Saravia falleció en México D. F. en 1962.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 19:15

Excmo Sr. D. Annibale BERGONZOLI General del Ejercito Italiano

Annibale Bergonzoli (n. Cannobio, 1 de noviembre de 1884 - f. Cannobio, 31 de julio de 1973) fue un militar italiano, con grado de general, destacado por su actividad durante la Segunda Guerra Mundial y especialmente en diversas actividades de tipo imperialista del fascismo italiano, como su intervención en la Guerra Civil española (donde mandó una unidad italiana, la 133ª División blindada Littorio, en apoyo de los sublevados franquistas) o la invasión de Etiopía.

Ingresa en el Regio Esercito italiano en 1911, comenzando como subteniente su carrera militar, y participa en 1911 en la ocupación de Libia durante la Guerra italoturca, siguiendo destacado en Libia varios años, dedicado a operaciones de limpieza contra rebeldes libios opuestos a la colonización italiana.

Toma parte igualmente en la Primera Guerra Mundial, contienda en la que recibe varias condecoraciones por su actuación en el frente.

En 1935 participa en la invasión de Etiopía, que culminará con la anexión de Etiopía al Reino de Italia, distinguiéndose especialmente en la toma de la ciudad etíope de Neghelli.

Guerra Civil española

Entre 1936 y 1939 es destinado por Benito Mussolini a España, formando parte del Corpo di Truppe Volontarie,1 en apoyo del general Francisco Franco y de los sublevados durante la Guerra Civil española, asumiendo Bergonzoli el mando de la 133ª División blindada Littorio.

Tras el desastre sufrido por las tropas italianas al servicio de los sublevados en la batalla de Guadalajara, fue el único general italiano destacado en España que no fue sustituido por Benito Mussolini.

Por su actuación en la toma de Santander durante la campaña del norte, recibe una condecoración italiana, la Medalla de Oro al Valor Militar. A lo largo de su carrera recibió otras dos Medallas de Plata y una de Bronce. Fue uno de los artífices del llamado Pacto de Santoña, por el que los italianos aceptaron la rendición pactada de los milicianos del Ejército Popular Republicano afiliados al Partido Nacionalista Vasco. Participa igualmente en la Campaña de Aragón contra las tropas del Ejército Popular Republicano.

Segunda Guerra Mundial

En 1940 es el comandante en jefe del XXIII Cuerpo de Ejército italiano cuando se intenta la invasión de Egipto.

El 5 de febrero de 1941, con la caída de la ciudad libia de Bardia en manos británicas tras el desastre sufrido por los italianos en la batalla de Beda Fomm, logra evitar ser capturado, al escapar vestido de paisano junto a algunos soldados, llegando a Tobruk tras una caminata a pie por el desierto de alrededor de 120 km.

Sin embargo, dos días después, el 7 de febrero, es hecho prisionero por los británicos (más exactamente, por tropas australianas de la 6ª División australiana), tras la caída de Tobruk, siendo llevado primero a la India y luego a Estados Unidos como prisionero de guerra.

La importancia de su captura queda de relieve por el hecho de que la revista estadounidense Time lo recogiese en su edición de 13 de enero de 1941, calificándole como líder de los voluntarios fascistas en España (leader of Fascist volunteers in Spain).

Regresa a Italia en 1946, residiendo en Cannobio, su lugar de origen, hasta su fallecimiento, ocurrido el 31 de julio de 1973.

Hoja de servicios

1928: Manda el 78º Regimiento de Toscana.
Oficial al mando del 6º Regimiento de Aosta.
Jefe de la Escuela de Oficiales de la Reserva en Palermo.9
1935: Jefe de la 2ª Brigada Ligera Emanuele Filiberto Testa di Ferro.10
1937-1938: Jefe de la 133ª División blindada Littorio durante la participación italiana en la Guerra Civil Española.
1940-1941: Jefe del XXIII Cuerpo de Ejército en la Campaña en África del Norte.

Curiosidades

Dotado de una barba poblada, sus soldados le apodaron "barba elettrica" (barba eléctrica),11 debido al coraje que demostraba en combate.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 19:25

Excmo. Sr. D. Ignacio HIDALGO DE CISNEROS General del Ejercito Español


Ignacio Hidalgo de Cisneros y López de Montenegro (Vitoria, 11 de julio de 1896 – Bucarest, 9 de febrero de 1966) fue un militar y aviador español. Durante la Guerra Civil fue el jefe de la Fuerza Aérea Republicana.

Ignacio Hidalgo de Cisneros luchó en la Guerra del Rif y en Guerra Civil española, donde alcanzó el grado de General y llegó a ser Jefe de la Fuerza Aérea Republicana siendo uno de los principales organizadores de la misma. Estuvo casado con la aristócrata Constancia de la Mora Maura, otra destacada activista republicana.

Nació el 11 de julio de 1896 en la capital alavesa, Vitoria (País Vasco), en el seno de una familia aristocrática, carlista y de tradición militar, lo que le influyó para elegir su profesión. Comenzó la carrera militar en la Academia de Intendencia de Ávila donde se graduó en 1914. Se casó con la aristócrata Constancia de la Mora Maura, nieta del político Antonio Maura y posteriormente jefa de la Oficina de Prensa Extranjera republicana durante la guerra civil (y que, como él, era también una decidida activista republicana).

Carrera militar

En 1920 realizó cursos de aviación en el cuartel y aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) pasando a integrarse en la Aviación Militar Española. Fue destinado a Melilla, a la 2.ª Escuadrilla Bristol, tomando parte en los bombardeos sobre la cábila de Beni-Ulixek durante la Guerra del Rif. En 1924 pasó a los De Havilland y en 1925 a la 1.ª Escuadrilla de Hidroaviones con base en El Atalayón, junto a Melilla, que mandaba el comandante Ramón Franco, con la que participó en el desembarco de Alhucemas. Fue destinado posteriormente al Sahara Español y en 1930 a la 1.ª Escuadra, ya en la Península.

El 15 de diciembre de 1930 participa, junto con otros aviadores y militares republicanos, como Queipo de Llano, en la intentona republicana encabezada por Ramón Franco, hermano del general Francisco Franco, que tomó el aeródromo de Cuatro Vientos y pretendía bombardear el Palacio Real, residencia de Alfonso XIII. El ataque contra el palacio no llegó a realizarse y la sublevación, ante la falta de apoyos, fue fácilmente sofocada. Tras el fracaso de la sublevación, Hidalgo de Cisneros huyó en avión a Portugal y desde allí pasaría a París.

La proclamación de la Segunda República el 14 de abril de 1931 le permitió regresar a España, donde se incorporó a la escuela de vuelo de Alcalá de Henares (Madrid). Fue destinado nuevamente a la 1.ª Escuadra, como Jefe segundo de la misma y agregado a la Oficina de Mando. Posteriormente, en 1933, estuvo destinado como agregado aéreo simultáneamente en las embajadas de Berlín y Roma, lo que le permitió conocer de primera mano el ascenso del fascismo y el nazismo. Durante el Bienio Radical-cedista, estuvo destinado en el aeródromo sevillano de Tablada. En 1934, después de la fallida Revolución de Octubre, ayudó a huir del país a su amigo, el político socialista Indalecio Prieto, camuflado en el portamaletas de su coche. No obstante, tras la victoria del Frente Popular en las Elecciones de febrero de 1936, pudo volver a España.

En la Guerra Civil

Al producirse la sublevación militar, Hidalgo de Cisneros se encontraba en Madrid como ayudante del ministro de la Guerra, Casares Quiroga. Desde un primer momento secundó al Director general de Aeronáutica, Núñez de Prado, verificando la lealtad de los aeródromos militares del país a lo largo de todo el día 18 de julio. En la madrugada del día 20 fue uno de los responsables de que el aeródromo militar de Getafe y otras guarniciones cercanas permaneciesen leales al gobierno y colaborasen a sofocar la sublevación del Cuartel de la Montaña.

Tras la formación del gobierno de Largo Caballero (septiembre de 1936), fue nombrado por el ministro de Marina y Aire, Indalecio Prieto, jefe del Estado Mayor y comandante de las Fuerzas Aéreas de la República Española, puesto que mantuvo al crearse el nuevo Ministerio de Defensa Nacional y, más tarde, cuando Juan Negrín reemplazó a Prieto al frente del ministerio.

Desde este cargo, impulsó las actividades necesarias para hacer sostenible y combativa la aviación leal a la República. Así, con ayuda de la Unión Soviética llegaron a España nuevos aviones cazas del tipo «Chato» (Polikarpov I-15) y «Mosca» (Polikarpov I-16), además de bombarderos «Katiuska» (Tupolev SB-2) y «Natacha» (Polikarpov R-Z).3 La ayuda soviética incluía la formación del personal necesario para suplir a los caídos en combate. Además, se organizaron cursos de formación de pilotos en la Unión Soviética con seis meses de duración, además de la creación de escuelas de formación en la España republicana. Para entonces se encontraban a las órdenes de Hidalgo de Cisneros unos 450 aparatos entre cazas, bombarderos y aviones de otro tipo, manteniendo la superioridad numérica y técnica en el aire frente a la Aviación Nacional.

Durante la guerra se afilió al Partido Comunista de España, y aunque no tenía un pasado político que le llevara a inclinarse por estos, sí pensaba que «ellos eran los que mejor contribuían a la lucha».5 Esta decisión causaría un progresivo enrarecimiento en las relaciones de éste con Prieto, que comenzaba entonces a enfrentarse al Partido Comunista, y también con su amigo personal, el coronel Carlos Núñez Mazas. No obstante, su propia esposa le confesó que ella también se había afiliado al PCE.

En la primavera de 1937 presentó al Consejo de Ministros la propuesta de bombardear Roma, capital de la Italia fascista, en venganza por el asesinato de un piloto republicano que había sido arrojado sobre el Aeropuerto de Barajas, con el cuerpo amputado y un letrero con insultos en italiano. Hidalgo de Cisneros dijo que acompañaría a sus hombres en la misión, aunque la idea fue finalmente desechada por las complicaciones que podía provocar. A comienzos de 1938 dirigió varias operaciones de bombardeo sobre territorio franquista, especialmente los bombardeos de Sevilla y Valladolid del 26 de enero, aún yendo estas acciones en contra de la política gubernamental de no bombardear los núcleos urbanos. Fue ascendido al grado de General del Ejército en septiembre de 1938.

En los últimos meses de la guerra jugó un destacado papel, ya que desde su puesto realizó importantes labores: A finales de 1938, tras la Batalla del Ebro y por encargo de Negrín, negoció con Stalin una partida de armas para el gobierno republicano, entre las que se incluían 250 aviones, 250 tanques, 4000 ametralladoras y 600 piezas de artillería, con un importe total de 103 millones de dólares.10 Tras la caída de Cataluña en febrero de 1939 volvió a la España republicana, donde se enteró de las conspiraciones que se estaban desarrollando contra el Gobierno de Negrín, especialmente por parte del coronel Casado que intentó atraerse a su causa, sin éxito, a Hidalgo de Cisneros.

El 29 de febrero ambos militares mantuvieron un encuentro en el que Casado insinuó «poder conseguir unas buenas condiciones de rendición con Franco», logrando que incluso «se respetasen sus graduaciones militares del Ejército republicano». Hidalgo de Cisneros era poco optimista al respecto y no consideró realista la propuesta de Casado, a la vez que informó al presidente Negrín de lo ocurrido.

Exilio

El 5 de marzo de 1939 se hallaba en la Posición Yuste junto a Negrín y otros militares republicanos como Modesto, Tagüeña y Líster cuando el Coronel Casado lideró un golpe de estado que se hizo rápidamente con el control de la España aún leal a la República. Consciente de su aislamiento y la imposibilidad de recuperar el control de la situación, abandonó España partiendo al exilio el 6 de marzo desde el Aeródromo de Monóvar, en unión del propio Negrín, Álvarez del Vayo y los más destacados dirigentes del PCE. Ya no recuperaría el mando de las Fuerzas Aéreas, que sería ocupado por el coronel Antonio Camacho Benítez y, finalmente, por el coronel Manuel Cascón Briega.

Murió en Bucarest (Rumania) el 9 de febrero de 1966, siendo miembro del comité central del PCE. A mediados de la década de 1990, sus cenizas fueron repatriadas por sus descendientes a Vitoria, donde hoy descansan en el panteón familiar.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 19:40

Excmo. Sr. D. Miguel CABANELLAS FERRER General del Ejercito Español


Miguel Cabanellas Ferrer (Cartagena, 1 de enero de 1872-Málaga, 14 de mayo de 1938) fue un general del ejército español y uno de los cabecillas del pronunciamiento que desembocó en la Guerra Civil Española.

Miguel Manuel Virgilio Joaquín Cabanellas Ferrer era hijo de Virgilio Cabanellas Tapia, en ese momento capitán de infantería de marina, y Clara Ferrer Rittwagen. Uno de sus hermanos, Virgilio, también realizaría la carrera militar y llegaría a ser general de división. Cursó su bachillerato como interno en las Escuelas Pías de Yecla, junto a sus hermanos Virgilio y Ángel, donde coincidió con "Azorín". Posteriormente ingresó en la Academia General Militar de Toledo. Ingresó en el ejército en el arma de caballería en 1889. Contrajo matrimonio el 24 de mayo de 1894 y pocos días después parte destinado a Cuba.

Actuación en Cuba

Recibió su bautismo de fuego siendo segundo teniente de caballería el 2 de noviembre de 1894. El 23 de agosto de 1895, ya teniente primero, sostiene un combate con tropa a su mando en la Sabana de San Serapio, recibiendo por su actuación la Medalla del Mérito Militar de primera clase. El 1 de diciembre de 1896 vuelve a intervenir en un combate en Tumba del Tesoro, por lo cual es nuevamente condecorado. Sobrevive luego de contraer el llamado vómito negro y el 1 de octubre de 1897 asciende a capitán.

Actuación en África

Destinado a servir en el Protectorado de Marruecos, interviene en la conquista de Ait-Aixa, por lo cual es ascendido a comandante el 1 de julio de 1909 y recibe una Cruz con distintivo rojo del Mérito Militar y una María Cristina de primera clase. En 1910 propuso la creación de un cuerpo de voluntarios del Rif, primeras unidades de regulares (tropas marroquíes encuadradas en el Ejército Español). Estas primeras unidades participaron con éxito en la defensa de Melilla y Larache.

El 15 de mayo de 1911 comenzó en los Llanos de Garet una operación del ejército español en la cual, junto con tropas de esa nacionalidad, intervenían tres escuadrones de regulares al mando de Cabanellas, obteniendo éste a raíz de su actuación el ascenso al grado superior.

En los meses de julio y agosto de 1921 las tropas españolas sufren sucesivas derrotas en el Rif y son obligadas a evacuar posiciones con graves pérdidas produciéndose el llamado Desastre de Annual. El avance de los moros en Monte Arruit hace temer que puedan apoderarse de Melilla, lo que produce la huida de muchos de sus pobladores. En septiembre comienza una ofensiva española en la que participa Cabanellas al mando de una de las columnas, que continúa hasta el mes de diciembre y en cuyo curso son reconquistados Arruit y Zeluán.

Las graves carencias del ejército español en Marruecos hacen que muchos de sus oficiales (Cabanellas, Francisco Franco, José Millán Astray y Emilio Mola entre ellos) critiquen fuertemente a las Juntas Militares de Defensa, que eran organismos integrados por oficiales que tenían una decisiva intervención en la conducción de las fuerzas armadas, lo que ocasiona que el ya general de brigada Cabanellas sea encausado y se intente relevarle del mando.

Efectivamente, el 18 de noviembre de 1921, le fue abierta una instrucción sumaria por acusaciones e injurias agravadas por su publicidad, debido a una carta que publicaron los periódicos, en la que decía que «los presidentes de las Juntas de Defensa, eran los primeros responsables de las horrenda catástrofe acaecida en Melilla, por ocuparse solo en cominerías, por desprestigiar el mando y asaltar el presupuesto, sin ocuparse del material y por no aumentar la eficacia de las unidades»

En enero de 1922 un decreto del gobierno limita las funciones de las Juntas a un carácter informativo y en noviembre no solamente son disueltas sino que además se prohíbe para el futuro las asociaciones de militares.

Cabanellas permanece en África hasta el 13 de mayo de 1922, cuando regresa a la España peninsular.
La dictadura de Primo de Rivera

A fines de mayo de 1924 es ascendido a general de división y un mes después es enviado a Menorca como gobernador militar. Su ideología liberal y republicana le llevó a enfrentarse con la dictadura de Primo de Rivera. Como consecuencia de este enfrentamiento, el 26 de julio de 1926 fue depuesto de ese cargo pasando a la reserva.

Miguel Cabanellas se dedicó a alentar cualquier conspiración dirigida contra la dictadura y en particular se unió al fracasado complot encabezado por José Sánchez Guerra en 1929 por lo cual estuvo detenido algunos días.

Mientras conspiraba contra la monarquía con el general Gonzalo Queipo de Llano y el comandante Ramón Franco, el 12 de diciembre de 1930 estalla la sublevación de Jaca en la que participan dos de sus hijos. La sublevación fracasa y sus cabecillas, los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández son fusilados.

La Segunda República

El 14 de abril de 1931 se proclama la República y debido a su apoyo a la causa republicana, el 17 de abril de 1931 el Gobierno Provisional nombra a Cabanellas capitán general de la II Región Militar (Andalucía), donde en forma inmediata declara el estado de guerra en razón de los desórdenes que estaban ocurriendo, medida que repetirá el 12 de mayo del mismo año. Posteriormente fue nombrado Jefe del Ejército en Marruecos y en 1932 sustituyó a José Sanjurjo como Director General de la Guardia Civil, cargo del que cesa el 15 de agosto de 1932.

Durante el bienio radical-cedista (1934-1935), con un gobierno conservador, fue diputado electo a Cortes en Jaén por el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux. Allí es designado presidente de la Comisión de Guerra, pero renunció a raíz de su nombramiento como Inspector General de Carabineros, en lo cual influyeron sus ideas republicanas y su afiliación a la masonería. Posteriormente pasa al cargo de Inspector General de la Guardia Civil y luego al de Jefe de la V División Orgánica (Zaragoza).

Golpe de Estado de 1936 y Guerra Civil

Existen opiniones contradictorias respecto de la participación de Cabanellas, que seguía al mando de la V División Orgánica, en la conspiración que culminó con el golpe de Estado del 17 y 18 de julio de 1936 contra el gobierno de la República, denominado por la propaganda franquista posterior Alzamiento Nacional.

Algunos sostienen que recién se adhirió al levantamiento al iniciarse éste, en tanto otros afirman que tuvo participación previa en su preparación. Según estos últimos, el general Queipo de Llano, que participaba en la conspiración junto con el general Mola y otros oficiales, envió al teniente coronel de Ingenieros Rafael Fernández a requerirle que colaborara en ella. Como la respuesta fue afirmativa se convino luego una reunión con el general Mola que se realizó el 7 de junio de 1936 en Murillo de las Limas; en el proyecto de Mola figuraba como futuro Ministro de Guerra.

Al iniciarse la sublevación dispuso el despliegue de tropas en lugares estratégicos de Zaragoza y la detención de 360 directivos de los partidos del Frente Popular, incluyendo al gobernador civil, así como del enviado gubernamental general Miguel Núñez de Prado. Emitió un bando declarando el estado de guerra y ratificando sus ideas republicanas.

Los conspiradores habían previsto que para dirigir el movimiento se constituyera un Directorio Militar presidido por el general José Sanjurjo, pero éste muere el 20 de julio de 1936 en un accidente de aviación, por lo que acuerdan formar la Junta de Defensa Nacional, que sería el órgano supremo de los sublevados, por acta del 24 de julio de 1936, en la cual además se designa como su presidente a Cabanellas que en ese momento era el general de división más antiguo entre los sublevados. Esta presidencia tuvo un carácter casi simbólico con escaso poder real y, de hecho, el nombramiento le apartó del mando efectivo de las tropas.

Dos semanas después firmó un decreto por el cual la bandera tricolor (roja, amarilla y morada) establecida por la Segunda República Española fue reemplazada por la bicolor (roja y amarilla) que fuera introducida en España por Carlos III.

El 21 de septiembre de 1936 se realizó en Salamanca una reunión en la que la Junta debía tratar acerca del establecimiento de un mando militar único que evitara fricciones como las producidas en los dos meses transcurridos, lo cual fue aprobado con la oposición de Cabanellas. A continuación se votó la designación y es elegido Francisco Franco (que había estado a sus órdenes en África) como generalísimo, manifestando Cabanellas, que se abstenía de votar dada su posición contraria a la medida: «Ustedes no saben lo que han hecho» –dijo el general a sus colegas que entronizaron a Franco como mando militar supremo– «porque no le conocen como yo, que lo tuve a mis órdenes en el ejército de África, como jefe de una de las unidades de la columna a mi mando... Si ustedes le dan España, va a creerse que es suya y no dejará que nadie lo sustituya en la guerra o después de ella, hasta su muerte».

Algunos autores especulan que no tuvo mando de tropas por su pertenencia a la masonería; sin embargo, otros sostienen que con ello Franco quería restarle todo poder. La primera medida de Franco fue apartar a Cabanellas de todo poder real nombrándolo Inspector General del Ejército, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento en 1938. Inmediatamente tras su muerte, Franco ordenó la requisa de todos sus documentos.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 05 Abr 2016 20:48

Emilio KLEBER General del Ejercito Ruso


Jefe de la 11ª Brigada Internacional y más tarde de la 45ª División. Su nombre auténtico parece haber sido el de Lázaro Manfred Stern. De origen judío, nació en Bucovina que pertenecía entonces al Imperio Austro-Húngaro.

En la primera guerra mundial fue echo prisionero por los rusos cuando servía en el ejército austríaco. Al estallar la revolución se unió al partido bolchevique y desde entonces se dedica al servicio del Komintern. Debió llegar a Madrid en septiembre de 1936. Contribuyó eficazmente a la defensa de Madrid.

Sus enfrenamientos con Miaja determinaron que fuese enviado a Valencia apartado del mando que no volvería a ejercer hasta la muerte de Lukacs al que sustituyó. Tomó parte en las acciones de Brunete y Belchite. Tras esta última batalla perdió definitivamente el mando al frente de la 45ª División.

Kleber regresó a la Unión Soviética antes de terminar la guerra y se cree que en 1939 murió víctima de una de las depuraciones estalinianas.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados