HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 18:30

Excmo. Sr. D. Antonio NAVARRO MIEGIMOLLE (Alferez Legionario del Ejercito Español, Caballero Laureado).


Alférez Legionario Antonio Navarro Miegimolle, condecorado con la Cruz de la Real y Militar Orden de San Fernando por la Ocupación Monte Malmusi.

En vanguardia de la columna recibe orden de atacar con su Sección las estribaciones del Monte Malmusi, desde las que el enemigo, fuertemente atrincherado había rechazado a las Harcas y Mehalas. Arengando a su gente se lanza al asalto al arma blanca, hace reaccionar a las tropas indígenas y con su esfuerzo, energía y valor, en duro combate a pesar de estar herido, ocupa los objetivos señalados, después de una segunda carga a la bayoneta, recibiendo una nueva herida que le causa la muerte.

A quien le guste la historia militar puede encontrar el libro "Antonio Navarro Miegimolle, Héroe de la legión" escrito por Antonio Garcia Moya, de actualidad total.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 18:52

Excmo. Sr. D. Senen ORDIALES GONZALEZ (Teniente de Artillería de Aviación del Ejercito Español, Caballero Laureado)


SENÉN ORDIALES, UN HÉROE OLVIDADO DE LA AVIACIÓN ESPAÑOLA

Nuestro personaje es de esos que, actualmente, no suelen aparecer en la prensa, porque, según parece, no les interesa a determinados colectivos.

Senén Ordiales González nació a finales de 1900 en lo que hoy es el barrio de Carabanchel Alto, en Madrid.

Parece ser que siempre tuvo muy claro que quería ser militar. Así que en 1916 ingresó en la famosa Academia de Artillería, situada en Segovia.

Por si no lo sabéis, este año se cumple el 225 aniversario de la apertura del Laboratorio de Química en lo que entonces se llamaba Real Colegio de Artillería de Segovia. Esto tuvo lugar durante el reinado de Carlos III.

No deberíamos de olvidar que esta academia fue, en su momento, uno de los centros científicos más punteros del mundo.

Incluso, el Gobierno español, llegó a contratar durante varios años al famoso científico francés Louis Proust. Un personaje que aparece en todos los libros de textos, referidos a la Química.
Precisamente, en el laboratorio de esta academia fue dónde, en 1799, enunció su famosa Ley de las Proporciones Definidas, también llamada Ley de Proust. Actualmente, se considera una de las Leyes Fundamentales de la Química.

Parece ser que este químico francés gozó de tal libertad de trabajo y de tan buenos medios en nuestro país, que renunció a muy buenas ofertas, que le solían llegar desde Francia.
Desgraciadamente, en 1806, tuvo que regresar a su país por motivos familiares y ya no volvió a causa de la guerra entre ambos países.

Si a alguno le suena esto un poco extraño, le puedo indicar que los artilleros, aparte de disparar con sus cañones, también los fabricaban, así como a las municiones de los mismos. Por eso, deberían de tener amplios conocimientos en diversas materias científicas.

Aparte de ello, para que veáis que siempre han tenido relación con otras materias, os puedo decir que, tras varios ensayos en esa Academia, bajo la dirección de Proust, en noviembre de 1792, los artilleros hicieron una demostración de vuelo en globo ante Carlos IV, que se hallaba en El Escorial.
Con ello demostraron que este artefacto podría servir para observar desde el aire las posiciones del enemigo y apoyar el avance de nuestras propias tropas.

Desgraciadamente, a causa de la guerra y del lamentable estado financiero del país, este avance no fue aprovechado, en España, hasta casi 100 años más tarde.

Volviendo a nuestro personaje, a su salida de la Academia de Artillería es destinado a un regimiento de esta arma ubicado en Valencia.

Como es un hombre muy inquieto, en 1922, solicita y consigue ser destinado a África, donde, desde hace varios años, se está desarrollando una guerra entre España y las tribus de lo que hoy es Marruecos.

Allí tuvo su bautismo de fuego, luchando contra esos feroces guerreros africanos. Parece que esa vez salió sin un rasguño.

La Aviación militar española ya llevaba unos cuantos años actuando en esa guerra. No olvidemos que el Servicio Aeronáutico Militar fue creado por un decreto de 28 de febrero de 1913. En España, el Ejército del Aire, no se creó hasta después de la Guerra Civil.

Así que eso le debió de atraer mucho y en 1923 fue enviado al aeródromo militar de Tablada, en Sevilla, para hacer un curso elemental de vuelo.

De allí partió para el aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid, donde obtuvo su título de piloto militar, en abril de 1924. Posiblemente, estuvo dentro de la promoción 19 de este centro, para Posteriormente, ser destinado al aeródromo militar de Nador, donde se reincorporó a la guerra de África.

Por cierto, todo el mundo podría pensar que la aviación comercial española nació en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, pues no es así. El primer vuelo comercial lo hizo, el 15.10.1921, un avión DH-9 de la antigua compañía CETA, presidida por el empresario e ingeniero Loring, desde el aeródromo de Tablada hasta el de Larache, transportando exclusivamente sacas de correo.
Volviendo al personaje del que nos ocupamos hoy, cumplió decenas de misiones, siendo la mayoría de ellas consistentes en el bombardeo de las posiciones enemigas. Durante las cuales se distinguió por descender hasta una altura casi temeraria a fin de bombardear con mayor precisión sus objetivos.

Tras el Desastre de Anual, participó en la llamada “campaña de desquite”, donde atacaron cientos de objetivos y comprobaron las fuerzas del enemigo, mientras llegaban refuerzos de la Península. Lo cierto es que de esa manera consiguieron parar de una manera muy efectiva el avance de los moros hacia ciudades importantes, como Melilla.

También hay que decir que el ametrallamiento a baja altura produjo muchas bajas entre los pilotos, pues los rifeños se acostumbraron a esa maniobra y ya los esperaban parapetados en lo alto de las colinas, desde donde disparaban a los aviones, que volaban por debajo de ellos. Por cierto, no vayáis a pensar que los rifeños sólo disponían de fusiles. También tenían algunas ametralladoras.

Aparte de que la mayoría de esos aviones estaban construidos a base de una estructura de madera forrada de lona. Lo cual les hacía muy frágiles ante los disparos del enemigo, incluso, se dio el caso de que un hidroavión fue derribado cerca de la costa, por una parada del motor, y los pilotos tuvieron que defenderse a tiros, pues los rifeños les atacaron desde unas barcas, para intentar hacerse con el aparato. Cosa que no consiguieron, porque se presentó un torpedero para ayudarles.

No obstante, uno de los oficiales resultó muerto por los disparos de los rifeños, en abril de 1925 le ocurrió una cosa impensable con los actuales aviones. Cuando bombardeaba una posición, junto a otro avión, éste fue derribado por el enemigo.

Aunque ya había visto que los tripulantes del otro aparato habían perecido, no quiso dejarlos allí al capricho de los moros, los cuales solían tratar muy mal los cadáveres de los soldados españoles.
Así que, ni corto ni perezoso, aterrizó con su aparato modelo Bristol y tanto él como su artillero, se pusieron a disparar con sus fusiles contra el enemigo, hasta que pudieron llegar a esa zona unas fuerzas españolas para relevarles.

Acto seguido, despegaron y continuaron su misión de bombardeo, para luego retornar a su base, como si no hubiera ocurrido nada. Por este acto, le fue concedida la Medalla Militar individual.
Posteriormente, también participó activamente en el famoso desembarco de Alhucemas, bombardeando la cabeza de playa, donde luego llegarían las tropas españolas.

Poco después, siempre acompañado por su ametrallador, el sargento Gutiérrez Lanzas, que procedía de Intendencia, pudieron ver que un grupo de moros estaba instalando un cañón para bombardear a las tropas de desembarco.

Así que, como ya era habitual en su forma de pilotar, descendió hasta unos pocos metros del suelo, y desde allí bombardeó la posición donde estaban instalando el cañón.

Desgraciadamente, en una primera pasada, el piloto es herido en la cabeza. Posteriormente. Lo fue también en la muñeca derecha y se lo vendó con una corbata.

Así y todo, consiguieron destruir el cañón y volver a su base. Esta vez tuvieron que ingresarlo urgentemente en un hospital por haber perdido mucha sangre.

En 1927, se reincorporó al servicio activo, como jefe de una escuadrilla en Marruecos, con el grado de capitán. Ese mismo año, por su anterior actuación, le conceden la preciada Cruz Laureada de San Fernando, máxima condecoración militar española. Ese mismo año, también le condecoraron con la medalla de sufrimientos por la Patria.

El uso de los aviones se hizo casi imprescindible en esta campaña. No sólo en las misiones de observación, bombardeo y ametrallamiento de las posiciones enemigas. También se utilizaron, habitualmente, para llevar suministros a aquellas pequeñas e indefensas fortificaciones en mitad de la nada, llamadas blocaos, que se erigían conforme avanzaba el Ejército español.

Aparte de lanzarles víveres y municiones, una de sus labores más importantes era lanzarles agua. Evidentemente, no la llevaban en estado líquido, sino en barras de hielo de 12 kg, que era más fácil de transportar y no se les deshacía por el camino.

Tras la guerra de África, en 1929, es destinado a la Escuadrilla de Experimentación, ubicada en la base de Cuatro Vientos, en Madrid.Esta escuadrilla estaba formada por pilotos e ingenieros aeronáuticos y se dedicaba a probar los nuevos aviones y las modificaciones realizadas en los que ya había. Digamos que eran una especie de pilotos de pruebas. Algo muy arriesgado, por cierto. No obstante, como los pilotos siempre se han tomado estas cosas con un envidiable sentido del humor, crearon un emblema con mucha gracia.

En él, podemos ver un conejo de indias subido en una escoba y con un lema que dice: “Echar paja que no vuelo”.

Allí estuvo destinado durante varios años. Es preciso decir que la Aviación española, cuando se proclamó la II República, el 14/04/1931, en su mayoría, se demostró pro republicana.

De hecho, es posible que estuviera implicado en el intento de golpe de Estado a favor de la República, que intentaron realizar algunos pilotos de Cuatro Vientos. En un diario madrileño de febrero de 1931, aparece su nombre dentro de una larga lista de militares, que según parece, habían sido cesados por el Gobierno como pilotos militares.

De todas formas, parece que esa situación duró poco y muy pronto se reintegraron al servicio.
Sin embargo, en julio de 1936, se vió que este cuerpo estaba dividido, como le ocurrió al resto del Ejército o la Armada.

Parece ser que nuestro personaje se negó a combatir a favor del gobierno republicano del Frente Popular y, por tanto, fue encerrado en la, desgraciadamente, famosa Cárcel Modelo de Madrid.

No se sabe que estuviera adscrito a ningún partido o sindicato. Supongo que, simplemente, quiso ser neutral en ese conflicto y no le dejaron.

Como era de esperar y a tono de la práctica habitual de los milicianos y chequistas, fué seleccionado desafortunadamente, en una de las habituales sacas de prisioneros, ocurrida el 18 de agosto de 1936, fue conducido por unos milicianos fuera de la cárcel y asesinado. Precisamente, el mismo día en que se supone fue también asesinado Federico García Lorca, en Granada, por parte de las tropas del bando nacional.

Estaréis conmigo en que fue un triste final para todo un héroe de la Aviación española. como ya les ocurrió a otros muchos Caballeros Laureados víctimas del odio y la barbarie.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 19:05

Excmo. Sr. D. Francisco PUEYO AINETO (Tte. Coronel de Infantería de Regulares, Teniente en el momento de ser condecorado con la Cruz Laureada


Nacido en la Almunia de S. Juan (Huesca) en el año 1900. En 1918 ingresa en la Academia de Infantería de Toledo, de la que sale como alférez en 1921, siendo destinado al Batallón de Cazadores de Montaña nº 3 de Barcelona y posteriormente al Regimiento de Infantería Aragón nº 21 de Zaragoza. Sale el año siguiente en el Batallón expedicionario con destino a África, donde se integra en el Regimiento de Infantería El Serrallo, nº 69, participando en diversas operaciones en el sector de Ceuta y Tetuán. En 1923 recibe la Medalla Militar de Marruecos con el pasador de Tetuán.

Asciende a teniente y continúa en operaciones.

En 1924 se le destina al Regimiento de Infantería Albuera nº 26, en el cual, como 2º jefe de la posición de Kobba D´Arsa, mantiene un duro asedio rifeño con alto espíritu de valor y sacrificio, siendo su acción más destacada, la salida que mandó el 30 de Junio para recoger los cadáveres de dos aviadores derribados cerca de la posición, evitando que fueran mancillados por los moros. Una vez levantado el asedio, se le concede a los dos oficiales y a los treinta y siete de tropa, que constituían la guarnición, la Medalla Militar Colectiva.

Tras un breve destino en la Península, en Julio de 1925, regresa a Marruecos, para integrarse en el Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas Tetuán nº 1. Tras una temporada de continuas jornadas de campaña, participa al mando de su sección en el desembarco de Alhucemas. En la playa de la Cebadilla, resulta herido en una mano, siguiendo en combate.

El 1 de octubre, en el sector de Axdir, participa en la batalla de la conquista del monte Amekran...veamos como lo describe la literatura oficial:

GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE TETUÁN Nº 1.

FECHA: 01 DE OCTUBRE DE 1.925.
LUGAR: OCUPACION DE AMEKRAN.
REAL ORDEN: 19 DE JULIO DE 1.929.
DIARIO OFICIAL: Nº 158, DE 21 DE JULIO DE 1.929.

MÉRITOS

El día 01 de octubre de 1.925, el teniente de Infantería D. Francisco Pueyo y Aineto tomó parte en el combate librado en el sector de Axdir, para la ocupación de Amekran, y en el que con su compañía, tercera del primer Tabor, iba en cabeza, apoyando al segundo Tabor del mismo Grupo, que realizó la ocupación normalmente. Ante un rápido contra-ataque enemigo, desplegaron dos secciones de su compañía, quedando el teniente Pueyo con la suya en reserva, y por la violencia del enemigo y el gran número de bajas que hacía, hubo un momento de vacilación y la fuerza, retrocediendo, abandonó el emplazamiento, por lo que el referido Teniente, ante la inminencia del peligro que ello significaba, desplegó rápidamente su sección que , con extraordinaria decisión, lo ocupó y con fuego de fusil y granadas de mano contuvo al enemigo, ya muy próximo, teniendo desde el primer momento bajas y continuando la defensa del puesto, no obstante haber sido herido gravemente en la cabeza y después en el muslo izquierdo, negándose a ser evacuado, por considerar que en aquellos momentos tenía que seguir al mando de su sección. Para desalojar al enemigo de sus ventajosas posiciones, se le mandó avanzar, y cuando a ello se decidía, animando a su tropa con su ejemplo, fue gravemente herido, y rechazando a unos soldados que trataban de retirarlo de la línea de fuego, continuó al frente de su tropa hasta que perdió el conocimiento, que recobró, ya curado, cuando se le transportaba en una camilla al Hospital de Morro Nuevo.

Tardaría un año en curar de sus heridas, siendo ascendido a capitán por méritos de guerra en 1926 y propuesto para la Laureada, que como hemos visto, se le concedió en 1929 junto a una Cruz Roja del Mérito Militar de 1ª Clase.

Vuelve a sus Regulares en 1927, hasta que en 1931 pasa a la Península, primero al Regimiento de Infantería nº 22, de Zaragoza y luego al Regimiento de Carros de Combate nº2 , también en Zaragoza, acuartelado en las instalaciones de la disuelta Academia General Militar.

Participa en la Guerra Civil, organiza y manda el Tercio de Requetés Virgen del Pilar con el que participa en múltiples combates a lo largo del Frente de Aragón, asciende a comandante por antigüedad el 26 de marzo de 1937, se distingue heroicamente en la defensa de Santa Quiteria donde es herido en cabeza y pecho.

Junto con su Tercio pasa a formar parte de la Brigada Móvil del 5º Cuerpo de Ejército. Mandando la 2ª Media Brigada, habilitado para Teniente Coronel, pasa después a la División 53 y al Cuerpo de Ejército de Galicia.

Entre otras acciones se distingue en la toma de Caspe el 15 de marzo de 1938, donde resulta herido.

El 30 de Mayo, preparando el asalto al frente de sus tropas, al vértice Canalizo, en el sector de Valbona, resulta gravemente herido de un disparo de fusil en el vientre, muriendo durante su traslado a retaguardia.

Es ascendido póstumamente a Teniente Coronel efectivo.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 21:33

Excmo. Sr. D. Juan José UNCETA Y GARCIA DE ALBENIZ, Tte. Coronel de Artillería del Ejercito Español


Se concede la Cruz Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando al Teniente Coronel de ArtillerÍa D. Juan José Unceta García de Albeniz por su actuación en combate en Larache (Marruecos) 4 de febrero de 1926.

Se desconocen más datos sobre la carrera militar que siguió este Tte. Coronel, solamente se encuentra una Orden de Agosto de 1936 en la que se le nombra presidente de un Consejo de Guerra y se le cesa en la actividad que venía desempeñando, sin más datos.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 21:45

Excmo. Sr. D. Felix RAMIREZ MARTINEZ (Capitán de Infantería agregado a Aviación, del Ejercito Español, Caballero Laureado)


En la localidad manchega de Las Pedroñeras vendría al mundo un 10 de septiembre de 1899 Félix Martínez Ramírez. Sus padres habían querido que estudiase Medicina, pero él prefirió seguir la carrera de las Armas y en agosto de 1917 ingresó en la Academia de Infantería. Con el empleo de Alférez, en junio de1921 y formando parte del Batallón de Barbastro nº 4, pasó a prestar sus servicios en Marruecos en la zona de Tetuán y poco después fue destinado a la Policía Indígena.

En 1922, integrado en la columna del Comandante Girona combatió en numerosas acciones en el sector de Xauen, siendo citado como muy distinguido en la Orden del Ejército de África. Ascendió a Teniente en julio de ese año y tuvo la posibilidad de demostrar su valor en numerosas ocasiones, en particular en dos operaciones de socorro y rescate.

En febrero de 1924 fue convocado para el curso de piloto como miembro de la 22 Promoción, iniciando sus estudios y prácticas de vuelo del curso elemental en el aeródromo de Albacete para seguir posteriormente el de transformación en Cuatro Vientos. A la finalización fue destinado al Grupo de Breguet XIV estacionado en Sania Ramel, próximo a Tetuán y casi de inmediato deseó entrar en acción, pero un accidente que le ocurrió al regreso de un servicio de guerra al capotar tras un aterrizaje en el campo encharcado de Sania Ramel estuvo a punto de cortar su carrera como piloto.

Su fuerte constitución y su gran espíritu coadyuvaron a su rápida recuperación y después de cinco meses de hospitalización regresaría a su escuadrilla. El 8 de julio de 1925, cuando efectuaba una misión volando a muy baja altura fue derribado por el fuego de una ametralladora cayendo al mar donde él y su observador fueron rescatados ilesos.

Su escuadrilla de Breguet XIV en principio no fue incluida en la Agrupación aérea para el Desembarco de Alhucemas pero el furioso ataque lanzado el 3 de septiembre por Abd-el Krim contra la posición de Cudia Tahar con la intención de retrasar o se cancelase dicho desembarco, obligó a emplear no solo a la escuadrilla del Teniente Martínez Ramírez sino a retirar de Alhucemas otras unidades aéreas. Durante varios días la Aviación tuvo que emplearse a fondo y en estas acciones participó Ramírez teniendo que volar a escasos metros del suelo para asegurar que los abastecimientos de medicamentos, elementos de vida, hielo y munición caían dentro del pequeño perímetro de la posición.

Los rifeños habían emplazado varios cañones en la cima del Gorgues, desde donde comenzaron a disparar a diario contra Tetuán, causando con frecuencia algunas bajas y creando un ambiente de preocupación e inquietud.

Aunque los aviadores habían intentado localizarlos sin embargo los marroquíes los escondían en cuevas sacándolos solamente cuando querían disparar sobre la ciudad. En una de estas misiones el Teniente Ramírez fue alcanzado por una bala enemiga, y tras una cura de urgencia se negó a ser evacuado. De nuevo las harkas reanudaron sus ataques en el frente occidental y en los bombardeos de nuestros aviadores, el Teniente Ramírez volvió a distinguirse, especialmente en una acción en Bugalech, lo que le serviría para ser propuesto para la Laureada, cuya Real Orden de concesión de 25 de junio de 1928 decía:

“El Teniente de Infantería, piloto aviador, D. Félix Martínez Ramírez, el 16 de mayo de 1926 tripulaba el aparato 101 de la segunda escuadrilla de Breguet y después de arrojar bombas en el barrio de Taserot y observar que ya no había enemigo se dirigió hacia los montes de Imamegait y Sidi Benicar donde se observaban grupos rebeldes.

Descendiendo notablemente y llevado de su arrojo, permitió, no obstante los disparos del enemigo, reconocer y bombardear aquellos grupos, marchando siempre a reducida altura hacia el Imamegait, sufriendo intenso tiroteo del enemigo, del que resultó gravemente herido en el brazo derecho con fractura del húmero. Por avería del aparato no pudo dejar el mando al observador y con gran serenidad, a pesar de la herida, efectúa un viraje para pasar sobre el enemigo y lanzar él mismo la única bomba que le quedaba. Efectuado el ataque se dirige al aeródromo, en donde a pesar de la herida, aterriza de forma perfecta”.


Al terminar la Guerra de Marruecos sería destinado como profesor de vuelo a la Escuela de Alcalá de Henares, simultaneando su cargo con el profesor en la Escuela de Clasificación de Guadalajara. El 6 de marzo de 1931 al regresar de un vuelo y cuando iba a aterrizar en el aeródromo de Guadalajara a los mandos de un biplano Avro 504K, el aparato dio un hachazo precipitándose contra el suelo, muriendo el entonces Capitán Félix Martínez Ramírez horas después.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 21:53

Excmo. Sr. D. José CARRASCO VERDE (Alferez de Infantería de Regulares, Caballero Laureado)


ALFÉREZ D. JOSÉ CARRASCO VERDE


GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE LARACHE Nº 4

FECHA: 08 DE MAYO DE 1.926.
LUGAR: MONTE IBERLOQUEN (SECTOR DE AXDIR).
ORDEN CIRCULAR: 10 DE ENERO DE 1.933.
DIARIO OFICIAL: Nº 09, DE 11 DE ENERO DE 1.933.

MÉRITOS

En el combate librado el día 08 de mayo de 1.926 en las alturas del monte Iberloquen (Sector de Axdir), el alférez don José Carrasco Verde, perteneciente a la 3ª compañía del I Tabor del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Larache Nº 4, y formando parte de la columna mandada por el coronel Fiscer, salió de la posición de Calvet bajo un intenso fuego enemigo con objeto de ocupar las alturas del monte Iberloquen, objetivo que se cumplió rápidamente debido al ánimo y ejemplo que los oficiales supieron dar a la tropa, y muy especialmente al alférez Carrasco, que, llevado de un gran entusiasmo, arengó en árabe a su sección, infundiéndole acometividad y ardor tales que fueron él y los suyos los primeros en ocupar dichas alturas.

Después de este avance, queda el alférez Carrasco con su sección desplegada, pero el enemigo, en gran número, realizó una acción ofensiva, batiendo a nuestras fuerzas con fuego de fusil y granadas de mano, tratando de desalojarlas de las posiciones que acaban de ocupar, creando momentos de crítica situación por la violencia del ataque y las numerosas bajas que hizo. Al darse cuenta del peligro inminente, se lanzó al frente de su sección desde la posición que ocupaba, para contener al enemigo, animando a su tropa con el ejemplo y la palabra, resultando en el avance herido en un costado, continuando al frente de sus fuerzas, batiendo al enemigo con granadas de mano, rechazándole y haciéndolo huir, tras lo que recibe una nueva herida que le ocasionó la muerte, consiguiendo con el sacrificio de su vida normalizar tan crítica situación.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 21:58

Excmo. Sr. D. Victor SAINZ ALCAINE (Alferez de Infantería de Regulares, Caballero Laureado

ALFÉREZ D. VICTOR SAINZ ALCAINE


GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE ALHUCEMAS Nº 5.

FECHA: 29 DE MAYO DE 1.926.
LUGAR: COMBATES EN EL RIO GUIS (SECTOR DE AXDIR).
ORDEN CIRCULAR: 20 DE JUNIO DE 1.932.
DIARIO OFICIAL: Nº 145, DE 21 DE JUNIO DE 1.932.

MÉRITOS

En el combate librado a orillas del río Guis, sector de Axdir el día 29 de mayo de 1.926 se destacó el alférez de Infantería don Víctor Sainz Alcaine. Mandaba una sección del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas Nº 5 y recibida orden de su capitán de subir a una loma donde estaba el enemigo atrincherado, haciendo violento fuego sobre la sección Rivera, que subía por la izquierda, y sobre el resto de la compañía, que ascendía por el barranco, con notable decisión avanzó consiguiendo ocupar el objetivo indicado y lograr arrojar al enemigo, que se retiró a una casa que se encontraba a una altura inmediata, desde donde hacía fuego contra la compañía.

Ordenado por el capitán avanzar sobre la citada casa, para llegar a la cual tenía que cruzar un espacio descubierto que era imposible evitar, se lanzó al frente de su sección, dando pruebas de ánimo esforzado y levantando con su ejemplo la moral de su tropa, que le seguía enardecida, resultando en el avance herido en una pierna, continuando al frente de su sección hasta que fue nuevamente herido, sin que por ello cesase de alentar a su fuerza ni interrumpir el avance hacia la casa, a la que llegó después de recibir tres heridas más, dos de ellas tan graves que le ocasionaron la muerte.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 22:11

Excmo. Sr. D. Perfecto REY CASTAÑEIRA (Sargento de Infantería de Regulares, Caballero Laureado)


SARGENTO D. PERFECTO REY CASTAÑEIRA

GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE ALHUCEMAS Nº 5.

FECHA: 29 DE MAYO DE 1.926.
LUGAR: PARTE DERECHA DEL RIO GUIS.
REAL ORDEN: 24 DE JULIO DE 1.929.
DIARIO OFICIAL: Nº 162, DE 27 DE JULIO DE 1.929.

MÉRITOS

Perteneciendo al Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas Nº 5, el sargento de Infantería D. Perfecto Rey Castañeira asistió al combate del día 29 de mayo de 1.926 con su compañía, que tenía por objetivo la ocupación de unas lomas en la parte derecha del río Guis. Destacó, en virtud de órdenes recibidas, la sección a que pertenecía el sargento Rey Castañeira, que ocupó tras reñido combate una de las mencionadas lomas y desalojó al enemigo de unas piedras en las que se hallaba fuertemente parapetado.

Al observar desde ellas que el enemigo situado en una cada próxima hacía intenso fuego, el alférez jefe de la sección avanzó con dos escuadras, dejando las otras dos al mando del sargento Rey con orden de proteger el avance, sosteniendo ambos nutrido fuego con el enemigo, que trataba de impedirlo.

Para oponerse a la maniobra enemiga, se le ordenó que tomase posiciones para impedir el ataque que por su derecha se iniciaba, y al efectuarlo y observar que la fuerza del alférez, que había conseguido ocupar la referida casa bajo la presión de numeroso enemigo, retrocedía desordenadamente por haber sido muerto dicho oficial, el sargento Rey, dándose cuenta de lo crítico de la situación, se interpuso con su escuadra para contener a los que se retiraban, consiguiendo hacerlos reaccionar, y aunque cayó herido por la explosión de una granada enemiga, continuó el avance al frente de su tropa, alentándola con frases y vivas de elevado patriotismo, logrando en empeñado combate vencer la tenaz resistencia que el enemigo oponía y recuperar la casa que las fuerzas habían abandonado, y sin cuidarse de atender sus heridas y sin dar importancia a la pérdida de sangre que sufría, se negó al requerimiento de su capitán de ser evacuado, continuando toda la noche de servicio en la posición ocupada, cooperando a su fortificación y ejerciendo estrechísima vigilancia, hasta la mañana siguiente en que, dada la gravedad de sus heridas, fue llevado al hospital de sangre y más tarde al de Pagés, de Melilla

Otras fuentes

Nació en Lamas (Orense) en 1899, ingresando en 1916 como soldado voluntario en el Regimiento de Zaragoza en el que en 1921 alcanzó el empleo de cabo, embarcando poco después hacia Melilla con su Batallón.

Combatió en el Gurugú, Beni Sicar, Zeluán, Nador y Monte Arruit, siendo en octubre de 1921 ascendido a sargento, tras lo cual operó con la columna de Castro Girona y en las filas de Regulares de Alhucemas.

En 1924 intervino, a las órdenes del general Franco, en operaciones en Gorgues, Xeruta y Dar Akoba y a las de Tella en Xeruta.

Tras concedérsele la Cruz Laureada en 1929, ingresó en la Escala de Reserva con el empleo de alférez, siendo destinado al Regimiento de Tarragona y a continuación al Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas. La Cruz Laureada le fue impuesta en Tetuán en el mes de octubre de 1929.

En 1931 se integró en la Escala Activa con el empleo de teniente y fue destinado a Intervenciones Militares del Rif y posteriormente a la Mehalla del Rif núm. 5. En 1935 pasó a prestar sus servicios en el Centro de Movilización núm. 5, en Valencia, y agregado a los Cuerpos de Seguridad, destino en el que se encontraba al desencadenarse la Guerra Civil.
Su compañía, que tenía por objetivo la ocupación de unas lomas en la parte derecha del río Guix, destacó una sección, que ocupó, tras reñido combate, una de las mencionadas lomas y desalojó al enemigo de unas piedras en las que se hallaba fuertemente parapetado.

Al observar desde ellas que el enemigo situado en una casa próxima hacía intenso fuego, el alférez jefe de la sección avanzó con dos escuadras, dejando las otras dos al mando del sargento Rey con orden de protegerle en el avance, sosteniendo ambos nutrido fuego con el enemigo, que trataba de impedirlo.

Para oponerse a la maniobra enemiga, se le ordenó que tomase posiciones para impedir el ataque que por su derecha se iniciaba y al efectuarlo y observar que la fuerza del alférez, que había conseguido ocupar la referida casa bajo la presión de numeroso enemigo, retrocedía desordenadamente por haber sido muerto dicho oficial, dándose cuenta de lo crítico de la situación, se interpuso con su escuadra para contener a los que se retiraban, consiguiendo hacerlos reaccionar y aunque cayó herido por la explosión de una granada enemiga, continuó el avance al frente de su tropa, a la que alentó con frases y vivas de elevado patriotismo, logrando en empeñado combate, vencer la tenaz resistencia que el enemigo oponía y recuperar la casa que las fuerzas habían abandonado.

Sin cuidarse de atender sus heridas y sin dar importancia a la pérdida de sangre que sufría, se negó al requerimiento de su capitán de ser evacuado, continuando toda la noche de servicio en la posición ocupada, cooperando a su fortificación y ejerciendo estrechísima vigilancia hasta la mañana siguiente, en que, dada las gravedad de sus heridas, fue llevado al hospital de sangre y más tarde al de Pagés de Melilla.

Fue asesinado en zona republicana el 21 de octubre de 1936


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
.
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 22:13

Excmo. Sr. D. Claudio RIVERA MACIAS (Teniente de Infantería de Regulares, Caballero Laureado)


TENIENTE D. CLAUDIO RIVERA MACÍAS
GRUPO DE FUERZAS REGULARES INDÍGENAS DE ALHUCEMAS Nº 5.

FECHA: 29 DE MAYO DE 1.926.
LUGAR: COMBATE EN EL SECTOR DE AXDIRT.
REAL ORDEN: 30 DE ENERO DE 1.930.
DIARIO OFICIAL: Nº 24, DE 31 DE ENERO DE 1.930.

MÉRITOS

El teniente de Infantería D. Claudio Rivera Macías, mandaba una sección del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas Nº 5, en el combate del día 29 de mayo de 1.926 en el sector de Axdirt. Ocupados en rápido y decisivo ataque unos crestones que, como objetivo se le habían señalado, venció en lucha con granadas de mano y arma blanca la tenaz resistencia que el enemigo, con intenso fuego de frente y flanco, le oponía.

Continuó el avance aprovechando las condiciones del terreno, por propia iniciativa, sin esperar refuerzos, y no obstante el cansancio físico y la escasez de municiones al enemigo y persiguiéndole hasta ocupar una cresta próxima a una casa en ruinas, en la que estaba fortificada ya otra sección de su compañía y en cuyo punto recibió orden de detenerse y fortificarse.

El intenso y eficaz fuego que ambas secciones sufrían, produjo en las fuerzas alguna vacilación y retroceso, que el enemigo aprovechó para ocupar las referidas ruinas, mas el teniente Rivera, con notable ejemplo de energía y decidida actitud, hizo que la tropa reaccionase y reanudando con ímpetu el ataque, rechazó al enemigo, al que obligó a desalojar la casa, que nuevamente fue ocupada por nuestras fuerzas que en estos combates sufrieron cerca del cincuenta por ciento de bajas.

Otras informaciones

En la pequeña localidad de Alguaire, perteneciente a la comarca del Segría, de la provincia de Lérida, nace el 5 de mayo de 1893, Claudio Rivera Macías, su inquietud hacia lo militar y cumpliendo ya los diecisiete años, le hace pedir permiso a sus padres don Tomás Rivera Gamboa y doña María Macías Martín, para ingresar en el Ejercito como educando de corneta, lograda su autorización, firma un contrato de cuatro años e ingresa en el Regimiento de Toledo número 5 de guarnición en la capital de Zamora.

Se aplica en el servicio, siendo ascendido a cabo y sargento, después de aprobar los cursos correspondientes, se destaca en empleo de las armas, participando en varios campeonatos, el 21 de septiembre de 1915, en el Tiro Nacional, (Tirada eclipse) logra el 4º puesto y con arma corta con su equipo logra en la segunda serie la medalla de plata.

Ingresa en la Academia de Infantería a primeros de julio de 1920, saliendo con el empleo de Alférez en octubre de 1923, con el número 14 de su promoción, se le destina al Regimiento de Ceriñola número 42 de guarnición en Melilla, pidiendo y logrando el traslado al Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Alhucemas número 5, interviniendo en diversas acciones de guerra, como Buhafora, Uad Lau, la ocupación del Monte Cónico, y otras varias, siendo herido de gravedad en los combates del Gorgues.

El 20 de diciembre de 1924, se le asciende por meritos de Guerra al empleo de teniente, con efecto del día 6.

El 27 de enero de 1925 se le concede la Medalla de Sufrimientos por la Patria y en marzo, se le da reemplazo por heridas, reincorporándose de nuevo a finales de junio de ese año, y destinado a Alhucemas al Ejercito de operaciones, Batallón de Cazadores de África, y posteriormente otra vez en diciembre ocupa plaza en Regulares de Alhucemas número 5, al mismo tiempo que se le concede la Cruz Militar con distintivo rojo. Intervine en los combates de Cudia Checrán, distinguiéndose especialmente al derrotar al enemigo que se oponía al avance en la confluencia de los ríos Izukanen y Guis, 12 de junio de 1926 es herido por tercera vez, negándose a ser evacuado.

Mientras el día 4 de mayo de 1926, el Consejo Supremo de Guerra y Marina, se reúne al objeto de examinar propuestas de recompensas, entre ellas la de Claudio Rivera, en su anterior cargo de Alférez.

El 12 de marzo de 1927, los periódicos “ABC”, “El Imparcial” y “El Heraldo de Madrid” entre otros anuncian:

“Juicio contradictorio para la concesión de la Cruz de San Fernando a favor del teniente de Regulares D. Claudio Rivera Macías en el combate de 29 de mayo último en Alhucemas.”

En septiembre de ese año, es ascendido por Meritos de Guerra a capitán, su afán de superación le hace aprender el francés y alemán idiomas que llega a dominar.

El 26 de julio de 1928, en Tetuán la Orden General, publica un extracto del expediente de la Cruz Laureada.

Concesión de la Cruz Laureada de San Fernando:

Real Orden de 30 de enero de 1930 (D.O. número 24 de 31 de enero de 1930) combate de Axdir, 29 de mayo de 1936.

“El teniente de infantería don Claudio Rivera Macías, perteneciente al Grupo de Fuerzas Regularas Indígenas de Alhucemas número 5, ocupó el 29 de mayo de 1926 en rápido y decisivo ataque unas crestones que, como objetivo se le había señalado, venciendo en lucha con granadas y arma blanca la tenaz resistencia que el enemigo, con intenso fuego de frente y flanco, le oponía, continuo, aprovechando las condiciones del terreno, por propia iniciativa y sin esperar refuerzos, el avance, que no obstante el cansancio físico y la escasez de municiones, fue realizado con el mayor éxito, desalojando al enemigo y persiguiéndole hasta ocupar una cresta cercana a una casa en ruinas, en la cual estaba fortificada ya otra sección de su compañía, en cuyo punto recibió orden de detenerse y fortificarse. El intenso y eficaz fuego que sufrían ambas secciones produjo en sus fuerzas vacilación y retroceso que el enemigo aprovechó para ocupar dichas ruinas, pero el teniente Rivera, dando muestras de notable energía y decidida actitud hizo que sus tropas reaccionasen y reanudando con notable ímpetu el ataque rechazó al enemigo, al que obligó a desalojar la casa, que nuevamente fue ocupada por nuestras fuerzas.

El Rey se ha servido conceder al teniente de Infantería don Claudio Rivera Macías la Cruz Laureada de San Fernando.

Madrid, 30 de enero de 1930”

Es de destacar que en la acción en que gano la Laureada hubo dos héroes más del Grupo de Regulares Indígenas de Alhucemas número 5, que ganaron la preciada recompensa, el alférez Don Víctor Sainz Alcaine, que resulto muerto en la acción y el sargento Don Perfecto Rey Castañeira herido.

En enero de 1931 y demostrando su amor a su pueblo efectúa un donativo al cabo comandante de la Guardia Civil de Alguaire, para que lo distribuya, mitad beneficencia y mitad a niños distinguidos por sus estudios.

En mayo de 1931, es destinado al Regimiento número 1, pero descontento del rumbo político que toma la República, se acoge a la ley Azaña y se retira de la vida militar.

El 24 de enero de 1933, es elegido como vocal en la Unión de Retirados de Madrid.

Su estancia en Falange Española:

Sus contactos con los compañeros de armas, igualmente retirados por la ley Azaña, comandantes Emilio Alvargonzález Matalobos y Ramón Ayza Vargas-Machuca, teniente coronel Emilio Rodríguez Tarduchy, coronel Luis Arredondo Acuña, entre otros le hacen contactar con José Antonio Primo de Rivera y colaborar con este en la organización del acto fundacional del 29 de octubre de 1933, siendo uno más de los fundadores de Falange Española.

En agosto de 1934, se entregan los primeros carnets de Falange Española de las J.O.N.S., recayendo el número 39 nacional en Claudio Rivera Macías.

El 27 de noviembre de 1934, José Antonio firma el Reglamento de Recompensas, nombrado Presidente de la Junta a Emilio Alvargonzález Matalobos y ocupando uno de los cargos de vocal Claudio Rivera.

A finales de 1935 y dadas las dificultades económicas que pasaba Falange Española de las J.O.N.S. y teniendo que afrontar el desahucio del local, se hizo necesario buscar uno nuevo para trasladarse, se encomendó esta gestión a Julio Ruiz de Alda y a Claudio Rivera, lográndose después de diversas peripecias el arriendo del local de Nicasio Gallego 21, local que fue clausurado poco tiempo después al declararse ilegal la Falange y detenerse a casi todos los dirigentes.

Su detención en la Guerra Civil:

El Juzgado de Especial de urgencias número 4, en documentación localizada con fecha 27 de enero de 1937, nos informa de su detención, sin fecha y primera declaración en la Comisaría de Buenavista, sabemos igualmente que desde allí fue traslado a la Cárcel de las Ventas y posteriormente a la Casa de Trabajo número 3 de Alcalá de Henares, este traslado le libro del genocidio de Paracuellos del Jarama. En dicha población el Juzgado Especial de Urgencias, inicia otro proceso, inhibiéndose mas tarde, en el Juzgado número 4 de Madrid para que acabe las diligencias, ignorando este último que por el mismo procedimiento se seguían las mismas diligencias en el Juzgado Popular de Urgencias número 3 de Madrid. En todos los casos, la acusación es la misma, “desafecto al régimen”.

Acabadas las diligencias se pasa el caso al Tribunal Popular número 2, donde se le señala juicio para el día 12 de septiembre de 1938, recibiendo ese Juzgado una notificación de la Prisión de Hombres Provisional número 3 de Madrid, comunicando que el procesado Claudio Rivera, no puede ser trasladado a ese Tribunal, y justificando el hecho con un certificado que dice:

“Luis Sánchez Ruiz, Medico Oficial de la Prisión Provisional Nº 3. = CERTIFICO: Que el recluso de este Establecimiento, hospitalizado en la Enfermería del mismo CLAUDIO RIVERA MACÍAS, se encuentra en un proceso diarreico de origen hepática que le impide abandonar el lecho.= Y para que conste expido...”

Los últimos documentos localizados, todos del Tribunal Popular número 2, son unos oficios, en los cuales se suspende el juicio, por la causa señalada, y la comparecencia de la señora Alma Rivera Rivera, esposa de Claudio Rivera, que informa al Tribunal, que por el mismo procedimiento se sigue el expediente número 320/1936 en el número 3 antes señalado, esto da lugar a que con fechado el 13 de septiembre de 1938, se solicite por providencia, la aportación de documentación del procesado, para ser juzgado únicamente, por este Tribunal.

Todos estos trámites que se siguieron y el certificado de enfermedad, lograron la salvación de Claudio Rivera.

Informes:

Ministerio de Defensa Nacional – Ejercito de Tierra – Gabinete de Información y Control – Primer negociado:

“... como Tradicionalista y no consta haya presentado papeleta de adhesión al régimen.”

Comisaría General de Investigación y Vigilancia de Madrid – Sección orden público.

“... que en el Control de Nominas de este Centro aparece una ficha que dice literalmente:<Capitán de Infantería retirado monárquico> y otra: <Claudio Rivera Macías. Fascista. Buenavista. Montesa 30 moderno...”

Ministerio de Defensa Nacional – Gabinete de Defensa y Control – Delegado en Madrid.

“... cúmpleme manifestarle que en este gabinete no consta haya presentado papeleta de adhesión al Régimen, únicamente existe un oficio de la Dirección General de Seguridad en el que figura F.E. y Monárquico”

Pagaduría de Campaña - Madrid

“... le fueron reclamados sus haberes por la disuelta Pagaduría de la Primera División hasta el mes de julio de 1936, reintegrándose la paga correspondiente a este último mes por no haberse presentado a hacerla efectiva el primero de agosto del mismo año, no habiendo vuelto a justificar en meses sucesivos.”


Conclusiones provisionales del Ministerio fiscal:

“PRIMERA.- El inculpado figura clasificado como fascista y monárquico y no firmó la papeleta de adhesión al Régimen lo cual denota es desafecto al mismo.

SEGUNDO.- Los hechos relatados entrañan hostilidad y desafección al Régimen según los apartados c) y f) del artº 55...”


Finalizada la guerra y con el cargo de comandante, ingresa en la División Azul, ocupando el mando de Jefe del 1º Batallón del Regimiento 262, durante el periodo del 1 de octubre de 1941 al 12 de octubre de 1941 y del 15 de octubre de 1941 al 30 de abril de 1942, pasando a ocupar en esa fecha el de Jefe del Batallón de Reserva Movil 250 hasta agosto de 1942, regresando a España donde llega a San Sebastian al mando de 832 hombres, el 8 de septiembre de 1942.

El 29 de octubre de 1942, es el encargado de organizar los servicios, en el acto Fundacional. El 20 de noviembre se le concede la Medalla de la Vieja Guardia, que le será impuesta en un acto oficial el 5 de febrero de 1943.

En junio de 1943, se le nombra miembro de la Junta Central de recompensas y comandante militar en El Escorial.

En noviembre de 1946, es recibido en Audiencia por su Excelencia el Jefe del Estado, siendo teniente coronel.

Continúa su carrera militar y en el año 1956 se encuentra al mando del Regimiento de Infantería Motorizado Asturias número 31. Ese mismo año en el 18 de julio se le concede la Encomienda con Placa de la Orden de Cisneros.

El 1 de abril de 1958, le es concedida la Encomienda con Placa de la Orden Imperial del Yugo y las Flechas.

El 1 de mayo de 1959 es ascendido a General de Brigada y ese mismo mes pasa a la situación de Reserva, ascendiendo a General de División.

Una vez retirado, interviene en las conversaciones Hispano-Belgas, como gerente de Fundiciones Roig y Rivera, en marzo de 1961.

El 1 de abril de 1966, se le concede las Gran Cruz de la Orden de Cisneros.

El 8 de octubre de 1970, Claudio Rivera, junto con sus compañeros de promoción, celebran el 50 aniversario la XXVIII promoción de Infantería, con el siguiente balance: Ingresaron en la Academia en 1920, 430 cadetes, y viven 180 y su promoción tiene concedidas 4 Laureadas de San Fernando (Entre ellas la suya y la de Joaquín García Morato) y 9 Medallas Militares individuales.

El 6 de agosto de 1971 fallece en Madrid a los 78 años.

Este es el resumen de un falangista que dedico toda su vida a la Milicia.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 11 Mar 2018 23:39

Excmo. Sr. D. Fernando MONZONIS MOZAS (Teniente de Infantería del Ejercito Español, Caballero Laureado


Fernando Monzonís Mozas es un militar español, nacido en Castellón de la Plana el 9 de octubre de 1902 y fallecido en combate el 10 de septiembre de 1926 en la toma de Beni Halem, durante las Guerras de Marruecos.

Fernando Monzonís Mozas nació en Castellón de la Plana el 9 de octubre de 1902, siendo hijo de Melchor Monzonís Soler (natural de Segorbe), quien por entonces era capitán de infantería, y de Ana Mozas Chalmeta (natural de Villarreal).

A la edad de 15 años, Fernando ingresó como voluntario en el 59º Regimiento de Infantería de Melilla. En 1919 ingresó en la Academia de Infantería de Toledo, saliendo de la misma en 1921 como alférez de Infantería con destino en el 28º Regimiento de Infantería Luchana.

Guerras de Marruecos


En 1922 fue destinado, a petición propia, a un batallón expedicionario en Larache (Marruecos) para participar en las Guerras de Marruecos, quedando destacado en Nador y distinguiéndose en numerosas acciones de guerra. En 1923 realizó el curso de piloto de aeroplanos.

En 1924 fue nombrado Ayudante del 2º Batallón del Regimiento Ceriñola, quedando a las órdenes de su padre, Melchor Monzonís, que ya había alcanzado el rango de teniente coronel de infantería. Fue herido de gravedad en los choques en Uad Lau. Fue destinado posteriormente al Grupo de Regulares nº 5, siendo voluntario en la Harka de Melilla a las órdenes del entonces comandante José Enrique Varela Iglesias.

En 1925 ascendió a teniente haciéndose cargo del 2º Tabor de la Mía, distinguiéndose en las operaciones del territorio de Ceuta tal como figura en su hoja de servicios, así como en las operaciones del desembarco de Alhucemas. Falleció tras gloriosa actuación en la toma de Beni Halem el 10 de septiembre de 1926 al mando de la 2ª Mía de la Harka de Melilla, siendo enterrado en Ceuta.

Por Real Orden de 7 de octubre de 1926 (Diario Oficial del Ministerio de la Guerra núm. 228) se le concedió la Medalla Militar Individual, “como premio a su comportamiento el día 11 del corriente mes de septiembre, en que, atacado por numeroso enemigo y después de una defensa tenaz del puesto en que se hallaba y de haber sufrido herida gravísima en el vientre, se lanzó sobre aquél, poniéndole en franca huida y obligándole a dejar en poder de las tropas a las órdenes de dicho Oficial algunos muertos y ocasionándole hasta veinte bajas, hecho que, unido al valor sereno, conciencia del peligro y moral muy elevada del referido Oficial, no obstante su herida gravísima, de la que falleció poco después, determinaron concederle tan preciada condecoración”

11 de septiembre de 1926 en Beni Halem operando en terreno muy accidentado estableció dos posiciones distantes entre si, el enemigo con unos 100 hombres intento interponerse entre los dos destacamentos para cortar la comunicación, viendo las intenciones del enemigo el teniente Monzonís se lanza a la carga con un grupo de unos 25 a 30 hombres de manera rápida, serena y valiente consiguiendo causar graves perdidas en el adversario y poniéndolo en retirada, gravemente herido y con unas 15 bajas continua la carga con admirable espíritu.

Esta accion le valió la Laureada de San Fernando

Caído en los combates de Tamarro en 1926, recompensado con la Medalla de Sufrimientos por la Patria y con una Cruz del Mérito Militar de 1a clase.

Castellón de la Plana le dio su nombre a una de sus calles, que actualmente sigue conservando.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados