HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 29 Ene 2018 01:30

Excmo. Sr. D. Baltasar ESCRIVA DE HIJAR Y MONSORIU Virrey de Mallorca


Baltasar Escrivá de Híjar y Monsoriu (Valencia; 9 de junio de 1673-31 de enero de 1738) III conde de la Alcudia, V conde de Gestalgar y XI barón de Estivella, entre otros títulos, fue un destacado aristócrata valenciano, notable erudito y dos veces virrey del reino de Mallorca.

Segundo hijo de Onofre Vicente Escrivá de Híjar y de Francisca Felipa de Monsoriu y Mompalau, heredó el condado de la Alcudia a la muerte de su padre (1688) y fue declarado señor del patrimonio paterno por el justicia civil el 14 de febrero de 1689.

Culto y con inquietudes humanísticas y científicas como su padre, en 1690 fundó en su palacio una nueva Academia de Valencia presidida por Josep Ortí y Moles; además, aumentó la biblioteca de su progenitor con nuevas obras, entre las cuales mostró predilección por la historia. Con esto daba continuidad al mecenazgo del anterior conde de la Alcudia. Durante un tiempo se estableció en la Corte de la monarquía, donde fue mayordomo y gentilhombre de cámara de Carlos II. Durante el periodo de residencia en Madrid, en 1697 se casó con María Ana Bracamonte Dávila, noble castellana y dama de la reina Mariana de Neoburgo.

El 5 de junio de 1704 fue nombrado virrey y capitán general del reino de Mallorca por Felipe V, en el contexto de la Guerra de Sucesión. Durante su mandato, la llegada de una escuadra anglo-holandesa a la isla de Mallorca el 24 de septiembre de 1706, alentó a la población, que se levantó en favor del archiduque Carlos de Austria. Aislado y sin posibilidades de defensa, tuvo que capitular el día 28 de septiembre frente a los austracistas.

Inmediatamente después, fue expulsado a la Península, llegando al puerto almeriense el 12 de octubre de 1706. A pesar de esto, Felipe V renovó la confianza en Escrivá de Híjar y el 22 de junio de 1707 le confirmó en el cargo de virrey de Mallorca, que ejerció nominalmente hasta 1709. Ese mismo año se produjo la muerte de su madre, Francisca Felipa. En consecuencia, don Baltasar heredaba el condado de Gestalgar y el resto de posesiones nobiliarias de los vínculos de los Mompalau y Monsoriu.

Próximo a la muerte y sin hijos, don Baltasar ordenó su testamento el 22 de enero de 1738, declarando heredera usufructaria de sus dominios a su esposa María Ana Bracamonte, pero sin designar ningún heredero universal. Por eso, tras la muerte de María Ana Bracamonte (1742), los tribunales resolvieron la sucesión en favor de su sobrino Joaquín de Castellví y Escrivá de Híjar, conde de Carlet.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 29 Ene 2018 01:51

Excmo. Sr. D. Diego Esteban GOMEZ DE SALINAS Y RODRIGUEZ DE VILLARROEL Mariscal de Campo del Ejercito Español, último Gobernador de Gibraltar


Diego Esteban Gómez de Salinas y Rodríguez de Villarroel, o simplemente Diego de Salinas (Madrid, 3 de agosto de 1649 - 27 de noviembre de 1720) fue el último gobernador español de Gibraltar. Ocupaba el cargo cuando el Peñón de Gibraltar fue tomado por una flota anglo-holandesa en agosto de 1704.

Salinas y Rodríguez era hijo de Pedro Gómez de Salinas y Agustina Rodríguez de Villarroel, aristócratas de la pequeña nobleza (de Burgos, por la parte paterna y de Valladolid, de la parte materna). Empezó en el ejército como paje del condestable de Castilla, Iñigo Fernández de Velasco. Hizo una carrera rápida, siendo ascendido a alférez de caballería y llegando al rango de capitán de infantería antes de los 20 años. Participó en batallas en los Países Bajos, y fue ascendido al rango de capitán de caballería en 1670. Salinas luchó en la guerra franco-holandesa, y se mantuvo en los Países Bajos hasta 1673, cuando regresó a España y fue agregado al ejército de Cataluña. En 1675, fue herido en combate en la defensa de Puigcerdá, que estaba siendo atacada por los franceses. En diciembre de 1677, regresó a Murcia.​

En 1685, Salinas y Rodríguez se desempeñó como mariscal de campo de la infantería española en Pamplona, y pidió la admisión en la Orden de Santiago. Esta solicitud fue aceptada después de una exhaustiva investigación de sus antepasados. En Pamplona, participó en las batallas de la Guerra de los Nueve Años contra los franceses en las colinas de Alduide, donde logró expulsar a los invasores.​

En junio de 1697, ahora con el rango de general de batalla, se trasladó a Barcelona en un intento por detener el avance de las tropas francesas del duque de Vendôme. Sin embargo, el 7 de julio, la ciudad se rindió, y el 15 de agosto las tropas de Salinas abandonaran el sitio. Con el fin de las hostilidades, Salinas fue nombrado "Sargento General de Batalla" y recibió el mando de Gerona, donde entró como gobernador interino en 1698, tras la salida de los franceses. Allí permanecería por lo menos hasta 1700, cuando fue designado para hacerse cargo del Gobierno de Gibraltar.1​

La captura de Gibraltar, 1704.

Salinas y Rodríguez fue nombrado Gobernador de Gibraltar por Felipe V en diciembre de 1701. Llegó a la plaza a principios de 1702. Con el inicio de las hostilidades en la Guerra de Sucesión española y la amenaza de la flota anglo-holandesa, Salinas y Rodríguez pidió refuerzos que nunca fueron enviados. El 1 de agosto de 1704, tropas británicas bajo el mando del príncipe Jorge de Hesse-Darmstadt (que fue virrey de Cataluña) desembarcaron en el norte del istmo de la bahía de Gibraltar y después de preparar un plan de ataque en tres frentes enviaron un mensaje pidiéndole que se rindiese.​ Salinas no aceptó, y la ciudad comenzó a ser bombardeada el 3 de agosto por los barcos enemigos. Reconociendo la gravedad de la situación y la imposibilidad de seguir resistiendo, Salinas y Rodríguez capituló en la mañana del 4 de agosto.

La toma de la ciudad fue facilitada al parecer por la falta de una guarnición capaz de hacer frente a los invasores, y no por falta de municiones y piezas de artillería en buen estado. Sin embargo, la rendición de un veterano experimentado como Salinas y Rodríguez también puede haber sido influenciada por el miedo de la población local que las tropas enemigas podrían interceptar a sus mujeres y niños que huían hacia Punta Europa.

Después de Gibraltar

Algunos de sus contemporáneos, sin embargo, criticaron al gobernador, recordando el episodio de la capitulación de Barcelona en 1697. Sin embargo, Felipe V no parece haber tomado en cuenta esas opiniones, como Salinas y Rodríguez fue nombrado Gobernador de Villaescusa de Haro, en Cuenca, en 1706, donde permaneció en una especie de exilio voluntario hasta cerca de su muerte, cuando regresó a Madrid. Murió en su ciudad natal el 27 de noviembre de 1720, dejando todos sus bienes a su hermana, Francisca.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 29 Ene 2018 03:33

Excmo. Sr. D. Angel SALAS LARRAZABAL Capitan General del Ejercito del Aire


Ángel Salas Larrazábal nació el 1 de octubre de 1906, en Orduña, Vizcaya. Número uno de la Segunda Promoción de Aviación (1928–1929), ascendió a Capitán en febrero de 1936. El Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936 le sorprendió en Getafe, Madrid, pasando a Zona Nacional el día 19, a Pamplona, donde su primera misión, el mismo día 19, fue realizar por vía aérea el enlace entre el General Emilio Mola Vidal en Pamplona, Francisco Franco Bahamonde en Tetuán y Gonzalo Queipo de Llano en Sevilla.

Voló después, sucesivamente, los aviones De Havilland Dragón, Focker 12, Nieuport-52, Fiat Cr-32, PSW-10 y He-51, y en abril de 1937 volvió a los Fiat CR-32. Fue sucesor de Joaquín García-Morato en el mando del Grupo 2G3, en septiembre de 1937, y en el de la Escuadra de Caza, en abril de 1939, donde fue habilitado al empleo de Comandante. Siempre permaneció en primera línea de combate. Sus promedios de actividad fueron veinte Servicios por mes y más de cuarenta horas por mes activo, treinta en total, y no fueron alcanzados por ningún otro piloto.

Perteneciente a las Milicias de FET y de las JONS. Después de la Cruzada de Liberación Nacional continuó como Jefe de la Escuadra de Caza, luego Regimiento 21, hasta que en julio de 1941 fue Combatiente Voluntario en la División Azul, para luchar contra el comunismo en la URSS, como Jefe de la Primera Escuadrilla Expedicionaria, “Escuadrilla azul”, con la que derribó en seis meses siete aviones.

As de la aviación española con brillante hoja: 618 Servicios, 49 combates en el aire con 1.215 horas de vuelo, fue abatido cuatro veces y recibió en el avión 117 impactos, con diecisiete victorias conseguidas en la Cruzada y siete en Rusia con la Escuadrilla Azul. Después ocupó el destino de Agregado Aéreo en Berlín y más tarde, en los años 50, en Lisboa. Hizo el Curso de Reactores a los cincuenta años de edad y fue nombrado Jefe de las Fuerzas Aéreas de Defensa. Estuvo después a cargo de la Zona Aérea de Canarias y de la Escuela de Altos Estudios Militares, terminando su vida Militar activa en 1972 como Jefe del Mando de la Aviación Táctica, MATAC, y del Mando Aéreo del Estrecho.

Fue el primer y único Capitán General del Ejército del Aire, en 1991, «en atención a los méritos personales excepcionales». Fue Procurador en Cortes y Miembro del Consejo del Reino en representación de las Fuerzas Armadas, entre 1974 y 1976, Miembro del Consejo de Regencia que asumió durante dos días la Jefatura del Estado, encargado de la transmisión de poderes al rey Juan Carlos I, y senador por designación real en las Cortes Constituyentes, desde 1977 hasta 1979. Con motivo del 12 de octubre de 1942, el Caudillo Francisco Franco le concedió, por sus méritos contraídos, la Encomienda con Placa de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas.

También estaba en posesión de otras importantes condecoraciones, entre ellas: Medalla Militar Individual, Medalla Aérea, Cruz de Oro Alemana, Cruz de Hierro de 1ª y 2ª Clase, Medalla de la Campaña 1936-1939, Gran Cruz de Isabel La Católica, Gran Cruz de la Orden de Cisneros al Mérito Político, Gran Cruz de Carlos III, Gran Cruz de San Hermenegildo y Grandes Cruces del Mérito Aeronáutico, Militar y Naval. Estuvo casado con Rosario Collantes Álvarez-Buylla, y tuvieron siete hijos: José Ignacio, Ángel, Santiago, Javier, María Jesús, Rosario y Emérico. Falleció en Madrid, el día 19 de julio de 1994, a los 87 años de edad.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 30 Ene 2018 01:27

Excmo, Sr. D. Felipe RAMIREZ DE ESTENOZ Capitan General de Yucatán


Felipe Ramírez de Estenoz, también citado como Felipe Remírez de Estenoz (1728 - 1764) fue un militar y político español. Fue gobernador de Puerto Rico (1753 - 57),1​ de la Provincia de Venezuela (1757 - 1763) 2​ y gobernador y capitán general de Yucatán, en el virreinato de Nueva España durante un poco menos de un año, entre 1763 y 1764, ya que falleció en el desempeño de su función. Fue nombrado por el rey de España Carlos III.

En 1753 fue nombrado gobernador de Puerto Rico. Durante su gobierno en la isla, demolió los hatos circundantes a San Juan, repartiéndolos entre los hacendados de la ciudad que tuvieran esclavos, y autorizó una campaña de comerciantes catalanes, que se encargaron del comercio de la isla, en forma monopolística. También desarrolló una agricultura de exportación. Impulsó la creación de títulos de propiedad sobre la tierra, con la real orden de 1758, privatizando las tierras comunales, aunque la ley no llegó a ejecutarse, porque en estos momentos, Estenoz ya había abandonado el cargo, siendo reemplazado por Esteban Bravo de Rivera.

En noviembre de 1762, murió el gobernador de Yucatán José Crespo y Honorato por enfermedad, ocupando el cargo de gobernador Antonio Ainz de Ureta que era teniente de rey en Campeche. Este fue reemplazado por José Álvarez en junio de 1763 quien tenía también el cargo de teniente de rey. Álvarez se trasladó a Mérida (Yucatán) y ejerció el mando político de la provincia hasta el mes de diciembre del mismo año, cuando llegó a Yucatán el mariscal de campo Felipe Ramírez de Estenoz, quien había sido designado por mandato real, capitán general y gobernador de la provincia. Anteriormente, él había ocupado el cargo de gobernador de la Provincia de Venezuela (1757 - 1763) y también gobernó Puerto Rico.

Remírez de Estenoz llegó a Mérida (Yucatán) enfermo, retirándose muy pronto a la hacienda Chimay desde donde despachó los asuntos oficiales. Durante los primeros meses de su desempeño su estado de salud empeoró, muriendo antes de que su administración cumpliera un año. El coronel Álvarez volvió a hacerse cargo de la gubernatura, otra vez de manera interina, el 11 de noviembre de 1764.

Finalmente, Álvarez entregó el mando el 6 de diciembre de 1765 a Cristóbal de Zayas quien llegó a Yucatán con credenciales otorgadas desde la ciudad de México por el entonces virrey de la Nueva España Joaquín Juan de Montserrat y Cruïlles.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:

Véase también
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 30 Ene 2018 01:39

Excmo. Sr. D. Pedro PIMENTEL ZAYAS General del Ejercito Español, Jefe del Regimiento "262 Pimentel " en la División Azul


Pedro Pimentel Zayas, nació en Valladolid en 1893. Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo en el año 1909. Combatió en la Guerra del Rif. En noviembre de 1921 fue destinado con vacante de Capitán al Tercio de Extranjeros, y el 18 de junio de 1922 se distinguió en el combate de Draa-el Asef, siendo reseñado por Millán Astray en su libro, por destacar en combate al mando de su Compañía.

Una vez terminada la contienda africana, en febrero de 1928 fue Profesor de la Academia General Militar de Zaragoza, coincidiendo con que ese año se inauguraba con su primer curso. El 12 de julio de 1936 participó en las Maniobras Militares en el Llano Amarillo, al Mando de su VI Bandera, desplazándose posteriormente a su Guarnición de Xauen. El 17 de julio participó en el Alzamiento Nacional. El 5 de agosto se trasladó al Aeródromo de Tetuán para embarcar su Tercio en el puente aéreo hacia la Península. Hasta el 8 de septiembre, la VI Bandera actuó en el sector granadino, siendo trasladada a Talavera de la Reina por ferrocarril para participar en las Operaciones de avance sobre Madrid, formando parte de la Columna del Teniente Coronel Delgado Serrano.

Participó en los combates para la liberación del Alcázar de Toledo y, posteriormente en el Frente de Madrid, tomando en noviembre los objetivos de la Columna Barrón en la Ciudad Universitaria. En noviembre de 1937, recibió el Mando de un Regimiento con el que actuó de forma destacada durante la ocupación de la Cuesta de las Perdices. En octubre de 1937, siendo ya Teniente Coronel, se le habilitó para ejercer el empleo inmediato superior de Coronel y mandar una Brigada. En 1938 estuvo al mando de la 17ª División del Ejército, Unidad que cubría el frente del Jarama.

Después de la Guerra Civil fue Voluntario a la División Azul para combatir el comunismo en Rusia. El 16 de julio los primeros Oficiales y Soldados llegaron al Campamento de Grafenwöhr; Pimentel es el segundo en antigüedad, después de Rodrigo, correspondiéndole el Mando del 262º Regimiento de Infantería, desde el 1 de agosto de 1941 al 9 de mayo de 1942. Con su 262º Regimiento y el Grupo de Reconocimiento número 250, relevó a la 18ª División Motorizada alemana, y cubrió el Sector Sur de la División, desde la desembocadura del río Veriazha en el Lago Ilmen, hasta Grigorovo. Montó su Puesto de Mando en la Plaza Stalin del Kremlin de Nóvgorod. En marzo de 1942 fue condecorado con la Cruz de Hierro. Relevado por el Coronel Sagrado, el 11 de mayo de 1942 embarcó en tren en Grigorovo al Mando del Primer Batallón de Retorno, llegando a Madrid el 25 de mayo.

En octubre de 1943 fue ascendido a General de Brigada, y Jefe de la Infantería Divisionaria de la 62ª División. Ascendió a General de División en el mes de agosto de 1949, quedando a las órdenes del Ministro del Ejército. En enero de 1950, fue nombrado Comandante en Jefe de la 71ª División. En octubre de 1953, fue Subdirector y Jefe de Estudios de la Escuela Superior del Ejército de Madrid. En junio de 1955 fue nombrado Capitán General de la IX Región Militar, con Sede en Granada, y también Comandante en Jefe de la 23ª División;

En julio de 1956 fue ascendido a Teniente General y se le nombró Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar. Desde abril de 1962 hasta su fallecimiento fue nombrado Director del Museo del Ejército. Por su cargo de Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar fue Procurador en Cortes, desde el 2 de octubre de 1956 hasta el 16 de marzo de 1960.

Estaba en posesión de numerosas condecoraciones, entre ellas la Medalla Militar Individual; Medalla de la Campaña 1936-1939; Medalla de la Campaña de Rusia y la Cruz de Hierro. Al cumplirse el XX aniversario del Alzamiento Nacional del 18 de Julio de 1936, le fue otorgada la Gran Cruz de la Orden de Cisneros, al Mérito Político. Casado con Aurora Gállego, tuvieron tres hijos: María Matilde, Joaquín y Fernando. Falleció en Madrid, el 6 de junio de 1963.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 30 Ene 2018 14:32

Excmo. Sr. D. Mariano CUADRA MEDINA Teniente General y Medalla militar individual del Ejercito del Aire y Ministro del Aire


Mariano Cuadra Medina nació el 12 de mayo de 1912, en Madrid. Ingresó en la Academia General Militar el 16 de julio de 1930 y fue nombrado Caballero Cadete el 16 de septiembre del mismo año, ingresando el 11 de agosto de 1931 como Alumno de Caballería en Toledo, en la Academia de Infantería, Caballería e Intendencia. Salió promovido a Teniente de Caballería el 15 de julio de 1934 y fue destinado al Regimiento número 1, en Zaragoza, el 28 de julio. El 27 de marzo de 1935 comenzó su Carrera como Aviador Militar, al realizar el Curso de Observador de Aeroplano. Se sumó al Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936.

A comienzos de la Guerra Civil, el 19 de agosto, fue destinado como Observador en las Fuerzas Aéreas del Norte, donde se incorporó el día 20 del mismo mes en el Aeródromo Sanjurjo, Zaragoza, a la Escuadrilla de Breguet XIX, actuando como Jefe de Observadores. Operó en los Frentes de Aragón, Soria, Madrid y se incorporó al Frente de Asturias.

Ascendió a Capitán por Méritos de Guerra, el 27 de abril de 1937. El 23 de agosto realizó el Curso de Piloto en Italia hasta el 4 de diciembre de 1937, obteniendo el Título de Piloto de Avión de Guerra. El 20 de diciembre fue destinado al Grupo 1-G-2 de Aviones de Asalto Heinkel 51, como Piloto Jefe de la 2ª Cadena de Asalto, con Base en Calamocha. La actuación de la Cadena le llevó a tomar parte en las acciones sobre la Sierra de Pandols durante la Batalla del Ebro volando desde Escatrón y La Cenia. El 10 de septiembre de 1938 fue enviado a la Escuela de Caza en el aeródromo de Gallur y terminó el curso el día 26, siendo destinado al Grupo 2-G-3 de Fiat, donde sustituyó a García Pardo, que pasó a mandar la segunda Escuadrilla de Heinkel HE-112.

Comenzó el año 1939 manteniendo combates con Chatos y Moscas rojos durante el mes de febrero. Durante la Cruzada realizó 342 Servicios de Guerra y 548 horas de vuelo, habiendo sido derribado en cinco ocasiones, resultando levemente herido. En al menos tres ocasiones más tomó tierra fuera de campo. Militó en FET y de las JONS. Obtuvo diferentes condecoraciones de la Campaña y el 14 de septiembre fue destinado como Jefe del Segundo Grupo de Caza de la 21 Escuadra. Con fecha 1 de marzo de 1940 fue confirmado como Capitán de la Escala del Aire y, posteriormente, el 30 de abril de 1941 se le reconoció el ascenso por Méritos de Guerra a Comandante, con fecha de 1 de abril de 1939. De enero a julio de 1942 ejerció como Jefe Accidental del Regimiento 21 y realizó el Curso de Vuelo Sin Visibilidad en Salamanca, en enero de 1943.

Fue Combatiente Voluntario en la División Azul para combatir el comunismo en la URSS, como Jefe de la Cuarta Escuadrilla Azul, tomando el Mando de la misma el 2 de abril. La Cuarta Escuadrilla llegó al Sector de Orel cuando se lanzaba la Operación “Ciudadela”. Fue Incorporado el 4 de julio a la Unidad española en Seschtschinskaja. Derribó su primer avión de la Campaña de Rusia el día 14 de julio de 1943. Fue relevado a finales de febrero de 1944. A lo largo de los seis meses y medio que permaneció al frente de su Escuadrilla efectuó 113 vuelos de guerra, totalizando 241 horas de vuelo y habiendo derribado 10 aviones enemigos. El 6 de marzo de 1945 ascendió a Teniente Coronel y se le concedió la Medalla Militar Individual por su actuación en Rusia, con fecha 27 de febrero de 1945 y con antigüedad del 28 de febrero del año anterior.

En 1948 recibió la Medalla Conmemorativa de la Campaña de Rusia, obtuvo el “Posée” del idioma francés y realizó más de 2.000 horas de vuelo en la Compañía Aviaco. En junio de 1951 cesó como Supernumerario volviendo como Profesor a la Escuela Superior del Aire, ejerciendo como Secretario de Estudios de la misma y finalizando 1952 con un total de 4.431 horas de vuelo. En 1953 obtuvo la calificación instrumental en Vuelo Sin Visibilidad y se le concedió la Cruz de San Hermenegildo.

Ascendió a Coronel el 28 de septiembre de 1954, y realizó entre el 15 de enero y el 6 de marzo el Curso Básico de Avión T-6 y desde marzo a julio el Curso de Reactores en la escuela que la Fuerza Aérea Norteamericana mantenía en Fürstenfeldbrück, Alemania Federal, volando el reactor de escuela T-33 y pasando del 10 de octubre al 7 de diciembre a la Escuela de Tiro y Bombardeo en la Base Aérea de Laughlin, EE.UU., donde completó el curso de esa especialidad en avión T-33. El 17 de enero de 1956 se soltó en el avión de caza turborreactor North American F-86F en la Base Aérea de Manises, asumiendo de nuevo el mando de la Base de Torrejón el 19 de febrero de dicho año. En ese momento totalizaba 5.173 horas de vuelo en su historial, casi todas en aviones de asalto y caza.

Fue nombrado Agregado Aéreo a la Embajada de España en Londres el 22 de febrero de 1960 y allí continuó durante los años siguientes hasta mayo de 1963 en que cesó en su puesto por haber ascendido a General de Brigada el 7 de septiembre de ese año, siendo destinado como Director una vez más a la Escuela Superior del Aire. Al ascender a General de División, en septiembre de 1966, fue nombrado Segundo Jefe de Estado Mayor del Aire y ascendió a Teniente General el 23 de octubre de 1970, llegando a totalizar 5.587 horas de vuelo. Fue nombrado Jefe de Estado Mayor del Aire en abril de 1972.

En enero de 1974 fue nombrado Ministro del Aire en sustitución de Julio Salvador y Díez-Benjumea, en el primer gobierno de Arias Navarro tras el asesinato de Luis Carrero Blanco. Volvió a ser nombrado en el segundo gobierno, formado en 1975, siendo sustituido en el primer gabinete del rey Juan Carlos, por Carlos Franco Iribarnegaray, pasando al Grupo B, siendo nombrado Consejero en julio del mismo año y Presidente en septiembre, de la Sala de Justicia del Consejo Supremo de Justicia Militar, hasta enero de 1981 y a continuación Consejero Electivo del Consejo de Estado. También fue procurador en Cortes. Estuvo casado con Carmen Lores Gutiérrez, y tuvieron tres hijos: Fernando, África y Enrique. Falleció en Madrid, el día 2 de marzo de 1981, a los 68 años de edad.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 30 Ene 2018 15:53

D. Jaime BOFILL-GASSET Y AMIL Caballero Laureado


Jaime Bofill-Gasset y Amil (Barcelona, 28 de junio de 1915 - Ibíd., 8 de mayo de 1989) fue un voluntario requeté del Tercio de Montserrat durante la Guerra Civil Española, conocido por haber sido condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

Antes de la contienda era agricultor. Desde joven, Bofill fue un carlista convencido.2​

Tras el estallido de la Guerra civil en 1936, se integró como voluntario en el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat. En agosto de 1937 la unidad se encontraba destinada en el Frente de Aragón, defendiendo la posición de Codo. El 24 de agosto unidades del Ejército republicano lanzaron una Ofensiva sobre Zaragoza, y Codo fue inmediatamente atacada. Durante el asedio republicano Bofill fue herido seriamente en tres ocasiones, aunque logró sobrevivir y fue hecho prisionero. De 182 requetés carlistas que defendían Codo, fallecieron 146.​ A comienzos de 1939, Bofill logró regresar a la zona franquista y volvió a su antigua unidad.

Por sus acciones en Codo, en 1943 el régimen franquista le condecoró con la Cruz Laureada de San Fernando,​ la máxima condecoración militar española. Durante la Dictadura de Francisco Franco fue procurador en las Cortes Franquistas, entre 1971-1977.​

Fue uno de los procuradores declarados ausentes durante la votación en las Cortes de la Ley para la Reforma Política que disolvió el régimen franquista. Falleció en 1989.​ Se encuentra enterrado en el cementerio barcelonés de Sarriá.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 30 Ene 2018 19:48

Excmo. Sr. D. Antonio ALEMAN RAMIREZ Teniente General Caballero Laureado Individual

El caso de D. Antonio ALEMAN RAMIREZ, es un tanto atípico en nuestro ejercito actual, ya que siendo un soldado voluntario, desempeñando el cargo de cabo, recibió la condecoración de Caballero Laureado de San Fernando, durante la Guerra Civil, continuando en el ejercito y llegando a Teniente General del Ejercito de Tierra, estos son los hechos que dieron lugar a la concesión de la Laureada.

El 14 de Febrero de 1937, el II Batallon Expedicionario del Regimiento de Infanteria Tenerife 38, tomo la posicion conocida como el Olivar del Jarama, en Morata de Tajuña.A las 8 de la mañana del 15 de Febrero, cuando se encontraba aun en labores de fortificacion, las fuerzas Republicanas lanzaron un contrataque sobre la posicion apoyadas por 5 carros rusos tripulados por Brigadistas Internacionales.

Las Tropas Canarias no habian visto un carro de combate en su vida y permanecieron atonitos en sus posiciones.Sin dudarlo, el Cabo Antonio Aleman Ramirez comenzo a disparar con la ametralladora de la que era servidor.Los carros centraron su fuego sobre la unica posicion del frente que ofrecia resistencia.Una granada de cañon explosiono hiriendo a los sirvientes de la ametralladora del Cabo Aleman, que acababa de perder la vista.La metralla le habia penetrado en ambos ojos y le habia afectado a las retinas.

Mientras sus compañeros heridos iniciaban la retirada, el cabo Aleman, a tientas, localizo su maquina, la puso en posicion de tiro y solo y totalmente a ciegas continuo disparando mientras gritaba ¨¨ a por ellos compañeros, que no quede ni uno solo¨¨.

El cabo Aleman continuo disparando hasta agotar la municion.El efecto sobre el enemigo fue tal, que los carros se dieron la vuelta, arrastrando consigo a la Infanteria que avanzaba.

En Marzo de 1937, tras una delicada operacion, el cabo Aleman recuperaba la vista y volvia a los frentes de Guerra.

El 22 de Julio de 1938, en Castro Urdiales, el General Orgaz imponia la Cruz Laureada de San Fernando al ya sargento Antonio Aleman Ramirez.Por la misma accion ya habia recibido la Medalla Militar Individual.



PD. Tuve el inmenso honor de conocer äl Teniente General Aleman Ramirez hace ya mas de 40 años.Un heroe, pero la persona mas sencilla del mundo, decia, ¨¨ yo solo soy un Mago(campesino canario) de Valsequillo

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 31 Ene 2018 01:45

Excmo. Sr. D. Antonio GUTIERREZ DE OTERO Y SANTAYANA Mariscal de Campo del Ejercito Español, (El hombre que derrotó a Nelson)


Antonio Gutiérrez de Otero y Santayana (Aranda de Duero, Burgos, 1729 – Santa Cruz de Tenerife 1799) fue un Mariscal de Campo español, reconocido entre otros logros por haber repelido el ataque de la Marina Británica a la isla de Tenerife en 1797.

El coronel Gutiérrez participó en 1770 en la expedición española a las Islas Malvinas tras zarpar el 11 de marzo de 1770 de Montevideo bajo el mando del capitán de navío Juan Ignacio de Madariaga. Durante dicha expedición derrotó a los ingleses bajo el mando del capitán William Malby y tomó Fort George, Puerto Egmont, con lo que restableció la soberanía española en el archipiélago.

Antonio Gutiérrez asimismo participó en la expedición contra Argel de 1775 y en el Bloqueo de Gibraltar. Era por esa época Comandante de la isla de Menorca y Gobernador de Mahón y ostentaba el mando general de las Armas del Reino de Mallorca. Después de esa campaña fue ascendido a Mariscal de Campo y nombrado Comandante General de las Islas Canarias en 1790, teniendo su residencia en Santa Cruz de Tenerife.

Durante los días 21, 22, 23, 24 y 25 de julio de 1797 la isla se vio atacada por una escuadra británica mandada por el contralmirante Horacio Nelson, formada por siete navíos y fragatas y un total de 900 hombres como tropas de desembarco, que pretendía la conquista de la isla. En aquellos momentos Canarias prácticamente carecía de unidades militares, por lo que la defensa corría a cargo de milicias formadas por los propios vecinos. A pesar de las escasas defensas, las milicias bajo el mando de Gutiérrez repelieron el asalto. La escuadra británica sufrió un total de 226 muertos y 123 heridos, incluyendo al propio Nelson que perdió un brazo, y los españoles tan solo 23 fallecidos y 40 heridos.

A bordo del Theseus, el buque insignia, el contraalmirante Horacio Nelson oteó la bahía. La isla de Tenerife se recortaba unas pocas millas más allá. El más prestigioso marino de la Royal Navy, la mejor armada que jamás había surcado los mares, se dolía por su primera y la que sería única derrota de su deslumbrante carrera; se dolía tanto o más que del brazo derecho, cuya mitad inferior había perdido en la recién concluida batalla después de que lo alcanzase un cañonazo español.

Pero su herido orgullo no le restó ni un ápice de cortesía. En la intimidad de su camarote escribió: No puedo separarme de esta isla sin dar a vuestra excelencia las más sinceras gracias por su fina atención para conmigo, y por la humanidad que ha manifestado con los heridos nuestros que estuvieron en su poder, o bajo su cuidado, y por la generosidad que tuvo con todos los que desembarcaron, lo que no dejaré de hacer presente a mi Soberano. El receptor de la misiva era el comandante general de las Islas Canarias.

Se llamaba Antonio Gutiérrez de Otero, marino nacido en Aranda de Duero en 1729, y demostró tanta educación como el inglés cuando, sin hacer alarde alguno de la defensa de Tenerife, en la que había exhibido una inteligencia estratégica sublime, respondió de su puño y letra: Con mucho gusto he recibido la muy apreciable de vuestra señoría, efecto de su generosidad y buen modo de pensar, pues de mi parte considero que ningún lauro merece el hombre que sólo cumple con lo que la humanidad le dicta, y a esto se reduce lo que yo he hecho para con los heridos y para los que desembarcaron, a quienes debo de considerar como hermanos desde el instante que concluyó el combate. Si en el estado a que ha conducido a vuestra señoría la siempre incierta suerte de la guerra, pudiese yo, o cualquiera de los efectos que esta isla produce, serle de alguna utilidad o alivio, ésta sería para mí una verdadera complacencia, y espero admitirá vuestra señoría un par de limetones de vino, que creo no sea de lo peor que produce. Seráme de mucha satisfacción tratar personalmente cuando las circunstancias lo permitan (...) y entre tanto ruego a Dios guarde su vida por largos y felices años.

Nelson se retiró de las Canarias rumbo a Cádiz, donde entregaría el parte de la victoria española, tal y como le había prometido al general burgalés. Desde entonces y hasta su muerte en Trafalgar, Nelson salió victorioso del resto de contiendas en que se fajó, incluida la del famoso cabo gaditano. El general arandino recibió por la insólita victoria encomienda de la Esparraguera de la Orden de Alcántara por orden del propio rey de España.

Estos hechos sucedieron a finales del mes de julio de 1797. Los ingleses merodeaban Cádiz, demasiado blindada para la flota británica que aquel verano navegaba cerca de las costas españolas. Buscaban un golpe de efecto que les llenara de moral. Y se les presentó casualmente al enterarse de que una flota de barcos españoles procedente de América y con las bodegas repletas de oro había decidido eludir Cádiz, su destino originario, y arribar con sus tesoros en Tenerife. Nelson se puso al frente de la misión. Salió rumbo a la isla canaria al frente de una flota de ocho buques con 400 cañones y 3.700 hombres armados.

La defensa

Pero en Tenerife les esperaba un hombre con un largo y brillante historial militar. Un general que ya sabía lo que era derrotar a los ingleses. Los había vencido antes en las Malvinas y en Menorca. Aunque ahora se hallaba en clara desventaja: contaba con sólo 1.700 hombres y 90 cañones. Nada en comparación con la flota británica. El 20 de julio, Nelson advirtió por carta al burgalés de sus intenciones: Tengo el honor de informarle que he venido a exigir la inmediata entrega del navío Príncipe de Asturias, procedente de Manila y con destino a Cádiz, perteneciente a la Compañía de Filipinas, junto a su entero y completo cargamento, y así mismo todos aquellos cargamentos y propiedades que hayan podido ser desembarcadas en la isla de Tenerife, y que no sean para el consumo de sus habitantes. Y, siendo mi ardiente deseo que ni uno sólo de los habitantes de la isla de Tenerife sufra como consecuencia de mi petición, ofrezco los términos más honrosos y liberales; que si son rechazados, los horrores de la guerra que recaerán sobre los habitantes de Tenerife deberán ser imputados por el mundo a vos, y a vos únicamente; pues destruiré Santa Cruz y las demás poblaciones de la isla por medio de un bombardeo, exigiendo una muy pesada contribución a la isla.

El ataque se produjo entre el 21 y el 22 de julio. Las fuertes corrientes se aliaron con los españoles porque impidieron a las fragatas acercarse a menos de una milla de la costa, lo que permitió poner en alerta a los atacados. El general Gutiérrez dispuso fuerzas en un punto estratégico de la isla en el que preveía que pudiesen desembarcar los ingleses; acertó, repeliendo el ataque, haciendo numerosas capturas y obligando a los asaltantes a huir. El día 23 hubo fuego cruzado durante horas. El burgalés dio orden de desplegar fuerzas aquí y allá, lo que produjo en los ingleses la sensación de que los defensores de la isla eran muy numerosos. Nelson reconoció su fracaso de aquellos días de asedio pero no se arredró y decidió capitanear él mismo el que creía sería el ataque definitivo. Y escribió a sus mandos: Tomaré el mando de todas las fuerzas destinadas a desembarcar bajo fuego de las baterías de la ciudad y mañana probablemente será coronada mi cabeza con laureles o con cipreses.

Cuán equivocado estaba. Nelson fue valiente, pero se dejó llevar en demasía por su ardor guerrero. Fue un ataque suicida e irresponsable que le reportó una durísima derrota y le dejó manco de un brazo. La batalla se desarrolló en cinco frentes. Y los ingleses se vieron sorprendidos en todos, padeciendo un infierno de metralla. Aunque hubo desembarco británico, nada pudieron hacer los atacantes salvo entregarse. Nelson fue alcanzando por un cañón bautizado "Tigre", fundido en Sevilla en 1768 y hoy una de las piezas más sugerentes y veneradas del Museo Regional Militar de Canarias, sito en Tenerife.

El día 25 se confirmó la humillante derrota de Nelson, a quien el cirujano ya había amputado la parte inferior del brazo. Un buque, el Fox, hundido; 44 muertos; 123 heridos; 177 ahogados; y cinco desaparecidos fue el saldo del fracaso inglés. De parte española, las bajas fueron 22. Los ingleses se retiraron al día siguiente rindiendo homenaje a sus caídos con 25 cañonazos y arriado de banderas. Humilde y justo, el general Antonio Gutiérrez de Otero pidió a la Corona recompensas para sus más valerosos hombres. El burgalés fue ascendido por Carlos IV y recibió la Encomienda de Esparragal en la Orden de Alcántara. Disfrutó poco de aquellos reconocimientos. El 22 de abril de 1799 falleció el único hombre que derrotó al invencible Nelson yéndose derechito a la gloria.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 01 Feb 2018 02:02

Excmo. Sr. D, Juan Joaquín MORENO de MONDRAGON y D'HONTLIER Teniente General de la Real Armada Española


Juan Joaquín Moreno de Mondragón y D´Hontlier (Ceuta 24 de septiembre de 1735 - Cádiz 8 de septiembre de 1812). Caballero militar de la Orden de Calatrava, comendador de Lopera en la Orden de Calatrava, Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III y Maestrante de Ronda. Fue Teniente General de la Real Armada Española y murió siendo Capitán General del Departamento de Cádiz.

Juan Joaquín Moreno nació en Ceuta, fueron sus padres Francisco Moreno de Mendoza y Vázquez de Mondragón mariscal de campo y caballero de Santiago, rondeño afincado en Ceuta donde fue Procurador General y su madre Catalina D´Hontlier y Berthier de la Motte, de Bruselas, heredera por su madre de la baronía de berthier de Francia.

Carrera militar

Ingresó en el cuerpo de Guardiamarinas en la Compañía de Departamento de Cádiz el 4 de marzo de 1751 cuando tenía dieciséis años. Tras finalizar sus estudios se embarcó para navegar por el Atlántico y el Mediterráneo. Durante sus embarques combatió con los corsarios berberiscos del norte de África. En una de sus arribadas se le ordenó desembarcar para pasar los últimos exámenes, así ascendió a alférez de fragata en 1754. Ascendió a alférez de navío en 1757 por continuar combatiendo al corso y a teniente de fragata en 1760.

Con el empleo de teniente de fragata fue destinado a La Habana en la escuadra del Marqués del Real Transporte. En este puerto se destacó por la defensa del Castillo del Morro frente a los británicos en 1762 a las órdenes del capitán de navío Luis Vicente de Velasco. Durante la defensa fue alcanzado por un cascote de proyectil en la cabeza, herida de la que se resintió el resto de su vida. Fue evacuado de la plaza debido a la herida pero Moreno pidió y le fue concedido el permiso para volver a ocupar su puesto.

En 1764 fue nombrado Mayor General de la escuadra de Idiáquez con la que fondeó en los puertos de La Guaira, Cartagena de Indias y Portobelo, regresando a España.

El 15 de enero de 1766 fue ascendido al grado de teniente de navío. Tres años después se le otorgó el mando de la fragata Jesús Nazareno siendo incorporado a la expedición contra la Luisiana.

Por Real Orden el 21 de abril de 1774 fue ascendido al grado de capitán de fragata debido a su méritos en combates anteriores.

En 1775 se encuentra combatiendo en el sitio de Melilla. De nuevo por el arrojo y valor demostrados se le entregó el 17 de febrero de 1776, con su ascenso a capitán de navío, el mando del navío San Julián destinado a navegar las aguas de América. En 1780 al declararse la guerra contra Reino Unido se le entregó el mando de una división compuesta por el navío San Miguel, las fragatas Rosario y Gertrudis y el jabeque San Luis para vigilar las aguas del estrecho.

Debido a una fuerte corriente que los arrastró hacia el Peñón quedaron bajo el fuego de las baterías de Gibraltar. Lejos de huir el general Moreno abrió fuego contra los ingleses sacando el mayor provecho posible de aquella apurada situación. Por esta actuación, el día 19 de junio de 1781 se le ascendió a Brigadier. Se incorporó a la escuadra al mando del Teniente General Luis de Córdova en la que prestó sus auxilios.

Los ingleses admiraron «el modo de maniobrar de los españoles, su pronta línea de combate, la veloz colocación del navío insignia en el centro de la fuerza y la oportunidad con que forzó la vela la retaguardia acortando las distancias». El 22 de octubre debido a un temporal, su navío fue a dar otra vez con Gibraltar llegando hasta las mismas murallas de la plaza. Estando en esta comprometida situación optó por prender fuego a su navío para evitar que cayera en manos enemigas. Por este hecho el día 14 de enero de 1783 se le ascendió al grado de Jefe de escuadra.

En 1793 luchó contra las tropas francesas en Tolón y en la expedición de Génova. Cuando Génova fue atacada y se vieron obligados a retirarse, se encargó de que pudiesen embarcar todos los toloneses que quisiesen hacerlo, jugándose en este acto su vida y la de su división. Fue tan notable este comportamiento que el 8 de octubre de ese mismo año S.M. le daba las Reales gracias por comportamiento tan humanitario.

Nombrado Teniente General el 25 de enero de 1794 sirvió en el Atlántico y posteriormente en el Mediterráneo.

Participó en 1797 en la batalla del Cabo de San Vicente a bordo del navío Príncipe de Asturias .Consiguió rescatar al navío Santísima Trinidad donde se encontraba el general D. José de Córdoba que se veía en una situación muy comprometida frente a los ingleses, logrando hacer retroceder a la escuadra británica. . Esta batalla resultó una derrota para la Armada, pero sí se consiguió gracias a la acción del general Moreno poner punto y final al combate evitando daños mayores.

Tras la batalla, los enemigos hicieron un reconocimiento de las acciones que llevó a cabo Moreno. El almirante Nelson le envió una carta a Moreno reconociendo el mérito de su actuación, entre los dos intercambiaron correspondencia con la mayor educación y caballerosidad que se espera de tan nobles generales en medio de aquella época en que ambos países se disputaban la hegemonía del océano. Por su conducta en esa batalla, al no poder ser ascendido, recibió la Encomienda de Lopera en la Orden de Calatrava por Real decreto firmado por Carlos IV .

En 1800 tuvo lugar el que fue sin duda el más brillante acontecimiento de la vida del General Moreno. Se trata de la defensa que hizo del valioso arsenal del Ferrol frente a una escuadra inglesa que los superaba en número. Esto ocurrió el 25 de agosto de 1800. Desde Monte-ventoso, los vigías divisaron una expedición inglesa compuesta por 10 navíos, 6 fragatas y otros buques de guerra y 87 transportes con dirección a la playa de Doniños. Moreno enseguida se traslado a bordo y mandó a 500 hombres que ocuparan los puestos de la Graña además de prevenir a los demás capitanes de lo que se avecinaba.

A las cuatro y media de la tarde desembarcaron 12000 británicos en la playa de Doniños que rápidamente tomaron las alturas inmediatas mientras la escuadra de Moreno preparaba la defensa. Dos horas después del desembarco, los 500 hombre de Moreno se enfrentaron con la vanguardia inglesa con la mayor bizarría. El combate duró hasta oscurecer el día. A las dos de la madrugada Moreno mando un refuerzo de 200 hombres al mando del capitán de fragata D. Diego de Pazos, que según Moreno , "no dejaron que desear".

Al amanecer del día siguiente las tropas españolas tuvieron que retroceder debido a la superioridad y dureza del ataque enemigo, pero con tal orden se organizó esta retirada por su general Conde de Donadio, que los ingleses no se atrevieron a perseguirlos. A las 10 de la mañana, una columna de 4000 hombres se dirigió a tomar el castillo de San Felipe el cual se defendió con dos cañones que se habían montado la noche anterior. También el castillo de La Palma les abrió fuego junto con 6 lanchas de la escuadra al mando de D. Francisco Vizcarrondo. A estos se unieron después cuatro cañoneras. Estos fuegos hicieron grandes estragos en los enemigos, motivo que acabó de persuadirlos para que desistieran de su empresa y esa misma noche realizaron el reembarque.

El día 30 de agosto, tres días después de la retirada de los ingleses, el propio Moreno escribió:

Es preciso decir la verdad: el estado de la plaza era tal, que sobraban fuerzas al enemigo para tomarla, y aun sin entrar en ella pudieron quemar este magnífico costoso arsenal, con sus pertrechos y bajeles en carena y grada. La escuadra precisamente se hubiera perdido entre las llamas ó sumergido dentro del agua; pero resuelto yo a defenderla hasta alguno de aquellos dos tristes momentos, llamé a todos los comandantes y les previne que en aquel desgraciado suceso, después de consumir hasta el último grano de pólvora, tomaría yo las resoluciones que dictasen las circunstancias de echar a pique los buques o de quemarlos. En toda serie de operaciones de campos volantes, plaza, arsenal y escuadra, han tenido los jefes uniforme unión en sus determinaciones. Todos con el mayor desvelo y eficacia han concurrido a las operaciones de ataque y defensa. A esta unión, al valor, obediencia y actividad de los oficiales del Ejército y Armada, tropas de estos cuerpos y arriesgadas y trabajosas maniobras de la marinería se debe tan feliz glorioso suceso de las Reales armas.

En 1801, la escuadra de Moreno salvó a una escuadra combinada franco-española en el estrecho que estaba siendo aniquilada por los ingleses al mando de Saumarez. Por este motivo Moreno recibió del gobierno francés una carta escrita por Forfait, en la que Napoleón le expresa su satisfacción: «ha visto en esta determinación una prueba del más generoso afecto y la certeza de que el mismo interés anima a un tiempo a la Francia y a la España».

Regresó a Cádiz donde permaneció hasta ser desembarcado por haberse firmado la paz a finales de ese mismo año. El 1 de enero de 1082 se le otorgó el mando del departamento de Cádiz. El 21 de octubre de 1805 tuvo lugar la desafortunada batalla de Trafalgar y fue Moreno quien dictó las acertadas disposiciones para intentar salvar a los buques. Continuó ejerciendo de Capitán General hasta el día 3 de septiembre de 1808 día en que fue nombrado Ministro del Supremo Consejo de Guerra y Marina después de haber estado de forma muy brillante al frente durante diversos conflictos tanto contra ingleses como contra franceses.​

Siguió prestando sus servicios hasta el día de su fallecimiento, ocurrido en la ciudad de Cádiz el día 4 de septiembre de 1812 a los 76 años de edad, de los cuales 61 años y 6 meses de servicio a España.


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado