Desastre de Annual/Arruit

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Avatar de Usuario
tuareg
Usuario Dado de Baja
Mensajes: 5777
Registrado: 14 Nov 2009 21:18
Estado: Desconectado

Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor tuareg » 05 Feb 2016 18:19

Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi abuelo estuvo allí en septiembre.


En 1921, en plena guerra del Rif, los rifeños atacan el campamento de Annual, y matan a buena parte de los españoles, logran escapar unos 3000 hombres, que escoltados por el regimiento Alcántara, caminan durante 7 días sin agua para llegar al aislado fuerte Arruit, a 30 km al sur de Melilla. El regimiento de Alcántara de caballería formando por 600 hombres escolta y lucha valientemente para proteger la retirada, muriendo casi la totalidad, sobreviviendo solo 67. (El regimiento recibió recientemente la Laureada de Honor por estos hechos). Fernando Primo de Rivera, era el teniente coronel de este regimiento de caballería de Alcántara,.

Los supervivientes llegaron al fuerte del monte Arruit, sin agua ni provisiones , apenas municiones y muchos heridos, estuvieron 10 días cercados y muchos hombres murieron cuando trataban de ir a buscar agua a un manantial cercano. Fernando Primo de Rivera, muere tras las heridas causadas por una granada, hubo que amputarle el brazo sin anestesia y murió días más tarde.

Tras diez dias de asedio, se llega a un acuerdo y se rinde el fuerte a cambio de dejar las armas y abandonar la zona.

Los españoles cumplen lo pactado con los moros y salen del fuerte desarmados, marchando en columna, los moros les disparan y les atacan estando desarmados,realizan una matanza mueren 2960 hombres, muchos descuartizados, torturados, y muchos con las manos atadas a la espalda, en la enfermería realizaron una carnicería, incluso profanaron las tumbas, como la de Primo de Rivera. No respetaron ni a los muertos,

Hay muchas fotos espeluznantes de estos hechos, tomadas por los soldados que retomaron la zona y el fuerte en septiembre, donde se pueden ver camiones cargados de cadáveres, fosas comunes, y un horror de cosas. En internet hay muchas por si quieren ver la brutalidad del ser humano.

Los soldados que tomaron en septiembre Monte Arruit, encontraron 3000 cadáveres pudriéndose al sol, el olor era insoportable y la visión aun peor.


En una de las fotos, verán los cadáveres cerca de la muralla, cuando iban marchando en columna desarmados y fueron atacados y asesinados cobardemente
Adjuntos
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 00
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 01
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 02
x.jpg (38.43 KiB) Visto 1570 veces
Última edición por tuareg el 05 Feb 2016 19:47, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
tuareg
Usuario Dado de Baja
Mensajes: 5777
Registrado: 14 Nov 2009 21:18
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor tuareg » 05 Feb 2016 18:23

Hoy en día, no queda nada dl fuerte, solo un poco mas alejado parte del pozo donde se cogía el agua.

El lugar que ocupaba el fuerte y donde están las fosas comunes, es usado hoy en día para un mercado (un zoco) por los habitantes, que lo colocan los fines de semanas o algo así,
Adjuntos
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 10
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 11
yy.jpg (35.3 KiB) Visto 1569 veces
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 12

Avatar de Usuario
tuareg
Usuario Dado de Baja
Mensajes: 5777
Registrado: 14 Nov 2009 21:18
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor tuareg » 05 Feb 2016 18:24

una más, se aprecia la distancia cubierta de cadáveres, lo peor estaba en el interior.
Adjuntos
Una triste historia que parece que hemos olvidado....

ocurrió en 1921, muy cercana a nuestros días, mi 20
yyyyyy.jpg (28.77 KiB) Visto 1569 veces

Avatar de Usuario
annual
.300 Win Mag
.300 Win Mag
Mensajes: 1878
Registrado: 26 Oct 2012 12:11
Ubicación: Servalabari
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor annual » 05 Feb 2016 18:48

Un gran desastre y una gran perdida humana a manos de inhumanos, una matanza terrible que seguro se pudo haber evitado, faltaban muchos medios y que Primo de Ribera trató de paliar y restaurar el honor aunque no las vidas.


Un saludo.
La paz siempre es posible.
Basta con rendirse.

Las Armas son necesarias, pero naide sabe cuando, por eso, si andás pasiándo y de noche sobre todo, debes llevarla de modo, que al salir, salga cortando....Martin Fierro.

Avatar de Usuario
tuareg
Usuario Dado de Baja
Mensajes: 5777
Registrado: 14 Nov 2009 21:18
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor tuareg » 05 Feb 2016 18:53

Habían muchos militares críticos de como se estaba llevando esa guerra y tras el desastre, Alfonso XIII y los políticos, culparon a los mandos militares. primo de Rivera dio el golpe de estado y organizó el desembarco de Alhucemas, finalizando la guerra.

Avatar de Usuario
Hoplon
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 8230
Registrado: 04 Sep 2007 11:01
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor Hoplon » 05 Feb 2016 19:35

Con estos es lo del la Alianza de Civilizaciones.

Podemos tomar nota de nuestra historia, o hacer como que no pasa nada.

Genmingen
.44 Magnum
.44 Magnum
Mensajes: 316
Registrado: 29 Abr 2014 13:55
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor Genmingen » 05 Feb 2016 20:02

Mas vale que no entraron en Melilla. Repitieron las atrocidades en todos los puestos que tomaron, lo que hicieron en Nador fué de un salvajismo horroroso.
De todas formas hay que reconocer que gracias a los hombres de Abd El Kader se pudo salvar Melilla hasta la llegada de los refuerzos...porque estábamos en cuadro. A duras penas se podía defender el perímetro de la ciudad.
Otra mas para la lista de despropósitos y que no hacer en zona de guerra.
En la guerra civil los soldados musulmanes de las mehalas, Harkas y regulares tampoco es que fueran unos santos y repitieron atrocidades. Uno de mis abuelos que combatía en una division Navarra del ejército Nacional hablaba pestes de ellos y tuvieron varios encontronazos con heridos e incluso algún muerto...y eso que eran del mismo bando.
Un saludo

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3956
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor Brasilla » 05 Feb 2016 21:20

[quote]Tuareg escribió

Habían muchos militares críticos de como se estaba llevando esa guerra y tras el desastre, Alfonso XIII y los políticos, culparon a los mandos militares. primo de Rivera dio el golpe de estado y organizó el desembarco de Alhucemas, finalizando la guerra. - /quote]


Tengo que disentir en algo, Primo de Rivera no quería continuar la guerra de Marruecos, y si entró a realizar el desembarco de Alhucemas (el primero de la historia actual) no fue por su gusto, pero era la única forma de que sus compañeros siguieran respetándolo ya que en el Ejercito de Africa existía muy mal ambiente respecto al abandono de esa parte de Marruecos.

Respecto del mal ambiente sobre como se estaba llevando la guerra, no hay mucho que decir, ya que se malgastaban los recursos en otras cosas, y la corrupción existente en la clase política y en la militar de aquella época no era menor que la actual, pero los más críticos eran precisamente los militares de las guarniciones de la península, que no estaban de acuerdo con el sistema de ascensos por méritos de guerra, pero tampoco querían ir a luchar a Marruecos.

Por otra parte es cierto que al final la culpa se la echaron a los muertos, pero los principales culpables evidentemente fueron tanto Berenguer, como Silvestre y el mismo Alfonso XIII, amén de algún otro que me dejo por ahí, pero como siempre pagaron los pobres soldados de reemplazo y los oficiales que cumplieron con su deber

En fin el tema da para un hilo por si solo, tanto la campaña en si misma, como todo lo que ocurrió posteriormente, y que ayudo a que se gestaran otras más de todos conocidas.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3956
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor Brasilla » 05 Feb 2016 21:34

La historia del levantamiento de las kabilas rifeñas pasará a los anales militares españoles, no solamente como una vergüenza sin precedentes para nuestro ejército y nuestra nación, sino como un alarde de improvisación e incompetencia supina por parte del generalato y de los poderes de la época. La logística era penosa, la calidad del mando rayaba con la obscenidad, salvo de capitán para abajo y algunas honrosas excepciones por arriba. El armamento era una suma de segunda mano al por mayor, comprada a los arsenales en paro a la conclusión de la Gran Guerra. Y nuestra presencia allá, una ruina sin paliativos. En definitiva, un esperpento. Cuando a los generales Silvestre y Navarro se les ilumina la bombilla, ya es tarde. Una mayúscula ofensiva de chilabas color tierra, camuflaje ideal para la ocre tierra rifeña, aquello mas parecía un hormiguero humano de cabreo creciente que un desprendimiento de tierra de los habituales en la zona y, además, se acercaba inexorable arrollando todo en su camino.

Varios factores dieron lugar a la masacre de once mil hijos de España

No hubo una mínima empatía durante aquellos trágicos días hacia los sitiados por hambre y sed. La toma de decisiones serias al más alto nivel,brillaba por su ausencia. Los aislados campamentos y destacamentos que estaban mas profundamente incrustados en el Rif fueron literalmente volatilizados por aquellas hordas de los más descalzos del Islam.

Los defensores dependían de ellos mismos y eran pocas las cartas que les quedaban por jugar. La incompetencia del alto mando, más centrado en llevar las botas relucientes que en proporcionar un calzado adecuado a la tropa, que cuando no iba descalza lo hacia en alpargatas; la corrupción rampante en la intendencia de la época, la ligereza en la planificación de los operativos, que se asemejaba a una puesta en escena de soldaditos de plomo en medio de un idilico mapa de situacion; una confusa mezcla de oficiales valientes obligados a codearse con otros dados a poner tierra de por medio en los momentos determinantes, y una serie de trágicas y disparatadas decisiones, sumadas a una incompetencia supina en la cúpula de mando, dieron lugar a la masacre de once mil hijos de España en uno de los episodios militares más vergonzosos de nuestra nación.

Reivindicar a las victimas de aquella aniquilación que prefirieron afrontar las responsabilidades inherentes a su uniforme y juramento a sabiendas de la oscura puerta que se abría inapelable para ellos, es el deber de la memoria que sólo busca aclarar lo que ocurrió en aquel luctuoso suceso ante las generaciones posteriores, gracias al sacrificio de quienes permitieron que a través de su renuncia, otros pudieran vivir.

El genio de Abd El-Krim

Para el ABC, todo se reducía a unas escaramuzas sin consecuencias mientras que para La Vanguardia la salvaguarda de los hijos de Cataluña era prioritaria, alentando amotinamientos para evitar aquella incesante sangría que devoraba en el protectorado español a millares de jóvenes en un secarral baldío que era mas un callejón sin salida que una opción de futuro.

Pero el Alto Estado Mayor, si sabía y era plenamente consciente de la escabechina que los cabileños del Rif y su líder estaban ocasionando a los bisoños soldados españoles. Se recibía información contrastada de la precariedad de las posiciones y blocaos que uno a uno iban cayendo sin remisión ante los ataques de los bien entrenados integrantes de las Harkas y la excelente y meticulosa planificación e impecable ejecución que demostraba su líder incuestionable, Abd el Krim. Lo mas destacable de aquellos dias en lo que a socorro se refiere a los sitiados, eran las barras de hielo que desde el aire se arrojaban sobre las posiciones de los condenados por la incompetencia de sus superiores.

Abd el-Krim no era un mentecato, ni mucho menos un soldado a infravalorar. Educado en Salamanca, licenciado en derecho y periodismo, hablaba perfectamente cuatro idiomas y era un genio militar, como lo demostraría a lo largo de la campaña del Rif y posterior advenimiento de la república del mismo nombre, aunque de efímera duración. Lo que no tenia sin duda era un concepto de lo que significaba la palabra honor. Si te daba la mano podías dar por perdido el brazo, y eso con suerte.
Sin munición, sin vituallas, sin acceso posible a fuente alguna de agua, con los aljibes vacíos, con espeluznantes cuadros de deshidratación, sólo la extrema camaradería de los que sabían que indefectiblemente iban a morir, dignificaron con un honor fuera de toda duda, aquel Apocalipsis desatado.

El sol que a diario hacia su habitual recorrido de 180º sobre las posiciones españolas repartía generosamente un infierno sin paliativos entre los sitiados por aquella turbamulta que acechaba a los desesperados que se acercaban a los cauces mas próximos a sus posiciones para aliviar aquella tortura.
Después de 48 horas de asaltos ininterrumpidos de los rifeños, sólo veinte hombres quedaban con vida

Francisco Asensi se despedía de su mujer e hijos en la estación de tren de Melilla. Una intuición trágica le asaltó. Un rumor sordo, como de una ola gigantesca, crecía imponente en el horizonte. Cerca de veinte mil kabileños iban arrasando a sangre y fuego desde Iberguiben y Annual hacia Melilla, sin concesiones. La crueldad de las ejecuciones de los soldados españoles que se rendían exhaustos ante aquella barbarie desenfrenada, era incalificable. Sólo se pueden encontrar adjetivos apropiados en un diccionario temático del horror.

Enterado este capitán de la muerte del General Silvestre y del desastre de Annual a través de los famélicos y desencajados soldados que habían conseguido huir de aquella carnicería, envía sus últimos mensajes por radio y vía óptica dando un último parte desde el Zoco el Telatza. Después de 48 horas de asaltos ininterrumpidos de los rifeños, sólo veinte hombres con la bayoneta calada de los doscientos que inicialmente albergaría la posición, quedaban con vida. Hoy, a través del informe Picasso, se sabe a ciencia cierta que nadie se rindió. Asombra y sobrecoge que nada se pudiera hacer por aquellos hombres. Quiso el caprichoso destino que a pesar de cumplir todos los requisitos reglamentarios, este capitán no recibiera merecidos honores por una forma de entrega más allá de lo razonable. Pagó con su vida los errores de otros.


La caída de la posición de Annual y más tarde la de Monte Arruit junto con otra veintena de posiciones menores nos trae a la memoria la entrega del regimiento de caballería Alcántara al mando de su comandante Primo de Rivera (hermano del futuro golpista y dictador), que con unas pérdidas al límite de la aniquilación, pudo contener los ataques de los rifeños, dando así tiempo a que la retirada no se convirtiera en una carnicería en toda regla. Cabe destacar asimismo el comportamiento de los regulares, que en un repliegue escalonada de impecable ejecución consiguieron detener aquella marea humana de las kabilas en su persecución del pésimamente entrenado y peor abastecido ejercito español, que no tenia equipamiento de nivel como para garantizar un aspecto al menos parecido al de una gran potencia. Al parecer, el sol de Cuba afectó a más de una generación.
El comandante Benitez y los suyos agotarían toda la munición existente y se defenderían en los últimos instantes en un épico cuerpo a cuerpo

Todos los pueblos entre Annual y la costa fueron saqueados e incendiados por la turba, y sus habitantes, los que tuvieron suerte, pasados a cuchillo. Informes de la Cruz Roja, de los que consiguieron sobrevivir a aquella pesadilla y de los Hermanos de La Salle, que con generosa dedicación y entrega enterraron cientos de cadáveres, hablan de salvajes torturas a quienes presentaron bandera blanca, fusilamientos en masa tras rendiciones pactadas, oficiales quemados vivos y algunos casos de canibalismo profusamente documentados.
Después de la terrible enseñanza, poco o nada se corrigió como Dios manda. El general al que se le adjudico la investigación de los acontecimientos, Picasso, era un honesto militar que solo quería descubrir la verdad. Pero eran muchos los responsables afectados por aquella vergüenza inconfesable.

Entre otras perlas, el informe prácticamente en un solo párrafo hace un análisis de profundo calado emocional y describe las infames condiciones de la tropa durante el asalto a la posición de Igueriben en los primeros días de la insurrección. Cuando ya se contaban por cuatro los días en que la sitiada guarnición aguantaba el asalto permanente y sin remisión de aquellos exaltados; las existencias de colonia, tinta e incluso orines habían sufrido una seria merma. El comandante Benitez y los suyos agotarían toda la munición existente y se defenderían en los últimos instantes en un épico cuerpo a cuerpo. Los requerimientos de provisiones y amunicionamiento, además de agua y refuerzos tan profusa e insistentemente demandados, no llegarían nunca .
Unos acabaron de esclavos, otros negociarían su rescate, otros fueron moneda de cambio en los abigarrados mercados de ganado locales

El general Silvestre, que estaba a escasa distancia en el enorme campamento de Annual, no hizo nada por socorrer a los arrojados defensores de la posición, y no solo eso, sino que unas horas mas tarde cuando ya él mismo estaba siendo sitiado, es incapaz de articular una retirada digna de tal nombre. Parece que el uniformado intentó quitarse de en medio consiguiendo finalmente dar con la tecla.

Por el camino hacia Melilla caen mas de 2.500 hombres en lo que se ha dado en llamar la “gran cacería” después de Annual. Para cuando los supervivientes consiguieron refugiarse en el único lugar que ofrecían ciertas garantías, Monte Arruit, estaban ya de vuelta sitiados. Era entonces el general Navarro quien comandaba la posición, y ya habían pasado diez días y la tropa había sufrido los estragos más indecibles. Para ese momento, previa solicitud al general Damaso Berenguer, Navarro tomaría la decisión de rendirse. Fue en vano. No lo contaron mas que sesenta supervivientes de entre tres mil masacrados. Unos acabaron de esclavos, otros negociarían su rescate, otros fueron moneda de cambio en los abigarrados mercados de ganado locales.

El Informe Picasso se encontraría con todo tipo de obstáculos. Entre otros, que había que proteger la imagen del monarca, ya deteriorada y en entredicho por algunas ligeras palabras que se parecían mas a ordenes o injerencias en el asunto militar, las cuales podrían estar en la raíz de la derrota de Silvestre en sus pretensiones por alcanzar la bahía de Alhucemas a toda costa, sin que este tomara las mas mínimas precauciones para defender y reforzar la retaguardia.
Cuando el informe compilado mordía con ferocidad los talones de los intocables de arriba, el escándalo ya estaba servido y era clamorosa la demanda de justicia. Entonces Primo de Rivera, ”casualmente”, daría su golpe de estado, que a la postre desencadenaría males mayores y tribulaciones sin cuento al pueblo español. Los responsables, para variar, se fueron de rositas y jamás serian juzgados. Es de esperar que los mas de diez mil muertos no se los encuentren en el mas allá.

Nada nuevo bajo el sol, y más de diez españoles muertos por la incompetencia, la avaricia y la corruptela de unos pocos.

Saludos, Gloria y Honor a quienes dieron su vida en aquella guerra. :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Avatar de Usuario
tuareg
Usuario Dado de Baja
Mensajes: 5777
Registrado: 14 Nov 2009 21:18
Estado: Desconectado

Re: Desastre de Annual/Arruit

Mensajepor tuareg » 06 Feb 2016 02:02

Recientemente se encontró los restos de un soldado español muerto en Arruit, estaba momificado, con una carta en su uniforme:

"Hermano de armas, si lees esto será porque yo habré muerto. Por favor, cumple la última voluntad de este soldado español que ha caído por la Patria y haz llegar esta carta a María […] que vive en Málaga en la calle […]. Sus padres se llaman Manolo y Antonia."

"Mi dulce María, nunca pensé escribir esta carta, pero lo preocupante de la situación me lleva a ello. Llevamos días atrincherados y defendiendo Monte Arruit, apenas tenemos agua y comida. Los moros nos cercan y nos hacen fuego, cada día tenemos nuevas bajas, ya sea por causa enemiga o por efecto del calor, y no tenemos medicamentos ni medios de asistencia sanitaria.

Según dicen, el General Berenguer le ha prometido a Navarro que mandarán refuerzos desde Melilla, pero la ayuda nunca parece llegar. Hay descontento y pesar entre los hombres aquí. Hay rumores fiables de que se negociará la rendición de la plaza, pero no sabemos mucho más al respecto. No sé qué pasará, hemos pasado muchas penurias en esta maldita guerra, pero como la de Monte Arruit no la he vivido. Ya se sabe como actúan los moros y tengo mucho miedo por lo que pueda pasar, estamos prácticamente a su merced y no creo que podamos resistir mucho más el hostigamiento al que nos someten.

En el campamento tratamos de animarnos los unos a los otros; por su parte, día tras día, los oficiales nos recuerdan lo que implica ser un soldado español con arengas patrióticas, pero lo que más nos reconforta, dentro de lo que se puede, es la camaradería que hacemos todos en estos difíciles momentos.

La verdad que no sé por qué te estoy contando esto, supongo que por egoísmo al desahogarme con este papel. No quiero robarte más líneas, ya que esta carta es para ti: la dulce niña de mis ojos, mi morena, mi malagueña, mi razón de vivir, mi anhelo, la estrella que me guía en las noches, la única persona por la cual suspiro día tras día y me reconforta pensar que pronto te veré, que pronto te abrazaré, que pronto te besaré y que pronto me casaré contigo. Dios sabe lo mucho que te quiero.

Aún me acuerdo de la primera vez que te vi, con aquel vestido azul, tu pelo negro azabache recogido en un coco, esos ojos verde esmeralda que son capaces de cegar más que este sol africano y convertir a cualquier hombre en estatua de sal con sólo regalarle una mirada tuya. Me acuerdo de la canasta de mimbre llena de pescado que llevabas pues venías del mercado y como yo, apoyado en la pared de la calle de mi casa, quedé absorto ante tu belleza. Te eché un piropo cuando pasaste por delante mía, no pensé que me hicieras caso, ya que tal hermosura tiene que estar acostumbrada a que te los digan, pero giraste tu preciosa cara, me miraste y me sonreíste. Bendito piropo aquel. Te pedí acompañarte a casa para hablarte por el camino y me lo permitiste.

Desde entonces fuimos inseparables, me costó que tu padre me aceptara, pero ya sabes que la insistencia siempre ha sido mi virtud. Aún me tiemblan las piernas cuando me acuerdo de aquel primer beso que te robé en la puerta de la casa de tu tía, se nos paró el mundo alrededor en ese instante. En fin, hay tantas cosas que podría contar...

Seguro que mientras lees esto estás esbozando una sonrisa. En estas líneas que llevo hablando de ti se me ha olvidado momentáneamente todo lo que estoy pasando aquí. Siempre serás mi mejor medicina y el remedio de todos mis males. Ya sabes que al comienzo de esta carta te dije que nunca pensé escribirla. Es de despedida, mi amor. Si recibes esta carta será porque yo ya no estaré.

No quiero ser egoísta y por ello te pido que no me guardes luto, que no te apenes por mí, que rehagas tu vida lo más pronto posible y que no me eches en falta pues yo siempre estaré contigo en cada momento de tu vida. Que seas muy feliz y que hagas realidad todos tus sueños, ya que los míos se cumplieron cuando me dejaste amarte. Quiero que sepas que mis últimos pensamientos son para ti y que siempre te querré y cuidaré allá donde esté.

Monte Arruit a 8 de agosto de 1921.

De tu soldadito, Pedro."

La carta está fechada el 8 de agosto, la matanza fue el 9 de agosto.


Se localizó a Antonio, un nieto de esta mujer, ha contado que su abuela, aunque se casó años después de lo acontecido en Monte Arruit, siempre tuvo en su mesita de noche la foto de un joven soldado con un rosario sujeto en la esquina del marco. Durante muchos de años, incluso ya casada y con hijos, día tras día acudía al puerto de Málaga con la esperanza de que llegara el barco que habría de traerlo.

Según afirmaciones de Antonio "mi abuelo siempre respetó a mi abuela y supo que jamás ocuparía el puesto de aquel primer novio. No obstante, fueron un matrimonio feliz".

María falleció en 1987, a la edad de 85 años. Pidió ser enterrada con la foto de su primer amor y el rosario entre las manos, lamentablemente no pudo leer esta carta.



Extraído de

http://www.libertaddigital.com/espana/2 ... 276508079/


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado