Visor IOR VALDADA TX Raider Tactical

Publicado en Visores Óptica. Por Daniel Álvarez
1454
Visor IOR VALDADA TX Raider Tactical 3-24x50

Puedes votar:

  • 5 votos, 3,60 sobre 5

Presentamos en este número la última novedad del fabricante rumano IOR VALDADA OPTICS, el TX Raider Tactical 3- 25x50. Un visor con un elevado ratio de magnificación de 8x y algunas otras mejoras que le convierten en una nueva referencia táctica para el tiro a larga distancia. Un visor de francotirador militar, duro como un tanque, que posee unas de las mejores lentes y mecánica más precisa del mercado.

Como ya hemos dicho en algún otro artículo sobre la marca, se trata de un fabricante volcado en el suministro militar, que comercializa al mercado civil los “restos” de su producción. Esto hace que no invierta un solo euro en marketing y que por tanto se convierta casi en una marca de culto para entendidos. Además, su planificación de la producción, condiciona muy mucho la disponibilidad de sus modelos de visores, por lo que es habitual que los entusiastas de esta marca esperen meses para hacerse con la referencia deseada. Son visores de precio relativamente elevado, pero personalmente creo que la relación calidad precio es de las mejores que se pueden encontrar.

 

Características estructurales

La sensación de solidez que trasmite un IOR VALDADA en la mano, no se tiene con ninguna otra marca de visor del mercado. Es un visor robusto como pocos, pensado para aguantar los abusos que se pueden dar en el campo de batalla y los envites producidos por el retroceso de los calibres más potentes. En cualquier caso y teniendo come referencia el modelo RECON, podemos decir que es un modelo bastante compacto. Su longitud es de 340 mm y su peso de 907 g, lo que significa que es 16 mm más corto y 251 g menos pesado que el RECON.

Además, a diferencia de este utiliza un diámetro de tubo algo más estándar, los 35 mm frente a los brutales 40 mm del modelo anterior. Esto último nos permite además optar a un mayor rango de anillas que las del propio fabricante. Lo que sí comparten ambos visores, es la estructura del tubo que es de una sola pieza, como se corresponde con un visor de gama alta. Lo que si volvemos a encontrarnos y es ya marca de la casa, es el perno a 45° que podemos encontrar en la base de su chasis. Cuando lo vi por primera vez me vinieron a la cabeza los primeros visores para la modalidad de bench-rest, a los que se personalizaba con un perno de estas características para bloquear el tubo erector interno.

En el caso de este IOR VALDADA, se trata de una tapa roscada que oculta la cabeza de un tornillo que sirve para regular la tensión del tubo erector. Una característica muy interesante cuando pretendemos utilizar el visor sobre calibres muy potentes, como el 50 BMG y otros, que transmiten fuertes sacudidas a la óptica tras cada disparo.

Vista cenital donde se aprecia en la torreta de altura el tornillo de puesta a cero.

 

Óptica

Este es uno de los aspectos que enamorarán a los que prueben los visores IOR VALDADA, la óptica es sencillamente magnífica. Pocos visores pueden competir con su luminosidad y nitidez. De hecho, ya lo he comentado en algún otro artículo anterior, gracias a la calidad del cristal de las lentes y los tratamientos aplicados a las mismas, la calidad de la imagen que transmite es superior a visores con un diámetro de objetivo mayor que los 50 mm que ofrece el TX Raider Tactical.

El fabricante del cristal de baja dispersión, empleado para fabricar las lentes, es la prestigiosa casa alemana Schott. Estas lentes de extraordinaria calidad se complementan con una serie de tratamientos propietarios, siendo posiblemente el más importante el denominado MC-7 Broad Band. Una tecnología patentada por IOR VALDADA que es en buena parte responsable de la claridad, nitidez y brillo de las imágenes transmitidas por la óptica.

Quiero también enfatizar, que la visión que proporciona es muy natural, con una gran fidelidad de los colores. Digo esto, porque hay muchos otros visores que utilizan la “fuerza bruta” de diferentes tratamientos para captar toda la luz posible, pero sin control. La consecuencia son imágenes “quemadas” y colores alejados de la realidad.

Lógicamente probamos el visor a las horas crepusculares, en el mismo entorno natural donde probamos el de otros fabricantes. Los resultados, idénticos a los que obtuvimos con el RECON, se puede operar o cazar durante más tiempo con él, gracias a su capacidad de transmitir la luz en condiciones difíciles. También lo probamos a diferentes niveles de aumentos, como hemos repetido otras veces, es en los niveles más altos de magnificación donde un visor muestras su debilidades y fortalezas, a 25x no aparece ningún tipo de distorsión o aberración óptica, la imagen proporcionada es de la misma calidad en todo el rango de aumentos.

Podemos considerar el TX RAIDER TACTICAL como la versión compacta del RECON.

 

Campo de visión, distancia ocular y “eye box”

Tiene un muy buen campo de visión, ya que parte de unos bajos aumentos, a 3x nada menos que 11,6 m y a 25x 1,82 m a una distancia de 100 m. Muy buenos valores que posibilitan el uso del visor en labores de reconocimiento, bien sea buscando enemigos o piezas de caza. En el caso de un uso táctico, este campo de visión nos permitirá en parte, observar el entorno del objetivo para evitar contra medidas.

La distancia ocular está en la línea de otros visores de este rango de precios, con 95 mm disponemos de suficiente margen de seguridad para disparar con comodidad sin sufrir percance alguno. Esta distancia, combinada con un generoso “eye box”, hace que este visor sea sumamente cómodo de utilizar.

 

Retícula

Tratándose de un visor táctico, como era de esperar, la retícula es en primer plano focal y graduada en MILs. Hace ya bastante tiempo que el uso de esta unidad de medida angular se ha convertido en estándar entre los operadores militares de todo el mundo, por su facilidad para realizar rápidos cálculos mentales. El diseño de la misma se denomina MP Xtreme X1 y sigue un sencillo patrón de árbol de navidad con graduación MIL-HASH que no entorpece para nada la visión por el objetivo. Además, cuenta con las ayudas numéricas justas, en cuanto a identificación de los segmentos.

Graduada en segmentos principales de 1 MILs, con subsegmentos en todos los postes de 0,5 MILs para mayor precisión, con un total de 14 mils en el eje vertical debajo del centro y otros 12 MILs en cada lado del centro en el eje horizontal. Cuenta en el centro de los ejes con un punto flotante, para facilitar la tarea de apuntar. Los gruesos postes sólidos también ayudan con la adquisición rápida de objetivos a menores aumentos, siendo también de ayuda en condiciones de baja luminosidad.

En el modelo RECON, nos quejábamos de la utilización de una ruleta sin posiciones intermedias de apagado, para regular los 11 niveles de intensidad del punto central de la retícula. Para el TX RAIDER se ha optado por un sistema de iluminación digital mediante dos pulsadores engomados sobre la ruleta de paralaje, que permiten una más fácil y rápida regulación. El visor guarda la última regulación aplicada cada vez que se enciende. Tanto el encendido, como el apagado de la iluminación, se realiza presionando los dos botones simultáneamente.

 

Mecánica

Ya sabíamos que la mecánica metálica de los IOR VALDADA es de las más precisas que podemos encontrar en el mercado de los visores tácticos y el TX RAIDER no iba a se una excepción. En 2014 en una exhaustiva prueba realizada en EEUU, en el que participaban los mejores visores tácticos, el RECON quedó en primer lugar en lo que respecta a la precisión mecánica. En cualquier caso, lo sometimos a la habitual prueba del reloj con excelentes resultados. Como sabemos el tiro a larga distancia y la caza extrema requiere de una precisión máxima, ya que cualquier error se magnifica según estamos más alejados del objetivo. El TX RAIDER es en este sentido una apuesta ganadora.

 

Torretas

Al igual que en el apartado anterior, en esta sección también hay novedades si tomamos como referencia el RECON. Por primera vez, que yo tenga referencia en un IOR VALDADA, la torreta de altura incorpora seguridad mediante un sistema de capuchón extensible. Para desbloquearla tiramos de él y para bloquearla lo empujamos hacia abajo, lo indica serigrafiado con dos flechas de colores. Personalmente creo que es uno de los sistemas más rápidos e intuitivos que hay, que ya hemos visto en algún fabricante norteamericano.

El utilizar seguridad ha tenido consecuencias en la resistencia que presenta por click, que ahora es menor que en la equivalente en el RECON o en la suya propia de deriva. Esto es algo lógico, ya que no tiene que fiar la seguridad ante interacciones accidentales a la dureza de la misma. Aun así con todo, el paso por clic es muy bueno, muy nítido en el caso de la torreta de altura. Como la torreta de deriva no tiene seguridad, el tacto en el paso por clic es mucho más duro, hay que tener en cuenta que esta torreta es siempre la más expuesta a sufrir alteraciones por roces o golpes. Con respecto a la sonoridad de los clics, esta es correcta, lo que nos permite realizar ajustes precisos en bajas condiciones de luz.

Otra característica interesante y que supone una mejora con respecto al RECON, es el sistema de puesta a cero que se ha simplificado. En lugar de cuatro tornillos, ahora solo es necesario aflojar un único tornillo en la cabeza de la torreta, reposicionarla y apretar el tornillo de nuevo. Además, es posible solicitar a fábrica cuellos o anillos adicionales BDC, donde tendremos referencias de diferentes distancias.

Que es un visor pensado para la muy larga distancia queda evidenciado con su capacidad de corrección en altura, que es de nada menos que 32 MILs. Eso se traduce en numerosas vueltas de dicha torreta, ya que es capaz de corregir 10 MILs por rotación. Para llevar el conteo de las vueltas dispone de un sistema de marcas en el cuerpo del visor. Ese sistema de control de vueltas está también implementado en la torreta de deriva que tiene una capacidad de corrección máxima de 12 MILS.

Otro elemento que es marca de la casa, es el anillo marcador auxiliar, que nos permite tener una segunda puesta a cero. Los usos son variados: para una segunda distancia, para uso con silenciador o freno de boca, para otra munición distinta a la habitual, etc.

La torreta de altura posee seguridad, tirando del capuchón se desbloquea.

 

Otros controles

Un cambio interesante que se observa en este nuevo modelo, es la posición de la ruleta de paralaje que cambia su ubicación clásica cerca de la campana del objetivo, caso del RECON, por una disposición más moderna a la izquierda del visor. Por cierto, no trae serigrafía con marcaje de distancias, más allá de señalar que comienza en unos sorprendentes 10 m. En cuanto a su tacto, tiene la dureza justa y es cómodo de operar. Como en el resto de anillos, que controlan el resto de funciones, sigue un patrón de moleteado en la periferia muy similar y que es muy efectivo.

El anillo de magnificación como acostumbra la marca, tiene un tacto algo duro, pero para su operativa además del mencionado efectivo moleteado cuenta una pequeña protuberancia más elevada para el pulgar, orientada a facilitar aún más su manipulación. Además, esta servirá de anclaje para colocar la maneta de un tercero, si así lo consideramos necesario.

El ocular tiene un sistema de corrección de las dioptrías de los denominados de enfoque rápido. Este anillo tiene una impresionante fluidez que se parece más al mando del volumen de un equipo de música que al control de un visor. Por esta razón se hecha en falta un sistema de aseguramiento para el mismo.

El anillo de magnificación trae un moleteado similar al de las torretas.

 

El sistema de anillas

Aunque para instalar el visor y realizar nuestras pruebas, utilizamos unas anillas LEUPOLD. IOR VALDADA posee unas interesantes de anillas esféricas con inclinación ajustable, que lamentablemente no llegaron a tiempo para nuestra evaluación. Entre las dos anillas existe una diferencia de altura, dependiendo de la distancia que establezcamos entre ellas la pendiente variará. Una de las anillas está marcada con la leyenda “front”, para señalar su posición cerca de donde comienza la campana del objetivo. A modo de referencia y de acuerdo al manual suministrado, señalaré que por ejemplo, que una distancia de 100 mm entre ambas anillas su pone una inclinación de 69 MOAs, mientras que 150 mm son 46 MOAs. En el manual que se incluye con ella se establecen otras referencias adicionales.

 

Resumen

IOR VALDADA vuelve a asombrarnos con una óptica de primer nivel para la larga distancia, el TX RAIDER TACTICAL 3- 25x50, que supone una evolución con respecto al modelo RECON. Conserva todas las impresionantes características de aquel y lo mejora en algunos aspectos con algunos toques de modernidad. En cualquier caso, desde mi punto de vista, el salto cualitativo más importante es la reducción de tamaño y sobre todo de peso. Algo que posiciona a esta marca minoritaria, entre los mejores visores para francotirador del mercado. Como siempre que me refiero a este fabricante, su única pega es la disponibilidad y los tiempos de espera que son excesivos.

 

Agradecimiento

Agradecemos a la armería BLACKRECON, distribuidor exclusivo IOR VALDADA para España, la cesión del material necesario para redactar este artículo.

www.blackrecon.com

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores Óptica


1454 0
Visores Óptica
  • (5 Votos)

Visor IOR VALDADA TX Raider Tactical

978 0
Visores Óptica
  • (2 Votos)

Monturas MAK

3788 0
Visores Óptica
  • (4 Votos)

Bushnell Nitro 6-24x50