• Estás aquí:
  • Visores
  • Vortex VIPER PST GEN II 3-15X44

Vortex VIPER PST GEN II 3-15X44

Visores
imagen de Vortex VIPER PST GEN II 3-15X44

Puedes votar:

  • 3 votos, 5,00 sobre 5

Traemos a nuestras páginas un nuevo modelo VORTEX de la reconocida gama Viper PST (Precision Shooting Tactical). Un producto manufacturado en Filipinas como, corresponde a la gama media de este fabricante. Su orientación es netamente táctica, aunque por sus características, como veremos a lo largo del artículo, es perfecto también para la caza en la modalidad de rececho.

 

Para analizarlo vamos a evaluar el visor de una forma un tanto diferente a lo que habitualmente acostumbramos. Primero señalaremos sus características más significativas, para después mostrar el encaje de las mismas en las actividades para las que este visor puede ir destinado a priori.

Campo de Visión
Normalmente cuando nos llega un visor hacemos una primera y rápida evaluación informal, que nos permite descubrir los aspectos más llamativos. Por ello nada más sacarlo de la caja, sosteniéndolo a mano apoyados en un murete y con el anillo de magnificación en su mínima posición (3x), enfocamos a un área habitual en el exterior de nuestras instalaciones. Fue esta la primera cualidad que nos llamó la atención, tan notable fue, que a modo de comprobación lo evaluamos con otras marcas de similares prestaciones. Algo que nos sirvió para ratificar esta primera impresión.

Vortex PST GEN II 02

Detalle de la retícula con y sin iluminación

 

Quiero señalar que esta característica en un visor no depende del diámetro de la lente del objetivo, una creencia errónea que oigo de vez en cuando entre algunos compañeros de afición. En realidad está relacionada con la distancia focal y las cualidades del ocular. El campo de visión también puede ser expresado como ángulo de visión, existiendo por tanto una relación directa entre ambas medidas, como podréis observar en una ilustración que os adjunto en el artículo. También hay que tener presente que el campo de visión es inversamente proporcional al incremento de aumentos, cuantos más empleemos menos campo de visión tendremos y viceversa.

Calidad Óptica
Es sin duda el siguiente aspecto llamativo del visor, la nitidez y claridad con la que se ven las imágenes. Algo difícil de cuantificar pero fácil de apreciar si tienes otros con los que comparar, incluso en un día luminoso como fue en el que desembalamos el producto y el del test con el rifle. Ya hemos hablado otras veces de este aspecto en los visores VORTEX, gracias al uso de un cristal de calidad de alta densidad para sus lentes, a las que aplica no sólo los conocidos recubrimientos empleados en otras marcas, sino también que suma los suyos propios patentados. Esta conjunción de calidad de vidrio y tratamientos permite una gran transmisión de la luz desde el objetivo del visor hasta nuestro ojo.

De nada nos sirve un gran campo de visión y un gran diámetro de objetivo, si no somos capaces de distinguir donde queremos impactar por una óptica deficiente. En este caso como hemos comentado anteriormente, el visor de la firma norteamericana se sitúa en un escalón superior a lo que le corresponde por precio.

Aumentos y Diámetro del Objetivo
Es una de las principales características que debemos elegir a la hora de seleccionar una óptica y que debe ir en consonancia con la actividad para la cual vayamos a emplearlo. En este caso del VORTEX que analizamos disponemos de una magnificación variable de 3-15x, lo que limitará su rango de uso para objetivos de nuestra caza mayor y humanos, a una distancia máxima sobre los 600 m. La ruleta de magnificación es de tacto correcto, aunque personalmente echo en falta un perno o protuberancia en el anillo que ayude a su manipulación, algo por otra parte que puede ser incluido recurriendo al mercado de terceros.

Algunos usuarios pueden tender a pensar que cuantos más aumentos mejor, sin calibrar las secuelas que ello conlleva. Un visor con más aumentos es normalmente un visor más grande, más pesado, más caro y que requiere de un buen apoyo para poder operar con aumentos elevados. Además en el caso de los aumentos variables, con probabilidad partiremos de un mínimo de aumentos mayor, que nos proporcionará un campo de visión más reducido.

Con respecto al diámetro del objetivo o campana, este es de 44 mm una medida intermedia que permite un muy buen compromiso entre luminosidad y tamaño-peso de la lente, sobre todo si tenemos en cuenta que el mayor parámetro en la calidad de la imagen de un visor viene dado por la calidad de sus lentes, no por el diámetro del objetivo.

Vortex Viper PST II 01

Es un visor polivalente por sus características

 

Primer Plano Focal y Retícula
Es un visor de primer plano focal (FFP) algo que junto con sus aumentos condiciona el uso del mismo. Como sabemos en este tipo de visores la retícula aumenta y decrece con los aumentos. Este tipo de tecnología nos permite calcular rápidamente la distancia de disparo conocido el tamaño de nuestro objetivo o de un objeto próximo, sin tener que usar un telémetro. Esta característica lo hace perfecto para tiros a larga distancia, donde la corrección de la caída del proyectil es crítica.

En relación con lo anterior la retícula es de tipo táctico, con la denominación EBR-2C graduada en 0,05 MRAD. Es decir que nos permite hacer correcciones precisas de 0,5 cm a 100 m, 1 cm a 200 m, 2 cm a 300 m, etc. empleando la retícula sin tener que usar las torretas. Algo crucial cuando nuestro objetivo es esquivo y es posible que solo muestre una posición de tiro adecuada durante unos segundos. Tiene ayudas de corrección en deriva para salvar situaciones de viento.

Esta retícula es iluminada con 10 niveles de intensidad intercalados con posiciones de apagado. Decir que está función está en consonancia con la calidad del resto de características, ya que los diferentes estadios de iluminación nos ha sorprendido por lo claramente que son distinguibles unos de otros. Los niveles más bajos muestran una tenue luz que en ningún caso llega a deslumbrar, pero la suficiente para distinguir la cruceta del fondo en condiciones de baja luminosidad.

Torretas y mecánica
Las torretas de tipo táctico están graduadas en MRAD, cada click de las torretas de altura y deriva son una variación de 0,1 MRAD. Decir que la dureza es la correcta con un click audible sin llegar a ser sonoro, personalmente preferiría algo más de dureza, pensando en situaciones de estrés o sensibilidad limitada en las manos, como las que pueden darse en altura debido al frío intenso. Alabar la mordiente de las ruedas de doble estriado, herencia de la serie RAZOR, que permite un agarre seguro en cualquier condición, manos mojadas, sudadas o simplemente ateridas por el frío.

Vortex Viper PST II 05

La ruleta para la iluminación de la retícula tiene 10 niveles de intensidad

 

Destacar que a diferencia de la gama más alta de VORTEX estas torretas no tienen un sistema de aseguramiento. Aunque la torreta de corrección en altura si tiene la característica marca roja serigrafiada en forma de radio en su tapa, que permite mediante un reconocimiento visual rápido averiguar la posición de la misma o efectuar giros rápidos en fracciones de cuartos o medias vueltas. Otro aspecto mejorable es la dureza de la ruleta de iluminación de la retícula. Esto es debido a la poca superficie de agarre del borde de la rueda y su posición en el lado izquierdo, el de la mano débil. La ruleta de paralaje, situada en el lateral izquierdo, ofrece la habitual fluidez sin “presets” definidos, con una gradación de 20 yardas a infinito.

Con respecto a la mecánica y después de someter a este modelo también a la prueba del reloj, como hicimos con otro modelo de esta marca en el pasado número 72 de nuestro periódico, como aquel muestra un impecable funcionamiento.

Chasis y Peso
Los modelos de VORTEX no se caracterizan por su ligereza, este pesa 797 gramos, a cambio tenemos unos visores de probada robustez. El chasis es de una sola pieza de aluminio aeronáutico, con un tubo de 30 mm y como es habitual en las marcas norteamericanas se apuesta por la rigidez estructural. Existen soluciones comparables de fabricantes europeos más ligeras, aunque personalmente prefiero un visor de este tipo, que me permite estar más centrado en la caza y menos preocupado por el trato a la óptica.

Uso para la caza en recechos
Este visor presenta grandes cualidades para su uso en la modalidad de rececho. Su amplio campo de visión (12,55 m a 3x) permite una rápida localización y fácil seguimiento de la pieza, obviando casi el uso de unos prismáticos. En esta modalidad de caza, se efectúan abates a grandes distancias, porque las piezas se muestran esquivas o a veces habitan en orografías complicadas para hacer aproximaciones. Además los animales se desplazan casi constantemente, con posiciones estáticas durante escasos segundos. Es bajo estas circunstancias donde un amplio campo de visión representa ciertamente una ventaja. En caso de algunos animales como por ejemplo los corzos, que muchas veces se sitúan en el borde de masas arboladas y de vegetación, un gran campo de visión es importante para localizar a la pieza sobre un fondo que muchas veces la camufla.

Siguiendo con el ejemplo del corzo, este animal despliega su actividad normalmente de noche o a media luz, en las fases crepusculares del día, que es cuando se alimenta. Es en estas condiciones donde la calidad óptica de un visor se demuestra. El VORTEX también en este aspecto destaca sobremanera, ya que nos permitirá visualizar con nitidez a los animales que se mueven en estas franjas de tiempo. Además complementariamente a esto, su retícula iluminada con diferentes intensidades nos ayudará a distinguir la serigrafía de la lente nítidamente sobre el cuerpo de la pieza.

Refiriéndonos a los aumentos, como hemos mencionado en los primeros apartados del artículo, los aumentos están en relación inversa a la amplitud del campo visual. Por lo que, desde mi punto de vista, el rango de aumentos de este visor (3x-15x) es idóneo para esta actividad. Digo esto por varias razones, por una parte generalmente es raro que en nuestro país se abata caza más allá de los 400 m y por otra las exigencias físicas de esta modalidad, sumado a las dificultades para servirse de apoyos a la hora del disparo, hacen difícil aprovechar más aumentos. Imaginemos por ejemplo un rececho de montaña, donde después de horas de caminata y aproximación a nuestra presa tenemos que hacer un tiro lejano. Una magnificación excesiva hace casi imposible mantener parado el rifle si estamos jadeando del esfuerzo, las pulsaciones son elevadas y la adrenalina está a tope.

Ya que hablamos de su uso en caza y teniendo en cuenta que esta óptica es perfectamente válida, como señalábamos hasta los 600 m, en condiciones ambientales ideales, debemos utilizarlo en conjunto con el calibre y munición adecuados. Sin olvidar las velocidades terminales a esas distancias máximas, para lograr una correcta expansión del proyectil en el tipo de caza a abatir.

La tecnología de primer plano focal junto con la una retícula de tipo táctico y la medición en MRAD, hacen que calcular la distancia y por tanto la caída del proyectil sea una tarea relativamente fácil y rápida. Continuando con el ejemplo de la caza del corzo, seguramente alguno de nuestros lectores aficionados a recechar a este animal, habrá vivido algún episodio en el que esta presa le habrá detectado e iniciado la carrera de huida para instantes después pararse en seco, creyéndose a salvo y debido a su curiosidad, teniendo entonces una oportunidad para abatirlo en esos escasos segundos.
Finalmente un apunte respecto al peso del visor, este es sin duda algo pesado para recechar, aunque a cambio tenemos un visor extremadamente sólido. Algo a valorar teniendo en cuenta que la práctica del rececho es de las modalidades de caza, que debido al porte en movimiento del arma y condiciones orográficas, más se presta a sufrir alguna contingencia.

Uso para francotiradores policiales
Vamos a referirnos ahora a sus cualidades aplicadas al mundo de los francotiradores policiales. Para ello nos serviremos de la información contenida en varios anuarios Police Sniper Utilization Report. Estos informes son elaborados por la American Sniper Association desde el año 2005. En los mismos se compila estadísticamente la experiencia de un gran número de equipos SWAT de francotiradores, que colaboran rellenando una encuesta anual. Estos anuarios nacieron con el objetivo de mejorar la formación de estos profesionales, gracias al conocimiento de los escenarios reales a los que se enfrentaban todos ellos. Nosotros los utilizaremos para confrontar algunos aspectos de estos escenarios con las características de este visor de VORTEX.

Al igual que en el caso de la caza, un amplio campo de visión a bajos aumentos permite sobre todo realizar labores de vigilancia y protección, desde la posición de tiro asignada. Durante la operación policial podrá ser necesario identificar objetivos en diferentes operaciones, incluyendo muchedumbres de gente.

Estadísticamente el 95% de las intervenciones de los SWAT norteamericanos se produce en situaciones de baja luminosidad, incluso algunas de las cuales requieren de visión nocturna. Como en el caso de la caza es aquí donde el VORTEX destaca, gracias a la calidad de su óptica y a su retícula iluminada. Quiero insistir en que tiene mayor peso unas lentes de calidad que un diámetro de objetivo sobredimensionado.

Vortex Viper PST II 03

Las torretas tienen un buen tacto herencia de la serie RAZOR

 

Recordemos que pueden producirse pérdidas de luz superiores al 5% por cada paso de la misma a través de cada lente, en ópticas con tratamiento y/o calidad de vidrio deficiente. Un diámetro de campana de 44 mm ofrece la suficiente entrada de luz, manteniendo el visor cerca del eje del cañón, sin necesidad de sobre elevarlo con unas anillas especiales y por tanto evita el tener que usar una culata o accesorio que proporcione una carrillera especial.
Si hablamos sobre el número de aumentos, la medida de (3x-15x) es perfecta ya que la distancia media de enfrentamiento de un francotirador SWAT son unas asombrosas 51 yardas, es decir tan solo 47 m aproximadamente. Aunque es cierto que en anuario estadístico se recogen incidentes calificados como excepcionales a 187 yardas (171 m) y 400 yardas (366 m), distancias estas para las que el rango de aumentos del visor analizado es perfectamente solvente, como hemos podido ver en el caso de la caza. Por otra parte el uso del rango más alto de aumentos generalmente resulta más utilizable en esta actividad, por la preparación previa de posiciones y uso de bípodes. Aunque es cierto, como se recoge en el informe, que también podemos encontrar situaciones de tiro improvisadas relativamente cercanas, que requieren de una acción rápida.

La tecnología de primer plano focal es consustancial al concepto de francotirador, donde el abatimiento de objetivos de forma rápida y eficaz es su razón de ser. Son situaciones donde el objetivo solo está disponible durante escasos segundos y muchas veces no existen segundas oportunidades por la existencia de rehenes.

Con respecto a las características físicas del visor y más concretamente su peso, este es un aspecto aún menos significativo que en el caso de la caza a rececho. Lógicamente por el hecho de que los francotiradores desarrollan su labor desde posiciones a los que son trasladados y la mayoría de las veces están en situación de espera, hasta encontrar una ventana de oportunidad.

Resumen

Estamos ante un visor eminentemente táctico con una clara vocación de francotirador policial, pero que es perfecto para aquellos cazadores amantes del rececho. Su calidad óptica, aumentos, retícula iluminada   y primer plano focal lo hacen ideal para situaciones que requieren rapidez de acción aun en condiciones de luminosidad limitada.

Agradecimiento

Queremos agradecer BCN Outdoor, distribuidor exclusivoVORTEX para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.bcnoutdoor.com

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Visores


10498 3