• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Smith & Wesson M&P10 Performance Center

Smith & Wesson M&P10 Performance Center

Publicado en Arma larga. Por Daniel Álvarez
2304
Rifle semiautomatico Smith & Wesson M&P10 PC

Puedes votar:

  • 5 votos, 5,00 sobre 5

Semiautomático con precisión de cerrojo en 6,5 Creedmoor

Analizamos en este artículo un rifle que está dando mucho que hablar entre la comunidad de tiradores deportivos, cazadores y operadores en EEUU. Se trata del Smith & Wesson M&P10 Performance Center, un rifle semiautomático basado en la plataforma AR-10 en calibre 6,5 Creedmoor, que hace de la precisión su bandera. Aprovechando las cualidades de precisión inherentes a dicho cartucho, los artesanos del Performance Center (PC) personalizan un rifle estándar en busca de la máxima precisión.

El resultado es un arma que, con munición adecuada, es capaz de obtener agrupaciones de cinco disparos por debajo del MOA. Algo extraordinario, si consideramos que nos estamos refiriendo a un rifle semiautomático operado por gases. Esto ha motivado que en EEUU sea una de las armas preferidas para la división “Gas Piston” de la modalidad Precision Rifle Series (PRS), recién implantada en España, donde se premia la combinación de precisión y velocidad. Además, aunque es un poco más pesado de lo que se espera de un rifle para recechos, cualidades no le faltan para proporcionar un magnífico desempeño en el ámbito cinegético.

El cartucho es 6,5 Creedmoor es actualmente uno de los preferidos entre los tiradores de larga distancia en EEUU. Su impresionante precisión, trayectoria plana, alcance, dulzura en su retroceso y compatibilidad con los cargadores del .308, lo han convertido en más que un calibre de moda. Se dice de él que tiene la balística de un .300 Win Magnum y menos retroceso que el .308 Win. Es por ello, que no es de extrañar, que el Performance Center se haya decidido por este calibre para crear un rifle semiautomático de precisión. Desde el 2016 se ha producido un aluvión de nuevos rifles para este cartucho por diferentes fabricantes, algo que ha tenido una consecuencia importante en la actualidad y es que el 6,5 Creedmoor es el segundo cartucho más vendido por Hornady, sólo por detrás del .223. Por cierto, ya lo analizamos en profundidad hace unos meses en otro de nuestros artículos.

A continuación, pasamos a desgranar todas las características y funcionalidades del rifle, como habitualmente hacemos en nuestras evaluaciones.

Performance Center (PC)

Este es un término o a veces acrónimo, que podemos ver incluido en la denominación de varias armas del gigante norteamericano Smith & Wesson. Para los que no lo sepan, el Performance Center es donde la tecnología moderna de fabricación de armas, se combina con la artesanía más tradicional. Físicamente se trata de una pequeña área de fabricación acotada, en el interior de las instalaciones principales de producción. Los armeros artesanos de ese centro, se especializan en llevar las armas de producción al siguiente nivel en términos de estética, fiabilidad y precisión.

 

Su precisión y ergonomía lo hacen una opción perfecta para la división "gas piston" de PRS

La gente del PC selecciona, de las líneas de producción diferentes armas, tanto rifles como pistolas y revólveres, luego deciden cómo pueden crear versiones de alto rendimiento de las mismas, al aplicar piezas mejoradas y procesos de fabricación personalizados, muchos de ellos manuales. El resultado son armas de alta tecnología, prácticamente artesanales, con un alto rendimiento y fiabilidad.

El M&P10 como base

Como hemos señalado en el apartado anterior, el PC selecciona armas de diferentes líneas de producción y les introducen numerosas mejoras. En este caso, el rifle base para la creación del Smith & Wesson M&P10 PC, es el M&P10 OPTIC READY en .308 Win. Este último no puede estar a la venta en nuestro país por cuestiones de legislación, ya que ese calibre está prohibido en configuración semiautomática.

 

 

La base sobre el que se ha desarrollado el M&P10 PC es el modelo Sport

El rifle parte de los mismos componentes básicos que cualquier M&P10. Los “upper” y “lower” están fabricados en aluminio 7075-T6 y tienen un acabado negro anodizado para proteger la superficie frente a corrosión y arañazos. El ajuste y acabado del rifle son muy buenos. La parte superior se acopla con el receptor inferior sin un ápice de bamboleo y no se perciben ruidos tipo “sonajero” en el arma. El cerrojo, la toma de gases y la aguja percutora están tratados con cromo.

Es desde esta configuración básica, sobre la que en el PC irán sustituyendo componentes y realizando mejoras, cuyas características detallamos a continuación.

Dimensiones y peso

La longitud total del arma es de 1003 mm (39,5”). Con el respecto al peso del rifle este es de 4,10 Kg, como he comentado en la introducción, no es un rifle ligero. Ha sido diseñado para ser una plataforma sólida y estable, cuyo objetivo primordial es colocar proyectiles de forma precisa a larga distancia. Personalmente creo que, con una buena correa, es una opción perfectamente asumible para recechos complicados, aunque obviamente nos debe acompañar una buena forma física.

El cañón y cerrojo

Esta es la primera y más importante mejora, se cambia el cañón de contorno ligero en .308 Win y 18”, por uno de contorno medio en 6.5 Creedmoor y 20”. Este está construido en acero al carbono 4140, con un paso de estría 1:8 y estriado asimétrico de patrón ruso 5R. Como hemos señalado en otros artículos, sus principales ventajas son dos: menor rozamiento del proyectil con el ánima y mayor facilidad de limpieza de la misma. Las consecuencias de un menor rozamiento son a su vez, un menor calentamiento del cañón y en consecuencia un mantenimiento continuado de la precisión durante más tiempo y por supuesto menor desgaste a largo plazo.

Sin duda algo importante en un rifle de cadencia semiautomática, donde se repiten los tiros a mayor velocidad que en uno de cerrojo. Tampoco debemos obviar que ese menor rozamiento y generación de residuos, se complementa con el ángulo obtuso de la pared de la “cresta” con respecto al “valle”. Esta configuración reduce en sí misma también los depósitos de residuos, de lo que se deriva que el cañón también se mantiene más tiempo preciso, al pasar más tiempo hasta alcanzar el punto de suciedad que afecta significativamente a la precisión.

 

La toma de gases está adelantada, justo al borde del final del guardamanos

Este menor rozamiento se produce por el mencionado estriado asimétrico 5R, que deriva en una menor presión sobre el cuerpo del proyectil. Porque se enfrentan sobre el mismo crestas con valles y no crestas frente a crestas, como sucede en los estriados simétricos. Menos presión se traduce en menos deformación del proyectil y por tanto un vuelo más estable y en consecuencia una mayor velocidad en boca y precisión. Además, quiero señalar, a modo de aporte personal, que todos los rifles que he probado con este tipo de estriado, que han sido todos los que se comercializan hasta el momento en nuestro país, me han proporcionado siempre unas excelentes agrupaciones.

Una particularidad de este cañón, es que tiene la toma de gases más adelantada que en una configuración típica AR, esto tiene su razón de ser. Eso le da a la nube de gas caliente un poco más de tiempo y distancia, antes de que entre en el tubo de gas de retorno y vuelva al “upper” o receptor superior, para completar el ciclo de acción sobre el cerrojo. El resultado para el tirador es una sensación de retroceso más contenida y suave.

La boca del cañón está roscada con un paso de hilo 5/8×24, protegido con cubrerosca, para sujetar un freno de boca o supresor. El cerrojo y la superficie del cañón, están endurecidas y protegidas por dentro y por fuera, con el acabado Armornite de S&W. Este es en realidad un proceso de nitruro en baño de sal, que endurece la superficie del acero, lo que le otorga una mayor resistencia a la corrosión y una lubricación ligeramente mayor. Este último aspecto, se suma al diseño 5R, ayudando ambas características a proporcionar una mayor longevidad del cañón. Algo importante, teniendo en cuenta la conocida agresividad del 6,5 Creedmoor con el ánima del cañón, en términos de desgaste.

La culata y pistolete

Puede causar inicialmente cierta sorpresa, que la culata no responda a los habituales cánones de la plataforma AR, donde imperan las de tipo telescópico. Este no es un rifle diseñado para situaciones en las que un tirador normalmente ajustaría la longitud de la misma, para diferentes escenarios de tiro. No es un rifle con la orientación Close Quarter Battle (CQB), sino que, desde un planteamiento militar, sería lo que se conoce como rifle de tirador designado o “Designated Marksman Rifle” (DMR). Además de esto, desde una perspectiva de precisión pura, es obligado utilizar una culata sólida de una pieza.

Por otra parte, a este rifle le corresponde una óptica de cierto alcance, para garantizar impactos precisos. De acuerdo a las capacidades del binomio cartucho y rifle, que se encuentran ligeramente por encima de los 1000 m. Donde por tanto se impone un soporte sólido, que asegure la alineación cómoda y firme de nuestro ojo dominante con el ocular. La parte superior de la culata es ancha y bien redondeada, ofreciendo una plataforma cómoda y estable, en realidad se trata de una Magpul MOE y un pistolete Magpul MOE+.

 

La culata posee diferentes elementos de anclaje para la pertinente correa

Una de sus características estructurales es su enganche tipo lazada de 1,25” y dos orificios para correas con sistema Quick Detach (QD). Esta culata tiene un interesante compartimento interno, al cual se accede a través de una tapa que hace las veces de cantonera. Un pequeño hueco, que primordialmente se destinará a contener útiles de limpieza.

El pistolete está muy bien resuelto, exteriormente es de caucho y por tanto de tacto gomoso, pero no blando, con texturas reforzadas antideslizamiento en los lomos delantero y trasero. Esto se complementa con una sólida estructura base de polímero, que le dota de rigidez y permite habilitar un compartimento interior de almacenamiento con tapa en su base, destinado a pequeñas piezas y baterías. Además, existen en el mercado, pequeñas estructuras internas para almacenamiento ordenado, que impiden el baile interno de piezas. Un detalle significativo e interesante, es que la base del pistolete tiene una pestaña libre del recubrimiento gomoso, el objetivo es evitar enganchones por fricción en la ropa del operador. Finalmente añadir, que posee una rabera que aporta confort a la hora de empuñarlo.

 

El hueco admite diferentes chasis internos para el transporte de diferentes elementos

El guardamanos

El guardamanos es un Alpha M-Lok de 15” de la compañía Troy Industries, con nada menos que 52 ranuras, para colocar todo tipo de accesorios, que lógicamente sean M-Lok compatible. A este respecto, comentar que, con la orientación del rifle, no parece lógico que sean muchos, más allá de un adaptador para bípode y/o correa. Decir que trae de serie un riel picatinny compatible M-Lok de dos pulgadas, un elemento que permite aprovechar alguno de los accesorios que de ese sistema podamos tener. Es de formas redondeadas y de un diámetro que permite asirlo cómodamente, está pensado precisamente para las modernas técnicas de “drill” táctico o posiciones de tiro en competiciones tipo PRS.

Es de tipo flotante, lo que quiere decir que no toca con el cañón en punto alguno, lo que es una garantía de precisión. Ahora bien, no olvidemos que la toma de gases conecta el “upper” con el cañón, lo que supone un factor de inestabilidad para que el comportamiento del mismo sea el igual tras cada disparo. Las dilataciones y contracciones del cañón, toma de gases y tubo conductor, tienen sin duda su influencia sobre la precisión, ya que impiden que el cañón vibre siempre de la misma manera. Además, debemos considerar, que la mayor complicación mecánica de un rifle semiautomático, con por ejemplo las vibraciones producidas por su sistema de cerrojo, frente a un más simple rifle de repetición manual, introduce más variables a controlar a la hora de mantener la precisión.

Cuento todo lo anterior para que valoremos el trabajo del Performance Center y el logro que supone conseguir, que a través de su proceso de personalización, un rifle de estas características posea una precisión SUBMOA para grupos de cinco disparos.

Disparador y controles

El disparador es otra mejora con respecto al estándar, es de tipo competición ajustado a mano, de dos etapas con un “take-up” corto, con un recorrido de 3 mm, hasta que se encuentra con la pared del segundo estadio, que rompe muy nítida y limpiamente con un peso de aproximadamente 2,40 Kg, de acuerdo a varias lecturas de nuestro habitual medidor Lyman. El “reset” es corto y rápido, aunque no es algo especialmente crítico en un rifle de esta orientación.

Con respecto al resto de controles, todos ellos son ambidiestros, desde la palanca de retenida de cerrojo, hasta el botón de retinada del cargador y el seguro. Los controles se encuentran por tanto a ambos lados del “lower”. Como ya sabemos, también la palanca de acerrojado intrínseca al diseño AR, puede manejarse desde cualquiera de los dos lados.

 

Los controles son totalmente ambidiestros

Ahora bien, como podemos ver en las fotografías que ilustran el reportaje, la posición y la baja colocación del visor dificultan un poco la operativa con la misma. Lo ideal sería que llevase pestillos extendidos, algo que se puede añadir y personalizar recurriendo fácilmente al mercado de accesorios de terceros. Así lograremos acerrojar con un solo dedo sin mucha dificultad. Otra solución es adelantar el visor, pero sin renunciar a una posición cómoda, lógicamente esto solo es posible en visores con un buen alivio ocular y un generoso “Eyebox”, caso del BUSHNELL empleado en la prueba.

El cargador

El cargador que se suministra con el arma es metálico, con capacidad para dos cartuchos si el rifle se destina a la caza y con capacidad para cuatro si se destina al tiro deportivo. Hemos hecho una prueba con cargadores estándar PMAG de MAGPUL en calibre .308 Win y son totalmente compatibles y con un funcionamiento sin interrupciones. Lógicamente estos cargadores estaban limitados, para no contravenir nuestra legislación. Recordaros que, en la actualidad, a fecha de publicación de este artículo, los cargadores sin limitar son de venta libre, siempre que tengan por objeto el coleccionismo.

La Prueba de campo

Tengo que reconocer mi fascinación e interés particular por los rifles semiautomáticos de precisión, por lo que, para esta prueba, acudimos pertrechados con abundante munición original y recargada. La idea era realizar la prueba en dos días, una primera jornada de toma de contacto y pequeño rodaje en el campo de 100 m de BREZALES TIRO, además de otra de análisis de la precisión a 200 m, en el campo de TXORIARTE en Zambrana.

 

Empleamos munición comercial VOR-TX y recargada con puntas MATCH BURNERS

La metodología, la que usamos siempre en rifles tácticos, series de cinco disparos en seis minutos, con descansos de aproximadamente 10 - 12 minutos entre series. Para las pruebas, nos equipamos con un visor BUSHNELL ELITE TACTICAL ERS 3,5-21x50, con retícula G2 en primer plano foca. Como es habitual, la posición de tiro fue sentado tipo “bench-rest”, utilizando un banco de tiro CALDWELL Lead Sled DFT II. Las condiciones climatológicas de la prueba fueron buenas, sin viento significativo y con una temperatura que osciló entre los 6° y 12° en el campo ubicado en Álava.

Los resultados no por esperados dejan de ser sorprendentes, teniendo siempre en mente que hablamos de un rifle semiautomático operado por gases, las agrupaciones SUBMOA conseguidas durante las pruebas, ponen en valor el buen trabajo del Performance Center de Smith & Wesson. Las mejores agrupaciones se obtuvieron con la munición recargada utilizando puntas BARNES Match Burners de 140 grains, alcanzando una mejor agrupación de 0,73 MOAs a una distancia de 200 m.

Analizando la diana, como se puede observar, el disparo más alto es el primero a “cañón frío”, segundo y tercero van juntos, el cuarto y quinto siempre tienden a caer, pudiéndose corregir disparando ligeramente más alto o esperando a que enfríe el cañón ligeramente en el rango de los seis minutos establecidos en la prueba. Con esto quiero decir, que el comportamiento del cañón es sumamente predecible y es relativamente fácil mantener esta precisión. Lógicamente se puede apurar más aún, pero claro está, esto requiere una recarga más estudiada y la realización de numerosas pruebas. Sabía que el arma me iba a encandilar y no me ha decepcionado, además de un gran potencial de mejora, ofrece de las casi infinitas posibilidades de personalización típicas de la plataforma AR.

 

Con munición recargada conseguimos una mejor diana de 0,73 MOAs a 200 m

RESUMEN

La oferta de rifles semiautomáticos de precisión modernos, en nuestro país, no es tan abundante como la de cerrojos. Algo que está cambiando, gracias al impulso que está suponiendo la división “gas piston” de la nueva modalidad Precision Rifle Series (PRS). El Performance Center de Smith & Wesson, nos presenta un arma que exprime las características del cartucho 6.5 Creedmoor. Su cañón, cuidados ajustes y disparador son algunas de las variables de una ecuación cuyo resultado es la precisión. Un rifle con el espíritu de arma para tiradores designados, pero con la suficiente polivalencia como para satisfacer a cazadores, tiradores deportivos y por supuesto operadores tácticos.

Agradecimiento

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo SMITH & WESSON y BUSHNELL para España, la cesión del material necesario para la elaboración de este artículo.

www.borchers.es

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma larga


2252 0
Arma larga
  • (6 Votos)

Remington 700 ADL Tactical

2304 0
3506 0
Arma larga
  • (5 Votos)

Sauer S100 Pantera