• Estás aquí:
  • Arma larga
  • Rifle Thompson Center Compass. Precisión económica

Rifle Thompson Center Compass. Precisión económica

Publicado en Arma larga. Por Daniel Álvarez
7314
rifle de cerrojo rifle thompson center compass

Puedes votar:

  • 10 votos, 4,30 sobre 5

Precisión Sub MOA a precio asequible

Llega por fin a España uno de los rifles más esperados de los últimos años, el Thompson Center Compass. Presentado en el 2016, durante el Shot Show de ese año, causó inmediatamente conmoción en la comunidad de cazadores por su impresionante relación calidad precio. Galardonado con varios premios, la exorbitada demanda interna en EEUU ha retrasado, nada menos que casi dos años, que llegase a Europa. Realmente se trata de una variante mejorada en algunos aspectos del Venture, pero sorprendentemente a un importe inferior. El precio venta público (PVP) de catálogo es de tan solo 751 €. Aunque seguramente será posible encontrar, estas navidades, ofertas conjuntas con ópticas u otros accesorios, que lo hagan aún más atractivo.

Técnicamente, su aspecto más destacado es que sigue garantizando la mítica precisión submoa para tres disparos, heredada del Venture, siempre que se utilice munición de calidad. Además, está disponible en multitud de calibres, incluido el nuevo, pero cada vez más popular, 6,5 Creedmoor. Aunque nosotros para su evaluación nos hemos decidido por el clásico e intemporal 30-06 Springfield. A continuación, desgranamos todos los aspectos de este rifle, en nuestras habituales secciones.

Cañón

El cañón es el mismo que usa el Venture como hemos comentado en la introducción y eso como ya sabemos, es sinónimo de precisión. Thompson Center (TC) es una de las pocas compañías, junto con Remington, que están especializadas en cañones de estriado asimétrico de patrón ruso 5R. También Smith & Wesson hace uso de esta tecnología, pero precisamente porque adquirió TC en 2007. Como hemos explicado en otros artículos, la tecnología de este estriado por sí misma no hace más preciso al cañón, pero si lo mantiene más preciso en el corto y en el largo plazo.

Como sabemos, en el interior del estriado de un cañón rayado existe dos elementos, crestas (protuberancias) y valles (hendiduras). En los cañones habituales de estrías pares, se enfrentan crestas con crestas y valles con valles, mientras que en los asimétricos son crestas con valles y por tanto valles con crestas. Esto tiene como consecuencia, que se ejerza menos presión sobre el cuerpo del proyectil y por tanto menos rozamiento, cuando atraviesa el cañón.

Un menor rozamiento implica una menor generación de calor y una mayor velocidad del proyectil en boca. Además, el hecho que el cañón no se caliente en exceso, supone que se mantiene más preciso durante nuestra sesión de tiro. Cualquier tirador con una mínima experiencia, sabe que alcanzada cierta temperatura, el cañón empieza a dispersar y deja de agrupar. El hecho de que el cañón no se caliente en exceso o tarde más en alcanzar una alta temperatura, supone que se mantenga preciso durante más disparos seguidos. Desde la perspectiva del largo plazo, ese menor rozamiento significa un menor desgaste de las estrías, lo que hace que estos cañones se conserven precisos durante mucho más tiempo.

También quiero señalar, que esa menor presión sobre el proyectil, se traduce en una menor generación de residuos en el interior del cañón. Algo que viene a complementar el ángulo obtuso de la pared de las estrías con respecto al valle, que favorece la limpieza en profundidad del interior del cañón. Tengamos presente que un cañón sucio, es un cañón impreciso.

Además, este menor calentamiento, supone en la práctica que se pueden usar cañones de menor diámetro y por tanto más ligeros, pero que gracias a esta tecnología mantienen la precisión. El resultado son rifles más ligeros, como el caso del TC Compass, que tiene un peso de 3,289 Kg utilizando un cañón de acero al cromo-molibdeno de 22” en calibres estándar y algo más pesado, para calibres magnum que utilizan el de 24”. Un arma perfecta para recechar o en general para aquellos cazadores que posean una condición física limitada. Finalmente, señalar que a diferencia del modelo Venture, el Compass trae el cañón roscado protegido con cubrerosca.

 

Las tres posiciones que admite el seguro

 

Acción y cerrojo

Heredada del Venture la acción está mecanizada a partir de una barra cilíndrica de acero, una técnica constructiva sencilla, efectiva y económica. La parte superior lógicamente está preparada para admitir el roscado de las pertinentes bases, que por cierto este rifle trae de serie. Se trata de unas bases de aluminio de tipo Weaver en dos piezas, una característica que supone un ahorro adicional sobre otras armas de su segmento. En la parte posterior izquierda de la acción, se encuentra la palanca de liberación del cerrojo, que me recuerda a las de los Mauser, acompañada la palabra "COMPASS" grabada a láser.

En cuanto al cerrojo, este es marca de la casa, tiene una cabeza de tres tetones que le permiten un acerrojamiento a 60°. Esta es una característica que se agradece por dos razones, por una parte, nos posibilita realizar el ciclo de alimentación más rápidamente y por otra, nos permite hacerlo con más confianza, sea cual sea nuestro visor y sin temor a que nuestra mano tropiece con el mismo. La maneta de cerrojo tiene una combinación única de ángulos, y el pomo minimalista que trae tiene una perilla solidaria, no está roscada. Esta posee tres ranuras que contribuyen a realizar un agarre más seguro y evitar en lo posible que se pueda resbalar.

En la parte trasera del cerrojo se haya la palanca del seguro al estilo Mauser, esta tiene tres posiciones. En la posición más retrasada, el cerrojo queda bloqueado, mientras que en la posición intermedia se puede realizar el ciclo de acerrojamiento, pero el disparador permanece bloqueado y finalmente en la más adelantada, el rifle está en posición de fuego. Complementariamente a la seguridad, hay un indicador visual y táctil, que muestra cuando el cerrojo está amartillado.

Disparador

Este es otro de los valores destacados que posee el rifle, la inclusión de un excelente disparador regulable. Todos sabemos de la importancia de contar con un disparador de calidad y lo que supone con respecto a la precisión y seguridad. Digo esto último, porque es obvio que no es lo mismo estar desplazándose por el monte con un arma y estando expuestos a un tropiezo, que estar sentados en una mesa de bench-rest disparando a una diana, en un campo de tiro y con el rifle apuntando hacia delante en todo momento. Me parece importante señalar esto, porque no siempre un disparador muy ligero es lo mejor o lo más adecuado.

El disparador del Compass es de una etapa con un mínimo recorrido y sin arrastres. De fábrica nuestra unidad de pruebas venía configurado con un peso de 1,8 Kg, de acuerdo a varias lecturas de nuestro habitual medidor Lyman. Aunque es posible bajarlo, utilizando sus tres tornillos de regulación, hasta algo menos de 1,6 Kg. Obviamente también es posible endurecerlo, ya que el rango de peso va desde los 1,6 Kg hasta los 2,3 Kg aproximadamente.

Para poder realizar el ajuste deseado sobre el mismo, en peso y recorrido, previamente deberemos retirar la culata. La operación de regulación no es trivial y requiere de cierta dosis de paciencia, aunque con seguridad es algo que no harems reiteradas veces. Para ello necesitaremos de dos pequeñas llaves planas y seguir las instrucciones del manual de usuario. Una vez finalizado el trabajo, dicho manual recomienda aplicar laca de uñas a los tornillos a modo de sellador.

Culata y cargador

La culata de polímero es el único componente que delata el carácter económico del rifle, aunque tengo que decir que cumple perfectamente su cometido. Además, a pesar de lo que pudiera parecer, tiene una pequeña cama de aluminio, algo inusual en un rifle de este precio, compuesta de dos largueros y una lengüeta trasera para aguantar el retroceso de la acción. Desde luego a tenor de los resultados de la prueba de tiro, está claro que cumplen perfectamente su función de dotar de rigidez al asiento de la acción y que el cañón flote libremente.

Con respecto a su ergonomía esta es correcta pero austera, las conocidas inserciones de goma en las áreas críticas de agarre de la culata del Venture, guardamanos y pistolete, han sido sustituidas por tenues picados sobre el polímero. Tengo que decir que cumplen su cometido y no son texturas especialmente agresivas. También indicar, que tiene dos bulones estándar para poder enganchar una correa portafusil o un bípode delantero.

En cuanto al cargador, este representa una novedad de lo hasta ahora ofrecido por Thompson Center, que utiliza cargadores monohilera de polímero en otros modelos, como el Venture. En este caso utiliza uno de tipo rotativo desmontable, también en dicho material, que le permite una buena capacidad, cinco cartuchos para calibres estándar y cuatro para magnum, sin que apenas sobresalga de la culata. Es sin duda otro atributo que sorprende, cuando lo habitual es encontrarse platos de descarga o incluso culatas con cargador ciego en rifles de este precio. Un cargador siempre representa una posibilidad de recarga rápida, sobre los dos últimos sistemas mencionados.

 

El COMPASS utiliza un cargador rotatorio de calidad

 

Prueba de tiro

Al igual que otras ocasiones nos trasladamos a nuestras instalaciones de referencia en Brezales Tiro (Cantabria), para realizar la prueba de precisión del rifle. La metodología empleada la habitual para los rifles de caza. Empleamos un protocolo de tandas de tres disparos en un tiempo máximo de cinco minutos, con descansos entre tandas de aproximadamente 10 minutos. La posición de tiro fue de sentado, desde una mesa tipo Bench Rest, con un banco de tiro Caldwell modelo Lead Sled DFT II, para minimizar el efecto del tirador.

Los resultados fueron los anunciados por el fabricante y que por otra parte cabía esperar, a tenor de la prueba que realizamos a su hermano mayor el Venture. Durante la sesión de evaluación, disparamos dos cajas de munición encamisada con punta de polímero del 30-06 Springfield, de Remington Premier ACCUTIP con puntas de 180 grains. Durante la sesión, en la que no hubo incidencias climatológicas significativas, obtuvimos una mejor diana de 0,78 MOAs.

RESUMEN

Thompson Center ha hecho una apuesta realmente fuerte, con este modelo Compass en el segmento de los rifles de caza económicos. Pocas alternativas existe en el mercado, que ofrezcan un rifle con este nivel tecnológico, ligereza y precisión submoa, por tan solo 751 €. Además, está disponible en los calibres más usuales empleados en nuestro país, incluyendo el novedoso 6,5 Creedmoor. En definitiva, un rifle que auguro se convertirá en un superventas en nuestro país, como lo ha sido en EEUU, desde luego argumentos no le faltan.

Agradecimiento

Agradecemos a BORCHERS, distribuidor exclusivo Thompson Center para España, la cesión del material necesario para la elaboración del presente artículo. www.borchers.es

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma larga


2022 1
Arma larga
  • (4 Votos)

Bushmaster .450 Thumper

3200 2
Arma larga
  • (7 Votos)

Remington 700 NRA American

4562 0