• Estás aquí:
  • Arma blanca
  • Machete. La fusión arma herramienta

Machete. La fusión arma herramienta

Publicado en Arma blanca. Por Daniel Álvarez
7634
portada machete

Puedes votar:

  • 6 votos, 4,17 sobre 5

El machete, sus orígenes y tipos

Siempre he mantenido que el problema de la violencia de una sociedad, nada tiene que ver con su facilidad al acceso a las armas de fuego o a las armas blancas. En tanto en cuanto que se trata un problema de conducta, de aquellos individuos que deciden cruzar la línea que separa a los hombres honrados de los criminales. Quien quiere delinquir, dará un uso perverso a cualquier tipo de objeto que tenga a su alcance para cometer la acción criminal. Un ejemplo perfecto de herramienta de uso cotidiano, que pasa a ser un arma con capacidad letal, es el machete.

¿Pero que hace al machete tan perturbador cuando pensamos en él en términos de arma blanca? Desde luego, desde mi punto de vista, hay otros objetos que pueden convertirse en armas blancas y ser más efectivos. Pensemos por ejemplo en un picahielos, su capacidad de apuñalar hace más fácil y rápido acabar con una vida, que con un arma de corte puro como es el machete, que requiere bastante más pericia para provocar una muerte rápida.

Lo que hace a esta herramienta agrícola tan inquietante, es su capacidad de infligir grandes heridas y amputaciones. Además, su utilización como arma emblemática en los conflictos africanos para crear el terror entre la población y su uso por asesinos en serie de ficción, como por ejemplo Jason Vorhees, en algunas películas del genero de terror, han agrandado su leyenda maldita de arma truculenta y de pesadilla.

Orígenes

Una herramienta tan simple en su diseño y con tan amplia implantación, siempre es difícil de ubicar en cuanto a sus orígenes. Aunque hay cierto consenso entre los historiadores de armas blancas, que en su desarrollo influyeron el hocino y el bracamarte. El hocino es una herramienta agrícola, más pequeña que una hoz, usada durante mucho tiempo en la agricultura en toda Europa. Utilizada para cortar materiales leñosos pequeños, como arbustos y ramas, de uso muy común en los países vitivinícolas de Europa. En algunos lugares, se desarrolló localmente, como en China, India y Japón, o fue introducido por colonos europeos, como en América del Norte y del Sur, Sudáfrica y Australia.

El bracamarte fue una espada corta, empleada en la Edad Media, de un solo filo y curvada en la parte superior, cerca de la punta. En castellano antiguo recibía el nombre de cuytelo, o sea, "cuchillo", simplemente. Fue un arma ampliamente usada en la Edad Media por la infantería, la tropa, y no por nobles u oficiales. Se podría pensar que por este hecho aún debería haber muchas de ellas en la actualidad, como testimonio de su popularidad, lo cual no es cierto. Quedan solo unas pocas, de épocas distintas y con variaciones notables. Esto es debido a que las armas de infantería pertenecían a la infantería como institución, y al cumplir su servicio muchas son dadas de baja, siendo destruidas. No así las armas de la nobleza, que permanecen como recuerdo familiar, sobreviviendo generaciones.

 

Bracamarte de la Edad Media antecesor del machete

 

Cuando los países europeos comenzaron a establecer colonias para la producción agrícola en el siglo XVI, las herramientas como los machetes eran absolutamente necesarias y debían servir para múltiples propósitos: no solo cortar la caña de azúcar, sino también como cuchillos, hachas y también a veces como armas.

Definición y construcción

Un machete es una herramienta de corte de hoja ancha, que puede ser utilizada como arma blanca, con un largo mayor que el de un cuchillo, pero menos que una espada. Etimológicamente es una palabra de nuestro idioma que es un diminutivo de “macho”.

La hoja de un machete puede variar en longitud, en esto tiene mucho que ver la variante de que se trate, pero por lo general, se encuentra entre los 254 mm (10”) a 610 mm (24”). La forma de la hoja puede ser recta o curva y también puede tener diferentes grosores. Lo que sí tienen en común todos ellos, es que se trata de grandes cuchillos de espiga completa o enterizos. Tiene un mango que también difiere en forma y tamaño según el origen y la propia longitud de la hoja.

Un machete básico consiste en tres partes elementales: hoja, mango y funda. La hoja está fabricada principalmente en acero al carbono, fácil de afilar, ya que es una herramienta de uso intensivo que sufre grandes impactos y requiere longevidad. Es habitual el empleo del acero al carbono de grado 1050 a 1095, ya que estos últimos son los mejores para darle un buen resultado y también son muy cómodos para afilar en medio del campo.

Por esto último, suelen tener un revenido más suave que el de otros cuchillos grandes. Se evita el uso del acero inoxidable, a no ser que se le añada carbono, por resultar demasiado quebradizo para los usos propios de esta herramienta. En cualquier caso, existen otras aleaciones empleadas para machetes con usos específicos, aunque son menos habituales. El mango está hecho de madera, plástico, caucho y materiales compuestos.

La vaina es un componente vital de un machete, entre otras cosas, porque al tener un filo tan grande requiere de un sistema que proteja al usuario durante su transporte. Para la fabricación de esta funda se utilizan diferentes tipos de materiales. El cuero, los plásticos y diversos polímeros elásticos se utilizan ampliamente para hacer las piezas de fundas resistentes.

Hay muchos países que producen machetes y desde muchos de ellos se exportan a todos los rincones del mundo. Los Estados Unidos, Colombia, China, Nepal y algunos otros son grandes productores. Aunque es Colombia, quien es el primer exportador de machetes del mundo.

Machete vs hacha

Cuando se habla de grandes herramientas de corte, es casi inevitable que surjan comparaciones entre unas y otras. Una de las que siempre entra en consideración es el hacha, como herramienta competencia del machete. Pero un machete siempre ofrecerá mucha más versatilidad que un hacha. Esta última es una excelente herramienta, pero su uso se circunscribe o está limitado en gran medida, a cortar objetos sólidos y firmemente sujetos. El hacha se sirve de su peso para cortar tales objetos.

Por contra, el machete tiene menos peso y se basa más en su capacidad de cortar y encima hacerlo a mayor velocidad. Menos potencia y más velocidad, son sus cualidades frente al hacha. Un machete es mucho más versátil, puede lograr lo mismo que un hacha, aunque en algunos determinados trabajos pueden tardar más. Solo en el caso, que la tarea sea principalmente cortar troncos o la lucha medieval contra una armadura, entonces será mejor un hacha.

Usos del machete

Los machetes tienen una amplia variedad de usos en todo el mundo. Puede ser muy útiles en tareas de jardinería, para usos agrícolas o con fines de exploración selvática. También puede ser muy efectivo como herramienta generalista cuando vamos de acampada, como herramienta de supervivencia, de caza o incluso de pesca. Esta versatilidad se debe a que está disponible en una extensa gama de formas y tamaños, difícil será que no encontremos uno que se adecue a nuestras necesidades.

Aunque tampoco debemos olvidar que forma parte de la dotación de algunas unidades militares de varios ejércitos, con un uso dual definido, herramienta y arma. De hecho, hay técnicas marciales de uso de esta arma, que sabiéndola usar es realmente resolutiva. Por ejemplo, el Kukri no deja de ser un machete especializado, utilizado por los temidos Gurkhas, que prestan servicio en el ejército británico e indio. Estos deben su temida reputación precisamente a la brutalidad con la que emplean esta arma.

 

El machete fue el triste protagonista del genocidio de Ruanda

 

Tampoco, debemos olvidar su participación en numerosos levantamientos campesinos o su empleo como arma de tortura y supresión por tropas irregulares. En el primer caso me viene a la cabeza, la batalla de La Habana, cuando Gran Bretaña invadió Cuba, los campesinos de la región lideraron ataques de guerrilla contra el ejército británico con sus machetes, los mismos que utilizaban para cortar caña de azúcar. Además, el machete fue el arma simbólica cuando comenzaron su guerra de liberación entre 1868-1898.

En el caso de tropas irregulares, los Tonton Macoutes creados en 1959 son un buen ejemplo, estos actuaron durante la dictadura de los Duvalier en Haití. Las señas de identidad de estos paramilitares adscritos al régimen, que por cierto en criollo se traduce por “hombres del saco”, eran sus gafas oscuras y sus machetes agrícolas, empleados habitualmente también para cortar caña de azúcar. Los utilizaban con habilidad para torturar a sus víctimas y exponer sus cuerpos mutilados en lugares públicos de máxima concurrencia. Su brutalidad con esta arma y las leyendas sobre el supuesto uso de la magia negra, hicieron de ellos un arma de represión del régimen de gran eficacia.

No podemos olvidar en este apartado al Genocidio de Ruanda (1994), donde la raza Hutu exterminó aproximadamente a 800.000 Tutsis, el 75% de la población de esa etnia. En estas masacres, el machete tuvo un papel protagonista, en tanto en cuanto que fue el arma más empleada durante las mismas. Una técnica habitual consistía en amputar las extremidades y los genitales del individuo, para que muriese desangrado lentamente. Había gente que pagaba para que les pegasen un tiro, en vez de ser asesinados con un machete. «Pagar por tener una buena muerte...».

Otro episodio macabro donde agrandaría su reputación, como arma truculenta de tropas irregulares, fue durante la Guerra Civil de Sierra Leona en los 90. Durante la misma, las tropas rebeldes acostumbraban a amputar con sus machetes, brazos y manos de los habitantes de las aldeas que encontraban en su camino.

Finalmente una curiosidad, la bandera de Angola es la única del mundo que tiene como parte de su carga o símbolo un machete. Este es de color amarillo, se compone de un engranaje entrecruzado con un machete y una estrella. El engranaje representa a los trabajadores industriales, el machete a los campesinos agricultores y la estrella el progreso y la solidaridad internacional.

Tipos

Como decíamos en la introducción esta herramienta ha tenido gran difusión en diferentes continentes. Dentro de ellos, cada país la adaptado a su cultura e incluso cada localidad dentro del mismo, ha reinterpretado el diseño según sus productos agrícolas y su entorno natural. Esto hace que los diseños sean muy variados. Pondremos como ejemplo, el Tsakat, que es una de las herramientas utilizadas en la parte sur de Armenia. Esta tiene la forma más adecuada para eliminar una gran cantidad de plantas que producen moras, muy abundantes en esa región. Señalaremos a continuación algunos de los tipos más significativos.

Panga o Tapanga

La Panga o algunas veces llamada Tapanga, se usa ampliamente en el sur y este de África. El nombre puede tener un fondo etimológico del idioma swahili, pero no está relacionado con el pez Panga. Esta hoja mide aproximadamente de 406 mm (16”) a 457 mm (18”) de largo y en la parte anterior o punta es bastante ancha. El hecho de añadir peso en la punta, como sucede en otras armas blancas, como por ejemplo la espada kilij turca, le dota de un gran poder de corte por las inercias que produce.
Históricamente esta herramienta ha participado en muchos levantamientos y revueltas en África. Esta es el arma del genocidio de Ruanda o Sierra Leona que antes citábamos.

Bolo

El Bolo se inventó en Filipinas, donde esta herramienta es de uso cotidiano en entornos rurales. Su forma es algo similar a la Panga, pero tiene una barriga hinchada justo antes de la punta, para como hemos visto en otros modelos, ser más eficiente en el corte. Como en el resto de machetes, existe numerosas variantes en el diseño, si tienen algún uso específico.

 

Bolomschete filipino una herramienta de uso cotidiano

 

Estas variantes incluyen el más largo y más puntiagudo ITAK, destinado para el combate. Este se utilizó durante la Revolución Filipina contra las autoridades coloniales españolas, y más tarde se convirtió en un arma distintiva de los guerrilleros en la Guerra filipino-estadounidense. Los filipinos continúan utilizando el bolo para las tareas diarias, como limpiar la vegetación y cortar varios alimentos grandes. Existe un arte marcial con el bolo practicado por los pueblos indígenas.

Este machete fue el causante de la aparición de la pistola 1911 y del calibre .45 ACP, como hemos explicado en algún otro artículo. Loa atroces atentados a oficiales norteamericanos por parte de moros juramentados fanatizados y drogados, con sus bolo machetes, es parte de la historia de las armas de fuego.

Parang y Golok

El Parang y el Golok son herramientas similares de forma, pero con diferente origen geográfico. El Parang es típico de Malasia, mientras que el Golok es más corto y propio de Indonesia. Estos machetes se caracterizan por utilizar hojas cortas, gruesas y de filo convexo, que tienen una gran capacidad para cortar la vegetación gruesa, haciendo menos probable que la hoja se atasque en la madera verde que con los machetes de bordes planos. El Parang es también utilizado para hacer viviendas, muebles y construir a su vez otras herramientas.

 

El Golok indonesio es una herramienta especializada en cortar vegetación gruesa

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, los parang protagonizaron la llamada revuelta de Jesselton (1943) contra la invasión japonesa del Bormeo británico. Donde la etnia china local y los pueblos índígenas atacaron a las tropas invasoras utilizando sus parang, lanzas y kris.

Kukri

El kukri o khukuri es un cuchillo curvo nepalés de imponente aspecto, que como el resto de los modelos aquí analizados, tiene un origen como de herramienta que también ha derivado en arma. Es famoso por ser de dotación y formar parte del escudo de armas de los temidos gurkhas. que forman parte del ejército británico e indio.

Técnicamente se trata de cuchillo-machete con una longitud aproximada de unos 300 mm de un solo filo, dotado con un lomo grueso de alrededor de 5 milímetros. Es un arma complementaria al equipamiento habitual del soldado y empleado con especial habilidad en las situaciones de lucha cuerpo a cuerpo.

RESUMEN

El machete es posiblemente una de las herramientas / armas blancas más inquietantes que existen. Su capacidad de infligir profundos cortes y amputaciones, hacen de ella un arma temible, que ha servido para crear un halo de terror alrededor de las fuerzas regulares e irregulares que han hecho uso de la misma.

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Arma blanca


11724 0
7634 0