Mercenarios del siglo XXI: en el corazón de la nueva guerra

Mercenarios del siglo XXI: en el corazón de la nueva guerra

Militar
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
Mercenarios del siglo XXI: en el corazón de la nueva guerra
Combatir por dinero. Esta es la esencia del mercenario, una figura bélica que ha vuelto a cobrar protagonismo en el siglo XXI. Sus orígenes son tan antiguos que se remontan a la histórica civilización egipcia, aunque la etapa de mayor esplendor de los mercenarios tuvo lugar a partir de 1960.
Mercenarios del siglo XXI: en el corazón de la nueva guerra
R. F. (armas.es) (04/08/2008)
Contratistas de seguridad
Combatir por dinero. Esta es la esencia del mercenario, una figura bélica que ha vuelto a cobrar protagonismo en el siglo XXI. Sus orígenes son tan antiguos que se remontan a la histórica civilización egipcia, aunque la etapa de mayor esplendor de los mercenarios tuvo lugar a partir de 1960. En aquella época, los soldados de fortuna invadieron masivamente numerosas regiones del continente africano, buscando una forma diferente de ganarse la vida y luchando casi exclusivamente por dinero. Posteriormente, la actividad mercenaria decayó notablemente con respecto a los años anteriores, a excepción del episodio de la antigua Yugoslavia, donde los mercenarios volvieron a ser protagonistas. Ahora, en pleno 2008, el soldado de fortuna vuelve a estar más de moda que nunca. Y es que los conocidos como “contratistas" copan cada día la actualidad internacional por sus intervenciones en los actuales conflictos armados.

Armor Group International, Kroll Securtity, Task International, o Global Risk son sólo algunas de las empresas privadas que actualmente están moviendo el mercado de los mercenarios. Sin embargo, entre todas ellas hay una que goza de mayor notoriedad y protagonismo en todo el mundo. Nos referimos a la estadounidense Blackwater, una empresa de reciente creación (1997), cuya popularidad creció como la espuma cuando en el año 2004 un equipo formado por cuatro de sus empleados fue asesinado brutalmente en la región iraquí de Faluya. Las imágenes de esos mercenarios asesinados dieron la vuelta al mundo y el nombre de Blackwater comenzó a sonar con más fuerza en la sociedad internacional. Tanto es así, que a día de hoy la firma Blackwater se ha convertido en una de las empresas más importantes y famosas de Estados Unidos. Una empresa que pertenece al conglomerado conocido como PMC (Private Military Companies).

Contratistas en pleno trabajo
Estas PMC o compañías militares de propiedad privada son las que actualmente gestionan la selección, formación y preparación de los mercenarios del siglo XXI. Como toda empresa privada, las PMC tienen sus propios empleados, en este caso denominados contratistas (“contractors" en inglés), que desempeñan un trabajo en una zona de conflicto a un precio realmente elevado. En este sentido, los salarios de los contratistas pueden alcanzar en algunos casos los 1.000 dólares diarios, una cifra muy apetitosa para un soldado de fortuna. Ahora bien, ¿está este salario absolutamente justificado?, ¿qué trabajos realizan los empleados de estas compañías para cobrar sueldos tan altos?

Las tareas que desarrollan estos nuevos mercenarios desplegados en zonas de conflicto son muy variadas. No sólo se dedican al combate puro y duro, sino que sus funciones van más allá. Por ejemplo, la actividad principal de muchos de ellos es la custodia y vigilancia de personalidades, el acompañamiento de altos cargos, el control de la seguridad de determinadas instalaciones, o simplemente la vigilancia de empresas o corporaciones privadas ubicadas en territorio hostil. Otros se preocupan de cuestiones logísticas, como por ejemplo el suministro de armas y material para el combate, y finalmente, los grupos más destacados se dedican efectivamente a “hacer la guerra". Dentro de este amplio concepto entran todas aquellas actividades propias de los ejércitos regulares, además de otros trabajos sucios más relacionados con la labor mercenaria: interrogatorios, incursiones en terreno enemigo, emboscadas, etc.

Blackwater y el resto de compañías privadas desplegadas en Irak representan la más pura privatización de la guerra. Y es que detrás de toda esta nueva proliferación de soldados de fortuna se hallan unos intereses estrictamente económicos. Es la rentabilidad bélica elevada a su máxima potencia. Esto se debe a que para un Estado resulta mucho más barato contratar (de ahí el término anteriormente mencionado de contratistas) los servicios de estas empresas para intervenir en una guerra, que destinar recursos y fondos de su erario público. Por poner un ejemplo, un empleado de una empresa privada inmerso en una guerra no se considera un soldado regular, por lo que si es capturado, no se le aplican las “leyes de la guerra". Esto significa que no puede ser repatriado (ya que no lucha en nombre de ningún país), y lo que es peor aún, puede ser condenado a muerte si la legislación del país donde ha sido capturado así lo establece. Por tanto, en el caso hipotético de una posible muerte, la responsabilidad sólo recae en la empresa privada que le tenía contratado, por lo que el Estado no tiene que hacer frente a una indemnización de por vida para sus familiares. En resumen, el ahorro para el gobierno de turno parece evidente.

Llegados a este punto, es completamente necesario hacer un pequeño inciso. Y es que hay que diferenciar muy bien entre la figura del mercenario y la del legionario. Este último es un soldado que, para ganarse la vida, decide enrolarse en las filas del ejército de un país distinto al suyo. El ejemplo más conocido de este tipo de soldados es la Legión francesa, una unidad militar que durante muchos años se ha nutrido de hombres que no eran franceses pero que luchaban en nombre y representación del país galo. Esta condición les diferencia notablemente de lo que entendemos por mercenarios, puesto que como hemos visto anteriormente, éstos no luchan enrolados en la disciplina de ningún ejército ni por tanto representan a las fuerzas armadas de ninguna nación.

Un reciente estudio elaborado por el ex general del ejército estadounidense David M. Madox, pone de manifiesto que en territorio iraquí hay prácticamente el mismo número de soldados del US ARMY que de empleados de estas compañías militares privadas. Sin embargo, aún conociendo estas duras condiciones laborales, donde cada día que pasa te juegas tu pellejo, ¿por qué los mercenarios deciden formar parte de estas empresas privadas?, ¿por qué las prefieren a los ejércitos regulares? Básicamente, por dos razones: la primera e inevitable, es la jugosa compensación económica. Y es que en unos pocos meses alistado en estas compañías, el mercenario puede conseguir todo el salario anual de un soldado regular. La segunda razón tiene que ver con una simple cuestión de oportunidades. En este sentido, los mercenarios suelen enfrentarse a ejércitos o grupos revolucionarios poco entrenados y mal preparados a nivel táctico y armamentístico. Esto da una ventaja considerable a los soldados de fortuna, generalmente formados e instruidos en tácticas militares y con una dilatada experiencia en situaciones de combate real. Por tanto, la oportunidad de regresar a casa sano y salvo y con la cuenta bancaria llena de ceros resulta muy apetecible.

Cultura mercenaria
Revista "Soldier of Fortune"
La bibliografía y el material audiovisual relacionado con el mundo de los mercenarios es muy extenso. Sobre la figura del soldado de fortuna se han escrito ríos de tinta y se han filmado numerosas películas. Incluso, en los años 80 apareció una revista estadounidense denominada “Soldier of fortune" con contenidos específicos sobre estos populares guerreros. En concreto, en los primeros números de esta legendaria publicación se anunciaban los propios mercenarios para poder ser reclutados e intervenir en operaciones que tenían lugar principalmente en suelo africano.

También en papel, aunque en formato de novela, el autor Frederick Forsyth, supo construir en la inolvidable “Los perros de la guerra" una historia ambientada en los años 60-70 con un grupo de mercenarios como protagonistas, y cuya misión era derrocar al dictador de una región africana que guardaba intereses comerciales para una gran compañía británica. En los últimos años, y sobre todo como consecuencia de la guerra de Irak y Afganistán, el tema de los mercenarios ha vuelto a la palestra de la actividad cultural. Es el caso por ejemplo del libro “Mercenarios: guerreros del imperio", del escritor argentino Daniel Pereyra. En sus páginas, Pereyra incide en el poder creciente de las compañías militares privadas, capaces de crear ejércitos a la carta, y que han sustituido a los tradicionales grupos de mercenarios que anteriormente se reclutaban de forma casi espontánea.
Oy en dia para mi parecer y kizas me equivoque el ejercito profesional de oy en dia al ser pagado es como una unidad de mercenarios... quizas me ekiboke y si estoy ekibocado pido ke se me corrija. gracias
VOTOS:0
Solo un loco lucha por dinero, Dios, la Patria, la Justicia, Un ideal merecen que se luche por ellos y siempre recordar que el fin no justifica los medios en todo caso.
VOTOS:1
No nos engañemos: Las Compañías Militares Privadas actuales no son comparables con los mercenarios; entre otras cosas porque respetan un determinado "código ético" que les prohíbe hacer determinadas cosas como, por ejemplo, participar en golpes de estado y otras que sí hacían los mercenarios. Pero tampoco son simples escoltas pues no hay nada más que entrar en la página web de Backwater para ver que tiene barcos y aviones (y esto parece que supera en cierto modo los medios necesarios para un escolta).<br />Muy buen artículo pero me queda una duda final: ¿hay alguna Compañía Militar Privada española? (he oído que sí pero que tiene el domicilio social en Gibraltar por temas legales)
VOTOS:0
endeavour: da miedo el mundo. Que suerte tengo de vivir en un país en paz donde mi hija crecerá sin conocer barbaridades como las que se dicen en este artículo.
VOTOS:0
Llamadlo como querais pero estar dispusto a matar por dinero solo tiene un nombre ASESINO A SUELDO.
VOTOS:1
merecenarios,se habla bien y mal de ellos,pero como an dicho muchos aqui,son solo trabajadores,como otros cualquiera,por ejemplo yo,pase 20 anios sirviendo en el gercito ,tengo una buena experiencia en complictos armados reales,llego hace 4 anios a este pais,no tengo experiencia,laboral civil ninguna,lo unico q se hacer a la perfeccion es disparar u fusil,proteger ami companero y tomar decisiones sabias en el combate,me dan la oportunidad me hago mercenario qy creo q no se me pueda jusgar,por que sencillamente voy hacer el unico trabajo en el que soy bueno y profecional,,muy bueno el articulo,un saludo a todos,
VOTOS:0
no solo los hay en irak, y en paises lejanos como vemos en las pelis, los tenemos aqui casi sin verlos,pero de verdad que estan, estoy segurisssimo, y se de que hablo.
VOTOS:0
Curioso articulo, demasiado idealizado... quizás, hay que diferenciar entre escoltas (a lo bestia) y como operan los mercenarios en Iraq... aquí no son más que asesinos a sueldo... por muy duro que suene.<br /><br />También se idealiza su supuesta super-capacidad, la historia demuestra que los mercenarios enfrentados con fuerzas regulares, no tienen nada que hacer, sonada fue la paliza que recibieron en Angola por parte del ejercito cubano, eso es así por tres motivos, la primera, carecen de capacidad de sacrificio, están allí por pura codicia... los muertos “viven mal" y gastan poco dinero, la segunda, no tienen justificación moral (si los cogen serán tratados -como lo que son- delincuentes comunes) carecen de soporte vital entre la población y tercero, por lo general (los buenos) son gente ya “mayor", por muy bien que se conserven -en general- no tienen los reflejos, el vigor, ni la capacidad de recuperación de una persona joven.
VOTOS:0
Interesante articulo, con muchos datos que me resultaron por demás interesantes.<br />Yo conocí a dos mercenarios ya retirados, uno era argentino (ya fallecido) y el otro ingles (charlamos solo una noche de copas y aunque no tengo pruebas de lo que me contó, se lo veía bastante curtido).<br />En definitiva creo que ser mercenario, es un trabajo mas, con todos los pros y contras que cada uno pueda encontrarle.<br />También, en una ocasión más reciente, un amigo que vive en EEUU y que cada tanto me visita en Argentina, me ofreció ir a trabajar con él a Afganistán(como contratista civil-civil para la empresa que él trabaja), a no sé que base americana, pero en la parte de mantenimiento de computadoras y redes (mi amigo es electricista), con un contrato de 9 meses, que incluía comida, alojamiento, equipo y un sueldo respetable para esta parte del mundo (Argentina)Claro que no pude aceptar su propuesta, ya que mi esposa hubiera traído Afganistán a casa si yo llegaba a aceptar, y aparte tengo negocios aquí que necesitan mi presencia.<br />Bueno, para ir cerrando mi post y redondeando la idea, les recomiendo un libro que empecé a leer hace poco, se llama Los perros de la guerra de Frederick Forsyth, y es una novela muy interesante, después me cuentan.<br />Saludos desde Argentina
VOTOS:0
Interesante y buen artículo,y estoy de acuerdo con la palabra mercenario,es la definición justa que tienen esta gente,soldados que son pagados para que trabajen en sus filas,haciendo funciones de escoltas,de protección de instalaciones y haciendo la guerra de guerrillas pura y dura,en Irak Afganistán en el continente Africano y por Sudamerica.Saludos
VOTOS:0
Lo que pas es que avecese ellos son inclinados a estos tipos de trabajos por que no hay otra opcion de trabajo y solo esto pueden hacer y la mayoria por la crisisi que existe no hay que acusarlos de traidores a su patria por que ellos le servieron en su tiempo de alta felicitaciones por el articulo es excelente buena suerte a estos hombre de valor que ariesgan su vida siempre recuerde el lema <br /><br />No tes des por vencido ni a un vencido<br />no te sientas esclavo ni aun esclavo<br />Vamos soldados
VOTOS:0
EXCELENTE ARTICULO, AUNQUE MECENARIO NO SERIA LA PALABRA IDEAL, TAL VEZ ESCOLTAS, ASESORES DE SEGURIDAD, UN SALUDO
VOTOS:0
Considero que el artículo es bueno pero, como casi todo muestra una faceta de este fenómeno que no es nuevo. Habría que hablar de los desmanes que han hecho estos MERCENARIOS, por la impunidad que gozan y la falta de un mando responsable de sus acciones. Se conoce que realizan tareas de protección, pero también de inteligencia e interrogatorios grado III, quién responde por otras Abu Graihb secretas, fuera de toda legislación. Es claro que son negocios lucrativos, pero a mi modo de ver la mercenarización de las guerras imponen nuevas normativas internacionales que defiendan los Derechos Humanos y de los países involucrados, sino volvemos a las épocas de piratas y corsarios, pero con más poder.<br /><br />Dentro de las innumerable cantidad de empresas contratistas de mercenarios, no todo es color de rosa, por ejemplo los mejores pagados generalmente son los yanquis y británcos, los latinos no tanto, de contra realizan trabajos mas riesgosos... la vida no vale dinero, la entrego sin dudar por altruismo o patriotismo.<br />reflexionen.<br />Salu2
VOTOS:0
¿alguien a oido hablar de sgsi o ge2b?
VOTOS:0
Buenas a tod@s,el articulo es bastante realista,aunque he leido uno en El Mundo que hablaba de un chico español que desertó porque los norteamericanos lo trataban como soldado de segunda.Y digo yo,si tras una rapida charla ,en un hotel de lujo de Madrid,un grupo de hombres ,venidos de esa empresa llamada Blackwater,te ofrecen a ti y otros profesionales del sector(o no tan profesionales)11500 euros mensuales ,trabajando 5 dias y descansando 3 ,por ir a Irak a realizar diversas tareas,¿que esperaba?¿placer y lujo?que yo sepa Irak es un pais en guerra,digan lo que digan,si te mandan alli por ese dinero debes esperar lo peor ¿no?<br />Mi pregunta seria,para ingresar en cualquier empresa de este tipo ¿sabeis que requisitos piden y donde deberia dirigirme?gracias a todos y un saludo.
VOTOS:0
El art&igrave;culo est&agrave; bien hecho y su autor luce neutral...Por lo que veo algunos comentaristas hasta los ven como atractivos en el campo del trabajo humano. Vamos a ser claros...los mercenarios tienen en su mayoria una vena de matadores de humanos y eso es patol&ograve;gico, no son tan c&agrave;ndidos como los quieren pintar. Son un paso mas o un paso menos que asesinos a sueldo por paga...son casi sicarios. Hay que ver lo que hacen en Irak y de lo cual nos llega poca informaci&ograve;n porque est&agrave;n de muy bajo perfil pero de una actuaci&ograve;n protagonistica. Qu&egrave; les parece la afirmaci&ograve;n de son tantos ya como los soldados uniformados? Si yo fuera iraqu&igrave; los fuera eliminando uno a uno....pero a diario.
VOTOS:0
Estimado campeon, hay una enorme diferencia entre ser asesino a sueldo y ser contratista o incluso mercenario. El asesino a sueldo, por el entorno donde "trabaja", sufre infinitamente menos peligro, su trabajo es siempre matar, jamás proteger (ademas cobardemente, sin exponerse) y además, en proporción, el asesino cobra mucho más. Es tentador confundir los términos (sobretodo para los periodistas sensacionalistas) pero no es correcto.
VOTOS:0
Pon en el buscador del EMULE:<br />documentos tv mercenarios<br />Podrás bajarte un documental muy bueno sobre los contratistas en la actualidad, con la mulita.
VOTOS:0
Bueno, ¿Dónde hay que apuntarse?. Si te das cuenta que soldado español corre el mismo riesgo que estos en Bosnia, Afganistan,etc. Y cobrando mucho menos, pero muchísimo menos. Estos y nuestros soldados estan currando en zona de guerra, una bala de francoritador o una mina es algo normal aquí.<br />Además estos matan a su padre si es preciso, cuando estan apurados y no dan cuentas a nadie, pues de ser capturados, serían ejecutados al momento.<br />Que tiempos aquellos cuando hicimos al mili, y estabamos espuestos, obligadamente, cualquier día marchar a la guerra por 800 pesetas al mes.
VOTOS:0
Buenisimo el articulo.<br />Robertomorales si tienes conocimiento de ingles, y experiencia Militar o policial, blackwater te contrata para Irak o afganistan, tienes que mandar el curriculum en ingles , estan buscando gente. Un saludo.
VOTOS:0
Articulo bueno e interesante pero en mi opinion, estos soldados mas bien hacen misiones de proteccion para empresas privadas norteamericanas.
VOTOS:0
No les parece normal que se juegen la vida por una bolsa tan interesante o es mejor sevir a un pais que pague poco, la respuesta ya la conosco, bién por el artículo me ha gustado. Saludos
VOTOS:0
pues io fui escolta y amm pues eso no es ser un mersenario ....<br />es solo defender al protejido....
VOTOS:0
Otro artículo que complementa a este por los videos de youtube:<br /><br />www.radiocable.com/mayor-ejercito-mercen...-descubierto654.html
VOTOS:0
Y EN DONDE SE PUEDE PEDIR INFORMACION PARA ENROLARSE CON ESTOS VALIENTES HOMBRES
VOTOS:0
Es muy delgada la frontera entre "Empleado de empresa de seguridad" y "mercenario" cuando uno se dedica a ir armado hasta los dientes en un país en guerra. Ahí está el problema. Saludos.
VOTOS:0
Muy buen artículo; pienso que cuando evoluciona el terror, evoluciona la forma de combatirlo y por ende se convierte en una , muy buena industria.
VOTOS:0
Con respecto al comentaio de Mi tocayo, creo que no comenten ninguna traicion a nadie, puesto que ellos solo son empleados, es como si te fueras a trabajar de arquitecto a alemania, y trabajaras para alemanes, solo que aqui en vez de ir a construir, vas por un contrato de seguridad, en el cual el gobierno no tiene nada que ver, ya en la descripcion puesta arriba describe que son subcontratados por el mismo gobierno, pero que el mismo no se hace cargoe de ellos si caen en manos enemigas, y tambien no pueden ser tratados como prisioneros de guerra por que no son soldados, juridicamente no creo que existan problemas, por que tanto el trabajo como el uso de armas queda cubierto por la compañia para la que trabajan...
VOTOS:0
desgraciadamente,los grandes villanos de hoy en día suelen siempre ser los que tienen más pasta. espero que no existan demasiados de estos
VOTOS:0
El artículo resulta muy interesante por sus contenidos, pero no estoy de acuerdo en su enfoque.<br /><br />En mi opinión definir como mercenarios a este tipo de trabajadores y empresas esta fuera de lugar puesto que no participan directamente en operaciones ofensivas o contraofensivas de ningún tipo.<br /><br />Sus misiones se circunscriben a la seguridad de instalaciones y personal esencialmente, y al apoyo a ejércitos regulares en cierto tipo de misiones como las de abastecimiento aéreo que he mencionado e ilustrado en el foro.<br /><br />Esta claro que entran en combate, pero como consecuencia directa de su labor de protección o vigilancia, o por propia supervivencia, pero no como cometido principal.<br /><br />En otros muchos casos estas empresas se limitan al asesoramiento en temas militares y de seguridad, tanto a estados o gobiernos locales como a otras empresas que se dedican a labores económicas o industriales.<br /><br />Un tío que esta dando protección a un VIP y se ve obligado a intervenir a tiros no es un mercenario, es un escolta que ejerce su labor.<br /><br />Tened en cuenta que estos contratistas necesitan del permiso de los países donde desarrollan sus operaciones para poder trabajar, de hecho es de sobra conocido que el gobierno de Irak iba (o ya lo ha hecho) a revisar los permisos de “blackwater" porque al parecer muchos de sus miembros tienen el gatillo fácil.<br /><br />Y esto último puede ser cierto no, pero de ninguna manera los convierte en mercenarios.<br /><br />Un saludo.
VOTOS:0
Felicidades R.F.
VOTOS:0
Muy bueno el artículo. Por cierto, interesante la pregunta de Hectorvillajos sobre la posibilidad de que un mercenario cometa "traición". Un debtae muy interesante es el del status jurídico del mercenario. El delito de traición no se puede contemplar sin más por el hecho de servir de mercenario. Si un español a título particular se enrola en alguna organización de mercenarios no comete traición. Para cometer traición debería de atentar contra los intereses o la organización del estado español. Otra cosa distinta son los posibles delitos que pueda cometer siendo miembro de esa organización, y es que siendo español, se le aplicará el código penal sea donde sea que haya estado realizando actividades mercenarias. También se le podrían aplicar algunos artículos del código penal militar, pero siempre que atente contra bienes o intereses españoles, y no únicamente por el hecho de ser mercenario.
VOTOS:0
Es un buen articulo, muy trabajado. Felicidades al que lo a escrito
VOTOS:0
Está claro que si existen mercenarios es porque hay gente dispuesta a pagar sus servicios. No obstante, siempre me he preguntado cómo ven este tema los países originarios de estos "trabajadores. No sé si España tiene contemplado que un español que sirva como mercenario está cometiendo un delito de traición, por el hecho de servir en un "ejército" que no es el suyo. Buen artículo.
VOTOS:0
Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Se evitarían incidentes prohibiendo tutoriales de fabricación de armas y explosivos en Internet?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero