• Estás aquí:
  • Policial
  • Disparar bajo presión: ¿Es posible buscar precisión en condiciones de estrés?

Disparar bajo presión: ¿Es posible buscar precisión en condiciones de estrés?

Policial

Puedes votar:

  • 1 voto, 3,50 sobre 5
disparar_bajo_presion_hoA todo profesional armado le disgusta hallarse en el campo de tiro, ya sea solo o con más compañeros, evidentemente en este último caso la situación es más indeseable, y descubrir que el blanco asignado tiene muy pocos “agujeros”. ¿Le habrá podido la presión?
disparar_presion_entrenamiento
Entrenamiento de tiro táctico para profesionales armados
A todo profesional armado le disgusta hallarse en el campo de tiro, ya sea solo o con más compañeros, evidentemente en este último caso la situación es más indeseable, y descubrir que el blanco asignado tiene muy pocos “agujeros”. Para evitar una situación tal casi siempre se intenta minimizar los escenarios que pongan de manifiesto las propias limitaciones, al menos en público, buscando asegurar ese disparo, el primero si es posible, que certifique la tan deseada e hipotética neutralización instantánea del supuesto agresor.

“Sí, si, vale. No he agrupado y he fallado los dos últimos disparos, pero con el primero lo he parado en seco”, algo así suele oírse a modo de mantra. Pero, aparte de como excusa, ¿sirve de algo más? Y sobre todas las cosas ¿es realista?

Para algunos profesionales armados todas las tácticas y movimientos que se realicen durante la neutralización de un ataque son una pérdida de tiempo, lo que realmente importa, según ellos, es acertar con precisión, y sobre todo el primer disparo. Esta línea de pensamientos busca disparar con la máxima precisión y una gran presión… de tiempo. Buscan mantener y alinear los elementos de puntería durante toda la acción. Según esta filosofía, el disparar mientras se sale de la línea de ataque del adversario, solo sirve para tres cosas, para fallar los disparos de manera estrepitosa, para correr el riesgo de tropezar y caer, y para tener una excusa para convocar cursos.

Por desgracia la realidad es solo una, la presión de tiempo no se acerca ni de lejos a la presión vital de defender una vida, sobre todo la propia. Esa es la gran diferencia entre un tirador deportivo y un profesional armado, y no las técnicas de tiro. Existen aun así muchos tiradores que realmente creen encontrarse plenamente capacitados para disparar bajo presión vital simplemente porque son capaces de agrupar sus agujeros en el blanco en un espacio muy reducido y en un tiempo más reducido aún.

Suelen ser buenos competidores, rápidos en desenfundar al escuchar un pitido o una orden y precisos al realizar sus disparos, lo cual como hemos dicho, los convierte en buenos competidores. Pero la vida real no es una competición, al menos, en lo que como profesionales armados entendemos, no del tipo en la cual podamos volver a intentarlo si perdemos hoy.

disparar_presion_pistola
El estrés puede hacernos perder precisión
Los agresores no son ineptos, lentos ni indecisos, el acertar el primer disparo con precisión e inmovilidad suele implicar que el malo también acierta con su ataque. En teoría un empate, en la realidad… lo que ud´s prefieran pensar. Pero se piense lo que se piense, los adversarios reales jamás se comportan como bancos de cartón.

Cuando se asume esto, es cuando comienzan los problemas, o eso piensan algunos. Los disparos ya no quedan como una bonita y diminuta agrupación, ya no se pueden ver claramente los elementos de puntería, se difuminan, desaparecen e incluso, gran sacrilegio, ni se acuerdan de buscarlos durante la acción de disparo.

Y de realizar solamente un doble-tap ni hablamos, el profesional acaba disparando hasta que realmente cree que el agresor está neutralizado, o en el peor y menos deseable de los casos, hasta que su arma se queda sin munición.

Otro argumento que sale a la palestra sobre esta cuestión hace referencia a la supuesta dificultad de instruir de manera rápida, segura y eficaz a gran cantidad de alumnos si hay que realizar movimiento y fuego. Permaneciendo inmóviles es sencillo y muy seguro adiestrar a gran cantidad de alumnos en poco tiempo. Pues bien, la realidad vuelve a decirnos que esto es incierto, teniendo claros los parámetros de trabajo, las medidas de seguridad y el nivel de los alumnos, en el mismo tiempo que logramos hacer que agrupen en un naipe, podemos conseguir que se muevan y alcancen eficazmente con sus disparos al blanco, eso sí, quizás no todos queden contenidos en ese naipe.

Otro alegato muy común es el de que para conservar esas habilidades de tiro en movimiento se requiere invertir mucho tiempo en su mantenimiento, ya que en una situación real bastante tendremos con disparar con eficacia como para complicarlo más con el movimiento.

¿Es real esa excusa?
army_usa
Militares del Ejército USA practicando el tiro de precisión con fusil sniper
Cuando alguien nos va a golpear con el puño, un palo o un cuchillo, ¿no es la reacción más natural la de apartarnos de ese ataque? Entonces, si la reacción instintiva natural ante una agresión es la de apartarnos ¿qué más necesitamos entrenar? Solo la parte más técnica del uso eficaz y preciso de un arma de fuego, algo que por otro lado tendremos que hacer igualmente si permanecemos inmóviles.

No requiere más tiempo, solo una mejor percepción de lo que implica una acción real, cómo se reacciona, cuál es la pauta más probable, la más peligrosa, y sobre todo, conseguir mediante el entrenamiento, encauzar unas reacciones instintivas naturales de forma correcta, y de conjugarlas correctamente con unas reacciones instintivas adquiridas.

Realismo
En reportajes previos de esta Escuela de Tiro se intentó dejar lo más claro posible que sin un trabajo de doble acción, fuerza contra fuerza (FoF), cualquier planteamiento de adiestramiento realista sería, cuando menos, inexacto. Igualmente hemos visto en el presente trabajo que los ejercicios exclusivamente de puntería no bastan.

Hay que ponerse a prueba bajo un contexto que simule de la mejor manera posible una situación real, de tal forma que eduquemos nuestros reflejos de una forma acorde.

Podemos realizar infinidad de ejercicios de tiro en movimiento, evidentemente siempre limitados por seguridad, ya sea en un campo o en una casa de tiro, pero aun así, siempre faltará la impredecible realidad de un enfrentamiento ante un agresión humana. Como se suele decir, un profesional es predecible, pero el mundo está lleno de aficionados, y debemos entrenarnos.

disparar_presionado
Recargando un revólver en situación de estrés
Es por ello que deben estudiarse escenarios, en los que el alumno desconozca la mayoría de los parámetros de actuación, como le sucederá en la vida real. Habrá escenarios en los que el alumno no deba disparar, otros en los que sí, algunos donde se busca que estudie la situación previa, y luego evalúe su proceder buscando posibles variantes.

Hay que estudiar las acciones previas a la acción, la reacción, y las acciones posteriores, mucho más que la puntuación de los disparos en una hipotética e irreal diana. Existe el riesgo que busque formas de actuación demasiado prematuras, que actúe sin fundamento alguno, o que salga frustrado de un supuesto bajo rendimiento o fracaso, con lo cual el temor a repetir ese fracaso le haga bajar aún más su capacidad de reacción.

Tiempo al tiempo
Todo ello requiere un tiempo, un paso a paso, una comprensión gradual, y una más gradual puesta a punto. Si imaginamos a un boxeador que lleva años pegándole al saco, sin realizar ejercicio alguno más, ni sombra y mucho menos combates con adversarios reales; y le obligamos a realizar su primer combate con alguien del nivel de Mike Thyson, lo que ocurrirá es más que sabido ¿no creen?

Todo tiene su tiempo, todo tiene sus fases y su forma, y si no queremos llevarnos a engaño, ya sea de optimismo o de pesimismo excesivo, debemos darnos ese tiempo y esa comprensión.

Nadie muere
disparar_presion_marines
Marine estadounidense completando un ejercicio de tiro con su fusil de asalto
Es obvio que en cualquier ejercicio de entrenamiento nadie muere, nadie resulta herido, salvo quizá alguno en su amor propio, y por ello la realidad no es todo lo real que se busca recrear. Sabemos también que alguien hará algo, y debemos responder de alguna forma previamente comentada o estudiada. Ese saber previo es lo que aparentemente lo convierte en irreal y en ineficaz herramienta de aprendizaje. Pero ello no es totalmente cierto.

Cuando somos receptores de varios impactos de munición de pintura, de bolas de airsoft o de un cuchillo simulado, nos damos cuenta de lo sencillo que es morir. Ver la velocidad a la que se desenvuelve un ataque real cambia mucho los puntos de vista.

Criterio de adiestramiento
En algunos programas de adiestramiento se enfatiza la inmovilidad y la estabilidad, y en algunos casos utilizando una ropa y equipación que proporcionen una comodidad de la que no se dispone en el día a día profesional.

Un entrenamiento realista debe finalizar la sesión dejándonos cansados y empapados en sudor, posiblemente doloridos, y en muchos casos heridos en nuestro amor propio. Debe ser un considerado un entrenamiento de artes marciales, ya que eso es lo que es, independientemente de la modernidad de las armas que se empleen.

militares_entrenamiento
Un entrenamiento realista es fundamental para poder manejarse bien bajo presión
Para ello necesitamos un buen criterio de adiestramiento y compañeros en nuestra misma onda profesional. Con ambas cosas es relativamente sencillo constatar la eficacia de determinadas técnicas, de establecer unos parámetros de respuesta eficaz e instintiva. Tanto el agresor, o agresores, como el defensor pueden sacar muy buenas conclusiones y lecciones aplicables en futuras actuaciones. Para ello cada uno debe tener unos conceptos directores y unas metas claras. El profesional armado debe responder a la acción agresiva, y esa es la cuestión primaria, responder, jamás anticipar ya que ello convertiría el ejercicio de entrenamiento en irreal, y la acción real en delictiva.

Esto nos acerca a otro concepto muy importante, pensar como el malo. Nuestros compañeros, actuando como agresores, deben ser verdaderos chicos malos, ello repercutirá en el adiestramiento de dos formas. Primero haciendo que el atacado pueda verse en una acción de respuesta real, tanto en tiempo como en astucia y en improvisación y/o premeditación. Pero al agresor le permitirá ponerse en el papel de chico malo lo cual le dará una compresión clara y cabal de la otra cara de la moneda. Eso sí, y esto es muy importante, el ego personal debe permanecer fuera de estos ejercicios, de no ser así solo estaremos perdiendo el tiempo.

disparar_bajo_presion
La presión es el peor enemigo de la precisión
Por último hay que controlar la duración de los escenarios para evitar que un exceso de energía acabe degenerando en un juego del tipo te he dado más veces que tu a mi. La munición de entrenamiento o de airsoft no tiene capacidad de parada, aun cuando pican un poco al acertar ciertas partes del cuerpo, por lo que resulta muy fácil acabar el ejercicio simplemente intentando dar tantos bolazos como nos han dado a nosotros.

Hay que mantener el control en todo momento, como ocurrirá en la realidad, y realizar las acciones precisas y necesarias, ni una más, como en la realidad. Esa es otra faceta que también hay que entrenar como profesionales armados, el empleo de la mínima fuerza necesaria.






Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

jose pe

11, Noviembre 2012 11:34:48

felicidades...por haver salvado a tu familia...solo una pregunta???entiendo que el arma la llevabas montada no?que tipo de municion usaste que atraveso al perro asqueroso y te dejo la casa echa una mierda???es algo que siempre me preocupa..disparar en casa...y que atraviese la pared..y le de a unos de mis hijos...yo tube una situacion de stress..pero trabajando y siguiendo a unos malos...y la verdad..que te acabas los cargadores en segundo..el puto susto y de que vas como una moto...por eso hace tiempo..que en total..llevo 4...buen articulo..

Juan Maria

09, Noviembre 2012 11:55:25

El tema del estrés creo que es sumamente interesante y creo que ningún sujeto reacciona siguiendo el mismo patron que otro, es decir cada reacción es propia de cada tirador, de cada persona, podría decir que cada persona tiene su ADN propio en referencia al estrés. Como decís aqui con buen criterio, ese ADN se puede "retocar" incluso intentar "mejorar" con elementos externos como pueden ser: entrenamientos realistas y muy variados, formación teorico-practica, experiencias pasadas, alternar situaciones estresantes propias al trabajo con armas con otras distintas que generen estrés e impliquen toma de decisiones rápidas. Pero coincido con compañeros de esta conversación en que el estrés como tal en formación ya se ha asumido, ya se conoce en un porcentaje muy alto y todo lo que gira en torno a él está desarrollado y trabajado. Es decir ya lo debemos tener asumido en formación, avancemos, no sigamos dándole vueltas a lo mismo.
En referencia a "moverse o no moverse". Bien, creo que no podemos olvidarnos de un aspecto básico: "protección y búsqueda de parapetos". Quizás con un buen nivel de blindaje se podría valorar el permanecer estático y buscar la máxima precisión, hablo de un blindaje en el que únicamente queden al descubierto las extremidades al emplear chalecos blindados y cascos blindados con visera blindada y una gran potencia de fuego. ¿quien es capaz de ser impactado en un chaleco o en la visera y mantiene la posición de tiro disparando buscando la máxima precisión ? Alguien habrá, el 99% de los profesionales armados creo que no. El enfrentamiento armado no solo es disparar rápido, el enfrentamiento armado es una mentalidad que has de asumir y tener activada desde el segundo "uno" en el que portas un arma. Por lo que, si no tienes activada esa alerta el malo siempre siempre tendrá la iniciativa, siempre tendrá esa ventaja táctica, que el operador se ha olvidado de activar al iniciar el servicio. Si estas en "alerta MODO ON", tienes una preparación mental previa, vas inconscientemente buscando posibles protecciones, posibles modos de agresión, etc. ¿ a dónde quiero llegar? bien si tienes ese nivel de activación y no estas en medio de la nada siempre se tenderá a moverse hacia la protección, mientras se repele la agresión o no. Pero en el caso en que por cercania al agresor no se pueda buscar una protección, creo que hay que buscar el quitarse de la linea de fuego e impactarle certeramente lo más rapido posible. No hay mucho más. ¿el boxeador se queda quieto aguantando golpes? No. ¿boxeador sale corriendo por el ring para evitar ser golpeado? No. ¿El boxeador esquiva, realiza pequeños movimientos para evitar ser impactado a la vez que lanza contras? Si. Creo que en tiro a esas distancias, 3-0 metros, debemos hacer como ese boxeador. No entiendo como se puede estar formando a personal armado profesional en sistemas de tiro en los que se le invita a salir corriendo por el escenario regando de impactos toda la zona de conflicto, tampoco entiendo como se basa ese trabajo en el "error", es decir en trabajar sobre premisas tales como: "todo el mundo acaba en el suelo, pues entrenamos tiro desde el suelo". No señores, no todo el mundo acaba en el suelo.
En referencia a la punteria, sin lugar a dudas hay que entrenar el tiro en estático, el tiro preciso a distancias reales, con multitud de escenarios y variables. Si no tenemos un nivel bueno de precisión en estático, como seremos capaces de hacerlo en movimiento?.
Mucha suerte amigos

Rodrigo Astarloa Brickell

08, Noviembre 2012 17:19:44

Solo unas reflexiones sobre el estrés.

No hay dos individuos con una psique igual, y ante una situación real es muy dífcicil saber como vamos a reaccionar, pero lo que si es cierto, es que el entrenamiento facilita que la reacción sea acorde a este.
Es decir, cuanto más entrenemos más probabilidades tenemos de reaccionar, y nuestra reacción será acorde a nuestra memoria motora, ya que actuaremos o trataremos de actuar de forma reflexiva e insconsciente tal y como hemos actuado en las situaciones que hemos entrenado, de allí la importancia de ejecutar los ejercicios correctamente.
Estádisticamente está comprobado que la agrupación de los disparos en una situación real es el doble de grande que en un entrenamiento sin estrés o con poco estrés. De allí la importancia de incluir factores estresantes en los entrenamientos.

Juan Carlos

08, Noviembre 2012 11:50:00

Me ha gustado mucho el articulo, lo he leido detenidamente al igual que todas las valoraciones de los demás compañeros, y estoy deacuerdo en muchas cosas, en otras no tanto pero las respeto ya que estan razonadas y tienen parte de razón, yo tengo mi opinión y me gustaria compartirla. Los enfrentamientos armados son en su gran numero inesperados, exceptuando aquellas situaciones que sabes a lo que vas, atracos con armas de fuego, entradas en viviendas con sujetos armados, etc..
al ser inesperados partimos en desventaja, ya que en la gran mayoria de intervenciones se identifica plenamente al agente de policia por su uniforme, por el contrario el malo no lleva nada identificativo, podemos sufrir agresión en una mera identificación de un vehículo al acercarnos a la ventanilla, una identificación rutinaria, en una llamada de violencia de genero y una largo etc... mi instructor en la academia nos dijo que "el policia tiene que esperar lo inesperado" y que "el disparo que no va donde queremos va donde no queremos", eso se traduce en que en la formación policial, que no solo es la academia ni la escuela, la formación son años de experiencia en la calle, con sustos y cagadas que es de donde se aprende, empiezas a aprender a valorar la situación en decimas de segundo, a valorar si hay delito o falta, si la defensa es proporcional o no, si se cumplen los requisitos de legitima defensa, que no haya daños a terceros que no estan involucrados en la intervención, vamos, que casi estas escribiendo el atestado, que al final cuando has detenido al agresor es lo que importa, que este justificado. Todo esto se complica si hay reacción armada.
La reacción armada en su gran mayoria suele ser a muy pocos metros de distancia (3 metros como máximo) a una sola mano y en movimiento, esto hay que entrenarlo y mucho, por supuesto como dicen los compañeros si a diez metros no le das ni al papel tirando con dos manos, estatico y tomando miras, a tres metros muy dificil impactar, descargaras todos los cartuchos en pocos segundos pero no hacertaremos apenas.Independientemente del movimiento, hay que tener en cuenta la posición del cuerpo, el amarre, el que hacer con la "mano tonta" o debil, posición de mis hombros, los dos ojos bien abiertos para ver toda la zona de combate, bloqueo de muñeca, etc... todo esto Rex Appelgate ya profundizo en su tecnica del Point shoting, y se ha trabajado sobre esa base mucho.
En definitiva que me enrollo como las persianas, el entrenamiento tiene que ser completo, no solo en el manejo de armas de fuego o en plano legal, si estamos muy próximos quizas nos de tiempo a realizar alguna técnica de desarme o inmovilización, a realizar un atemi antes de desenfundar y reaccionar,etc...
las intervenciones no tienen un protocolo establecido porque cada una es muy diferente, la unica manera de llegar siempre a casa de una pieza, aún con algun rozón o golpe, es entrenar seriamente, comprometidamente, con instructores profesionales que se tomen sus clases o prácticas en serio, que se actualicen constantemente, que sepan trasmitir sus inquietudes y que esten abiertos a criticas constructivas.

Jorge Tierno Rey

07, Noviembre 2012 22:27:12

En relación al tema de moverse o no moverse permitidme que planee un supueseto:

Un individuo armado con un hacha corre hacia ti con la clara intención de reventarte la cabeza. ¿Qué haces en el caso de disponer de un arma de fuego?

Teniendo en cuenta que el individuo corre hacia mi con la clara intención de reventarme la cabeza, creo que es evidente que tratará de llegar hasta mí por todos los medios sin importarle lo que yo haga o diga. No creo que se vaya a sentir amilanado en modo alguno.

Por mi parte, difícilmente voy a lograr escapar de él salvo que me dé media vuelta y corra como un galgo, aunque tampoco sé quién corre más de los dos, así que estaría asumiendo un riesgo y yo mismo me expongo a las consecuencias que acarrearía ser alcanzado. Asimismo, esta actitud supondría una desventaja para mi porque no tendría opción de defensa alguna más que el hecho de correr más rápido.

Para algunos lo más sensato es correr hacia atrás al tiempo que disparo a mi amenaza. Curiosamente este individuo corre hacia mi sin importarle lo más mínimo el entorno que le rodea, en el que se encontrarán transeúntes, ya que su blanco soy yo, pero a mi deberían de preocuparme esos transeúntes, a los que podrían ir a parar mis disparos. Teniendo en cuenta que alguna estadística dice que el 80% de los disparos en aquellos enfrentamientos en los que interviene un policía fallan su blanco ya sabemos lo que puede pasar. Si de por si es difícil acertar sobre el blanco, añadimos movimiento a la ecuación y habría que ver qué pasa.

La opción de correr hacia atrás no va a evitar en modo alguno que el agresor me alcance y me separe la cabeza del cuerpo de un hachazo. Lo que creo que es seguro es que la probabilidad de impactar sobre mi agresor se reduce considerablemente por el efecto del movimiento.

Por otra parte, si en lugar de preocuparme por una acción (moverme) cuyos efectos no parece que vayan a resultar muy beneficiosos me preocupo de impactar sobre el centro de masas de mi agresor tantas veces como me sea posible en el menor tiempo posible quizás tenga alguna posibilidad de evitar que pueda alcancarme con el hacha, es decir, puede que prevalezca yo y no él en este combate.

Supongo que todos tenemos claro que resulta bastante más difícil impactar sobre el blanco cuando nos desplazamos que cuando no lo hacemos. Asimismo cuanto más rápido nos movamos peor y moverse lentamente es un poco absurdo, ¿no? En resumidas cuentas, que quizás es mejor olvidarse del meneíto y centrarse en impactar.

Por otra parte, hay quien le llama moverse al avance del caracol o de la tortuga. No sé hasta qué punto resulta más contraproducente que beneficioso tal movimiento.

Por último, recordar que fuego Y movimiento no es lo mismo que fuego EN movimiento, ni es lo mismo que fuego Y maniobra.

Jos

07, Noviembre 2012 21:42:22

Me alegro por no tener experiencia en tiroteos reales: CaboPstolo, tu relato me ha puesto los pelos de punta y me alegro mucho de que todo te saliera bien.

He leido en webs americanas que tu distancia real de acierto en combate es la mitad de la de acierto en campo: es decir, que si eres capaz de acertar a tu blanco en entrenamiento a diez metros, tu capacidad mas o menos razonable de acertar en combate es de cinco metros. La conclusión parece obligada: cuanto mas entrenes mejor.

Jullian

06, Noviembre 2012 19:09:09

Asumir que se puede fallar es distinto a entrenar para el fallo. Actualmente existen nuevas tendencias en la formación a entrenar asumiendo el fallo. FAILURE IS NOT AN OPTION dicen los de allí. Por supuesto que podemos fallar, igual que un piloto de Formula 1 o un piloto de caza se puede equivocar, pero no entrena basándose en su equivocación, se entrena para no fallar. Lo más realista posible? claro, inyectando dosis de realismo? por supuesto, pero nadie entrena en "como me voy a caer por que me voy a asustar, entreno desde el suelo" entrena lo posible para no asustarte.

En los estudios de hace más de dos décadas (como dice otro gran profesional de la formación militar, no hace falta que cada generación reinvente la pólvora, tomemos la fórmula y avancemos a partir de ahí) claro que se entendió que el estrés condiciona nuestras reacciones, pero al contrario que aquí, fueron, por ejemplo, los iniciadores del mundo de simuladores (para acercar el realismo y las situaciones extremas) y actualmente, y gracias a ellos, se entiende que podemos controlar el estrés. Lo vemos a diario en múltiples situaciones, y algunas realmente peligrosas. P.e. un bombero que entra con una equipación de varias decenas de kilos a un edificio en llamas e interactúa con respirador, comunicaciones, linterna, cámara térmica...

Esos polis con los que coinciden están realizando una primera fase (andar antes de correr) les falta las demás. Ahora te aseguro que si no eres capaz de darle a un blanco estático a 10 metros en 5 segundos no serás capaz de lo segundo, cuando si eres capaz de lo primero (10mX5sg) tienes mucho ganado de lo segundo. Debemos grabar a fuego que acertar al blanco es FUNDAMENTAL, nadie se puede permitir que un proyectil vuele cientos de metros en una ciudad. Si esa es su respuesta, no están entrenando, están jugando. De la misma manera que el que se situa una pernera, la gorra para atrás y pega dos volteretas antes de pegar 8 disparos de los que impactan 2 a lo sumo. La diferencia es que en la primera opción muere el que tiene que morir (el policía que no se ha preocupado) en la segunda opción mueren ciudadanos inocentes. Mi madre, mi vecino...

No tengo una opinión cerrada sobre lo de no moverse, tan es así que yo me muevo, pero me planteo estas dudas. Mi trabajo es que el malo tenga miedo, y yo menos. El ejemplo de Tyson es perfecto. Si es la primera vez que me subo a un ring, y es con Tyson me cago. Si entreno duro, combato con sparrings cada vez más cercanos a su peso, me focalizo, estudio peleas, a los 5 años te aseguro que no me cago. Puede que me gane, pero mi actitud será totalmente diferente.Creo que lo que le pasó a tu amigo es bastante común, pero eso no quiere decir que sea lo idóneo. Si me muevo reduzco mi posibilidad de impactar, pero no necesariamente reduzco la del malo y me explico. El malo no tiene que pensar en si impacta sobre mi vecino, rocia de proyectiles lo que tiene en frente sin mirar. Yo no puedo hacer eso. Cada disparo mio tiene que impactar, o al menos tengo que hacer todo lo posible. Y si me muevo, disparo a una mano, me caigo, eso no lo consigo.

La caza también es un buen razonamiento, pero le doy la vuelta. Imaginas disparar a un cochino que viene a toda velocidad hacia ti corriendo? O corres o disparas. Y piensa que si corres disparando cada proyectil que no impacta va a parar a mi pobre vecino.

Un piloto de caza, cuando ve que viene un misil termo guiado a por el, no puede apartarse, tiene que esperar hasta que esté a una distancia donde los señuelos de calor "despisten" a su amenaza. Su instinto y su entrenamiento van por caminos distintos. Todo esto se entrena.

Estoy contigo que no hay una ciencia exacta, a mi entender tampoco vale preguntarle a compañeros, aunque la mayoría tenga un entrenamiento deficiente, algo tienen. Habría que experimentar con 50 choros, con sus monos, alcoholismo, poco respeto por la vida, nula destreza con las armas de fuego...

Gracias por la respuesta, ante todo creo que es un debate apasionante. Yo actualmente estoy en fase de abrir la mente. Cuando me fijo en Instructores que han estado en mil batallas y son reconocidos mundialmente (Kyle Lamb, Pat Rogers, o sitios como Gun Site) no mencionan ninguno de estos conceptos que aquí estamos "descubriendo".

Jullian

06, Noviembre 2012 11:33:00

Pues siento estar parcialmente en desacuerdo. Creo que durante el artículo, que me parece muy interesante, y en la onda de la actualidad en España sobre el estrés, se dice una cosa y la contraria.
En primer lugar creo que acertar es lo principal, y cuanto más rápido mejor. Si disparamos es para neutralizar, si no impactamos, no neutralizamos. Fácil. También añadir que un ejercicio debería terminar con el peor resultado para el ejecutante cuando, tras un periodo formativo, y un nivel medio, no se impacta en el blanco. No es aceptable un civil muerto. Punto. ¿Ocurrirá en la vida real? seguro, habrá disparos perdidos, pero el entrenamiento debe ser muy riguroso en este aspecto. Aunque suene raro, todos deberíamos tener conciencia que antes que morir un civil inocente vamos nosotros.
Como bien dice, nuestro entrenamiento en todo en la vida debe ser realista y añado, para la media de la población con la que interactuamos. Un piloto de Formula 1 compite para luchar contra los mejores pilotos de conducción del mundo. Un policía español debería competir para luchar contra enemigos con ninguna o muy poca formación en el uso de las armas (como bien añade en su artículo estamos rodeados de aficionados). Nos podemos cruzar con un albano kosovar con un AK47? Podría ser, como sucedió a los compañeros de Alicante, pero entrenar (y protegerse con placas IV) para esas situaciones "excepcionales" es caro, y requiere de una especialización y un alto nivel de entrenamiento. Evidentemente yo veo a M. Tyson y me cago. Si llevo diez años de mi vida entrenando para ese momento, no. Sencillo.
¿Que quiero decir con esto? que salir de la línea de tiro, cada vez lo considero más un error. ¿Cual es la línea de tiro? la de un choro que no ha disparado más que a una lata una vez en su vida, y que tiene más miedo que nosotros? El seguramente se moverá, como bien indica en su artículo, es humano, y en el combate el instinto pide moverse. Ese movimiento, no entrenado, le hará probablemente fallar el impacto. Nosotros, con nuestro entrenamiento podemos optimizar los tiempos y la precisión.
Nunca hablo de tema militar, son otros conceptos. Aquí hablamos de un enfrentamiento, rápido brutal y resolutivo.
En EE.UU. como bien sabe, los instructores más reputados dedican muy poco tiempo a estos conceptos del estrés (algo bastante estudiado allí en la decada de finales de los 70 y principios de los 80)y más a entrenar la precisión y los movimientos tácticos.
El estrés se entrena, como todo en la vida, y se puede hacer de dos maneras, creyendo que siempre nos va a suceder, mental y fisiológicamente, lo que nos pasa cuando vivimos algo por primera vez (la primera vez que se pelea mano a mano, el primer IED, el primer combate con armas de fuego, el primer detenido) y que creo que es un error, o cuando lo hacemos para interiorizar una vivencia y convertirla en algo común a nuestro organismo (la decima pelea, las explosiones cuando ya se lleva en Zona un tiempo, el cuarto enfrentamiento con armas de fuego).
Entrenar para el error que vamos a cometer es un error por si mismo.
Si pensamos en el piloto de helicóptero de combate, no entrena para cuando se queda bloqueado por que viene un RPG. Se entrena para NO quedarse bloqueado. Le podían explicar como pierde sus habilidades motoras finas al que ví una vez en un vídeo de un Apache que le habían volado el rotor de cola y caía descontrolado, como accionaba múltiples palancas y botones en fracciones de segundo con las manos enguantadas, para minimizar la caída.

Concluyendo, SHOOT STRAIGHT dominen la herramienta que les puede salvar la vida, caminen antes de correr, IMPACTEN AL BLANCO que es la mejor manera de que no le impacten a Vds. Un saludo

El Cabo Pistolo

05, Noviembre 2012 21:15:18

Bajo situaciones de estres o, al menos en medio de una situación límite y vital, todo transcurre como a cámara muy lenta. Nuestro cerebro trabaja a una velocidad fulgurante. Nuestros reflejos y sentidos se afinan como jamás es posible en circunstancias distintas. Nuestras decisiones se adoptan a velocidades fantásticas manejando simultáneamente todos los estímulos (incluso los que en circunstancias normales somos absolutamente incapaces de percibir) y se resuelve en el modo más acertado.
Mi experiencia (segunda) se concreta en un intento de venganza contra mi por parte de un psicópata y un "coleguilla" que, aprovechando un permiso carcelario de fin de semana y conociendo que la noche del sábado yo tenía turno nocturno, en ausencia de mi esposa e hija (que entonces contaba aprox. con 2 añitos de edad), se introdujo dentro de nuestra casa para esperarlas y vengarse contra mi en las personas de ellas.
La fortuna quiso que esa noche estuviésemos invitados al cumpleaños de la vecina de encima y que yo hubiese cambiado mi guardia.
Consecuencia: Quien entró primero en la casa fui yo. Uno de los fulanos se lanzó contra mi sin apenas darme más tiempo de reacción que el de encañonarlo con mi S&W 9 m/m Para. a dos palmos de su pecho.
Mejor no recordar viejas historias de "guerra", pero mis decisiones resolvieron a la perfección el difícil trance y ninguno de nosotros resultó herido. El psicópata estará friéndose en las calderas de Pedro Botero y, su "coleguilla", saltó desde la ventana (de un 3er piso) a la acera; escapó..., hasta que le eché el guante una semana más tarde.
Eso sí: La casa quedó con más tiros que la ventana de un bosnio. Todos (los cuatro -de los que conservo los 4 casquillos y uno de lo proyectiles-) atravesaron, además de "mierda", tabiques, puertas y el marco de una puerta.
Recuerdo a la perfección como noté, clarísimamente, el "declic" del mecanismo de la pistola cuando, al agotar el disparador su recorrido (en doble acción) quedó al pelo y pasó a liberar el martillo.
En situaciones de altísimo estress o límites, nuestros disparos van exactamente donde queremos (al menos eso me ocurrió a mi).

Tony Montana

05, Noviembre 2012 15:15:24

Y un gustazo poder volver a leer los escritos de Cecilio Andrade. Como siempre, didácticos, instructivos y amenos. Gracias por compartir sus experiencias y conocimientos.

Un saludo.

ERNESTO PÉREZ VERA

05, Noviembre 2012 14:19:16

Buenos planteamientos de quien sabe lo que es estar en La Línea de Tiro y en La Línea de Fuego, que no es lo mismo...

Últimos post Policial


17097 7