Puño americano: en lo más recóndito del lado oscuro

Puño americano: en lo más recóndito del lado oscuro

Mundo Armas
4.9375 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (8 Votos)

No podíamos dejar de abordar en nuestra sección de armas blancas, en un número dedicado a las armas atípicas o especiales, lo que se conoce popularmente por puño americano. Aunque también recibe otros nombres, algunos de los más habituales son: nudillos americanos, puño de acero, manopla, nudillera o llave de pugilato, este último como lo denomina nuestro reglamento de armas, dentro del apartado de armas prohibidas.

 

Realmente aunque algunos tratados las suelen englobar en el apartado de armas blancas, su catalogación más precisa es la de arma contusa, junto con los martillos, mazas, bates de baseball, etc.

Es un arma cuya peligrosidad, como cualquier otra, dependerá de quién la use, cómo la use y con qué fin. De hecho en su momento fue de dotación en algunas policías estadounidenses y por tropa, especialmente durante la Primera Guerra Mundial, en la conocida Guerra de las Trincheras. Obviamente no es un juguete y un golpe infligido con ella en la cabeza tiene muchas probabilidades de acabar con la vida de una persona, por producir una fractura cráneo-encefálica.

Tengo que confesar cierta fascinación por esta arma contusa, posiblemente una de las que más rechazo y desprecio produce a la opinión pública en general, por estar siempre asociado su uso casi exclusivamente por parte de la delincuencia de todo el mundo. Mucha culpa de ello la tiene sin duda el cine, seguro que todos guardamos en nuestra retina alguna escena de película, donde su empleo para propinar una paliza nos impactó especialmente. En mi caso siempre me evoca varias de ellas, pero sin duda las escenas de la cinta “Sin Ley”, son las primeras que me vienen a la cabeza. Es en esta cinta donde uno de los tres hermanos Bondurant, productores de alcohol ilegal durante la prohibición, la emplea profusamente llegando a matar a varios de sus contendientes. En este artículo vamos a intentar conocer algo más sobre ella, su historia, uso, actualidad y variantes.

Puño americano protagonista de la película Lawless opt

Puño americano protagonista de la película “Lawless”, en nuestro país titulada “Sin Ley”


HISTORIA

Los Orígenes (Siglos VIII a IV b.C.)

No es fácil indagar en la historia de este arma contusa, las primeras referencias a la misma nos sitúan en la antigua Grecia, más concretamente en el ejercicio del Pancracio, una modalidad de lucha practicada en los antiguos Juegos Olímpicos, mezcla de boxeo y lucha. Es en esas competiciones donde los contendientes usaban el “caestus” o “cestus” (en griego golpear), un primitivo puño americano, originalmente formado por tiras de cuero de piel de buey, cuyo objetivo primordial era ayudar a noquear al oponente y en menor medida proteger los puños. Ya en la epopeya La Iliada de Homero (siglo VIII a.C.), encontramos las primeras referencias escritas a esta práctica y dicho artilugio. Habiendo quedado testimonio gráfico a través de algunas esculturas, tal vez la más famosa sea El Púgil en reposo o Púgil de las Termas que se encuentra en el Museo Nacional Romano.

Cestus on the Boxer of Quirinal

Detalle de las manos de la escultura el Púgil de las Termas en el Museo Nacional Romano

Posteriormente serían los romanos los que los perfeccionarían, empleando otros materiales e incluyendo accesorios o modificaciones como pinchos, clavos, cuchillas y placas de hierro. Naturalmente estos combates en el circo romano acababan casi siempre con la muerte de uno de los luchadores. Estas contiendas eran en su mayoría protagonizadas por esclavos, criminales u otro tipo de prisioneros. Es decir, que en general se consideraba un arma impropia de gladiadores y era destinada a los participantes de menor consideración social en aquel tiempo. Estos enfrentamientos eran brutales, tanto que algunos historiadores hablan de una prohibición específica en el año 393 b.C.

Arma Marcial Oriental (Siglos XV a XVIII)

La siguiente referencia histórica nos sitúa en los siglos XV a XVII, cuando las prohibiciones de armas a los samuráis en Okinawa impulsan las artes marciales sin armas y/o con el uso de herramientas agrícolas. Tal es el caso del tekko, usado en el kobudo, un desarrollo que tomó como base la herradura de los caballos. Estos nudillos carecían de orificio para los dedos, los más evolucionados eran un arco con sujeción a través de un agarre palmar que unía los dos extremos de la herradura. Aunque hay que decir que los primeros modelos comenzarían siendo usados al revés, agarrando el exterior del arco y proyectando hacia fuera los dos extremos.

El tekko japonés opt

El tekko japonés tiene como base la herradura de los caballos

Nuestro siguiente hito sucede en Oriente Medio en el siglo XVIII, donde los seguidores de la religión Sij usaban un tipo de nudillo de bronce denominado Sher Panja. En este caso se trataba de una barra con dos anillos en los extremos y tres pequeños garfios espaciados lo suficiente para que se deslicen entre los dedos. La sujeción se realiza por el agarre palmar y los dos anillos por los que se introducen los dedos índice y meñique.

Sher Panja opt

Sher Panja de los seguidores de la religión Sij

Guerra Civil Norteamericana y la Producción en Serie (Siglos XIX a XX)
Aunque sería en la Guerra de Secesión o Guerra Civil norteamericana (1861 – 1865) cuando se produciría una auténtica fiebre por esta arma, debido a la profusión de los combates cuerpo a cuerpo, forzados por la estrategia y armamento de la época. Estos podían ser de elaboración por los propios soldados o más profesionalmente por herreros. Los primeros se hacían con el plomo derretido de las balas en moldes improvisados en la tierra del suelo y los segundos se fabricaban en hierro fundamentalmente, aunque también en menor medida los hubo en madera. Los soldados con menos capacidad económica o bien por falta de suministro, optaban por construírselos ellos mismos. Son numerosos los ejemplos disponibles en museos norteamericanos dedicados a aquel periodo.

Poco después, a finales del siglo XIX y principios del XX, sería cuando la criminalidad francesa los haría populares como empuñadura de diversas armas cortas. Una de las más conocidas sería el revólver Apache, utilizado habitualmente por los criminales de aquella época y al que volveremos a referirnos más adelante, cuando hablemos de los puños americanos combinados con otras armas.

En Norteamérica a principios del siglo XX, cuando todavía no eran considerados un objeto “diabólico”, eran tan populares como podría serlo una navaja de bolsillo, con las que compartían un precio similar. Se podían encontrar normalmente en ferreterías y en venta por catálogo. Aunque como en casos anteriores, había usuarios habilidosos que por diversas razones preferían fabricárselos artesanalmente. Durante este periodo de producción en serie, se popularizarían básicamente tres diseños: americano en forma de T, americano clásico y británico clásico. Dentro de los mismos existen algunas pequeñas variantes, sobre todo en lo referido a las dimensiones y los materiales empleados.

Para hacernos idea de la popularidad de esta arma, deciros que incluso Winchester fabricó su propia interpretación denominada “Brute Tamer”, destinado a ser usado por mujeres. Estas piezas son fácilmente identificables por estar marcadas con el nombre del productor. Algo esto último excepcional, normalmente desde la aparición de estas herramientas para el combate, los fabricantes no dejan marcajes identificativos o estos carecen de significado o trazabilidad.

Puño americano Winchester opt

Puño americano para mujeres fabricado por Winchester

Resulta curioso saber que estos puños de acero tuvieron mucha difusión entre un elevado número de cuerpos policiales a principio del siglo XX. Donde eran considerados un artículo más en los catálogos de suministros para estos profesionales. De entre los ofertados, tuvo un gran éxito una variante de cuero que tenía cierta semejanza con los primeros “caestus” griegos, ya que se trataba de una tira de cuero que cubría la mano. Se consideraba perfectamente lícito su uso como alternativa a la porra policial, para intervenir en todo tipo de peleas callejeras.

Esto muestra como en su momento, eran objetos que pasaban tan desapercibidos como lo puede ser ahora una defensa policial. Fue a raíz de su uso por matones, gánsters y escuadrones anti-sindicato en EEUU, cuando comenzó la leyenda negra de esta arma, agrandada por innumerables películas de Hollywood. Convirtiéndose con el paso de los años en un símbolo o seña de identidad de la criminalidad, algo que permanece hasta nuestro días. Esta mala fama provocaría su prohibición en numerosos países, caso de España, donde como ya hemos dicho anteriormente, están expresamente prohibidos en nuestro actual reglamento de armas.

Primera Guerra Mundial
Continuando nuestro periplo histórico, otra de las grandes contiendas en las que adquirieron protagonismos fue en la Primera Guerra Mundial. La irrupción de nuevo armamento, como las ametralladoras, artillería y aviación militar, convirtieron en obsoletas las tácticas y técnicas militares empleadas hasta entonces. Algo que se evidenció especialmente en su frente occidental, donde la llamada guerra de las trincheras alcanzó su punto álgido. En este escenario, las cargas frontales masivas se mostraron ineficaces y especialmente sangrientas, produciéndose un estancamiento en las operaciones militares por el mantenimiento de líneas estáticas.

Es en este escenario donde los largos rifles de cerrojo, de dotación entre la tropa, se muestran absolutamente ineficaces para el combate cuerpo a cuerpo en el interior de las trincheras. Por lo que los soldados fueron suministrados por sus gobiernos o en algunos casos adquirieron de forma privada, diferentes tipos de armas para luchar en estas zanjas. En general este tipo de armamento, a diferencia de las armas de fuego no fue documentado, por lo que es imposible saber el origen y cantidades que se suministraron. Aunque si se tiene constancia de puños de hierro entregados a tropas austriacas y británicas, además de los cuchillos combinados con nudilleras, como el Mark I o el Robbins de Dudle Knives.

Periodo entre Guerras - Arma de Gangsters

En el periodo entre guerras mundiales es cuando acuñó su leyenda de arma gansteril. Entre 1920 y 1930, cuando Al Capone “gobernaba” Chicago en el periodo de la Gran Depresión, fueron muy empleados por los criminales. De hecho se vincula esta arma a este capo mafioso en diferentes escritos y películas, ya que al parecer era una de sus preferidas.

Segunda Guerra Mundial y Guerra Fría
Después de la Gran Guerra decaería su uso militar y sólo sería de dotación entre los agentes de la OSS (Office of Strategic Services), la agencia de inteligencia precursora de la CIA (Central Intelligence Agency). Aunque en la Segunda Guerra Mundial sí perviviría como arma combinada con cuchillos entre las tropas británicas y norteamericanas. La reedición del cuchillo de trinchera 1918 para los estadounidenses y el cuchillo “Death Head” de los británicos tuvo bastante popularidad y difusión.

Época Actual
Finalmente sería a finales de los años 80 y principio de los 90 hasta nuestros días, cuando se evidenciaría cierto resurgimiento mediático de las nudilleras. Gracias a la popularidad de algunos títulos de la industria del video juego como “Double Dragon” o posteriormente “Grand Theft Auto”, junto con su empleo como accesorio de moda y joyería, debido a su uso por parte de estrellas internacionales del pop y rap. Esto ha hecho que haya perdido parte de su halo de arma y haya pasado a convertirse en un llamativo, exagerado y estrafalario complemento que adorna desde collares a tacones de zapatos. Aunque bien es cierto, que en algunos ambientes o tribus urbanas, su uso como arma no ha cesado, a pesar de que presente una estética renovada y en ocasiones ciertamente lujosa.

Puño americano joya opt

Puño americano joya aunque de diseño no muy funcional

MODELOS CLÁSICOS

Puño Americano en forma de T
Es un diseño muy popular desde finales del siglo XIX y principios del XX. Se caracteriza por una disposición recta de los orificios y su empuñadura palmar en forma de T. Además los orificios normalmente no eran totalmente redondos, sino ligeramente ovales y diferían en tamaño. Esto último obligaba a ser empuñados de una única manera, por la pre-asignación de los dedos índice y meñique. Esta disposición que obliga a un espaciado excesivo entre los dedos, hace menos cómodo su uso y transmite menos seguridad. Por otra parte dependiendo de la morfología de nuestras manos, por ejemplo unos dedos finos, puede producir lesiones cuando golpeemos con ellos. Este diseño fue adoptado y mejorado por los británicos, dotándolo de cierta curvatura. Los materiales típicos observados en este diseño son: acero, hierro, latón, o aluminio. Tanto para este diseño como otros, personalmente creo que los metales más pesados son los más adecuados, ya que aumentan la contundencia del arma y garantizan un rápido desenlace del combate.

Classic T Knuckle Dusters

Puño americano clásico en T

Puño americano clásico
Este es posiblemente el modelo más conocido entre el gran público y uno de los más cómodos de usar. Posterior en tiempo al anterior, su diseño aparece a principios del siglo XX, aunque ha perdurado hasta nuestros días de forma original y ha servido de inspiración a modelos más evolucionados. Sus diferencias más significativas con el anterior son la curvatura de la nudillera y la de la base de sujeción palmar, esto les dota de mejor ergonomía que el modelo en T. Otras señas de identidad son el uso de dos postes en la unión con el apoyo palmar y el significativo hueco que queda entre las dos secciones. Hay diferentes variantes con terminaciones variadas en la parte frontal de los nudillos, aumento de la superficie por aplanamiento de la curvatura o incluso diferentes tipos de protuberancias como pueden ser pinchos, algo que empezó a verse asiduamente a partir de la década de los 70. Como en el caso anterior, el tamaño, la separación entre los dedos y la morfología de las manos, son factores importantes a la hora de usarlos con comodidad y seguridad.

Puño americano clásico opt

Puño americano clásico

Puño británico clásico

Como decíamos es una versión evolucionada del puño americano en forma de T. La mejora más importante viene dada por la curvatura de la nudillera, que se adapta a la curvatura natural de nuestro puño. Por otra parte al igual que el original del que se inspira, solo admite una posición de uso por el tamaño de los orificios, que dicho sea de paso son desde un principio ovales y más pequeños. Esta menor dimensión evita que se separen en exceso los dedos, dotando a este artefacto de mayor confort y seguridad para los mismos. Otra de sus características más curiosas es la fabricación en diferentes tamaños para diferentes tipos de manos, ya que su principal factor de comodidad, como ya hemos comentado, está en su ergonomía ajustada. Tal es así que si intentásemos usar un de los primeros fabricados al principio del siglo XX, tendríamos serias dificultades para encajarlos en nuestra mano, ya que de media los hombres de aquella época eran de menor talla que los de ahora. Como en los otros casos, los materiales habituales son: acero, latón, aluminio e incluso metales preciosos.

British Knuckle Dusters

Puños de hierro británicos usados en la Segunda Guerra Mundial

Nudillera austriaca de la Primera Guerra Mundial
Estas nudilleras son un raro ejemplo de este tipo de armas suministradas por un gobierno a sus tropas, en este caso para la lucha en la guerra de las trincheras. Están hechas de hierro fundido, por lo que son propensas a la oxidación. Estructuralmente presentan dos aspectos significativos, la falta de apoyo palmar y la inclusión de pinchos en el exterior de la nudillera, algo que se recuperaría en diseños modernos a partir de la década de los 70. La falta del apoyo palmar nos lleva a pensar que su diseño se ideó para que fuesen utilizados con cuchillos de trinchera simultáneamente. Una solución sin duda ingeniosa, que evitó tener que renovar las armas blancas ya suministradas. Existen dos variantes que difieren únicamente en el número de pinchos, cuatro o seis para su aprovechamiento como rompe-cráneos. Son nudilleras gruesas, pesadas y el tamaño de los agujeros es amplio, aunque no llega a permitir su uso con manos enguantadas.

Austrian Knuckle Dusters

Puños de hierro austriacos usados en la Primera Guerra Mundial

Nudillera Mailed Fist
Es otro de los clásicos norteamericanos, en su día de venta exclusiva por correo a agentes de la ley, se vendían por pares. El responsable de su diseño fue W.A. Hicks, antiguo oficial de policía, que decía querer compartir con sus compañeros las ventajas de dicha arma. Las ventas se decía quedaban registradas en los archivos de la compañía, ya que todos estos puños de aluminio llevaban número de serie. Pero desgraciadamente la empresa desapareció en poco tiempo y no se tiene información del número de ventas realizadas, ni de las características de la fabricación. En cualquier caso parece claro que no se trataba de piezas de fundición, sino que eran piezas cortadas y taladradas de una chapa de aluminio. Por eso seguramente este modelo no se le conoce en otros metales. Se vendía, como en otros casos, como una herramienta de letalidad reducida para policías. Es una pieza realmente codiciada por coleccionistas, dada su escasez.

En cuanto a su funcionalidad cabe decir que no es buena, ya que el tamaño de sus orificios para una mano mediana – grande hace difícil pasar los nudillos de los dedos índice y anular, aunque la curvatura no está mal diseñada. Además la sujeción palmar es ciertamente antinatural, ya que a diferencia de su competencia, de forma convexa, esta es cóncava, lo que hace incómodo su manejo.

Nudillera Mailed Fist opt

Nudillera Mailed Fist diseño de W.A. Hicks

Nudillera policial de cuero K.O. Glove

Es la precursora de los guantes rellenos de perdigones conocidos en inglés como “sap gloves”, empleados habitualmente por matones y en ocasiones porteros de locales de ocio. Esta nudillera es una tira de cuero con un compartimento en su parte central, relleno de perdigones de plomo o acero, con un peso de aproximadamente 170 gramos. Podía usarse de dos maneras, cubriendo los nudillos en un uso tradicional o envolviendo la palma de la mano para propinar dolorosos y contundentes bofetones. Se publicitaba como un discreto artilugio para policías, que permitía salir airoso de peleas con matones. Además se incidía en su “humanidad”, comparándolo con las nudilleras metálicas, ya que las lesiones que producía eran inferiores en gravedad. Está claro que la función policial de aquellos tiempos difería notablemente de la de ahora.

ARMAS CLÁSICAS COMBINADAS

Nudillera Cuchillo
Es sin lugar a dudas la combinación con otra arma más popular y conocida. Las empuñaduras nudillera van desde diseños clásicos, hasta los más simples de una guarda lisa en forma de D. Como señalábamos anteriormente, cuando hablábamos de su historia, serían los estadounidenses y británicos quienes los popularizaron durante la Primera Guerra Mundial. Estos cuchillos-nudillera eran de dotación en el caso de EEUU y de adquisición privada en el de las tropas del Reino Unido. Durante la Segunda Guerra Mundial seguirían presentes, aunque su adquisición sería mayoritariamente de forma privada por los soldados. En casi todos los casos se trataba de una hoja de doble filo con una empuñadura de aluminio con diferentes formas, que permitían además de un muy seguro agarre un empleo contundente de forma secundaria. Quiero señalar que algunos modelos incorporaban una protuberancia en la parte trasera, denominada “rompe cráneos”, huelga explicar el porqué de este nombre.

Cuchillo con nudillera Mark I opt

Cuchillo con nudillera Mark I, protagonista en las dos Guerras Mundiales

Nudillera Daga “Hatpin” del OSS
Es una de las muchas armas supuestamente creadas por la agencia norteamericana OSS o tal vez la británica SOE (Special Operations Executive) durante la Segunda Guerra Mundial, para dotar a los agentes que operaban de forma encubierta tras las líneas enemigas. Es básicamente un arma de eliminación, liviana y fácilmente ocultable. La nudillera de tres arcos está hecha en aluminio y la hoja de la daga tiene 5,25” (133,3 mm). No es el típico puño de hierro para un enfrentamiento o combate como arma contusa, su propósito es la eliminación del enemigo de forma rápida y silenciosa atacándole por detrás. La hoja no tiene otro propósito que nos sea el apuñalamiento y la nudillera proporcionar control y precisión para propinar una estocada mortal, muchas veces en el cuello o en la base de cráneo atravesando el bulbo raquídeo.

Nudillera Daga Hatpin del OSS opt

Nudillera Daga “Hatpin” del OSS, diseñada para la “eliminación”

Pistola nudillera “Le Centenaire”
Es una combinación bastante simple de arma de fuego del calibre .22 y puño de hierro, aunque hay que reconocer que estéticamente resulta bastante elegante, gracias a su simetría y equilibrio. Es una pieza especialmente codiciada por los coleccionistas, ya que es realmente difícil de encontrar, debido a que no se llegaron a fabicar muchas. Sus dimensiones y peso son contenidos, este último de tan solo 150 gramos. Es un diseño europeo de finales del siglo XIX, aunque no está claro claro su origen, se duda entre francés o belga. Sus formas se corresponden con una variante del diseño americano en forma de T, cuyo apoyo palmar tiene en su base un pequeño cañón sin estriado y que alberga el mecanismo de disparo. El arma es monotiro y requiere de la extracción manual de la vaina una vez percutido el cartucho. Para efectuar el disparo los dedos anular y corazón se introducirán en los arcos de protección de los nudillos y con el dedo índice se procederá a apretar el gatillo.

lecentenaire 02

Pistola nudillera “Le Centenaire” en calibre .22

Revólver – nudillera – cuchillo Dolne “Apache”

Su nombre lo hereda del submundo criminal parisino de finales del siglo XIX y principios del XX. El término “Apache” no se refiere a un grupo concreto de criminales, sino al conjunto de los bajos fondos de aquella época, donde esta arma era una de sus preferidas. Este pequeño revólver sin cañón que disparaba cartuchos de espiga de 7 mm, disponía de una culata y cuchillo tipo kriss plegables. Pudiéndose por tanto usar como arma blanca, arma contusa o de fuego según lo requiriese la ocasión.

Si analizamos sus características veremos que era un arma más intimidatoria que efectiva, debido a que carecía de cañón y la potencia de su cartucho era muy limitada. Además el cuchillo mostraba un débil anclaje al armazón con un pequeño pasador. Era por tanto la nudillera la parte más efectiva del arma, aunque para poder usarla cómoda y efectivamente esta debería estar plegada. A tenor de las imágenes, parece posible utilizar el cuchillo desplegado cuando se utilizaba la nudillera, pudiendo golpear, apuñalar y cortar durante su uso. Esta característica veremos que será una tendencia en algunos diseños posteriores.

Revolver APACHE 02

Revólver "Apache " plegado preparado su uso como arma contusa.


MODELOS MODERNOS

En países con mayor libertad de armas como puede ser EEUU, existe una industria del puño americano con casi infinitos modelos con todo tipo de materiales, acabados y herramientas combinadas.

Moderno puño americano con navaja curva opt

Moderno puño americano con navaja curva incorporada

Resumen

En este artículo hemos intentado arrojar un poco de luz sobre una de las armas más desconocidas y vilipendiadas. Como hemos podido ver hay bastante más historia de la que parece detrás de este trozo de metal. Personalmente creo que es un herramienta defensiva que puede serr de utilidad ante determinadas cirscuntancias, ya que es un maltiplicador de nuestra fuerza. Como cualquier otro objeto, es tan peligroso como decida quien lo usa.

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Sigues comprando revistas del sector armas y caza?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero