• Estás aquí:
  • Militar
  • Vortex Razor HD II 4,5-27x56: Con vocación de francotirador militar

Vortex Razor HD II 4,5-27x56: Con vocación de francotirador militar

Militar
imagen de Vortex Razor HD II 4,5-27x56: Con vocación de francotirador militar

Puedes votar:

  • 12 votos, 4,08 sobre 5

Podemos considerar al presente artículo de evaluación de este visor un buen complemento al artículo sobre operativa de visores, que podéis encontrar en este mismo número. Os recomiendo previamente su lectura para poder entender y valorar adecuadamente toda la tecnología que atesora este visor táctico.

Vortex es una compañía estadounidense que ha llegado hace relativamente poco tiempo al mercado de los visores (1986), sobre todo si la comparamos con otras empresas consagradas del sector, engullendo una buena parte de él debido a la alta calidad de sus productos. Es una empresa radicada en Wisconsin de carácter familiar que a día de hoy se mantiene en manos de sus iniciales creadores. Este visor apareció a mediados del 2014 en el mercado estadounidense alcanzando un inmediato éxito y mostrando cómo esta marca se ha afianzado en el segmento de visores de alta calidad, a través de sus productos de gama alta. Un pequeño apunte sobre el origen de la fabricación de los productos de esta compañía: aunque la ingeniería y diseño de todos sus productos es norteamericana, su producción se realiza en terceros países dependiendo de la gama que se trate. En el caso de la gama RAZOR, estos son hechos en Japón.

Características generales

Razor HD II Paralelaje e Iluminación Reticular opt

Aunque no suelo comentar el embalaje de los productos que evalúo, creo que en esta ocasión lo merece. El producto viene impecablemente presentado y sobre todo protegido. Ya desde un principio se nota que estamos ante algo realmente especial, se aprecia el cuidado por el detalle desde el mismo principio de tener su caja entre las manos. Por cierto, la caja es del mismo color que el propio visor. He chequeado visores de otras compañías de unas prestaciones y posicionamiento similares y es la primera vez veo un envoltorio en consonancia con el precio del producto. Además en su interior podremos encontrar unos magníficos manuales en color, muy bien redactados y explicados.

Posteriormente lo primero que sorprende una vez abrimos la caja que contiene el visor es su color, alejado de la ortodoxia del color negro, presenta una preciosa tonalidad de tono cobrizo mate realmente difícil de definir, de hecho varios compañeros del campo de tiro no terminaban de ponerse de acuerdo en la denominación del color, posiblemente porque no lo percibían igual. Este color es en parte responsable de la calidad que transmite el producto desde el primer momento, ya que permite apreciar mejor todos sus detalles y acabados que son simplemente magníficos.

Aunque sin duda lo que más llama la atención en un primer contacto superficial es su peso y su apariencia de solidez, se nota que es un visor militar pensado para aguantar el trato más duro. Más concretamente al peso de este es de 1,375 kg., aproximadamente un 50% más que algunos otros visores de su segmento, sin duda elevado pero debemos pensar que para el ámbito de uso al que está destinado, tiro estático y con apoyo, esta no es una variable de especial criticidad. Además en su favor hay que decir que este peso se reparte uniformemente a lo largo de todo el rifle por lo que esto no supone un mayor hándicap. Otra cosa es que por ejemplo pensemos en usarlo para recechar en montaña y por nuestras características físicas y de resistencia unos gramos de más sean un factor a considerar.

El tubo es de 34 mm realizado de una sola pieza a partir de un bloque de aluminio aeronáutico lo que redunda en su robustez y rigidez. Esta característica junto con las juntas tóricas de máxima calidad aseguran su estanqueidad al agua, polvo y otros residuos. El interior del mismo está lleno de gas argón que evita el empañamiento de las lentes sea cual sea la temperatura exterior. Este visor de vocación militar, está por tanto preparado para operar en todo tipo de ambientes.

Razor HD II Vista General Lateral opt

Por otra parte este diámetro de tubo permite un muy amplio rango de corrección en altura, en este caso de hasta 28, 5 MRAND, algo imprescindible para un visor como este pensado para disparos a larga distancia que tengan que corregir grandes caídas del proyectil. Esto es posible gracias a que el tubo erector interior tiene mayor diámetro para “cabecear”. Por cierto este componente, parte esencial de la mecánica de precisión del visor, está especialmente cuidado. Está construido en una aleación especial de cobre que busca la máxima dureza con el fin de evitar que se puedan producir grietas por muy intenso que sea el uso del visor. Este tubo se asienta sobre un resorte de cromo-vanadio resistente a la compresión y con una muy alta resistencia a la fatiga.
El objetivo es de 56 mm que permite una mayor cantidad de entrada de luz y por tanto una imágenes mejoradas en brillo, claridad y definición en todo el rango de aumentos. Es en condiciones de baja luminosidad donde las campanas de mayor diámetro marcan la diferencia. Por cierto al respecto de esta, decir que trae de serie en el mismo material que el tubo, un parasol de 4” para condiciones de alta luminosidad.

El diámetro del ocular es de 46 mm uno de los más grandes del mercado, teniendo en cuenta que lo más habitual en este tipo de visores es que se muevan entre los 43 a 45 mm, lo que es en parte responsable del amplio campo visual que proporciona a cualquier distancia y aumentos.

La Retícula

Este visor se ofrece con tres retículas diferentes en Primer Plano Focal, dos en MILIRANDs y una en MOAs. Personalmente prefiero en MILIRANDs, con rayas para separar las subtensiones en lugar de puntos, creo que facilita y agiliza enormemente los cálculos de distancias. Además el sistema métrico decimal siempre es más amigable para nosotros que el sistema de medida imperial.

El visor que se nos envió para pruebas venía con la retícula EBR-2C en MILIRANDs. Esta retícula sigue el principio “KISS” (Keep It Simple Shooter), tiene lo justo y necesario para operar con ella, pero está alejada en exceso de florituras que muchas veces no se llegan a utilizar y muchas veces solo sirven para distraer la atención del tirador. No soy nada entusiasta de los visores con multitud de ayudas e incluso conexiones PDA que ayudan a calcular distancias, etc. Creo que las cosas en el campo de batalla o en el campo de caza suceden con la suficiente velocidad, como para que estos “gadgets” puedan ser útiles dando una respuesta a tiempo. Además nunca es bueno tener una excesiva dependencia tecnológica, y menos aún en una actividad que se desarrolla al aire libre y además puede ser de alta criticidad.

reticula razor

Esta retícula es especialmente indicada para aquellos que gustan de usar la misma en lugar de hacer las correcciones mediante las torretas, tanto en altura como en deriva. Conociendo la distancia y la caída de nuestro proyectil podemos apuntar con las rayas y subtensiones inferiores. Lo mismo para condiciones de viento lateral u objetivos en movimiento nos serviremos de los “pelos” horizontales de la retícula. Los cálculos para disparar a objetivos en movimiento no son desde luego nada fáciles y requieren de un entrenamiento exhaustivo.

Las torretas

Las torretas son las denominadas por VORTEX como L-Tec. Las medidas de las mismas, al igual que la retícula, son en MILIRANDs en segmentos de 0,1 MRAD por click. Son las responsables en parte de la apariencia masiva y sólida de este visor y la verdad es que no defraudan. El tacto de las ruedas es agresivo, el estriado tiene mucha mordiente lo que realmente se agradece, ya que esto facilita su manipulación en las condiciones más adversas: manos mojadas, entumecidas por el frío, con guantes, etc. Además en consonancia con esto los clicks tienen la dureza justa, para que se sienta claramente cada pequeña rotación. Poseen además una novedosa característica que es un sistema de seguro para evitar moverlas accidentalmente, para poder actuar sobre ellas es necesario tirar primero de ellas hacia afuera con cierta fuerza y empujándolas hacia dentro para volver a asegurarlas. Este sistema funciona en todas ellas salvo en la de paralaje, que al tener una doble función solo es de aplicación para el sistema de iluminación de la retícula.

El sistema de iluminación de la retícula tiene nada más y nada menos que 11 niveles de intensidad, aunque la ruleta de activación tiene 22 posiciones, ya que de forma muy inteligente, cada nivel de intensidad va precedido y seguido de una posición de apagado. Esta ingeniosa característica nos permite conmutar rápidamente entre el nivel deseado de intensidad lumínica de la retícula y el apagado del visor sin tener que dar grandes rotaciones.

Otra característica eminentemente táctica muy de agradecer es que están claramente pensadas para poder operar con ellas en la oscuridad. Algo de lo que me percaté de forma natural al hacer la batería de pruebas en el crepúsculo, cuando en la galería de tiro apenas había luz. La dureza justa de los clicks, la claridad proporcionada por sus lentes, las capacidades de su retícula iluminada y su pequeña pica señalizadora de vueltas de la torreta así lo atestiguan. Este último dispositivo nos permite comprobar visualmente y al tacto cuantas vueltas hemos dado a la torreta que usamos para corregir la caída del proyectil. El número de clicks por vuelta u “over-travel” es elevado, 10 MILs, como corresponde a un visor táctico, pero gracias a la nitidez y dureza entre clicks es realmente fácil hacer rápidamente ajustes.

Finalmente en este apartado indicar que con el visor viene incluida una pequeña herramienta para la puesta a cero del mismo y la manipulación de las tapas, aunque nos es imprescindible tenerla para poder operar con las mismas.

Calidad óptica

Pica señalizadora de vueltas de la torreta

La óptica empleada en el visor es como ya hemos dicho japonesa, de la máxima calidad con diferentes tratamientos y tecnologías que permiten una superior transmisión de la luz y un mayor brillo y calidad de la imagen. Además de las lentes, el interior del tubo recibe diferentes tratamientos para asegurar que no se producen reflejos dentro del mismo. Por citar uno de estos tratamientos nos referiremos al XR™Plus Fully Multi-Coated, que es exclusivo y propiedad de la marca. Una muestra más de la calidad del visor es la nitidez que se aprecia en los bordes de la lente, sin distorsiones apreciables.

Pag 19 Ficha técnica

Probándolo

El visor lo montamos mediante unas anillas también Vortex sobre un riel picatinny en un rifle Remington 700 Police, habitual compañero de nuestras pruebas. Las anillas nos parecieron de mucha calidad en consonancia con visor, algo corroborado por el armero que nos suele ayudar con la instalación de los visores que probamos. Un dato importante a tener en cuenta a la hora de hacer la instalación es el par de apriete de las anillas con respecto al tubo del visor, según el manual de 2 Nm, en la parte más baja de lo que se suele recomendar en otros fabricantes, que oscila entre los 2 nm y los 2,4 nm. Digo esto porque como sabréis un apriete excesivo de las anillas sobre el visor puede causar daños en el tubo y por ende en la óptica interna, algo que casi ningún fabricante cubrirá con su garantía al deberse a una mala manipulación. Una señal clara de exceso de apriete de las anillas es la dureza de giro de las torretas de ajuste del paralaje y deriva.

Una vez en el campo de tiro pude comprobar que es uno de los visores con más luminosidad y nitidez que he probado, acompañado por la retícula tipo pelo que se ve bien incluso en baja magnificación, donde suelen flojear los visores con retícula en Primer Plano Focal, además cuenta con la posibilidad de iluminarla y tampoco en ningún momento resulta molesta por tapar el objetivo en exceso, aún con el número de aumentos al máximo.

Pasamos el día en uno de los campos que habitualmente colaboran con nuestro periódico y tuvimos diferentes condiciones de luz desde la mañana al crepúsculo y sólo puedo decir que estoy realmente impresionado con la cantidad de luz que es capaz de transmitir su lente frontal de 56 mm, algo que sin duda no sólo se debe a su diámetro sino también los tratamientos y calidad de las mismas.

RESUMEN

Tengo que decir que esta óptica me ha impresionado, creo sinceramente que vale hasta el último euro que cuesta. Confieso que no tenía categorizado a esta marca dentro del segmento de visores de alta calidad, pero este “retador” se ha colado con sobrados sólidos argumentos en el terreno de las “vacas sagradas” centenarias del sector.

Agradecimiento

Agradecemos a BCN Outdoor la cesión del visor Vortex Razor HD II 4,5-27X56 para la elaboración del artículo.

www.bcnoutdoor.com

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Militar


10750 1