"Armas de Combate Modernas": hablamos con su autor, Gustavo Venero

"Armas de Combate Modernas": hablamos con su autor, Gustavo Venero

Militar
4.7307692307692 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 (13 Votos)

Hace unos años era totalmente imposible encontrar información completa sobre muchas armas. Hoy en día tenemos la suerte de vivir en la era de la información y poder acceder a todo el conocimiento que deseamos. Sin embargo, una vez que accedemos a la información es enormemente difícil encontrar material realmente original, sobre todo en el sector de las armas. Es por eso que nos gusta tanto encontrar manuscritos como el de Gustavo Venero: Armas de Combate Modernas, un completísimo libro sobre armas que han definido nuestra historia actual y sobre el que recae un trabajo titánico de recopilación de información y fotografías (recopiladas personalmente por su autor).

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Gustavo Venero para conocer de cerca su trabajo, sus conocimientos y todo sobre las armas de combate modernas.

-Gustavo Venero, armero e instructor de tiro. Llevas trabajando en el plano técnico de las armas media vida. De hecho, tu último libro estuvo dedicado a las "Armas Cortas del Siglo XX". ¿Cuánto ha cambiado desde entonces el panorama en el mundo armero?

Gustavo Venero: Desde mi personal punto de vista, puedo comentarte tres aspectos que sí han cambiado y mucho en el panorama del armamento mundial.  Uno de ellos es el que se deriva del gran cambio histórico y geopolítico producido tras la caída del Sistema Soviético.  Las fábricas rusas, por ejemplo, acostumbradas al proteccionismo del estado y a un enfoque de distribución menos comercial y más ideológico, exportando sus armas (a precios bajos o incluso en concepto de ayuda gratuita) a todos aquellos países que mantenían una revolución de corte comunista o que pudiera ser asimilado a este orden mundial anticapitalista, se han visto abocadas en las últimas décadas a ser realmente competitivas en un auténtico mercado libre, en el que la calidad y el desarrollo tecnológico están por encima de las premisas políticas.  Como correlación a esta ruptura del sistema, varios de los países que durante la Guerra Fría producían sus armas siguiendo los mismos patrones de Moscú, están ahora englobados en Europa Occidental e incluso algunos de ellos en la OTAN, habiendo experimentando grandes cambios muy positivos en sus desarrollos armeros.  Un buen ejemplo lo constituyen Polonia o La República Checa, que ofrecen hoy en día unas armas modernas y de buena calidad, a precios muy competitivos. 

 Para ENTREVISTA FN SCAR 2ª
Podríamos señalar otro aspecto relevante que tiene que ver con ese concepto que llamamos la "globalización" y que ha provocado que un menor número de marcas hayan absorbido casi todo el mercado del armamento para sí, a costa de las antiguas fábricas tradicionales de armas, muchas de las cuales han sido compradas por las primeras o simplemente han cerrado sus puertas.  De eso sabemos bastante en España y ha ocurrido asimismo en muchos países, como Finlandia, Francia, Canadá, Italia, etc. etc.    

Y finalmente, debemos hablar de algo tan próximo y material como el empleo masivo, tanto en las armas cortas como en las largas, de los nuevos compuestos polímeros, particularmente en los armazones y culatas, ya que los cañones y piezas esenciales continúan siendo de los mejores aceros.  Aunque esta evolución, que generalmente nos la venden como un gran avance (menor peso, mayor resistencia, más bajo precio, etc.), en realidad sólo representa ventajas para el fabricante, pues la economía en la producción, no se ve trasladada proporcionalmente en el precio final que tienen que pagar los usuarios.  Y sobre la resistencia y eficacia de los materiales, permíteme que yo al menos, tenga mis dudas.  Una prueba de lo que expongo es que las unidades militares o policiales llamadas comúnmente de élite, siguen siendo equipadas con armas cortas y largas construidas con metal, ya sea acero, aleación de aluminio, titanio o escandio.  Los ejércitos regulares y agentes policiales comunes son dotados por lo general con esas armas aparentemente  "más desarrolladas" basadas en el plástico.  Un ejemplo práctico:  Francia está en estos momentos inmersa en el cambio de su fusil reglamentario FAMAS, al cual ya le ha llegado su hora final.  Dentro de los fusiles presentados al concurso, parece ser que su elegido es el H.K. 416.  Pero la pregunta que me hago en estos momentos es:   ¿podrá la Hacienda francesa costear la adquisición masiva de este puntero fusil de asalto, deseado por todos y que hasta ahora sólo unas pocas unidades de élite poseen en todo el mundo?.  Posiblemente veremos anuncios apoteósicos de compra del mismo, pero seguramente serán cantidades limitadas que observaremos después en manos de paracaidistas, legionarios y fuerzas implicadas en acción en Aganistán, Irak, etc. Aunque nunca se sabe..., tal vez la actual situación, con los ataques yijadistas sufridos por Occidente y particularmente por Francia, influyan en una generosa inversión del Gobierno galo, con lo que nuestros colegas franceses estarían de enhorabuena. 

La conclusión de todo esto bien pudiera ser:  "siempre ha habido clases" y  el mundo del armamento no es una excepción.

armas de combate modernasLa firma polaca BRONI LUCZNIK, de Radom, ha desarrollado una serie de armas militares modernas y de una gran eficacia

 

-Presentas el libro "Armas de Combate Modernas", un enorme compendio de conocimientos sobre las armas que han definido el mundo en los últimos años. Sin embargo, en plena época de la información masiva, debo preguntarte: ¿qué ofrece tu libro que no tengan otros medios?

armas combate modernas gustavo venero 5Gustavo Venero: Me parece una buena pregunta y te aseguro que yo me la llevo haciendo a menudo en los últimos años.  Voy a retrotraerme un poco en la historia, si me lo permites.  Hace algo más de medio siglo, comenzó a popularizarse el uso de la TV.  Entonces había gente que aseguraba la pronta defunción de la radio, que hasta entonces había constituido el medio de masas por excelencia, si dejamos aparte los medios impresos o el cine.  Sin embargo, ¿qué tenemos hoy en día?.  Pues que la radio sigue más viva que nunca y se complementa perfectamente con la TV, con el cinema y hasta con Internet y todos sus hijos e hijastros.  Otro tanto ocurrirá con los libros en papel, tal como los conocemos.  Habrá ciertas adecuaciones, sin duda, pero el libro seguirá dándonos cultura, compañía e información técnica.  Según algunos expertos, el libro de bolsillo puede que sea absorbido en mayor medida o suplantado por el e.book, pero los grandes señores de las librerías serán los libros de gran volumen, buenos materiales y eminentemente gráficos, con buenas fotografías y dibujos.  Creo que mi último libro se corresponde bastante bien con estos parámetros.

 

-El contenido de "Armas de Combate Modernas" está basado en tu propia investigación, que ha durado más de 20 años. Déjame primero felicitarte por tu empeño y por no contentarte con reproducir lo que ya está escrito. Y ahora, me gustaría saber, ¿por qué esa determinación en crear esta obra?

Gustavo Venero: En realidad han sido cerca de 30 años de trabajo para completar este libro, desde que elaboré el primer guión y me lancé por las carreteras europeas a fotografiar todas estas armas que ahora ilustran el libro.  En la primera mitad, el trabajo no fue continuado, pues a menudo tenía que dejarlo algo aparcado, para ocuparme de otras publicaciones o actividades profesionales, pero sin dejar de recopilar información, y datos técnicos, probar en fuego real todas las armas que me salían al paso y documentarme lo mejor posible sobre el particular.

Finalmente, en los últimos 10 ó 15 años, el trabajo ha sido intensivo, esencialmente escribiendo, pero frecuentemente, también fotografiando porque los desarrollos en el mundo del armamento han continuado sin parar y aparecían nuevos fusiles, subfusiles o pistolas ametralladoras que había que retratar y añadir en este tratado, para que los aficionados y profesionales que pudieran tener en sus manos el libro, dispusieran de una visión completa y actual del panorama armero mundial.

El motivo esencial de mi empeño en crear esta obra era la necesidad de cubrir un espacio vacío en ese sector en lengua española.  Se han publicado algunos libros, con un  tratamiento parcial por épocas o tipos de armas, pero no un volumen en el que se recogiera de la forma más completa posible todo este bagaje histórico y técnico del último siglo de nuestra era.  Por otro lado, los libros que teníamos a nuestro alcance en español, eran la mayoría traducciones y refundidos de origen inglés, en los que nuestras armas brillaban por su ausencia o eran descritas con cierto desprecio.  Ahora estamos intentando precisamente "devolverles la pelota".  A ver si conseguimos que traduzcan este libro o lo importen en español.  Espero poder informarte afirmativamente algún día.

 

-Un gran porcentaje del libro son las numerosas y vistosas imágenes. La mayoría las has realizado tú, personalmente.  Creo, sinceramente, que el lector no es consciente de lo que esto conlleva. ¿Cómo has conseguido fotografiar este número de armas de diferentes países y culturas?

armas BARRETT M 82 A1 Soldados EEUU con un fusil BARRET M-82-A1, de 12'70 x 99 mm

Gustavo Venero: Tienes toda la razón.  Para la realización de mi anterior libro, no tuve que emplear más de 3 ó 4 años en la búsqueda de las armas, puesto que al ser cortas y no de las catalogadas como "de guerra", las podía encontrar en las armerías, galerías y campos de tiro o simplemente  en manos de profesionales o de tiradores deportivos.  Pero para fotografiar y analizar las armas ahora presentadas en este libro, la cosa ha cambiado enormemente.  Se trata de armas de tipo militar y policial, por lo que normalmente se encuentran en manos de los ejércitos y cuerpos policiales respectivos, en las fábricas de armas repartidas por todo el mundo, o bien en los museos, que igualmente están en cada país.  Sin olvidar a las colecciones de armas, grandes o pequeñas, que había que localizar, y como a todos los organismos e instituciones mencionados, contactar, pedir los consiguientes permisos y citas, para luego ir efectuando sucesivos viajes con el equipo fotográfico (cámaras, trípodes, iluminación, fondos, etc.), y en muchos casos, pesando y midiendo para captar las características que ahora aparecen en la Ficha Técnica de cada arma.  Afortunadamente, he contado con la inestimable ayuda de muchísimas personas, la mayoría de las cuales figuran en el apartado de "agradecimientos" en el propio libro, que me han facilitado los accesos o bien me han permitido fotografiar sus armas o aquellas que estaban custodiando.  También ha sido meritoria la colaboración prestada por otros expertos que desde sus países, donde tenían acceso a determinadas armas y a donde no me resultaba fácil en ese momento viajar (léase Japón, Sudáfrica, China, Argentina o EEUU), ante mi petición, cogían su cámara y efectuaban esas fotografías que no debían faltar en este compendio y me las enviaban.

 

-Hablemos de la estructura del libro. Clasificas las distintas armas por países, por lo que habrás reflexionado tranquilamente sobre su impacto en el mundo de las armas. Cuéntame: ¿cuál es el país armero que te cautiva? ¿y el más curioso? ¿quién se llevaría un "premio por chapucero"?

armas combate modernas gustavo venero 3Gustavo Venero: Sin duda, Alemania se lleva el primer premio en mi personal ranking, pero le seguirían muy de cerca Bélgica y Estados Unidos.  Y se merece una clasificación aparte Suiza, no solo por la sobresaliente calidad de sus armas, solo comparable  a la de sus relojes, sino por la peculiar estructura de su defensa nacional, basada en cierto modo en una milicia ciudadana, por la cual, cada hombre (y las mujeres voluntariamente) cumple con sus obligaciones militares periódicamente  durante casi toda su vida, guardando el fusil de asalto que le confía el Estado, junto a la munición enlatada, uniformidad, etc., en el armario de su casa, por si la Patria le necesita.  Junto a esta ejemplar forma de participación cívica, está naturalmente la actividad deportiva del tiro, que podríamos comparar en intensidad y extensión con la que caracteriza a los españoles con el futbol.  Probablemente, muchos de mis lectores, amigos y "correligionarios" estarían como yo, encantados de vivir en Suiza o mejor aún, trasladar ese espíritu y ese amor por el tiro y las armas a nuestra soleada tierra y que se queden ellos con la bruma y la nieve.

Sobre la última parte de tu pregunta, te ruego que me perdones si no la contesto, porque aunque sí que tengo algunos países in mente, no me parece correcto mencionarlos.  Bastante tienen con sus problemas.

  

-Aparte del extenso compendio de armas, también presentas algunos apéndices dedicados a detalles didácticos e interesantes sobre el mundo armero. En concreto, me atrevo a señalar el dedicado al marcaje de las armas "del otro lado del Telón de Acero" (China, Rusia...). ¿Ha sido este uno de los mayores retos de este proyecto? ¿conocemos suficientemente la historia de las "armas del este europeo"?

Gustavo Venero: Uno de los retos con los que me encontraba al inicio de mi trabajo, era precisamente el poder estudiar, probar y fotografiar las armas del Este.  Téngase en cuenta que cuando comencé este proyecto aún estaba en pie el Muro de Berlín y mis paseos por el país germánico se limitaban solamente al sector occidental.  El primer Kalashnikov que tuve en mis manos en perfecto estado de funcionamiento, fue en Bélgica y resultó ser de fabricación china.  El siguiente, con el que incluso pude disparar, era yugoslavo.  Y así fui encontrando sucesivamente armas tipo AK-47, entre otras procedentes del lado comunista, hasta que apareció la primera de origen auténticamente ruso.  El principal escollo era precisamente la identificación de todas ellas, dado que en esa parte del mundo tenían la fea, aunque muy astuta, costumbre de no marcar de forma clara la identificación del origen, como se hacía y hace en los países occidentales.  De ahí surgió junto a la dificultad, la necesidad de indagar en los procedimientos para su conocimiento y clasificación.  Finalmente, fueron desfilando ante mí casi todas las versiones de AK-47 (ó AK-74 y modelos sucesivos), así como los subfusiles, fusiles de francotirador y pistolas ametralladoras utilizadas por prácticamente todos esos países, incluida la entonces República Democrática Alemana. 

Me pareció una buena idea y que serviría en el futuro a coleccionistas, policías, y amantes de las armas en general, una pequeña guía de identificación de las armas del Este, que incluyo entre los apéndices finales de mi libro.  Por si alguien busca más información al respecto, te diré que los mayores conocedores de este tema son los militares norteamericanos, los cuales, por razones obvias, se han venido encontrando a lo largo y ancho del mundo con millares de estas armas y las conocen muy bien.

armas de combate modernas 3El fusil H.K. G-36 sustituyó en el Ejército español al CETME. Aquí vemos a una soldado española con una de estas armas, sobre un vehículo blindado del Regimiento de Infantería Ligera Garellano 

- Gustavo, no quiero desvelar nada más a nuestros lectores. Pero antes de terminar esta entrevista, quisiera volver la mirada a España, a la cuál dedicas un capítulo en tu libro, y preguntarte, casi de forma retórica: ¿debemos estar orgullosos de nuestra historia armera? ¿volveremos algún día a apostar por esta cultura?

armas combate modernas gustavo venero 2Gustavo Venero: Efectivamente, he puesto mucho interés, si quieres incluso pasión, por presentar las armas españolas en un capítulo muy amplio, que incluso sobrepasa en páginas a lo que, en rigor le correspondería por su no tan alto peso específico en el panorama mundial.  Pero se trataba de nuestro país y de esas armas que manejamos a diario.  He de decirte que sí debemos estar orgullosos de nuestra historia armera.  Aquí se ha inventado, se ha desarrollado y también se ha copiado, como en "toda tierra de garbanzos", pero con calidad y bien hacer.  Con luces y sombras, como en todos los demás países, por mucho que saquen pecho y se den "autobombo".  Sin embargo, a pesar de que seguimos siendo competitivos en varios sectores del armamento pesado (naval, vehículos terrestres e incluso aviación en colaboración con otros socios europeos), lo cierto es que precisamente en este sector de las armas ligeras que ahora nos ocupa, lamentablemente, hemos "entrado en barrena".  El periodo de nuestra transición democrática, tan brillante por otro lado, marcó una época de retroceso y de casi colapso de nuestra capacidad productiva.  Puede decirse que el espíritu social y político que imperaba en ese periodo era claramente antimilitarista, anti OTAN y anti armas.  

Yo lo resumiría diciendo que los "tontipacifistas" de nuestro país se pusieron de acuerdo para hundir nuestra tradicional y brillante industria, junto a nuestra cultura defensiva, "mili" incluída.  Como resultado, en la actualidad dependemos totalmente de otros países extranjeros para equipar a nuestras tropas y policías, así como para la seguridad privada y la defensa pesonal con armas cortas.  Ingresando en sus arcas nuestro dinero y generando un empleo que debiera revertir en nuestro país.    Por otro lado, pienso que la pérdida generacional en enseñanza y dominio del oficio y de las tecnologías, sería muy difícil de recuperar en un futuro inmediato.  De todas formas debemos ser optimistas y creer que las lecciones que nos da la historia, nos harán reaccionar en algún momento, como así suele ocurrir en otros ámbitos de la vida.

 

Armas de Combate Modernas de Gustavo Venero está disponible desde 99 euros (precio de lanzamiento) 

Publicidad
Publicidad

Facebook Armas.es

Encuesta

¿Era lógico que el policía asesinado en Londres no portara un arma de fuego?

Suscríbete a armas.es

periodico armas suscripcion

Último Periódico Armas.es

SALIR DEL ARMERO

Atrevete a salir del Armero