HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

La historia se escribe con fuego: todo sobre operaciones militares, tácticas, estrategias y otras curiosidades
Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 10:09

Buenos días a todos:

La que sigue es una lista de los gobernadores generales de las islas Filipinas durante su ocupación colonial, desde los primeros asentamientos españoles dirigidos por Miguel López de Legazpi en 1565, pasando por su transferencia a los Estados Unidos en 1898, hasta la formación de la Mancomunidad de Filipinas en 1935, que diez años después desembocaría en la independencia del archipiélago.

Entre 1565 y 1821, la Capitanía General de las Filipinas estuvo subordinada al virreinato de Nueva España; durante este periodo, el gobernador general tenía también el cargo de capitán general y presidente de la Real Audiencia de Manila; su mandato estaba previsto para ocho años; en periodos de ausencia o carencia del gobernador, el gobierno político quedaba en manos de la Real Audiencia, mientras la dirección militar era asignada a alguno de sus oidores, según estaba dispuesto en la Recopilación de Leyes de las Indias.

A partir de 1821, con la independencia de Filipinas del virreinato de Nueva España, todos los gobernadores fueron militares; en ausencia del gobernador, el gobierno quedaba en manos del segundo en la cadena de mando militar.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 10:31

excmo. Sr. D. Guido DE LAVEZARES 2º Gobernador de Filipinas


Guido de Labezares, también conocido como Guido de Labazarris (Sevilla (España), c. 1499? - Manila, d. 1581?) Maestre de Campo y Contador de la Armada que descubrió las Islas del Poniente (Filipinas). Segundo Gobernador de Filipinas, durante su mandato fue enviada la primera embajada a China con objeto de asentar amistad, intercambio comercial y hacer camino a la predicación evangélica. A los tres años de mando fue relevado Labezares por el Doctor Don Francisco de Sande, natural de Cáceres y Oidor de Méjico.

Natural de Sevilla, Víctor Pradera lo presenta como vasco, hijo legítimo del matrimonio formado por Sebastian de la Besares y Catalina de Chaves. El 4 de julio de 1536, a los catorce años de edad, pasó con licencia a Nueva España donde permanece por un período de seis años. En 1540 fungió como Maese de Campo.

Nombrado para ello por el virrey Antonio de Mendoza y Pacheco el 15 de septiembre de 1542, en 1543 forma parte de la expedición de Ruy López de Villalobos a las Filipinas como tesorero.

Apresado por los portugueses en la Isla de Ambon consigue fugarse.

"...Vuestra Señoría, en nombre de Su Magestad, le nombró por contador de la armada que Vuestra Señoría, en nombre de Su Magestad, despachó para las yslas de ponyente, a donde sirvió siete años en ida y vuelta, a donde gastó a su costa mucha suma de pesos de oro, en mucha parte de los cuales está empeñado, todo por servir a Su Magestad; y de aver hecho la dicha jornada, a resultado mucho aprovechamiento a Su Magestad; ansy las cosas que traxo, como de los avuisos y noticias qu a dado a la navegación, tratos y grangerías..."
"...Es casado con Inés Álvarez de Gibraleón, muger que fue de Francisco RodríguezCacatula;..."
"...Para permanecer en la tierra, suplica a Vuestra Señoría Ilustrísima que, atento a lo dicho, se acuerde de él en el repartimyento ..."
IC 1152 - José Miguel Romero de Solís

Volvió a España en 1548, a través de Portugal, y pasó a la Nueva España.

Fray Nicolás de Witte, desde México, escribió al Emperador el 15 de julio de 1552 recomendanole ya que sirvió y gastó más que otro ninguno en servicio de Vuestra Caesárea Magestad.

Cuando se hallaba desempeñando el gobierno de Cebú, fue llamado á ejercer interinamente el de las islas.

Segundo Gobernador de Filipinas sustituyendo en 1572 a Miguel López de Legazpi siendo sustituido por Francisco de Sande el 25 de agosto de 1575. En los primeros días de su mando, un huracán derribó casi todas las casas de Manila. Dos navíos parten á Nueva España llevando la noticia de la muerte de Miguel López de Legazpi acaecida el 20 de agosto de 1572. Continuador de su política envió á Goyti para la completa reducción de Ilocos, y á Salcedo para la de Camarines. Viaja a las islas Visayas donde otorgó varias concesiones y deshizo algunos agravios.

Juan de Salcedo dejó fundada en Camarines, cerca del río Vico, una villa de españoles llamada Santiago de Libón de la cual hizo justicia mayor al Capitán Pedro de Chaves. Salcedo fue recompensado con la encomienda de llocos, donde se estableció en los primeros meses de 1574, erigiendo la villa Fernandina en el pueblo de Vigan, donde murió de pasmo.

Limahon

A finales de 1574 Salcedo divisa embarcaciones chinas, sospechando, que por el rumbo que llevaban, iban a atacar Manila. Manila estuvo en peligro de perecer á los dos años apenas de haberse fundado. Limahon, pirata chino, á quien perseguían tres escuadras en las costas de su país, llegó á la isla del Corregidor el 29 de noviembre con sesenta y dos champanes, dos mil hombres de guerra excluida la marinería, mil y quinientas mujeres, bastante artillería y gran repuesto de armas blancas y de fuego. Aquella misma noche, por orden de Limahon, el japonés Sioco, con seiscientos hombres, asaltaba por sorpresa la ciudad. Desembarcó en Parañaque, y al amanecer del 30, cercó y puso fuego á la casa de Martín de Goiti que vivía á las inmediaciones del convento de San Agustín y que a pesar de hallarse enfermo saltó espada en mano por la ventana defendiéndose con impacible intrepidez hasta lanzar su último aliento.

Muerto Goyti emprendió Sioco su marcha hacia la casa de Labezares; pero éste, le detuvo antes con algunos soldados, sosteniendo un combate muy desigual del que hubiera sido víctima sin duda, á no acudir con nuevas fuerzas el Capitán Velazquez y los alférezes Amador y Ramírez cargando tan rudamente sobre los chinos, que Sioco dispuso, la retirada reuniéndose á Límahon en Cavite.

"...Durante la noche del 30, cuando Guido de Labezares combinaba su plan de defensa para el caso de que volviesen los piratas, oyéronse clarines en la parte del rio, iluminándose éste como si en él se celebrase una fiesta. Veíase á sus márgenes un grupo de bateles sobre cuyas bordas brillaban puntas de lanzas y cañones de arcabuces. Alli estaba Salcedo, el encomendero de llocos, el pacificador de Camarines, el héroe del Norte, cuya previsión le valía en aquel momento el título de Maestre de Campo en reemplazo de Goyti..."

"...A la madrugada del día siguiente, Manila, ofrecía un espectáculo aterrador. La playa, la ciudad y la fortaleza estaban invadidas por tres falanges de chinos que á la voz de Sioco se precipitaron sobre las escasas fuerzas de la guarnición, mientras el incendio se estendía en diversas direcciones, volando los fragmentos de las casas entre gigantescas espirales de humo. La posición de Labezares era cada vez mas crítica porque apesar del refuerzo de Salcedo carecía de tropa suficiente á cubrir todos los puntos vulnerables y no era probable siquiera que la actividad, bravura, y bizarría suplieran tan enorme desventaja numérica..."

"...Sioco por el contrario, seguro de su poder y ansioso de dar un golpe decisivo, concentró sus masas sobre el fuerte logrando aunque á costa de muchas víctimas, dominar la cresta de la estacada donde se trabó un sangriento combate de arma blanca. Este fue breve: los sitiados viéronse pronto reducidos á menos de una mitad; el alférez Ortiz caía hecho pedazos á los pies de los chinos; y estos satisfacían casi á mansalva su feroz encono, cuando aparecieron de súbito Labezares y Salcedo seguidos de un pelotón de españoles que se abrieron paso á cuchilladas cubriendo la esplanada y el foso de cadáveres y de moribundos, en tanto que el resto de sus dispersos enemigos se replegó en desorden y á la carrera hacia la playa..."

"...Limahon, había alejado las embarcaciones con el fin de que los chinos comprendiesen la necesidad de luchar como fieras, y acudió en su ausilio con cuatrocientos de refresco, pero fue inútilmente; pues aterrados los chinos por el funesto desenlace de su segunda embestida en que habían perdido á Sioco, preferían recibir al descubierto las descargas de la artillería y de los arcabuces, á intentar un tercer choque..."
Govantes


El pirata hizo quemar dos buques que tenía varados, retirándose a Parañaque, a donde acude Labezares poniéndolo en fuga.

Sedición de Lacandola y Solimán

El 22 de marzo de 1575 Salcedo acompañado por con los Capitanes Pedro de Chaves y Gabriel de Rivera, al frente de cuatrocientos españoles y mil quinientos indios en dirección á Pangasinan ya que Limahon se había hecho fuerte en una isla del río en Lingayen. El 3 de agosto, tras cuatro meses de combates, el pirata se dio a la fuga.

Orden de San Agustín

La Orden de San Agustín se establece en Candaba y Macabebe pueblos de la Pampanga, en Vigan de Ilocos, y en Isla de Negros.

"...No satisfecho su celo propúsose estender á China sus misiones aprovechando para ello la llegada á Manila de un chino enviado por el Virrey de Fou-Kiang10 llamado Aumon, el cual regresó á su país llevando á los PP. Fr. Martin de Rada y Fr. Gerónimo Marín. El primero de estos Religiosos llevaba pliegos de Labezares, que con aquel motivo se proponía afirmar las relaciones de comercio entre el archipiélago y aquel imperio..."
Govantes


A fines de Octubre regresaron de China Rada y Marín, traían una propuesta comercial, pero entonces Labazanis ya no era Gobernador. Sande, su sucesor se desentiende del tema, circunstancia que unida a la infructuosa persecución de Limahon, Labazares se comprometió a entregarlo vivo o muerto, enfurece al emperador Wanli.

Liberación de los naturales del país

Durante su mandato fueron declarados libres todos los indios, es decir, los naturales del archipiélago. Pero aquellos que se opusieran con las armas, como fueron moros y negritos serían esclavizados. Hombres libres que debían trabajar obligatoriamente en las obras públicas, en la construcción naval o como bogas de las embarcaciones.

El primer Gobernador y Adelantado de las Filipinas, fue Miguel de Legazpi, quien ya figura en otro post de este hilo.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 12:00

Excmo. Sr. D. Francisco DE SANDE Capitán General Tercer Gobernador de las Filipinas


Francisco de Sande (Cáceres, ca. 1540 - 12 de septiembre de 1602) fue un funcionario real español que desempeñó varios cargos en la América y Filipinas colonial, entre otros el de Gobernador General de Filipinas (1574-1580), y más tarde Presidente de la Real Audiencia de Santafé de Bogotá (1597-1602).

Francisco de Sande nacíó en Cáceres (España) hacia 1540 y era hijo de Pedro de Sande y de doña Francisca Picón. En 1558 comenzó sus estudios de derecho canónico en la Universidad de Salamanca y después pasó a la Universidad de Sevilla a terminarlos. Ya como profesional del Derecho, el 18 de junio de 1568, fue nombrado alcalde del crimen en la Audiencia de México y al poco tiempo se desempeñaba como fiscal. El 30 de abril de 1572, era nombrado oidor de la misma Audiencia, y mientras actuaba en su cometido intervino en la pacificación de los chichimecas.

Funcionario itinerante

Por cédula real de 6 de abril de 1574 se le nombraba gobernador y capitán general de Filipinas y tomaba posesión de su cargo el 26 de agosto de 1575. En Filipinas fundó la villa de Nueva Cáceres, además de enviar una expedición para la intentar la conquista de Borneo. Y hasta se atrevió a solicitar al rey Felipe II el respectivo permiso para iniciar la conquista de China.

En junio de de 1580 se le relevaba del cargo en Filipinas y volvía nuevamente a México para ocupar su antiguo cargo de oidor de la Real Audiencia. Una vez más cambiaba de lugar, y en agosto de 1593 era nombrado visitador de la Real Audiencia de Guatemala, y a continuación ocupaba el cargo de presidente de aquella Real Audiencia, permaneciendo en este puesto hasta 1596 cuando por cédula real se le nombraba presidente de la Real Audiencia de Santafé, además de gobernador y capitán general del Nuevo Reino de Granada (Colombia)

¿Juicio de Dios?

Sande se hacía cargo de su nuevo destino en Bogotá a finales de agosto de 1597, y aunque era un funcionario sumamente rígido en sus actuaciones institucionales, posiblemente el peso de la nueva responsabilidad le endureció el corazón y le agrió el carácter, porque al poco tiempo de encontrarse en Bogotá, en vez de llamarle doctor Sande, como se había echado tantos enemigos por su severa forma de actuar, se le conocía por el “Doctor Sangre”. Las protestas de su dureza llegaron al Consejo de Indias y este organismo nombraría al visitador Andrés Salierna de Mariaca para investigar el comportamiento de Sande.

Salierna de Mariaca emprendió el juicio de residencia comenzando por el destierro del presidente a Villa de Leiva. Antes de partir, Sande hizo correr el rumor de que había sobornado con dinero al visitador y por lo tanto le favorecería la decisión del juicio pendiente. La calumnia produjo profunda pena en aquel honrado funcionario y, como había caído enfermo por aquellos días, el perjurio de Sande lo llevó a la tumba el 6 de septiembre de 1602, no sin prevenirlo de que él también comparecería ante el tribunal de Dios en los siguientes nueve días. El presidente Sande enfermó repentinamente y murió el 12 de septiembre de 1602, dentro del término fijado por Andrés Salierna de Mariaca.

Particularidades de su vida

Había casado con doña Ana de Mesa, que moría en 1629, y tuvieron cuatro hijos (Pedro, Fernando María y Francisca. La viuda y los hijos del Dr. Sande, durante bastante tiempo, pleitearon denodadamente por conseguir el tesoro que había amasado el rígido funcionario y que lo confió a su amigo don Pedro de Mendoza, pero al parecer quien se había hecho con el tesoro era fray Martín de Sande, hermano del presidente; y el tal fray lo volatilizó haciéndole regalos al duque de Lerma para que le proporcionara algún obispado.

Fray Martín, quien también había estado en Guatemala y Bogotá a la sombra de su hermano, quiso hacerse obispo con las arrobas de oro y esmeraldas, valoradas en 600.00 ducados, que su hermano seguramente no ganó de forma honrosa. La viuda de Sande reclamó a su cuñado el tesoro, pero como lo había malgastado, nada pudo devolverle. Enteradas las autoridades eclesiásticas del caso, el ambicioso fraile fue desterrado al convento de Trujillo, donde murió en 1627.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 12:08

Excmo. Sr. D. Gonzalo RONQUILLO DE PEÑALOSA Capitán General cuarto Gobernador de Filipinas


Gonzalo Ronquillo de Peñalosa (Arévalo en Castilla la Vieja, mediados del siglo XVI - Manila, 10 de abril de 1583), nieto de Rodrigo Ronquillo, el famoso alcalde de Zamora conocido por su participación en la Guerra de las Comunidades de Castilla en el bando realista. Fundador en Filipinas del municipio de Arévalo en la jurisdicción de Ilo-Ilo.

Hijo de Catalina Briceño y Ronquillo y del Licenciado Mercado Peñalosa , fue sobrino de Gonzalo Ronquillo Briceño, quien heredó el mayorazgo y fue Comendador de Santa Cruz de la Zarza en la Orden de Santiago y regidor perpetuo de Arévalo, que casó con doña Ana del Castillo, natural de Burgos. Padres de:

Rodrigo Ronquillo del Castillo, caballero de Santiago y regidor perpetuo de Arévalo, heredó el mayorazgo y contrajo matrimonio con doña Juana de Cuevas, natural de Burgos y Señora de Villanasur.
Juan Ronquillo del Castillo, que fue uno de los personajes más famosos de la historia de Filipinas.
María, Francisco y Luis.

América

En 1561 llega al Perú formando parte del séquito del virrey Diego López de Zúñiga y Velasco Conde de Nieva. Regresó a la península desde donde se traslada a la Ciudad de México donde desarrolla una rápida carrera dedicada al beneficio privado en puestos públicos, como fue el de Alguacil mayor de Corte en México.

La expedición de pobladores que dirige al Archipiélago pasa las Navidades de 1579 en Panamá. Viendo como el número inicial quedó muy menguado por deserciones y muertes, Ronquillo solicita al virrey de Nueva España más gente para completar la expedición. A finales de enero llegaron dos naves y una vez aprovisionadas para la larga travesía, el 24 de febrero de 1580 parten rumbo a Acapulco donde se les une otro navío con cincuenta voluntarios. El 1 de junio llegaron a Manila.

[b]Filipinas[/b]

Relevó a Francisco de Sande en abril de 1580 trayendo a su costa seiscientos hombres y la merced soberana del gobierno vitalicio de las islas con facultad de nombrar sucesor interino en caso necesario. Le sucedió su hermano.

Fundador de la alcaicería de San Fernando situada extramuros de la ciudad de Manila en la margen derecha del río Pásig y protegida desde el fuerte de Santiago. Allí y en sus inmediaciones concentró á los chinos, japoneses, isleños de Molucas y moros de Borneo, razas rebeldes y belicosas que concurrían al tráfico de la ciudad y extramuros y á las cuales convenia imponer algún respeto.

En 1582 convierte a la ciudad de Manila en la capital política y económica del archipiélago, estableciendo ese mismo año el Palacio del Gobernador en Intramuros, donde integra todas las actividades gubernamentales.

El 30 de marzo de 1582, emitió un decreto declarando que ninguna persona podía salir del país sin su permiso.

En su carta del 16 de junio de 1582 propuso al rey Felipe II la construcción de nuevas fortificaciones, proponiendo al rey expulsar a los portugueses de Molucas y Macao.

Felipe II encargó al gobernador la forma de iniciar el Repartimiento de indios.

A mediados de 1581 erigió en la isla de Panay, y en recuerdo de su patria, la villa de Arévalo en la entonces jurisdicción de Otong.

Borneo

Francisco de Sande se había retirado de Borneo en 1578. En 1581 se reanuda la guerra contra Sirela despojándolo su hermano de sus dominios por segunda vez. Ronquillo acude en su auxilio enviando una escuadra al mando del capitán Gabriel de Rivera con la misión de recorrer después las costas del Reino de Patany, en la península de Malaca, que realizaba un comercio considerable con China.

China

Se informó de que algunos sacerdotes franciscanos encabezados por Fray Pedro de Alfaro salieron del país en 1579 rumbo a la China continental.

En marzo de 1582 Fray Pablo de Jesús, junto con otros misioneros, volvieron a entrar en China, donde se difunden conversaciones escandalosas sobre Filipinas.

Molucas

Abiertas a España en 1580 las puertas de Lisboa por el duque de Alba, y proclamado Felipe II Rey de Portugal; pensó Ronquillo en agregar definitivamente las islas Molucas a su gobierno. Tuvo que aplazar su proyecto debido a los estragos ocasionados en la provincia de Cagayán por un corsario japonés.

En contravención con el Real Decreto de 14 de abril de 1579 que prohibía el comercio entre Filipinas y Perú, el gobernador Ronquillo envió tres barcos de Manila al Callao, dos en julio de 1580 y un tercero en junio de 1581.

A principios de 1582, sin resultado satisfactorio, intentó el descubrimiento de la navegación a Nueva España por el sur. Al mismo tiempo volvió a su idea de agregar las Molucas a su gobierno enviando una escuadra al mando de su sobrino Sebastián Ronquillo en la que iba con el nombramiento de gobernador de Ternate el capitán Pablo de Lima, casado con una sobrina del cacique de Tidore, enemigo del de aquella isla.

Conquista la isla de Tidore y defiende Ternate del ataque de Francis Drake.

"...Para constituir inmediatamente un solo gobierno de las Filipinas y las Molucas con motivo de haberse unido los reinos de España y Portugal era preciso que los portugueses hubiesen estado en posesión tranquila de las últimas, lo cual no sucedía. Sebastian Ronquillo tuvo que valerse de las armas. Rindió la isla de Motiel cuyos naturales se dieron por vasallos de Felipe II reconociendo como gobernador á Pablo de Lima..."
"...Pasó luego á Ternate donde los indios querían impedirle el desembarque, pero muy pronto tuvieron que replegarse hacia la plaza preparando su defensa mientras Ronquillo situaba contra ella su artillería. Confiado en rendirla sostuvo el asedio hasta que se declaró entre los suyos una epidemia que les redujo á menos de la tercera parte obligándole á retirarse antes de que todos perecieran..."
Felipe M. de Govantes
.

[b]Japoneses[/b]

En 1582 se produce la defensa de Cagayan, donde Juan Pablo de Carrión derrota a los samurais japoneses, enfrentando a arcabuceros, piqueros, y rodeleros españoles contra los rōnin (samuráis sin señor), y en menor medida, los ashigaru (soldados rasos) nipones.

Tras expulsar a los piratas japoneses allí fundó Ronquillo la ciudad de Nueva Segovia en el sitio de Lal-lo, a orillas del Río Cagayán que desemboca en la barra de Aparri, a cuatro leguas de distancia.

Audiencia de Manila

Mientras aquella escuadra hacía la guerra en Molucas, volvieron en Filipinas las disenciones entre los religiosos y los encomenderos; y en un acuerdo sinodal sobre jurisdicción eclesiástica tuvo que intervenir Ronquillo con el mayor pulso para evitar un conflicto. Entonces tuvo origen la visita diocesana. El Obispo aseguraba que los párrocos, cualquiera que fuere su hábito, estaban sujetos a su jurisdicción, sin que poder alguno la amenazase en cuanto aludiera a la administración espiritual de sus feligreses.

De acuerdo con el Obispo, propuso al rey el establecimiento de una audiencia en Manila fundándose en que tanto el poder judicial como el administrativo, en todos los ramos, estaba confiado a los encomenderos sin mas tribunal de apelación que el Superior de Nueva España, donde era muy gravoso y a veces ineficaz el recurso, porque la distancia impedía la oportunidad de los fallos ya que no su acierto.

El 5 de mayo de 1893 Felipe II crea la Audiencia de Manila, subordinada al virrey de México hasta 1590, su presidente será el gobernador y capitán general y se implantará en 1584.

Últimos días

Su enemigo, el ex gobernador Francisco de Sande, junto con el fiscal general Capitán Gabriel de Rivera presentaron una queja para arrebatarle el carácter vitalico de su cargo. Vencido por los pesares contrajo una melancolía que en seis meses le llevó al sepulcro, a fines de marzo de 1583. Antes de cumplir tres años de gobierno, Ronquillo fallece siendo sustituido por su pariente Diego Ronquillo.

"...Fué enterrado en San Agustín y el dia de sus funerales tuvo lugar un acontecimiento desastroso. Las luces del túmulo, elevado á extraordinaria altura incendiaron el techo de la Iglesia, propagándose el fuego á la ciudad que se redujo á cenizas en instantes con peligro de muchas vidas..."
Felipe M. de Govantes.


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 13:45

Excmo. Sr. D. Diego RONQUILLO 5º Capitán General Gobernador de Filipinas


Diego Ronquillo desempeñó el cargo de gobernador de Filipinas entre 10 de marzo de 1583 y el 16 de mayo de 1584.

Autorizado por el Rey de España Felipe II Gonzalo Ronquillo, había nombrado gobernador interino a su sobrino Diego, que le sucedió a su fallecimiento.

Manila sufrió graves daños por un incendio que se produjo el 19 de marzo de 1583. Diego se dedicó a reedificar la ciudad prodigando a este fin sus bienes.

Supo de la llegada a China, desviando su rumbo, del navio que había salido para Acapulco en el cual fundaba el vecindario su principal esperanza.

"...Afortunadamente envió al factor de la Hacienda Juan Bautista Román y al Padre Jesuíta Alonso Sánchez que sin hacer uso de las facultades extraordinarias que les había conferido, hasta para destituir en su caso al Capitán del buque, lograron que este continuase su derrota..."
Felipe M. de Govantes.


En aquellos días regresa uno de los galeones enviados al Perú para adquirir mercaderías, pertrechos de guerra y efectos para los reales almacenes. Así pudo satisfacer a algunos vecinos que habían perdido sus casas y también enviar auxilios a los portugueses que estaban sosteniendo el pabellón español en Molucas.

"...En tanto que se iba renovando el caserío de Manila, activó Don Diego Ronquillo la reducción de varios pueblos de Leyte, Pangasinán y otros puntos que aún no satisfacían el tributo, y aumentólas encomiendas, dejando en el breve espacio de catorce meses que duró su mando, los más gratos recuerdos..."
Felipe M. de Govantes.

Fundó el Pósito y la Ermita del Royo de la campana del Aceral, así como una capellanía en Aldeaseca para que, con sus rentas, se dijeran misas por su alma y por la de su abuelo don Rodrigo Ronquillo.

En 1583, el jesuita Alonso de Sánchez llega a Manila buscando apoyos para la conquista y evangelización del Imperio Chino. Logra convencer tanto al Obispo de Manila, el dominico Fray Diego de Salazar, como al gobernador Diego Ronquillo. Alonso partió a la península haciendo escala en México, pero no logró convencer a los miembros del Consejo de Indias. Para apoyar su gestión el 20 de junio de 1583, Diego Ronquillo escribe a Felipe II proponiéndole la invasión de China.'

"...Acá ha parescido que con ocho myll hombres habrá bastante copia para la conquista, y con ayudarnos de japones que son sus enemigos y muy buena gente para la destas partes, y aún yrán con mucha voluntad a seruir a V.M. esta jornada..."
Carta de Ronquillo a Felipe II


Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 13:52

Excmo. Sr. D. Santiago GONZALO DE VERA 6º Capitán General Gobernador de Filipinas


Santiago Gonzalo de Vera, natural de Alcalá de Henares y Alcalde de Corte de Méjico, Presidente de la Real Audiencia de Manila, Gobernador y Capitán general de las Filipinas. Durante su mandato envió a la corte al Padre Jesuíta Alonso Sánchez quien consiguió disuadir al rey de España Felipe II de su intención de abandondar Filipinas por sus crecidos gastos y ningún provecho temporal. El Rey que los subvencionaba con más de doscientos mil pesos anuales, que sin duda no tenía otro fruto que la salvación de las almas, mantuvo enérgicamente su propósito de conservarlo ante esa sola consideración.

El Gobernador Gonzalo Ronquillo de Peñalosa y Domingo de Salazar, el primer obispo de Manila, habían pedido al Rey de España establecer la Corte Suprema de Filipinas y luego llamó a la Audiencia, para resolver los conflictos entre la Iglesia y el Estado. En 1584, tres jueces llegaron de México para poner en funcionamiento la Real Audiencia de Manila, tribunal de justicia cuyo primer presidente fue Santiago de Vera:

"... La consulta á S. M. del Gobernador D. Gonzalo Ronquillo para la creación de un Tribunal de justicia, produjo resultados inmediatos. El navío que había seguido su derrota á Nueva España desde China, condujo á su regreso en Mayo de 1584 al Dr. D. Santiago de Vera, natural de Alcalá de Henares y Alcalde de Corte de Méjico, el cual traía el título de Presidente de la Real Audiencia..."
Felipe M. de Govantes.1


Tras la repentina muerte del gobernador Peñalosa, su sobrino Diego Ronquillo se convirtió en el gobernador interino. Diego fue acusado y enviado preso de vuelta a la península, asumiendo el 16 de mayo de 1584 Santiago de Vera, como presidente de la Audiencia, el cargo de gobernador de Filipinas y Molucas.


"...La perseverancia de los españoles había mejorado visiblemente este país en el breve espacio de quince años; pero los elementos de su administración distaban bastante aún de estar en armonía con sus exigencias. Vera, con el afán de obtenerlos exponiendo al Rey las necesidades desatendidas y las reformas indispensables en cada ramo, convocó cuatro juntas..."
"...Formóse la primera del Gobernador presidente de la Audiencia con los Oidores y el Fiscal; la segunda del Obispo con los prebendados del Cabildo y Superiores de las Órdenes; la tercera del Maestre de Campo, Sargentos mayores y Capitanes de guerra; y la cuarta de los Oficiales reales con el Ayuntamiento..."

"...La Comisión para dar cuenta en la corte y ajitar la resolución favorable de las exposiciones redactadas por cada junta, recayó en favor del Padre Jesuíta Alonso Sánchez, de claro talento, de vasta instrucción y que acababa de llegar de China, donde había dado señaladas muestras de su ingenio y actividad, reconociendo muchos puntos de que supo salir ileso casi prodigiosamente. El P. Sánchez rehusaba la comisión, excusándose con su poca salud y su falta de competencia: el P. Sedeño, superior suyo, se oponía también á que el P. Sánchez desempeñase aquel cargo, fundándose en el recogimiento y retiro que reclama la práctica de los oficios divinos y en lo impropio que parecía de la profesión religiosa el manejo de los negocios públicos; pero Vera insistía de un modo tenaz y obligó al P. Sánchez á darse á la vela del puerto de Cavite el 28 de junio de 1586. En Enero de 1587 estaba en Acapulco y á fines de Setiembre en la Corte,..."
Govantes.


En noviembre de 1587 llegó fray Juan de Castro con trece Padres Dominicos para fundar la Provincia del Santísimo Rosario. Se distribuyeron en Bataan y Pangasinan, quedando en la capital el Vicario para establecer su convento. A los dos años de su llegada se derrumbó la iglesia, que fue reedificada en el mismo sitio en que hoy se halla construida.

Tras el gran incendio de Manila sucedido el 19 de marzo de 1583, que comenzó durante el velatorio del gobernador Gonzalo Ronquillo de Peñalosa en la Iglesia de San Agustín, Santiago de Vera ordena que todas las construcciones de Manila debe realizarse con piedra.

Para este cometido habilitó una cantera cerca de las orillas del río Pasig en Guadalupe (ahora Guadalupe Viejo, uno de los barrios de Makati), lo que permitía su transporte por barco.

En 1585 fracasa la expedición a las Molucas, confiada al capitán Pedro Sarmiento y que pretendía auxilar a los portugueses para la conquista de Ternate.

También tuvo que sofocar una rebelión, instigada por los moros de Borneo, en varios pueblos de Luzón.

En 1587 construyó la primera fortaleza de piedra de Manila, la de Nuestra Señora de la Guía, que estuvo situada donde hoy se encuentra el Baluarte de San Diego, que ocupa la esquina suroeste de Intramuros. Esta fortaleza fue proyectada por el jesuita Sedeño.

Para su defensa se emplearon los primeros cañones fabricados en el archipiélago, los Panday Pira, Pandapira en idioma español.

"...Durante el gobierno de Vera se terminó, entre el punto que hoy ocupa la puerta real y la playa, el primer fuerte de piedra fabricado en Manila según las reglas de arquitectura militar conocidas hasta entonces en Europa..."
Govantes.


Santiago de Vera también comenzó a amurallar la ciudad, excavando el foso que la rodeaba así como un parapeto de piedra a lo largo de la orilla del río Pasig. La muralla la inició su sucesor Gómez Pérez das Mariñas.

Medidas de más importancia entre las sancionadas por S. M.

Su enviado a la Corte, Alonso Sánchez, consiguió disuadir a Felipe II de su intención de abandonar el archipiélago, consiguiendo, entre otras, las siguientes medidas de más importancia entre las sancionadas:

Que se conservase la Catedral, asignándose doce mil ducados para el edificio y ornamentos.
Que se destinase á Filipinas el mayor número posible de miembros de las Órdenes religiosas ya establecidas con la clausula de no salir del Archipiélago sin licencia del Obispo.
Que se sostuvieran el hospital de españoles y también el de indios.
Que se fundase un asilo de jóvenes españolas.
Que se asignasen dotes para indias que casasen con españoles pobres.
Que careciéndose de fondos propios, se cubriesen las atenciones de la capital con la mitad de las penas de cámara de todas las Islas, más la mitad del producto de las tierras cedidas á los chinos.


La mayor parte de las medidas que preceden eran conformes a lo solicitado en las exposiciones; de suerte que tanto las juntas, como Vera y el Obispo, vieron cumplidos sus deseos.

Sin embargo, el Rey, sus consejeros ó el P. Sánchez fueron más lejos que el Obispo, que Vera y que alguna de las juntas.

En marzo de 1590 salieron de Veracruz dos navios con rumbo a Filipinas. Venía a bordo Gómez Pérez das Mariñas, natural de Galicia, Caballero del hábito de Santiago, corregidor que había sido de Murcia y Cartagena, electo después de Logroño, y por último, Gobernador nombrado por S. M. para estas Islas, con el sueldo de diez mil ducados anuales, siendo sustituido así Santiago GONZALO DE VERA.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 14:34

Excmo. Sr. D. Gomez PEREZ DAS MARIÑAS 7º Capitán General Gobernador de Filipinas

Gómez Pérez das Mariñas y Ribadeneira fue un político, diplomático y militar español del siglo XVI (Vivero, Mondoñedo, 1539 - Mar de Célebes, 19 de octubre de 1593). Fue gobernador de las Islas Filipinas, donde fundó la ciudad de Dasmariñas.

Segundo hijo del matrimonio formado por Fernán Díaz de Ribadeneira y Berenguela das Mariñas y Haro, nació en Vivero en el año 1539, como declararon varios testigos en el expediente de pruebas para profesar como caballero de la Orden de Santiago, si bien algunos historiadores defienden la teoría de que Gómez Pérez es natural de la localidad de Betanzos.

Gómez Pérez fue nombrado Gobernador de León el 30 de enero de 1579. En su recuerdo se puede encontrar una inscripción en la Casa de las Carnicerías de la capital leonesa, que reza:

Hízose este edificio, más las fuentes y calzadas de la ciudad, siendo Gobernador el muy ilustre Gómez Pérez das Mariñas. Año de 1581, el cual gobernó bien.

El éxito en su labor redunda en su nombramiento, por el rey Felipe II, como corregidor de las ciudades de Cartagena, Lorca y Murcia, el 27 de septiembre de 1584, cargo que ocupa hasta el 1 de enero de 1587.
Filipinas

En 1589, y en recompensa a sus servicios, recibe del Rey el nombramiento de caballero de la Orden de Santiago y el de Capitán General de las Islas Filipinas, a donde no llegará hasta mayo de 1590.

"...En Marzo de 1590 salieron de Veracruz los navios. La Capitana y la Almiranta con rumbo á Filipinas. En Mayo hallándose ya en el archipiélago sufrieron un recio temporal. La Almiranta perdió los mástiles yéndose á pique en las costas de Marinduque y la Capitana llegó al puerto de Cavite. Venía á su bordo D. Gómez Pérez Dasmariñas natural de Galicia, Caballero del hábito de Santiago, corregidor que había sido de Murcia y Cartagena, electo después de Logroño, y por último Gobernador nombrado por S. M. para estas Islas, con el sueldo de diez mil ducados anuales. Seguíanle un hijo de mayor edad, dos jesuítas, y cuatrocientos hombres de guerra...
Felipe M. de Govantes.


Supresión de la Audiencia

En Madrid se decidió reducir el presupuesto del archipiélago, valorando más la utilidad de los misioneros, para el trabajo de las conversiones, y la de los soldados, para la defensa de los pueblos, que la de los Jueces para el fallo de los pleitos. Dasmariñas trajo, entre otras disposiciones, la supresión de la Real Audiencia de Manila. Tras la supresión de la misma regresaron a México Santiago de Vera y los demás Oidores á excepción de Pedro de Rojas que fue nombrado teniente y asesor del Gobierno.

El Obispo Salazar contrario a la supresión dejó de Gobernador del Obispado al padre Salvatierra, embarcándose en Cavite para Acapulco. Pasó después a Veracruz y pese a sufrir un temporal en Campeche llega a la Habana de donde fue a la Corte, dando inicio á sus gestiones para restabecer nuevamente la Audiencia.

[b]Preparativos militares[/b]

No hallando en Cavite navío alguno que fuese a Nueva España, repara la Capitana en que había venido y dispuso la construcción inmediata de dos galeones.

Se dedicó al mismo tiempo al servicio interior y en menos de dos años reorganizó la fuerza armada, cercó la ciudad de Manila de murallas coronándolas de numerosa artillería, se concluyó el fuerte de Santiago bajo la dirección del ingeniero Leonardo Iturriano, y la puso el nombre de su antecesor en el cargo; hizo cuarteles y almacenes de provisión en Manila y Cavite, y consiguió mejoras notables en los edificios, embelleciendo la ciudad a la vez que ponía la plaza en un estado respetable.

Traía el mandato de fundar un asilo de jóvenes españolas que viviendo honestamente y con buena doctrina salieran para casarse. Este fue el origen del colegio de Santa Potenciana. En principio, quiso establecerlo en la iglesia de San Andrés, pero luego obtuvo solar y edificio de la generosidad del factor Vivanco, el mismo que en tiempo de su antecesor había contribuido tanto a la creación del hospital.

Erigido el colegio, dictó Dasmariñas las constituciones primitivas, que fueron aprobadas por S. M. el 11 de junio de 1594. El edificio desapareció a causa del terremoto del 30 de noviembre de 1645.

Fundó la población de Dasmariñas, a 24 kilómetros de la capital, en la provincia de Cavite en la región de Calabarzón, y que en la actualidad cuenta con cerca de 400.000 habitantes.

Destacó también en su labor diplomática, siendo el primer gobernador español en establecer contactos con Japón, y potenciando las relaciones comerciales con China.

Era el Japón uno de los puntos que más recursos facilitaba al comercio de las Filipinas, adquiriéndose de allí ricos y abundantes efectos para las transacciones de Manila con Nueva España.

"...A fines de 1591, se presentó á Dasmariñas un embajador de aquel imperio llamado Faranda, que había recibido hacía pocos años el bautismo con el nombre de Pablo, negando después la fe de Jesucristo. Traía poderes para afirmar sólidamente los pactos de comercio ya observados en la práctica, bajo la condición de que los habitantes de estas Islas reconociesen como Señor al emperador Taicosama..."

"...Faranda, con tanta ambición como sagacidad, le había prometido realizar semejante proyecto asegurándole incalculables riquezas si le otorgaba sus credenciales. Una vez poseídas y frente á Dasmariñas estuvo menos esplícito en el segundo que en el primero de los objetos de su venida, si bien dejó entrever las altas miras de Taicosama. Dasmariñas, prescindiendo de las inclinaciones relativas al vasallaje, celebró los pactos de comercio con Faranda y envió en su compañía al dominico Fr. Juan Cobo y al capitán Lope de Llanos con cartas, instrucciones y un presente para Taicosama de doce espadas y doce dagas lujosamente guarnecidas...."
Govantes.


Los tres enviados partieron el 7 de junio de 1592 llegando a Nagasaki y a Nagoya, ciudad de la isla de Ximo, donde había situado su corte el emperador.

En 1592 Toyotomi Hideyoshi se atrevió a enviar una carta al Gobernador exigiéndole tributo y sumisión.

En 1582 y 1584 dos expediciones españolas habían fracasado en su intento de capturar la fortaleza de Ternate situada en las Islas Molucas. Dasmariñas planeó en secreto una nueva expedición, que llevó a cabo en 1593.

Durante su ausencia encomienda los asuntos militares, tanto de Manila como del resto del archipiélago, a Diego Ronquillo, y a Pedro de Rojas, los asuntos civiles. Antes de zarpar envió a su hijo, Luis, con parte de la flota de la provincia de Pintado.

Dasmariñas permaneció en Manila mientras finalizaban los preparativos finales y armaba la galera La Capitana, de 28 bancos, en la que zarpa.

Los remeros de su galera eran chinos, a sueldo y, según Antonio de Morga, sin encadenar y armados.

Unos cuarenta españoles se embarcaron y la galera iba acompañada de un par de fragatas y buques de menor tamaño. La flota se componía de un total de 200 embarcaciones y más de 900 españoles.

En octubre de 1593 el gobernador zarpó de Cavite para Pintados donde iba a reunirse con la flota de su hijo. Juntas ambas flotas, acudiría a las Molucas.

El 25 de octubre de 1593, segundo día de navegación, la expedición alcanza la isla de Caca, a 24 leguas de Manila frente a la costa de Luzón, donde tuvieron dificultades para rodear Punta del Acufre por los fuertes vientos. El gobernador mandó anclar las naves para pernoctar. Durante la noche los remeros chinos se hicieron con el control de la galera asesinando al gobernador y secuestrando a su secretario Juan de Cuéllar y al franciscano padre Montilla.

Los rebeldes pusieron rumbo a su patria en la galera capturada, pero por su incapacidad no lograron su propósito. Llegaron a la Conchinchina, donde su rey les confiscó los dos cañones así como los objetos robados. Abandonaron la galera y algunos de los que pudieron escapar fueron capturados más tarde en Malaca, de donde fueron enviados de vuelta a Manila, donde se enfrentaron a la justicia.

Dos personas que se encontraban en la expedición a las Molucas aspiraban a obtener el nombramiento de Capitán General y Gobernador de las Islas Filipinas, y ambos se apresuraron a regresar a Manila para tomar el mando. Se trataba del capitán Esteban Rodríguez de Figueroa y de su propio hijo, Luis Pérez de Dasmariñas.

Mientras tanto, en Manila fue elegido gobernador y capitán general el licenciado Pedro de Rojas. Corto fue su mandato ya que tras el regreso de Luis, que llevaba las instrucciones de su difunto padre, se convirtió en el nuevo gobernador.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 15:23

D. Pedro DE ROJAS

Fue Oidor de la Real Audiencia, y ocupó de forma interina el cargo de Capitán General Gobernador de las Islas Filipinasdesde el 25 de Octubre de 1593 hasta el 3 de Diciembre de 1593, fecha en la que fue relevado por D. Luis PEREZ DASMARIÑAS, hijo de su antecesor.

No constan más datos sobre D. Pedro DE ROJAS

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 15:28

Excmo. Sr. D. Luis PEREZ DAS MARIÑAS 9º Capitán General Gobernador de las Islas Filipinas


Gobernador español de las islas Filipinas, fallecido en Manila en octubre de 1603, que ejerció su mandato de forma interina entre 1593 y 1596. Durante este período continuó la empresa evangelizadora del archipiélago y la creación de instituciones coloniales.

Caballero de la Orden de Calatrava, este gobernador sucedió en el cargo a su propio padre, Gómez Pérez Dasmariñas -quien fue asesinado por la tripulación china del galeón en que viajaba- , en virtud de un decreto firmado por éste que así lo establecía; sin embargo, algunas fuentes señalan que a partir de junio de 1595 la gobernación recayó en la persona del doctor Antonio de Morga, nombrado por Felipe II teniente general de las islas.

Entre otras actos de gobierno, Luis Pérez Dasmariñas presidió las inauguraciones del Colegio de Santa Potenciana para huérfanas de españoles (1594), y de la Hermandad de la Misericordia (1594), así como el comienzo de la construcción del Seminario jesuita de San José, primera institución de las islas para la formación del clero secular y regular (1595). Durante su mandato también se hizo efectiva una cédula real por la cual Manila pasaba a convertirse de forma oficial en la capital de las Filipinas (marzo de 1596).

Según las crónicas, este gobernador recibió en Manila a sendas embajadas en representación del emperador de la China de los Ming (1594) y del rey de Siam (1595), y despachó a su vez una misión a Camboya encabezada por el sargento mayor Juan Xuárez Gallinato (1596).

Al igual que su padre, ordenó el envío de una nueva expedición a Mindanao al mando del marqués Esteban Rodríguez de Figueroa (1595) con el fin de evangelizar estas tierras de población mayoritariamente musulmana, un objetivo que se reveló en extremo dificultoso ante la hostilidad de los sultanes locales; el propio Figueroa resultó muerto en el transcurso de un combate. Dasmariñas también encabezó personalmente una expedición para someter a la soberanía española las montañosas regiones del Norte de Luzón e implantar la fe católica entre sus gentes, misión que encomendó a los frailes dominicos Diego de Soria y Tomás Castellar.

Sustituido en el cargo por Francisco Tello de Guzmán (14 de julio de 1596), Pérez Dasmariñas continuó residiendo en el archipiélago. Falleció a consecuencia de un enfrentamiento armado durante la insurrección de los mercaderes chinos de 1603.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.

Brasilla
375 HH Magnum
375 HH Magnum
Mensajes: 3946
Registrado: 30 Ene 2016 02:49
Ubicación: Donde la txapela se pone a rosca
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: HISTORIA DE MILITARES Y GUERREROS DE ESPAÑA

Mensajepor Brasilla » 16 Abr 2016 15:32

Excmo. Sr. D. Francisco TELLO DE GUZMAN 10º Capitán General Gobernador de las Islas Filipinas


Gobernador español de las islas Filipinas, nacido en Sevilla en fecha desconocida y fallecido en Manila en abril de 1603, que ejerció su mandato entre julio de 1596 y mayo de 1602. Durante su período de gobierno tuvieron lugar importantes acontecimientos tanto en política interior como exterior.

Tello de Guzmán, noble andaluz y Caballero de la Orden de Santiago, ejerció el cargo de tesorero de la Casa de Contratación de Sevilla antes de partir hacia las Filipinas para asumir la gobernación de las islas en sustitución de Luis Pérez Dasmariñas. Nada más arribar a Manila, este nuevo gobernador dio cumplimiento al decreto de noviembre de 1595 que ordenaba la restauración de la Real Audiencia, institución de la que él mismo fue presidente, y otro decreto que establecía la elevación de la sede eclesiástica de Manila a la categoría de Archidiócesis (mayo de 1598).

Durante su mandato se llevaron a cabo una serie de encuestas y sínodos entre los eclesiásticos de cada diócesis del archipiélago con el objetivo de consolidar los derechos de soberanía de España así como de establecer las bases sobre las que debería desarrollarse la política cultural, educativa y de evangelización entre los nativos; un primer paso en este sentido fue la inauguración del Colegio de San José (agosto de 1601), destinado a formar a los futuros clérigos de las islas.

En materia defensiva, Tello de Guzmán tuvo que hacer frente a una incursión de la flota holandesa mandada por el almirante Oliver Van Noort sobre la bahía de Manila, operación destinada a bloquear las comunicaciones españolas (diciembre de 1600) y facilitar así la conquista del archipiélago; aunque el gobernador Tello sólo disponía de dos galeones, uno de los cuales fue hundido en el transcurso del combate naval, se logró poner en fuga a los holandeses y capturar algunos prisioneros. En cambio, no se produjo ningún avance significativo en la tarea de evangelizar y someter la isla de Mindanao, donde la guarnición española al mando del capitán Juan Ronquillo se vio obligada incluso al abandono del fuerte de Tampakan ante los reiterados ataques de los moros acaudillados por el sultán Sirongan (1599-1600).

Relevado del cargo por Pedro Bravo de Acuña, Tello de Guzmán falleció mientras esperaba en la capital filipina el dictamen de su juicio de residencia.

Saludos :saluting-soldier: :saluting-soldier: :saluting-soldier:
Si ignoras lo que pasó antes de que nacieras, siempre serás un niño.
Marco Tulio Cicerón.


Volver a “Historia Militar”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados