• Estás aquí:
  • Accesorios
  • Características de la culata de pistola CAA Tactical Roni G2

Características de la culata de pistola CAA Tactical Roni G2

Publicado en Accesorios.
11130
Kit RONI G2 para GLOCK 17 19

Puedes votar:

  • 7 votos, 3.29 sobre 5

Mucho tiempo ha pasado desde que los primeros culatines nacieron como un complemento para extender el rango de uso de las armas cortas. Hemos hablado de las pistolas automáticas, como un elemento estabilizador del tiro en ráfaga, pero su primigenia función fue dotar de mayor precisión al arma corta. A igual distancia y calibre, disparar una pistola o revólver con precisión es más difícil que hacerlo con un arma larga. La razón hay que buscarla en cuestiones meramente anatómicas, de tal manera que disparar un arma con apoyo en el hombro siempre será más preciso que hacerlo a mano alzada. En el momento que los primeros desarrolladores de armas se percataron de ello, empezaron a aparecer los primeros culatines para pistolas y revólveres.

 

Antecedentes históricos de la culata de pistola Roni G2

Desde tiempos de las armas de llave de chispa y de percusión, pistolas y revólveres conocieron algunos desarrollos de culatines, que acoplados incrementaban la precisión del arma a distancias que se antojaban muy difíciles de conseguir de otra manera. Normalmente el arma se portaba sin el insertado y cuando la situación lo requería, era rápidamente colocado mediante diferentes sistemas. El anclaje podía ser en la culata y/o el armazón del arma corta. Por citar un par de ejemplos anteriores a las armas que hemos visto en el reportaje principal de este número, señalaremos el revólver Colt US Civil War Contract Model 1860 Army o el Colt Single Action Army 12” Buntline Special - .45 Long Colt.

 

Colt Single Action Army 12 Buntline Special 45 Long Colt

 

Este último lo recordarán los aficionados a las armas y al cine de spaghetti western, por su presencia en la película “La muerte tenía un precio”, donde el actor Lee Van Cleef hacía uso del mismo.

 

Un fotograma de “La muerte tenía un precio” donde el Colt Army de 12” es protagonista

 

Cuando las armas evolucionaron adquiriendo tamaños más pequeños, gracias sobre todo a la aparición de cartuchos que empleaban pólvora sin humo. Es entonces cuando estas culatas de madera empiezan a servir de funda – caja del arma y se portan colgadas del cinturón, otras veces la funda de cuero iba pegada a la culata. Siguiendo con la evolución del arma corta, la reconocida unánimemente como primera pistola semiautomática, la Borchardt C93 (1893), se servía con un culatín. Aunque sería con la Mauser C-96 (1896) cuando se inauguraría el citado uso de funda - caja para las pistolas semiautomáticas. La pregunta que surge inmediatamente es porque ese accesorio no es tan popular hoy en día como era antaño, la respuesta es clara, por una cuestión de legislación.

 

Legislación sobre culatines de armas

En nuestro actual reglamento de armas, colocar un culatín a un arma corta la convierte automáticamente en un arma prohibida y por lo tanto ilegal para civiles. El reglamento es muy claro en este aspecto, de acuerdo a su Sección 4 Armas Prohibidas, Artículo 4, apartado c: “Las pistolas y revólveres que lleven adaptado un culatín”, son armas prohibidas.

La verdad es que las armas con culatín empezaron a estar en el punto de mira de nuestra administración al poco de proclamarse la Segunda República, concretamente sería el 21 de agosto de 1931, cuando una orden reservada del nuevo Gobierno creaba una comisión destinada a incautarse de toda la industria armera y sus correspondientes stocks de armas de Vizcaya y Guipúzcoa. Posteriormente se matizaría o suavizaría la medida y se aplicaría a lo que se definió como “armas de guerra”, aquellas que eran reglamentarías en algún cuerpo militar / policial y todas a las que se les pudiese acoplar un culatín, empezaba la persecución de estos accesorios.

En 1939 finalizaría la Guerra Civil con la victoria del General Franco, es pocos años después del comienzo de la dictadura cuando se redacta el reglamento de armas de 1944, donde en su artículo 107 se prohíbe la fabricación a empresas privadas de “armas de guerra”, definiéndolas como aquellas que dispongan de dispositivo ametrallador y aquellas que se les pudiese acoplar un culatín.

Es decir esta prohibición de nuestro reglamento data del año 1931 con la Segunda República y es ratificada en 1944 con la dictadura franquista, hace la friolera cantidad de 87 años que llevamos arrastrando esta prohibición en las sucesivas redacciones del mismo, incluidos la transición y el actual periodo en democracia.

Es por todo ello que hoy en día los civiles sujetos al reglamento de armas solo podrán usarlo en armas de 4° categoría, o sea, las de aire comprimido, airsoft, paintball y similares, que no excedan de 24,2 julios de energía en boca de cañón. Tampoco hay restricción para coleccionistas, ni para aquellos que vayan a usar el accesorio con armas simuladas, inutilizadas o de entrenamiento.

Para finalizar un pequeño apunte con respecto a otros países europeos, habiendo consultado la legislación de varios de ellos, puedo confirmar que la tenencia y uso de este tipo de accesorio es legal en: Polonia, Finlandia, Alemania, Italia, Irlanda, Rumanía, Austria, Grecia, Holanda, Malta, Estonia, Suecia, Francia, Moldavia y posiblemente otros, pero de los que a fecha de redacción de este artículo todavía no había recibido información.

 

Culatín para arma Roni G2

Este kit de la empresa israelí CAA Tactical es una moderna reinterpretación de muchos antiguos culatines, y va más allá de una simple evolución, es una conversión en un moderno subfusil. Está disponible para las pistolas más conocidas: Glock, Beretta, Sig Sauer, Bersa, CZ, HK, Springfield Armory XD e IWI, esta última aunque menos difundida que las antes citadas, debe su inclusión a que comparte origen de fabricación israelí. Además tiene numerosos accesorios, de venta por separado que incrementan su funcionalidad: recoge vainas, correas tácticas, porta láser/linterna, miras plegables, anillas de acero con pasador rápido, maletín rígido de transporte, montura magnética para vehículo y mochila específica que permite un rápido despliegue.

La familia RONI G2 ha ido creciendo con el tiempo y los modelos de esta segunda generación han ido incrementándose en gama de colores y variantes. Tal vez los diseñados para las pistolas GLOCK sean el mayor exponente, con seis variantes y tres colores (black, green y khaki) diferentes. Además en su constate innovación, CAATáctical ha presentado recientemente una versión ultraligera y compacta denominada Micro RONI. La versión G2 pretende ser un producto que prima específicamente la portabilidad y ocultación, con una culata plegable y un armazón aligerado.

Quiero hacer un apunte importante a este último respecto, aunque en España no los he visto, existen en otros países una versión específica para airsoft de precio mucho más económico. Las calidades obviamente no son las mismas, a simple vista ya se percibe que el grosor del polímero es más reducido y carece de algunos refuerzos internos. El fabricante los identifica perfectamente como G1 y avisa del peligro que con lleva usar un arma de fuego en ellos. Lo que no presenta problemas lógicamente, es el uso del RONI G2 con armas de aire comprimido y airsoft.

 

Características del culatín Roni G2

En cuanto a sus cualidades constructivas, se trata de un armazón o carcasa de polímero con un refuerzo interno de aluminio aeroespacial, que le aporta rigidez, solidez y durabilidad. Este está formado por dos paneles unidos por una bisagra inferior, que a modo de pinza se cierran sobre el arma de fuego. Estos paneles tienen varias guías internas que marcan la posición e inmovilizan el arman en su interior cuando se pliegan y se aseguran el con dos piezas deslizantes  dotadas de pasadores. Adicionalmente existen dos tornillos con muelle en la parte inferior para hacer más rígido el conjunto, pero perderemos en rapidez de desmontaje / montaje, sin ellos poco más de cinco segundos.

 

Estructura interna del Kit RONI G2

 

Previamente deberemos colocar al arma un capuchón en la parte posterior de la corredera, que nos permita acerrojar el arma desde el exterior y de forma ambidiestra. Este capuchón fabricado en polímero no requiere de ninguna adaptación por parte de un armero ni daña de ninguna manera la corredera. Se sirve de los cortes posteriores de la misma para, por presión, mantenerse sujeto. Como se puede apreciar en las fotografías, tiene un corte lateral derecho, pensado para el selector en la corredera de la GLOCK 18.

 

Detalle del capuchón que se inserta en el arma, con corte preparado para una Glock 18

 

Con respecto a las características físicas externas del armazón, decir que integra el citado polímero de alta resistencia con insertos de aluminio de calidad aeroespacial. Tres de sus cuatro rieles picatinny, lomo superior y laterales, además de la boca de fuego son de este material. Esta boca de fuego está sobredimensionada para poder aceptar otros accesorios como pueden ser los silenciadores y tiene un corte en su parte inferior que le permite actuar como rompecristales. Esta segunda generación ha evidenciado visualmente dos mejoras muy llamativas con respecto a la anterior, fruto de la experiencia, varias ventanas de refrigeración y una ventana de expulsión sobredimensionada para las vainas percutidas.

Sus dimensiones son: una longitud 47-56 cm con la culata retráctil recogida o extendida respectivamente y un peso 1.4kgs sin el arma corta.

 

Ergonomía del culatín Roni G2

En términos generales resulta muy cómodo, intuitivo y fácil de utilizar, incluso si es empleado con chalecos de protección balística. Tiene además ventajas ergonómicas evidentes: el conjunto pistola + armazón resulta menos pesado que un auténtico subfusil (aprox. un 30% menos), permite una adaptación más rápida y natural, ya que seguimos empuñando nuestra arma corta y por tanto heredamos la disciplina y tacto del disparador. Esto último simplifica el entrenamiento y retiene la memoria neuromuscular adquirida. Es de diseño completamente ambidiestro, como se puede apreciar por los anclajes delanteros y traseros para una correa táctica, la palanca de montado y la simetría en los rieles picatinny.

Además tiene ciertamente una culata mucho más evolucionada de lo que hemos visto hasta ahora. Esta es de cinco posiciones y carrillera ajustable. Carrillera que puede ser desmontada por si queremos utilizar un sistema de miras de muy bajo perfil. También tiene otra característica muy interesante que es la posibilidad de portar un cargador adicional, este no incomoda en absoluto, pero en esa posición acelera notablemente la velocidad de recarga del arma.

Tampoco descuida la seguridad, con dos peculiaridades que muestran lo cuidado del diseño. Por una parte tiene un protector pivotante para el sistema de disparador y por otra un sistema de apoyo para el dedo más adelantado de la mano que proporciona soporte delantero. Por cierto, la empuñadura delantera es abatible, otra característica ergonómica que ayuda a encontrar la posición más cómoda de disparo.

 

El Roni G2 tiene una cuidada ergonomía

Ventajas e inconvenientes del culatín Roni G2

Inicialmente la intencionalidad de su diseño es simplificar el equipamiento armamentístico para unidades policiales, haciendo que con un arma corta abarquemos lo que se denomina el CQC y distancias medias. Al reducir el armamento disminuye en número de cargadores diferentes, repuestos, herramienta específica de armería e incluso munición, es decir, se aplica la economía de escala y se simplifica la logística. Además hablando en términos económicos, este accesorio es bastante más barato de lo que es un subfusil, con el aliciente de no requerir el papeleo y permisos de este.

Según el fabricante, el rango de utilización con precisión del arma corta se extiende sin problemas hasta alrededor de las 80 yardas (73 m). Como es lógico, la adquisición de miras es mucho más rápida, aunque lo que este dispositivo pide es colocar un holográfico o un punto rojo. En relación con este aumento significativo de la precisión, está directamente relacionada la práctica total atenuación del retroceso. Al embutir el arma en el interior del chasis, dotarla de mayor peso y disparar con varios apoyos, el control de la pistola es mucho mayor.

Hay además un aspecto intangible, pero de gran valor para cuerpos policiales que se decidan por su uso y este es el disuasorio. Su aspecto futurista es bastante más intimidante de lo que es un arma corta enfundada para determinados servicios (vigilancias, servicios de protección, controles, etc.). Donde además un arma desplegada, no enfundada, permite una más rápida reacción ante una amenaza.

Finalmente aunque hemos enumerado un buen número de ventajas que nos ofrece este accesorio, es obvio que no puede ofrecer exactamente lo mismo que un subfusil (SMG), como puede ser un HK MP5. Primero porque no vamos a tener la opción de ráfaga, salvo que tengamos una GLOCK 18, ya que el kit está preparado para este modelo, dejando expuesto y accesible el selector de fuego. Segundo, porque la longitud de cañón va a ser menor y normalmente pivotará dado que acerrojamiento será el del arma corta. Estas características otorgan a un subfusil real una ligera mejora en el alcance y la precisión.

 

Además quiero citar un aspecto que lamentablemente no hemos podido probar y es de suma importancia, es la fiabilidad. Algunos foros norteamericanos recomiendan el uso de munición potente e incluso algo de lubricación interna para evitar interrupciones. Algo que es del todo lógico, ya que se produce un freno a la corredera, por el rozamiento entre el capuchón colocado a la misma y las guías internas de la carcasa. Muchos conoceréis el caso de tiradores que por una posición incorrecta del agarre de su pistola, frenan la corredera con algún dedo produciendo las consiguientes interrupciones.

 

Resumen de los culatines

Un accesorio de gran funcionalidad y que ha encontrado su nicho de éxito reinterpretando con tecnología actual el antiguo culatín para armas cortas. En nuestro país, por nuestra legislación, solo disponible para armas de fuego de nuestras FCSE y FCS, donde me consta lleva empleándose algún tiempo entre algunas policías locales. Este kit, poco conocido en nuestro país, proporciona una nueva dimensión a las pistolas ampliando su rango de utilización.

Encuentra la culata para armas que necesitas en la Armería BlackRecon a través del siguiente enlace: Culatas para armas

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Accesorios


12792 3
11130 0
6566 0