• Estás aquí:
  • Noticias por clasificar
  • Una niña de 11 años gana el Premio BMW al talento más joven con un cuadro inspirado por la caza

Una niña de 11 años gana el Premio BMW al talento más joven con un cuadro inspirado por la caza

Publicado en Noticias por clasificar. Por Redacción Armas
260888

 

Marta tiene 11 años y estudia sexto de primaria en el Colegio Ángel Oliván, de Calahorra (La Rioja). Tiene toda la frescura, desparpajo y al mismo tiempo timidez de una de una niña de su edad. Fue ella quien eligió el tema para su cuadro que sorprende por su colorismo, expresividad y dimensiones pero tanto más por ser una obra que nace de la admiración de una niña hacia a un animal tan relacionado con la caza y en la que se intuye que ese gusto es heredado o quizá aprendido, pues no es normal que una niña preste atención a un animal tan singular pero desapercibido para la sociedad.

 

 

Gracias a su "predisposición natural para las artes plásticas y su locuacidad en el uso del color", según su profesor de pintura, Marta Hernández se ha hecho con este premio dotado con 4.000 euros. 

A la gala de entrega de premios, además de Marta, ganadora de en la sección infantil, acudieron buena parte de los más de 800 participantes de toda España y por supuesto autoridades y representantes de grandes empresas con su patrocinador BMW a la cabeza.

 

Marta confiesa que al ver el gran papel en blanco de 100 X 70 centímetros propuesto por su profesor de dibujo, se asustó. Este profesor es Javier Garrido Romanos –uno de los más prestigiosos y laureados pintores españoles– quien se siente orgulloso no sólo de Marta Hernández sino también de los otros 13 alumnos que tiene en su clase infantil, "que hicieron un trabajo sensacional" y uno de los cuales, Enrique Mastral Bravo, ganó también el concurso BMW al talento más joven el año pasado.

Uno pinta aquello que ama, desea, admira o idealiza y en el caso de Marta, cuando explica por qué ha elegido una perdiz y su entorno como protagonista de su pintura, el asunto queda claro: 

– "Es un animal muy bonito y muy listo".

– Bueno... Es cierto que sorprende que un animal tan pequeño tenga tantos recursos para zafarse de los peligros y  sea tan bravo en la supervivencia; pero hay muchos animales bonitos y listos que son más llamativos y populares.

– "Ya, pero a mí me gusta más la perdiz... Igual me viene por mi padre que es cazador y la perdiz es el animal que más difícil es de cazar y uno de los que más le gusta a mi padre".

– ¿Y qué te parece a ti la caza?

– "Bien. Bueno... A veces me da pena, pero está bien si se hace con cuidado". 

– ¿Qué pensaste cuando te dijeron que habías ganado el nacional de pintura BMW? 

– "No esperaba ganar el concurso porque la perdiz quedó un poco rechoncha para mi gusto". 

Lo cierto es que con unos grandes valores cromáticos de corte impresionista con reminiscencias naif ha logrado captar la variedad de color de esta ave que junto con el ciervo es el animal de fauna cinegética preferido de Marta a la que doña Sofía felicitó con dos besos, protagonizando el momento más entrañable de la velada. 

 

 

Seguramente Marta, que de vez en cuando acompaña a su padre en la caza, ha oído muchas historias de perdices y quizá también ella misma haya podido comprobar que abatir una perdiz en el coto de su padre es más que una modalidad de caza, un reto que te pone a prueba en todos los aspectos: físico, estratégico y mental. Porque hay lugares en los que para colgarse una perdiz hay que ser inasequible al desaliento.

Así, lo que para otras personas sería un "bicho" marrón de canto áspero que camina lejos por una viña, para Marta es un pájaro maravilloso, lleno de color y de carácter porque han sabido enseñarle la grandeza de un animal pequeño que por méritos propios es para muchos cazadores el rey de los campos españoles. Con razón decía Delibes algo así como que en la perdiz, la caza menor se convierte en caza mayor. 

 

 

Así que una vez más volvemos a aquello de que los niños aprenden lo que viven.

Si ven en su ambiente interés por la naturaleza, admiración hacia ella, cariño por los animales y sensibilidad ecológica transmitirán exactamente lo mismo. 

Estos valores los tiene el cazador civilizado no a pesar de que cace, sino precisamente porque caza.

Si por el contrario a los niños se les enseña "bambinismo" y mojigatería animalista, creerán que es responsabilidad nuestra que los animales no tengan una vida plácida que a menudo ni siquiera los humanos gozamos. {addthis off}

 

Comentarios


Necesitas estar registrado para publicar comentarios. Inicia sesión o regístrate aquí

Últimos post Noticias por clasificar


7734 6
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Más armas, menos homicidios

10085 11
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

Mujeres cazadoras

3906 0
Noticias por clasificar
  • (0 Votos)

La tirada de standard del 22 de junio